Archive for the ‘Ultimos relatos’ Category

La noche del hombre puta

Miércoles, enero 28th, 2009

El doctor XXX había hecho el mayor descubrimiento del mundo sexual. Había ideado una fórmula química de hormonas que convertía al más macho en una mina de aquellas por un rato, mientras duraba el efecto. Era casi como el hombe lobo, pero en este caso el hombre se transformaba en mujer; sería el hombre-puta Al buen doctor le gustaban las mujeres, pero hacía tiempo que fantaseaba con ser una por un rato. Se inyectó la formula una noche solo en su laboratorio y esperó. Pasados unos minutos empezaron los cambios. Primero, le empezó a crecer el pelo de la cabeza y tomó una textura como el cabello femenino. Luego se le angostaron los hombros y ensancharon las caderas. Perdió por completo el vello de las piernas y del resto del cuerpo, así como de la cara. Aquellas se le contornearon y tomaron forma femenina. Le crecieron tetas y se le aumentaron los glúteos. Las pestañas se le alargaron y la boca se hizo más carnosa. Sin embargo, conservó la pija y las bolas, sin obtener una concha. O sea que quedó como el travesti más bueno (para coger) del mundo.Se maquilló bien y buscó lencería que hacía tiempo había comprado. Un corpiño de encaje, una bombacha cola-less, ambos rojos, medias de red, una minifalda negra, un top rosa , una chaqueta corta y stilettos, con los que pudo, gracias a la transformación , caminar perfectamente. Quedó hecho una terrible puta, el hombre -puta. Salío a buscar machos.

Se paró en una oscura esquina poco transitada. Al rato pasaron dos tipos que le empezaron a decir cosas. Para su sorpresa, él les dijo que era gratis, que lo hacía por placer. Los tipos y el Doctor se fueron al bulín de uno de ellos. En el camino les confesó que era hombre, lo que les sorprendió y les costó creer, pero viendo lo bueno que estaba y las ganas que tenían no les importó. Llegaron y se besaron con todo, entre los dos le sacaron la ropa, y quedó en corpiño, medias y zapatos, con la bombacha bajo las medias, obviamente. Él/ ella empezó a chupar ambas vergas, un poco una, otro poco otra. Después se puso en cuatro y se dedicó a una sola, mientras el otro tipo se ocupaba de su cola. Le bajó las medias y la tanga, le metió un par de dedos, luego la lengua, y finalmente le untó vaselina.  Luego introdujo suavemente su miembro. Así, mientras a uno se la chupaba el otro le daba embestidas. Luego de acabar, cambiaron lugares. Así que ahora tenía al tipo al que le había hecho el pete atrás, y al que se lo cogió adelante, de modo que chupaba la verga que había tenido en el culo. Pasado un par de horas de puro sexo ( los tipos eran insaciables) el doctor xxx recordó que estaría por irse el efecto de su pócima, así que dejó a los tipos con una excusa y su número de celular. Llegó a tiempo al laboratorio. Antes de cambiar de forma aprovechó y se manoseó a él mismo, tocan do sus partes femeninas, y se hizo una buena paja. El sexo con esos dos hombres lo había dejado caliente a él sin poder acabar. El pecho le absorbió las tetas, le creció el vello, le cambió el culo , la boca y las piernas, todo volvió a ser de un hombre. Satisfecho y con el culo rotísimo, el doctor xxx dijo:

“Es lindo ser mujer pero como duele!”, mientras se ponía una crema en su ahora baqueteado ano.

Los inicios de un pervertido

Miércoles, enero 28th, 2009

Hola, en esta pagina he leído relatos de todo tipo, desde los mas naturales hasta aquellos que suenan asquerosos y aberrantes, es me parece muy excitante, yo en lo personal me considero una persona muy morbosa, sucia, caliente, pervertido a mas no poder, y me gustaría contactar personas que se consideren como yo para intercambiar vivencias, experiencias y mas, para lo cual les contare, parte de mi vida, comenzando desde mi infancia, donde experimenté muchas cosas, espero les parezca interesante.

