Ir al contenido principal

Me cogí a mi jefa

 Hoy les traigo un nuevo relato, esto me pasó hace algunos años, es completamente real.

Para lo que me sigan, saben que soy Actualmente soy médico en México, tengo 25 años, soy de tez blanca, complexión media y me gusta mucho compartir con ustedes mis experiencias. (Vayan a seguirme)

Cuando era estudiante tenía un empleo de fines de semana, en una tienda departamental muy famosa en el país, estando ahí conocí a algunas chicas bastante ricas de las que pronto les hablaré, pero hoy nos centraremos en la que en ese entonces era mi jefa.

Yo trabajaba en el área de perfumería, ahí tenía a mi jefe directo que era muy amable, pero la encargada del área de perfumería era una mujer madura, que en ese momento no me parecía nada atractiva, mal encarada, morena, piernas grandes, nalgona-caderona, con buenos senos (eran su mejor atractivo) su cara no era de lo más agraciada pues siempre parecía ir de malas, supervisando que todos estuviéramos trabajando y que todo estuviera en orden. Cuando empecé a trabajar ahí, me presenté con ella, solo me dió la bienvenida y me mandó a mi puesto de trabajo. Todos los compañeros le tenían miedo, menos mi jefe que siempre le estaba haciendo bromas.
Mis primeros días tuve varias situaciones incómodas con ella, yo era de los mejores en las ventas pero casualmente cuando ella pasaba, yo estaba riéndome con mi jefe, solo me veía feo, me mandaba a trabajar y listo, al final del día siempre entregaba buenos resultados y los clientes estaban satisfechos con mi ayuda, por lo que no había más problema.
Un día mi jefe me preguntó que si la jefa no me parecía atractiva, en ese momento empecé a analizarla, en verdad era una mujer muy sensual, era toda una MILF, la ropa elegante que siempre llevaba le quedaba muy bien, más cuando era escotada, por qué podía verle las tetas enormes que tenía.


Hasta ese momento no me había percatado de lo buena que estaba, así que mi jefe, que por cierto era gay, me empezó a convencer de que me animará a invitarla a salir (después sabría el porque)
Los días que yo llegaba al trabajo me ponía a verla, ella empezó a notar que yo la veía y cruzabamos miradas que lejos de incomodarla, me respondía con una sonrisa pícara, era obvio que ella era toda una experimentada contra este chamaco con pocos años de experiencia. Poco a poco empezamos a tener más contacto, ella pasaba y me saludaba, o yo aprovechaba a pasar cerca de ella para hablarle un poco, hasta llegar el punto en el que ya bromeábamos. Ya no era la jefa amargada conmigo y todos lo notaban.
Un día una compañera muy cristiana y muy santa, me empezó a decir que notaba las miradas que la jefa y yo nos echamos, me tiró un sermón de que yo tenía que cuidar mi trabajo, que a la jefa le gustaban los menores, que incluso dos años atrás había salido con alguien de mi edad y que terminaron mal, que por eso ella era así. Fue ahí cuando se le salio algo a mi compañera, me dijo que la jefa le había pedido a mi superior, que me convenciera de invitarla a salir, pero siguió con su sermón de que era algo malo ante los ojos de Dios y que podía perder mi trabajo por eso.
Lejos de ahuyentarme, esa plática me calentó más jajaja sabía que tenía todo servido en la mesa para cogerme a mi jefa, pero debía jugar el papel del inocente, había que llevar las cosas con calma.
Empece a convencerla de que saliera con los compañeros a nuestras reuniones, dónde tomábamos algunas cervezas y nos íbamos a casa, ella acepto y nos alcanzó al salir del trabajo.


