Archivo de la etiqueta: Dardo

El cuidacoches y el marinero

En un relato anterior narré lo que me había sucedido antes de fin de año cuando fui a cenar a la casa de mi hermano Leo y pasé por el Buceo donde conocí a un cuidacoches muy especial que me hizo pasar un buen rato hasta que fuímos sorprendidos por un marinero.

Dardo el cuidacoches, se molestó porque el marinero lo vio ensartado en mi pija y dijo que el marinero ahora que había descubierto que él se dejaba coger iba a querer hacerle lo mismo con la pija enorme que tenía…

Eso de “pija enorme” tienta a cualquiera y por supuesto a mi me picó el bichito de la curiosidad ya que siempre ando a la caza de esos escazos súper órganos, que muchos dicen tener, pero cuando vas a la cama no pasan de 18cm.

En Montevideo es común leer en los avisos de los periódicos b/d o sea bien dotado, y cuando llamo y les pregunto la medida dicen 18 o 19. Para que mienten y engañan a los futuros clientes, sería más honesto que no pongan nada porque yo considero bien dotado a los que tienen vergas de 24 o 25 cm o más si existen. Si alguún lector quiere hablar del tema espero E-mails para discutirlo.

Me fui del relato, como Dardo dijo eso, pasé las vacaciones de Enero pensando en esa verga que imaginaba enorme por las referencias que tenía, hasta que un día de Febrero me decidí y fui en búsqueda de Dardo para que fuese el contacto con el marinero.

Una tarde fui por allí y no lo encontré, muy apenado pensé que se habría ido a cuidar coches a otra zona o que andaría prestando sus “servicios” con algun cliente metido por los matorrales.

Hice tiempo por allí hasta que otro cuidacoches pensando que no encontraba lugar para estacionar me indicó donde podía hacerlo, le hice señas de que se acercase y cuando lo hizo le pregunté por Dardo.

-Ah, ese! Es mala persona en vez de cuidar los coches, se va por ahí a chupar pijas y nos desprestigia el negocio a nosotros los que nos dedicamos a esto y no a los puteríos cono él.

-Pero siempre viene por acá…

-Sí, si querés una buena chupada no vas a encontrar otro que la haga mejor…vení de tardecita que viene a esa hora, que vienen los putos a que se la clave o a chupársela…, me voy porque sale un auto y tengo que ir a trabajar….

Ese fue más o menos el intercambio de palabras que tuve con el otro cuidacoches tratando de indagar la forma de ubicar a Dardo.

Volví a la hora que me había indicado ese cuidacoches; Dardo no aprecía por ningun lado, estuve un rato dando vueltas hasta que me decidí a estacionar por allí y a los pocos segundos apareció Dardo a ofrecer sus servicios para cuidarme el coche.

Cuando lo saludé por su nombre, quedó asombrado de como sabía yo su nombre. En realidad no sé si se hizo el interesante o realmente no se acordaba de mi.

Le mencioné lo que había sucedido antes de fin de año y con una encogida de hombros dijo:

-No me acuerdo… pasan tanto tipos por acá… si viniste a coger un rato conmigo… vení mañana porque hoy estoy agotado tuve que chupársela mucho rato a un tipo que no acababa más, pagó bien… pero mi lengua y mandíbulas no dan más de tanto rato chupa que te chupa y después tuve que cogerme a un tipo que me sacó hasta la última gota de leche ahora estoy sin ganas de nada…

-En el verano me acordé de vos y del marinero y quise probar algo diferente con ustedes dos…

-Que marinero?

-Uno que nos sorprendió la otra vez y me dijiste que tenía una verga más grande que la mía, creo que se llamaba Sergio…

-Ah!! El Sergio, ese hijo de puta! me rompió el culo después que vos te fuiste y se rio mucho de mí… por suerte lo mandaron a La Paloma, andará rompiendo culos por allá, con tantos turistas que vinieron este verano se habrá llenado de guita…

-Vos me hablaste de él y me dijiste que podías arreglar
algo para hacer un trío…

-Lo siento el Sergio no está más por acá, pero si querés coger con otro marinero, vení mañana a esta hora que te estaré esperando con otro no tan pijudo como el Sergio pero… algo te puedo conseguir. si vos ponés la guita y el culo no hay problema.

