Posts Tagged ‘mujeres con caballos’

Mi inicio sexual

Viernes, octubre 7th, 2011

Hola, mi nombre es Camila, actualmente tengo 25 años. Esta es mi confesión de como empezó mi vida sexual y mi atracción por los animales. Soy de Argentina y vivo en el noroeste del país.

 

Todo comenzó cuanto tenía 14 años. Vengo de una familia numerosa, mi padre tiene 14 hermanos, los cuales desde muy joven comenzaron a tener hijos por lo que entre primos somos 35 de diferentes edades. No voy a mencionarlos a todos, sino a los que actuaron en esta historia verídica.

Todos los veranos y en ocasiones en invierno vacacionabamos en la finca de nuestros abuelos. Tenemos la suerte de vivir la mayoría cerca por lo que también solíamos pasar algún fin de semana. Formábamos un grupo de 7 primos de entre 13 y 15 años. Cuatro de nuestro grupo de primos practicábamos artes marciales por lo que siempre manteníamos el contacto debido a los torneos, también aprovechábamos para nuestros juegos que dejaron de ser inocentes. Nos provocábamos en cuanto teníamos alguna oportunidad. Ya a esa edad sentíamos una atracción sexual y no con uno sino con varios de ellos, solo que no llegábamos a concretar nada hasta entonces, no pasaba del franeleo y los besos. En una sola ocasión permití besar mis pechos, fue hace poco, a mi primo David que es muy hermoso, pero logramos (o logre) frenar a tiempo.

Si bien me gustaban otros chicos, nunca llegue a nada con ninguno, como dije mantenía el contacto con mis primos y primas así que no podía olvidarme de ellos y si tenia que suceder algo sería en ese grupo. La verdad que no media nuestra situación de primos, no tomaba conciencia de eso, y como nos criamos desde chicos juntos prácticamente, conocíamos nuestros secretos, pasamos a ser amigos y al despertar la pubertad ya no se a que pasamos.

Siempre fui delgada pero con buenas curvas. Ya a esa edad tenía el cuerpo bien formado, principalmente  mis pechos que ya tenían un buen tamaño. Mis primas mayores (entre 18 y 20 años en ese entonces) me decían que tenía cintura de avispa y un trasero hermoso. Siempre notaba que me miraban no tan solo mis primos sino también mis tíos, aunque ellos nunca me dijeron nada. A los 14 media 1,70 mts. Por lo que me consideraban alta, aunque mis primos y primas tampoco eran pequeños.

Salíamos con mis primos a recorrer la finca, mientras jugábamos ayudábamos en alimentar a los animales y hacer trabajos en la finca. Había todo tipo de animales, caballos, vacas, ovejas, cabras, llamas y aves.
Mientras hacíamos los quehaceres nos dábamos tiempo para jugar ya con picardía. En el grupo había 3 varones y 4 mujeres.

Una sábado por la mañana, como no había empleados el fin de semana, nos mandaron a una parte de la finca que le llaman el rastrojo, esta bastante alejado de la casa de mi abuelo, como a 10 km, salimos temprano justo al amanecer, llevábamos para preparar el desayuno y el almuerzo cuando estemos en el lugar. Como desde chicos vimos nuestros cuerpos, ya a esta edad nos tocábamos mientras fingíamos que jugábamos, pues así fue todo el camino  al rastrojo. Al llegar al lugar nuestros primos fueron a buscar la leña mientras nosotras fuimos a buscar el agua. Juanita la mayor de todas nos contaba que en unas de las paradas cuando Damián (13) se fue a orinar, lo abrazo por atrás y comenzó a hacerle una paja y cuando estuvo a punto de acabar, lo soltó y lo dejo solo. Esto hizo que Damián quisiera desquitarse, por lo que antes de llegar a la finca él la tumbara en una parada y le introduciera un dedo por su culo, lo que le dejo un poco irritado.
Y así estuvimos contándonos las travesuras hasta que nos juntamos nuevamente con los varones. David, el mayor de ellos era muy apuesto  por lo que siempre era bienvenido en nuestros juegos perversos. Así que una vez desayunados nos fuimos a juntar las frutas, que era nuestra tarea principal. Entonces David se fue con Juanita hacia el manzanar, Pedro con Lorena hacia los membrillos y Damián, María y Yo a los duraznos, siempre tanto en los juegos como en las tareas estábamos con diferente persona, era como si no había preferidos (pero si privilegios para David que siempre nos podía hacer lo que quisiera sin que le reprochemos algo) por lo que las parejas se formaron de la nada y sin objeción de nadie.

