Fiesta de egresados

 


Voy a contar lo que pasó hace varios años atrás, cuando me gradué de la secundaria. 

Mi nombre es Mili, en este momento tengo 28 años, pero esto sucedió cuando tenía 18 recién cumplidos. 

Era el último año de la secundaria e hicimos un viaje de egresados a Bariloche. Viajamos la mayoría del curso, entre ellos, mi novio Fran. Fue una semana inolvidable, nos divertimos mucho, fuimos al boliche casi todos los días y la pasamos super bien. Los pocos días que no salimos, nos quedamos en el hotel con Fran para aprovechar la soledad y estar juntos. Las habitaciones se dividieron por sexo, entonces los hombres estaban por un lado y las mujeres por otro. Cuando estábamos solos en el hostel, Fran se metía a mi habitación y cogíamos sigilosamente para no alertar al personal del lugar. Era divertido y exitante pero sólo acababa él y yo quedaba aún más caliente. 

Estaba bastante emocionada esos días, finalmente llegó la última noche del viaje y decidimos salir todos a un boliche, Genux, no me lo olvido más. Ahí tomamos y bailamos muchísimo. Fran y yo estábamos bailando enfrentados, detrás de él podía ver a Santi, el chico más lindo del curso besándose fogosamente con una chica. No pude dejar de mirar esa escena, me estaba exitando bastante, sobretodo con él, que parecía que la iba a coger ahí mismo. Empecé a imaginarme el momento en que él se la lleva a un telo, cómo la desnuda, cómo la toca, cómo la besa.. De repente imaginé que era yo la que estaba ahí y empecé a exitarme aún más, hasta que Santi giró la vista hacia mí y me descubrió viéndolos. Pero parecía que le gustaba la situación ya que le besaba el cuello y me miraba fijamente con una sonrisa pervertida. Yo saqué la vista inmediatamente y le di un sorbo largo a mi trago. 

Fran no se dio cuenta de nada, estaba muy borracho. 

La noche estaba llegando a su fin, ya estábamos todos bastante alcoholizados. Fran estaba peor que todos y me dijo que se iba al baño a vomitar. Yo me quedé sola en la barra y disimuladamente miraba hacia donde estaba Santi, que seguía con la chica. Pero en un momento ella miró su teléfono y agarró sus cosas para irse. Él se quedó solo en un rincón. No sé si fue por el alcohol o la exitación (o ambas) que decidí acercarme a él y le dije:


Y: Ey, qué pasó? La ahuyentaste? 


S: No, ella es de aquí, se tenía que ir porque mañana trabaja.


Y: Uh, qué pena! Te quedaste con las ganas.. 


S: Si, pero bueno, ya aparecerá otra.. 


Y: Qué otra? Ya es tarde, nos tenemos que ir...


S: Y vos? Te quedaste con las ganas también, no? 


Y: Yo? Por qué?


S: Te vi cómo mirabas... qué pasa? Te gustó? 


Y: Sólo fue curiosidad... 


S: Si querés te podés sacar esa curiosidad, dijo y se pegó a mí.


Disimuladamente deslicé mi mano por su pierna hasta llegar a su bulto y lentamente comencé a acariciar su pene que estaba hecho una piedra. 


Y: Mirá cómo te dejó... Le dije al oído mientras seguía acariciándole la verga. Enseguida fuimos a la parte más oscura del boliche para besarnos con un deseo inmensurable. Metió su mano por debajo de mi pollera y corrió mi tanga para tocarme la concha y dijo "Epa, cómo estás vos también.." Ya me estaba imaginando la situación del telo con la que había fantaseado un rato antes, pero no pasó.. 

Escuché que los chicos me buscaban y se cortó todo. Salí de la oscuridad, seguramente un poco despeinada y estaba Manu (amigo de Fran y amigo inseparable de Santi) que me pidió que lo saque del baño a Fran, que se había quedado dormido, para irnos de una vez. 

Manu vio que detrás mío salió Santi e hizo una cara rara pero no dijo nada. Logré despertar a Fran y nos fuimos al hostel. Obviamente esa noche no cogí con ninguno de los dos. 

En el regreso, nuestras miradas se cruzaban de vez en cuando con mucha complicidad, pero quedó todo ahí, ya que no podía acercarme a él.  

Pasaron los días y se acercaba el fin de la cursada. Ya se habían entregado los diplomas y llegó el día de la fiesta de egresados. Se hacía en la misma escuela, para darle un significado más profundo. Fue muy emocionante y divertida a la vez. Después de las 12 comenzó el baile y la estábamos pasando muy bien. Comenzamos a tomar alcohol y a escondidas le dimos unas pitadas a un porro que andaba por ahí. 

Estaba muy nostalgiosa y decidí ir al aula donde cursabamos para contemplarla por última vez. Abrí la puerta y me quedé apoyada en la entrada mirando hacia adentro. Estuve un rato largo en silencio y sin moverme, con la mirada perdida (ya me estaba haciendo efecto lo que había fumado). De repente sentí que alguien tocó mi hombro, me di vuelta y era Santi. 


S: Viniste a decir adiós? 


Y: Si, hace un rato largo que estoy aquí. 


S: Si, te vi cuando subiste..


