Archivo de la etiqueta: jovencitas cachondas

Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

¿Me haces unos masajes?

¿Primo, me haces unos masajes…? Esta era la frase que me decía mi prima, cuando se iba a dormir.

Me llamo Ricardo, soy de Caracas. Este relato me paso cuando tenía 15 años, hace unos 10 años atrás. Mi prima María, al terminar sus estudios se vino del interior a buscar trabajo en la capital.

Yo vivía en con mis padres y mi tía en un apartamento de 3 habitaciones. Tenía una habitación para mí que no compartía con nadie ya que soy hijo único.

Mi prima una chica de 23 años, media un 1.66, pelo negro liso, ojos oscuros, piel muy blanca, con una sonrisa hermosa. Tenía un cuerpo bien proporcionado, pero lo que más llamaba la atención eran sus grandes senos. Cuando se ponía un escote, no podía parar de mirar aquellas tetas de gran volumen, que me atraían.

Por un tiempo mi prima dormía con nuestra tía, ya que mi tía tenía una cama grande y podían estar cómodas las dos. Mi prima me atraía mucho, me parecía una mujer muy bella, me tenía mucho cariño. Cuando estaba más pequeño, no paraba de darme muchos besos.

Cuando supe que venía vivir con nosotros, me alegre mucho y hasta me dio un poco de nervios.

– ¿Hola primo como estas? Como has cambiado, ya eres todo un hombrecito. Me decía ella cuando llego el primer día.

– Hola, prima, muy bien, me alegra verte y estas muy bonita. Espero que la pases bien aquí con nosotros.

Después de darle un abrazo fuerte, sentí su pecho contra mi cuerpo y mi corazón comenzó a latir fuertemente.

La vida transcurría tranquilamente. Cada día no paraba de mirar cada vez más a prima, sobre todo cuando se ponía su ropa para dormir. Uno chores que le quedaban bien apretados, mostrando sus nalgas y sus labios inferiores bien marcados. Siempre me decía,” wow, que mujer.”

Un día nos fuimos al club para bañarnos en la piscina. No recuerdo a ver visto a mi prima en traje de baño, así que la idea de ir con ella, solo me excitaba. Al llegar al club, nos fuimos a cambiar, cada unos por su lado. Yo salí antes y la estaba esperando en la entrada del baño de mujeres.

Al salir, me quede boca abierta. Mi prima se puso un traje de baño, biki, dos piezas que le quedaba bien ajustado. La parte de arriba estaba a punto de reventar con el peso de las grandes tetas que tenía. El biki le quedaba de maravilla, dejando mostrar su lindo trasero.

– Disculpa la demora – me dijo.

– No te preocupes- le dije no parando de mirar sus senos maravillosos-Te queda de maravilla ese traje de baño.

– Gracias primo.

Nos fuimos a sentar para tomar algo de sol. En ese club solo se podía uno bañar con esos trajes de baños que son cortos para los hombres. De esos tipo interior. Me causo mucha excitación y no quería quitarle el short, ya que el hecho de ver a prima así, me ocasionó una erección tremenda.

– ¿Por qué no te quitas el short?- Me preguntó. Obviamente no le iba a decir que lo tenía parado. Así que le dije que me lo quitaba mas tarde.

Al rato, me dijo que nos fuéramos a bañar. Acepte con mucho gusto. En eso ya la erección se me había calmado, pero aún seguía un poco excitado. Me quite el short y mi prima comentó.

– ¡Qué lindo paquetico tiene el primo pues!

Me puse rojo. Prima me miró directamente el traje de baño que me quedaba ajustado y se notaba aún un poco mi erección. ¿Se habrá dado cuenta que me excitaba?

Nos metimos a bañar. Mi prima no sabe nadar muy bien, y me pidió que la ayudara.

– Sostenme por atrás que quiero nada como mariposa. – Me dijo.

El hecho de tenerla tan cerca, me excitaba, e hizo que se me parara de nuevo. Pase toda la tarde ayudándola y mirando esos senos maravillosos, que la hacían flotar en el agua de la piscina cristalina.

En ese día, no pare de ayudarla a nadar. No podía soportar más mi excitación me quería masturbar.

En el transcurso de la actividad, mientras la ayudaba a nadar, intente acercar mi pene sobre sus nalgas. Lo hice una primera vez de manera rápida a ver cómo reaccionaba. No me dijo nada.

Lo hice una segunda vez, y no me dijo, nada. Hasta que lo hice varias veces de manera disimulada.

Después de un rato comenzamos a jugar a tirarnos agua. En ese juego sin querer queriendo, como dicen por ahí, le toque el seno izquierdo por unos segundo. Que rico se sintió. ¡Pero quería mas, la deseaba ya!

Al llegar a casa, se metió al baño para tomarse una ducha. Cuando llegamos no había nadie en la casa. La puerta del baño era de esas puertas tipo acordeón de plástico. Como estaba un poco vieja, había algunos agujeros y se podía observar la persona que estaba en el baño. Me acerqué suavemente y miré por el hueco. Veía a prima quitándose la ropa y mirándose al espejo. Se quito su sostén, y dejo a descubierto frente a mis ojos, esos hermosos senos, grandes y voluminosos. Mi excitación estaba a millón. Se acarició las tetas de manera sensual, y comenzó a bajarse el hilo. Dejo frente a mí su totonita bien rasurada. No puede impedir sacar mi erecto pene y comenzar a masturbarme. Que rico verla así, por primera vez.

Pasaron los días y los meses, y no dejaba de espiar a mi prima cuando iba al baño. Siempre me masturbaba pensando en ella en mi cuarto.

Un día, mi tía decidió que ya no quería dormir que mi prima durmiera con ella en la misma cama. La única solución era de poner un colchón en mi cuarto al lado de mi cama, donde pudiera dormir mi prima. Así que mi prima dormiría en mi cama.

Me la llevaba muy bien con ella, y podíamos hablar de todo tipo de temas. Ya había tenido alguna experiencia sexual, así que si sabía un poco más. Una noche, bien tarde nos acostamos y mi prima me dijo:

– ¿Primo, sabes hacer masajes? Me duele un poco la espalda. ¿Me harías unos para aliviarme?

– Bueno… mmm.. claro porque no.

En seguida baje de mi cama y fui hacia su colchón. Ella estaba con esos short ajustados y una franelita bien suelta. Le comencé a hacer presión sobre la espalda para tronarme un poco los huesos. Estaba muy nervioso y estaba bien excitado con el simple hecho de estar encima de ella haciéndole masajes. Comenzaba por el medio de la espalda hasta baja al final de la columna. Gemía un poco porque sí la hacía descansar. Me da una crema para que le eche en la espalda, de esa manera la comencé a masajear. Le dije que le iba a quitar el sostén, porque estorbaba para aplicarle la crema. Podía tener acceso a toda su espalda, y yo estaba demasiado excitado.

– Muchas gracias primo, me gustaron muchos tus masajes- me dijo en voz baja.

– De nada, cuando quieras le dije.

De una me fui al baño a hacerme la paja.

La noche siguiente no me pidió que me hiciera masaje, pero la otra noche sí. Me pedía que le hiciera masajes cada vez más seguido. La veces siguiente, hacíamos el mismo procedimiento. Le desabrochaba el sostén y ella boca abajo subía los brazos para que yo tuviera acceso a toda su espalda.

Una noche decidí llegar un poco más lejos, de verdad deseaba demasiado hacerla mía. Bajaba mis manos cada vez abajo, hasta llegar a las nalgas. Las acariciaba lentamente y ella no me decía nada. Después subía y como ella tenía los brazos hacia arriba lograba pasar mis manos hacia sus pechos y tocarle una parte de ellos. No podría creer que al fin estaba tocando esas tetas que me tenían loco. Mi prima no hizo ningún movimiento. Después de tocarle por un buen rato me meneaba frotando mi pene sobre sus nalgas, estaba demasiado excitado y mi prima no hacia oposición.

