Archivo de la etiqueta: putitas

Le fui infiel a mi esposo la noche año nuevo

Acostarme con Oscar, el esposo de mi hermana, es una de las cosas que si puedo decir con toda honestidad me arrepiento de haber hecho en mi vida.
Dicen que una no se debe arrepentir de nada en la vida pero de eso que sucedio en casa de mi madre en la madrugada de año nuevo ase unas horas si me arrepiento.

No tengo ninguna excusa que dar, mas que decir que lo hice de pura calentona.
Eran las 5 de la manana y todos estaban tomados y callendose a dormir en cualquier habitacion o sillon de la casa despues de tomar, bailar y divertirnos por toda la noche durante la fiesta de año nuevo; mi esposo y mi hermana se habian quedado ya dormidos desde las 3 de la manana y mi cuñado Oscar y yo nos habiamos quedado en la sala conversando y riendonos con un tio mas de mi familia.

Cerca de las 5 de la manana mi tio se paro del sillon y nos dijo que ya era hora de marcharse, yo lo acompane a la puerta para despedirlo y entonces nos quedamos Oscar y yo solos en la sala.
Yo estaba con un vestido celeste que habia usado toda la noche y estaba descalza pues ya no habia aguantado con los tacos desde muchos horas antes.
Oscar siempre ha sido ‘coqueto’ comigo y a traves de los años a veces me mandaba insinuaciones o miradas que la verdad nunca las tome en serio para no crear un lio mas grande.

Pero esta madrugada, apenas mi tio se marcho de la casa, Oscar se puso mas alterado que de costumbre, yo creo que ya desde ese momento el podia ver la ‘oportunidad’ que tenia conmigo enfrente de el y por supuesto los tragos que se habia tomado durante toda la noche lo habian puesto mucho mas aventado y sin verguenza que de costumbre.
Apenas me sente en el sillon con el, Oscar se me pego tratando de ponerme la mano encima de la rodilla y hablandome insistentemente sobre sexo.

Obviamente no puedo hacerme la ‘inocente’ en todo esto, pues en este momento yo hubiera podido ponerme de pie y ponerlo a Oscar en su sitio, pero no lo hize, la verdad como dije al principio no tengo excusas por lo que deje que sucediera, y tambien habia estado tomando por toda la noche con el resto de la familia; me sentia un poquito loca y decidi peligrosamente ‘jugar con fuego’, cuando Oscar se me empezo a pegar y hablar de sexo yo decidi que iba a seguirle el juego para divertirme un rato, no iba a acostarme con el, solo iba a jugar a sentirme la muy deseada y solo iba a dejar que las cosas llegaran hasta cierto limite.

Oscar me empezo a decir que tenia ganas de ‘cojer’ y a preguntarme donde estaba mi marido y porque mi marido no me estaba cojiendo en ese momento, como dije antes yo me hize la interesante y le segui la conversacion y entre otras cosas, le dije que a veces mi marido no me lo sabia hacer tan bien y me dejaba con todas las ganas.
cuando le respondi eso a Oscar, el se puso mas loco y alterado de lo que ya estaba y empezo a decirme con frescura que el me iba a enseñar ‘como se cojia a una mujer como yo’ y a jalarme del brazo para que fueramos a un cuarto vacio que habia en el primer piso de la casa al lado del garage.

Por supuesto todo esto lo hablabamos en tono de broma y riendonos con cada cosas que deciamos, me imagino que porque asi cualquiera de los dos podiamos excusarnos en cualquier momento diciendo que estabamos solo ‘bromeando’.
Aun asi yo le acepte su reto de ir al cuarto vacio del primer piso todavia pensando que yo estaba en control de la situacion y solamente iba a llegar hasta un limite en mis jueguitos con el.

El cuarto vacio del que hablabamos es un cuarto que en el pasado mi mama lo ha usado como cuarto de huespedes pues esta en el primer piso de la casa independiente de las demas habitaciones, pero en esta ocasion el cuarto habia estado vacio por muchos meses y habian maderas en el piso y ropa vieja encima del colchon que no tenia ni siquiera sabanas puestas.

Apenas entramos a la habiacion es cuando yo senti que perdi el control de lo que estaba pasando, pues Oscar cerro la puerta y pensando que yo ya habia aceptado su propuesta se me lanzo encima contra la puerta y me dio un tremendo beso en la boca que la verdad no me lo esperaba.
Yo lo trate de empujar diciendole ‘estas loco no’ pero el no me soltaba de la cintura y me decia ‘ solo besarnos solo besarnos’ ‘nadie se va a enterar no te preocupes’, como dije antes, la verdad es que yo lo hubiera podido detener en este momento pero no lo hize, yo le correspondi el beso y nos besamos con un apasionamiento que la verdad no habia sentido desde que era una adolecente, tambien lo deje que me agarrara los muslos por debajo del vestido y me acariciara las tetas por encima de la ropa.

Fue imposible detener lo que sucedio a continuacion bajo las circunstancias en las que estabamos.
ambos a solas en una habitacion, con una cama en frente de nosotros y sobre todo besandonos de esa manera tan apasionada como lo estabamos haciendo.
Ambos caimos encima de la cama y entonces si perdi cualquier control que yo pensaba iba a tener en este momento.
Oscar me empezo a manosear ya sin ninguna restriccion, me saco las tetas por encima del vestido y senti sus manos debajo de mi falda bajandome la tanga

Todo sucedio muy rapido, lo senti como que fue un impulso y en menos tiempo del que me hubiera tomado para reaccionar y darme cuenta de lo que estaba haciendo ya Oscar me la habia metido.

Si lo disfrute, no puedo ser hipocrita, sobre todo disfrute de lo ‘mundano’ de como habia sucedido todo y de la ‘agresividad’ con que lo hicimos.
mis amigos esto no fue nada ‘romantico’, esto fue una buena ‘cojida’ que Oscar me dio encima de un colchon viejo, lleno de puro placer y satisfaccion sexual.
La verdad es que hacia años que no lo habia hecho de esa manera tan ‘sucia’ (por decirlo de alguna manera) y la pura verdad es que me ENCANTO!

A veces las mujeres cuando nos casamos nos olvidamos un poco de nuestra naturaleza sexual y pasamos a ser ‘la esposa’ para la que el tener sexo se vuelve algo que tenemos que hacer para cumplir con nuestro esposo.

A veces nos olvidamos que nosotras somos seres sumamente sexuales que nos gusta un hombre, que el pene es lo mas rico que hay en el mundo y nos encanta sentir cuando un hombre nos tiene agarradas bien fuerte por las caderas mientras nos la mete con GANAS.
yo no recuerdo cuantos minutos duro el sexo que tuvimos esa madrugada, pero si recuerdo como apretaba el cuerpo de Oscar hacia mi con mis piernas alrededor de su cintura y como le susurraba en la oreja ” si asi cojeme mas fuerte, cojeme mas que me gusta” con la intencion de calentarlo y ponerlo mas euforico y que me lo hiciera mas violenta e intensamente.

Lamentablemente la satisfaccion abundante que senti durante esos minutos se me iba a acabar demasiado rapido tan pronto Oscar termino de venirse y me di cuenta de la tremenda cagada que acababa de cometer.
No solo lo habia engañado a mi esposo pero lo habia hecho con el marido de mi propia hermana.
Oscar la saco afuera para venirse y me mancho el vestido y las piernas de semen, no hubiera tenido que hacerlo pues yo estoy tomando la pastilla, pero creo que lo hizo simplemente para darse el gusto visual como hombre.

Cuando abri la puerta de la habitacion yo tenia terror de encontrar a alguien de la familia sentado en el sillon de la sala, pero felizmente no habia nadie y todos seguian durmiendo la borrachera regados por toda la casa tal y como los habiamos dejado antes de entrar al cuarto.

Mi hermana y mi esposo seguian durmiendo en el segundo piso de la casa sin imaginarse lo que acababa de suceder bajo el mismo techo.

la verdad no me hago tonta me encanto como me cojio sigo aun llena de semen mi vestido y tanga, es que tiene una gran verga, con razon mi hermana esta loca por el no se que hacer no he podido dormir ellos duermen que me aconsejan amigas me hizo gemir tanto que pense alguien habia escuchado peroncomo el cuarto este al lado del garage y retirado no creo estoy muy nerviosa nunca habia engañ ado a mi esposo y menos pensar que seria con mi cuñado.

autora: una putita como yo

Putita al aire libre ;)

Era media mañana y el día ya pintaba como muy tranqui, cuando suena el celular, me fijo y era Manu, que cada vez que me llamaba era para un trabajo o para cogerme o aveces para las dos cosas, y ese dia aburrido como estaba aceptaba lo que venga..

Yo: Hola
Manu: Hola putita como estas?
Yo: (mordiendome los labios) aca aburrida y vos?
Manu: Te mordiste los labios no pendeja?
Yo: Como sabes?
Manu: Te calienta tanto que te diga que sos una puta de mierda que no podes evitar morderte de la calentura jaja, pero bueno escuchame … me dijeron que si podías venir hoy como la otra vez? Yo tengo que salir asi que vas a poder trabajar tranquila.
Yo: bueno dale ahora voy para alla. Pero… puedo hacer horas extras si queres..
Manu: Cuando yo te llame para cogerte te vas a dar cuenta pendeja y hoy no va a ser el día…

Cortó la llamada dejándome a mi excitada por volver a imaginar la cogida infernal que me había dado la última vez. Es de esos chabones que no tienen piedad cuando tienen una putita como yo en frente y eso me encantaba..
Lo malo de todo esto era que ese dia al final de todo no iba a obtener nada y eso me la bajaba un poco, mas por las ganas que tenia de una linda garchada.

Ese día estaba con una calcita bordo bien elastizada que me apretaba el culo a mas no poder que hacia notar la tanguita que tenia abajo y un top blanquito traslucido que dejaba ver el color del corpiño. El viaje hasta su casa siempre es de 10 o 15 minutos aproximadamente por lo que debia salir de casa y esperar la llegada del colectivo. Asi pasaron unos 15 minutos sin que aparecia al menos uno que me acercara. Mientras estaba revisando el celular aparece mi vecino de enfrente de mi casa Ricardo con su moto, era un chico morocho con barbita y siempre usaba unos jeans ajustados con el cinturon que provocaban que mis ojos se clavaran en su bulto en mas de una oportunidad.

Ricardo: Ana para donde vas?
Yo: Para los la zona del centro.
Ricardo: subite que te alcanzo.
Yo: seguro????
Ricardo: Sisi dale que yo tengo que ir para la casa de mi vieja a buscar unas cosas y me queda de paso.
Yo: Que divinooo! Muchas gracias!! Pero tu novia no va a decir nada?
Ricardo: Nahh no pasa nada rubia, además si vos no decis nada yo no digo nada jaja
Yo: Jajaja Soy un tumba!!!!!
Ricardo: y hay que enterrarte?? Jajaja
Yo: Apaaaaa! No te tenia asi jajaja (entre mi ya pensaba en todo lo que le haría y como se mandó de una sin saber lo puta que era ante esas cosas)
Ricardo: jaja chiste chiste Ani te jodo nomas! Jaja
Yo: (mientras me iba acomodando detrás de el) jaja me gustan tus jodas

Subi detrás de el, presione mis muslos en sus piernas y mi conchita pegada a su espalda.

