Posts Tagged ‘travestis operadas’

Me cambio de sexo

Martes, septiembre 20th, 2011

Bueno mi actual nombre es juliza, y la forma en la que comencé a ser una mujer  es muy exitante y un poco fuera de lo normal.

Yo a diferencia de la mayoría de los demás transexuales  no comencé a ser una por voluntad propia, mas bien fue mera calentura de mi mejor amigo de la infancia.

Siempre fui un niño normal, me gustaban las luchas, los soldados, los caballeros del zodiaco, las niñas etc. Jamás jugué con muñecas ni nada paresido.

Mi mejor amigo Poncho siempre fue muy bien paresido y a todas las niñas les gustaba, yo también tenia mis encantos, puesto que tengo ojos verdes, soy rubia natural, lampiña y tengo facciones muy femeninas  como las de una mujer de verdad, piernas muy gruesas y unas nalgotas desde muy pequeño, esto es debido a que siempre practique deportes,  mi madre es de padres italianos y mi padre es español.

De niño me decían guaerita en la escuela y esto me molestaba mucho, pero eso tampoco nunca afecto mi identidad sexual, pero lo que si la afecto es lo que acontinuacion les voy a relatar.

Cuando yo tenia 13 , mi amigo poncho tenia 13 y medio, pero yo lo envidiaba por que el estaba lleno de bello y a mi no me había salido ninguno en ninguna parte, el ya se masturbaba y le salía semen de su verga que era enorme, aproximadamente de 18 cm y la mia era pequeñísima ni siquiera era la mitad de la de el y a mi no me salía nada y el siempre me lo presumía.

El siempre se quedaba en mi casa, puesto q nuestras madres también son muy amigas y se turnaban para cuidarnos desde siempre. En una ocacion ambas salieron de viaje y nos dejaron solos, con bastante comida y dinero para lo que necesitaramos y con una hermana de el que es mayor que nosotros 4 años, y nos encontrábamos jugando videojuegos, siempre que jugábamos apostábamos tonterías, el siempre ganaba, yo siempre fui muy inocente pero en esa ocacion Poncho fue mas alla de la inocencia, en una de las apuestas me pidió que me pusiera un traje de baño de su hermana y que me tenia que quedar a si vestida por 4 horas, me meti al baño y me lo puse, el traje de baño me quedaba un poco chico y me aprepataba de la entrepierna, ni el pene ni los testículos se me notaban, parecía realmente una mujer y hasta yo lo note, la verdad me gusto cuando me lo puse y sentí una rara exitacion en ese momento. Cuando Sali del baño el no dejaba de mirarme, me miraba con lujuria, ya no le prestaba tanta atención al juego si no que me la prestaba ami.

Despues de esa ocacion , siempre que jugábamos me pedia que me pusiera ropa de su hermana, minifaldas, vestidos, medias, bras, entre muchas otras cosas, yo trataba de ponerle castigos similares pero el jamás perdia primero en el juego y cuando perdia me decía que no se valia repetir los mismos castigos y que tenia que ponerle castigos diferentes.  Extrañamente después de cumplir mis castigos el se encerraba en un cuarto y ya no salía en mucho tiempo.

Me había gustado vestirme como una mujer, pero yo no lo decía, también me exitaba como el cada vez me veía con mas lujuria, me la pasaba esperando el momento de resibir sus castigos y de estar solos para ponerme esa ropa que se me veía tan bien, conforme pasaba el tiempo el iva inovando, compro una peluca de cabello largo y un corset muy ajustado que yo me tenia que poner para que se me viera mas sintura, ya no me pedia solo que me vistiera como una mujer, si no que también me tenia que maquillar y en ocaciones modelar para el. Yo abusaba de mi inocencia, pues sabia perfectamente lo que estaba hasiendo, pero me hacia el tonto.

