Satisfacerse

 




La joven de 21 años se sentó en su cama, escondida entre las sábanas blancas, y se arrojó a la tarea de satisfacerse sexualmente. Su corazón palpitaba con la excitación y su mente se llenó de fantasías salaces. Ella sabía que debía ser cuidadosa, ya que vivía con sus padres en la misma casa. No quería que escucharan sus gemidos y se molestaran.


La chica arrancó sus pantalones y camisa, dejando solo sus pantalones suaves y transparentes. Lentamente, ella se tocó los senos, cuyas nipples eran tan erizados que parecían agujeros negros en la oscuridad. Su dedo se deslizó entre los labios húmedos, y ella se arrojó a un mundo de placeres desconocidos.


Los dedos de la joven se movían rápidamente sobre su clítoris, y ella se arrojó a una serie de convulsiones intensas. Su cuerpo se convulsaba con cada movimiento, y ella gritaba silenciosamente para no ser escuchada por sus padres. Ella continuó masturbandose hasta que llegó a un orgasmo explosivo, gritando con todo su alma.


Finalmente, ella se sentó en su cama, respirando profundamente, y se sintió satisfecha y contenta con lo que había hecho. Ella sabía que debía ser cuidadosa y mantener este secreto para siempre, pero ella también sabía que era una mujer adulta con deseos carnales insaciablemente grandes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Culona Vianey (Testigo de Jehova, Joven Casada Infiel)

Mi Primer Experiencia Pegging

Me follé a la novia de mi amigo por detrás