Ricardo: Si tenes miedo agarrate de mi cintura asi vas segura.
Yo: Ahh sii? Ni lo dudes! jaja

Le hice caso y lo tomé de su cintura, con mi mano a centrimetros de esa pija que tanto me hacia fantasear. Arrancó con la moto, mientras el vaiven de nuestros cuerpos se chocaban en las frenadas que ejercia. Estaba casi por mitad de viaje y sentir el calor de su cuerpo comenzaba a mojarme la tanguita, dentro de poco comenzaria a sentirse el olorcito a puta que largo cuando me caliento y no podia desaprovechar ese momento. Mientras el seguia manejando la moto, baje mi mano hasta su pija y aprete en intencion de agarrarme mejor.

Ricardo: Agarrate duro que me gusta ir fuerte rubia…
Yo: Ya encontre algo bien duro vos dale fuerte que yo no me suelto.
Ricardo: Jaja ya me di cuenta!! Después no te quejes!!

En vez de responderle comencé a frotársela sobre el pantalón mientras sentía que comenzaba a endurecerse más, y la respiración de el comenzaba a agitarse.
Mis pechos comenzaban a endurecerse con el roce de su espalda y mi conchita pegada a el me daba tanto placer que el clitoris comenzaba a hincharse. Sabia donde tenia que bajar pero continuo de largo, me acerque a su oido y comencé a suspirar un poco.
Metió la moto en una calle cerrada, era como un barrio privado donde los jardines estaban cercados con tejido pero podia observarse hacia afuera. Freno la moto detras de unos autos que se encontraban estacionados, puso el freno y se bajó de la moto. Sin que yo bajara comenzó a transarme brutalmente me abrió las piernas y se metió entre ellas. Me apretó de la espalda y me tiraba sobre el mientras una mano me levantaba el culito del asiento.

Ricardo: Mmmmm como me calentas rubia desde que llegue al barrio te vi con esas calzitas que se te veia todo el culo….

Le metía la lengua mordiéndole los labios, mientras movia mi conchita fregándole su pija. El manoseaba mi culo metiendo la mano dentro de la calcita, estiraba el hilito de mi tanguita haciéndome jadear.

En un momento notamos que dos pibes pasaron y cuando vieron tremenda situación se volvieron locos, empezaron a decir de todo.

Pibe1: Noooooooo peroooo que rubiaaa mas putaaa!!
Pibe2: daleee hacele un peteee trolaaaa!!

Uuffffff como me calentaba que me vieran bien putaaaa….. Ricardo solo volteo dos segundos y les levantó el pulgar como apoyando lo que decían. Yo no lo podía creer pero estaba tan caliente que no me importo nada y segui con lo mio, y no me quiero imaginar que hubiera pasado si los pibes se acercaban, porque seguro también la ligaban ellos.
Al toque lo senté en la moto y yo me agache hasta su jean mientras desabrochaba el cinto con la otra mano me bajaba un poco la calzita para que quedara mi culito al aire. Cuando baje el slip tenía un pedazo de verga dura y carnosa frente a mis ojos, con la boquita apenas abierta largue saliva que descendio hasta los huevos. Mirandole a los ojos comencé a lamer la puntita abriendo el agujerito para meter la lengua. Saque la lengua bien húmeda y comencé a frotarle de arriba abajo todo el tronco, demorando en la cabecita donde daba vuelta con la lengua y presionaba envolviéndola. Bajaba hasta los huevos y comenzaba a chupar la pielcita para subir y metérmelo de lleno en la boca. Volvía a mirarlo y moviendo el culo ensalivaba toda la pija nuevamente. Con la cabeza de costado comencé a meterme la pija de a poquito hasta sentir la cabecita latiendo en mi boca, succione varias veces hasta que me meti el resto de la chota en una sola vez.

Ricardo: Ayyyyyyyyyyyy mmmmmmmmmmm!!!!!!!

Miraba de costado con la pija en mi boca y veia como los pibes miraban anodados desde la esquina y como esa rubia petera se estaba insertando la pija sin parar. Succionaba largo y envolvía la pija para presionar aún mas, juntaba saliva y aguantando el aire me la introducía mas adentro sintiendo como me adueñaba de ella. La sacaba de mi boca y golpeaba con la lengua chorreando en saliva todo el largo de la vena. Con la mano en los huevos los manoseaba lubricándolos constantemente. Subía y bajaba mientras chupaba sin piedad, abría con mis manos el orto y pasaba el dedo por la raya corriendo la tanguita de costado. El presionaba mi cabeza para que no la sacara, mientras me jadeaba diciendo:

Ricardo: uuuuuufffff asiiiiiii mmmmmmm uuuuuuuufffff como la chupas mamitaaaa!!!!!!

Largaba aire caliente de costado, mientras succionaba moviendo mi cabeza freneticamente, mi cadera quebradita y el culo parado me dejaban hecha una rubia chupa pija traga leche tal como me decia Manu mientras me cogía desesperamente y tan como el pendejo que habia pasado lo ordenó.

La saque de mi boca y meti mi mano dentro de mi conchita mojando mis dedos con mi flujo, lo saque y comencé a pajear con ese mojado su pija de arriba abajo.

Ricardo: Ahhhhhhhh buenoooooooo de donde salio tanto mojadoo???
Yo: De lo caliente que me tenia tu chota…

Volvi a meterla en mi boca saboreando el gusto a perra alzada que tenia.
Apenas se veían sus huevos ya que por completo permanecía su pija dentro de mi, lamia y chupaba para cogérmela por completo. En ese momento se escucha que entra una llamada, era la novia de el..

Ricardo: Hola.
Novia: Hola amor donde estas?
Ricardo: (Presionandome la cabeza) vine a buscar algo a lo de mi vieja y vuelvo..
Novia: No te tardes amor…
Ricardo: ya ter.. termino… beso amor.

Corto la llamada y comenzó a mover su cadera clavándome la pija en lo profundo de la garganta mientras yo tiraba mi cabeza hacia atrás para recibir la leche de ese macho. Presionando mi nuca descargo un chorro de leche bastante espeso y abundante en mi boca, tanto que tuve que recuperar la postura para que no cayera al suelo. Con su pija aun en estado de éxtasis succione la cabecita para retirar el último hilo de semen.
Mirando a los pibes que estaba observando levante mi culito y subi mi calza manoseandome las nalguitas, mientras desde la esquina aplaudían por haber visto tremendo show.

Ricardo: Rubia…. que boquita mas gauchita…. (apretandome de la cintura) Vamos que te llevo, te ganaste que te lleve hasta la puerta jaja

Subimos nuevamente y arranco hasta la casa donde tenía que limpiar. Estábamos a diez cuadras de ahi asi que llegamos enseguida y le pedi que me ayudara a abrir la puerta ya que a mi siempre me costaba.
Mientras estaba buscando la llave que tengo para limpiar cuando no hay nadie con una mano..

Yo: Gracias por traerme.. (acariciandole la pija con la otra mano)
Ricardo: (mordiendose) Te alcanzo cuando quieras..
Pero la proxima te cojo arriba de la moto rubia..
Yo: Mmmmm me clavas el caño?
Ricardo: Te lo meto en el orto…

Eso me voló la cabeza, la tanga y todo.. porque aunque le haya hecho flor de pete eso solo paso en cinco minutos y la calentura de hacer algo asi en la calle lo único que hacia era dejarme mucho mas caliento, no podía quedarme asi..
Yo sabia que en la casa no habia nadie y apenas Ricardo abrió la puerta y se dio cuenta que era mentira lo que le habia dicho, no tardé ni dos segundos y lo metí junto conmigo a la casa.

Apenas cerré la puerta lo quedé mirando unos segundos y ahí nomas donde estábamos me di vuelta, me baje la calza y apoyé mis manos contra la puerta de entrada diciéndole..

Yo: no te vas de acá sin meterme esa pija bien adentro!!!
Ricardo: Ahhhhhhh noooo te vas al carajo!!!

Cuando terminó de decir eso se puso detrás de mi y con toda la calentura del mundo, en vez de bajarme o correrme la tanguita, la agarro con las dos manos justo encima de mi culo y con fuerza y desesperación me la arrancó sin importarle nada..

Ricardo: No sé para que mierda usas esto!! Las putas como vos tienen que andar sin tanga asi no perdemos el tiempo!!

Tiró la tanguita toda rota al piso y sacó su venosa y tan deseada pija para hacer lo que tanto esperaba..

Ricardo: Sabes cuantas veces te desee este culo?? Como lo voy a difrutar!!!!

Me enterró la pija con una fuerza que me hizo saltar contra la puerta y no puse volver a apoyar bien los pies contra el suelo.
Me tenia con el culito bien levantado y en puntitas de pies mientras bombeaba con ganas fuerte y rápido.
Al parecer la acaba sobre mi boca provocó que tenga mas aguante porque era incrible lo rápido que me cogia y con la brutalidad, la puerta hacia ruido y no le importaba que yo me golpeara contra ella.
Quise gemir un poco mas fuerte y el con fuerza me agarro con toda su mano y me tapó la boca mientras que con la otra mano me apretaba fuerte la cintura para enterrarme como el quería.
La verdad es que me estaba haciendo mierda, me estaba pegando flor de cogida y yo encantada porque era lo que pedia a gritos.
En un momento todo mi cuerpo empezó a estremecerse y empece a mover mi culo a la misma velocidad que sus clavadas, y apenas se dio cuenta..

Ricardo: Dale putaa daleee daleee movete asiii daleee si siii!!!
Yo: (sandome un poco su mano de mi boca) Ayyyy siii no pares no pareeees

No aguante mas la hermosa cogida que me estaba dando que acabe con tantas ganas que deje mis uñas marcadas en la puerta por la desesperación y la calentura, pero ahora quería que el me deje toda su leche adentro asi que no pare de moverme esperando ese premio por todo lo que habíamos hecho.
Justo cuando parecía que me iba a acabar.. llama de nuevo su novia

Novia: Ricardo estas bien???
Ricardo: Siiii boluda!! Era un quilombo la casa de mi vieja y le ordene unas cosas
Novia: Es que dijiste que ya venias
Ricardo: ahí voy.. que rompe bolas te pones!

Sacando su pija toda empapada de mi concha, se mira y dice:

Ricardo: nahhh pero mira como me dejaste toda la pija!!!
Yo: ayyyy noooo perdón!!!!!!deja que te la limpio!!!
Ricardo: Dale que me tengo que ir..

Me agache y de una me meti tooooda la pija en la boca, a tal punto que sentí un poco de arcadas por habérmela metido a la garganta, la deje unos segundos en mi boca y cuando empece a lagrimear me la saque de la boca haciendo fuerza y presión para dejarla bien limpita haciendo ruidito de sopápa .

Ricardo: que divina que sos rubia.. no se puede creer que seas tan puta, si sabia antes te encaraba hace tiempo!!
Yo: Shhh que todavía me debes una acaba
Ricardo: jaja dale dale pero ahora me tengo que ir

Me manoseo el culo por ultima vez y se fue, yo me tenia que quedar limpiando la casa después de flor de garchada y encima sin tanguita, pero quien me quita lo bailado

Lolita sin prejuicios sociales

Hola a todos mis amigos! Este fin de semana terminé pronto mi tarea y me dio tiempo de escribir algunos de los relatos que me han contado mis amigas en los últimos días. Este es el caso de Rebeca a quien todos le dicen Beki. Espero que les guste y se pongan cachondos al leerlo 😉

“Hola me llamo Rebeca pero todos me dicen Beki; vivo sola con mis papás porque mi hermano mayor se fue a estudiar a una Universidad en Estados Unidos. Como mi papá es dueño de unas fábricas vivimos bastante bien y tenemos una gran casa con un jardín enorme y muy bonito. El encargado de cuidarlo se llama Ricardo, un chavo de 20 años que está bastante bien de cuerpo. Una de las chicas del servicio de la casa me contó que él vive en un barrio bajo y que sólo había terminado la preparatoria pues su verdadera vocación es la música, por lo que en su tiempo libre está tratando de formar un grupo de rock metalero, sueño que lucha por alcanzar ganando dinero con el oficio que su padre le enseñó.