–desde muy niño tuve inclinación hacia lo sucio y lo pervertido, recuerdo que descubrí el placer de la masturbación a eso de los 6 años donde solo sentía rico, cuando me acariciaba el pene, un pene muy chiquito, pero que buscaba los momentos mas propicios para estarme agarrando y tocando, a veces lo hacia tres o cuatro veces al día, y no importaba el lugar, solo que no me vieran y era rico, desde entonces empecé a idear cosas asquerosas o sucias, como el  olerme mi mano luego de tocarme, o llenar mi mano de saliva antes de empezar a frotarme como loco, o de pasar mi dedo en la parte media de mis testículos, de inmediato sentía como se me ponía duro y empezaba lo rico, a esa edad, en una ocasión en una reunión familiar vi. a un primo de unos 12 años que se llevo a otro primo nuestro de cómo 10 a su cuarto y por ningún motivo quiso que los acompañara, ya saben que la curiosidad es tremenda y me las ingenie para espiarlos, y vi como el mas grande se sacaba el pene, y se masturbaba, fue cuando aprendí como se hacia, ya que yo solo me frotaba la palma de la mano o me tallaba, y luego algo que sorprendió le bajo los pantalones al otro y empezó a chupárselo, el mas chico primero no quería después parecía que lo disfrutaba, fue un buen rato que se lo chupo y luego casi lo obliga a que se lo chuparan a el, fue algo muy caliente ver, el lunes siguiente al llegar a la escuela de inmediato le conté a mi “mejor amigo” y no se si fue por la forma en que le platique pero quería saber  mas, así que como en mi casa no estaba nadie al salir fuimos para allá, y le volví a platicar pero le baje los pantalones y vi. su cosita, y me lo metí a la boca, fue un poco desagradable, pues sabia a orines, pero aun así seguí y se le paro un buen rato estuve así, luego el me lo chupo pero solo un poquito, mientras me empecé a juntar o eso intentaba con amigos mas grandes o primos mayores, y escuchaba como hablaban algunas fantasías y como se imaginaban a tal o cual niña, como ya por su edad las veían de manera mas sexual, como uno de ellos se daba mañas para verle los calzones a sus compañeras, o alguno ya mayor de cómo les tocaba los pechos o las nalgas, yo como no podía aspirar a tanto, me conformaba con seguir masturbándome, luego cuando supe que con el pene se penetraba a una mujer, y que a algunas les daba asco, empezaron las perversiones, pues cuando venían a mi casa mis primas o mis tías hacia muchas cosas  sucias, como abrir el sándwich de una de ellas y frotar la rebanada de jamón o el pan el mi pene duro y parado, o meterlo en el agua de cualquiera de ellas, sentía como se me ponía muy duro cuando veía que mi prima la mas bonita se tomaba el vaso con leche en el que había tenido un rato parte de mi pene dentro, para lo cual siempre andaba de servicial tratando de servir lo que se les ofreciera para hacer de las mías, alguna vez me estuve aguantando las ganas de ir al baño para cuando a unas de mis tías les ofrecieron café y yo les iba a servir a la cocina, les puse un poquito de mis orines, entonces me parecía muy morboso el ver como se lo tomaban y sin darse cuenta, eso lo hice por bastante tiempo mientras uno de mis compañeros empezaba a llevar revistas porno a la escuela teníamos 8 años cuando tres de nosotros íbamos al baño y nos sacábamos nuestro pene y empezábamos a tocarnos mutuamente mientras veíamos escenas inimaginables para nosotros,  a esa edad me agarraba el pene o lo manoseaba antes de saludar a mis tías o a las amigas de mi mama, justo a los nueve años me empecé a llevar bien con una vecina de mi misma edad, hermana de un chico que iba mucho a mi casa a jugar, resulto igual de morbosa que yo, y fue con quien se marco el inicio de otra etapa, jugando bajo una frazada, se me ocurrió manosearme como siempre lo hacia, mi idea