Por las noches yo fantasiaba, me imaginaba cual seria su siguiente castigo y me producía erecciones que duraban toda la noche, extrañamente después de mucho tiempo el llego un dia con unas pastillas y me pidió que me las tomara, ya teníamos 15 años, yo las comencé a tomar a distintas horas y no me quería decir para que eran las pastillas, solo me decía que me ivan a gustar los resultados, después de las pastillas el comenso a inyectarme, eran cosas distintas, pero para cuando me inyectaba , mis pechos y mis pezones ya no eran los de un chico, empece a adelgazar aun mas y mi cuerpo se empezó a curvear, sin mi consentimiento el comenzó a darme antiadrogenos y hormonas femeninas, no me pregunten como las consiguió por que hasta la fecha yo tampoco lo se, y todo esto era para un juego que me encantaba.

No se , pero la verdad yo creo que el tenia en mente hacerme su mujer desde un principio, pero jamás lo había mensionado, yo tenia q usar vendas o playeras dobles para que no se me notaran los pechos, mi voz era la de una niña y tenia una cinturita como de avispa, jamás me creció un solo cabello en ninguna parte, ni siquiera en la zona pubica, lo cual me encantaba, puesto que cada vez que me vestia como mujer lo parecía en realidad.

Los juegos se hicieron cada vez menos frecuentes cuando salimos de la secundaria y entramos a la preparatoria, cada dia lo veía menos veces puesto que mi madre y su madre se distanciaron por un problema que tuvieron, y yo no tenia el valor de vestirme como nena solo sin que el me lo ordenara en uno de sus castigos. Rara vez  nos encontrábamos solos  y yo me empece a desesperar, me quería vestir como chica y el no estaba para pedírmelo, yo ya no tenia ninguna atracción por nadie que no fuera el y sus locuras y me comencé a enfadar. Tome la decisión de vestirme solo como mujer aun que el no estuviera,  me probaba de todo, y hacia juegos de ropa que combinara para cuando el viniera le gustara como me viera, seguía inyectándome sola cada 2 o 3 semanas, y fantasiava con ese juego que tanto me exitaba. Pero un dia el salió con la sorpresa de que ya tenia novia, me puse super celosa, pero lo disimule, estaba encabronadísima y lo trate un poco mal, yo ya me había dejado hasta crecer el pelo para que el me saliera con esa mamada, osea me platico hasta como se la cojia y lo sexy que era la pinche vieja esa, la verdad yo estaba destrosada por dentro aun que no lo aparentaba, el me pregunto que si yo seguía inyectándome y le dije que no, que no era necesario puesto que solo era para un juego absurdo que ya no me gustaba, el se mofo de mi y me dijo que ya que podía hacer yo, que ya parecía una mujer y me moleste, no le hable por un par de semanas y llore todas las noches de esas dos semanas.

Cuando cumpli 17 años ya teníamos mas de 14 meses sin haber jugado una sola vez, el era popular, asediado por las mujeres y yo era un loser raro el el colegio solo el me defendia y hablaba bien de mi. El ya vivía solo en un departamento que su mama le había dado cuando se fue a vivir a estados unidos y yo seguía viviendo con mi mama, el había ya estado con varias mujeres y yo ni siquiera sabia lo que era una eyaculación. Comence a tener problemas fuertes en mi casa al punto que mi madre me pedia que me fuera de la casa y que me independisara y fue ahí cuando la suerte volvió a estar de mi lado.

Cuando Poncho se entero de todos los problemas que yo tenia en mi casa me propuso que me fuera a vivir a su departamento, mi mente inmediatamente comenzó a trabajar en muchas fantasias de antaño e inmediatamente le dije que si, agarre todas las cosas de mi cuarto, hable con mi mama y ella me dijo que eso era lo mejor, que me seguiría apoyando en todo y que esa era mi casa cuando yo quisiera, obviamente me lleve el videojuego por que esa era mi arma principal, me ilusionaba mucho volver a jugar y perder siempre para que me castiagara y me viera con lujuria.

