Archivo de la etiqueta: pepino

Mi experiencia con un pepino…

hola a todos, un gusto , esta es mi primera experiancia que cuento, yo desde luego que soy bisexual, pero desde luego que me gustan los hombres y las mujeres apesar de que no he tenido relaciones sexuales con mujeres.

mi nombre es samuel y tengo 20 años, tiene tiempo que no tengo relaciones con un hombre pero una una vez viendo una pelicula porno gay, lcaro que no habia nadie en mi casa, fue tante mi exitacion que no sabia como aparte de masturbarme como bajarme la calentura que habia dentro de mi, mis papas no ivan a llegar hasta la noche y mis hermanos ivan a llegar hasta al dia siguiente, entonces en eso yo me paro de mi sofa en el cual estaba acostado y me fui directo al refrigerador y en eso vi que habia un pepinote de unos 23 cm de largo y vi unas zanahorias bien grandicimas, en eso se me ocurrio una gran idea el cual pensaba que asi se me bajaria la gran calentura que habia dentro de mi, las saque de mi refrigerador, fui al lado de la estufa donde esta el aceite comestible y las aceite para que no me doliera mi culito al ahora de penetrarme puesto que ya tiene 2 años que no me cojen, entonces despues de aceitarlas me dirigi de nuevo al sofa, me baje mis calsonsitos, me acoste y empece con las 3 zanahorias y me dolia al primcipio pero despues me empezo a gustar mas tan eso si que una de las zanahorias casi se mete toda y despues no podia sacarla pero todo el rato que estuvo adentro me gusto y hagan de cuenta que era la verga de un chavito de 12 años delgada y larga, despues de unos 20 minutos me pude sacar la zanahoria y era el turno del gran pepinote que se me figuraba de un hcavo como de 25 años bien grandota y gruesa, pero no me importo y me la empeze a meter poco a poco por que con el pepino si era un gran dolor pero al mismo tiempo era gozo y placer, tan eso si que mi pene se puso duro como una roca, asi estuve como 20 min utos hasta que por fin me cupo casi la mitad del pepino, y solamente asi se me bajo la calentura,

Esa actividad la he repetido como 3 veces hasta que no halla alguien que me quite la calentura que hay dentro de mi.

siles gusto mi relato escribanme a mi correo es ramuel_1604@hotmail.com soy de morelos, mexico