Al rato me dijo, que se había quedado dormía y que le gustaron mucho mis masajes.

En ese momento mi estado de excitación estaba al máximo. Me dijo que se había quedado dormía pero yo creo que estaba completamente consciente. Me fui a mi cama. Espere unos instante y comencé a masturbarme. Pude observar que mi prima me veía masturbándome. Cuando yo asomaba la cabeza para ver si estaba dormía elle cerraba los ojos. Mis sospechas confirmadas, mi prima le gustaba ese juego que teníamos, pero no decíamos nada en verdad.

Las noches pasaban y mi prima siempre me pedía que le hiciera unos masajes. Que rico tocarle los senos, en una ocasión, le logre bajar los shorts y el hilo. La tenía prácticamente desnuda bajo de mí. No dude en tocarle la rica conchita que tenia y que estaba húmeda. Logré escuchar un gemidito de placer, pero se veía que lo estaba reteniendo.

En esa ocasión saqué mi pene y se lo fui me tiendo entra las nalgas. Sabía que me prima tomaba pastillas anticonceptivas, así que no había riesgo. Mi corazón estaba a tres mil, latía muy fuerte. Logre penétrala suavemente y escuché otro gemido de placer. No podía creer lo que estaba pasando, estaba teniendo sexo con mi prima y le estaba gustando. Mi prima abrió un poco más sus piernas para que la pudiera penetrar con más facilidad. Pero ella permanecía inmóvil. El peligro es que ella en la habitación de al lado estaban mis padres. Estuve penetrándola y meneándome muy rico hasta acabar de manera poderosa en ella. Después de eso, le subí la ropa, le acomode el sostén y me fui a mi cama, feliz, asustado y aun con mucha excitación. Mire a mi prima y se hizo la dormida.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi primera vez con un rockero

Hola me llamo lolita. Quisiera confesarles una aventura q tuve hace años, cuando recien me iniciaba en esto del sexo y tuve una ralacion de una sola tarde c un compañero de la escuela q era rockero desde la musica q escuchaba, hasta la vestimenta.
Me exitaba tanto verlo alto moreno con un cuerpo divino ( debo decir q no era guapo) pero me atraia muchisimo, usaba jeans super señidos y camisetas con motivos de rock, pulseras de cuero asi como collares. Tocaba la guitarra aun q no la traia p todos lados era solo p el y algunos en su casa, siempre estaba en contra de lo predispuesto y eso me atraia mas, x q yo soy asi nunca he estado deacuerdo c lo establecido.
Bueno el y yo fuimos amigos mucho tiempo y yo crei q nunca se fijaba ni s efijaria en mi. La verdad no se en q momento todo cambio y comenzamos a decirnos palabrita atrevidas y yo ya con la llama encendidad del sexo queria saber como era ese pene q se vislumbraba hermoso y enorme debajo de ese pantalon ajustado mmm debia ser divino. Bueno el caso es q un buen dia de tanto salir el y yo y su amigo y mi amiga, nos llevaron a su casa y ahi cada uno se fue a una recamara. No quiero mentir q tenia miedito x q se veia q tenia un pene enorme y yo no sentia amor x el solo queria cojer. Entramos el su recamara llena de motivos de rock pesado( kiss, deflepard, santana, acdc, eagles, etc) puso un disco de santana ese gran guitarrista y habia incienso encendido, me sento en la cama y me comenzo a besar y a diferencia de lo q pudiera pensar fue un beso suave pero a la vez fuertemente exploro toda mi boca y garganta c su lengu yo sentia q el aire me faltaba, tocaba mi pelo negro y lacio y yo solo respondia estaba paralizada de la exitacion y el miedo por q ya sentia su pene durisimo, me recosto en la cama y sigui besandome y a acaricir mis pechos por encima de mi blusa ahhh amigos q delicia sentia yo, el seguia besando como un verdadero maestro, con una bajo mi cabeza y la otra recorriendo ya todo mi cuerpo, me decia no estes asusada nena veras q lo vas a disfrutar! Abre tus ojos dulce (me dijo) abrelos bb, yo los abri y el los beso. Me dijo ahora si vas a saber q es hacer el amor no solo cojer c pendejos!
Santana seguia rasgando la guitarra haciendola casi hablar y haciendo q el ambiente fuera exitante, me quito la blusa c sumo cuidado y beso mi pecho sin quitarme el bra, ahhh yo me arquie el seguia, en mi vientre y mi ombligo ahhh yo solo gemia, desabotono el bra y libero is tetas ya c los pezones durisimos los capturo tan dulce pero c desicion ahhh yo seguia gimeindo, me loa lamio, mamo y chupo hasta q me hizo venirme el ese entonces yo no sabia q habia sido un orgazmo y el me lo dijo: bb terminaste? Yo solo abrilos ojos y dije no se, el me miro c dulzura y bajos a mi pantalon lo desabotono y quito mis zapatos y el pantalon me subio completa a la cama y acaricio mis pies y beso mis dedos uno x uno era exitante yo super mojadisima el li vio y dijo: q rico te veniste bb estas bien mojadita. Me quieto el cachetero x q en ese entonces no usaba tangas, lo retiro de mis muslos y lo olio y chupo los jugos inpregados en el, el gimio ahhh q rico sabor a nuevo. Me pregunto solo has tenido relaciones c el pendejo de tu novio verdad? Yo dije: si y el: mmmm si se nota dulcecito rico, estas frequecita. Se poseciono de mi vagina la cual escurria de flujos vaginales(en ese tiempos me depilaba) yo gemia ahhhh dije: sigue por favor sigue, el seguia bebiendo, chupando y mordiendo rico mis labios vaginales, mi clitoris ahhhh bb q rica estas y tu vagina esta perfumada k delicioso
la guitarra de santana y de la melodia de europa seguia en el stereo ahhhh. Se quieto la camiseta y con los ojos entrecerrados vi su hermoso pecho ancho moreno q lindo era esteticamente, lo toque casi con miedo y admiracion, se quito el pantalon parado frente a mi y me dijo abre los ojos bb, mirame yo los abri y dijo: asi bb. Se quito el pantalon y no usaba nada debajo como buen rockero ahhhh q espectaculo un pene grande, erecto, duro y morenisimo ya escurriendo de liquido preseminal se acosto sobre mi y me volvio a besar, su pene rosaba mis abdomen y mi monte de venus yo automativamente abri la piernas p q entrara, el me dijo espera bb no estas con el pendejo de tu novio. Se inco en la cama y yo entre sus piernas me dios masaje el mi vulva moajad c su pene ahhh yo decia damelo ya, damelo ya y el decia: ya lo quieres bb, yo: si x favor, el: pidemelo bb, pidemelo. Yo: damelo ya, damelo ya. La guitarra de santana seguia y me la metió de golpe y el gimio yo igual y me dijo ahhhh bb q delicia casi estas virgencita ahhhh yo no lo niego sentia dolor x semejante pene, el de mi novio nada q ver. El preguntaba: te gusta bb? Yo: si, si, si duele pero si. El: relajate bb disfrutalo relajate y me besaba riquisimo. Seguia el mete y saca, me subio la piernas en sus hombros y seguia penetrandome ahhh, me volteo boca abajo y seguia dandome ahhhh, me pone en cuatro patas y por detras rico, mete y saca bombenado con ese pene enorme ahhhh dark dame dark por fin dije su sobrenombre. Si bb ahi lo tienes asi estuvimos por una hora yo creo, en diferentes posiciones en diferentes sitios de la recamara ahhh sudabamos copiosamente y el seguia sin cansarse yo termine creo dos veces mas la verdad q en aquel tiempo ni sabia q era eso, por fin se sento en la orilla de la cama y me sento sobre el y me clavo su verga riquisimo ahhhhh yo ya temblaba de cansancio y me dijo en el oido, voy a terminar bb, mi lolita rica. Yo si, si, si y saco su pene rico y sobre mi abdomen lo depocito ahhhhh gemia ahhhhh.
Nos recostamos en la cama y me acaricio dulcemente diciendome espero eto haya sido especial bb, yo por mi inexperiencia solo atinaba a decir si lo fue dark.
Debo decir q desde ahora andamos y lo hacemos en todo lugar, otro día les contare como me desvirgo el culo!!!