Cuando llegue al departamento todo era un desastre, Poncho me asigno un cuarto y desempaque rápidamente, me dedique dos días a recoger todo el departamento y a convertirlo en un hogar decente, compre un poco de despensa y le dije que en agradesimiento de que me dejara estar ahí yo le aria de comer todos los días, lo cual a el le dio mucho gusto, ansiosamente yo me ponía a jugar videojuegos, esperando que el jugara conmigo un dia y me pidiera cosas, yo ya tenia ropa propia muy sexy que me había comprado con anterioridad, pero el casi nunca estaba y habeses llegaba con chicas, obviamente yo no las trataba muy bien y poco a poco fueron dejando de ir, jugamos un par de veces y yo estaba feliz, al fin había obtenido lo que tanto quería, el me decía que realmente yo parecía una mujer y que estaba sorprendido, que ya casi había olvidado lo bien que me veía vestido de chica, la segunda vez que jugamos el se metió como de costumbre a su cuarto después de jugar, pero esta vez yo lo segui y me di cuenta de que se estaba masturbando, dije ups y cerre la puerta y el solo se sonrio.

A los pocos días lo invitaron a una fiesta, era una fiesta de disfraces, el me sugirio que me vistiera de mujer pero a mi me ganaba la vergüenza de que me vieran a si, a final de cuentas  me desidi a vestirme y ese mismo dia me fui a alaciar el cabello, me compre un vestido hermoso de color rojo a media pierna, me puse un liguero, una tanguita, unas zapatillas rojas, me maquillaron en un salón de belleza, me puse uñas, me puse un corcet super ajustado, perfume de shanel, aretes, pulceras, anillos, una cadenita de oro de mi mama que le fui a sustraer de su casa y aun que suene raro ese dia quería ser una mujer completamente y me compre una vagina de silicon, en la que se guarda el pene y simula una vagina real, es un poco ajustada pero si funciona y llegue al departamento en una gabardina negra. Poncho no estaba pero al poco rato llego en un carro convertible de un amigo con varios chicos y sus novias, Poncho iva sin compañera, lo cual me iluciono mucho puesto que pence que yo lo seria, pero a pesar de que me fui sentada en sus piernas, puesto que el carro era un poco pequeño por dentro, al llegar a la fiesta Poncho bajo del auto y comenzo a besar a una chica que ya lo esperaba, mi corazón se partió en dos, tanto esfuerzo tirado a la basura pence en ese momento, agarre un baso y comencé a tomar tequila, jamás había tomado asi que rápidamente me puse un poco hebria, después de un rato me valio madre ya todo y me quite la gabardina, todos los chicos de la fiesta quedaron sorprendidos de cómo me veía, mis cenos ya eran redondos y abultados, mis piernas sexys y moldeadas, mis pompas paradas y redondas, y una cinturita muy pequeña, todos estaban boquiabiertos conmigo y eso me dio seguridad, varios de los chicos me invitaron a bailar y yo después de un rato hacepte bailar con uno de ellos, me tenia de la cintura y me rosaba su boca con mi cuello, Poncho se percato de esto y enseguida fue hacia mi y me pregunto que que estaba hasiendo, yo le dije que a el que le importaba, que yo solo me estaba divirtiendo, que se fuera con su zorra, el me tomo del brazo y me jalo como si fuera un novio celoso de su hembra y me dijo que si yo estaba loco o que y le dije que no que solo me quería divertir como el le respondió que esa no era la forma, agarro mi gabardina y me la puso, me pidió que ya no me parara de donde el me había dejado sentada, al poco rato el llego y nos fuimos con sus amigos de nuevo que nos fueron a dejar al departamento, yo me fui sentada en sus piernas nuevamente y sentí claramente como su miembro se levanto, y se me repegaba completamente entre mi tanguita y mi bajina de silicona, al llegar al departamento yo me baje y me meti sin despedirme de nadie, subi al departamento y me sente en la sala donde teníamos el videojuego, el llego al poco tiempo y se sento alado mio, me dijo que me veía hermosa, y que no le gustaba que anduviera hacercandomele a otros, yo le conteste que si quería que le modelara mi vestido y