Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como maduras

Se la chupe a mi alumno de matemáticas...

Imagen
  Una pareja de la iglesia pregunto el domingo en el culto si alguien podía ayudar a su hijo con clases de matemáticas, y yo me ofrecí... No tengo estudios en matemáticas, no soy ingeniera o algo por el estilo pero soy muy buena en esa materia, siempre me gustó mucho y no pude resistir la idea de ayudar a alguien con algo que para mí es muy fácil. No quiero tirar mucho rollo, la cosa es que el chico se llama Daniel y juega básquetbol, es bastante alto y ligeramente guapo, es bastante ñoño y después de conocerlo entendí por qué no sabe de matemáticas... Pero bueno... La cosa es que fui a su casa y lleve mis libros y yo toda linda me dispuse a regularizar al grandullón. Pero por razones que aún no me explico tuvimos que ir a la habitación de Daniel y ahí quedarnos a estudiar. Daniel ya estando en su cuarto tuvo una erección frente a mi y lejos de disculparse me culpo!!!. Dijo que yo le gustaba y que era mi culpa que eso le ocurriera, yo me puse roja y quise salirme de ahí pero el saco su

La Clase de Química

Imagen
El aula de química estaba prácticamente vacía después de la última campanada. Solo quedaba un estudiante, Alex, sentado en su pupitre con una sonrisa traviesa en el rostro. La profesora, la Sra. Johnson, notó que se había quedado después de clase y se acercó a él. Sra. Johnson: (con una mirada severa) Alex, ¿puedo saber por qué te quedaste? Alex: (con picardía) Oh, profesora, solo quería aclarar algunas dudas sobre la lección. Pero parece que la única lección que realmente me interesa es la que no está en el plan de estudios. La Sra. Johnson se sorprendió por la audacia de Alex, pero no pudo evitar sentirse intrigada por su coqueteo. Era una mujer atractiva y a menudo notaba las miradas que recibía de algunos estudiantes, pero siempre se mantuvo profesional. Sin embargo, esta vez, algo en la mirada de Alex la hizo cuestionar sus propias reglas. Sra. Johnson: (con tono serio) Alex, esto es inapropiado. Soy tu profesora y debemos mantener una relación estrictamente académica. Alex: (acer

Pegging - Mónica (42) y Fede (26)

Imagen
  Mónica ayudó a Fede a ponerse la lencería rosa, asegurándose de que cada pieza estuviera en su lugar.  Fede se sentía un poco nervioso, pero emocionado al mismo tiempo. Nunca antes había usado lencería de este tipo y estaba ansioso por ver cómo se vería. Mónica notó su nerviosismo y le sonrió tranquilizadora mientras le ajustaba el sujetador. "Te ves hermoso, Fede", dijo Mónica mientras ajustaba las tiras del sujetador. "Esta lencería es perfecta para ti, resalta tus curvas y te hace lucir muy sexy". Fede sonrió tímidamente, agradecido por el cumplido. "Gracias, Mónica", respondió él, sintiéndose un poco más cómodo con su aspecto. Después de ponerse la lencería, Mónica ayudó a Fede a maquillarse. Seleccionó los colores perfectos para realzar los ojos de Fede y destacar sus labios. Fede se miró en el espejo y se sorprendió al ver lo bien que se veía. "¡Guau! No sabía que podía verme tan bien", dijo Fede, admirando su aspecto en el espejo. &q

Pegging - Mónica (42) y Mauro (24)

Imagen
 "Te ves increíble, Mauro", dijo Mónica con una sonrisa, admirando cómo la lencería se ajustaba a su cuerpo velludo y musculoso. "Gracias, Mónica", respondió Mauro, sintiéndose un poco tímido por la situación. "¿Qué te parece si me pongo las medias ahora?" "Claro, adelante", respondió Mónica, entregándole las medias de encaje negro. "Ponte de espaldas para que pueda ayudarte". Mauro se volteó, y Mónica comenzó a deslizar las medias hasta sus muslos, admirando cómo el encaje negro resaltaba la oscuridad de su vello corporal. Con cuidado, aseguró las medias con las ligas de encaje y se levantó para admirar su trabajo. "Te ves aún mejor con las medias puestas", dijo Mónica con una sonrisa, disfrutando del aspecto masculino y sensual de Mauro vestido en lencería. Con habilidad, Mónica comenzó a lubricar a Mauro con su lengua, deslizándola lentamente alrededor de su ano y acariciando suavemente la piel velluda. Mauro se estremeció

Pegging - Mónica (42) y German (23)