Quedé pensando unos instantes sobre la oferta de Dardo y como no tenía otra cosa que hacer y fue interesante lo que me dijo, acepté en venir al otro día a la doble cita con Dardo y el marinero.

-Bueno, pagame adelantado para que te guarde turno.

Le dije que no, que adelantado no pagaba, me despedí y me fui a mi casa a esperar hasta el otro día en que se produciría el tan ansiado encuentro.

Por suerte se presentó una noche cálida y serena a fines de Febrero en la cual fui en busca de aventuras y de pasar un rato placentero con el cuidacoches y el marinero que me iba a presentar.

A los pocos minutos de dar vueltas por allí, me abordó Dardo indicándome un lugar obscuro donde estacionar, el que conoce el Puerto del Buceo podrá ubicar el lugar porque se encuentra tras de una pared pintada con unos enormes grafitis de pintura callejera.

Mientras yo estacionaba en ese lugar que ni se veía la sombra de uno, Dardo desapareció yendo a la búsqueda del marinero.

Menuda sorpresa me llevé!!!

El marinero era un tipo cuarentón, no muy alto pero de unos 100 kilos de carne colgante por todos lados, especialmente sus brazos y su barriga se destacaban en esa mole de carne y grasa.

Como pudo se acomodó en el asiento trasero del coche, pero allí dentro ni se podía mover, mientras yo pensaba que hacer con esa masa de carne con forma humana.

No sé me ocurría nada, yo había ido con la intención de conocer al marinero que segun el cuidacoches tenía una verga enorme y lo que me trajo fue un enorme marinero que quien sabe que clase de verga tendría.

Tuvimos que salir del coche porque esa bola de carne ni se podía mover allí dentro.

A Dardo lo único que le interesaba era la plata, me preguntó enseguida cuanto le iba a dar por lo que me había conseguido.

Al oído y sin que sintiese el marinero le susurré:

-Por esto! Nada! Yo esperaba al Sergio.

-Ya te dije que lo mandaron para La Paloma, pero no hubieses aguantado su verga, te hubiese dolido mucho el culo como me dolió a mi el día que me la metió por culpa tuya.

-Vení, vamos a la acción, vos pagás y yo o! bedezco, sacá la pija que te la voy a chupar.

-Y que hacemos con este marinero?

-No te procupes al Bebo le gusta chupar los culos, mientras yo te la chupo abandonate a la lengua del Bebo, vas a ver como te va a hacer gozar este hijo de puta!

Y no se equivocó!!

Ahí tirados sobre los pastos me puse en cuato patas sobre Dardo y mientras hacíamos un 69 el Bebo se situó atrás mío y con una genial maestría me emepezó a lamer el otro, sacándome gritos de placer que no podían salir al exterior de mi ser porque mi garganta estaba ocupada con la verga de Dardo que no es muy larga pero al estar yo sobre él mi boca bajaba hasta que mi nariz olía sus vellos púbicos para luego deshacer el recorrido y quedar solamente su glande en contacto con mi lengua.

El otro cuidacoches no se había equivocado, realmente Dardo era un muy buen chupapijas y cuanto había progresado en las técnicas de succión en esos meses en que no lo había visto.!!

Me agarraba la pija, la torneaba, la lamía luego se tragaba el glande, de a poco lo mordía lo succionaba, después el reborde de mi pija era asediado por sus labios para desaparecer lentamente dentro de su boca y en ese momento empezaban las succiones fuertes en las cuales su garganta iba recibiendo los golpes que mi pija le daba cada vez tratando de entrar más profundo.

Fue un placer doble o triple, porque la lengua de Bebo cada vez se metía mas dentro de mi ano ayudada por sus dedos regordetes que hacían la dilatación para que ésta pudiese entrar cada vez más dentro de mi ser.

Dardo detuvo la mamada, sac! ó mi pija de su boca y muy agitado me preguntó:

-Me vas a coger o querés acabar en mi boca?

-Noooooo!! quiero metértela como la otra vez….

Bebo al oir nuestra convesación dejó de meterme los dedos en el recto para decirnos que él ya estaba muy caliente y que quería un agujero donde descargar su leche.

Acto seguido Dardo se puso en cuatro patas separando las nalgas para que Bebo le pudiese dilatar el ano con su lengua y sus dedos, siendo muy cómica la situación dado que la carne de Bebo se desparramaba sobre el pasto.

