Me trago mi propio semen.



 Es común que durante la masturbación, algunos hombres experimenten la eyaculación y se pregunten qué hacer con el semen. En mi caso personal, después de varios años de práctica, he desarrollado la costumbre de tragarme mi propio semen.


Es importante mencionar que esta práctica no es peligrosa para la salud si se tiene una buena higiene y si se sabe que no se tiene una infección de transmisión sexual. De hecho, el semen contiene proteínas y nutrientes que pueden ser beneficiosos para el cuerpo.


Además, es importante destacar que la práctica de tragar semen durante la masturbación es completamente opcional y no debe ser impuesta a otros. Cada individuo tiene el derecho de explorar su sexualidad de la manera que le resulte más placentera, siempre y cuando se respeten los límites y se practique una sexualidad consensuada y segura.


En cuanto al sabor del semen, es cierto que puede variar de persona a persona y también puede estar influenciado por la dieta y los hábitos de cada individuo. Personalmente, encuentro que el sabor no siempre es agradable, pero tampoco es desagradable en la mayoría de los casos.


En conclusión, tragar el propio semen durante la masturbación es una práctica sexual que puede ser placentera para algunos hombres, pero no es obligatoria ni necesaria para disfrutar del acto sexual. Como cualquier práctica sexual, es importante tener una buena comunicación con uno mismo y asegurarse de estar cómodo y respetar los límites propios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Culona Vianey (Testigo de Jehova, Joven Casada Infiel)

Mi Primer Experiencia Pegging

Me follé a la novia de mi amigo por detrás