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La verdad es que siempre he sido una chica muy especial

La verdad es que siempre he sido una chica muy especial

Iniciare diciendo que si existen los héroes en todos lados, siempre que exista una persona con iniciativa y logre sus objetivos, habrá héroes.

Esta historia se comienza hace muchos años en un lugar como cualquiera donde pasan injusticias, este relato es el principio de mi heroica vida, en un principio nací en una familia pequeña solo mis padres y yo; siempre fueron una pareja muy sólida pero al ir creciendo recuerdo que tenían algunas discusiones hasta que un día mi madre nos abandono.

Años después me padre me dijo que había sido una injusticia el abandono de mi madre, siempre me hablo de que hay personas que no les importa el sufrimiento de los demás y están dispuestas a obtener beneficios por sobre las personas y sus sentimiento. Mi madre nos abandono siendo yo muy niña apenas y la recuerdo, se fue dijo mi padre con alguien que la molestaba siempre y la acosaba cada que podía, ella perdió la batalla y se entrego a ese mundo que le ofrecía el villano.

Mi padre se devasto pero se prometió que lucharía como pudiera para evitar esas injusticias lo mas que pudiera, de niña comenzó poco a poco mi entrenamiento sabiendo muy bien que tendríamos que sacrificar mucho para luchar contra los entes malignos como los que se llevaron a mi madre, y la única forma era prepararnos muy bien y listos para todo.

Esperando tener la oportunidad para describir en otro relato como fue mi entrenamiento me remitiré a como nació nuestras personalidades secretas y nos hicimos héroes de muchas personas; de niña mi padre me dejaba ser libre, si no quería vestir me permitía andar sin ropa en casa también como debía estar siempre preparada nunca limito mi acceso a la información, no había internet pero siempre me dejo ver sus revistas y las películas todas sin restricciones.

Aprendía rápido, de niña era una esponja aprendiendo sola y sin que mi padre tuviera influencia sobre mi, con las revistas y películas además de muchos libros, aprendí que tenia un poder muy grande justo debajo de mi estomago, mi padre descubrió mis habilidades una ocasión que regreso temprano del trabajo y me encontró tocando muy torpemente mi rajita, al ser siempre tan liberal comprendió que seria yo parte de su meta de evitar las injusticias y era el tiempo de empezar un entrenamiento mas practico, el me enseño todo lo que se hoy en día.

Fueron años de mucho trabajo, diré que el me mostró el poder de mi cuerpo enseñándome como usarlo para derrotar a los enemigos, me enseño que puedo ser capaz de quitar la energía de cualquier malvado y que nunca debía rendirme; usaría todo lo que me enseño para salir victoriosa siempre, fue muy duro convertirnos en lo que ahora somos pero valió la pena, el sudor y los líquidos expulsados fueron el mayor logro de ambos.

Mi padre y yo nunca dejamos de entrenar, siempre me enseña posiciones mas fuertes para mis enemigos o buscamos siempre artilugios y equipamientos para usarlos en batalla, además de entrenarme para soportar si llego a ser victima de esos mismos, por ejemplo uno, el condón; fue el primero con el que entrene y me familiarice, otro uno de los que uso mas, fue un dildo vibrador que es de mis artilugios favoritos; ese entrenamiento fue muy difícil tanto es saber usarlo como el hacerme mas fuerte a sus efectos para las batallas pero como ya les dije, eso será otro capitulo.

Teniendo ya 19 años llego el momento que nos dejaría en la posteridad, mi padre nunca lo planeo ni yo sabia si estaría lista, solo paso como pasa siempre a los superhéroes no fue una situación buscada, solo paso; mi padre llego una tarde a casa diciéndome que había visto un villano como el que se llevo a mi madre que teníamos que hacer justicia y detenerlo, no comprendía, me explico que mi madre siempre era buena y nos quería mucho pero que siempre actuaba extraño al regresar de la calle, me contó que un malvado siempre que la veía le decía muchas cosas pervertidas y lo que le gustaría hacerle a mami, que era un acosador y que buscaba que ella se fuera con los villanos y lo logro, un día simplemente se fue con el abandonándonos; hasta ese momento supe la verdad y le dije a mi padre que teníamos que hacer algo.

El me contó que este villano parecía diferente que podría perderme si nos enfrentábamos a el sin saber mas, así que lo investigo días y me dijo que era un ente maligno que salía todos los días al portón de su casa a la hora en que las jovencitas de una secundaria iban de regreso, que el les decía muchas porquerías y que a veces intentaba acercarse a ellas además que un poco mas tarde salían también chicas de preparatoria y continuaba con su tormenta de maldad.

Este monstro vivía solo y al parecer su casa era algo pequeña según me describió tenia techo de lamina de asbesto lo cual podría indicarnos que no tenia otras ideas en su cabeza mas que vivir para la maldad y la injusticia, también me dijo que podría ser difícil reto para mi ya que aparentaba una edad de 55 a casi 60 años, era calvo con una melena de canas en la nuca, delgado pero con una panza notable, faltaban dos dientes uno de en medio de la parte superior y otro lateral derecho, tez morena, usaba sandalias, pantalones de tela y camisetas de tirantes blancas por lo regular siempre roídas y al parecer también estaba bien entrenado por que lo veía tocarse todo el tiempo su arma debajo de su pantalón.

Al darme mi padre toda esa información me dijo que no era un enemigo para mi, que buscaría otra forma de detenerlo y yo entre en esa fase de arrepentimiento donde se duda de las capacidades y prefiere una acobardarse.

Pasaron mas días y mi padre seguía intentando saber como detenerlo, me decía que eran muchas jovencitas en peligro que alguna podría abandonar su hogar como lo hizo mi madre, yo seguía teniendo miedo pero sabia que todo dependía de mi y si no hacia nada las injusticias seguirían, así que le dije que lo enfrentaría que podríamos perder pero que no nos rendiríamos tan fácil.

Al ser mi primer supervillano mi padre en base a sus investigaciones me equipo para la batalla, en principio el sabia que debía tener una forma de recibir los ataques finales del villano, no había otra forma que planear el final de la batalla para ganarla, entonces la única manera de no ser dañada por esos últimos recursos era dirigir esos ataques a un punto neutro donde no me afectaría de forma critica; mi pubis debía ser rasurado y depilado por completo, no tendría ni un solo rastro de vello en el.

A continuación mi rajita tenia que estar lista para pelear brutalmente, así que mi papi tendría que ayudarle: primero haciendo calentamiento con el, como siempre en los entrenamientos, después seria impregnada con un lubricante de estimulación para tener siempre la delantera en la batalla eso era también para el orificio de mi colita, tenia que estar listo para ayudarme en caso extremo de lucha.

Aproveche la distracción de papi para añadir un aditamento infalible para mi ventaja, una especie de joya que se usa para la piel justo arriba de mi botoncito para mantener siempre la atención de mi enemigo al final después del calentamiento la pondría.

Siguiendo con mi preparación igual que las anteriores una de mis armas mas usadas serian mis nenas como las digo, son talla 34b pero son letales; serian un día antes del enfrentamiento humectadas y amasadas por mi papi y previo al encuentro con el villano serian suavizadas por crema reafirmante y los pezones humectados con brillo para labios de sabor a fresa igual que mi boca dándome un toque inocente y natural haciéndome invencible.