A pesar de la poca iluminación que había en ese lugar pude ver la verga de Bebo, una cosa insignificante para tanto cuerpo, él se pajeaba con una mano mientras con la otra trataba de meter los dedos en el culo de Dardo del cual chorreaba gran cantidad de su saliva la cual no había podido meterla con su dedos dentro de él.

Todo eso que estaba viendo me excitó mucho y como pude me metí entre las carnes del Bebo y me puse a chupar su pija mientras esperaba que el culo de Dardo estuviese listo para una penetración.

Muy agitado se puso Bebo al sentir mi lengua sobre su glande y mientras la suya se habría camino entre los pliegues de Dardo mis manos trataron de tocar su hoyo pero sus gordas manos no me dejaron avanzar mucho en mi exploración.

-Dale, ya le abrí el culo al Dardo, metésela que quiero gozar yo también.

Parecía una órden lo que salió de la garqanta del Bebo y como yo no daba más obedecí situándome atrás de las nalgas separadas de Dardo y con un condón a medio poner se la apoyé en el agujero que estaba tremendamente empapado por la saliva del Bebo y a los pocos segundos mi pija iba y venía dentro de su cuerpo con un vaivén muy gratificante.

Bebo se puso atrás mío y me empujó para que cayese, quedé en cuatro patas sobre Dardo que cayó casi totalmente sobre el pasto tragándose toda mi verga por su recto, pero lo peor no había llegado…

Pude sentir la verga de Bebo abrirse paso entre mis plieuges que tan bien había dilatado unos momentos antes.

El Bebo estaba caliente y de sus carnes comenzó a salir un tremendo olor a transpiración porque con cada embestida que me daba, su piel brillaba en la oscuridad porque chorreaba copiosamente gotas de transpiración.

AGhhhhhhhhhh!! AaaHYYYYYYYYY!!!

Después de esos jadeos y gritos noté que mi mano estaba empapada por el semen de Dardo que había salido de su verga mojándome la mano que se la acaricibaa por debajo de mi cuerpo.

El Bebo al sentir esos jadeos y la aceleración de los latidos del corazón de Dardo se agitó él también y a los pocos segundos sentí que su verga se ensanchaba dentro mío al mismo tiempo que su pija empezó a verter en mis entrañas su esperma.

Mi próstata no soportaba más excitación y al ser golpeada desde dentro por el semen del Bebo que pegaba en el condón fue como un detonador y con un reflejo instantáneo la obligó a descargar el contenido de mis bolas dentro del culo de Dardo.

Ahhhhhhh..!!!! OOOOOOOOOOOHHHHHHHHH!…

Me apreté a las caderas de Dardo para que éste no se pudiese mover hacia adelante ya que toda mi descarga quería hacerla dentro suyo y si éste se movía hacia adelante mi verga se le hubiese salido y… quería gozar sintiendo las contracciones de su esfínter.

La verga del Bebo se habií salido completamente de mi recto ya que éste muy agotado después del gran esfuerzo que hizo para descargar su leche se desplomó de espaldas sobre el pasto quedando allí con la pija mustia bañada por la oscuridad de la noche.

Los condones quedaron como fieles testigos de nuestra placentera aventura en un rincón de ese lugar contra la pared de los grafitis.

Luego de descanzar unos instantes nos incorporamos, Dardo exigió la plata que tan honradamente con su culo y boca se había ganado, mientras el Bebo permanecía con la pija cada vez mas minúscula echado sobre el pasto.

Me despedí de ellos y el Bebo dijo:

-Tenés un culo magnífico, como me apretaba la verga!!! Vení otro día que te la voy a clavar hasta que tus tripas me ordeñen toda la leche que voy a guardar para vos…

Después que nos vestímos le pagué a Dardo lo convenido y me fui a mi casa a bañarme para sacarme todos los aromas de transpiración tanto míos como del Bebo que había estado echado sobre mi mojándome con su transpiración tan abundante..

Siempre que voy a la casa de mi hermano inevitablemente tengo que pasar por allí pero no me detuve más aunque sea para averiguar algo sobre Dardo, porque por ahora él ya es etapa superada y quiero nuevas aventuras, nuevas sensaciones aunque sean iguales pero nuevas en el sentido de que otras personas me las darán.

OMAR

Siempre espero correspondencia y fotos en: omarkiwi@yahoo.com