Cuando estuvimos en las plantas comenzamos con la tarea, Damián se subía a las plantas para cosechar lo que no estaba a mano; con Maria aprovechábamos esta situación y desde abajo le bajábamos los pantalones hasta dejarlo desnudo, le acercábamos palos en su trasero y otras cosas mas. Esto fue hasta que Damián reacciono y nos dijo: recuerden que esto lo buscaron Ustedes. De un salto bajo del árbol y comenzó a corrernos, yo salí primera y Maria por detrás, hasta que siento que Damián alcanza a María y la tumba pero me sigue, yo continué corriendo hasta que mire que el se volvió hacia Maria; yo me dirigí hacia los membrillos y no encontré a Lorena y Pedro. Así que me fui hacia el manzanar, había como 100 metros de distancias entre una plantación y otra. Cuando llegue quede impresionada con lo que presencié, Juanita era penetrada por David, nunca habíamos llegado a tanto (que yo supiera), siempre fueron juegos de manoseo. Ella estaba a cuatro patas y el por detrás, me quede un rato observando y calentándome con esta situación hasta que preferí retirarme y no molestar. Pase nuevamente por Pedro y Lorena y seguían sin aparecer por lo que deduje que estarían haciendo lo mismo hasta que escuche unas risas que provenían del estanque. Me dirigí allí y los encontré bañándose desnudos, pedro con la pija parada correteaba a Lorena que frenaba un poco, se dejaba agarrar por Pedro que intentaba penetrarla y luego se le escapaba. También los deje solos y no quise ir hacia Damián y María ya que ella a pesar de ser la menor de todas era la mas inquieta y traviesa y lo primero que me vino a la mente fue que estarían cogiendo. Entendí que eran varios veranos acumulando ganas entre nosotros y hoy se nos dio la oportunidad de estar solos y saciar nuestros deseos.
Quede sola y excitada, la realidad era que esperaba mi momento, no entendía por que tuve que ser yo la que quedo sola, quería también se penetrada, quería perder la virginidad de una vez por todas y me gustaba la idea de estar con uno de mis primos, ya no media la relación que nos unía, sino el deseo por tantas caricias recibidas y entregadas.
Con un poco de rabia, me fui hacia donde estaban los animales.
Eran cuidados por 4 perros, ninguno de raza pero todos grandes. Esa parte esta diferenciada de la finca por un alambrado perimetral para que no salieran los animales y dañaran el resto de la finca. Ingresé, salude a los perros los cuales ya me conocían y me fui hacia el establo que es la zona mas fresca. Cuando ingrese encontré al caballo de mi tío montando una yegua (estos ya estaban separados en un mismo box a propósito) y quise disfrutar del espectáculo, que me hizo recordar a Juanita mientras era clavada por David. Ahí me di cuenta que en ningún momento se me fue la calentura, seguía igual de mojada, comencé a pajearme sola y al girar la cabeza veo otro semental con su tronco a mil, no puedo explicar que paso por mi cabeza en ese momento pero quise tocar su miembro y saber que se siente ya que solo toque los de mis primos, me acerque y note que era un animal muy dócil. Quede unos minutos frente a el, la verdad no me decidía, me arrodille a su costado y comencé a tocarlo, era muy suave y duro, se notaba que ardía, no tuve mejor idea que salivar mis manos y acariciarlo pero no era suficiente, seguía caliente entonces lo frote por mis pechos, quise ponerme cómoda y me levante la remera quitándome el sostén; seguí frotandolo hasta que decidí darle un beso, lo hice en un costado, no sentí ningún sabor desagradable u olor por lo que continué hasta que llegue al glande, donde directamente le pase mi lengua y me gusto mucho, no era la primera vez que me metia una pija en la boca, antes de cumplir los 13, recuerdo que estabamos jugando a verdad consecuencia y cuando perdi tuve que chuparsela a Pedro, y en otras ocaciones David tambien ligó. Entonces continué lamiendo, no podía hacerlo entrar en mi boca por su tamaño así que masturbaba al caballo con mis dos manos y le lamía la punta hasta que me asuste cuando sentí algo húmedo en mis nalgas, Era uno de los perros que se acerco y me olfateo entre mis piernas, lo mire y observé como él en forma precavida tiraba unos lengüetazas lo cual me estremeció y deje que continuara, era muy agradable, yo hice lo mismo, el caballo comenzó a mover sus patas, estaba inquieto pero yo continuaba con mi tarea, mientras tanto habría mas mis piernas hasta que decidí quitarme la bombacha. Que buena decisión, sentir como entraba su lengua en mi concha ya lubricada era hermoso; la excitación que me provocaba me inspiraba a mamar con mas ritmo al caballo e intentar metérmelo en la boca. Así cuando note al caballo muy inquieto quite mi cabeza para mirarlo cuando siento el chorro de semen del caballo en mi pecho, cuello y parte de mi cara. No atiné a nada ya que el perro también me tenia bien atendida. No sentí asco por esta situación ya que no había ningún olor desagradable. Frote la verga del caballo por mi cara hasta que me anime a estirar mi lengua y probar el sabor de su semen, era un poco ácido y dulzor a la vez, en ese instante siento que el perro me monta y en el primer intento me introduce su verga haciéndome perder mi virginidad. Me dolió mucho al principio, tanto que dí un pequeño grito, intente sacarmelo pero fue imposible, me presionaba con mucha fuerza asi que decidi tranquilizarme, pero después ya sentía placer y me fui acomodando mejor y deje que continuara bombeando, era tal la excitación que ya no sentí dolor alguno cuando introdujo su bola en mi. Fue hermoso sentir como se venia dentro mío, con la fuerza que me agarraba. Luego se detuvo, giro y se quedo quieto por un momento, fue un lapso corto y comenzó a tirar para desabotonarnos, yo me pille de la pierna del caballo para que no me arrastrara y escucho el ¡splop! De cuando salio la bola. Inmediatamente me incorpore y comencé a tocarme para ver si tenia algo raro y solo encontré los hilos de sangre y un muy pequeño ardor. Busque la mangueras de ducha para los caballos y me di un baño. Yo no conocía aún la experiencia de acabar pero presentía que estuvo cerca por que lo disfrute mucho y continuaba cachonda. El perro se lamió su rabo y se había ido así que fui hasta el caballo y le limpie el miembro que ya se había encogido bastante, comencé a sobarlo y de a poco nuevamente se puso duro, no aguante la tentación y se la mame de nuevo, luego me coloque debajo de el, cabía perfectamente y rozaba su verga con mi concha, hacia intentos de penetrarme pero nunca lo logro, ni yo pretendía hacerlo, sabía que era muy grande para mí y me daba miedo. Seguí jugando hasta que sentí silbidos, salí del box del caballo y me dirigí a las mangueras de riego, cuando veo entrar a Pedro que me pregunta que hacia ahí, que me estaba buscando por que Maria y Damián preguntaron por mí, justo me agacho a levantar la manguera cuando Pedro ve que no tenía mi calzón. Le respondo que como todos estaban entretenidos me vine a darme una ducha aquí para no molestar, se dio cuenta que lo encontré con Lorena. El  ni lerdo ni perezoso me dijo que hice mal ya que había para todas,  se me acerco por detrás y acaricio mis pechos sobre mi remera mojada, luego pillo mis nalgas y masajeo mi clítoris, yo ya estaba excitada y se lo demostré llevando mi mano a su pene, el de inmediato se desprendió el pantalón y quiso penetrarme de parado por detrás. Yo lo detuve y le dije que se acercara hacia donde estaban los fardos de pasto, me senté y el se pudo frente mío, sin que me dijera algo comencé a chuparle la verga y los huevos, el gozaba y me dijo que lo hacia mejor que María, lo que me sorprendió. Continué con lo mío hasta que me puse a cuatro y le pedí que me penetrara pero el se abalanzo con su boca y me comenzó a comer el culo, quería introducir su lengua, era hermoso, no aguantaba mas, el se incorporo y comenzó cogerme con mucha fuerza, yo estaba tan caliente que me vine enseguida, por fin conocí esa hermosa sensación. Pedro al notar como yo le apretaba su miembro con mi concha se puso a mil también y se me vino adentro. Recordé lo del caballo por lo que apenas se bajo pedro gire y le comí la verga de nuevo hasta dejarla limpia. Nos cambiamos y fuimos con el resto. Por la tarde deberíamos volver a alimentar los animales. Ahora teníamos que terminar la tarea principal.
Cuando llegamos veo que la tarea estaba lista y David propone cocinar al lado del estanque para luego refrescarnos ahí por lo que nos encaminamos al lugar.