Teniendo ya cubierta la estrategia de batalla y de cómo usaría mis atributos continuo con el equipo que tenia que usar, no dejando detalle mínimo fuera, me dijo que mis pies podrían ser importantes para este reto así que sugirió que usara unos anillos para los dedos que usaba en la playa, mas unos tacones estilo sandalias para resaltar mis deditos y realzar mis piernas y colita a su ves esta seria protegida por parte de mi primer uniforme de tantos que usaría, un tanga elegido por mi padre de mi basto guardarropa: negro, tela de encaje muy fina transparente, de corte triangular atrás y de frente dejando ver mis armas casi por completo como si hiciera aun mas falta provocar a mi primer enemigo.

Mi padre tenia todo calculado y sabia muy bien lo que hacia ya que eligió una blusa negra igual de tirantes con encaje transparente del escote a donde termina dejando solo ver el inicio de mis nenas y mi lindo ombliguito el resto era de tela suave ajustada sabia que en la batalla tendría que demostrar mi superioridad por supuesto luciendo linda en mi súper uniforme además no llevaría sostén para que mis pezones como lanzas pudieran atrapar a mi enemigo, después el me dijo que usaría una falda corta de tela de algodón muy ajustada estaba seguro que se rendiría casi sin luchar con ese tipo de equipamiento solo que yo insistí que no estaba lista para eso, le pedí que como apoyo me dejara usar uno de mis pantalones ajustados que uso para el gym también por que estaría un poco mas protegida en caso de tener que escapar si no lo vencía. Acepto con recelo pero me dijo que el color seria blanco para no perder la intención de mi enemigo resaltando el tanga oscuro que llevaría.

Ya con el plan listo nos dispusimos a planear la logística, el malvado viejo verde estaba siempre casi desde las 12 del día esperando en el portón de su casa la salida de las nenas de secundaria y aprovechando también la antelación de las madres al ir al mercado y después pasar por sus hijos, esperaríamos un poco y después pondríamos y justo cuando la calle estuviera sola entraríamos en acción.

La noche anterior estaba muy nerviosa y mas que mi padre no permitió entrenamiento de ningún tipo en casa, me dijo que tendría que estar lista y descansada para luchar con todo mi ser contra el mal, a la mañana siguiente el día de mi primera batalla sabia lo que tenia que hacer iniciaría con un poco de ejercicio en la bicicleta fija no exagerado solo era para tener firmes y listos todos mi músculos, después tendría que asearme toda a conciencia, lavar todos mis orificios y depilar mi rajita a detalle ya que antes tendría el alistamiento con papi. Al salir de la ducha me dijo mi padre que me secara y humectara muy bien todo mi cuerpo y que pasaríamos a preparar mis hoyitos para la batalla, solo diré que el entrenamiento fue muy diferente a lo acostumbrado, mi papi se esmero en dejar lubricado muy bien todo para no perder la pelea, terminando me dijo: nena has superado a tu maestro ahora estas lista.

Ya era casi el momento, me maquille muy ligero y me puse mi armadura desde los anillos de los pies hasta el brillo de labios, era el momento de apresurarme, papi saco el súper vehículo y espero a su compañera de combate, al salir lista subí al auto y me dijo: oooh nena eres ya toda una heroína te ves lista para pelear con una banda de supervillanos.

De camino puse en mis pezones el brillo de labios, acomode el tanga apretadito y ajuste muy bien mis sandalias; mi padre recordó algo que era crucial y no había mas tiempo tenia que tener lista mi boca asi que me puso alistarla en el auto primero uno de sus dedos sirvió de calentamiento y después en un esfuerzo por su olvido saco su herramienta de entrenamiento y me puso a chupar muy fuerte mientras manejaba y como una señal después de tanto aprender a usar mi boca logre que mi padre disparara dentro en pocos minutos de mamarlo, me dio mucho gusto ya que pocas veces lograba ganarle as;, trague mi desayuno con mucho gusto pues me llenaría de energía para lo que seguiría.

Llegamos a nuestro destino, era el momento de la verdad, esperamos bastante mientras papi me ayudaba a mantener mi fuerza jugando con la mano metida por atrás en mi pantaloncito de gym jugando con mi colita y dando uno que otro pellizco a mis puntas pezones, era como el masaje que le dan a los boxeadores justo antes de la pelea.

No sabría recordar cuanto esperamos pero ya me sentía mas que lista para salvar a todas esas mujeres inocentes, de repente mi padre lo vio saliendo al protón, era justo como lo describió y parecía que apenas se había despertado por su poco pelo desarreglado y sus pies solo con calcetines y chancletas, ya no podía mas todo ese entrenamiento ya me tenia lista para enfrentar ese reto; entonces me dijo mi padre sacándome la mano y dejando de pellizcarme: es el hija… llego el momento, estas lista?

Yo solo asentí con la cabeza viendo al enemigo y saque mi brillo de labios para retocarme la boca y discretamente subí mi blusa y retoque mis pezones ya durísimos por los pellizcos de papi y le dije: listo es el momento de la verdad, confío en lo que dices salvare muchas chicas inocentes papi. Ajuste mi blusa, subí mi tanga dejándola muy pegadita igual que mi pantalón y pedí a mi padre suerte. El parecía muy preocupado asi que me pidió esperar y que repasáramos aquel dialogo que probablemente me diría el villano, mientras mirábamos como estaba en su portón tocándose su espada malévola debajo del pantalón como afilándola el muy desgraciado.

No había mas que hacer, el momento había llegado, solo yo podría con este reto y puse alto a mi padre con sus recomendaciones para la pelea, pare en seco de atenderlo y le dije: basta papi, no hay mas que ir a enfrentar ese viejo puerco por la justicia, mírame y espero estés orgulloso de mi. Le di un beso apenas de pajarito y me salí del auto.

Me acomode mi súper traje de todo a todo, a pesar de las practicas de vestuario con papi esta ves me sentía mas imponente que nunca, sentía muy firme mi caminar con mi cuerpo listo bien trabajado para dar lo mejor en el enfrentamiento, mi colita sentía que era invadida por el tanga tan fino y mi pantalón de licra pero era la indicación de que estaba mas que preparada. Camine un poco mas cerca y vi que mi primer enemigo estaba mirando hacia la otra esquina, solo veía su cabeza calva con su melena enmarañada en la nuca sus manos una en la cintura y la otra lo mas seguro por la posición tocándose su asqueroso artilugio de maldad; viejo maldito asqueroso pensé, ahora veras lo que te espera, continúe caminando esperando no hubiera mas testigos de mi heroico enfrentamiento apure mi paso y me cruce inesperadamente por su mirada.

Sentía que mis pezones se afilaban más justo al pasar junto a el, como esperando atacar y tenia temor de que mi rajita respondiera a destiempo mojando mi tanga y pantalón, al pasar el dijo: mamaciiita!!!! Que ricura de culo tienes!!!! , dejame mamar esas tetas!!!! Que puta te ves asi vestida…

Me puse muy nerviosa pero todo iba de acuerdo al plan según súper papi, me esforcé en no responder nerviosa y me detuve dándome la vuelta para responderle: que le pasa viejo puerco??? Pelado!!, métase con la más vieja de su casa. -puerco? Mira lo que te vas a comer mamita- me respondió mientras se tomaba su cosa asquerosa con la mano arriba del pantalón; no pude ver bien pero sentí que podría ser un gran error haber ido a enfrentarlo, – se te antojo verdad niña? Quieres? Gusta mucho a todas las nenas- me continúo diciendo mientras se apretaba más y sacudía fuerte con todo y pantalón.

-Que asco marrano pervertido!!! Seguramente usted es el que molesta a mi hermana, desgraciado; dígame por que molesta a las niñas de la secundaria??? Son menores de edad que no le da vergüenza? Lo pueden meter a la cárcel viejo asqueroso!!!- respondí a sus comentarios, poniéndome mas derecha sacando mas mis nenas y poniendo las manos en mi cintura para marcar mas todas mis curvas.

