Archivo de la etiqueta: verga

Una noche increíble

No pensé que me sucediera.

Hace unos días me pasó una cosa que en realidad siempre había soñado, pero que nunca pensé posible.
Me llamo Armando, tengo 32 años y soy productor de video. Llevo varios años viviendo con Edna, una chava muy guapa. Si me lo permiten: está buenísima. Tiene una cintura delgada, un abdomen muy firme, piernas largas y bien torneadas, pero sobre todo, tiene un par de tetas de concursoð son deliciosas. De hecho una de las cosas que más me gusta hacer con ella es sobar mi pito entre sus increíbles balones, hasta venirme precipitadamente en su boca. Claro, que siendo sincero, tengo que admitir que lo que más me gusta de ella son sus nalgasð bien paraditas, siempre apretaditas. Su culito es algo que siempre había codiciado y que ella siempre se había negado a entregar. Algunas veces, cuando más excitada la tenía, llegué a meterle uno o dos dedos sé que le gustó, pero dice que mi verga es demasiado grande y jamás entraría por allí.
En fin, pero ese no es el tema de esta historia.
Esta historia comienza hace un par de semanas. Yo estaba trabajando en un proyecto para la filmación de un corto con Germán, un buen camarada. Infinitas veces habíamos compartido francachelas interminables y en una de esas fue que surgió la idea del corto. Él es actor pero había escrito un guión que me pareció valioso. Esa noche habíamos estado trabajando algunas ideas cuando decidimos ir a la fiesta de cumpleaños que daba un conocido de ambos. El decía que quería presentarme a una vieja que seguro nos aportaría buena parte de la lana para la película. Cuando llegamos todavía no había mucha gente. Estuvimos un rato conversando entre un wiskey y otro hasta que se acercó a Germán una chica alta, de pelo negro largísimo y un maravilloso escote que apenas lograba esconder sus erguidos pezones, que yo aproveché para rozar cuando me acerqué a saludarla. Estaba turgentes y ricos. Inmediatamente mi verga se puso dura, pero traté de controlarme porque sabía que la noche sería larga. Se llamada Claudette y era la que podía producir nuestro proyecto.
La fiesta estuvo muy divertida, el cumpleañero había contratado un show de sexo en vivo que nos puso a todos a mil. Yo estaba muy cansado, pero me resistía a irme porque no podía quitarme de la cabeza a la chica que me acababan de presentar y que no había dejado de coquetearme toda la noche. Creo que German estaba en las mismas porque mientras echábamos una firma en el baño pude ver (sin querer) que la tenía bastante tiesa. De hecho aprovecho la sacudida para sobársela unos instantes, y luego se la guardó, ajustando los pantalones para que el paquete no fuera tan evidente.
Cuando salimos del baño, parecía que Claudette había estado buscándonos, pues se aproximó a nosotros con tres copas en la mano.

— Les propongo que brindemos y vayamos a un lugar más tranquilo.
— Por mi encantado — respondió presurosamente Germán.
— A mí también se me antoja — dije provocativamente.

Brindamos hasta terminarnos las copas y subimos los tres al coche de German. De camino a su casa Claudette no paraba de lanzarme miradas ardientes por el retrovisor. Casi podía escucharla rogándome que me la cogiera. Lo único que me incomodaba era Germán. No sabía como íbamos a sacudirnoslo de encima para podernos agasajar a gusto.

Propuse que paráramos por una botella de champagn, pensando que podría emborracharlo hasta que se quedara dormido, pero ella nos dijo que había de todo en su casa.

Llegando a su casa ella nos ofreció un trago y nos dijo que nos pusiéramos cómodos. Bajó la intensidad de la luz y prendió una infinidad de velas que pusieron el ambiente más candente de lo que yo pensaba. Estuvimos un rato comentando nimiedades, hasta que ella comenzó a quitarse la ropa hasta que quedó en una diminuta tanguita qe dejaba al descubierto sus dos hermosos glúteos, y que al centro tenía una rajita por la que ella empezó a sobarse. Sus chichis, grandotas, se balanceaban rítmicamente mientas ella se encueraba.

Se subió a una mesa larga y abrió las piernas.
– Ven Armando, ponme un poco de champagn en mi conchita, me dijo lamiéndose los labios.

Yo le obedecí inmediatamente. Tomé el la botella y le rocié abundantemente el chocho . Ella gemía suavemente y se contoneabað.

— Espera, ahhh, espera—.. decía entre gemido y gemido— esto se siente delicioso— Ahora sí papacito, chupame— venga— chupame.

Yo saqué la lengua y ataqué su clítoris ferozmente. Le metí la lengua por todos lados. Estaba tan excitado que casi me olvido de la presencia de Germán. De reojo vi entonces que había sacado su pinga y se la estaba jalando excitadísimo. Pensé que era justo que pudiera por lo menos mirarnos, y volví a concentrarme ya en los jugos que chorreaban por la vagina de Claudette. Ella con la excitación al máximo se sobaba las tetas apasionadamente.

— Sigue, papacito, no pares de chuparmela, anda mete otra vez tu lengua en mi vagina, ahhh me muero. Y repentinamente volteó a mirar a German y le dijo:
— Por qué tan lejos, guapom ven, únete a la fiesta. Mira que rojito está tu pene. Ven mi amor, cómete estos melones, ándale papi, cómetelos.
Germán ni tardo ni perezoso se unió a nosotros y empezó a lamerle las tetas ya morderle los pezones.
Ella se contorneaba y gemía cada vez más fuerte. Aunque no me molestó tanto como pensé la intromisión de germán, yo quería ser el primero en penetrar su agujerito con mi pene, así es de que le di un par de lamidas más y me quité los pantalones. Ella entonces dijo:

— Vengan acá papacitos, denme un beso, quiero sentir sus lenguas, quiero comerme mis jugos.

Un poco desconcertados germán y yo nos acercamos a su boca y empezamos a besarla cada uno en una comisura, cuidando bien de no rozarnos los labios. Pero ella era toda pasión y nos besaba acaloradamente, tanto que no supe ni cómo cuando ya estábamos los tres fundidos en un húmedo y profundo beso. Poco a poco ella se fue quitando y nos dejó a nosotros besándonos sin poder parar. Mi verga estaba más parada que nunca y noté que la de Germán también, entonces, ella se acostó por debajo de nosotros acercando nuestros cuerpos, mientras nosotros seguíamos lenguetandonos hasta que con sus manos juntó nuestros dos bananos y sin más se los metió a la boca. Fue la chupada más deliciosa de mi vida porque además de la succión y los lenguetazos de ella, sentía el miembro palpitantede Germán creciendo igual que el mío. Ya que agarró el ritmo del mete saca de nuestros pitos en su boca, l! iberó las manos para masajearnos los huevos, despertando así una oleada más intensa de excitación. Así estuvimos un rato. Germán y yo besándonos y ella mamándonos las vergas incansablemente. Cuando sintió que estábamos a punto de estallar, quito su boca y se levantó diciendo
— No quiero que se vengan todavía. Hay mucho más por hacer. Germán, tú no me has chupado el coño, ven acá mi rey. Germán se acercó y comenzó a lenguetarle el clítoris haciéndola gemir.
— Ahora tú Armando, ven, te prometo que te voy a recompensar pero ahorita lámele el culo a Germán ¿quieres, rico?

Yo no estaba nada convencido pero no quería que ella detuviera el juego, así es de que hice lo que me pidió.

Ya que estuvimos los tres nuevamente muy excitados, ella tumbó a German en el piso y después de unas cuantas chupadas se ensartó su verga en la vagina. Estuvo montándolo un rato mientras yo los veía como imbécil, jalándome la verga para no perder la excitación pero muriéndome de coraje de que él la hubiera penetrado primero. Algo debe haber visto en mi cara porque mojándose los labios me dijo:
— Acérate papi, ven que te la mamo. Métela en mi boca.
Me la chupó un rato y ya que la vio bien gorda y erguida, sin dejar de montar a Germán me pidió.

— Ahora si mi amor, rómpeme el culo, venga métemela hasta adentro.

Yo no podía creerlo, definitivamente me estaba reservando la mejor parte, MMMM que rico, sin pensarlo dos veces puse la cabeza de mi pene en la entrada de su ano, y de un golpe se la dejé ir toda. Ella gritó pero en eses mismo momento, el pito de Germán en su vagina concluyó su trabajo y los dos se vinierion. Yo seguí rasgándole el culo con fuertes empellones, hasta que ella no pudo más y se vino de nuevo, entonces sí yo exploté y le llené el culo con mi meco.

Ella me pidió entonces que le limpiara el ano con la lengua, que me comiera mi propio semen. Pero yo estaba tan agradecido que acepté.

Pero allí no paró la cosa. Ella le dijo a Germán que ahora era su turno y que me limpara la verga a lenguetazos. El lo hizo fascinado y me lamió el pito hasta que se me volvió a parar, entonces ella puso a Germán en cuatro patas, y ella se colocó debajo para mamarle la verga otra vez, mientras que a mí me dijo que ahora le perforara el culo a Germán. El pareció encantado y hasta paró la colita. Estuvimos largo rato jadeando y gimiendo y sudando, pero Claudette no dejó que nos viniéramos. Antes de que eso ocurriera me ordenó inclinarme sobre una mesa, tomó la pinga parada de Germán y la dirigió a mi culo virgen dando ella misma el empellón que me lo defloraría. Me dolió un poco, es cierto, pero nunca pensé que se sintiera tan rico. Ahora entiendo porqué hay tanto puto.

