Cogida en el sw

Les cuento nuestra segunda visita al club swinger sweet.

Habían pasado tres semanas de nuestra visita al club, así lo llamamos entre nosotros al swinger, yo no podía dejar de tener en mi cabeza las imágenes que había visto. Hombres con los pantalones bajos cogiendo a sus mujeres con el vestido levantado, o pilas de personas cogiendo, era todo muy bizarro porque no era nada parecido a una película porno. Las personas que estaban en el club podían ser tus amigos o tus vecinos, toda gente normal pero muy chanchita.

Yo desde esa noche estuve muy caliente y mi marido se dio cuenta, algo se encendió en mi, algo cambio, siempre fui muy activa en el sexo pero ahora quería más! Lo había visto y quería ser la protagonista de mis imágenes.

Todas nuestras cogidas tenían el mismo tema, querés que te coja con otro? Querés tocar otra pija? Querés besar a otra chica? Todas nuestras fantasías nos llevaban al club. Pero no me invitaba a ir de nuevo.

Se cumplió un mes y tome la iniciativa, el sábado mi marido fue a jugar al fútbol como siempre y yo me fui de compras. Me compré una tanguita muy chiquitita de color blanco con una cadenita atrás que decía Sex. Me compré un vestido negro bien pegado al cuerpo y más corto de lo que uso siempre y volví a casa. Me retoque la depilación definitiva de mi Conchita y me pase aceite por el culito y me puse mi plug, jugué un rato largo hasta que tuve un orgasmo, después dormí la siesta para estar bien fresca.

Le propuse a mi marido ir a cenar, los chicos Como siempre tenían sus planes, acepto y me preparé, me puse una bonbachita negra transparente tipo segunda piel sin corpiño, me puse medias con ligas y el vestido nuevo, me pinte normal y mucho perfume.

Fuimos a cenar al mismo restaurante, Tucson de Belgrano, tomamos unos tragos mientras esperábamos la mesa y después el vino tinto malbec con la comida. Hablamos de todo hasta que me pregunto como seguía la noche, y le Di dos opciones o vamos a un telo y nos matamos o vamos al club y jugamos un ratito. Al decírselo noté el brillo de sus ojos, estaba super caliente como yo. No dimos vueltas y nos fuimos para el club.

En el camino me iba tocando las piernas y la Conchita y me decía que putita estas! Hoy te vas a volver a asustar y vas a salir corriendo? Yo le decía no se vamos a ver pero estaba segura que quería más que la vez anterior.

Llegamos al garage, pagamos, estacionamos en el primer piso y le dije a mi marido espera no bajes que me tengo que cambiar la tanguita! Abrí mi cartera y saque mi tanguita nueva blanca, me la puse en el auto mientras mi marido me decía! Ah bueno la señora se vino preparada para la guerra!! Yo le sonríe y le dije hoy no te asustes vos!!

Salimos caminamos los 50 metros hasta la entrada, mucho más relajada, nos recibieron los dos señores mayores, abrieron la puerta subimos las escaleras, pagamos la entrada dejamos nuestros abrigos y mi cartera en el guardarropa y nos paramos frente al hombre que corta las entradas, al lado estaba una chica de 30 años que nos pregunto si era nuestra primera vez y yo le respondí No, somos habitues, subimos las escaleras la música estaba sonando y ahí estábamos otra vez en la pista de sweet un sábado!! Había mucha gente!! Mucha más que aquel viernes, la barra estaba explotada de gente las mesas ocupadas gente parada y muy apretada por todo el lugar. Mi marido me dijo vamos a tomar algo, desde que empezamos a caminar hasta la caja de la barra sentí varias manos que me tocaban la cintura o el hombro pero todo super respetuoso.

Espere a mi marido llegó con los tragos, no había lugar donde apoyarse, lo tomamos parados y miramos con más detalle el ambiente. Una pareja estaba a metros de nosotros hablando con otra pareja y unos de losos hombres mientras abrazaba a su mujer aprovechaba para tocarle muy suavemente la cola de la otra. Otras bailaban y cambiaban de pareja se chapaban y volvían con sus parejas. Muchas miraban a todos como nosotros. Para serles sincera a esta altura estaba empapada!! Quería probar!! Mi marido me dice vamos al baño y después damos una vuelta. Empezamos a caminar para el baño y de la cantidad de gente que había teníamos que pasar muy pegados, varios hombres me tomaron de la cintura y me apoyaron sus bultos mientras pasaba, fueron 15 metros pero sentí no menos de 5 bultos distintos! Algunos dormidos, algunos gomosos y uno casi duro.