-Mira putita que has salido como vas por la calle y me dices asqueroso?? Mi verga vieja es la gloria para muchas niñas… todas son unas calientes deseosas, ven deliciosa ya veras que rico sentirás te va encantar- me dijo mientras con una mano seguía apretando su cosa y con la otra queriéndome como tocar el hombro.

Era asombroso; todo iba de acuerdo al plan de papi, le aparte la mano con un golpe de mi mano y le dije: que le pasa viejo asqueroso??? Déjeme!!! Que no entiende que son niñas a las que molesta? No se meta con mi hermana ni con ninguna mujer viejo pervertido marrano!!!- el malvado villano se quedo viéndome con nervios, sabia que hacia mal y que era momento de que alguien le pusiera el alto a toda su perversidad asi que no atinaba a decir algo solo se soltó su arma principal y dio pasos atrás como queriendo regresar al marco de su portón sintiéndose intimidado.

Súper papi había prácticamente adivinado los movimientos y lo que haría, el sabia lo imponente que me encontraba y que el plan seria un éxito asi que me sentí muy poderosa confiando en todo lo que pasaría; continúe con el plan y le dije al malvado –que asco seguramente solo vive para molestar niñas, nosotros no podemos estar detrás de mi hermanita siempre déjela en paz, que quiere ir a la cárcel? Que quiere para dejar de molestar a todas las mujeres que pasan?- poniendo mi cara un poco mas amable al decir lo ultimo

El enemigo no seria fácil, en cuanto le dije eso puso una cara aun mas malvada viéndome de pies a cabeza y me dijo: -bueno si quieres podemos hacer algo, solo dejame disfrutar y comerte y no molestare jamás a tu hermana ni a ninguna mujer que pase por mi casa, lo prometo… con una deliciosa como tu para que buscaría mas?- era increíble mi cuerpo pedía batalla con el enemigo y todo se estaba poniendo a modo para hacerlo, sentí como mis afilados pezones apuntaron muy duro a mi primer reto y le respondí –usted no se atreva a tocar a mi hermana ni a molestarla jamás viejo marrano y seguro me pide eso a cambio por que sabe que no lo hare y asi seguirá molestando a cuanta mujer pase por su portón pero esta vez pagara toda su maldad pervertido.

Mi posición aun la exagere mas, saque mas mis nenas y mi colita dejando solo una mano en mi cintura; el malvado villano no podía creer lo que estaba pasando y sujetando aun mas fuerte su arma ya crecida por arriba del pantalón me dijo –oooh no la molestare mas nena lo prometo, tu veras lo que es bueno vas a sentir rico en todos tus hoyos, mira todo esto es para ti todo marrano y cochino veras que regresaras- era increíble con el cinismo que me hablaba mi enemigo tenia ya que detenerlo ese desgraciado cerdo no volvería a las andadas, lo mire de arriba abajo y sonriendo dije mordiéndome un poco el labio –ok viejo asqueroso veremos quien puede mas estoy segura que lleva años sin tener a nadie en su casa y lo comprobare, pero tiene que darme su palabra que no volverá a las andadas puerco- no podía creer lo que le decía estaba a punto de darse la primera gran batalla de mi vida, el tipo solo dijo –pues ven, entra nenita deliciosa ya veras no sabes lo que te espera- abrió si portón y me hizo pasar, yo mire un poco de reojo a donde estaba el carro de mi papi y solo vi que ya no estaba dentro nadie.

Entre al lugar de la batalla era peor de lo que esperaba su portón era de un patio grande de piso de tierra y lodo lleno de cosas como sacadas de un basurero había llantas usadas, maderas de desperdicios como de muebles, hasta un colchón ya sin el forro solo los alambres y del lado derecho estaba su casa hecha de paredes de ladrillos pintados de azul y techo de la mina de asbesto, parecía que no vivía nadie mas que el por el tamaño y de puerta solo tenia una cortina de tela; seria complicado luchar contra la villanía en ese lugar pero mi papi ya me había entrenado mucho como para retirarme, hice de cuenta que era un lugar tétrico donde no sabría con que o a que me enfrentaría pero tendría que dar todo para salir victoriosa.

En el momento que cerro el portón el viejo verde supe que no habría paso atrás pero fuera de lo que me imagine el empezó a portarse un tanto diferente conmigo, como mas atento y agradecido de haber entrado a su guarida me cedió el paso y me abrió su cortina de puerta para que pasara había dejado a un lado los malos modos y su comportamiento era como un novio adolecente que perdería su virginidad conmigo. El interior de su malévola casa no era muy diferente al exterior, tenia muchos muebles amontonados, las ventanas apenas dejaban pasar un poco de luz y había ropa amontonada por todo el piso, me parecía una bodega donde hacen donaciones de todo tipo para la gente pobre solo con todas las paredes decoradas muy a conciencia de posters e imágenes de mujeres desnudas o de revistas pornográficas; mi enemigo no había dejado un solo espacio sin decorar con infinidad de obscenidades.

Aquel villano no perdió detalle de cómo reaccione al ver su casa, y haciendo una mueca dijo –disculpa nenita el desastre y el olor, no he tenido tiempo de limpiar; pero ponte cómoda estas en tu casa y has lo que se te de la gana, yo me pondré listo en un momento, si te soy honesto siempre fantasee con un momento asi pero nunca había llegado a este punto con nadie espero no te arrepientas de sacrificarte por tu hermanita- masajeo su pene por arriba del pantalón y dio pasos atrás como encaminándose a otro cuarto en un gesto de no perderme de vista.

Aun con todo mi entrenamiento estaba muy nerviosa sabia que no seria fácil aunque con el cambio de actitud de mi enemigo me sentí mas superior a el y le dije acomodando un poco mi blusa –lo sabia viejo verde!! Usted solo se dedica a molestar inocentes… pero esta bien, dígame entonces como le gustaría cobrarse me quiere asi como estoy o me pongo más cómoda???- separe mis piernas y puse mis pulgares en el resorte de mi pantalón justo arriba de mi pubis, levante mas mi colita y lo mire con muchas ganas de enfrentarlo. Sus ojos no lo creían me miraba de todo a todo y hacia como gesto de abalanzarse sobre mi y regresaba al marco de la puerta, yo por fin sonreí y el solo atinaba a tocarse su arma mas poderosa entre sus piernas, me dijo – ooh que buena estas mamita, ponte como quieras veras que no te arrepentirás me voy a poner algo que tengo listo desde hace mucho tiempo, yo te digo cuando entres nena.

Era el momento asi que decidiría como lo enfrentaría jamás creí que tuviera esa opción pero aprovecharía esta oportunidad y recordando las veces que tenia mejor rendimiento en mis entrenamientos con mi papito solo me quite mi pantaloncito ajustado, acomode el tanga, me sentí muy imponente con esos tacones no le tendría piedad a mi enemigo, los pezones en mis nenas no podían mas se pusieron tan duros que sentí como jalaban muy leve tela de mi blusa y en ese momento el malvado ser me llamo diciéndome que estaba listo que pasara a su recamara.

Con el paso firme que me infundaba mi libido camine hacia la cortina de el marco y al abrirla fue algo impresionante, sabia que no seria sencillo desde un principio pero el ver en primer plano a mi enemigo me lo confirmo, estaba parado junto a una cama matrimonial supuse, desnudo casi por completo lo que traía puesto era una especie de traje de lucha como del corte de las olimpiadas pero hecho de cinturones de cuero y con estoperoles, no le cubría nada sus partes mas letales, como su pene estaban solo ajustadas por los cinturones pero libres, vi su arma principal era un tamaño promedio delgada diría yo pero su punta era muy gorda recordándome la forma de un hongo, los cinturones pasaban por su pansa muy desproporcionada con el resto de su cuerpo era grande y cruzando por su pecho solo dejaba ver los pezones oscuros llenos de vello atraves de aros de metal igual como por donde salía su pene que estaba flácido pero tomando la firmeza a la que me enfrentaría. El resto de la habitación había algunos montones de ropa que por el olor no me pareció muy limpia; era un olor de ropa sudada ya seca, me resulto un poco desagradable pero no asfixiante y al igual que el resto de su casa las paredes decoradas muy a su estilo, frente a su cama había un televisor con una película porno ya puesta y montones de discos por su cómoda igual que revistas.