Y: Pasamos muchos años aquí..


S: Si, se va a extrañar este lugar...


Y: Mucho... pasaron muchas cosas aquí..


S: Si, "quizás puede pasar una cosa más" dijo pegándose a mí. Me dio un beso y entramos al aula. Me apoyé en el escritorio del profesor y le di la espalda para que me bese el cuello. 

Santi me apoyaba desde atrás mientras continuaba besándome el cuello. Me entregué por completo a él y le dije "esta vez no nos vamos a quedar con las ganas", me subí el vestido y me bajé la tanga (una tanga roja bien metida en el culo que en realidad me puse para él). Él rápidamente se bajó el pantalón y su ropa interior, se ensalivó la verga y me la metió sin preámbulos. Inevitablemente emití un gemido fuerte cuando lo sentí adentro. Santi se apuró a bombear con fuerza agarrándome la cintura mientras yo trataba de no hacer ruido. 

Me estaba dando duro contra el escritorio, me empezaban a temblar las piernas por la postura. Le dije que pare, acerqué dos sillas y me subí de rodillas poniéndome en cuatro. Él me la metió entera y seguía moviéndose frenéticamente. Su pelvis chocaba con mis nalgas y el ruido resonaba por toda el aula y seguramente por el pasillo también. De repente escucho que alguien dice "Ey, qué hacen? Ya sospechaba algo.. Se llega a enterar Fran y se muere.." era Manu desde la puerta. 


S: Callate, no digas nada! Es solo esta vez.. 

Y: Si, también te podés sumar si no decís nada.. (estaba muy fumada y encima estaba re caliente, quería que se calle para que me siga cogiendo Santi)

Manu cerró la boca y se acercó a nosotros. Sacó su pene flácido y comenzó a masturbarse. Me bajé de las sillas y me puse en cuclillas para chuparsela. Inmediatamente Santi acercó su pene a mi boca también, yo iba alternando entre los dos. Santi me levantó del suelo y me colocó en las sillas nuevamente para seguir cogiéndome. Estuvo un par de minutos más y acabó dentro mío. Se salió y le dejó el lugar a Manu. Éste me penetró y comenzó a bombear con fuerza mientras me metía el pulgar por el ano... me sentía una puta barata, pero en verdad me calentaba bastante toda la situación. Comencé a gemir nuevamente y muy pronto él eyaculó también. Me bajé de las sillas porque ya me dolían las rodillas y sentía cómo caían gotas de semen de mi entrepierna. 


S: Bueno, ya te descargaste, ahora asegurate que no suba nadie.. 

Manu obedeció, se abrocho el pantalón y salió rápido. 


Y: Y ahora qué? 


S: No terminamos nosotros.. 


Me levantó y me sentó sobre la punta del escritorio y comenzó a besarme con intensidad. Yo agarré su pene aún flácido y lo frotaba lentamente mientras mi lengua se entrelazaba con la suya. A continuación, me sacó el vestido y el corpiño. Quedé absolutamente desnuda y él me agarraba los pechos, me chupaba el cuello, iba bajando hacia las tetas, siguió bajando hasta mi vagina y comenzó a chuparmela suavemente. Lo hacía muy bien, yo respiraba fuerte y apretaba su cabeza sobre mí. En unos pocos minutos me hizo acabar de una forma increíble. Luego, subió y siguió besándome. Lo abracé y le dije "de las cosas que vivimos aquí, esta es la más inolvidable". Su pene estaba nuevamente erecto, lo agarré y lo dejé en la puerta de mi vagina. Santi sin ningún esfuerzo me lo hundió hasta el fondo y comenzó a moverse con fuerza. Esta vez con besos de por medio. Yo lo abrazaba fuerte y le gemía en el oído. En un momeno le dije "lo que se perdió la chica de Bariloche", él sólo sonrió mientras seguía moviéndose. Duró mucho más que el primer polvo, ya estábamos todo transpirados y él seguía moviéndose sin parar. Se pegó a mí y la metió toda. Se movía bien rico frotándose con mi vagina. Empecé a sentir que venía otro orgasmo, comencé a respirar agitadamente y a jadear diciendo "si, si, si" hasta que finalmente acabé y él lo hizo casi al mismo tiempo. Nos quedamos enfrentados riéndonos de placer y besándonos mientras él exprimía sus últimas gotas de semen dentro mío. 

Luego me fui al baño a limpiarme todo el enchastre y a arreglar un poco. 

Cuando bajé Fran estaba muy fumado, no se había dado cuenta que había desaparecido por horas. 

Desde ese día no supe más nada de él. Obviamente estuve varios días para asimilar lo que había pasado. Al mes corté con Fran. Al siguiente mes me enteré que estaba embarazada ¿de quién? no sé... esto iba a cortar mi carrera que recién iba a comenzar, pero tuve un aborto espontáneo y perdí al bebé.

Hoy recuerdo ese día porque me comenzó a seguir Santi en IG.. quizás podamos remembrar ese día... después les cuento. 

P: tucu_42

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Culona Vianey (Testigo de Jehova, Joven Casada Infiel)

Mi Primer Experiencia Pegging

Me follé a la novia de mi amigo por detrás