Llego a la reunión con ese escote que me volvía loco, tenía ganas de acercarme a ella y ahí besarla y arrancarle la blusa pero tenía que seguir en mi papel, no podía perder la cordura en ese momento. Platicamos todos y nos fuimos a casa. Ese dia ella empezó a escribirme por Whatsapp, diciendo que se habi divertido, así empezamos a tener conversaciones más seguidas, incluso mientras yo trabajaba o estaba en la escuela, nos escribíamos.
Ya con esa confianza pase a lo siguiente, un día le pregunte que rumbo tomaba ella saliendo del trabajo, me explico su ruta y le pedí si podía acercarme a un punto al salir, ella acepto y ese día por la noche me subí a su coche y le empecé a sacar plática mientras conducía, empecé con algunos halagos a su forma de ser y de vestir para ir calentando la zona y ella contestaba con halagos parecidos. Llegamos a mi destino, me despedí de beso, que casi me lo clava en los labios, pero nada más.
La semana siguiente mismo pero era hora de pasar a la acción. Antes de bajar, la tomé por el cuello y le di un beso, que ella respondió con un beso prolongado que se fue volviendo más caliente, empecé a meter la lengua en su boca y ella me correspondía, bajo su mano hacia mi vrg y la rozaba con la mano, así que le lance una mano a las tetas para poder sentirlas al fin, estaban duras, firmes, grandes, eran perfectas, pero empezaron a pasar vehículos así que me despedí muy caliente y me fui.
Esa noche hablamos por mensaje de lo sucedido, me dijo que le gustó, así que le dije que podíamos hacer otras cosas, ella me dijo que con gusto pero que otro día que no tuviera trabajo. Dijo que estaba muy caliente y me mando una foto riquísima de sus tetas.



Moria por probar esos pezones y sabía que pronto podría verlos en persona. La semana siguiente que llegue a trabajar, nos comíamos con la mirada, había complicidad en la forma de vernos, estaba por coronar y llenarle las tetas de semen, solo era cuestión de paciencia. Repetimos los besos en el coche todo ese fin.
La siguiente semana que fui al trabajo, yo estaba estresado por mis exámenes, ella me dijo que tal vez podría ayudarme. Al salir del trabajo nuevamente me acerco a mi destino y el transcurso, platicábamos de la escuela, yo le decía que estaba muy estresado pues sentía que reprobaría Farmacología, me dijo que quería ayudarme a desestresarme. Empezamos a besarnos con la misma calentura de siempre, nos metimos mano por todos lados, hasta que me dice que no aguantaba mas, que fuéramos a un hotel. Condujo, entramos y me sento en la cama, a chuparmela, debo admitir que lo había bastante bien.
La acosté a ella, la clave de frente un rato, ella gemía riquísimo, era toda una MILF, tenía un cuerpazo que todo empleado quisiera cómo jefa


Por fin podía lamer sus tetas mientras la penetraba, estuvimos así un rato pero me dijo que ella quería tener el control, así que accedí, obviamente quería ver esas tetas rebotar en mi cara mientras me daba sentones. Así fue y me sentía en la gloria, la apretaba, la nalgueaba y ambos gemiamos. Tener esas tetas frente a mí me volvían loco, solo pensaba en llenarlas de leche. cómo una buena madura con experiencia sus sentones eran riquísimos, cambiaba la intensidad, a veces de arriba a abajo, de momentos en círculos, de momentos de enfrente para atrás, los dos estábamos locos del placer, se pegó a mi y nos besamos mientras ella me montaba. Se alejo un momento de mi y le dije que quería tomar una foto, ella accedió y me quedé con esta joya


La volví a poner boca a arriba a darle las últimas embestidas, antes de terminar ella empezó a arquearse y a gemir con más fuerza, terminó y eso me puso tan caliente que no podía más. Le saque la vrg y le termine en esas hermosas tetas. Nos besamos un rato, nos vestimos y nos fuimos.
Me llevo a casa, estudie deslechado y sin estrés y pude pasar Farmacología JAJAAJA gracias a esa cogida monumental.
Cogimos dos o tres veces más hasta que la escuela tuvo que mandarme a otro lado y dejé ese trabajo. Actualmente nos llevamos bien, no nos hemos visto pero espero algún día regresar por esos rumbos para coger de nuevo.

Espero que les haya gustado, dejen sus puntos y comenten si les gusto y si pudieron adivinar que cadena de tiendas es JAJAJAJA
SIGANME PARA MAS RELATOS, AHI CUENTO MI VIDA COMO MEDICO Y PROFESOR.
Les traere nuevas historias de mis cogidas cómo estudiante con las odontólogas
Y tambien historias del hospital, dónde me he cogido más jefas jajajajaja. Chao.
bryan5e

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Culona Vianey (Testigo de Jehova, Joven Casada Infiel)

Mi Primer Experiencia Pegging

Me follé a la novia de mi amigo por detrás