Fui al baño, había dos mujeres transando mal!! Me quedé por un segundo dura, ellas ni se dieron cuenta de mi presencia, fui al cubículo salí y seguían chapando. Otras chicas se lavaban como si todo fuera normal. Salí y ahí estaba mi marido esperando, me dijo vamos a dar una vuelta, le dije por favor que estoy muy caliente, sus ojos volvieron a brillar, me tomo de la mano y nos metimos en la primera habitación.

Pasaron los 20 segundos para que se te acostumbré la vista a la oscuridad, era la sala de solos me dijo, nos paramos a un costado y miramos a una chica que estaba con 3 hombres, uno la cojia en cuatro, otro le ofrecía su pija para chupar y el tercero aprovechaba para tocarla toda!! Alrededor varios hombres mirando la escena, mi marido me dice te gusta lo que ves, no lo dude un segundo, Si mi amor le respondí. Me tenía abrazada de costado empezó a tocarme la cola y muy despacio me subió el vestido dejando mi culo al aire, le dije mira como se me ve la tanguita, mira por detrás de mi hombro y me dijo que linda que te queda, empezamos a chapar, me tocaba la espalda y el culo, yo buscaba su pija, abrí el pantalón y cuando la tenía en la mano sentí otro cuerpo detrás mío, una respiración cerca de mi cuello, me paralice, mi marido se dio cuenta y me dijo déjate llevar cuando vos querés paramos, lo mire a los ojos y lo volví a besar mientras otras manos ajenas me tocaban suavemente la espalda y comenzaban a bajar hasta mi cola, estaba empapada, mi marido y otro hombre me estaban tocando, mi marido me soltó un poco y me puso de costado, quedé entre los dos, instintivamente mi mano seguía pajeando la pija de mi marido pero la otra fue a buscar lo otra pija, mientras los dos me tocaban las tetas, la concha y el culo, me tocaban toda! Mi otro macho se bajo el cierre y sentí la pija caliente en mi mano, estaba con dos pijas en las manos, dos machos para mi, todavía no se como no tuve un orgasmo ahí.

Me arrodille y le empecé a chupar la pija a mi marido, sentí que el decía algo pero no entendí, mi otro macho se alejó un segundo y volvió con el forro puesto, me dejó su pija a dos centímetros de mi cara y sólo tuve que girar un poco la cabeza para chuparla, alternaba entre las dos pijas mientras me tocaban las tetas, me sentía la más puta de todas, quería sentir los que había visto! Me paré me saque el vestido quedé con mi tanguita, me puse en cuatro, mi marido se paro delante mío para que se la chupe y mi otro hombre se paro atrás mío, me abrió bien los cachetes del culo y me la metió despacito hasta que llegó al fondo, ahí empezó a bombear más rápido mientras yo seguía chupando la pija hermosa de mi marido, pasaron unos segundo hasta tener mi primer orgasmo, siguió unos bombeos más y sentí como se frenaba el ritmo, no lo podía creer ya había acabado. Salió y mi marido tomo su lugar!! Se acercó a mi oído y me dijo mira como te están mirando putita!! Me empezó a bombear fuerte como me gusta y llegó mi segundo orgasmo. Mientras recuperaba fuerza varios manos me tocaron la espalda y las tetas. Mi marido acabo dentro mío y se incorporó.

Yo me puse el vestido y salimos de la habitación. Me pregunto como estaba y le dije muy caliente!! Quiero volver a cojer ya!!!

Nos fuimos a la barra a tomar unos tragos para recuperarnos, otra vez apoyada por varios.


P: alliani43




Comentarios

Entradas populares de este blog

La Culona Vianey (Testigo de Jehova, Joven Casada Infiel)

Mi Primer Experiencia Pegging

Me follé a la novia de mi amigo por detrás