Estrenando macho

Un día me fuí a entrenar por los alrededores del parque, una vez finalizada la rutina, pasé por una verdulería y conocí al dueño, un viejo muy simpatico y amable. Petizo, delgado, se notaba que se mantenia en forma. Charlando me conto que salia a practicar en bicicleta, terminé haciendome clienta del lugar. El viejo me llegaba a la altura de mis pechos así que siempre se acercaba bastante a entregarme al mercaderia y bien discimulado admiraba mis pechos. Un dia acordamos salir juntos a entrenar (yo tambien salgo en bici) ya que me estaba interesando el viejo. Como ya era primavera, salimos cuando termino su jornada cerca de las 20 hs. Estuvimos saliendo a entrenar juntos por 2 semanas donde se afianzó la confianza entre nosotros. Siempre terminabamos charlando de lo personal, asi que un día se animo a invitarme a tomar unas cervezas en su casa, calculo que las insinuaciones muy sutiles que hice dieron resultado.
Llegamos a su casa como a las 22:30, llenos de barro por que nos agarro un chaparron, Manuel (asi se llama), dijo que iba a poner la ropa a lavar para que no se manche con el barro me ofrecio ropa por si quería aprovechar, acepté en el acto, me fuí a duchar y le pase por la puerta mi ropa, incluida la interior para que el viejo deguste. Sali del baño insinuando timidez envuelta solo en una toalla me invito a un dormitorio para cambiarme, había un short y una camisa junto a unas sandalias, me dijo que es ropa de su hija. Como la camisa era larga no me puse el short dejando mi sexo libre.
Su casa era muy ordenada y limpia, vivia solo con su perro, un hermoso dogo argentino muy manso y tierno. Preparó en su galería, una mesa donde tenia listo una picada y las cervezas. Me ubique y comenzamos a cenar mientras charlamos, despues de tantos temas (todos cortos para romper el hielo e ir al grano) comenzamos a hablar de sobre nosotros, yo obviamente siempre invente gran parte de mi realidad, cuando me pregunto por novio le dije que por el momento no, prefería lo casual y con gente amable y cariñosa, la edad era lo de menos. El tambien de inmediato me respondio que pensaba igual, ya no quería compromisos a esta edad. Se fué hasta la cocina a buscar mas cerveza y cuando regreso noto en el acto que los botones superiores de mi camisa estaban desabrochados mostrando generosamente mis pechos, yo levante fingiendo inocencia mi pierna, dejando a la vista mi sexo. Su perro empezó a olfatearme, mis hormonas lo estaban tambien exitando a él y yo pensaba como hacer para que me posea tambien. Manuel se acercó y me tomo de la mano, me llevo a un sofa que estaba a 2 metros de donde estabamos, me desprendió la camisa totalmente y me comenzó a besar mis pechos mientras tomaba mis nalgas, me hizo recostarme y fué bajando hasta llegar a mi clítoris. Yo miraba a su perro y veía como empezaba a mostrarse su pene, él viejo se levanto y directamente se sentó a la par de mi cabeza y me tomo llevando mi cabeza a su tranca que estaba aún a medio crecer. Se recostó mejor y disfruto de mi mamada, que como toda una experta lo lleve a la gloria en un instante. Me puse a cuatro pies frente de el con la clara intensión de que su perro tenga a disponsición mis ancas. Me estremecí cuando sentí el ocico del perro en mi vagina, luego su lengua que me encendio aún mas, el viejo levanto su cabeza y vio el espectaculo, esto lo calento aún mas. Me dejo que se la siguiera mamando cuando vio que el perro salto sobre mí para montarme, como no conocía al perro simplemente me deje tomar como el quisiera, separé mas mis piernas para bajar la altura de mi trasero y lograr la penetración. Cuidadosamente tome su verga y la guié a mi concha; y cuando sintió el calor empujó para ensartarla. Todo esto sin descuidar la verga de mi anfitrión, le besaba sus huevos grandes y pesados. Al sentir como crecia la verga del perro sin salirse me introduje toda la pija de viejo y se la mame con mucha fuerza haciendo que se viniera a los pocos minutos junto con el perro. Me tragué toda su leche mientras sentía como la bola del perro latía dentro de mí haciendome acabar al rato tambien.
El perro se quedó como 5 minutos sobre de mí acabando, yo le seguia acariciando la verga al viejo, cuando sentí que empezaba a reaccionar de nuevo le dije que la quería por atras, me dijo: veo que te gusta tener todos lo agujeros llenos. Se levanto y se fué hasta la verdulería, yo seguía con el perro arriba por lo que estaba soñando aún por los latidos de su pija. Cuando el viejo vino, su perro se quito de mí, el sin darme lugar a nada introdujo un hermoso pepino en mi vagina, yo me quedé quieta disfrutando y le pedí que me la metiera por atras, el se acomodó y lentamente me la fué clavando sacando un monton de gemidos. Cuando se puso comodo empezó a bomberme con fuerza, no duro mucho y se vino dentro de mí. Cuando se quitó vio que yo continuaba jugando con su pepino en mi concha, lo tomó él y empezó un mete saca muy agradable. Luego lo quito y me lo puso por atras, cosa que me agradó un monton. Tomó otro mas grande y me lo puso por la concha, me dijo que lo espere, se fué al baño y volvio con su pija ya lavada de nuevo, se acomodó como para hacer un 69 y empezó a jugar con las verduras metiendolas a su antojo. Yo tomé su pija flácida y la hice reaccionar en un instante, estaba loca por lo que me hacía. Me tuvo así un rato hasta que me hizo acabar, yo de la calentura le succionaba con fuerza y bien profundo, me pidio que me detenga, ya no aguantaba mas el viejo y no podia llegar para otro. Me quito el pepino solo de la vagina, al otro lo dejo y no puse objeción. Nos quedamos un rato recostando en el sofá. Me cansé por lo que no le lleve el apunte al perro cuando me lamia toda mi intimidad aunque me estaba calentando, solo atiné a ponerme a 4 de nuevo y dejar que me clave a su antojo. Así lo hizo, tenia un pepino gigante en el culo y la pija del perro por mi concha, el viejo se limito a lamer mis tetas. Esta vez ya sentí como sedió mi vagina ante la bola del perro que fué entrando bruscamente, demoró un poco mas en terminar, incluso yo lo hice antes que él. Creo que se sintió incomodo por el pepino en mi culo ya que se bajo al instante. El viejo me dijo que nunca se habia esperado algo así, le dije que esto podría mejorar, dependia de nosotros. Cogimos como por 8 meses y en muchas ocaciones hicimos participar a su perro incluso le mostre como me lo hacia por atras y nos abotonabamos un rato. El viejo se enfermó y lo tuve que dejar de visitar por que ahora esta su hija a su cuidado y esta muy maltrecho. Cuando estuvo en el hospital lo visite varias veces para tragarme su leche a su pedido pero lo deje de hacer por que su estado es malo y esta muy debil. Una cogida y ya no contaría el cuento. Me metió un monton de cosas por atras haciendome gozar un monton. Lastima que se termino de esta manera, en ese tiempo cogí con 3 tipos a la vez y mis perros que nunca me dejan si su ración. Espero conseguir pronto el reemplazo.