A mi papá nunca le ha gustado Ricardo, en parte por los tatuajes que tiene debajo de los hombros y que a mí la neta me parece que se le ven súper chidos junto con esos brazotes fuertes y morenos por el sol. Mi papá siempre dice que Ricardo es un perdedor, un pobre diablo sin futuro, un músico mediocre. “No sabe hacer nada, sólo sabe cortar el césped”, dice papá, pero lo conserva en la casa porque la verdad es el único que ha tenido el jardín muy bien cuidado y bonito y por que no le cobra muy caro. Yo siempre he sido muy distinta de papá y aunque apenas tengo 14 años siempre he pensado que hay que comprender a la gente, y que no hay que despreciar a nadie, por muy humilde que sea, y que todo el mundo tiene algo especial y que hay que ayudar a la gente que tiene menos que nosotros los ricos. El único problema que tenía siempre, es que no sabía como ayudar a Ricardo.

Un día que estaba tomando el sol al lado de la alberca de nuestra casa, oí como mi papá le estaba echando bronca a Ricardo otra vez por haber llegado demasiado tarde a realizar su trabajo. Ricardo le decía que no era su culpa ya que en el camino se ponchó una llanta de su coche. Mi papá no hacía caso de las excusas de Ricardo y diciendo maldiciones se metió en la casa dejando a Ricardo ahí parado, quien luego de unos instantes se fue también en dirección contraria. Como me sentía mal por él y un poco culpable por la actitud grosera de mi papá, me fui a buscarlo para darle algún consuelo y me lo encontré en el garage donde estaba a punto de ponerse el uniforme para iniciar su trabajo en el jardín. Sólo traía puestas unas botas militares y un calzoncillo muy ajustado, que le marcaba un bulto tan grande que mis ojos se quedaron clavados ahí, para luego mirarle el resto del cuerpo que la neta es bastante musculoso.

El garage olía a gasolina, aceite y sudor de hombre; me quedé paralizada…! El me sonrió al verme y, bastante nerviosa pero más curiosa aún, me acerqué para decirle que yo no era como mi papá, que yo creía en que debemos ayudar a la gente y que si podía ayudarlo o disculparme de alguna manera por las palabras de mi padre lo haría encantada. La última frase se la dije con mi más inocentona actitud, con las manos cruzadas por detrás sobre mis pompis, y con la misma mirada que uso cuando quiero sacarle algo a mi papá. Luego de esto mis ojos se fueron a mirarle el bulto que el jardinero tenía entre las piernas, oculto por aquella tela blanca. Ricardo colgó el uniforme en su gancho y se puso a mirarme. Yo traía mis sandalias playeras de color verde brillante, un bikini del mismo color, y el pelo recogido atrás con una colita de caballo sostenido con un listón amarillo. Luego de unos instantes y con una sonrisita de malvado, me dijo que sí podía hacer algo por él; me dijo:

– Quiero mis huevos y mi verga bien lamidos, porque está haciendo mucho calor y el sudor me los pega bajo el calzón.

– O sea, ¿¿¿cómo???

Sus palabrotas así de golpe me sacaron de onda y me asustaron un poco pero no lo suficiente como para irme de ahí, sólo di un paso atrás quizá por instinto. Luego de decir eso se sacó los calzones; su pene enorme y medio parado apuntaba a mis rodillas, sus huevos peludos y grandes parecían de animal.

– ¿No me digas que eres tan “fresita” que nunca le habías visto la verga a un hombre? Las niñas de mi barrio, incluso más chicas que tú, saben hacer muy bien lo que te estoy pidiendo. Además se ve que te gusta mi tranca, ¿o no?

La verdad nunca le había visto la cosa a un hombre y la de él se veía tan bien, toda grande y gorda, llena de venas y con una cabeza roja que subía y bajaba mientras le iba creciendo, como una víbora, hipnotizándome, sin poder dejar de mirarlo y sin poder decir palabra, temblando como estaba. En eso se estiró para descolgar otra vez su uniforme y lo dejó caer justo frente a sus pies. Me tomó de la mano despacio y me acercó más a él; yo me dejé guiar sumisa. Ya muy cerca de él comenzó a acariciarme los senos por encima del bikini, despacio pero firmemente, luego bajo una mano y me hizo lo mismo sobre mi cosita, también sobre el bikini. ¡Qué cosa más rica! ¡Nunca me habían tocado así! Sus caricias me habían acabado de prender y sentía un calorcito correr por mi cuerpo empezando en mi conejito. Entonces lo empecé a acariciar yo; los brazos fuertes y sus tatuajes de águilas de los hombros, su pecho fuerte y su estómago duro. Al llegar ahí volví a mirar su cosa que ya estaba muy grande y palpitando de arriba abajo, como llamándome. El tomo mi mano y la puso directamente ahí. ¡Ah, que sensación! Su vara estaba muy caliente y rígida pero de una suavidad que no me esperaba, y los pelos de la base muy abundantes y parados. La cosa ya me estaba gustando mucho.

Así estaba cuando con su mano en mi hombro me indicó que debía arrodillarme. Ya sabía lo que quería. Me puso la mano detrás de la cabeza y empujó hasta que tuve la verga justo en frente de mi cara, amenazándome, apuntándome, señalándome como su próximo objetivo. Volví a acariciarla con las dos manos, sin olvidar esos huevos, esos huevos peludos que debían estar tan pesados por todo el semen que tenían adentro, esperando, deseando ser liberado. Entonces lo hice, cerré los ojos y comencé a lamerlo, de arriba abajo, atrapando esa gran cabeza entre mis labios hambrientos y deseosos de proporcionarle placer, de ser complacientes. Luego vino la primer mamada, despacio pero decidida, saboreando ese cañón de carne caliente, enroscando mi lengua al glande mientras me la introducía un poco más adentro cada vez, acostumbrando mi boca a ese nuevo manjar. Abrí a medias los ojos para observar su reacción, él resoplaba pausada pero fuertemente mientras su mirada se perdía en el deleite que mi rostro reflejaba. Ahí estaba yo, una niña inexperta y flacucha poniendo su mejor empeño para hacerlo todo bien. En ese momento me detuvo de la cola de caballo impidiéndome seguir con mi labor mamatoria, empezando él a introducir su pitote lentamente, porque nunca me habían hecho semejante cosa pero todo me estaba saliendo muy bien.

– ¡Las niñas mimadas saben mamar muy bien si se lo proponen!

Le devolví sus palabras con una sonrisa, desdibujada por ese pedazo de macho que me follaba la boca, alimentándome, mientras las mejillas me ardían por la excitación. Poco a poco me la fue metiendo cada vez más adentro hasta que tuve sus huevos en mi barbilla y los pelos de su base haciéndome cosquillas en la nariz, llenándome la cara con ese olor de hombre trabajador que ahora tanto me gusta. Luego que pasaron unos minutos maravillosos, Ricardo sacó de golpe la verga de mi boquita y, pujando con fuerza, me lanzó un collar de semen fresco en el cuello, mojando también mi pecho con una leche tan abundante que escurría entre mis tetitas, al tiempo que yo se la apretaba para sacarle todo el líquido posible.

Ricardo, todo cansado, se recargó en la pared tratando de recuperar el aliento mientras yo me entretenía mirando esa maravilla sobre mi pecho, esos mocos blancos de hombre, y saboreándome la esencia de macho que me había quedado en la boca.

– Bueno niña, vete ya y dile tu “papi” que yo también puedo consentir a su princesita.

Me reí con él y salí del garage para meterme en la alberca y borrar las huellas de mi travesura. Ricardo tuvo fuerza suficiente para terminar su trabajo e irse, y toda esa tarde y noche me la pasé muy contenta con lo que había hecho. Desde ese día Ricardo me “introdujo” en un mundo completamente nuevo para mí y por eso cada vez que mi papá habla mal de Ricardo o de la gente pobre, le digo que no tiene ni idea de lo que es capaz la gente cuando se le da una oportunidad. El me respondía: “¿Y tú que sabes si solo eres una mocosa?” y le respondía: “Pues sí fíjate, soy una mocosa y en más de un sentido, pero yo también puedo hacer muchas cosas cuando me dan una oportunidad.” A lo que él siempre se queda pensando qué quiero decir. ¡Si él supiera!”

Wooow, que chida la experiencia de Beki ¿no creen? Ella prometió seguirme contando lo que el jardinero le ha enseñado así que pronto lo compartiré con ustedes 😉

Cuídense mucho y reciban mis besitos mojaditos 😉

Susy. susyteen@yahoo.com

La hija de mi ex novia

hola quiero contarte lo que me paso hace dias

tengo 45 años y tenia tiempo de no visitar a una amiga mia (mas bien exnovia de mi juventud) ella se separo de su esposo por infidelidades y tuvimos uno que otro encuentro ya que era vecina de mi mama yo por cuestiones de trabajo tuve que asusentarme de mi lugar de origen me mude ala ciudad de monterrey ya pasaron mas de 10 años de eso tendria unos 8 años que no venia a mi ciudad de origen pero hace 15 dias decidi pasar junto con mi esposa y mi hijo unos dias de descanso aprovechando lo del mundial dije pues vuelvo a casa y con los amigos que bien seria recordar esos tiempos

efectivamente llegue a la casa de mi mama como siempre los abrazos y todos los protocolos que la verdad me molestan un poco en fin decidi buscar a un amigo mio de mi juventud y acudi a su domicilio y no estaba resignado por que jugaba mexico contra portugal dije puta madre tan temprano y pistear solo en eso venia renegando cuando me encontre a erika mi ex novia ye saluda me dice que tal como estas oye que haces cuentame le dije pues volvi unos dias y que aquello y lo otro le dije a donde vas , vas a tu trabajo me dijo si u que mal yo queria ver el fut bol con alguien me dijo pues bueno no tengo muchas ganas de ir que te parece si lo vemos en mi casa le dije me parece muy buena idea

llegamos a su casa empezaron los comentarios llego el momento del juego la emocion antes de acabar el primer tiempo desperto una niña que la verdad se veia un poco cansada me saco mucho de onda le dije a mi amiga apoco ella es tu hija la mocosilla que tenia 5 o 6 años cuando me fui y me dijo asi es ya tiene 15 años ya mero es su fiesta a que bien le dije ojala me invites

les describire como era ella ella es delgadita morena no muy chichona simplemente normales , sus nalguitas apenas marcaditas y sus piernas un poco delgaditas

por mi mente paso una loca idea seria emocionante hacer un trio con la mama y ella jejeje dije huy si la mama va a aceptar

ya nos presento y todo me saludo y me dijo hola que tal me han contado de ti bastante
jejej yo le dije bueno o malo

y me contesto por supuesto que malo

jeje asi quedo la historia ya la conocen mexico perdio contra portugal le dije a mi amiga me retiro tengo que volver ala casa