Ya que todas las vergas hubieron entrado una y otra vez en todos los hoyos. Nos quedamos dormidos. Como a las seis de la mañana yo me levanté para ir a casa. En el camino no pude evitar recordar la noche tan caliente que había tenido y mi verga se volvió a parar por lo que en el elevador me la desenvainé y me la empecé a jalar. Abrí la puerta con la mano que me quedaba libre y sigilosamente pero sin dejar un instante de sobarme el pito, entré a la recamara para encontrarme a Edna, que siempre dormía desnuda, boca abajo con las nalgas al aire. Sin pensarlo, y sin darle tiempo ara reaccionar, me monté sobre ella, le separé las nalgas y de un empujón le clavé la verga hasta e fondo. Ella gritó pero yo empecé a lamerle la oreja y a sobarle las tetas para que se calmara. Poco a poco fue poniéndose más cachonda, hasta que juntos nos venimos. Yo dormí todo el día.

Una mujer liberada sexualmente

Hola amigos de Sexycuentos, aquí les mando otro relato de nuestras aventuras, esta vez quisiera contarles la oportunidad en que estuvimos con Oscar uno de mis machos(con quien ya hemos estado varias veces) y es uno de los pocos con quien siempre estamos los tres juntos, mi macho, el guampudo y yo.-

Una tarde en que mi marido y yo caminábamos por la calle haciendo unos mandados, como siempre yo iba vestida bastante provocativa con vaqueros jeans bien ajustados marcándome bien la cola y mi conchita con una tanga chiquita que se marcaba en mi cola , y metiéndose en mi concha dejándola bien abultada, en eso vimos a Oscar y se nos arrimó saludando a mi marido con un apretón de manos y agarrándome a mi de la cintura, dándome un tremendo beso de lengua mientras sus manos recorrían mi cola y yo haciéndome la rogada cruce mis brazos por su nuca abriendo mis labios y besándolo con ganas mientras hamacaba mis caderas(ah no si a mi a Puta y rostruda no me gana)luego me tomó de la cintura diciéndome: Ay Viki que divina que estas cada vez que te veo siento deseos de cogerte toda putita, ; si papito cómeme toda cuando quieras mostrale al guampudo lo que es un verdadero macho(esto era el colmo ahí estaba yo en la calle prendida a otro macho con el guampudo al lado mio )y ya bastante excitada, continuamos besándonos y sus manos no paraban de tocarme , no aguanté y le toqué el bulto por arriba del vaquero y ya estaba duro.

La situación me tenía bastante caliente pero debíamos seguir con nuestros recados así que se lo dijimos y nos invitó para ir a su casa esa noche, por supuesto que aceptamos sabíamos lo que nos esperaba. Luego y ya en casa nos aprontamos para salir yo estaba decidida a salir más PUTA QUE NUNCA , vestida ya no provocativa, sino como una PROSTITUTA, así que decidí vestirme con portaligas color negro. Medias de encaje también negras y no una tanguita sino una micro tanguita bien chiquita de color rojo(para contrastar) era apenas un triangulito chiquitito de atrás y adelante se me metía en mis labios vaginales dejando todo el pubis al descubierto apenas tapando el clítoris, no usé sostén tengo mis tetas bastante firmes y mis pezones duros así que me puse una camisa negra transparente dejando ver mis pezones duros y desafiantes, con una minifalda cortita pero bien cortita y de encaje color rosado, calzando mis pies con sandalias de taco y plataforma color rojo y el cornudo de mi marido se puso bueno no importa lo que se puso.-

Pedimos un taxi y como de costumbre mi marido se sentó atrás y yo adelante con el chofer, ya al sentarme se me subió toda la mini dejando al descubierto mis muslos viéndose parte del portaligas y mi tanguita que al ser tan chiquita dejaba mi concha bien abultada, desprendí otro botón de mi camisa para que pudiera ver mis pechos,(aunque no era necesario porque con lo transparente de la camisa ya se veía todo)el taxista me miraba primero de reojo y luego descaradamente, sudaba como un marrano yo de gusto me movía hacia atrás y hablaba con el cornudo de mi marido cruzando mis piernas, o miraba como le iba creciendo el bulto a ese macho ,la verdad el tipo no estaba nada mal, y en otra situación lo habría buscado aún más, pero teníamos otro compromiso y durante todo el viaje seguí con ese juego me encanta calentar braguetas, sentirme deseada, bueno llegamos a la casa de mi macho y al bajar le di un último espectáculo haciendo como que se me caía algo me incliné sacando bien el culo ya a esa altura la mini estaba sobre mis caderas, así que se imaginan lo que vio ¿no?, luego me bajé la mini y salí en dirección a la casa.-

Mi marido se quedo pagando y yo entre a la casa de Oscar al verme me dijo PUTITA!!que te reparió que estado me encanta verte vestida así yo sin más ni más le agarré el bulto con una de mis manos y comencé a besarlo con desespero, nuestras lenguas se entrecruzaban en un beso apasionado ,el jueguito con el taxista me había puesto a mil, ya estaba mojadita y mis pezones estaban duros como piedras luego entró el cornudin fuimos a la sala nos sentamos en un sillón largo, Oscar y yo y el guampudo enfrente, crucé mis piernas y abracé a ese macho (quería verga y la quería YA!!!) comenzamos a hablar de banalidades, mientras Oscar y yo comenzamos a tocarnos, sus manos me acariciaban las piernas y comenzó a subir tocando el clítoris ahí no aguanté más y le di un buen chupón comenzamos a besarnos y tocarnos por todos lados me encanta ser manoseada y toqueteada por un macho me excita de sobremanera luego le dije que quería bailar puso música suave y comenzamos a bailar en la sala me apretó fuerte contra él y comenzamos a movernos suavemente besándonos y yo refregándome contra él , besándole el cuello pasando mi lengua por su cuello, sus manos no se quedaban quietas, subió la mini hasta mis caderas y comenzó a manosearme el culo , no aguanto me dijo y sacándose la verga ya dura y firme la puso entre mis piernas y comenzó a moverse hay Ssiiiiiiii ASI me encanta sentir tu verga, ahí SEGUI, SEGUI, te gusta putita eh? Te gusta una verga, si dije, me e ncanta una verga, me llevó al sillón me hizo sentarme, se arrodilló frente a mi y comenzó a pasar su lengua por arriba de la tanga yo sentía la presión que hacía aquella lengua sobre mi concha , luego me la pasaba por mi pubis depiladito, y por los costados de mi tanguita, yo no daba más estaba toda mojada sentía como me salían mis jugos y empapaban la tanga , siguió así por un rato luego corrió la tanga y comenzó a darme una mamada de película no tardé mucho en llegar a acabar y al ver al guampudo frente a mi haciéndose una paja fue el detonante para darle a ese macho tanto jugo que sentí como chorreaba por mis piernas, y el seguía y seguía pasando su lengua desde mi clítoris, mis labios vaginales hasta mi ojete me gusta que me chupen el culo mientras me meten uno o mas dedos en mi concha, mi macho de turno se paró, se quitó la ropa y se sentó en el sillón al lado mío yo me tiré encima de él y comencé a pasar mi lengua por sus tetillas , lamiendo, chupando y mordiéndoselas , me encanta hacer eso mientras con una mano lo masturbaba lentamente.

Siiiii!!!!!!!!!! PUTA SI me gusta lo que me haces, hacéme de todo, hacéme lo que quieras , me arrodillé frente a él y abriendo mi boca tragué esa pija y hasta que no la tuve toda adentro no cerré la boca, apreté fuerte con mis labios pudiendo sentir sus pendejos en mi cara y comencé a chupar con ganas y con deseo esa verga mientras mi macho me manoseaba el culo cinchando las tiras de mi tanguita metiéndola aún más dentro de mi concha y mi ojete(si es que eso era posible), sacaba esa verga de mi boca y comenzaba a recorrer todo ese tronco con mi lengua subía y bajaba, lamiéndole los huevos peludos subía hasta la cabeza de esa verga y jugaba con el agujerito de su pija(no se como se llama)metiendo mi lengua en ese agujerito es divino hacer eso, baje otra vez lamí sus huevos y más abajo hasta llegar a su culo, pasándole la lengua, estaba tan caliente que quería meter toda mi lengua en ese ojete, quería romperle el culo con mi lengua, mientras con una de mis manos lo pajeaba, me agarró por los hombros y me dijo ahora quiero cogerte putita divina, vení sentáte en esta pija, Ay si quiero pija quiero que cojas toda , y corriéndome la tanga me senté en esa pija descendí suavemente hasta tenerla toda dentro y comencé a moverme despacio mientras mi hombre me chupaba las tetas y me besaba , estaba tan caliente que comencé a moverme más y maás rápido, subía y bajaba por ese tronco cada vez con más ganas y con más furia, el cornudo se arrodilló entre nosotros y me lamía el culo que deleite que placer yo me inclinaba más hacia adelante para poder sentir su lengua en mi ojete no conforme con esto bajo aún más y lamía los costados de mis labios vaginales, y parte de la pija de mi macho, yo le decía Siiiii perro chpa lambe todo lo que encontres pero chupapijas, GUAMPUDO SIIIIIIIIIIII , COGEME MACHO DIVINO, coge a esta puta, AAAAAAAAAAAHHGGGGG!!!!!! SIIIII acabo, me acabo, la puta madre seguí, perro chupa, chúpame el ojete seguí así me gusta, si tuviera ganas de cagar te juro que te cagaria PERRO DE MIERDA, dale, dale, cógeme, así, así MMMMMMM AAAAAAHHHHHHHH SIIIIII AHHHHHH así seguimos un ratito más y luego me di vuelta de espaldas a mi macho y de frente al guampudo, me clavé esa verga otra vez en la concha , VENI PERRO CHUPAME LA CONCHA, mientras mi macho me coge, vení guampudo mira como me coge otra verga mira como goza esta PUTA QUE TENES POR ESPOSA, y mientras devoraba esa verga mi maridito pasaba su lengua por mi clítoris bajaba lamía las bolas de Oscar con deleite y vuelta a mi clítoris lamía y chupaba con devoción, el placer que se siente es indescriptible, tener una buena pija dentro de la concha y una lengua que viborea en el clítoris es una de acabar y acabar las manos de Oscar apretaban mis pezones, su verga me hacia delirar y la lengua de mi marido AAAAAAAAAAHHHHHHHGGGGGGGG!!!!!!!!!, yo era un mar de jugos que se escapaban por el tronco de mi macho y el guampudo recorría con su lengua, me la saqué de la concha la agarré de la base y comencé a sacudirla, diciéndole al guampudo, chupa chupa esta pija perro, dale límpiala que esta llena de mis acabadas vení perro, vení chupa y el perro la chupó nomás, se la tragó toda me paré sobre el sillón bajé mi cola a la altura dela boca de mi macho y comenzó a chuparme el ojete mientras me metía dos tres dedos en mi concha, SSSIIIIII ¡!!!!!!!! QUE RICO , me encanta viendo al cornudo chuparle la pija a mi macho fue demasiado y me acabé en los dedos de Oscar, sintiendo su lengua en toda mi cola, y me dieron unas ganas terribles de orinar ,le dije a mi macho querés ver como el guampudo se toma toda mi meada, Si claro que quiero putita sos tan degenerada, tan pervertida, que no tenés límites, claro que no los tengo cuando me caliento soy capaz de cualquier cosa me gusta ser así degenerada, chancha, cochina, puta, bien puta, bien degenerada (a mi marido ya lo he meado antes pero nunca delante de otro así que mi excitación y degeneramiento eran increíbles).

