El sabor del semen de otros hombres

 



Quiero hablar sobre una práctica sexual que personalmente disfruto y que a menudo genera preguntas y curiosidad: tragar el semen de mis parejas masculinas. Como hombre bisexual, he tenido la oportunidad de explorar mi sexualidad de diversas formas y considero que el sexo oral es una actividad íntima y placentera para mí.


Sin embargo, comprendo que la idea de tragar semen puede generar incomodidad y tabúes para algunas personas. Es importante destacar que la práctica de tragar semen no es peligrosa para la salud si se tiene una buena higiene y si se sabe que la pareja sexual está libre de enfermedades de transmisión sexual.


En cuanto al sabor del semen, es cierto que puede variar de persona a persona y también puede estar influenciado por la dieta y los hábitos de cada individuo. En mi experiencia, el sabor no siempre es agradable, pero tampoco es desagradable en la mayoría de los casos.


Es importante destacar que esta práctica sexual es una cuestión de preferencia personal y no debe ser impuesta ni esperada en una relación sexual. La comunicación con la pareja es fundamental en este aspecto, y siempre es importante asegurarse de que ambos estén cómodos y respeten sus límites.


En conclusión, tragar el semen es una práctica sexual que puede ser placentera para algunas personas, pero no es obligatoria ni necesaria para disfrutar del sexo oral. Como cualquier práctica sexual, es importante tener una buena comunicación con la pareja y asegurarse de que ambas partes estén cómodas y respeten sus límites.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Culona Vianey (Testigo de Jehova, Joven Casada Infiel)

Mi Primer Experiencia Pegging

Mi mejor amigo embarazo a mi mamá