asi paso todo la idea que tuve pues la verdad cuando me coji a mi esposa no podia dejar de pensar en la niña upero no entendia que me llamaba la atencio sera que se parecia a su mama de joven o sera que yo no pude desvirgar a su mama y me queria desquitar con ella jeje en fin muchas ideas
al otro dia le dije a mi esposa oye quiero ir con joaquin puesto que ando aqui y quiero echar cheve con el ya tengo años que no lo veo me dijo ok pues no hay problema yo me quedo en aqui en casa de tu mama pero me prometes que mañana bla bla bla

acudi con este cabron que nunca encontre y de regreso dije puta madre pues este wei nunca esta y tengo ganas de echar cheve de regreso me tope con cristina y me dijo hola carlos que haciendo por aca le dije pues tenia ganas de tomar cerveza y pues joaquin no esta aproveche para preguntarle por su mama me dijo no esta no tarda en llegar si quieres pues por que no te las tomas en la casa de mi mama mientras llega yo te acompaño sirve que platicamos de mi mama cuando era joven le dije ok me parece una idea

empeze a tomar cerveza muy agusto y tranquilo cuando sono el telefono era su mamaque le decia que no se saliera ala calle que hiba a llegar tarde por que tenia unas cosas pendientes en el trabajo me saco mucho de onda que no le dijera que yo estaba ahi pero en fin no le di importancia

ya despues de 4o 5 medias empezamos a platicar intimidades me pregunto que si yo habia tenido relaciones con su mama jajaj me rei le dije comos e te ocurre que te voy a decir lo que paso con tu mama le dije ademas pues tu que puedes entender de eso
me dijo pues me han contado unas cosas de ti que me gustaria saber

asi le dije como que
que era muy bueno en la cama y que sabia mamar muy rico
me epazaba a poner ebrio cuando me dijo eso se me bajo y le dije quien te dijo eso me repsondio mi mama le dijo hay si como te va a decir tu mama esas cosas me dijo si verdad ella siempre te quiso a ti pero mi abuela tuvo que ver en que se casara con mi papa ella una vez me dijo que le hubiera gustado que tu la desvirgaras
jejej le dije apoco te dijo eso tu mama si de verdad me dijo eso y mas cosas me conto de ti que la tenias muy grande y que sobre todo mamabas bien rico
le dije yo aver y como sabes si una persona mama bien o mama mal eh , lcomo ya estabamos entrados en confianza le dije has tenido relaciones alo que me repsondio que no , le dije ves mira por ejemplo si te mamo yo y despues te mama tu novio o otra persona vas a decir o tu comparas en fin cosas asi despues de terminar de decir eso me dijo en un tono muy serio deveras me mamarias ???
me saque de onda pero ya con unas cheves encima le dije pues si por que no ( que tiene de malo no ,pense yo )
apenas terminaba de decir eso empezo a besarme besaba de una manera un poco torpe yo epeze a tocar esas nalguitas luego su entre pierna cuando senti su mano en mi pene puta madre que estaba haciendo estaba con una niña de 15 años en que me estoy convirtiendo al instante me separe y le dije perdoname no se lo que hago disculpa apenas me hiba a retirar cuando me dijo carlos me dijiste que me hibas a mamar y cumple no tiene nada de malo justo antes de que me volteara par irme vi que se quito su pantalon de mezclilla que traia la verda siempre me han exitado ver a mujeres en pantaletas traia una pantaleta tipo francesa (no se por que me exita tanto esa prenda sea quien sea que la lleve puesta) me quede atonito me enseño unos escasos bellos pubicos ya para ese entonces estaba a mil me acerque y le dije esta bien pero solo una (jejej yo queria ya comermela ) la acoste en el sofa de su sala le baje esa delicada prenda y vi lo mas hermoso del mundo una vagina virgen (confieso que hasta esa fecha no me habia tocado alguna mi mujer ya no era virgen cuando nos casamos) y empeze a acariciarla de arriba abajo y abri para ver lo mas hermoso del mundo su himen , puta estaba a mil ya empeze a lamer su clitoris despacio y sin prisa lo saboreaba me estaba poniendo muy pero muy caliente ver la carita de niña que tiene sintiendo ese placer que le estaba dando despues abri sus labios mayores y bese por la parte de adentro llege a tocar con la lengua la entrada del orificio vaginal ella empezo a derramar un liquido delicioso por fin estab provando una vagina virgen sabia deliciosa acto seguido despues de 10 min se me seco la boca estaba que me venia a lo que le dije que si me dejaba probar sus pechos ella me dijo hazlo son tuyos em mostro sus pechos chiquitos pero deliciosos ya la tenia totalmente desnuda mi verga estaba a punto de venirme me baje el ziper del pantalo y mi verga salio como una lanza dije pues si no me la voy a cojer de perdido que me la mame y me masturbe le pedi que si me la chupaba me dijo que no sabia pero que si le decia como con gusto lo haria le dije has de cuenta que es una paleta tutsi pop asi empezo se notaba su falta de experiencia ya que me la mordio varias veces cuando le dije me voy a venir haste un lado ella quito su boca y no pude mas me vine en sus pechos quede extasiado y satisfecho me recoste en el sofa y me dijo oye mamas muy rico como premio a eso te voy a dar mi tesorito le dije cual tesorito mi virginidad que le diej yo estas segura yo soy un hombre mayor que tu podria ser tu padre me dijo no importa quiero darle un premio especial al que me dio mi primer mamada mi verga pues ya no respondia como hace 30 años jejej le dije pues si haces que se me pare de nuevo soy todo tuyo empezo a besarme el cuello y la boca pasamos a un beso frances mi verga empezaba a levantarse de nuevo me beso mis pechos y luego llego y me beso la punta de la cabeza me dijo sabe a sal cambia el sabor jiji se la empezo a comer torpemente pero logro que se me parara de nuevo ya una vez que tuve mi erecion me dijo y como vas a hacer que esa cosa entre en mi panochita si esta muy chiquita le dije ahorita ves acto seguido volvi a chupar su vaginita que delicia estbue asi por 5 min cuando le dije estas lista para que entre me dijo si carlos por fa que no me duela si la acomode en el sofa donde estabamos le separe sus piernas y abri sus labios vaginales coloque la punta de mi miembre y empeze a empujar como reacion natural ella como que se me queria separar de mi como que no queria no podia dejar de pasar esta oportunidar la acomode bien podia sentir como se hiba a briendo la panochita de cristina y por fin senti que ya no entraba ella estaba con los ojos llorosos le dije mirame a la cara cuando te desvirgue si te duele me dices me dijo esta bien acto seguido empuje mi verga hacia dentro ella solto un grito de dolor y me detube dije la lastime o algo y me dijo sigue por favor no pares metemela asi empeze con un mete y saca no puedo describir lo que sentia cuando estaba cojiendo esa panochita estaba super apretado delicioso la verdad dure menos de 2 minutos cuando senti que me venia me sali afuera y pude ver como habia una mancha de sangre en el sofa y mi verga estaba llena de sangre termine en su panochita que recien habia sido mia y quede exsausto cuando me recoste en el sofa me dijo gracias , veo que todo lo que me dijo mi mama es verdad me beso y me dijo hay que limpiar la sangre limpiamos la sangre y nos vestimos tenia ganas de esa mujer puesto que ya no era niña le dije oye mi amor nos echamos otro y me dijo no otro dia ya que no tarda en llegar mi mama buscame mañana para continuar le diej esta bien , me despedi le di un beso y quedamos de vernos no podia creer habia desvirgado a una niña llegue a la casa de mi mama y mi mujer me dijo oye corazon tengo ganas de cojer cojeme si .. me acorde que la verga la tenia llena de sangre le dije a mi mujer que si que nomas me diera chance de bañarme , coji con mi mujer pero me imaginaba que era esa niña dije al otro dia me la llevo a un hotelito y listo cojo todo el dia pero me salio mal mi plan mi vieja no se me separo todo el pinche dia dos dias antes de irme fui a visitar a cristina ya su mama me valia madre me recibio erika , echamos un palito rico pero no se compara con el de su hija , aproveche y le pregunte oye y tu hija a , a se fue al cine con unos amigoa a oye por cierto ya me conto que estuviste aqui antier esperandome por que no me esperaste que preguntaste por mi y te fuiste jejeje le dije pues como crees si no tengo la confianza con tu hija para estar aqui jejeje

me despedi de ella y tenia que volver a monterrey ya que se me acababan las vaciones y no volvi a ver a crsitina diej pues ni pedo ya me chingue ya sera otra ocasion

pero antier recibi una llamada de erika su mama que me decia que le buscara precios de hoteles aqui en monterrey ya que a su hijita s ele habia ocurrido la idea de que en vez de fiesta quieria ir a monterrey a festejar sus 15 años con unas primas y amigos
le dije y vas a venir tu me dijo claro que no ellos quieren ir a divertirse un fin de semana por eso te hablo para que me los cuides ehhhh jejej le dije que si que contara con mi apoyo que los hiba a cuidar muy bien ,

y peus ya estoy ansioso que llegue ese dia es el dia 15 de julio cuando cumple años se imaginan que pasara fuera de casa y lejos de su tierra el unico problema que tengo es como me le voy a pelar a mi mujer un fin de semana

Fantasias de una secretaria

Mi nombre es Laura, tengo 24 años y trabajo en una oficina de secretaria. Me gusta mi trabajo porque tengo mucha tranquilidad para hacer todo el papeleo, casi siempre estoy sola en la ofi, excepto de unas pocas veces que pasaban mis jefes con previo aviso.

Un día, que no tenía muchas ganas de trabajar, me metí en Internet y empecé a leer unos cuántos relatos eróticos, me gustaba la fantasía de practicar sexo con un extraño maduro, por ejemplo.

Y en mitad del relato, entró un chico preguntando con acento de búlgaro si le podíamos ofrecer trabajo en una obra, y le dije que de momento no necesitábamos a nadie, intenté todo para acortar su visita para poder seguir leer ese relato tan excitante que había dejado mi tanga mojado y a mi con unas ganas de tocarme los pechos y el clítoris que me picaba de tantas ganas.
Pero el chico no quiso, empezó a hacerme cumplidos, decía que le gustaría estar con una chica tan simpática como yo … vamos, que no se venció.

Le miré bien, y no me gustaba nada, era bajito, feo de cara y de cuerpo, demasiado desesperado, parecía que nunca había estado tan cerca de una chica como yo, me decía todo el tiempo que yo era la chica mas guapa que había visto jamás.

En ese momento pensé jugar un poco con el; ya no intenté acortar la conversación, al contrario. Quería pasármelo bien y empecé a tocarme el pelo, decirle que estaba muy sola últimamente, que ningún hombre me entendía, empecé a desabrocharme un botón de mi blusa y le miré con ojos de gatita.

El chico se quedó en blanco, pero con una sonrisa muy grande.

En ese momento le pregunté si realmente tenia ganas de estar con una chica como yo, y claro, me dijo que si.

– Que me harías? Que te gustaría hacer?

El: me gustaría tocar tus pechos.

Cogí su mano derecha y la metí bajo mi blusa, al principio se quedó perplejo pero a los 2 segundos empezó masajearme mis pechos con torpeza, lo que me excitó mas todavía. Entonces le pregunté de nuevo:

Que harías después de tocarme el pecho?

Me dijo que le gustaría tocar mi coño. – pensé, que morro tiene, pero voy a cumplir , a ver como reacciona.