Me paré en medio de la sala, mi macho a mi lado y el guampudo se acostó entre mis piernas levantó el torso acercó su boca a mi concha y empezó a chuparme y empecé a mearlo en su boca mientras su lengua me chupaba la concha, y otra vez empecé a acabar sintiendo las manos de Oscar en mis tetas que estaban reduras yo lo pajeaba a mi macho y meaba a mi marido, en la boca que se le escapaba y le mojaba todo el pecho, cuando terminé el guampudo se corrió, y se pajeaba frenéticamente, Oscar y yo nos besábamos con un desespero único, era una de lengua y baba sus manos me de dedeaban por la concha y yo con una mano lo pajeaba y con la otra acariciaba sus bolas, mirando a mi marido le dije no acabes PERRO esa leche es MIA!!!, viéndolo todo empapado en orín me dio un morbo tal que me tiré encima de él clavándome su verga en mi concha me movía como loca Oscar se arrimó, me paró la cola y también me ensartó por la concha , el sumun del placer sentir dos vergas dentro de mi concha , esos palos duros y firmes dándome, uno entra el otro sale uno, entra el otro sale , miré a mi marido y comencé a escupirlo en la cara y con una mano esparcí toda mi baba por su rostro, giré mi cabeza y vi a mi macho detrás de mí, abrí mi boca saqué mi lengua de forma impúdica, y comencé a moverla el acercó su boca sacó su lengua y nos besamos metiéndome la lengua hasta lo más profundo de mi garganta y los dos segregando saliva ,estaba toda sudada babeándome, toda la cara con saliva mía y de ese macho, me sentía sucia me daba asco de mi misma, me sentía todo un PUTON, y a la vez libre, feliz de desatar toda esa lujuria, estaba como poseída quería más y más y más , mi concha era un mar de jugos, gozaba como una perra , una perra puta, ASI MACHOS COJAN ESA CONCHA cojan a esta perra SIIIIIIII AAAAAAAAAHHHHHSSSSIIIIIIIIIIIIIIIIIII MMMMMMAAAAAASSSS, me acabo, me acabo tengo dos hermosas vergas en mi concha, mira guampudo como disfruto mira la puta que tienes, te gusta, te gusta que sea así , SSSIII me encanta lo puta que sos, me gusta que te cojan toda me encanta que tengas machos me gusta cogerte y verte coger con otros, sos una puta, prostituta, ramera de mierda.-

Yo era una de acabar y acabar es divino disfrutar con dos machos, con tres con los que sean, me gusta coger y ser cogida disfrutar de los placeres del sexo sin tabúes ni ataduras solo placer. Oscar me avisó que estaba por acabar No aguanto más putita, te voy a dar lechita, SSIII la quiero en mi boca damela en la boca papito, quiero saborear esa leche caliente, se salió de mi yo me arrodillé y comencé a chupar ese pedazo sintiendo el sabor de mis jugos chupé y chupé hasta que sentí que su verga se hinchaba aún más , y largo uno dos tres chorros de leche espesa agria caliente, me encanta tragar leche de macho para luego dejar esa verga limpia sin rastro alguno, mi marido se empezó a pajear y me acabó entre mis tetas sentir esa leche caliente con el contacto de mi piel es hermoso, la esparcí por mis pechos como si de una crema se tratara(crema cosmética) , nos tiramos en el sillón los tres agotados, y exhaustos de esa mini orgía, comenzamos a hablar y Oscar decía que era increíble cada vez que lo hacíamos se sorprendía de lo degenerados que somos, pero él no se quedaba atrás porque bien que le gusta, todo lo que hacemos, bueno la noche siguió mi macho me cogió como quiso la concha, la boca, el culo y el guampudo chupaba todo lo que encontraba tetas, concha, verga, culo, concha con verga, verga con culo, todo chupaba, me cogieron entre los dos uno por la concha el otro por el culo, uno por el culo el otro por la boca , si fue una noche larga pero QUE NOCHE!!!!!!!; AUNQUE ESA ES OTRA HISTORIA, si les interesa se los cuento todo.-

Si les parece que mis relatos son muy largos haganmelo saber. Debo agradecer los e-mail recibidos creo haberlos contestado a todos, déjenme decirles que mis relatos son reales no son cuentos, tampoco los relato en forma cronológica solamente me acuerdo de alguna relación fuerte y se las mando , y agradezco a mi marido por dejarme ser así y disfrutar plenamente del sexo como una reverenda puta.-

Somos de Buenos Aires, y nos gustaría conocer gente de acá para poder gozar con el guampudo, acá cuesta conseguir machos así , cuando me levanto algún macho y le digo para hacerlo con mi marido no aguantan nada, así que no queda otra que dejarlo al cornudo, pero a él le gusta saber que ando cogiendo con algún otro macho,, llegar a casa toda cogida con olor a ese macho con mi concha y culo bien cogidos, y con gusto a leche en la boca se prende de mi boca y me besa con tantas ganas, huele mi cuerpo buscando olor a macho, con su lengua recorre todo mi cuerpo y más aún donde el macho de turno halla acabado, le encanta lamer la leche seca de otro macho en mi cuerpo, a él le encanta que me cojan otros, poder verme o que se lo cuente, cuando paso algún tiempo sin macho, estando los dos en la cama me suplica, me implora que salga a buscar macho, a mi eso me encanta verlo suplicar diciéndome, dale putita salí a buscar macho, hacéte coger por favor vamos a la calle a buscar un machito , te suplico, dale vamos a mi me encanta que te cojan, lo necesito, yo necesito que tengas un macho, humillame delante de otro decime que soy un cornudo y que te vas a ir acoger con ese macho.-

Ahhhh!!!! Que hermoso que es, que tu propio marido te implore que salgas a la calle de PUTA , de prostituta a mi me encanta sentirme así, una mujer libre, libre de salir con quien yo quiera, de gozar de cuantos machos quiera, sin tener problemas en mi matrimonio, disfrutar del sexo en toda su plenitud ,soy una verdadera PUTONA, toda una RAMERA, así que si te interesa, o si les interesa porque también quiero hacerlo con varios machos a la vez y ¿porqué no con una mujer?

PD: ME GUSTA SER PUTA.-Autor: Viki

fabiangalante@ciudad.com.ar

El congreso médico

Fui becada a un congreso médico de sexología en San Pablo, por el laboratorio Argentino, junto a una colega de Rosario, Adriana Campos quien me fue presentada antes del embarque hacia Brasil.

Era una mujer de unos cuarenta años rubia muy llamativa, desenvuelta y locuaz con la que hice buenas migas de entrada. Me comentó que era casada, sin hijos y con una vida social muy activa. Tenía un prestigio profesional bien ganado e iba a presentar varios trabajos de la especialidad, que junto a los míos serían los únicos del país

Al llegar a San Pablo nos alojamos en un hotel muy cómodo de cuatro estrellas con piscina, la que utilizamos casi todos los días, combatiendo el clima sofocante del verano. Tomamos la habitación juntas, con dos camas separadas y un balcón terraza desde donde se divisaba el movimiento febril de esa ciudad industrial.

Nos acreditamos en el congreso al día siguiente de nuestra llegada, donde nos enteramos que nuestros trabajos los debíamos exponer dos días previos a la clausura, por lo que nos quedaría tiempo para recorrer la ciudad y conocerla. Nos alertaron de la inseguridad si decidíamos salir solas, y nos recomendaron que fuésemos acompañadas por algún hombre conocedor del ambiente, sobre todo si salíamos de noche.