Imagen
   Mónica comenzó a ayudar a German a vestirse con la lencería, notando cómo se sentía un poco incómodo al principio. "Relájate, German, te verás increíble", le dijo Mónica con una sonrisa tranquilizadora. German se relajó un poco y dejó que Mónica lo vistiera con la lencería, sintiendo cómo la tela suave se deslizaba sobre su piel musculosa. "Vaya, esto se siente muy bien", admitió German mientras se admiraba en el espejo. Mónica admiró su figura, sonriendo mientras ajustaba el sujetador y las bragas para que le quedaran perfectamente. "Mira qué sexy estás, German", dijo, mientras se acercaba y lo besaba con pasión. "Esto solo te hará ver aún más atractivo para mí". German se sintió un poco incómodo, sin estar acostumbrado a vestirse con lencería, pero no podía negar que la sensación de la tela suave contra su piel lo estaba excitando. "Gracias, Mónica", dijo con una sonrisa torpe. Mónica se acercó y comenzó a besar su cuello, dejando

El hijo de mi vecina

Imagen
 Era una mañana de verano. Volvía del gimnasio y en el camino a casa se largó una lluvia torrencial. Mojada por completo, al llegar a casa me doy cuenta que no me había llevado las llaves y mi marido ya se había ido al trabajo. Tenía como vecina a María, una mujer muy buena que siempre estaba atenta a cualquier cosa que necesitásemos. Vivía con su hijo Ramiro, un adolescente de ya 18 años. Desde más chico Ramiro me espiaba desde la terraza cuando yo tomaba sol en el patio. Me daba morbo y jugaba un poquito siempre simulando que no sabía que me estaba espiando. Decidí tocarle el timbre a Ramiro. Sabía que María estaba de viaje y él estaba solo esos días en su casa. Al verme quedó impactado. A su puerta estaba llamando la mujer con la que siempre fantaseó, toda mojada al punto que se transparentaba la ropa interior diminuta.  Y: Hola Rami ¿cómo estás? R: Hola Lore. ¿Bien, vos? Estas empapada Y: Si, me olvidé las llaves de casa y no hay nadie. R: Vení ¿queres pasar? Y: ¿Te molestaría? No

La veterana

Imagen
Termino bebiendo con un amigo en su casa , terminando en la cama con su veterana madre , haciéndole de todo. Cuando uno menos lo espera, el sexo golpea tu puerta.  Eran las 10 de la noche, venía llegando a mi casa,  estaba estresado luego de un arduo día laboral.  Ya había guardado mi auto y me preparaba para comer algo,  acostarme, para ir al otro día a trabajar, cuando Mario, un amigo mío, me llega a visitar de improviso. Mario es el típico amigo que siempre esta cuando lo necesitas, amigo de infancia, amigo de la bohemia, de las mujeres y del alcohol. Bajo de estatura,  con suerte me llega al hombro, tiene  mi edad, 38 años,  algo gordo, con poca suerte con las mujeres y  con un serio problema alcohólico. Siempre que nos reuníamos, tenia que beber y la mayoría de las veces  terminaba borracho.  Ya cuando llegó, venía con aliento de que había bebido algo y luego de estar unos minutos en mi casa, le ofrecí un trago y otro para mí, para conversar de la vida y relajarme de ese pesado dí

Gladys va la ginecologo

Imagen
  Gladys llegó temprano a su cita médica, ansiosa por su chequeo anual. A sus 60 años, Gladys mantenía una vida sexual activa y sabía que era importante mantener un control regular de su salud reproductiva. Mientras esperaba en la sala de espera, revisó algunas revistas, pero no podía evitar sentirse nerviosa. Finalmente, su nombre fue llamado y entró en la habitación del examen. El médico la saludó y le preguntó sobre su historial médico, así como sobre cualquier inquietud que pudiera tener. Gladys se tomó el tiempo de explicarle sobre sus preocupaciones y su deseo de asegurarse de que todo estuviera bien. El médico la tranquilizó y le explicó los diferentes procedimientos que se realizarían en su examen. Gladys se sintió aliviada al saber que el examen sería minucioso y que su salud sería monitoreada de cerca. El médico le preguntó sobre su vida sexual y le aconsejó sobre prácticas seguras. Gladys se sintió agradecida por su atención y cuidado. El médico también le explicó el procedi

Isabella va al ginecologo

Imagen
Isabella: 50 años, 1.62m, 128-71-94. Como modelo de carrera, Isabella estaba acostumbrada a mostrar su cuerpo y no le incomodaba la idea de desnudarse para un examen médico, pero la forma en que el Dr. González le había pedido que lo hiciera, con su voz profunda y suave, la hizo sentir un escalofrío recorrer su cuerpo. "Claro, doctor, no hay problema", respondió Isabella con una sonrisa coqueta mientras se desabotonaba lentamente su blusa, dejando al descubierto su sujetador negro de encaje. El médico observó con atención cada movimiento de la modelo, sus ojos oscuros no podían apartarse de ella mientras se quitaba la blusa y la dejaba caer al suelo con un suave suspiro. "Perfecto, ahora podemos continuar con el examen", dijo el médico mientras se acercaba a ella para comenzar el examen de los senos. Isabella se recostó en la camilla y el Dr. González comenzó a palpar y revisar cada uno de sus senos en busca de cualquier posible anomalía. Mientras lo hacía, la model