Me abrí de piernas, subí mi falda y aparté el tanga para que salieran mis labios carnosos esperando alguna caricia. Me miró, no se lo podía creer, lo que me ponía más cachonda todavía. Se arrodilló delante mía y empezó a tocarme el coño con dos dedos con muchos cuidado pero igual de torpe y mirando cada detalle.

Incluso me preguntó si podía hacer una foto de mi coño, mis pechos para recordarlo todo mas adelante. Le dije que si pero para mas tarde, porque quería que me lamiera mis partes ya húmedas , cogí su cabeza entre mis manos y le apreté hacia mi sexo, después le aparté un poco, le cogí el dedo índice suyo y me lo metí dentro de mi coño, lo saqué y lo metí con mas fuerza… como a mi me gusta, repetí varias veces, y me encantaba. Empecé a ponerme mas cachonda tenía tantas ganas de ser penetrada ya pero me aguanté para alargar ese placer.

Le saqué su dedo y me cogí dos y me los metí de nuevo, y de nuevo, mmh… como disfruté con ese juego, después me metí sus tres dedos, mientras yo me tocaba mis tetas pellizcando mis pezones. De vez en cuando le tenía que subir la vista para que no se perdiera nada de lo que estaba haciendo yo.

Le enseñé como tocarme el clítoris, como penetrarme con su lengua, era fabuloso.. quien iba a saber que un chico tan feo se dejaba manejar tan fácil… no me arrepentí ni lo mas mínimo.

Entonces llegó el momento de bajarle yo los pantalones de la marca de la pava, sucios; yo arrodillada y el sentado en mi silla de secretaria.

Me encontré con una polla hermosa, bien grande y rígida, me acerqué lentamente, me humedecí los labios y empecé a lamerle la polla entera, me la metí con todas mis ganas en la boca, bien adentro, la saqué para acercarme a sus huevos durísimos, se los chupé enteros, y me ponía cada vez mas cachonda, me encantaba chuparle la polla a ese tío desconocido, le iba a dar una lección de lo que es capaz de hacer una chica guapa sentada todo el día en una oficina.

Y si, se lo demostré porque al poco tiempo empezó a retorcerse del gusto del orgasmo que le estaba pasando; y se corrió bien corrido en mi boca. Me tragué la mitad, la otra mitad la restregué en mis tetas…. Me daba tanto gusto sentir su leche encima de mi, que empecé a masturbarme delante de el, ya me había subido a la mesa- justo enfrente de el, y ahí estaba masturbándome como una loca, cachondisima, rogándole que me penetrara, y gracias a dios, hizo lo que le había pedido, con una fuerza tremenda, ya no sabia por donde sujetarme.

Me daba bien fuerte, y además con unos movimientos circulares, le sentí tanto, que solamente podía chillar del gusto que me daba ese tío.

Recordando ese encuentro con ese chico, la verdad es que no me acuerdo de las veces que me he corrido, pero fue mi mejor experiencia sexual.

Todavía utilizo esa experiencia para masturbarme con mi juguete. Espero que os pueda servir mi experiencia igual que a mi….

Trolita infiel desde el colegio

Cuando una es puta, es puta desde siempre, y no en el mal concepto, sino puta en cuanto a disfrutar un buen macho y una buena cogida. De hecho ahora mi novio esta trabajando y yo re caliente acá. De vez en cuando, en cuanto sale una oportunidad, salgo con amigas y termino encamada o divirtiendome con alguna pija en la boca en los baños del boliche, me gusta franelear en la pista y que la cosa se vaya poniendo caliente, el los reservados dejo que me manden toda la mano que quieran y se pinta para que les chupe la pija nos vamos al baño, si me calienta muchisimo y quiero garche, al telo, total es la salida en la que mi novio piensa que no hago nada, y eso que mas d eun conocido de el me vio siendo manoseada sonriendome complices. Mis amigas tambien son bastantes zorras asique nos incentivamos. Mi novio piensa que son aburridas y santitas, ja.
Le meti los cuernos a los 3 meses, y despues no paré mas, creo que no tuve novio que no haya quedado re cornudo ante la sociedad, pero bueno, mi conchita pide variedad de pijas. Con una me aburro.
Esta semana me estuve acordando mucho de mis primeras veces, y de como ya era una zorra desde chica. En plena secundaria temprana, arranqué trempanito, con un compañero del que fui novia dos años, desde que su pija recien empezaba a tener pelitos hasta que ya era una herramienta dura bastante satisfactoria. Pero como adolescentes tontos nos peleabamos cada dos por tres, tipico. Cuando ya la habia agarrado el gustito al garche me empece a fijas en otros chicos, asique al año con mi noviecito, despues de una peleita, me fui a una fiesta de los de ultimo año con mis amigas. Estuve toda la noche provocado, si bien ellos no eran mayores de edad todavia, para nosotras eran todo un trofeo, y en a mitad d ela noche me vino a levantar incentivados pro sus amigos un papuchi que era de los mas galanes de la secu. A mi mi noviecito ya ni me importaba a esa altura y me lo chapé el resto de la fiesta, una cosa llevo a otra y termine peteandolo y cogiendo en su habitacion. Esos fueron los primeros cuernos que meti, la pija de este ultimo y su actitud mas experimentada me volvieron loca, y justamente lo estoy buscando por eso ahora en facebook haber si sigue tan machito y puedo arreglar un garche con el despues de estos años que pasaron. Total, tiempo tengo por que mi novio a la noche, trabaja. ja,besitos.