Luego del horario del congreso retornábamos al hotel, donde disfrutábamos de la piscina, protegidas del sol, Pero las horas se hacían interminables y de común acuerdo decidimos tomar un guía. Habíamos conocido un chofer muy simpático que todos los días nos trasladaba al Centro de Convenciones, con el que comentamos algunos temas del congreso. Cuando le propusimos ser nuestro cicerón, rápidamente aceptó. Todos los días salíamos al atardecer para conocer los lugares más característicos, aunque al tomar confianza, conociendo el tema que nos había traído a San Pablo, nos recomendó que conociésemos un club privado, solo concurrido por gente selecta donde podríamos ver un espectáculo de sexo explícito inimaginable

En principio nos rehusamos, pues me parecía un desatino pensando que algún conocido nos viera, pero luego en el hotel, Adriana me convenció argumentando que nadie nos conocía y tendríamos tema para desarrollar en nuestra especialidad.

La noche de la presentación de los trabajos fue un éxito, y luego de recibir las felicitaciones de los colegas, volvimos al hotel para disfrutar de la piscina. Mientras descansábamos en las reposeras, noté a Adriana inquieta, como queriendo decirme algo, hasta que finalmente se sinceró y me propuso ir al club privado y yo curiosa y deseosa de ver algo diferente, acepté.

Me bañé, me perfumé, y me vestí discretamente para no llamar la atención. Juntas con el chofer nos dirigimos al famoso club Edén que tanto nos había sugerido de conocer Marcel.

Era majestuoso y al entrar percibí un ambiente cargado de erotismo y sensualidad. Nos ubicaron en una mesa próxima al escenario, donde bailarinas desnudas, danzaban entre sí acompañadas con un stripper conformando figuras sugerentes de relaciones múltiples al rozar el varón con su slip diminuto las zonas sensibles de las mujeres, que se contoneaban al compás de la música. La miré de reojo a Adriana, que disimuladamente se acariciaba la entre pierna, mientras observaba absorta la escena. Alcancé a escucharla cuando le preguntaba a Marcel, que era lo que sucedía en los pisos superiores, y la respuesta me intrigó. Había que pagar un plus de treinta dólares para acceder al primer piso donde se podían observar relaciones sexuales entre distintas parejas, que ofrecían sus fotos como recuerdo a diez dólares cada una. Mi timidez me impedía participar en las decisiones pero cuando se pararon para subir los acompañé.

Llegamos a una sala donde a través de ventanas que daban a seis habitaciones amplias se podían ver a mujeres y hombres practicando el amor. Mujeres con mujeres. En otra y en la medida que colocábamos dinero vimos dos mujeres con un hombre y viceversa. Nunca había visto una orgía en privado. Adriana me tomó de la mano y percibí su calentura, Luego de quince minutos se cerraron las ventanas, y al encenderse las luces, pregunté ingenuamente que veríamos en el segundo piso. Allí suben ustedes dos solas, nos dijo, y preguntó si traíamos máquina de fotos para registrar nuestras experiencias. Agregó que en el piso superior había que poner en la sala de control cien dólares para ver en una pantalla hombres y mujeres como nunca nos imaginamos, para elegir y compartir con ellos una hora. Agregó que no tuviésemos miedo, pues todos estaban controlados y eran de absoluta confianza. Nos explicó que recibiríamos órdenes para participar y si no quisiéramos, seríamos complacidas y podríamos retirarnos o utilizar nuestras propias cámaras para registrar el momento. Finalmente, nos dijo que nos esperaría en el salón de la planta baja, pues no tenía apuro y disponíamos del tiempo necesario, para disfrutar y registrar todo para volcarlo en futuros trabajos.

Subimos hasta el segundo piso, y en una sala con varios monitores pusimos el dinero para que éstos se encendieran. En ellos aparecieron las figuras desnudas con hombres que portaban su miembro viril de un tamaño asombroso, Adriana en el paroxismo de la calentura, sin pensarlo pulsó el botón del elegido. Se abrió una puerta invitándola a pasar, me dejo la cámara y me pidió registrar lo que sucediese desde la cabina de control.

Me preparé, y observé como siguiendo las indicaciones, pasó al baño, se desnudó y retornó a la habitación. La esperaba un hombre de unos veinticinco años con una verga descomunal que se acerco y la colocó de rodillas para que la mamara. A pesar de su madurez, Adriana conservaba un cuerpo apetecible con senos firmes con pezones oscuros y puntiagudos. Enseguida logró la erección máxima de la verga cuyo glande parecía no caber en la boca. El joven la giró y le acercó el miembro rígido por detrás. Pulsé otro botón para oír desde adentro los sonidos y hasta mi llegaron los jadeos, los gemidos, y el alarido de Adriana al ser penetrada por esa enorme polla. Se movían frenéticamente y ella le pedía más. El joven se aproximó a Adriana y le susurró algo al oído. Observé como ella asentía con sus ojos entre cerrados, entonces entró otro joven con la verga en la mano y ella la tomó y la mamó con fruición. Era una orgía disfrutada por todos. Yo sacaba fotos con la cámara digital y mi respiración se agitaba. Me encontré acariciando mi vulva humedecida por el deseo. Finalmente la llevaron al baño donde tuvo la última cogida.

Se reencontró conmigo en la cabina y me confesó que jamás había tenido una velada como esa noche, y me propuso imitarla. Le expliqué que nunca le había sido infiel a mi marido y no me animaba. Aunque la visión de su experiencia había despertado mi deseo dormido de una cogida diferente con un extraño, como algunas veces había fantaseado. Para convencerme me preguntó si creía en la fidelidad de mi esposo en sus salidas al exterior, y decidió por mí. Pulsó en el monitor y allí apareció un hombre atlético con la verga más grande que jamás había imaginado. Le dije que no lo haría pero cuando se abrió la puerta, Adriana me empujó. Me encontré sola en una habitación amplia con un diván y un baño pequeño. Entró un joven de treinta años que me sorprendió, descubrió el miembro y al extraerlo, no me pude contener, me arrodillé siguiendo mis impulsos, y lo llevé a mi boca. Al pararse casi me atraganta y lastima las comisuras de mis labios. Me asusté, mi concha sería incapaz de recibirla, y le pedí por favor que no me poseyese. Desde la cabina Adriana desoyendo mis ruegos me suplicó que continuásemos. Desnudos, yo sola con las medias de puño me puse de frente a la cámara, pues iba a registrar el tamaño de semejante polla y la capacidad de mi vagina. Así lo hice y al tomarla en mi mano noté sus dimensiones y pensé que era la última oportunidad para sentirla y disfrutarla. Estaba excitadísima. Entonces me monté e introduje de a poco esa verga enorme, temiendo que desgarrase mi concha que nunca había recibido algo de semejante tamaño y el dolor que podía causarme. Me lubricó con vaselina y lentamente me fui sentando sobre el pene. Las paredes de mi concha se fueron dilatando hasta llegar al fondo. Yo gemía y lloraba al mismo tiempo. Me parecía mentira haber albergado esa polla. Experimenté uno tras de otro tres orgasmos, terminando exhausta y satisfecha.

Me bañé y me vestí. Bajamos con Adriana al salón donde nos aguardaba Marcel, y retornamos al hotel. Allí nos volvimos a bañar. Comentando con Adriana, ya totalmente desinhibidas, me refirió su placer por la velada en el club y la hermosa experiencia al ampliar sus conocimientos, y la sorpresa al haber visto de cerca el pene que me había iniciado en la infidelidad, demostrando la capacidad de mi vagina para dilatarse y recibirlo. Entre sonrisas opiné lo mismo por lo que había recibido ella y agregué que nuestras conchitas, habían aprobado la tesis sobre la dilatación y la capacidad y nos habíamos recibido de conchudas agradecidas

Emprendimos el regreso con una mención especial por los trabajos presentados y con una experiencia práctica no frecuente en colegas dedicados a nuestra especialidad. Nos despedimos en el aeropuerto con un guiño especial después de presentar a nuestros maridos, prometiéndonos encontrarnos en futuros congresos, para intercambiar experiencias y conocimientos.