el me dijo que si, me quite mi gabardina y comencé a bailar muy sexy frente a el, me le hacerque lentamente hasta tocar con mis rodillas sus piernas, le acarisiaba la cara y su cuello con mis manos, le pasaba mis uñas por su pecho, , me baje un poco el vestido y deje que se me viera el contorno de mis pezones, pero muy sutilmente, el ya no se pudo contener, me agarro y me robo un beso, yo me puse muy nerviosa, solo me rei y me aleje, entre al baño, lo pensé y crei que era suficiente por ese dia, cuando Sali quice entrar a mi cuarto pero tenia seguro la puerta, el me dijo que no lo había puesto el, pero que si quería me podía quedar en el suyo y que el se quedaría en la sala, yo hacepte y me recosté pensando en el, pero mi borrachera me ganaba, no tarde ni 5 minutos en quedarme medio dormida, nisiquiera me quite las zapatillas, al poco rato comencé a sentir como el me acarisiava las piernas y me besaba el cuello, como su vergota me rosaba entre las pantimedias y el liguero, me empeso a chupar el cuello y me comencé a exitar, debido a la vagina de silicon mi pene no se podía poner completamente erecto, solo me dolia, el comenso a tocarme toda, y yo empece a sentirle la verga,  grande , gruesa, se la empse a tocar estando yo de espaldas con mi mano y el se quito su bóxer,  yo me voltie y lo comencé a besar, primero en la boca apasionadamente, al mismo tiempo que se la tocaba, poco a poco fui bajando, besándole y chupándole todo lo que podía, hasta llegar a su pene, que tenia un olor muy sexy que hasta la fecha me exita demasiado, le comece a chupar la verga, como me imaginaba que se debía chupar, cuando el gemia trataba de que gimiera mas de placer, de que le gustara, le besaba sus testículos, se los chupaba se la agarraba, era como el juguete que siempre había querido tener entre mis manos, y me dijo que quería metérmela por atrás, pero yo le conteste que no era necesario que fuera por ahí, tomo un lubricante vaginal de entre mi bolsa que me habían dado con la vagina de silicona y lo unte por dentro, fue bastante, casi todo el tubo, me quite la tanga y me subi ensima de el, sentí como toda su verga me entro poco a poco rosando mi pequeño pene y me comense a mover muy depacio, el se ponía como loco y me agarraba de las nalgas, mientras me besaba los pezones, me decía a si mami a si, me encantas, me facinas y yo me exitaba mas, me cargo y el se subió ensima de mi, en la posición de misionero, y me la empeso a meter mas duro, y fuerte mientras gemia de placer, sentía como si una vestia, macho bravo y olorosamente rico me poseía y me hacia suya, me dolia mucho puesto que tenia la vagina de silicona puesta y me lastimaba, pero no quería que me la sacara, yo le decía, poncho me duele, mas despacio, pero parecía que le decía lo contrario me cojia con mas fuerza y me hacia gritar, al final fue tal mi exitacion q solo recuerdo haberle dicho, mi amor, mi vida, te amo te amo y me vine dentro de la vagina de silicona, el tbn se bino como a los 2 minutos y asi fue como tuve mi primera eyaculación.

Al dia siguiente me meti a bañar, el estaba dormido cuando me levante, pero a los pocos minutos el entro al baño y me volvió a coger, esta vez fue por el ano, lo cual no me dio mucho placer, eso si duele, aun que ya me acostumbre.

Actualmente yo vivo como una chica, no trabajo ni estudio, el es ingeniero en sistemas y me mantiene, tengo todo tipo de ropa femenina que el me a comprado, me opero las bubys y ya me siento mas segura de mi misma, yo vivo para darle placer y todas las cosas que hace una mujer, sus amigos me conocen como julisa y si saben lo que soy pero lo respetan, hasta me han tirado el can y me dicen piropos, sigo usando la vagina de silicona, por que el es bien macho y no le gusta ni siquiera verme el pene, sigo en tratamiento hormonal y próximamente me are la reasignación de sexo por que mi príncipe azul quiere formar una familia conmigo. Yo soy la creación de el, mas no me arrepiento de nada, el hizo de su mejor amigo, la mujer perfecta para sus deceos y yo me someti a su voluntad.