Unas clasecitas para aprender a coger mejor

Con un poco de práctica después de haberme entregado el quinto mi primita querida ya había perdido el miedo de abrir las piernitas, ya cogía tranquila. Pero no conseguía hacer algo más interesante.
Llegábamos al motel, se sentaba en la cama y esperaba que me le aproximara para desnudarla y después simplemente se acostaba de espaldas y abría las piernas, o se ponía como le pidiera. Pensé que era hora de mejorar. Y siguiendo una idea, fui a hablar con la madrota de un putero de buena calidad, que me había recomendado como bueno para mis ideas.
Después de saludarnos le explique que quería que mi novia aprendiera a coger bien, no tanto como una profesional, pero bien, con variaciones y sabroso. Y que había sabido que ella preparaba muy bien a sus pu…pilas.
Ella se me quedó viendo, y me respondió:
– Efectivamente, esta es una casa de prestigio, no acepto cualquiera, ni de cualquier manera. ¿Ya pensó bien lo que me está pidiendo? Además, de que sin importar lo que resulte me tendría que pagar de todas maneras.
– Si, ya pensé bien todo eso y ya medio lo platicamos, no está muy convencida, pero tampoco está totalmente cerrada. Quiere ver primero como es, o como podría ser para ella y decidir después que hacer.
– Buuennoo, si. Sí… podría ser así… Vamos a hacer lo siguiente: Tráigala, platico con los dos y si siguen queriendo, se la preparo bien, le enseño como coger de primera.
– ¡Trato hecho! Combinamos el precio, y un posible día y hora.
Al final de varias veces de platicarlo, finalmente ella aceptó y fuimos. Al entrar, muy inquieta, preocupada y nerviosa, vio un ambiente limpio, arreglado y bonito, con algunas muchachas bien arregladas. Y pasamos directo para platicar con la madrota, que a seguir nos pidió que le dijéramos para que estábamos ahí.
Con Elzita muy quieta, le repetí mi pedido y aceptó marcando su precio y condiciones, que ambos aceptamos sin comentarios.
En seguida tranquilamente le hizo varias preguntas que ella respondió medio cohibida:
-¿Con cuántos has cogido?
-Solamente con él… y casi con otro
-¿Y te gusta coger?
-Sí.
-¿Prefieres estar arriba o abajo?
-Me es igual
-¿Prefieres estar de espaldas o de frente?
-Me gusta más de espaldas, inclinada o arrodillada.
-¿Ya estuviste con dos o más al mismo tiempo?
-No…
-¿Te da curiosidad?
-…no se…
-¿Mamas?
-Sí, casi siempre que estoy con él.
-¿Te gusta?
-Más o menos. Más cuando estoy muy caliente.
-¿Y ya te la metió por atrás?
-Solamente una vez.
-¿Te gustó?
-No se…
-Bueno, vamos a comenzar por lo básico.
A seguir por un monitor le mostró y explicó lo que hacían varias de las puchachas, detallando del porque de las ropas, del maquillaje y del comportamiento, de cómo destacaban lo mejor del cuerpo de cada una. Después la condujo a otra pantalla donde se veía uno de los cuartos con una pareja cogiendo, ella acostada de espaldas con las piernas bien abiertas, y él encima. Y le explicó claramente lo que hacía ella, y como reaccionaba a su pareja.
Vi claramente como se iba calentando, como cambiaba de expresión. Y así terminó la primera clase, sonrojada, sudorosa y con una expresión extraña que ya le conocía: de perra en celo.
Salimos y claro que nos fuimos directo a un motel para practicar lo que habíamos visto y oído.
Seguimos practicando y unos días después regresamos para la continuación; habiendo conocido el ambiente estaba más tranquila. La madrota que también había notado como estaba la primera vez, me preguntó aparte si ella aceptaría estar más cerca y (sin consultarla) le dije que sí.
Al llegar nos dijo que íbamos a ver una orgía de tres parejas. Elzita no dijo nada, solo me vio. Después, nos acomodó en un lugar discreto, una especie de entrepiso, en penumbra, con una recámara amueblada abajo donde una empleada colocó unas bebidas y refrescos y poco después entraron al cuarto tres parejas, riéndose y bromeando.
Ellos acariciándolas abiertamente, como corresponde, y ellas atendiendo los deseos. Y entre besos y cachondeo, pronto estaban en ropa interior y alguna de ellas ya sin sostén, balanceando los pechos, mostrándolos cachondamente, provocándolos. Poco después ya estaban todos desnudos y uno de los hombres, impaciente y de palo duro, sentado en el sillón ya se lo estaba metiendo a su pareja, que feliz le abría las piernas.
Caliente comencé a acariciarle las piernas, subiendo a los muslos. No dijo nada y siguiendo señas de la madrota, le comencé a dedear el coño como lo hacíamos en los cines y le abrí a blusa para meterle mano a los pechos. Tampoco dijo nada cuando le quité el sostén. Siempre lo hacía, estaba muy acostumbrada.
Para entonces, las putas ya estaban todas cogiendo en diferentes poses: una acostada de pernas bien abiertas y acariciada por el vecino, que estaba cogiéndose a otra de a perrito. La tercera estaba sentada al borde de la cama mamando verga.
Elzita cada vez más caliente, ya no se importaba de tener junto a la madrota, ni de estar ahí. Sin hablar, hipnotizada por la escena abajo, se paró apoyándose en el barandal y aproveché para meterle mejor la mano y bajarle los calzones. Y ya encaminados, también le quité la falda, dejándola solo de blusa abierta.
La madrota le decía:
-Fíjate como mueve las nalgas la morena. ¿Ves como se apoya en los pies y mueve las nalgas de arriba a abajo? Ya la blanquita está muy quieta, solo parada, se mueve, muy suavemente de adelante para atrás. Pero puesta así, es más fácil que el güey le acaricie las nalgas y las chiches. Además de que así se le mueven más sabroso.
Ahora fíjate como la gorda se le acercó a la morena y la está acariciando. Eso los calienta de a madres. Por eso lo hace.
Para entonces ya estaba con las piernas bien abiertas la acariciaba toda y le metía los dedos por la chucha mojadísima, de paso acariciándole el ojete.
La madrota me hizo señas de meterle los dedos por el chiquito y me pasó una pomada. Entendí, me puse un condón en un dedo y untando la pomada, se lo metí despacio por el culito, con cuidado y parando, sin dejar de moverle la perlita con la otra mano. Comenzó a mover las piernas como cuando está muy caliente y no dijo ni hizo nada, después de mover el dedo algunas veces hasta sentir que el anillo se acomodaba, lo saqué; metí otro dedo en el condón y se los metí de nuevo, como ya estaba preparada entraron fácilmente. A las pocas movidas comenzó a mover las nalgas al ritmo, así que considerando que no solo no le incomodaba sino que le estaba gustando, nuevamente los saqué, metí el tercer dedo y se los dejé ir. Alguien me dijo que tres dedos dan el grueso de una verga. Como ya estaba preparada entraron fácil y sin problema.
Reaccionó bien, moviéndose como si fuera un palo y sin demostrar molestia. Haciéndome señas de que fuera por el chiquito la madrota le dijo que se sentara despacito en mí, de espaldas. Ella obedientemente y sin dejar de ver abajo, abriendo las piernas e inclinando-se un poco, se fue sentando poco-a-poco en mis piernas y la fui guiando tomándola de las nalgas. Ya apuntada, con una mano le acomodé el camote por el culo. Me detuve unos segundos con la cabezota en la entrada, sintiendo como se le iba metiendo suavemente, la levanté un poco sacándolo y se lo volví a meter, ahora ya más adentro; y en seguida ya con la cabeza bien metida, con un jaloncito de las nalgas toda la pija le entró sin problema hasta los huevos. Se quedó quieta y en seguida siguió moviéndose.
Entonces la madrota me dio un vibrador grueso y largo, diciéndonos:
-A ver niña, muévete despacito de arriba a abajo. Apóyate en el barandal, siii, así… Y tú, y métele el consolador por la chucha. Asiii… siii…
-¿Te está gustando muchachita? ¿Si?
-Si… –respondió jadeando roncamente Elza, siii… está muy bueno…
Seguimos así, con la madrota acariciándola, sin que ella dijera nada, lo que me sorprendió mucho. Pensaba que reclamaría. Nada. Cuando le llegaron los estertores de la venida, con jadeos y quejidos, se desguancijó en mí y la dejé quieta unos minutos, hasta sentir que se me desinflaba la verga. Me salí, le saqué el vibrador y se sentó a un lado. Descansando y respirando fuerte.
Después de algunos minutos vimos que abajo la cosa estaba muy caliente, las parejas ya estaban cambiadas, dos de las zorras estaban montadas una arriba de la otra besándose y chupándose los pechos, con uno de los clientes metiéndoles alternativamente el camote. La tercera estaba en medio de dos, uno en cada extremo, no daba para ver si era por el culo o por el coño, pero por donde fuera, se movía con maestría. La madrota comento:
-¿Ves como la güera atiende bien a los dos que la están prendiendo? se mueve calculando el ritmo, no a lo pendejo. Sujeta la verga que tiene en la boca con una mano para que no se salga y se equilibra con la otra. Por atrás no tiene problema porque está bien apoyada en la cama, y además el güey la está empujando por las nalgas.
-Mmjjuú. Si… –respondió Elzita, ya más suelta para hablar. Sintiéndose más a gusto. Más en ambiente.
Entonces la madrota dijo:
-¿Quieren ir abajo? ¿A ver más de cerca?
Vi a Elzita transformada, dudando, pero ardiendo de calentura, de ganas de seguir cogiendo, ni estaba pensando. Le dije:
-Vamos con ellos cariño, para ver de cerca como lo hacen… dudando, me vio y no respondió. Indecisa, murmuró:
-¿Así?
Sin responder ni dejarla escapar, la tomé de la mano y nos dirigimos a la escalera para reunirnos con el grupo. Me siguió dócilmente, como hipnotizada sujetándose la blusita abierta. (En privado me reí porque estaba preocupada de cubrirse con la pinche blusita estando sin nada más, con la buchaca y las nalgas bien a la vista)
Al acercarnos, las huilas ni se movieron, ellas sabían de la movida. Y sabían que era posible que entráramos. La madrota les hizo una seña de ok con la mano y todos siguieron en lo que estaban. Los tipos examinaron a Elza con cuidado, calculando si se la cogerían… o si les interesaría cogérsela.
Apartándonos un poco la madrota me dijo:
-Aquí si ya no puedo hablar como lo hice arriba, si prefieren salir no hay problema. De cualquier manera están seguros.
Lo pensé y respondí que saldríamos si Elzita no se sintiera a gusto.
Cuando me le acerqué de nuevo, estaba muy quieta viendo de cerca como estaban cogiéndose a la que estaba entre los dos. La abracé y re-comencé a acariciarla, metiéndole las manos por todos lados. Cuando le abrí la blusa y se la bajé, se resistió un poco, pero cedió en seguida. Estábamos junto a la cama, la incliné y se apoyó en el colchón abriendo las piernas, posicionándose para meterle el palo desde atrás, obedientemente le metí la verga ensartándola como mariposa.
El más próximo se acercó un poco y sin sacar su camote de la puta, le acarició los pechos. La empujé un poco, para ponérsela más cerca. El que estaba del otro lado, igual, sin dejar de follar, le acarició las nalgas y las piernas y pronto pasó a la raja, metiéndole los dedos. Sentí la reacción de inmediato. Se tensó. Y bajando la cabeza aceleró los movimientos.
Miré a la madrota que me hizo señal de ¡Todo bien! Y seguimos.
Empujándola suavemente le dije roncamente:
-Así amor arrodíllate… Entendió de inmediato y se puso de a perrito, con lo que quedó más cerca de los tipos que sin perder el paso le metieron más las manos.
Imaginé lo que vendría. Uno de los pendejos, me hizo gestos de darle chance. Lo pensé unos segundos y me salí dejándole el campo para cogerse a la nueva (¿la otra?) zorra. De inmediato se acomodó y le metió la pija a Elzita, que pareció no importarse o quizás ni se enteró del cambio. Estaba quieta de ojos cerrados, moviéndose suavemente. La acaricié. Abrió los ojos y nebulosamente vio que era yo. Sin decir nada solo abrió la boquita respirando fuerte.
El tipo se vino rápido. Y se salió echándose a un lado, satisfecho, descansando de los palos. Solo que, sin esperar, el que estaba siendo mamado se puso por atrás de Elzita y también se la cogió.
La (¿otra?) puta viéndose libre, se acostó tranquila, sonriendo, viendo como sus clientes comían carne fresca.
Para entonces el tercer pendejo también había terminado y junto con las putas estaba saboreando el showsito.
Esperé que pasaran sus espasmos, para descansar juntos unos minutos antes de salir.
Desnudos regresamos al entrepiso para vestirnos y salimos agradeciéndole a la madrota las “clases”.
-No hay de qué. Pueden regresar cuando quieran. Y si Elzita quisiera trabajar conmigo, será bienvenida.
-¡Gracias! Respondió en voz baja.
Y salimos a tomar un café y platicar de la experiencia.
-¡Que experiencia! ¡Sorpresiva! y diferente de todo lo que esperaba… No sé que me pasó… No me lo imaginaba… Dijo medio como compungida.
Sentí que debía tratarla con mucho cariño y la abracé apoyándola en mi hombro.
– No te pongas triste, fue una muy buena experiencia, muy interesante.
-Es que me siento mal, muy mal… ¿qué piensas ahora de mí? ¿Que soy una… piruja?
-No amorcito, de ninguna manera… al contrario, te siento más cerca que nunca.
Ahora tenemos un secreto solo nuestro. De nadie más. Y no te veo como zorra, al contrario, te veo más mujer, mi mujer.
Después de un rato y más abrazos, cambió de expresión y comenzó a comentar:
-No sé que me pasó, como me fui dejando llevar y cómo fue que terminé con esos tipos en la cama. ¿Me lo imaginé o ellos me…?
-Si cariño, arriba, primero te cogí por el culo, y te metí un tremendo consolador por la buchaca. Y la Juana te acarició. Abajo te cogí yo y en seguida te cogieron dos de esos cabrones, con todos viéndote… Y quizás estaba arriba alguien más… no se…
-¡Qué vergüenza…! dijo riéndose… ¿Y me vieron todo?
-Siiii…. ¡no solo encuerada, sino también dando las nalgas…! Y en un putero…
-Jajajaja. Nos reímos sabiendo que era un nuevo nivel, otro patamar.
Supe que estaba contenta… Y pensé que muy probablemente lo repetiría… porque parecía que le había gustado…
A partir de ese día, nuestras relaciones fueron mucho mejores, más variadas e interesantes.
Unos meses después, le sugerí regresar con la madrota para “saludarla”… pero eso… es otra historia…

Egon

Camila, Festejo de cumple

Hola amigos, con Uds. Camila nuevamente despues de tanto tiempo sin contar mis experiencias. Esta vez les quiero contar algo reciente. Cumplí mis 26 años hace dos semanas, y quise festejarlo de una manera diferente.
Miguel, mi novio está haciendo un curso de larga duración en el ejercito que comenzó hace 1 mes, tiempo desde el cual no nos vemos y todavía falta mucho para encontrarnos.
Esteban (el abogado de la empresa donde trabajo), sabiendo de esto, no perdió tiempo y me propuso festejar el cumple con él. Ambos sabiamos las intensiones así que, como no soy muy fiel que digamos, y la mayoria de la gente no sabe mucho de mi vida privada, ya que soy muy reservada con eso, le propuse que lo hicieramos en mi casa nueva a la cual todavía faltaban como 3 semanas para poder mudarme aunque ya tenia varias cosas ahí.
Como era día jueves, les dije a mis compañeros de trabajo que dejaramos el festejo para el viernes a la noche así no tendriamos problemas para venir a trabajar.
Esteban llego solo a mi casa, traia bebidas y me dijo que en un rato llegaba el delivery con la cena. Llego temprano y aprovechó para tenerme sola para él. Fué un polvo común, al rato suena el timbre y me dice que se encarga él de ver. Yo esperando en el living, veo entrar a su amigo Ruben junto a 2 chicos. Ahí me comentan que sos sus sobrinos y que querían que debutaran conmigo. Me comentaron que eran de Ushuaia, que no tendria que hacerme problemas.
Obviamente la cena de ellos era yo, y tenian su ración para darme.

Luego de haber realizado el arreglo con mis viejos amantes, me dirigí de inmediato hacia estos muchachos, con los que en unos segundos hice mis planes.

Esteban y Rubén se retiraron hacia la cocina para no intimidar a los chicos. Puse luces bajas, música y comencé a bailarles. Mientras me desnudaba les frotaba mi trasero y mis pechos sobre sus caras. De apoco fui desvistiendo uno por uno, los puse frente de mí y les comencé a mamar la verga. Estaban tensos, sus pijas muy duras; fueron suficientes unas cuantas mamadas a cada uno para que se vinieran en mi boca ambos.

Luego recosté a uno de ellos y lo monte. Como yo ya estaba excitada de pensar en como me cogerían Esteban y Rubén, cabalgue al muchacho de forma salvaje, llame al otro y le pedí que se recostara, lo monte y le dije al anterior que me lo metiera por atrás. Ahora les indicaba como moverse. Cuando note que sus vergas estaban bien lubricadas y ellos ya me cogían sin indicaciones, los hice detenerse, puse la pija del que estaba abajo en mi trasero y le indique al otro que también la introduzca por ahí. Lentamente nos fuimos poniendo más cómodos y aumentando el ritmo. Coordinaban perfectamente sus movimientos y mi trasero se estiraba relajadamente.

