Archivo de la etiqueta: éxtasis total

Frío, Calor…

 

Tiritaba de frío, envuelta en la más gélida atmósfera… De pronto la sorprende su calor… Manifestado en una preciosa erección… Qué dejaría ansiosa a la más apática de las mujeres. Estaba muy consciente de la lentitud del tiempo antes de ese instante luego no supo nada más, esas manos buscaban, y se deslizaban sobre su erizada piel de la forma más apropiada, justo donde debían estar… Y las respuestas fueron inmediatas… Sus labios encontraron esa boca caliente y dispuesta, esos dientes listos para mordisquear sus muslos ansiosos, empezó a jugar con su lengua, saboreando succionando, mientras por fin sus manos se posaron justo sobre el objetivo de su deseo y se sobresalto ante esa deliciosa presencia, era grande, caliente una exquisites a sus sentidos…. Resbaló sobre su piel, por su pecho, dejando a su lengua saborear cada centímetro hasta su abdomen… Su pulso rápido y regular delataba ganas ansiedad, bajo un poco más y lo encontro… Con sus manos con su boca y supo que no podría evitar comérselo, absorberlo sin medida! Cuando colocó la punta de su lengua en su glande el éxtasis la consumió, la dejo explorar encontrando más y más placer, lo introdujo lentamente hasta el final de su boca, y aún había más, y lo quería todo… Todo dentro… Hizo un esfuerzo y se sintió ahogada de gusto… Chupo, succionó una y otra vez, mientras sentía el gustoso dolor de un mordisco ansioso en su hombro, y quería más… Empujó una vez y más sintiendolo cada vez más grande, más caliente, más delicioso y continuo, mientras esas manos la recorrían, la acariciaban, la extasiaban… Había exceso de placer entre esos dedos que se habrían paso en su interior… Y mordisco tras mordisco se sintió llegar al cielo y continuar más arriba, ahí estaba lo que tanto deseaba, y no sólo queria tragarlo, quería saborearlo, sentir su calor, su textura, su olor, lo saco de su boca, y continuo tocando, deslizando sus manos sobre el, hasta que llegó el momento y lo sintió sobre su boca, su cara..  saco su lengua y sintió su espesor, su calor y el mejor de los sabores… Sabor a sexo, a placer hubo un mordisco más que la llevo al éxtasis total… Y callo en cuenta, que era capaz de soportar cualquier frío buscando exactamente ese calor!!!