Aun con la confianza de mi excitación tuve temor, quise salir corriendo al ver esa imagen, lo vi como un demonio mirándome de arriba abajo y sonriendo de oreja a oreja me dijo – ven entra sube a la cama nenita ya veras que después no te lo pediré estoy listo para darte todo mi placer- no pensé mas, sabia que no había regreso y me acerque a el sentándome junto en la cama mientras escuchaba los gemidos de alguna chica en la tele; mi enemigo se giro hacia mi poniéndome su arma penetradora justo en mi cara y sacudiéndola un poco hizo seña de que me la acercara a la boca, puse mis manos en la cama a los lados y cruzando la pierna acerque mi cara y boca buscando esa punta descomunal como jugando a atinarle jugué con mi lengua en ella un poco y después el poniendo sus manos en la cintura y moviéndose ayudo a que me la metiera en mi boca.

Era el inicio de mi pelea mi primera pelea y empezaba como siempre el entrenamiento aunque esta ves el enemigo tenia un arma difícil de enfrentar, dentro de mi boca sabia que podria vencerlo asi que puse mis mejores movimientos de lengua y labios para acabarlo rápido y fácil solo que el villano como si supiera mis intenciones me tomo de la nuca y empujo muy fuerte tocando el fondo de mi boca y aunque estaba lista para ese reto me sentí sometida; metía al fondo y la sacaba por completo dándome apenas tiempo de tomar aire de nuevo sin dejarme seguir con mi estrategia de movimientos de lengua, después de un rato la saco por completo y me abofeteo con su pene varias veces haciendo que lo mirara hacia arriba con coraje y el respondiéndome con una sonrisa malévola, mientras aproveche a quitarme mis sandalias ya que eso apuntaba a que necesitaría de todas mis habilidades físicas para ganar y con los tacones podria haber limitantes.

Mientras me esforzaba por darle su merecido, el solo atinaba a sonreír y mirarme cuando de repente sentí que algo que tocaba de un costado de mi nariz y bajaba a mi boca; era el viejo asqueroso que mientras recibía mis ataques bucales del gusto comenzó a babear y dejaba caer un hilo se saliva desde su boca a mi cara mirándome con lujuria maléfica seguía sonriendo mientras yo al sentir eso mi cuerpo reacciono en un espasmo sintiendo desde mi arma principal hasta mis pezones una especie de picor que era como si me pidieran a gritos participar en el enfrentamiento ya esto provoco que como reflejo lo mirara y recibiera en mi boca aquel brote de sus líquidos usándolos contra el lubricando mas mi boca para mi esmerada tarea, pensé que con eso no podria mas y saldría victoriosa pero no fue posible ya que después de un rato reacciono y me aparto de su pene.

Estando asi el parado junto a la cama y yo sentada me tomo de un tobillo sin miramientos y me levanto haciendo que me acostara en la cama y sin soltarme siguió levantando mi pierna haciendo que mi cadera estuviera a la altura de su pecho que sujetándome aun del tobillo con su otra mano arranco el tanga que con tanto cuidado elegimos mi padre y yo dejando mi rajita desnuda en un segundo, permitiendo verla inocente y adornada con la joya de fantasía, que al verla me dijo –hija de tu puta madre ya estabas lista!!! Hasta la adornaste para mi cabrona me encanta!!!!- soltándome del tobillo dejándome caer en el colchón ya bastante mullido, se incoo en el suelo para abrirme de piernas y comenzar sus ataques lamiendo primero muy suave mi cosita pero después sin piedad chupando y succionándome, metía su lengua lo mas que podía y jalaba aire fuerte como hacen los hombres para escupir los mocos; fue asqueroso ver como escupía uno a mi rajita dejándolo escurrir un poco y después lo absorbió de nuevo en su boca. Al ver eso mire con asco a mi rajita ya profanada por el malvado viejo asqueroso que al verme me dijo – que nena nunca te habían hecho algo asi? mira que no es nada putita- y fue metiendo primero su dedo índice muy suave, lo saco y metió dos hasta tener sus tres dedos mas grandes en mi rinconcito después empezó a meter y sacar con una brutalidad que ni en los entrenamientos mas duros con papi, abrí mis piernas lo mas que pude como bien aprendí y lo deje seguir; sabia que con todo lo que había practicado no me vencería asi que le dije mientras me lamia y metía muy duro sus dedos –dale!!! Dale!!!! Viejo marrano!!! No puedes con mi conchita!!! – ayudándome con mis brazos por atrás de mis rodillas levante mas mis piernas para que tuviera mas a su merced mi rajita.

Mi enemigo insistió con sus ataques de lengua saliva y dedos pero no me venció, termino cansándose. Y lamio un poco mas mi rajita pero ya mas suave mientras yo al recordar la suerte de mi tanga con el malvado, me empecé a subir mi blusa y a quitármela diciéndome – mira que putarra eres? Ya solita te quitas la ropa… mira que tetas mas lindas- mientras subía a la cama y se metía una de mis nenas casi por completo a su boca succionándola y dejando entre sentir sus dientes algo mal alineado, saque mas mi pecho haciendo un –aaahhh!!!- y el paso su lengua por mi pezon saboreándolo, lo mordió un poco y chupo dándose cuenta de la sorpresa me dijo –wow!!! Saben a fresa nena!!! Te pusiste algo? Sabe riquísimo tu pinche pezon deja me lo como y el otro lo dejare de postre después de este- y tomando con sus dos manazas mi seno lo empezó a estrujar como si fuera un cuello de alguien y a morder mi pezon, por primera ves sentí que no podria cerré mis ojos soportando el castigo del maldito, sentía que mi nena reventaría en cualquier momento hasta que la soltó dándole una palmada muy fuerte y sin decir nada se puso sobre mi para seguir con mi otra nenita lamiendo como si fuera un rico helado mi pezon yo sentía que la que me había castigado palpitaba de tan duro que la había estrangulado el desgraciado, me dedique a sentir las lamidas tiernas en mi otro pezon y en la posición que estaba vi como su villano pene estaba colgando a unos centímetros de mi mano izquierda parecía como una fruta tropical algo flácida pero tomando forma, lo tome y regresando un poco de su castigo lo jale masturbándolo pero muy duro jalando hacia mi una y otra vez.

Mientras el malvado viejo verde continuaba lamiendo y mordiendo mi pezon sentí como el calor se hacia mas y mas fuerte en la habitación, el maldito le dio el mismo tratamiento a mi nena mordiendo y estrujándola mientras con mis ojos entre abiertos seguía jalando duro su miembro del desgraciado marrano, el sudor de ambos empezó a salir de nuestros cuerpos sintiendo algunas gotas del sudor malévolo me deje llevar respirando profundamente ese olor de ropa sudada dejándome en un trance de excitación; solté el miembro del viejo villano y me pellisque mi pezon aun no sentí que estaba de alguna forma cediendo la batalla el ambiente era demasiado para mi joven cuerpo y en un momento sentí como mi enemigo se acomodaba arriba de mi poniendo sus rodillas a la altura de mi cabeza sintiendo su mimbro golpeado torpemente en mi cara lo aloje con mi boquita dándole un pequeño mordisco y continuar mi labor de chuparlo.