Los hice acabar rápido dentro de mi trasero. Una vez terminada la tarea, se cambiaron y los despaché. Comenzaba lo mejor.

Mis amantes salieron desesperados de la cocina, Rubén directamente se sentó y me indico que le mamara su cañón, Esteban estaba como loco con mis pechos. Ya no aguantaba mas, estuve esperando con muchas ansías este momento así que recosté a Rubén y me monte sobre él, de inmediato le pedí a Esteban que me la introdujera por atrás.

En nuestro encuentro anterior no pudimos estar así por el gran tamaño de sus trancas y creo que fue por una mala posición mía.

Ahora estaba completando esta hermosa fantasía de tener dos bates al mismo tiempo. Sentía como se estiraban mis tripas y mi vagina. Era tan grande mi calentura que mi trasero no necesito ningún lubricante para ser perforado. Cuando terminamos de acomodarnos y sentirnos cómodos, empezamos los tres a darle ritmo, fuerza y mucha profundidad a esta cogida fenomenal.

Estos dos viejos si que se mantenían en forma, lo hacían muy bien, Esteban con sus tremendas manos tomaba mis nalgas y me pegaba bien a él en cada embestida mientras Rubén me comía los pechos de una forma tan sabrosa como bestial.

Rubén se comenzó a sacudir con mucha mas fuerza hasta que se vino dentro de mí, me la dejo dentro mientras la hacia latir, esto, mas las embestidas de Esteban hicieron que me viniera justo cuando pude sentir los chorros de leche en mis tripas.

Nos quedamos un lindo rato en esa posición hasta que empecé a sentir como disminuían los tamaños de sus trancas.
Por lo visto esto lo estuvimos esperando los tres ya que nos quedamos rendidos. Ellos se cambiaron, me dieron un lindo beso de despedida y se marcharon dejándome contenta por lo vivido. Aunque pensaba seguir la fiesta la siguiente noche. Se los cuento luego.

La putita de Roberto es desvirginada por el culo

Les voy a contar la historía de Roberto y yo. Nos conocemos de toooda la vida, Roberto y yo siempre hemos ido a la escuela juntos, nuestras familias se conocen y nos llevamos muy bien, el tiene 25 y yo tengo 20, yo soy bajita de 1.60 de estatura, de cuerpo con beuna figura, no soy anorexica, tengo curvas, soy delgada y con un par de bubies inmeeensas que seguro protagonizan más de un sueño humedo de mis compañeros en la universidad, mi trasero no es grande pero es redondito, firme y apretadito, cara delgada, ojos graandes y obscuros con unas pestañas inmensas, mi cabello es largo y lacio, mi naríz respingada, soy bonita talvez no una barbie pero como si lo fuera así me siguen los hombres y Roberto es todo lo contrario, alto de 1.90 de estatura con cuerpo ancho, como de jugador de americano, de rasgostoscos y gruesos, es moreno pero a pesar de la imagen tan ruda que el puede tener siempre ha sido la persona más linda conmigo, siempre ha estado enamorado de mi pero es obvio que yo de él no, nunca ha sido mi tipo, a mi me gustan los hombres con caracter que no me dejen salirme tanto con la mía, es por eso que les contaré de como todo cambio un día entre Roberto y yo.
Yo siempre he tenido muchos novios, siempre he sido un poco precoz para mi edad y con ese aire de mujer alocada, por lo tanto siempre he tenido novios, siempre he sido una chica hermosa que sabe como atraer a chicos y grandes, tanto por físico como por actitud, mi vida sexual la empece muy chavita a los 13 cuando tuve un novio en la secundaria, pero esa es otra historia, así que un día harta de no tener sexo en un par de meses desde que coreté con mi ex novio se me ocurrio una idea, le propuse a Roberto que fuera él, elque me satisfaciera de placer sexual cuando lo deseara, por supuesto se nego, era típico de Roberto, porque él quería protegerme, formalizar y esas cosas que a mi no me interesaban en lo mas mínimo con él, deje de insitir y undía le pedí ayuda con matemáticas, fue a mi casa, no era raro qie nos encerrarasmos en mi cuarto, lo hice pasar y con un conjunto transparente lo recibí, ese día me le entregué, se nego a pesar de que mis tetas se salían del brasier diminuto a media copa, le tuve que hablar al oido mientras me montaba en él diciendole que sino era él sería cualquier otro, él sabía que tenía razón, cualquiera de la universidad hubiera dado lo que fuera por tenerme semi desnuda sobre de ellos pidiendoles por sexo, así que acepto, sóliamos tener sexo super seguido, nunca creí que nos fueramos a acoplar tan bien y menos que me fuera a gustar tanto pero la verdad es que las proporciones nos ayudaban, yo era demasiado pequeña y el demasiado graande en todos los aspectos, así que hacer diferentes posiciones y penetrarme siempre era un reto, hacerme como muñeca era facilisimo para él, eso era lo q me encantaba pero tristemente lo que él hacia, tratarme como si me fuera a romper cuando yo quería que me rompiera, asi la pasamos dfurante varios meses, tres para ser exactos, un día le llame para contarle que mis padres salian de viaje se irían el miércoles en la mañana y regresabana el jueves en la noche que porque no venía a pasar la noche conmigo y ese día cambio todo….
esa noche él se nego, lo que no había hecho en tres meses, me dijo que no, que estaba harta de que lo usara, que él me amaba y blah blah, blah… le rogué e imploré que lo hicieramos, hasta que le dije lo que fuero palabras para sus oidos: HARE LO QUE QUIERAS, él me respondió con otra pregunta… LO QUE YO QUIERA????… le respondí inmediatamente que sí, lo que él quisiera… segundos después me arrepentí, lo imagine pidiendo mi mano al día siguientepero sorpresa la que me esperaba… en ese momento cambio su actitud y me dijo, OK, mañana te veo en la parada del bus cerca del centro comercial, SOLO puedes llevar los tacones de aguja que te regalé, el camison fushia de encaje y saten corto, maquillate linda y quiero los labios rojos, ve caminando, llegas 1 min tarde y me voy… quedé atonita, me estaba dando ordenes, le dije que sí con un hilo de voz y me dijo ahí nos vemos, puta, mi puta… y colgo!
Después de esa llamada quedé en Shock, no puedo negar que me excitó que hubiera hablado así, que me hubiera ordenado y que se refiriera a mi como puta, él nunca me había dicho una grosería.
Al día siguiente me pus´´e los tacones altos de aguja que me había regalado, el camisón fushia sin ropa interior y con mis labios rojos, me vi en el espejo, me veía muy sexual, literal parecia una puta pero me gustaba como me veía, salí caminando, debo de admitir que rogaba no encontrarme a nadie, sería una verguenza que me vieran vestida como puta, caminé hacía el lugar en el que nos quedamos de ver, la parada del bus, estaba cerca de casa pero con tacones era un poco lento el camino, comenzo a llover, intente correr pero con los tacones fue inutil, así que me resigne a caminar bajo la lluvia, los carros que pasaban al lado de la acera sobre la que caminaba se iban frenando al pasar por mi lado, supongo que era obvio que no traía nada, ya que el saten se pegaba a mi como una segunda piel, mis pechos duros y sus pezones se veían, mi raja, todo, gran festin que se han de haber dado, estaba enojada, moría por llegar a la parada donde me esperaba Roberto para dejar de mojarme, pero cuál era mi sorpresa, Roberto no estaba, eran las 6:00 pm en punto y no estaba ahí, no supe que hacer, nunca me había hecho esperar, decidí que lo esperaría 5 minutos sino me iba, parada ahí empapada con fachada de puta esperaba a Roberto cuando se estaciono un carro con un joven adentro y me preguntó, cuánto por un completo? mientras se agarraba su paquete, siguiendo mi rol le respondí, lo siento ya tengo cita y aunque no la tuviera no creo que puedas llegar al precio, se echo a reír y se fue mientras me gritaba pero si se nota que eres una puta cualquiera, me hizo enfadar, al segundo se estaciono Roberto, me subí, estaba enojada y pretendía no hablarle ni hacerle caso por haberme dejjado ahí, lo primero que me dijo fue desnudate, con los brazos entre lazados no le dije nada, tomo mi cara para q lo viera a los ojos y me dijo, eres mi puta y haces lo que yo te ordeno, zorra! entendido?, afirme con la cabeza y me dijo que bueno que lo entiendes, ahora, DES NU DA TE, le hice caso, no había mucho que quitar excepto el camison empapado, se arranco, me empezo a amasar los pechos, duros por el frio y la lluvia, terminoó de hacerlo y me dijo volteate atras hay una bolsa busca sólo lo q hay dentro, en ese momento comprendí que Roberto lo había planeado todo, eran epocas de lluviua y por eso me dijo que me fuera caminando para que quedara empapada y no pudiera correr con los tacones, quería que me sintiera como lo que era: una puta, mientras buscaba atras memanoseao el trasero, encontré la bolsa, lo que había dentro era otr camisón, incluso más corto y transparente que el mio, me dijo que antes de ponermelo, me lo tenía que ganar, abrio las ventanas, entraba el frí y aún llovía, le dije con un hilo de voz, sí y me ordeno que le hiciera una rusa con esas tetas tan duras, le saque su tronco que ya estaba erecto, lo agite con mis chichis arriba y abajo mientras lo mamaba de cuanto en cuanto, me pidio que alzara mi trasero para poderlo masajear mientras el manejaba, lo golpeaba con mis bubies y él manejaba, gemia sabía que se vendría pronto, así que m e dijo que lo metiera todo en mi boca y tragara toda su leche caliente, que sólo así obtendría un poco de calor, se las ingenio para tratar que no lo lograra, quería humillarme por todas las veces que yo lo había humillado al decirle que erean estupideces lo que me decía, lo logre, me trague toda su leche, sentí que me ahogaba un par de veces y era cuando él más gritaba, yo empexaba a excitarme, cuando termino, me dio el camizon y subío las ventanas, puso un poco de aire caliente, pensé que habíamos terminado con el sexo en el camino pero no, otraa vez me equivoque, pidío que me volteara para estar sentada frente a su perfil, des pués me ordeno que colocara una pierna en el resplado de su asiento y la otra en el tablero, con una mano me tome de mi asiento y con la otra del tablero, estaba abierta a su merced, para él, le ofrecia todo mi sexo a él y su placer, jugo con migo, primero me frotó mi clitoris con sus dedos, él sabía como hacerme gemir, era un experto y maestro en las caricias, empece a mojarme así que mientras me frotaba con el dedo pulgar de su mano derecha simultaneamente metia el dedo indice en mi y después era el dedo indice y el medio y después eran el indice el medio y el anular, hasta terminar con los cuatro dedos que le sobraban en mi vagina mientras seguía frotandomi clitorís, me corrí, me miró sonriente y me dijo, eres una puta que disfruta de su oficio, le dije que sí estaba extasiada, moría porque me penetrara, siempre me ha gustado sentir so inmensa verga dentro de mi, sintiendo que se abre paso en mi apretadito y angosto cuerpo, quería que me destrozara, todo el preambulo ya había sido demasiado para mi, pero al parecer´él tenía otros planes, cuando estaba así abierta ya no con tanta fuerza desfrutando de lo bien que me había venido, me pasé mis manos por mi vonvhita humeda, tome mis jugos y lamí mis dedos, así hasta qué me limpie, él me veía de reojo le ponía verme tan caliente, me dejo terminar de lamerme todos los dedos y disfrutar de mi, cuando lo hicé me ordeno que sacará lo q había en la guantera, era una verga, vibraba, era muuy grande, le dije que quer quieres que haga con esto amo, me dijo nada, tú nada, abre las piernas puta, las abri encendió el vibrador al maximo y lo paso por mi clitoris, empece amojarme de nuevo, lo metio sin avisar y directo, cuando estaba disfrutando y retorciendome la apago y la saco, me quede ahí con esas ganas de seguir, de ser cogida, le dije que porque había hecho eso, me dijo que por q yo era su puta y él deciidía que hacer, entendiste? enojada le dije que sí, me dijo, eso es bueno, ahora ahí muestrame tu culo, ponte en cuatro, lo masajeo, lo lamio, lo partio con las manos, nunnca habíamos tenido sexo anal, mi culo nunca había sido de él ni de nadie, era virgen y él lo sabía, siempre me lo había intentado hacer pero nunca lo permití, cuando lo tocaba y lo mojaba con su lengua le dije que ni lo pensará, me dijo no por ahora, ya estabamos en un estacionamiento, el no por ahora resonaba en mi mente, significaba que ese era su premio, y me enmpezo a nalgear, fuerte, sentía como mis nalgas se ponian calientes, me decia eres una puta y eres mala, te merces unas nalgadas, y así me nalgeo un buen rato hasta que se canso, me ardia el culo, me dolia, me hizo salir del carro, estaba oscureciendo y estabamos en el estacionamiento de un super mercado, hacía frío, ya no llovía pero el aire helado ponia mis pezones duros, parada afuera de carro con los brazo cruzados esperaba a que él sacara unas cosas que buscaba, cerro la cajuela traia una bolsa con él y unos papeles, me dijo escucha bien puta, harás lo que te ordene que te puede ir muy mal y se agacho, me subio una pierna en su hombro, parecía que me iba a mamar, me abrio los labiios, ahí en el estacionamiento donde seguramente alguien nos podía ver sin ningun problema, saco de la bolsa cuatro bolas, eran dos pares, cada par estaba unida por un lazo, eran bolas chinas, la diferencia es que unas eran de castigo y otras normales, las bolas chinas son bolas unidasd por un lazo con canicas adentro, cuando se introducen en la vagina al caminar chocan entre si y las canicas rebotan, lo cual hace que uno sea masturbado, las bolas chinas de castigo son iguales pero en vez de ser lisas tienen picos, lo cual hace que duela y tener multiples sensaciones, no sabía que llegaría a tanto introdujo a pesar de mis suplicas las bolas de castigo, era doloroso pero también sentía placer, cuando las dejo adentro me hizo bajar la pierna que yacia en su hombro se hizo para tras, se metio la mano a su chamarra, ya que él sí estaba tapado y sentí como empezaron a vibrar, eran electricas y él tenía el control, vio mi cara de dolor y paro, me dijo este será uno de tus tantos castigos sino obedeces como se debe puta, las saco sin el mas mínimo cuidado, me metío las otras y me dijo, ahora presta atención entrarás ahí y comprarás esto, me dio una lista de cosas, me puso un audifono en la oreja y me dijo, por aquí escucharas mis instrucciones si pienso cambiar de opinion, estire la mano esperando a que me diera dinero, echo a reír, me dijo eres puta, no? vendete, que tu cuerpo te pague, me dio labial de labios rojo, lo colque en mis labios, empezamos a andar y de cuando en cuando prendia las bolas q traía dentro también erean electricas, cuando las prendió mientras cruzabamos el estacionamiento me dio una nalgada, me dijo que tenía que caminar como si nada, tenía que disimular y seguir en lo que seguía mientras el se divertía.
Entramos al super mercado, era obvio que parecía una puta, por lo menos no una cualquiera, pero puta al fin y al cabo, mire la lista que me había dado era larga, no saía como iba a conseguir todo el dinero, tome un carrito y ande, me empiné en el carrito seguro a alguien le excitaria verme en tacones, con camison y los labios rojos que insitaban a todo, dio resultado paso a mi lado un tipo y me dijo q colgaba un lazo en mi entrepierna que si necesitaba una verga la de él me haría suya, le sonreí, en ese momento Roberto activo las bolas y comenzaron a vibrar, el chico lo noto y eso lo prendió, salí dejar uno q otro gemidito para que se excitara más, como pude le dije que cobraba, que era una puta y q si me quería tocar tendría que pagar, seguí andando con la certeza de que el tipo me seguiría, lo arrastraría a un lugar con menos gente, me siguío y me pregunto que cuanto quería por una mamada o una rusa o un completo, le dije diferentes precios, Roberto nos seguía, yo desimuladamente le sonreía, eél se frotaba su paquete, le excitaba saber que su puta era deseada y que alguien me iba a coger ahí mismo, frente a sus ojos, fuimos al área donde venden cosas para la casa, vajillas y eso, roberto nos observaba, me pago por el adelantado, tome el dinero, lo metí en mis chichis le subí la playera y lo comence a besar, le desabroché el cinturon le masajee el paquete, que ya estaba duro, le abrí el cierre y le saque la verga, la empece a lamer, ralmente me esmeré, sabía que Roberto nos observaba y quería que se excitara al ver como me comia a alguien mas, se venía, él quería venirse en mis chichis pero eso sería demasiado para un super mercado, focejeo un poco y llego Roberto, me alzó y le dijo es mi puta… y andamos, supongo que no se vino… ya que nos habíamos alejado me dijo q aún no era suficiente, fui al aréa de verduras, pensaba aplicar la misma técnica para ver quien tenía antojo de mi culo, me incline sobre donde estaban las zanahorias, un señor del otro lado que intentaba escoger las naranjas estaba muy ocupado comiendose con la mirada mis chichis, no podía ni disimularlo, atrás de í había otro jiven que por lo que intuí no paraba de ver mis nalgas y el lazo de las bolas q vibrabraban en mi, yo estaba un poco mojada y rogaba porque mi leche no bajara lo suficiente para que lo notaran,Roberto se acerco a mi, mientras yo le sonreía al señor de enfrente y discretamente volteaba para provocar al chico de atras, simulaba que escogía las zanahorias, era obvio q todos sabian que no estaba ahí por eso, Roperto se acerco demasiado, se recargo sobre el stand en el que yo estaba empinada, le daba la espalda al señor que me veía las chichis, admito que movia mis hombros para que seel tirante de mi camison se resbalara, me excitaba verlos babear por mi,Roberto llego y me barrio, cómo bueno que tan buena estaba, me dijo en voz baja, pero lo suficiente fuerte para que escucharan mis admiradores, Cuanto me cobras por ser mi puta?, no contesté, así q con su mano tomo una de mis chichis y la saco, mientras le sonreía al tipo de atrás, la masajeaba y jugaba con ella, me dijo, que ricas tetas tienes… entones cuánto? permanecí callada, quería que siguiera tocandome, así lo hizo, bajo la misma mano con la que me manoseaba el seno, y la paso por mi almendra, alsó el camisón y me emepezo a sobar mi vagina, me dijo, estas tan suavecita como un bebe, muero por destruirte, así que dime puta, cuanto por que me venga en tí??? lo miré, le sonreí y le dije, hoy estas de suerte, muero porque me den una buena cogida, que me destruyan y eres el primero que pregunta, así que hoy seré tú puta por el simple hecho de que me cogas, él miró a los hombres, que estaban extasiados y vi que en sus ojos el deseo de hacerme suya, ahí, ya había esperado tanto y ver que los demás morían por ser él, porque él me cogería como se le diera la gana y sí era su puta, me había comportado como tal, le había demostrado que era capaz de hacer cualquier cosa por que me diera hasta que se me salieran los ojos, me jalo de la cintura y para que pareciera un descuido mostro mis nalgas, salimos del super mercado, llegamos al carro me saco las bolas a la fuerza y arranco, me jalo y me encajo en él mientras manejaba, se las ingenio para manejar mientras me dabs, llegamos a lo que supusé era un hotel, me llevo al cuarto aún insartada en él, después de que se vino en mi, me desnudo, me pego a la pareed, se desnudo y me empezo a tocar así, él tras de mi, dejandome sentir su mojada y ancha verga en mis nalgas, me comio toda, me lleno de besos, mordidas, bajo poco a poco y se puso a lamer mi trasero, derrepente me nalgeaba super fuerte, yo estaba excitada, se dedico a lubricar mi ano, sabía que me daría, le llore, le grite, intente safarme, pero él era demasiado grande, finalmente me trato como la muñeca de trapo que siempre quise, me sujeto con un brazo una pierna y con la otra la cadera por más esfuerzo que yo hacía, era imposible que me safará de él, hasta que m hizo empinarme, sollozando le dije que me desgarraría y me dolería, sólo le me dijo que era su puta y que le valía, así me la inserto con mi cara tocando el suelo, entre lagrimas, gritos mis pechos también estaban en el suelo, sentía como me rompía, él era demasiado para mi ano, era demasiado angosto y gemía, me gritaba, que rico esta tu culo, puta, es tan apretadito y hace que mi verga se salga pero vas a ver como lo vamos a acostumbrar, y se empujaba más a él, se abriá paso en mi ano a base de fuerzas, mis gritos de dolor empezaron a ser con un poco de placer y lo notó, me dijo, te dije puta, que te iba a gustar que te destruyera el culo, agarro la verga con la que me había masturbado en el carro y me la encajo en la vagina, me dijo, date, que hoty te voy a perforar por dentro, estabamos excitadisisimos, me encantaba sentir como creía en mi culo, dolia, pero me gustaba antes de que nos vinieramos me saco el dildo con el que jugaba y metio toda su mano en mi en mi conchita toooda, mientras me daba, sentía que él mismo se podía acariciar el pene con su mano dentro de mi, no puedo explicar la explosión que sentí, finalmente me vine y él un par de minutos después, sentí como toda su leche caliente me llenaba el esfinter y como salía y brotadaba de mis nalgas, caimos al suelo, rendidos, al parecer el disfrutaba de mis nalgas, me decía ese agujero ahora es tan graaande, lo he hecho a mi tamaño, le dij sí amo, es tuyo, m tomo de la cara fuertemente y me beso, desués me dijo, dime lo que quiero oir, dude un poco y sólo se me ocurrio decirte, ese culito fue desvirginado por ti y sólo te pertenece a ti y a nadie más, soy tu puta y siempre lo seré, porque sólo tú me destrozas y haces como un hombre debe de tratar a una mujer… Ya se imaginaran como me sentía, mis piernas me temblaban aún acostada en la cama, mi culo me ardia hasta el abdomen, pero esa noche Roberto disfruto de mi, me hizo suya toda la noche, descansabamos un poc y apesar de que yo ya no tenía fuerzas él se las arreglaba para darme, desde ese día soy la puta de Roberto,ahora lo respeto, le obedezco y soy sólo de él, me deja jugar vía internet con algunos de ustedes, les paso mi mail por si quieren un día ver fotos y excitarse un poco: thalia_9069@hotmail.com

Ya les contaré más historias sobre nuestra sexy vida sexual.

La putita de Roberto
Thalia R.