Mi historia con un trapito

 




Esto ocurrió en Febrero del año pasado, pleno verano.

Yo dejaba a mi hijo en su practica de fútbol y me iba a correr a la costanera. Usualmente estacionaba y aparecía un pendejo de unos 18/19 años, rubiecito, delgado ...un cuidacoches.

Muy buena onda el pibe y ya nos conocíamos ya que 3 veces a la semana lo cruzaba y le tiraba unos pesos.

Ese día estaba nublado, con toda apariencia de que se venía una tormenta.

Dejé a mi hijo en el club y me fui a correr.

Ni bien estacioné se vino el pendejo, me saludó e hizo un comentario como que estaba lleno de viejitas con buen orto (siempre comentábamos lo buena que estaban algunas viejas que salían a hacer ejercicio)

Nos reímos y comencé a trotar, pero no alcancé a hacer 200 metros cuando se puso el cielo oscuro y se levantó un fuerte viento de tormenta, por lo que regresé al auto.

Cuando estaba llegando se largó a llover ...terrible viento y lluvia, una típica tormenta de verano.

Ví al cuidacoches enfrente, tratando de esquivar la lluvia y lo llamé para que se metiera al auto conmigo.

La lluvia era fuertísima, no se veía nada.

Charlamos todo tipo de boludeces y obviamente empezamos a hablar de mujeres.

Charla va, charla viene, la conversación nos había puesto la pija dura a los dos.

-"... lindo para paja y torta fritas eh ?!..."- dice mi amigo tocándose el bulto.

-"... vos decís ?..jajaj..."- dije sacando mi pija y sacudiéndola.

Kevin (asi se llamaba) hizo lo mismo.

-"... pedazo de pija tenés !!..." - le salió del alma ese elogio "...eso le rompe el culo a cualquiera ..."-

La conversación ya había derivado en una suave paja.

Estiró su mano y me la empezó a tocar, bajándose sus pantalones para permitirme tocarlo a él.

Los vidrios estaban empañados y llovía a más no poder.

kevin no apartaba la vista de mi pija, por lo que puse una mano en su cuello y lo acerqué a mi miembro.

Sin decir nada se inclinó y comenzó a lamerme los huevos, y fue subiendo hasta tragarse toda mi pija.

Yo seguía pajeándolo despacito.

La chupaba extraordinariamente bien, evidentemente ya tenía experiencia.

Hacía ruido con su saliva y eso me calentaba más.

Se acomodó sobre el asiento de acompañante en 4 patas para meterse la pija más adentro.

Dejé de pajearlo para pasar a acariciarle el culo ...sus nalgas y jugar con su hoyito.

primero me sacó la mano, pero después fue cediendo.

Mojaba mis dedos y los pasaba por el contorno del ano hasta introducir uno o dos.

Le dije que iba a acabar y empezó a jugar con su lengua en el frenillo, envolviendo la cabeza ...hasta que acabé.

Se tomó absolutamente todo ... la miraba y volvía a pasarle la lengua.

Después que la dejó limpita, se sentó y se terminó de bajar los pantalones para que mi mano pudiese pajearlo.

La lluvia no amainaba para nada, el ruido de las gotas pegando en el parabrisas hacía mas caliente el momento.

Me pidió que fuera despacio ... mi mano subía y bajaba corriendo la piel y dejando su cabecita descubierta.

Ninguno hablaba, solo el ruido de las gotas cayendo.

Bajé hasta sus huevos y después de acariciarlos un rato busqué con un dedo llegar a su culo.

Mi pija había recobrado algo de dureza. El pendejo se acomodó nuevamente para chupármela, lo que me permitió jugar más con su culo.

-"... me querés coger ? ... tengo miedo que me rompas el culo con esa pija..." decía mientras no dejaba de mamarla.

-"... dale...dejate ...te doy unos pesos por el servicio ..." le supliqué.

Corrimos el asiento un poco más atrás para tener espacio, Kevin se acomodó dejando la cola levantada...busqué un forro pero no tenía.

-"... ya está ...ese culito no voy a dejar con hambre ..."- pensé.

El pibe se colaba un par de dedos humedecidos preparando para recibirme.

Me pasé a su asiento y ubicándome sobre su espalda intenté metérsela.

La ubicación no era la mejor asi que decidimos que yo me sentara y él se montaba sobre mí.

Así lo hicimos y le fue entrando de a poco, entre quejidos y gemidos.

Cuando calzó completa sentí su leche tibia en mi panza: había acabado sin tocarse.

Me cabalgó una media hora y lo llené de leche, esta vez en su cola.


Estábamos limpiándonos cuando sonó mi teléfono ...mi hijo puteándome porque todavía no lo había ido a buscar y se estaba mojando.

Con la calentura ni me dí cuenta de la hora ...más de una hora y media cogiendo con el pendejo.

Me despedí de Kevin, le tiré un billete de 500 y quedamos seguir otro día.


P: Alexius63

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Culona Vianey (Testigo de Jehova, Joven Casada Infiel)

Mi Primer Experiencia Pegging

Me follé a la novia de mi amigo por detrás