La reacción del tipo rabo verde no se hizo esperar gimió muy fuerte y hundió su cara en mi rajita lamiendo escupiendo y succionando con fuerza mis labios vaginales, sus ataques eran muy fuertes no sabia que seria tan difícil llevar el control de mi pelea y mas cuando sentí como el cerdo metía su mano y brazo por atrás de mi colita y empezaba a meter un dedo en mi hoyito de placer, saque el miembro de mi boca gimiendo sin recato además por el intenso calor que sentí entonces el malvado se detuvo y me dijo –uuy cabroncita que putarra!!! Ya vi tu punto débil ahora veras lo que es dejarte de un viejo como yo- se quito de arriba de mi y sin miramientos jalando mis piernas se acomodo en medio diciendo –te voy a coger por todos lados nenita puta no sabes lo que te va encantar dejarte de mi- en ese momento comenzó a meter su arma principal en la mía, al sentir como me penetraba no atine mas que a mirarlo a la cara con sorpresa era en verdad un reto muy fuerte por que sentía como su punta desproporcionada se introducía en mi empujando pliegues que en los entrenamientos con papi nunca había sentido, cuando toco el fondo de mi cuevita fue una sensación muy intensa; fue como si sintiera tocando mas arriba de mi vientre y al sacarlo no fue mejor, sentía como me abría de nuevo con su cabeza gigante, lo saco por completo dándome una sensación de alivio y mirando los dos nuestras partes intimas me dijo – mira que mojada estas nena… la dejaste escurriendo, mírala… siempre te mojas asi o es por mi putita??- no respondí nada solo subí la mirada de placer que sentía y entre abrí mi boca provocando que me penetrara esta ves con mas fuerza y rapidez, comenzando un mete saca implacable dejándome a medio grito me metió su lengua que pese a mi sorpresa recibí con muchas ganas chupándola y lamiéndola como si fuera un exquisito mango, continuo sus embates vigorosos y al separarse de mi boca en un acto de euforia supuse escupió en mi cara justo en mi frente arriba de mi nariz sintiendo como escurría hacia mi boca dejándola entrar ya con un infinito placer y al ver mi reacción el malvado viejo tomo mis nenas una en cada mano apretándola con sadismo y pellizcado mis pezones alternando entre palmadas a mis nenas y pellizcos continuo sus penetraciones, hasta que en un acto atlético para su edad bajo una pierna al suelo y la otra pasándola arriba de una mía abriéndose paso a las profundidad de mi ser continuo atacándome sin reparo; hasta ese momento no me di cuenta que estaba perdiendo por completo la batalla estaba entregando mi cuerpo sin reflexionar que el marrano me estaba envolviendo en una tormenta de placer.

Hipnotizada por las penetraciones de mi enemigo me deje llevar y lamentablemente sentí una fuerza en mi vientre muy intensa, se apretaba mucho haciéndome abrir mas mis piernas a pesar de recibir mas adentro el miembro de mi malvado enemigo abrí sintiendo los espasmos mas fuertes dejando salir aun mas de mis juguitos, estaba terminando el orgasmo, era muy diferente a los de entrenamiento gritando y gimiendo y pidiendo mas en mi ser, no tuve uso de razón hasta no terminar mi ultima contracción. Había perdido era una decepción y el maldito viejo seguía y seguía penetrándome, no podía creerlo había perdido la batalla mis juguitos vaginales eran la prueba bañando el arma maligna de mi enemigo.

El señor hizo alarde por haberme hecho terminar diciendo –nena te has corrido? Sentí tus juguitos y como apretabas… ves como si podía contigo aun te puedo seguir follando y lo hare hasta que no pueda mas asi que aguátate- continuando con su mete-saca mas tranquilo me beso, era su lengua la que me recordó que había pasado no podía concebirlo me sentí muy triste y desconsolada había tirado todo mi entrenamiento a la basura, mi padre estaría muy decepcionado de mi, estaba muy mal no había como recuperarme de la derrota y en mi depresión abrace a el villano con mucha pasión besándolo con mucha intensidad pasando por su cuello y pecho lamiendo sus pezones monstruosos en un ultimo intento de ganarle pero no lo logre solo continúe siendo mancillada con su maldad en mi rajita tan linda y el despiadado y poderoso continuaba presumiendo –ooh nena mira tu cara… estas gozando mucho verdad? Podrás volver cuando quieras deliciosa mi verga estará siempre para follarte por todos tus hoyos- era horrible había perdido, me abrace de nuevo poniendo mi cabeza en su pecho y dejándolo follarme lo que quisiera.

No supe cuanto tiempo tardo hasta que sentía como sacaba su descomunal verga de mi rajita y se acomodaba para que se la chupara poniéndose casi sentado en mi pecho me indico abrir mi boca y asi lo hice, chupándosela tan deprimida que me entregue por completo con mucho cariño pasándola por mi carita y usando todas mis estrategias en un intento desesperado de ganar pero no lo conseguí, mi enemigo solo disfrutaba mirándome; no podía perder, regresaría con mi padre solo decepcionándolo, y las consecuencias serian entrenar mas duro con el; no era justo, mi padre había dedicado muchos años de su vida enseñándome como ser una justiciera sexual debía hacer algo.

Mientras el degenerado me insultaba y jugaba con su arma en mi cara intente pasar una mano por mi espalda buscando mi ultimo recurso, mi colita; debía sentir como estaba por que en el caso que ya estuviera cerradita la ayudaría un poco para atender esa verga deforme, al tocar mi ano con mi dedo índice tuve respuesta abrió un poco soltando los juguitos y el lubricante que papi me había puesto, era mi único movimiento para ganar a mi enemigo ahora solo tendría que persuadirlo hacia su derrota asi, que levante mi pelvis para acomodar mejor mi mano haciendo que el malvado ser viera que solita me estaba magreando mi trasero.

Al sentir mi movimiento miro hacia atrás y sonrió diciéndome –mira que cabrona todavía tienes ganas… te voy a destrozar esa cola tan rica y joven ya veras que no podrás caminar en dias- yo aun con su miembro en mi cara lleno de mis juguitos solo le sonreí como retándolo entonces haciendo un movimiento brusco se quito de encima de mi tomándome del cabello siendo un poco mas brusco me levanto pegándome a su vientre y diciéndome a gritos que le escupiera en su verga; no me espante ya que las practicas con papi alguna ves lo hizo, siendo asi comencé a escupir en su monstruoso miembro dejándolo escurriendo por completo hasta sus testículos, estando ya lista me dijo que me acomodara que me pusiera de perrita y que parara muy bien mi cola.

Acomodándome pensé que debía tener confianza mi colita siempre había sido mi mejor arma con mi papi, me decía que en cada practica con el siempre tenia que concentrarse para no perder, desde que me enseño a usarlo justo el día que cumplí 15 años me decía que era demasiado para el. Recordar esos dias me hizo sentir mas confiada asi que me acomode a cuatro como decía mi enemigo y pude ver que en la tele seguía la película puesta, era una especie de orgia donde muchos hombres se turnaban en follar una chica como de mi edad; pensé que buen entrenamiento seria, en ese momento sentí como el marrano enemigo ponía la punta de su cosa en mi anito haciéndolo reaccionar abrió un poco y empezó a recibir ese desproporcionado falo, que difícil fue no gritar al sentir la punta entrando aun con todos los ejercicios hechos era muy grande, sentí que probablemente me desgarraría entonces recordando alguna ves un dildo que tenia papi para castigarme hice lo que aprendí, me empuje rápido hacia atrás para que resbalara y el dolor solo fuera un instante, el dolor fue intenso pero disminuyo y el malvado enemigo solo gimió como loco al sentirse por completo dentro de mi –oohhh ohhh que puta ohhh mi verga!! Que delicia de perra…- dijo mientras se disponía a follar yo cerré mis ojos y le dije –viejo marrano no podrás con mi colita ya veras- entonces inicio su frenético mete saca gimiendo e insultandome al ritmo que yo solo gritaba de gusto.

