Posts Tagged ‘manoseada en el cine’

Salida al cine

Miércoles, septiembre 14th, 2011

Hola espero que les guste este relato porque es el primero que escribimos.

Yo tengo 24 años y mi novia 23 hace 6 años que somos pareja

Yo mido 1,65, soy morocho y tengo buen físico algo marcado ya que hago bastante deporte y una pija normal  pero bastante gruesa. Mi novia es mas bajita que yo 1,58 más o menos, pesa 45 kilos, blanca con pelo castaño claro, tiene unas buenas tetas y un culito no muy grande pero bien paradito y lindo.

 Esto que les voy a contar hoy sucedió en el segundo año de novios. Siempre desde que cumplimos un mes de novios que tuvimos nuestra primera vez juntos, que además fue el debut  sexual para ambos, fuimos muy calentones ambos yo ya me venía pajeando desde chico y con el tiempo me conto q ella también se daba dedo desde muy chica. Siempre cogíamos donde sea hasta aprovechábamos que su mama salía a comprar para echar un rapidito pero les contare otro día esas aventuras.

En esta ocasión salimos a ver una peli al cine y a cenar. Mi novia se había puesto esa noche una pollerita de jean de esas muy cortitas q te dejan imaginar de todo y hasta te deja ver algo con algunos movimientos, yo desde que la busque esa noche y la vi con la pollerita la pija se me empezó a parar. Además la remerita bastante escotada y muy ajustada mostraba la parte de arriba de dos buenas tetas.

Primero fuimos a comer y todo fue normal solo unos cariños en las piernas y cada vez que intentaba subir un poco mi mano ella me la  sacaba y me pedía que me ubique que había gente.

Después fuimos al cine, la verdad que no recuerdo que peli vimos, pero si se que mientras la veíamos empecé tocando sus piernas y de a poco fui subiendo hasta llegar a dar con la tela de su tanga donde comencé a acariciar por arriba de esta su conchita, ella abrió un poco mas sus piernas y me dejo acariciar, me recosté un poco en el asiento como apoyándome en su pecho y le saque una teta por el escote para chupársela. Por suerte en la fila que estábamos sentados no había nadie mas y estaba medio vacío el cine así que pude mantenerme así por un buen rato hasta que decidí que la quería coger ahí mismo entonces corrí su tanga hacia un costado y empecé a tocarle la concha, jugaba con su clítoris y le metía un dedo de rato en rato, ella por su parte ya estaba muy mojada lo que facilitaba la entrada da mi dedo en su conchita, fue ahí cuando ella agarro mi pija por sobre la tela del jean y me la frotaba con ansias. Luego de un rato me bajo el cierre y saco mi pija para hacerme una paja mientras yo seguía  comiéndole las tetas por que para ese momento ya las tenia afuera a las dos y mi dedo entraba y salía de su concha con buen ritmo.

Después de unos  20 minutos de este manoseo intenso yo me siento bien erguido  y ella se recuesta su cabeza en mi regazo para empezar a darme una mamada de las muy rica que sabe dar, mientras yo con una mano le acariciaba las tetas y con la otra manoseaba todo su culo y de rato en rato llegaba a meterle dedo en la concha. Lástima que de repente vi una luz que se acercaba a nosotros era el acomodador así que ahí cortamos todo y después ella ya no se volvió a animar. Pero yo había quedado a mil, necesitaba urgente cogerla.

Salimos del cine y volvimos en colectivo a su casa cuando estábamos llegando le propongo que nos pasáramos de parada hasta el final del recorrido del colectivo que era en un baldío a 6 cuadras de su casa, ella por supuesto acepto estaba igual o más caliente que yo.

Al bajarnos nos metimos detrás de un paredón y empezamos a meternos mano y besarnos como si fuera la última vez de nuestras vidas. De inmediato me arrodille en el suelo y metí mis manos por debajo de la pollerita tirando de su tanga hasta sacársela quedando su conchita, afeitadita con una pequeña línea de pelitos bien cortitos como yo le pedí que los usara, frente a mi cara.

Sin dudarlo me hundí en sus labios vaginales y se la chupe un buen rato, y mientras con mi lengua jugaba con su clítoris le metía 2 dedos en la conchita. Mi pija estaba por explotar entonces me levante y le pedí que la chupara. Me baje los pantalones y el bóxer hasta los tobillos empezó a mamarla no aguante mucho así por que quería cogerla, así que le dije que pare.

Se paro hice que se agachara poniendo el culo en punta, me puse detrás de ella y empecé despacio a meterle mi pija hasta que entro toda lo que no costo ya que estaba bastante mojada por sus jugos y mi saliva, empecé un bombeo suave que de a poco iba incrementando

Ella me pedía mas y emitía sonidos de placer, cuando sentí que iba a acabar  me Salí y en la misma pose en que estaba empecé  a chuparle la concha y el orto desde atrás, mientras ella me pedía que por favor se la meta yo le contestaba espera perra y ella me decía dale cógeme quiero tu pija, me levante me puse de frente a ella, la levante en mis brazos ella envolvió mi cintura con sus piernas y se la clave hasta el fondo ella era ahora la que manejaba el ritmo y saltaba sobre mi pija, luego de unos minutos las piernas se me cansaron así que le pedí que se volviera a la posición anterior con el culo en punta, así lo hizo, le pase un par de lengüetazos por concha y culo y empecé a meterle la pija de nuevo esta vez entro de golpe y la bombeaba fuerte y muy hondo le pegue un par de chirlos en la nalga y ella gemía como puta (que lo es con migo) le dije sos una perra ladra y empezó a ladrar como perra entonces me vacié toda la leche dentro de concha y al mismo tiempo ella tuvo un orgasmo enorme, gritaba la muy puta menos mal que era tarde y nadie pasaba. Le saque la pija le chorreaba leche por las piernas se limpio con unos pañuelos descartables. Y se puso la tanga y así nos fuimos para su casa al llegar abrió la puerta su papa lo salude me despedí de ella y me fui a casa caminando muy contento.

Espero les haya gustado, háganos saber así seguimos contándoles nuestras aventuras que tenemos de todo tipo.