Asistencia jurídica

Estaba saliendo de la Universidad, despues de un dia de examen perturbador hasta para el mas destacado.
Voy saliendo de la puerta, y una señorita de mas o menos 21 o 22 años, me llama y me pregunta “usted estudia derecho” yo le respondo que si, ¿por que? y me dice “que queria hacer me una preguntas sobre la materia”, bueno, mire le dije aqui seria muy poco producente, dado el frio que hace, pero, podemos vernos en otra parte, ella me pregunta nuevamente… “¿usted podria ir a mi casa, para que podamos conversar?”, esta bien, asi es que llegue a mi casa, me bañe, me arregle, y sali en mi auto ala casa de esta señoria, que hay que reconocer era hermosa, figura estupenda, medidas (60-90-60) nada que hacerle.
Llego a su casa, muy ordenadas. Estaban las mismas 4 personas que me habias intersectado en la salida de la universidad, mu bien arregladas todas, pero muy escotadas, faldas muy cortas, y todas muy lindas.
Cundo empezo la secion de preguntas, respecto a dispocicion de alimentos ante una ruptura matrimonial y cosas asi, se fueron respondiendo las preguntas cual fueron preguntando, ellas tomando apuntes.
Llego el final de la asiatencia. y me invitan dada la hora que era, a tomar once o a cenar. no habia problema, ya que no tenia nada que hacer, asi es que accedi, luego e que tomamos la once, llego otra mujer, de la misma edad, muy estupenda, al igual que las otras, se sienta en el living, me invitan una trago, para conversar y que le explicara mas o menos lo que les habia explicados a todas ella, esta biemademas en tan buena compañia, quien podria reusarse, me sente tambien en el living, una de ellas puso la television, el cable exibia una pelicula de muy alto calibre, una pelicula porno, de mas de 5 x, xxx era muy poco, para esa, todos al mirar, quedamos para adentro, aunque muy deseosos de que se quedara ahy, pero ella muy rpidamente apagó el telvisor, nos pusimos a conversar, despues se puso musica, y nos pusimos tambien a bailar, con los tragos que nos tomamos, quedamos bien emborrachados, cuando en un movimiento del baile a mi se ma va inconscientemente una mano hacia un seno de una de las mujeres, y sin querer le arranco la parte superior del vestido, dejando sus tetas al aire, tal fue la conmision, y la pedida de disculpas, asistiendo a las señorita, ella sin mas, exclamo “!!!sigamos bailando¡¡¡ despues fueron entre bailes, agarrones para arriba y para abajo, mi verga estaba dura, y esta vez concientemente, a Laura, se le va su mano hacia mi paquete, duro como roca, y de una tañaño enorme. ella al intante exclama. “mmm. parece que mi socio se le subieron las pasiones”, todas mirandome aquella parte, cuando derrepente se me avalanza una de ellas dandome una beso, que no me solto en casi 1 minuto, yo nihabalr de quetarla, si era lo que queria, agarrones subieron y bajaron, cuando ella alerta a las demas, yque tambien se abalanzan. sacandose la ropa, dejado relucir sus hermosas tetas, y zorras, afeitadas, hermosas y jugosas, unas figuras espectaculares, sacandome la ropa, empiezan a chuparme la verga, la primera se llevo una descarga en su cara y boca, despues de varios minutos de chupar, increible, y asi fueron chupandome la verga las cuatro. Despues venia la pentracion, me estire en el sofa, acomode a Laura con las piernas abiertas lara que mi verga entrara en su culo, otra, chupaba mi verga cuando salia del la zorra de Laura, la otra se me monto arriba que para que le chupe su rapada y jugosa zorra, la que quedaba me entrego su zorra en mis manos para qeu se la amasara, e hiciera lo que mi mano puedira con ella. Asi se fueron turnando todas, y todas pasaron por mi verga, tanto por el culo, como por la zorra, descargando donde la tuviera metida, ella daban paua ara ello, ellas terminaron encementadas enteras, sus tetas, sus culos, su cara, todas enteritas llenas de cemem.
Despues nos fuimos a duchar, los cinco en la ducha. donde eventualemte seguimos follando, lamiendo sus zorras, esta vez sacando sus fluidos vaginales mezclados con el agus tibia de la ducha, metiendo una verga aun mas grande, dentro de esos culos increibles que me habis exitado desde que los vis en la puerta de la unversidad.
Despues de eso, me vesti, mientras Laura segui chupandome mi verga, me terminomde vestir, y les digo que me avicen si necesital algo, y les deje mi numero, 5 dias mas tarde me llaman avisandome que tienen una fiesta y me invitan, estarian ellas solas, y yo, asi es que de hay fui…
pero esa es parte de otra historia que mas adelante le contare.
CONTINUARÁ…

Bueno esparo les haya gustado.
Pronto la continuacion de esta calida o mas bien caliente aventura que empezó, en una asistencia juridica. jajaja.
 

Mi primita Gilda

Bueno este es mi primer relato que les mando esto no susedio hace mucho tiene como unos 2 o 3 meses no lo recuerdo bien pues mi nombre es ……. no quiero ponerlo pues no quisiera que se den cuenta o algo asi.
Yo soy un joven de 17 años buen partido para cualquier chava de mi edad alto, delgado, bueno eso no importa lo que importa es mi prima gilda ella es unos meses mas grande que yo tiene 17 años tambien me gana solo por 7 meses ella es delgada, tiene unos pechos realmente encantadores bien paraditos que solo de verlos te imaginas haciendole una rusita, unas piernas muy bien formadas, y un culito bien bueno no tiene mucho pero lo tiene bien paradito antojable.
Esto comienza asi pues un sabado mis papas andaban en una comida de esas que se quedan hasta en la noche y no iban a regresar hasta tarde ya como despues de las 11 de la noche. Estabamos en la sala mi hermana, mi novia y yo y les dije no quieren ir al cine a ver una pelicula y dijeron que si y mi novia contesto esta bien pero necesito ir a pedir permiso me hermana como es muy buena amga de ella se ofrecio llevara en el coche a pedir permiso a su casa salieron y pasaron 15 minutos y no llegaban y pues su casa esta a unas cuantas cuadras de mi casa y pues dije si la han de ver dejado y se queo bañandose entonces suena el timbre de la casa y era mi tia y mi prima gilda (las dos estan hechas una delica para tener una orgia estan bien buenas las 2) sali para invitarlas a pasar y me dice mi tia no esta ximena osea mi hermana y dice es que gilda se va a quedar a dormir aqui pues vamos a salir fuera de la ciudad y ella no quiere ir y pues le dije que ibamos a ir al cine que le dejara dinero a mi prima para que fuera con nosotros al cine y no se quedara sola en la casa y mi prima se quedo en la casa a solas conmigo y les dije esperame a bañarme despues de un baño de 7 minutos rapido sali y me dice llamo ximena que estaba en la casa de tu novia que no la dejaron ir al cine que se iba a quedar ahi un rato vieno una pelicula y regresaria como a las 9 y pues le dije a mi prima.

Yo — Gilda pues si quieres nos vamos tu y yo al cine
Gilda — No ahi problema mejor aqui vemos una de las tuyas
Yo — jajajajajaj como que de las mias
Gilda — si una porno
Al decirme eso me calente y empese a imaginarme teniendo sexo con ella pero sabia que eso seria imposible.
Me fui a mi cuarto a buscar una pelicula pero recorde que las habia prestado y me dije a mi mismo puta madre perdi la oportunidad de tirarme a mi prima salia a la sala y le dije vente al cuarto tengo prendido el clima ella se levanto y dijo.
Gilda – que no vamos a ver la pelicula
Yo – No lo que pasa es que no tengo en este momento
Gilda – yo que tenia ganas de ver algo, entonces que hacemos
Yo – no se que te parese si platicamos de algo
Gilda – esta bien ……. ¿Eres Virgen Primito?
Yo – claro que no como cres y tu
Gilda – yo tampoco lo soy
Yo – pues ahi que hablar de eso cuentame donde fue tu primera ves
Gilda – lo hice con mi novio cuando estaba en 2 de secundaria lo hice solamente unas cuantas veces y no me gusto mucho y desde entonces ya no he hecho nada es por eso que aveces soy asi de caliente de ver peliculas pero pues haciendo eso me conformo
Yo – pues yo tengo fama de que lo hago bien rico
Gilda – jajajajajajaj si como no compruebalo
Entonces seguro me aserque a ella la tome de un brazo y la comenze a besar muy sueve me pase a su cuello y empese a bajar hasta donde esta la camisa que traia puesta se le empeze a desabotonarsela pero ella me dijo basta me asuste y le dije pues no que te lo comprobara y me dice es que no estoy segura y le bese a la fuerza y me respondio tambien me empeso a agarrarme el Pedazo sobre el pantalo y segui desabrochandole la camisa se la desabroche y le vi el sosten que tenia pueso era negro las tetas se le veian tan ricas que no me aguante las ganas de chuparlas le quite el sosten y las vi aquellas dos tetas paraditas y duritas estaban enormes y esos pesones rositas bien sabrosos le empese a mamarle las tetas y ella me dijo
Gilda – esas tetas solo las han chupado tu y mi novio asi que disfrutalas que ya no tendras otra oportundiad
Despues le dije te toca a ti me saque el pene ella se asombro de lo ancho de mi paquete me dijo que estaba en un tamaño normal pero que era muy grueza que no podria meterselo a la boca y que nunca habia hecho sexo oral a nadieque con su novio solo cojio 5 veces pero nu hubo nada de sexo oral y le dije solo tocalo con la lenguita ella abrio la boca y se lo metio todo lo chupaba muy rico y me queria venir sobre su boca pero me aguante y la saque de su boquita por que lo mamaba tan rico que ya no aguntaba las ganas de eyacular sobre ella y le dije
Yo – que bien la mamas para ser tu pirmera ves
Gilda – te menti primo
Yo – que por que dices
Gilda – si es que si he mamado algunas vergas a la mayoria de mis amigos en la preparatoria les digo que me pasen las tareas y si me las pasan pueden ir a mi casa y les hago un favor y les mamo la verga en mi cuarto pero nada mas eso te menti lo de mas si es cierto
Yo – que puta eres prima no te creia asi pero siguele no me importa eso
Gilde – siguele tu desvistete
Me empeze a desnudarme y ya desnudo me acerque a mi prima le quite pantalon que traia y la deje en calzoncitos ya podia ver el cochito de ella le quite el calzon y le vi la vagina estaba muy bien se veia bien sabrosa y despues le dije pues acuestate en la cama deja saco los condones del ropero me dijo esperate antes deja te chupo un rato mas la verga que la tienes bien rica me la chupo y se fue lamiendo mis huevos y me dijo que se alguna vez me habian mamado el culo le dije que no ella empeso a pasar su lengua por alrededor de mi ano eso me hiso llegar a mi maxima exitacion me puse el condon y empesamos a follar como desesperados duramos como unos 40 minutos por que ya no aguantaba mas por que ella estaba tan buena y no podira desaprobechar la oportunidad despues de venirme en ella me dijo quitate el condon te la voy a seguir mamando ella me le segui chupando me limpio todos los mecos que traia en la punta despues de un rato me dices ya quieres eyacular le digo si falta poco me dice.
Gilda – pues hasme una rusa y terminas corriendote en mis tetas
Yo – Claro
Fue una rusa impresionate podia ver como sus tetas se comian toda mi VERGA despues ya que eyacule nos dimos un baño juntos y me dice no le vayas a decir a nadie por favor le dije claro que no le voy a decir a nadie siempre y cuando cada que vengas me hagas aunquesea una mamada de verga.
Al dia siguiente me dijo mi mama ves a dejar a tu prima a la casa la fui a dejar en el coche le dije a mi prima.
Yo – ya sabes que es una camino largo a tu casa como de 25 minutos asi que empinate y comienza a chuparme la polla y ella dijo no estas loco nada mas fue ayer y ya no le dije que si no lo hacia iba a decir todo lo de ella y pues no tubo otro remedio que chuparmela.
Aveces cuando tengo ganas voy a dique visitar a mi tia pero voy con motivo a hecharme un palo con mi primita que nunca la olvidare a ella y a sus tetas las mas hermosas que he visto en el mundo.
antes de terminar esto les cuento que he hecho a mi prima una total puta con mi vecino la amenaso que voy a decir lo mio y lo de si no tiene sexo con mi vecino y conmigo
Espero que les halla gustado el relato escribanme. nos vemos
ADIOS