Una vez almorzados, charlamos un rato haciendo bromas sobre quien estuvo con quien, nos deschababamos contando alguna que otra intimidad. Luego nos fuimos al estanque a bañarnos, David de inmediato se quito toda la ropa y propuso que nos metiéramos así. Ninguna objeción, todos desnudos dentro del agua.

María busco nuevamente a Damián pero éste estaba detrás de Lorena así que se quedo con Juanita, luego se acercó Pedro al lugar. Mientras nadaba sentí que alguien me tiro hacia abajo, era David que estaba al acecho.

Me llevo hacia una esquina sin que yo me resistiera por supuesto. El estanque tenia dos esquinas en forma de rampa y otras dos con escaleras, todas en piedra. Estábamos sentados en unas escaleras tapados por las plantas de esas que crecen bajo el agua tirando sus gajos hacia arriba, típica de los esteros. Allí yo tomé la iniciativa, empecé acariciando sus pectorales, el me dijo quiero ver lo que sabes hacer, le respondí sabes que no tengo mucha experiencia, se rió y me dijo que Pedro le comento otra cosa; le respondí que yo ya sabia de su experiencia, que lo ví con Juanita, me pregunto si noté por donde se la cogió, me quede callada, me dijo que Juanita aún no quería perder su virginidad y le propuso que se lo hiciera por atrás y así fue.

Quiero que me la chupes fueron sus palabras, de inmediato lo hice, recién esta aprendiendo por lo que aún era torpe y le mordí un poco sin querer, se quejo pero quiso que continuara, note que estaba muy excitado y me tomó de la cabeza acabando en mi boca. Me provoco náuseas, estaba amargo. Me pregunto si estaba bien a lo que le reclame por lo que hizo. Me tranquilizó y me pidió perdón y en cuanto dije que sí comenzó a besarme y se puso detrás de mí urgando mi oyito, Me pidio que me relaje, yo no objetaba nada, realmente quería ser penetrada, asi que me indico como ponerme y me la introdujo por detrás. No me dolió tanto, pasa que aún no tenian sus pijas bien desarrolladas y no eran tan grandes, eran de tamaño normal a excepción de Damián que si la tenia mas grande.

Cuando termino, no incorporamos y nos fuimos con el resto. No fue la gran cogida, esperaba mas de él ya que era el trofeo de todas.

Cuando nos acercamos vemos que no estaba María, Pedro y Damián. Lorena le revisaba el ojete a Juanita que parece quedó dolorida y quería saber si estaba lastimada.

Cuando preguntamos por el resto, Lorena en forma muy desbocada contesto que se fue a atender a los otros dos. David nos indicó que comenzáramos a vestirnos e ir a terminar las tareas por que se acercaba la oración y llegarían a buscarnos. El se fue a llamar a resto (o a participar de la fiesta) dirigiendose al establo. Cuando llego vió a María clavada por Pedro y se tragaba la pija de Damián. Se bajo el calzón y en cuanto terminó Pedro comenzó él a bombear a María. Damián le decía a María que la extrañaba que estuvo esperando mucho tiempo para repetir esto. Una vez terminada la orgía se juntaron con el resto.

Esperamos un rato charlando y llegó uno de mis tios en el camión donde se cargo las cosas y nos marchamos.

Por la noche los varones se fueron a jugar al fútbol y nosotras salimos a tomar unas gaseosas, cuando nos sentamos estabamos calladas y nos mirábamos unas a otras hasta que Juanita rompió el silencio: María, termina de contar sobre tu primera vez, María dudo un poco y dijo que mas da, después de lo de hoy creo que nos conocemos suficiente, dicho esto comenzo con su relato y luego fuimos una por una contando nuestra historia. En resumida, María ya cogia desde los 11, con nuestro primo llamado Rubén que era 10 años mayor, lo hizo por que ella lo buscaba por la intriga que le quedo cuando lo vio con otra prima llamada Claudia. Damián y Pedro fueron testigos así que aprovecharon la situación para sobornar a María y cogérsela ellos. Damián fue el primero en romperle el orto y a Pedro le encantaba que se la chuparan.

Lorena tuvo su primera vez con David hace 6 meses en un torneo al cual no pude asistír, se entero Pedro y tambien se la estaba cogiendo. Juanita y yo eramos hasta entonces las únicas vírgenes.

Juanita contó su aventura con David en la finca y dijo que hasta ese momento no se sentía preparada pero después de lo que le conto Pedro de mí ya quería probar pero no sabia con quien, creia que seria con el primero de los primos que se le cruzara aunque tenia una pequeña preferencia por David.

Al decir esto me quede mirandola, y le pregunte que le conto Pedro, ella dio con lujos de detalle mi experiencia zoofilica y después la que tuve con Pedro. El habia visto todo, entonces salto María diciendo, “ha, y la muy puta era yo” a lo que todas nos causó gracia y largamos una carcajada.

Regresamos a casa como a las 12 de la noche, nuestros padres estaban haciendo una parrillada y jugando cartas con nuestros primos mayores, los mas chicos estaban durmiendo y nuestros varones terminaban de bañarse.

Me quedé observando cuando David se estaba cambiando y tuve deseos nuevamente. Damián me pilla observando y me empuja a la pieza donde caigo sobre una cama, comienzan a manosearme junto con David. Primero fueron carcajadas, después suspiros y respiración agitada, David con mas cancha, levanta mi remera y comienza a besar mis pechos, yo ya estaba muy mojada, Damián ansioso, levanta mi pollera, corre mi calzón y me la mete de una. Se sentía muy agradable, era increíble como estaba siendo cogida por cuarta vez en el día que perdí mi virginidad. La verdad que habia diferencia entre la pija de Damian y el resto de los muchachos, se sentia como rozaba mis paredes, lo hacia muy veloz y con fuerza, David se para frente mio, saca su pija y la acerca a mi boca, sin dudar comienzo la mamada. Por la posición pude chuparsela con mas cuidado e introducirla mas adentro, estaba juntado experiencia en esto y me gustaba hacerlo.

Llego un momento que me exite tanto que estaba a punto de terminar, solte la pija de David y me acomodé para que Damian me diera con mas fuerza, el se dio cuenta y empezo a hacerlo de forma bestial, tuve una acabada larga y estremecedora, el cuando estuvo a punto saco su pija y la acento en mis pechos donde termino. David me pidio que no lo dejara así, entonces le di unas cuantas mamadas mas y acabo.

 

Me dirigí al baño, cuando salí de higienizarme me dirigí a nuestra pieza donde escucho gemidos, era Juanita que estaba siendo cogida por nuestro primo Mario (de 25 años). Yo observaba por el agujero de la cerradura y realmente que linda pija que tenía. Cuando terminó vi como se quitaba el forro y se lo regalaba a Juanita.

Me volví y busque a David, no lo encontraba, entonces aparece Manuel (19), hermano de Lorena, comenzo a piropearme y decirme cosas que me gustaron y le insinué, el entendió y me propuso caminar, fuimos hasta el fondo de la casa donde habia un gran galpon donde se guardaba la maquinaria, sabia lo que vendría y estaba lista, excitada y con curiosidad. Manuel trajo una manta, subimos por las escaleras a la parte superior, tiro la manta y me pidio que me acercara, quise comenzar a desnudarme pero el me detuvo. Comenzo a besar mi cuello, luego con delicadeza comenzo a levantar mi remera y miestras lo hacia besaba la parte de mi cuerpo que se destapaba, el abdomen, mi espalda, mis hombros y por últimos mis pechos. Los alababa mientras los besada y mordisqueaba; se sentia tan rico, no me dejaba que yo lo tocara, decía que ya llegaría mi momento, a todo esto aún estabamos parados, mientras me besaba se quitaba su ropa y una vez desnudo comenzo a desprender mi pollera, me la quito y con sus dientes bajo mi calzón. Empeso dandole pequeños besos a mis clítoris, luego a mi vulva. Después me pidio que me colocara en 4 patas y vino lo mejor, me mordía y besaba a la vez mis ancas mientras las apretaba con fuerza tambien con sus manos, luego me chupaba la concha, introducia su lengua, me besaba el mi ojete, realmente estaba gozando. Luego se recosto boca arriba y me dijo que me sentara en su pija, primero le dí una pequeña chupada pero me pidio que no, eso sería en la proxima me dijo, se ve que tenia muchas intenciones de tenerme. Me sente sobre su pija, la que entró sin problemas por lo bien lubricada que yo estaba, empecé el mete y saca y el desde su posición tambien se movía haciendola entrar toda, comenzo a aumentar el ritmo, luego me levanto, me cargo en sus brazos ya que era muy livianita y él bastante grande (por lo general la mayoria de la familia tanto hombres como mujeres somos altos) y me fue bajando en su pija hasta que la metio toda. Así empezo dandome muy duro, yo gemia como loca y no aguante mas y me hizo acabar. Me tuvo un rato mas así, me bajo recostandome boca arriba, levanto mis piernas y busco mi ojete, como tenia la pija bien lubricada fue introduciendola de a poco y despacio, al principio me dolio un poco, se detuvo, espero un momento y muy despacio comenzo a bombearme el culo, con sus manos pellizcaba mis pesones, lo cual me encantaba. Comenzo a darme con mas violencia metiendola a toda hasta que se vino dentro; pude sentir como su leche calentaba mis tripas. La saco e inmediatamente bajo por las escaleras, me dijo no te muevas. Cuando regreso le pregunte a donde se fue y me respondio que al baño a lavarse la pija por que tenia ganas de que se la chupe (parece que la penso 2 veces a esta opción) y como me lo hizo por atrás quería que este limpia. Me dijo, entonces lo aras? Le tire una sonriza y me fui hacia su pija que seguía dura como si no hubiera terminado. Se la chupe con mucha fuerza, estaba como loco, me saco, puso nuevamente a cuatro patas y me penetro de una, mi concha aún seguia húmeda asi que me bombeaba con muchas ganas, me pregunto cuando habia terminado de mestruar, le dije que hace 3 días, entonces me dijo que no habia problemas, que podia terminar adentro y no tendría que preocuparme. La verdad en ningún momento me preocupe por nada, solo me interesaba coger y no me importaba si terminaban adentro o no, no habia prestado atención a este gran detalle. Siguió bombeando, sus huevos cacheteaban mis nalgas, con sus manos me exprimia mis pechos hasta que acabo, fue como si ubiera tierado mas leche que en la primera vez. Se bajo de mi y se recosto a mi lado, me abrazo y nos quedamos quietos por un rato. Comenzamos a charlar y me confeso que varios de mis primos me deseaban, que Romina y yo eramos las preferidas de todas, Romina era un hembron, si bien yo tenia buenas curvas era delgada, en cambio Romina tenia buenas carnes y era el objeto de deseos de varios de ellos.

Luego nos vestimos y regresamos a la casa, llegamos y vimos como nuestros padres ya estaban bastante tomados, faltaban varios de nuestros primos así que nos imagimos lo que estaba sucediendo.

Me fui a mi cuarto y la única que faltaba era María, Lorena y Juanita estaban cuchicheando cuando llegue, lo primero que preguntaron es con quien de todos estuve. Les conte, Juanita confeso lo de Mario, que tambien se la cogio por atrás y que apenas caminaba, que fue muy despiadado con ella en la forma que le rompio el orto. Lorena se quedo con Damián y vio a María salir con Pedro y Jorge (20).

David al ser tan hermoso fue pretendido por Claudia, que se lo cogio varias veces. Pasada como una hora desde mi llegada entra María llorando, nos preocupamos, le preguntamos que paso y nos conto que fue sorprendida cogiendo con los 2 primos por un peón que trabajaba para mis abuelos. El tipo espero que terminacen con ella y cuando estaban entrando a la casa de forma separada para evitar las sospechas, el se le acerco y le conto lo que vió. Asi que la soborno para que mañana se vean en la finca o le contaba a nuestros padres.

 

Al día siguiente todos estaban tranquilos después de la joda de la noche anterior, todos charlaban, pero tranquilos, nadie buscaba a nadie. María en cambio estaba preocupada. No era lo mismo coger con un desconocido que con sus primos con quien ya estaba acostubrada.

Necesitaba alguien que la ayude, asi que recurrio a Claudia, no entendiamos por que, si nosotras heramos las que sabiamos de sus andanzas. María le conto a Claudia sobre los suyo pero tambien le aclaro que sabia las historias de ella (no solo fue con Ruben, sino con otros mas, Maria siempre andaba detrás de ella por que sabia que le gustaba coger y poder disfrutar del espectáculo). Las intenciones de María (pequeño demonio) eran que como su prima era muy puta, se lo atendiera ella al viejo. Claudia se comprometio a ayudarla pero no le aclaró como, sabia que podia aprovechar para desquitarse de la pendeja.

Por la siesta pillaron unas bicis y salieron las dos. El lugar de encuentro era el rastrojo, al ser el mas alejado era el mas tranquilo. Al llegar el viejo estaba bañandose en el estanque, María le dio asco ver al viejo como de 60 años, panzón, arrugado, lleno de pelos. Cuando las vió el se sorprendió, pues no esperaba a nadie mas. Se quedo mudo, entonces Claudia intervino: vine para ver que no lastime a mi prima, voy a controlar que la trate con cuidado. María no podia creer lo que escucho, la miraba sorprendida, el viejo sin perder tiempo las invito a pasar al establo, los perros rondaban como sabiendo que algo estaba por suceder.

El viejo habia preparado el lugar, fardos bien acomodados, mantas y hasta un pote de vaselina.

Le pidio a María que se acercara, ella lo hizo muy despacio, le dijo que se tranquilice, que no la dañaría, Claudia le acaricio la espalda y le dijo tranquilizate, yo te voy a ayudar.

El viejo comenzo a desprender la camisa de María, se quedo asombrado por los pechos de ella. Si bien no eran como los mios pero tambien para su edad estaban bien formados y duritos. Comenzo a chuparselos, María empezo a llorar y le pedia que por favor no siguiera, tenia miedo. Intervino Claudia y le dijo al viejo que las dejara un momento solas, el se alejo y Claudia Comenzo:

–       La verdad no te entiendo, te la pasas cogiendo con tus primos y ahora no queres, ya te hicieron de todo y aún así te pones a llorar.

–       Es que no es lo mismo, en ellos tengo confianza, siempre nos tocabamos, acariciabamos, o acaso a vos no te paso lo mismo?

Claudia la miro por un momento y le dijo:

–       Mira, vos ya tenes experiencia, y mucha. Ruben me conto lo tuyo y se que no fue el único de los grandes que te cogio. Pero bueno si te sentis asi, yo te voy a acompañar ayudandote con el viejo pero vos tambien vas a tener que dejarte coger por él. De lo contrario se nos arma el despelote a todas. El viejo va a querer sacarle el jugo a la situación. Esta bien? Yo comienzo asi te relajas pero después intervenis vos.

–       Bueno, dale

Claudia, como toda puta, fue preparada para la ocación, en un bolsillo tenia gel íntimo sabor frutilla. Cuando el viejo se acerco solo tenia puesto un short. Ella lo abrazó y le dijo vas a tener lo que pediste, destapo el gel y lo tiro sobre el pecho del viejo, lo desparramo con sus manos y comenzo a pasar por su lengua. El viejo mientras tanto sobaba el trasero de Claudia, María estaba a la par pero solo miraba. Claudia comenzo a bajar el pantalón del viejo y valla sorpresa, tremenda pija tenia el viejo, ella quedo sorprendida y se excito al verla, le colocó gel y empezo a mamarla.

El viejo retiro a Claudia, se sento en la manta y le indico que podia seguir, entonces llamo a María, que ya estaba mas relajada, la termino de desvestir, y comenzo a besarle los pechos, urgarle el ojete mientras Claudia gemia con la verga en la boca. El viejo le pidio a María que se pusiera a 4 sobre los fardos, el se pudo detrás y separo sus piernas para que Claudia siguiera con lo suyo y el le chupaba a María.

María comenzo a excitarse con solo ver a su prima en la forma que se comia la pija. Cuando el viejo noto que María estaba bien mojada se recosto sobre el fardo y le dijo a María que se lo metiera todo, que preferia que ella lo hiciera asi el no la lastimaba.

Ya con mucha calentura no dudo y se sento, estaba bastante dura para un hombre de su edad. Entro apretada, pero ella comenzo a moverse, Claudia mientras tanto es traida hacia la cara del viejo que le comienza a comer la concha, ella lo disfruta, María, la muy pendeja se habia puesto a mil y termino rápido entonces el viejo la quito y le dijo a Claudia que le enseñe un poco mas a su primita. Claudia se lo introdujo de un solo golpe y comenzo a cabalgar con fuerza. Ella le dijo al viejo si quería que lo haga acabar pero el respondió que siga que ya se encargaba el. Asi que Claudia se dio cuenta que el viejo le queria hacer el orto. Mientras subia y bajaba, tomo la vaselina y de a poco fue preparando su ano. Lo dejo listo y se dedico a gozar ella. Bajaba de golpe para que le entrara toda, estuvo así hasta que acabo, el viejo se incorporo rapidamente y dejando a mi prima en 4 se la metió por atrás. A pesar de la vaselina ella sintio un poco de dolor por el tamaño de la verga, era tal vez un poco mas gruesa que la botella de cerveza de 500 cc. El viejo siguió clavando a Claudia pero no podia acabar, ella ya no aguantaba mas, se notaba en su rostro, entonces María intervino, le dijo que se la cogiera a ella pero no por atrás, se puso de 4 y el viejo la agarro de su cintura y la comenzo a bombear, ella si que disfrutaba por mas que quisiera disimular. El viejo empezo a respirar agitado, le pillo con fuerzas el culo a María y se le vino adentro. El viejo se bajo y se fue a bañar. Claudia lo acompaño y lo baño ella, todo para dejar en claro que estaban cumplidas sus peticiones y que si era hombre de palabra todo quedaba ahí. El viejo simplemente dio las gracias y se retiro.

Cuando gira Claudia ve a María dejandose sacar los jugos por uno de los perros, y le dice, que por lo visto aún esta caliente pero que es hora de retirarse, otro día tendra tiempo para eso.

 

Cuando llegaron las vimos muy relajadas y eso nos tranquilizo a todas y todos. Los hombres se habian enterado del problema y tambien estaban preocupados.

Maria nos conto todo, hasta lo del perro y me dijo que me entendia por que permiti eso.

Llegada la noche la mayoria volvia a sus casas. Solo quedaban algunos primos, Mario, Damián, Lorena y yo. Por la noche recordaba lo vivido y pude darme cuenta que nuestra familia ya era así. Hasta escuche que los primos mayores se cogian a las tias, debo aclarar que la unica persona que esta muy baqueteada es la tia Elsa. Las demas mantienen buenas figuras y no son tan grandes. Eramos una familia de degenerados, María desde los 11, yo con perros, etc.

 

Pasaron unos dias sin novedad, aún me quedaba una semana de vacaciones, Damián y Marío, al ser los únicos varones que quedaban se llevaron la peor parte de los trabajos. Con Lorena ayudabamos en la casa pero teniamos mas tiempo para jugar.

Llegado en fin de semana, Mi abuelo le pide a Mario que le haga un flete y Damian, Lorena y yo tendriamos que ir al rastrojo a alimentar a los animales. Lo cual aceptamos gustosas.

Al llegar hicimos rapidamente las tareas, luego nos bañamos en el estanque. Note que Lorena intentaba seducir a Damian por lo que me fui al establo con la mala intención de ver al semental. Llegue y los animales estaban muy tranquilos, opte por no molestarlos, cuando doy la vuelta el perro que me cogio estaba detrás mio, me miraba con cara de ternura, lo llame, comence a acariciarlo hasta que me anime a tocar su pene. Lo comence a pajear y el me lamia la cara. Me reincorpore, quite mi pantalón y mi calzon, separe mis piernas y el como sabiendo que queria comenzo a lamer, realmente me gusto. Me puse de rodillas y lo pajie nuevamente, en cuanto comenzo a aparecer la punta se la comence a lamer, la pija empezo a crecer rapidamente, le corri el cuero del todo detrás de la bola y me impresiono ver ahora bien lo que tuve dentro el fin de semana pasado. Se la continué mamando, tenia intensión que me acabara en la boca para comparar con el sabor del caballo. Hasta que lo logre, tambien era acido pero me gusto mas el del caballo.

Luego me puse de cuatro y el entendio el mensaje, se monto y guié su pija a mi concha y el comenzo a bombear. En un rato ya la tuve toda adentro y en seguida se vino dentro. Esta vez tardo mas en sacar su pija por lo que me costo hacer que se quedara quieto y no me arrastrara mas.

Luego salí y me fui con mis primos. Ellos ya habian terminado tambien pero seguian acariciandose, me sentí fuera de lugar y regrese al establo, se me ocurrio conocer al resto de los animales. Cuando llegue donde estaban las llamas vi al macho que le salia la pija, era muy rara, se movía como la cola de una serpiente y rápido, la hembra estaba en otro box. Entre con el macho, me animé por que mi abuelo nos comento que estos animales ya estaban acostubrados a los humanos. Baje a verle la pija y me llamo la atención lo lubricada que estaba, mas que la de los perros. Comence a pajearlo y empezo a empujarme, como queriendo que estuviera debajo de él. Me incorporé, me agache sosteniendome del box cuando senti que me monto, intentaba clabarme pero no acertaba por que la punta se movia para todos lados mojandome los cachetes del culo. Estire un de mis manos y como no era gruesa la guié hacia mi culo, me penetraba y salia nuevamente hasta que de a poco la ensartando mas logrando meterla por completo. La sensación fue diferente al resto por la gran lubricación que tenía y se movia con gran facilidad. Se sentia muy bien pero el bicho termino rapido, se bajo y se tranquilizó. Busque de acariciarle la pija pero no reaccionaba, asi que me retire. Aún estaba con ganas por que yo no habia acabado. Cuando me junto con mis primos me dicen que era hora de partir. Me fui con muchas ganas, asi que cuando llegamos a la casa me fui a dar una ducha.

Al salir me encuentro con Mario que recién llegaba de viaje. Como ya era de siesta mis abuelos estaban durmiendo y mis primos tambien se fueron a descansar (no se si por separado), Mario me saludo y me dijo que valla a cambiarme por que estaba muy tentadora. El se fue a la cocina a comer algo. Con malas intenciones me fui hacia el ya cambiada con una pollerita blanca medio transparente y una blusa que se me notaba los pechos ya que no me puse sostén. Llegue y le dije te vengo a acompañar asi no almuerces solo, apenas me vio dijo: o me vienes de postre, y comenzamos a reirnos. Empezó preguntandome de amorios, a lo que siempre respondí que no tenia ninguno, luego comenzo a alabar mi cuerpo de forma muy sutil, luego me dijo que se iba a dar un baño, si queria seguir charlando me esperaba en su pieza. Teniamos las mismas intenciones así que sin decir nada me retire. Para cuando el salio de la ducha yo ya estaba en su cuarto, deje la puerta entre abierta para que me viera, entonces aprovecho para hacerce el sorprendido y en cuanto entro tiro su toalla quedando completamente desnudo, me miro, puso cara de circunstancia y me dijo ¡prima, que haces aquí tan rápido¡ pero en ningún momento hizo por taparse. No pare de mirar su pija, le respondí que quería seguir charlando pero si lo incomodaba… y de inmediato respondío no no para nada, solo me pillaste de sorpresa, se acerco a mí que estaba sentada en la cama, se puso a la par mia sin cubrirse nada, los dos esperabamos la iniciativa del otro, el dirigió su mirada a mis pechos y noto que mis pezones estaban duros, asi que estiro su mano y los acaricio, yo cerre los ojos y disfrute el momento. Nos paramos, me desnudo y me recosto en su cama. Comenzo a besar todo mi cuerpo, mordia mis pesones, mis nalgas, mi clítoris. Mientras besaba mi espalda frotaba su gran pija en mi cola, tan solo con sus caricias me hizo acabar. Gire y comencé a besarlo en la boca, giramos juntos hasta yo quedar encima de el, tenia que devolver el favor asi que comence con mis caricias y besos. Cuando llegue a su pija no sabia por donde empezar, asi que me dirigí a sus huevos y fui subiendo. De a poco fui introduciendo hasta donde mas pude su pija en mi boca, se la succionaba con movimientos suaves, esto le encanto, de a poco le agregue ritmo, me dijo: me vas a hacer acabar, quieres que te acabe asi o en tu concha? No respondí nada, solo succione con mas fuerza y se corrio en mi boca, su sabor era dulzón, muy distinto al de David. Me tragué todo y cuando lo solte le dije que queria que me acabara en ambos lados. Seguí mamando para que no pierda la rigidez, eso le gusto mucho, me pillo y me puso a cuatro y comenzo a besarme nuevamente la cola, el oyo, la concha. Lo disfrutaba mucho, hasta que se acomodó y comenzó a penetrarme. Primero fue despacio, luego con fuerza, luego me sente sobre el y lo cabalgue mucho, después me puse boca arriba subiendo mis piernas a sus hombros y continuo asi hasta que no aguante mas y me vine. El noto eso asi que dejo su tranca adentro y en me levanto aciendome que me coloque a 4 patas. Seguia bombeando despacio y con sus dedos me comenzó a trabajar el oyo. Tenia un gel intimo, el cual me coloco adentro y en la puerta del ano, saco su pija de la concha y lentamente me la fue introduciendo por atrás, Era muy grande asi que me costo recibirla. Una vez adentro espero un momento y luego suavemente comenzó a moverse, mientras tanto acariciaba mis pechos y besaba mi espalda. Luego comenzó a moverse con mas fuerza y más rápido, de momentos hacia una estocada fuerte para introducirla toda, sentía como revolvía mis tripas esa tremenda pija, luego el se quedo quieto y movia mis caderas indicando que yo sola me la introduciera en esta posición. Así lo hice, el me ayudaba con sus brazos, los cuales cada vez me tomaban mas fuerte, luego comenzo a moverse él nuevaemente, lo hizo con violencia, pero yo lo disfrutaba, era hermoso, hasta que me dio una estocada introduciendola toda y se puso de pie cargandome sobre su pija y en esa posición se vino en mi culo.

Me bajo sobre la cama pero el pegado detrás, nos quedamos recostados con su pija dentro mío. Así descansamos como media hora, me saque su pija del trasero, cambié y me fui.

Por la tarde mis padres me llamaron por teléfono avisando que al día siguiente me pasaban a buscar así que me dedique a preparar mis cosas, les avise a mis abuelos y al resto de mis primos, Lorena se quedaría por 3 días mas junto con Damian. Por la noche después de cenar nos quedamos un buen rato conversando los 3. Hasta que Lorena quizo ir a descansar, Damian me dijo que se queria despedir pero me no quise, le agradecí el gesto y me fui directamente a la habitación de Mario.

Esa noche lo hicimos 2 veces, aunque le pedí que por atrás no. Si bien no quede dolorida por la cogida anterior, pero sentia una sensación extraña en mi trasero, lo notaba todavía abierto y no caminaba normalmente, tenia miedo de levantar sospechas.

Cuando regrese a mi cuarto, antes de dormir comencé a analizar lo sucedido en estos últimos 10 días: Perdí mi virginidad con un perro y lo disfruté, cogí varias veces, aprendí bien a chupar una pija y me dí cuenta que me satisfacía mucho tener sexo anal, realmente me gustaba que me cogieran la cola. Note que tengo un trasero apto para esto, ya que hasta con las pijas grandes como la de Mario no tuve inconvenientes. Fueron días alocados y placenteros.

Al día siguiente me marche, no tube sexo por 3 semanas, hasta que mis viejos y hermanos me dieron lugar para estar con mi perro (pero eso se los contaré luego). Como al mes de haber regresado nos enteramos que María estaba embarazada, y por supuesto no sabia de quien.

Con esto nuestros padres se enteraron de parte de nuestra historia, ahí se dieron cuenta el porque de tanta unión y el pasar mucho tiempo juntos, por suerte María no conto todo, así que nuestro grupo no ve volvio a juntar, hubo diferencias entre mis tios por otros secretos, así que desde entonces ya no fue lo mismo, nuestro grupo ya no coincidian para ir de vacaciones, pero si lo haciamos con algunos primos mayores con los que de vez en cuando teniamos sexo. Esto nos golpeo mucho a todos. La mayoria se puso de novio pero yo opte por seguir con mi perro que tantas satisfacciones me traía. Solo de vez en cuando tenia algun encuentro con otro hombre, preferentemente mayores, aunque tambien le enseñaba a mi vecinito 2 años menor que yo.

Después les contare mis otras aventuras, pero es así como me inicié.