No podía creer lo bien que se sentía esa cosa deforme en mi cola, me removía por dentro mis intestinos con esa cabeza desproporcionada sentía como empujaba mis pliegues internos, estaba de nuevo a merced del maldito anciano rabo verde y fue el quien me saco del trance dándome tremendas nalgadas diciéndome cantidad de insultos por tener una colita tan rica –ohh que putarra eres mira que ricura de culo tienes… mi verga nunca se sintió tan bien recibida como en tu cochino que puta eres cabrona- y continuo con sus penetraciones frenéticas y nalgueándome.

Era muy placentero sentir lo que me hacia, ese falo deforme me estaba haciendo sentir nuevas sensaciones era como si quisiera llegar hasta el fondo, podía sentir un ligero toque en mi vientre además sentía que el calor de la habitación era ya un sauna, no dejábamos de sudar los dos y justo recordé lo que estaba haciendo allí; no era mas que un enemigo a vencer asi que recordé mis enseñanzas entonces bajando mi pecho y cabeza deje mi colita bien levantada para el viejo –destrózalo!! Has con el lo que quieras viejo marrano… destruye esa colita, es tuya…- le dije mientras con mi mano tocaba mi rajita, el tomándolo como un reto personal subió su pierna derecha a un costado de mi, dando sus embestidas mas fuertes y profundas, me volvía loca por completo la verdad pensé; por eso mi madre nos abandono… es muy difícil enfrentar estos malvados con la cordura necesaria para no dejarse ir.

La situación no era de nuevo muy favorable para mi, de nuevo estaba perdiéndome en mi gozo y no tenia mucha voluntad de reaccionar solo deje que me siguiera despedazando mi recto y continúe con mi placer hasta que un gruñido salió de la boca del villano y sentí como me jalaba de mi pelo haciendo arquear mi espalda lo mas posible, diciendo una cantidad de insultos casi a balbuceos saco de golpe su aparato penetrador y me dijo casi en otro idioma que me diera vuelta y me acostara, por supuesto dándose a entender jalándome de mi cabellera colocándome de frente a el recostada con las piernas abiertas y viendo que tomaba el monstro de su entrepierna con gran fuerza y lo empezaba a pajear sabia que estaba pronto el final asi que debía reaccionar para no perder, entonces con mis dos manos toque la pequeña joya de mi pubis y le mire muy perversa incitándolo.

Por un instante creí que no tendría éxito por que el viejo caliente al ver mi reacción dejo de pajearse y dijo que no seria tan fácil derrotarlo, que no pensara en mi victoria por que solo estaba afilando su sable para seguir disfrutando de todos mis agujeros, se acerco y puso la punta de su arma letal en los labios mayores de mi rajita dispuesto a seguir follandome con gran furia pero en un ultimo intento de ganar use lo que bien el malvado enemigo no había notado pero que desde el principio mi papi y yo sabíamos que seria útil; al sentir la punta de su verga maldita por instinto levante mas mi pie derecho poniéndoselo en la barbilla para detenerlo y muy coqueta le di una sonrisa –uuy que delicia de niña mira tus dedos puta cabrona hasta te pones anillos para mi… que rico- me dijo mientras se engullía mis dedos medios del pie y comenzaba a chuparlos con una perversa pasión olvidándose de su pene lo dejo en mi entradita y con las dos manos tomo mis pies para chuparlos degeneradamente.

Debo confesar esperando mi padre nunca se entere que adore la forma en que me comía los pies ese viejo marrano, ese viejo estaba extasiado como yo lo estuve pero esta ves no desperdiciaría la ventaja, mire y vi que la punta de su pene ya no apuntaba a mi rajita, estaba convenientemente rozando todo mi pubis, moviendo la joyita y embarrándome de fluidos. No tuve mas que observar, en un momento el viejo no pudo mas y se arrebato mis pies de su boca mirándome como si no lo creyera –oooh cabrona oooh no puedo oohhhh- tomo su deformidad de entre sus piernas y dando un par de jalones no logro evitar que me bañara con un chorro de su malévola lefa las tetas, era una eyaculación muy violenta, el resto lo expulso en mi pubis y mi estomago –aaayyy!!! iiiggrr!! Que cabrona mi amor ooh- pronuncio mientras dejaba caer su cuerpo sobre el mío y me lamia el cuello el asqueroso.

Se quedo sobre mi aun con algunos espasmos supongo musculares de tanto tiempo de no tener nada de pelea, mientras yo estaba tan feliz de haberlo derrotado, lo abrace como se abraza a un gran rival en la pelea y le lamí el sudor de su calva cabeza en reconocimiento a la gran batalla que me dio, el viejo supervillano en consuelo por su derrota busco mi lengua y se la entregue con gusto agradeciéndole tan difícil reto.

Derrotado se recostó a un lado sin mas ruido que la película porno que estaba puesta se relajo cerrando los ojos, yo tan contenta de haber tenido éxito en mi primera misión solo le di un beso en la mejilla y me dispuse a retirarme, mirando el campo de batalla como un soldado victorioso, había sido una pelea digna de recordar, mi tanga rota en una esquina de la cama, mi blusita tan sexy completamente hecha un trapeador en el suelo junto con mis sandalias; me puse mi blusa y tomando mis sandalias le hice prometer que nunca mas molestaría a ninguna mujer que de verlo de nuevo no tendríamos mas peleas como esa que si quería consuelo estaba el tanga de recuerdo y que se arrepintiera de sus malvadas villanías, el completamente flácido ya de pies a cabeza me dijo que nunca mas lo haría.

Salí buscando mi pantaloncito de licra mojándolo muchísimo de la entrepierna al ponérmelo y espere que mi papi estuviera listo para salir de la escena rápido, no quería que nadie descubriera mi identidad secreta, tome mi tiempo para ponerme mis sandalias y me retire sin mas. Antes de abrir el portón de la guarida del villano cheque mi entrepierna, estaba húmeda pero empezaba a perder tono por el calor asi que confiada me salí para buscar a mi padre, que horror pensé, no estaba mi papi por ningún lado y lo peor que no se de donde salieron dos señoras ya mayores viéndome justo a la salida de la casa, me miraron con desprecio y continuaron su camino. Me enfade y en ese momento solo escuche –mi niña!! Que bien lo has hecho lo he visto todo desde la cuadra de atrás- era mi papito que abrazándome con mucho cuidado como a los boxeadores se les lleva al vestidor después de su pelea, me llevo a el auto.

Estando ya con el me conto que había visto que podria tener vista de todo desde la calle de atrás por que la casa del malvado estaba justo de otro lado de un terreno baldío, estaba muy orgulloso de verme dándole su merecido al viejo verde, me dijo que me tenia preparada ya otra misión pero que ese día era solo para mi, como premio me llevo a un spa con todos los tratamientos existentes para ayudar a relajar mi cuerpo desde el baño el lodo, masajes hasta depilación laser, después me llevo a una sorpresa mas, me llevo a una sala de tatuajes, me dijo que le inspiro mucho lo que hice para derrotar al malvado ser y que necesitábamos un simbolo o alguna cosa que los incitara a su derrota asi que me tatué en mi espalda baja muy baja diría una flecha muy sexy apuntando a mi colita con la palabra “destrózalo” en letras muy lindas; ese seria nuestra señal para la victoria.

Fue un día muy agotador ya me diría papi que seria nuestra siguiente misión mientras veríamos los detalles en los que me vio débil contra mi primer enemigo pero eso nos haría mas fuertes, y asi nacieron dos súper héroes esperando no ser necesarios pero siempre listos para ajusticiar a esos tipos perversos cerdos que siempre asechan a las mujeres y con las habilidades de mi padre y mías haremos justicia a todos, utilizando mis súper poderes nadie se escapara mi cuerpo esta listo para enfrentar a los mas malvados y eso hare.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax