Archivo de la etiqueta: mujeres putas

El éxito de una mujer esta en medio de las piernas

Soy Fanny una traviesa niña de 24 años de edad. Blanca, delgada y muy sabrosa, siempre he sido muy loca. A lo largo de mi vida multiples hombres me han hecho el amor… Soy fanatica de las relaciones sin compromiso y se disfrutar de mi cuerpo como no tienen idea. En fin… La presente historia se desarrolla en la empresa donde inicie trabajar luego despues de titularme como administradora de empresas.

No podre olvidar el primer dia de trabajo, yo era una de las chicas más jovenes y antojables de la empresa. Casi a la semana empece a recibir intentos de ligue por varios hombres pero la verdad yo me sentia demasiada mujer para ellos, ademas casi todos estaban casados o tenian pareja. Recuerdo haber batedo todos hasta que llego el unico hombre que logro hacerme suya. ¡Claro! No era exactmente mi tipo pues el era un “Abuelo” en todos los sentidos. Con sus casi 70 años don Ignacio aun le gustaba calentarse y sentirse hombre con las mujeres. El es precisamente el accionista mayoritario del corporativo… Un hombre con bastante dinero y que nunca se caso, aunque no me sorprende porque se que se ha encamado a muchas mujeres en su vida y creo yo fui una de las ultimas que logro fornicarse.

Desde niña habia tenido un frase muy pegada en mi mente:

“El éxito de un mujer esta en medio de las piernas” Esta frase me hizo cometer muchas cosas desde chica; como la vez que me entregue mi profesor de matematicas para pasar la materia, la vez que logre seducir y coger a un oficial para que no me llevara presa por conducir drogada, entre muchas otras. La más reciente, esta presente historia. Don Ignacio me tiro el perro casi tan luego como entre y desde esa vez empece a ser su PUTA personal, la verdad no ignificaba mucho para mi ya que por su edad servia más para dormir que para coger xD. Desde las primeras veces lo unico que hacia era tocarme, meterme dedos en la vagina. El se qudab complacido con que yo le hicera “Trabajitos bucales” como el le llamaba, le gustaba que me comiera su semen y tambien me chupaba la concha. Esto era todo el servicio que le daba a mi querido jefecito antes de terminar el di. Ya sabia que antes de retirarme tenia que pasar a su despacho. El me subia la falda, me quitaba las bragas y perdia su cabez entre mis muslos comiendome el coño, le ponia muy cachondo que le mojara la cara con mi rico squirt. Muchas veces intento penetrarme pero la flacidez de su miembro no lo hacia posible, solo frotaba su verga en mi vagina y al terminar se vaciaba encima de mi.

Nunca logre hacerme el amor en más de cuatro meses siendo su puta privada. Nunca hasta aquella noche que al fin logre metermel muy rico. Ese dia use un sensual vestido blanco de falda corta, yo me encontraba trabajando cuando Ignacio se aproximo a mi, colo su mano bajo el vestido y me apreto la concha sobre las bragas. Me estremeci al momento, estabamos en publico, logre ver como una de mis compañeras observaba discretamente como me apretaba el coño entre mis piernas. ¡Ven a mi despacho zorrita, tengo ganas de cogerte! Me dijo susurrandome al oido. Era casi el final del dia, solo faltaban un par de horas para salir. Pase al baño hacer pipi y me fui hacia donde Ignacio. El me vio entrar, me sorprendi al ver que estaba masturbandose sentando en su silla. Puse seguro a la puerta y fui a él.

Ignacio se aplico lubricante sabor mango en su miembro y me dijo que se la chupara. Incline mi cabeza hacia su miembro y suvemente inicie masajerselo, el pujaba de placer. Acto seguido me lo introduje en la boca iniciando a comerselo. Suavemente entraba y salia de mi boca, le chupaba hasta los huevos, eso le ponia como lobo feroz, no cabe duda que estaba disfrutando mucho el momento. Ignacio me dordeno:

¡Subete el vestido y bajate las bragas! De inmediato me puse de pie, sensualmente inicie a bailarle un striptease mientras me levantaba las enaguas del vestido. Tome mis bragas y las deje caer por mis piernas hasta el piso. Ignacio me tomo, me quito el vestido totalmente sentandome en su escritorio. El abrio mis muslos e inicio a chuparme la concha, tambien puso un poco de lubricante en mi coño, como siempre yo cerre mis ojos dejandome llevar por el momento. La lengua de Ignacio recorria mis labios vaginales y me la metia un poco.

No pense que esa noche lograra hacerme el amor. Don Ignacio ya habia tardado frotando su verga en mi raja vaginal, estaba gozando muy rico como siempre, me chupaba los labios de placer mientras conservaba los ojos cerrados. De pronto… Tajante como un rayo sentí algo adentrarse en mi vagina; era su pene que de alguna manera logro una magica ereccion y me la habia metido toda hasta dentro mi coño. Ignacio enloqecio al sentir que logro penetrarme, me apreto las nalgas y con todas sus fuerzas me la metia y sacaba. Yo estaba sorprendida, al fin despues de meses logro hcerme suya y me estaba culeando muy deliciososo, el me mordia los pezones, me meti dedos en el culo. Era su PUTA en esos momentos y ¡Dios! Como lo estab gozando. Fueron minutos de placer para los, mi coño estaaba muy lubricado y resbalaba muy delicioso su verga dentro de mi. Ignacio aun teniendo su verga dentro de mi me volteo detrás contra su escritorio y continuo el vaiven tan placentero, casi podia jurar que el sonido de la penetracion lograba escucharse fuera de su despacho.

Despues de unos minutos Ignacio no aguanto más y dejo soltar cada gota de su leche dentro de mi coño. Senti mi vagina inhundarse con tanto semen caliente que me volvio loca de placer. Inmedito que termino su orgasmo su pene se volvio flacido de nuevo, me la saco y me ordeno que le hiciera un “Trabajito oral” Yo me incline, todo el semen se me escurri por las piernas. Tome el miembro de Ignacio y comence a comerselo como otras veces. Esta vez le sabia diferente, un saborcito rico de la combinacion de su semen y mis fluidos vaginales. Mientras le chupaba nuevamente comenzo a crecer en mi boca, el me halo del cabello como un jinete a una yegua y empujo mi cabeza contra él ocasionando que su verga llegara casi a mi garganta. La calentura se podero de el de nuevo. Ignacio me tomo acostandome boca a a bajo en su alfombra, esta vez me iba hacer anal. Casi grito al sentir su verga intentando entrar en mi cerradito ano que aunque no virgen pero si lo tengo muy estrecho, solo logro metermela un poco, aun así note su verga bien metida entre mis nalgas, el inicio a moverse para metermela totalmente pero no lo logro. Se le puso flacido y termino vacindose sobre mis nalgas.
Nos pusimos de pie, el me beso en la boca mientras introducia sus dedos en mi coño muy mojado de su semen. Casi nos da un infarto cuando alguien toco a la puerta… Eran los de intendencia, de inmedito me puse el vestido, me limpie mi vagina con mis bragas y se las deje manchadas de semen. Yo me acomode el cabello y me retire de su despacho con la concha al aire.

No fue hasta tres semanas más tarde que confirme mi embarazo. Aunque esto en vez de molestarme me alegro pues significaba para mi una gran ventaja de lograr mis objetivos por medio de chantajes. Logre sacarle un buen de dinero, el pago mis tratamientos, le exigi ascenderme en el corporativo y al final lo obligue pagarme el aborto en uno de los mejores hospitales de la ciudad… Obvio no iba tener ese niño, osea no y menos a mi edad.