Mi primo Mario

Mi primo Mario y yo siempre hemos sido muy unidos. Nos bañamos juntos hasta que yo tenía 15 años, cuando mis pechos comenzaron a desarrollarse y el vello empezó a cubrir mi pubis. Le llevó cinco años de edad. Él acostumbraba enjabonarme y a mi me gustaba lavar sus nalgas y su pene, pero sin que en ello radicara algún afán erótico. Se trataba de dos niños. Mi madre y mi tía viven juntas, y nosotros con ellas, víctimas de padres que no quisieron hacerse responsables de sus calenturas.
Ahora tengo 20 años, casi 21, y hace un mes regresé de la escuela más temprano de lo acostumbrado. Abrí la puerta y me llamó la atención la música de Shakira a todo volumen. Me dirigí a mi cuarto, donde Mario nunca se dio cuenta de que yo había entrado. Me acerqué despacito a la recámara y alcancé a ver a mi primito, hasta entonces un niño para mí, en plena mansturbación.
En un principio me enojé, porque el cajón de mi ropa interior estaba abierto, mis pantaletas y tangas de hilo regadas por aquí y por allá, y Mario con los ojos cerrados olía mis calzoncitos, mientras con una mano subía y bajaba la piel de su miembro sobre su glande.
Mi enojo pasó cuando fijé mi mirada en su verga. Aquel pedacito de carne, suavecito y tierno que yo llamaba “palomita” cuando nos bañábamos, se había convertido en un miembro grueso y de cabeza amplia. Es cierto que no es de esos gigantes que llenan los “close ups” de una película porno y que son el sueño de toda viuda o de cualquier esposa insatisfecha, pero sí gordo y apetitoso, como un caramelito.
Mario tomó uno de mis calzones preferidos, un bikini amarillo que tiene escrito a la altura de las pompas “sólo para bebés”, cubrió con él su verga y soltó un chorro de semen sobre la tela, luego se limpió el resto de la leche con una tanga roja de encaje y se quedó tirado sobre la cama, ¡mi cama!, largo rato, hasta que su pinga se puso pequeña, en reposo.
Regresé a la puerta principal y toqué el timbre. Pasaron como cinco minutos. Mario abrió, estaba colorado. Me explicó que se había quedado dormido y salió a toda prisa, porque se había quedado de ver con un amigo y se le hacía tarde. El tonto no tuvo tiempo para esconder el tiradero, sobre todo mis dos calzones embarrados de semen, que dejó debajo de la cama.
La leche de mi primo aún estaba tibia. La olí, la probé, la unté en mis pezones y en mi cara, saqué de un cajón mi consolador preferido y pasé una tarde muy agradable imaginando que Mario me cogía, que me metía el pene por el culo, que me dejaba chuparle la polla, que soltaba el esperma en mis labios.
Durante cuatro días no dejé de pensar en la verga de mi primo. El domingo fuimos de paseo al bosque de Tlalpan y con el resto de los niños de la familia acepté jugar a las escondidillas. En una de esas, me escondí tras unos arbustos. Mario llegó por detrás y, sin aviso alguno, me tiró al pasto, me tomó con fuerza de la cintura y pegó su pene, ese delicioso pene que yo había visto eyacular días atrás, a mi trasero. Sentí la dureza de la “paloma”, parecía moverse como si tuviera vida propia, y mis nalgas respondieron cobijándola, agradeciéndole la erección.
Sin embargo, me puse de pie y le propiné a Mario una sonora bofetada. “Respétame, escuincle estúpido. Si me vuelves a tocar te corto la verga”, le grité. Mi primo no se quiso acercar a mí en las siguientes dos semanas, muerto de miedo.
Luego, un fin de semana, mi mamá y mi tía se fueron a casa de unas amigas. Mario no dudó en decir: “yo voy”, como con miedo a quedarse solo conmigo, pues me había negado a acompañarlos. “No, quédate a cuidar a Fabi”, fue la respuesta de mi tía.
“¿Me perdonas? Te juro que no te vuelvo a tocar”, me dijo Mario cuando terminamos de ver una película. “No te preocupes”, contesté, sabedora de que tenía el control de la situación y de que podía hacer de mi primito lo que yo quisiera.
“¿No tienes calor? ¿Por qué no nos metemos un rato en la regadera?”. Antes de que Mario saliera de su sorpresa, yo ya me había quitado el pantalón, las sandalias y la blusa. Él se quedó mudo al ver a su prima Fabiola semidesnuda por primera vez desde hacía casi seis años. Se quedó absorto mirándome en ropa interior.
“Te espero en el baño, mientras, se calienta el agua”, dije, ansiosa de tenerlo a mi merced.
Me encontró desnuda y enjabonada. Casi me muero de la risa cuando lo vi entrar en trusa. “¡No te la piensas quitar! ¡Oye, que calzones tan feos, ninguna chica se va a fijar en ti!”, le dije entre risas. “Son los que me compra mi mamá”, respondió muerto de la vergüenza.
Se los quité de inmediato y le pedí limpiarme el cuerpo. Descolgó la regadera al tiempo que yo le ayudaba con las manos. Me incliné para que llevara el agua de la regadera a mi trasero, luego a mis pechos y finalmente a mi coño. Noté de reojo que no se le paraba.
“¿Quieres que lave tu paloma?”, pregunte. No contestó. Tomé el pene de Mario entre mis manos, lo llené de espuma y sentí la erección en progreso, la elasticidad de su piel, la dureza de su glande, el ardor de sus testículos.
Me puse de rodillas y lo examiné sin prisas. Lo jalé, lo acaricié, pasé las yemas de mis dedos por sus venas, por la cabecita hinchada. Mario comenzó a gemir, a temblar, mientras el agua caliente recorría el resto de su cuerpo.
Y ahí estaba, la verga de mi primo dura, tiesa, suave a la vez. Con la lengua le lamí los huevos por largo rato, me los comí una y otra vez, y cuando sentí que el esperma le hervía por dentro devoré su miembro, se lo chupé con energía, mordí la base de aquel palo, de ese camote de un niño de 15 años en franco desarrollo, goce con la boca ese plátano dulce que de niña jamás pensé en desear de ese modo. Lo succioné como si se tratara de una manguera que en su interior tuviera el néctar más delicioso jamás probado.
Introduje la pinga de Mario en mi boca y ya no la deje salir, me sujeté con desesperación a sus nalgas, sentí el glande en la garganta y entonces Mario ya no pudo más. Su semen me inundó la boca. Su verga estaba tan dentro de mí que la leche de mi primo fue directo a la garganta y lo tragué con avidez, sedienta. Enseguida le limpié con la lengua las gotas que le quedaron y entonces sí me detuve en su sabor, en disfrutar del esperma espeso de Mario antes de tragarlo.
Al salir del baño le puse mis pantaletas amarillas, lo acosté y se acomodó en mi regazo como si fuera el de su madre. Así durmió largo rato, en tanto yo imaginaba cómo me iba a divertir con mi primito de ahí en adelante.

P.D. Es la primera vez que escribo una historia de este tipo. Ojalá pudieran incluirla en su página, la cual me gusta mucho. Estoy abierta a sugerencias, a críticas, porque me gustan mucho esta clase de relatos y quiero escribir más. Soy una chica muy liberal. Pueden escribirme a sexyfabiola8@hotmail.com. Saludos

Primitive

hola me llamo juan soy de el salvador, y esta es la historia de como coji a mi primita.

todo comenzo una tarde, llegue de la escuela muy enojado pues tuve una discusion con mi novia entre a mi cuarto y me acoste. luego mi madre me dijo que saldria y que me quedara con mi primita. luego que ella se fue, me fui para la sala a ver television junto a mi prima, ella es morenita,cabello negro y con un culito bien rico. todo iba con normalidad hasta que me aburri de ver la television y la apague, despues de eso decidi darme un baño. entre al baño me quite la ropa quedandome en cueros y disfrutaba de el baño cuando escuhe la puerta que se abria lentamente y vi a mi prima entrar con cautela y
silenciosamente, yo la miraba con disimulo atravez de la cortina. decidi seguir con el baño para saber que haria.
para mi sorpresa ella abrio con mucho cuidado la cortina a modo que pudiera observarme sin que yo la descubriera, eso me sorprendio pues ella es la mas bien portada y nunca se mete en problemas. en fin abri la cortina y le pregunte que hacia y no
me contesto, yo le dije que le diria a mama que me espiaba en el baño y que la castigaria por eso, pero luego se puso a llorar y me dijo que no le dijera pues sabia que mi madre es muy dura para castigar pues mi tia le da mucha autoridad.
luego le dije que se fuera para la sala mientras terminaba de bañarme. cuando sali me suplico que no la fuera a acusar con mama que haria lo que yo quisiera pero que no la acusara, entonces le dije que entrara a mi cuarto y que se quitara la ropa pues siempre habia querido tocarle ese culito bien formadito. ella al principio no queria pero lentamente se quito la ropa y me miraba a los ojos como preguntandome que le iba a hacer, luego le dije que se acostara y le dije que me la mamara,que si me espiaba en el baño ahora tendria que dejarse cojer, ella con un poco de asco me mamaba el glande y yo disfrutaba tener a mi primita mamandomela, luego de un rato le dije que se detuviera, la comense a besar su culito y a ella le gustaba, la acoste boca arriba le abri las piernas y con mi verga bien dura la quise penetrar pero aun no le entraba, yo se la queria meter pero no podia mientras ella pujuba y se le secapaban algunas lagrimas de sus ojos. como no pude la puse en cuatro y se la meti en el ano com mucha fuerza, ella empezo a llorar y a gritar de el dolor pero no me importo, yo la embestia con fuerza y me suplicaba que la dejara. entonces nuevamente la puse boca arriba y medio logre penetrar su vagina y empece a cojerla con gusto y fuerza pues yo queria metersela toda lo cual no logre. ella loraba de dolor pero asi me vine en su pequeña vagina y desde entonces la cojo cada vez que nos quedamos solos en casa.

Mi otro hermano

Bueno aquí como les comente ese dia q folle con mi hermano luego me dirigí a ver tv con mi cuñada y hermano ala sala, estuvimos viendo tv hasta q llego mi mama del gimnasio se metio a bañar luego llego mi papa del trabajo, estuvimos conversando todos en la sala hasta q me calente de nuevo al ver q mi hermano esta con un short y podia ver por un lado del short su pene ya q el no se puso calsoncillos bueno esto me dio una calentura tremenda no saben cuan caliente estaba queria ir donde estabe mi hermano y sacarle la polla y chuparla ahí, lo unico q atine a hacer fue arme una duña para quitarme todo, me fui a mi cuarto me duche luego estaba mas relajada. Me quede en bragas tirada sobre mi cama hasta q entro mi hermano a despedirse pq ya se iba solo agarre una toalla y me tape los pechos..

Yo- no sabes tocar la puerta..?

El – disculpa pense q estabas cambiada ya , es q ya me voy y pase a despedirme.

Yo- bueno nos vemos

De pronto el me tomo de la espalda y me jalo hacia el ahí nos dimos un gran beso, se bajo el short y ya tenia la verga bien parada, me coloco como perrito sobre mi cama y ,e la metio de un solo golpe yo intentaba no gritar mucho mordia mi almohada para no hacer mucho ruido ..

El- te gusta hermanita, te gusta q te folle duro eres toda una putita ehhh..

Yo – si dame mas q ya estoy llegando….ohhhhh

El- antes de q me vaya te queria dar un regalito, te la voy a meter por el culito ..

Yo- no no te atrevas pq no lo he hehco por ahí y me ahn dicho q duele.. no lo hagas ah

De pronto me saco la verga de la vagina y me comenzo a chupar el ano, metia su dedo ensalivado, yo ya estaba super mojada asi q lo deje q haga ocmenso a meter 2 dedos y ensalibo bien mi recto….

El- estas lista esto duele al comienzo pero después lo disfrtutas.

Puso su cabeza sobre la entrada del mi ano y empezo a empujar suavemente hasta q entro la cabeza.

Yo- espera me duele…ahiiiii, poco a poco porfa duele..

El.- no te preocupes. empezo a meter toda su verga pero muy lentamente hasta meterla toda y se quedo ahí un rato.

Me dolia mucho pero ya cuando empeso a bonbear el dolor se cambio a placer..

El- tienes el culo muy estrecho, ahhhhh q rico culo tienes hermanita bien apretadito me haras correr rapido ahhhh

Yo- sigue no pares mas rapido ahhh siii ahhh

Mi hermano comenzo a bobear cada ves mas rapido y se corrio en mi culo dejándome su leche caliente dentro ..cuando la saco todo el esperma salio y se escurria por mi pierna.

El- bueno hermanita me podrias limpiar la verga..

Yo- claro con gusto y gracias por la nueva experiencia. Se la chupe y limpia el semen q quedaba en su verga ya un poco flacida…

El- nos vemos hemanita cuidate ehh .. Yo- ye saludos a mi sobrinito.

Esa noche me desperte sudando habia soñado lo q paso antes con mi hermano y comence a masturbarme ahí en mi cama, creo q hice mucha bulla pq mi hermnao joel se desperto y vino ami cuarto a ver si me pasaba algo, les juro q cuando abri los ojos el estaba parado en mi puerta y mirándome fijamente, se hacerco muy lentamente se agacho y me comenzo a comer el chocho yo lo deje hacer eso pq me sentia muy caliente, le pedi q hiciéramos una 69, se hecho n mi cama y comense a chuparle la verga y el me comia el chocho…..

Mi hermano tiene novio y ya tiene experiencia en esto del sexo..

Yo – joel porfa ya metemela no aguanto mas.

Joel- estas bien cachonda hermanita, aqui la tienes ahhh. Me la metio de un solo golpe hasta q sus huevos chocaron con mi culo, bonbeo mucho y rapido, hasta q le pedi q me lo meta por el culo..

Yo- joel metemelo por el culo q no aguanto el ardor. Ahhh

Joel- asi q te gusta q te den por el culo, ahh toma .

saco de la vagina y de un solo empujon lo metio en mi culo q para ese rato estaba muy caliente. Ahí descubri q el sexo anal es uno de los mejores y me encantaba mucho ademas si se corrian en mi culo no habria peligro para quedar embarazada no???

Bueno joel sigui con las embestidas cada vez mas dura yo gemia de placer pero no gritaba pq como era de madrugada no queria despertar a nadie de mi familia.

Joel me dijo q iba a terminar asi q le pedi q o haga en mi boca,

Joel- ahhhh toma .. la saco de mi culo y me lo dio, yo me lo meti a la boca todo

Yo- ahhh si dame tu leche, um m q rica ahh . me lleno la boca de esperma caliente q me lo trague toda, se la chupe un rato y luego el se fue a su cuarto..,

Bueno es lo q paso ya con mis dos hermanos asi q uego les contare como me los cogi a los dos juntos pero eso ya es otra historia y de verdad espero q me escriban ahh a incestuosa23@peru.com me faltan aun varias q tengo con otros de mi familia bye besitos

Con mis 3 primos!!!

bueno antes q todo es la primera vez k publiko algo esto k paso fue algo real fue hace 1 mes soy de lima peru y no es k sea gay ni nada solo okurrio asi d la nada kiero aklarar k no soy gay weno komienzo.
todo empezo porque komo he dicho hace un mes fuimos a pasar unas vakas mis primos y yo somos 4 weno yo tengo 18 y uno de ellos tambien tiene mi misma edad otro es mayoy tiene 20 y el menor de todos tiene años weno empezo en k llegamos nos hopedamos porke ahi mi abuelo tiene un kasa weno llegamos y lo primero k haicmos fue ir a pasear los el cerro a aki hay kultivos d uva y varias frutas en fin kuando terminamos bajamos sudados entonces nos metimos ne le mismo cuarto porek ahi ibamos a dormir los 4 weno primero se metio mi primo el mayor de 20 mientrras nosotros esperabamos luego se metio el k tiene mi edad pero y la final yo pero mi primo el menor me dijo k porke no nos metemos los mejor porke ya era hora de almorzar y si pues tenia razon porke yo tenia hambre weno hasta ahi no paso nada hasta k estabamos los 2 en la ducha y weno kiero kontar k kon mi primo el menor ya me habia bañado antes kon el kuando era mas chibolo pero nunka pense k juasto ahi de viaje pasaria un monton de kosas weno sigamos entonces estabamos desnudos los 2 ahi y weno el se kedo mirando mi pene y yo me avergonze porke antes le niskiera le dab importancia por lo visot a esa edad estab kon todas la pilas y weno yo tambien le mire su pene porke hace tiempo k no veia unoa pare del mio y me dio kuriosidad si el de el era mas grande k el mio y los estabamos kasi por ahi pero el mio er amas grueso el de le era delgado weno en fin estabamos ahi kuando pregunte si se masturba kuando se baña y el me dijo k no y de hai me pregunto k tu si? yo le dije k si debes en kuando y le diej es mas ahora tengo ganas entonces el me kedo mirando raro pero depues vi komo se le puso dura su verga yo le dije k porke no lo hacia tambien konmigo el dijo ya entonces ahi estabamos masturbandonos y justo kuando ami se venia tocaron la puerta era mis 2 otros primos k nos decian k nos apuremos k mucho nos demorabamos asi k los 2 salimos calentones pork el me dijo ke keria seguirla pero de otra manera y k mas tarde lo haciamos de nuevo yo le dije k ya normal yo estaba calenton no se k tenia tenia gans de masturbarme con el weno llego la noche y tenias mos k ir a dormir era tarde komo iabmos a dormir en le mismo cuarto depues estaba todos oscuro y yo dormi con mi primo el de 15 años el me dijo ahora hay k hacerlo pero el se denudo completamente y tamabien me dijo k lo haga y me kede desnudo estabamos ahi kuando se prende la luz y mis otros 2 primos nos ven y yo con el nos kedamos frigidos de la verguenza y mis otros 2 primos dicen “porke no nos dijeron” y ellos se desnudaron y era la primera vez k los vi desnudos nunka los habia visto mi primo dmei eda es moreno y tenia su pen mas grande k el mio y ams grueso solo un poko y el mayor si era igual k el mio luego viene mi primo el de mi edad y me mete el dedo por mi culo y yo me kede frio porke no pense k iba a pasar esto y de ahi me mama la verga y si k se sentia bien despues me pone en cuatro y me mete defrente me doliooooo un rato estuve ahi el med ecia espera primito ya te va a pasar el dolor y mi primo de 20 estab en cuatro y mi primo 1l de 15 se lo maetia le tambien grito porke le dolia y yo estaba arrecho y en eso siento es aleche caliente de mi primo ke me embarra por todo mi kuerpo luego yo le digo k em toka mai porke yo tbm kiero saber k se siente y se lo meti de un porrazo pa k vea komo me dolio el grito hasta las nubes asi estuvimo hasta k lo hize kon mi primo el de 20 k tenia buen kulo despues me lo metio de ahi kon el menor le meti al final yo ya no aguantaba porke me dolia mi verga de tanto mete y saka ya no pidoa botar ni nada de leche depues lo hicmos en otras posiciones, nos masturbamos embarrandonos todo con nuestras leches al fianl nos kedamos dormidos desnudos en la misma cama del cansancio al dia siguiente nos bañamso los 4 en la misma ducha pero solo nos masturbamos ahi dijimos k no ibamso ahcer esto mas y weno eso si porke yo no soy gay nis mis primos asi k no kreo k lo volavamos hacerlo pero si tengo k decir me gusto weno en fin espeor k le haya gustado y si kieren enviarme komentarios escribanme a joseph_2057@hotmail.com

Un joven de 18 años

He dejado de frecuentar el chat porque como dije en otro relato las personas que entran allí para buscar un buen rato de sexo tienen muchas pretensiones, cuando le digo que tengo más de 40 se asustan y me dejan plantado, pero por suerte no todos los jovencitos o veteranos rechazan a los cuarentones y aun mayores que yo.

En un boliche bailable y de strippers que hay en las inmediaciones de la ex-terminal de Arenal Grande conocí a uno de ellos bastante bien de cuerpo y d! e otras partes.

Nunca falta un amigo que te invite a ir a esos lugares, bueno este amigo me invitó a ver un buen espectáculo con cuerpos fabulosos y por que no decirlo mi amigo me dijo que algunas vergas que portaban esos strippers eran de antología.

Todo eso sumado a que tenía ganas de ver algo diferente me tentó y por eso acepté su invitación.

El show estaba bien de coreografía, los chicos se movían muy acorde con la música, moviendo sus bultos de una manera descarada hasta que se sacaron las minúsculas tangas que cubrían sus genitales y muy impúdicamente exhibieron sus pijas manipulándolas con las manos para que adquiriesen mayor tamaño.

Me gustó mucho un stripper oscuro de piel con una verga digna de ser inmortalizada en un trozo de mármol, inmediatamente le comenté a mi amigo lo bueno que estaba.

Este me dijo que llamase al mozo y que lo invitase a tomar algo, por que la mayoría de los strippers son taxiboys y a lo mejor “enganchaba”  aceptando pasar un buen rato conmigo.

Seguí su consejo y a los pocos minutos teníamos a Rodrigo sentado en nuestra mesa, conversamos pero no aceptó mi oferta diciendo que él estaba en pareja y no trabajaba como taxiboy.

-Qué lástima, me gustás mucho… aunque sea dejame tomarte unas fotografías… como recuerdo.

Ahí tuve suerte, me dio su dirección citándome para el otro día a la tarde, antes del show porque quería estar descansado para que su verga tuviese mucha prestancia en las fotos.

Luego me dijo lo que pretendía cobrarme por ese “show privado”, regateando nos pusimos de acuerdo hasta que finalmente nos despedímos y nos fuímos del local.

Al otro día a la hora indicada estaba en su depto., él estaba solo, me hizo entrar, puso música y comenzó el show, su verga que la noche anterior me había parecido fantástica, a la luz del día no parecía gran cosa, como disculpas dijo que estaba cansado y que no lograba que se le pusiese dura para las fotos.

Me acerqué la tomé entre mis manos y comencé a pajearlo un poco a pesar de que me había dicho que no tendría sexo conmigo porque él no era taxiboy.

Finalmente me dejó lamerla un poco para que se excitase algo y pudiese ponerse dura para las fotosgrafías, lo logramos a medias, luego le tomé algunas fotos y cuando terminé me dijo que esperase que iba a traer una cerveza para brindar por lo bien que esperaba que quedasen.

Al poco rato apareció un chico de unos 18 años el cual me fue presentado como José, éste era un conversador nato, en pocos minutos me enteré de toda su corta vida pero llena de experiencias muy aluciantes.

Era un experto en las técnicas amatorias, lo hacía porque le gustaba, en cambio Rodrigo era solamente pasivo, que desperdicio con esa gran verga que tenía!!!

Les pedí permiso para ir al baño porque con tanta cerveza ya no aguantaba más y quería desbeber.

Me indicaron donde era el lugar, entré y me puse a orinar pensando que estaba caliente con tantas fotos de esa hermosa y enorme pija, que no podía concretar nada con Rodrigo, cuando sentí que algoapretaba mi glande impidiéndome terminar de orinar.

Una mano abrazaba con ganas mi capullo y era la mano de José quien a continuación muy golosamente con su boca empezó a chupármela hincado frente a mi, poco a poco se la fue tragando toda haciendo que se me pusiese dura entre sus labios.

Le dije algo como que estaba Rodrigo en la otra habitación, me calmó diciéndome que no había problemas, se levantó me tomó de la mano salímos del baño y me llevó al dormitorio.

Nos desvestímos entre besos y frotadas de lengua dentro de nuestras bocas, nuestras manos buscaron las vergas y comenzamos a jugar con ellas, para asombro mío la de José no era tan enorme como la de su amante pero aunque sus 19 cm no eran suficientes en ese momento de excitación cualquier verga por pequeña que fuese me hubiese venido bien, después de un buen rato besándonos y jugando con las pijas, José se acomodó para realizar un 69.

Su verga tenía un aroma parecido a la de su amigo, no me atreví a preguntarles, pero supongo que usarían algún jabón especial con ese aroma para atraer a los clientes o se las perfumarían con algún spray importado que las hacía tan apetecible.

En ese momento disfruté de todo lo que me hacía José y por supuesto de las interminables idas y venidas de su verga dentro de mi garganta, por eso no me puse a analizar como lo hago ahora, que vio ese muchacho de 18 años en un tipo que casi le triplicaba la edad.?

Me lamió el orto antes de ponérmela y luego me hizo expulsar unos alaridos tremendos con cada empujón que le daba a su verga para metérmela hasta los últimos milímetros.

Creí que iba a acabar con tantas metidas y sacadas, cuando José la sacaba demoraba en volverla a meter haciéendome desear que nuevamente su verga estuviese alojada dentro mío, finalmente la sacó completamente y me dijo:

-Es tu turno, metémela rápido que quiero acabar… no aguanto más!!!

Me puso un condón luego se puso boca abajo ofreciéndome el culo para que lo penetrase, escupí sobre su agujero y sin más preparación se la mandé hacia adentro.

Como le entró!! Le entró toda de un solo empujón, quien sabe las vergas que se había tragado en sus 18 años y quien sabe a que edad había empezado!!!

Estábamos demasiado excitados para aguantar mucho rato, casi enseguida de su verga empezó a fluir un líquido blanquecino que lo que menos parecía era esperma! , claro con la cantidad de clientes que atiende a diario sus bolas ya ni fabrican leche, solamente le sale ese líquido transparente, pero en cambio de mi verga salió un líquido muy espeso el cual quedó depositado dentro del condón.

José y Rodrigo son amantes desde que se conocieron en el boliche donde el segundo hace su show, yo conocí a José porque me lo presentó Rodrigo y José fue el que me buscó para coger, aunque se dedica a estudiar medicina en sus ratos libres trabaja como taxiboy para costearse la carrera, pero a mi! no me cobró nada por el buen momento que me hizo pasar.

Los visité un par de veces más invitado por José que quería pasar un buen rato conmigo, me llamó los días en que no tenía clientes a los cuales atender y su culo estaba muy sediento de sexo, aunque tiene sexo regularmente con Rodrigo, a José le gusta que lo penetren y Rodrigo no lo complace porque a él no le gusta poner su verga dentro de ningún orificio.

A José le gusta todo lo referente a sexo, no le hace asco a nada, a pesar de tener 18 años sabe mucho y sabe como hacer durar una relación para que sus clientes deseen disfrutar más y más.

Francamente yo no entiendo como un muchacho como él se haya fijado en alguien como yo con tantos años a cuestas… teniendo tantos clientes que pagan para disfrutar de cada parte de su anatomía.??

OMAR

Cualquier comentario o confidencia las espero siempre en: omarkiwi@yahoo.com