era que ella lo notara, y lo noto, solo que me dijo “te tocas por donde hacemos pipi?” le dije que si, y ella me comento que también lo hacia, entonces  ella me propuso que nos tocáramos y fue el inicio de un vicio que duro unos 3 años, por las tardes nos íbamos a jugar siempre con su hermano, y buscábamos la forma de quedarnos solos  aunque fuera solo unos minutos y empezábamos a meternos la mano, primero fue encima de nuestra ropa interior, y  sin saber lo primero que empecé tocándole fue su pubis, ella frotaba mi pene, luego ella misma me dijo como se tocaba y por primera vez sentí su rajita aunque  fue sobre su pantaleta, luego un día que jugábamos a las escondidas fui al baño y me quite la truza quería sorprenderla, y metió la mano bajo mi pantalón y lo sintió así, entonces no se quedo atrás y dejo que la tocara bajo su calzón, era una sensación rara, diferente pero nos gustaba, curiosamente nunca nos habíamos visto el uno al otro, solo nos tocábamos hasta una tarde en que ya de unos 10 años nuestras madres habían salido y me brinque a su cuarto , llevaba una revista que le quite a uno de mis compañeros, se la enseñe y entonces me baje los pantalones, así nos estuvimos viendo un buen rato, y luego comenzamos a tocarnos como siempre lo hacia, mientras seguía con mis perversiones cuando íbamos de visita o había alguna mujer que no fuera mama en casa hacia de las mías, a la hora de la comida, me sacaba el pene bajo la mesa y me lo estaba acariciando, tiraba algo a propósito bajo la mesa y veía sus piernas, ya entonces me atraía la idea de fisgonear bajo una falda, al ser aun chico las mujeres mayores no se imaginaban mis asquerosos gustos, lo de mi vecina fue mi gran secreto hasta que un día se lo conté a aun primo, este vivía en un pueblo, siempre tenia la facilidad de que me contaran cosas o que llevara una platica aunque de niños al tema de tocarnos, de ver, de espiar, que era como le decía en ese tiempo, entonces el que cabe decir que tenia entonces 13 años, me contó que iba al río a espiar a las mujeres cuando se bañaban, y a veces a sus hermanas mayores cuando se cambiaban, el decía que ya se había tocado con chicas yo imaginaba que era igual que lo que yo hacia, entonces salió el tema mío, le presumí que me tocaba con mi vecina y que a veía a veces sin calzones, el obvio no me creyó, entonces le propuse irla a buscar esa tarde, estaba sola y de inmediato nos fuimos a mi cuarto, le dije que jugáramos a tocarnos como le decíamos, pero no quería entonces mi primo le dijo juguemos a ser novios, y eso le agrado mas me gusto mucho ver como se besaban nunca se me había ocurrido, pero el mas experimentado, empezó a tocarla, aunque era de manera torpe era la primera vez que veía como tocaban a una chica, fue hipnotizante, ver como se la manoseaba y ella se dejaba, hasta ahí y no paso mas, como un año después fue el acabose, yo seguía con mi encuentros con ella, y ahora nos besábamos y nos tocábamos, cuando este mismo primo vino a la casa pero venia su hermano de 17 años, me empezó a sacar toda la sopa y yo creyéndome mucho le contaba todo, le decía que luego mi vecina me venia a ver y sin mas nos encerrábamos y nos bajábamos los pantalones y calzones o si ella traía falda se la levantaba, y de inmediato nos empezábamos a tocar, algunas veces  nos frotábamos sobre la ropa bajo la mesa mientras nuestros padres comían o platicaban, nunca imagine el alcance de platicarle eso, me dijo que fuéramos a jugar con ella, esa vez toco en su casa pues no había nadie mi primo le dijo que le había contado todo y empezó a besarla, el quería mas, y empezó a tocarla le pudo quitar su ropa interior y el se desnudo, para ella era nuevo, decía que nunca había visto a alguien mas grande así (teníamos 11 años) entonces el la acostó y quiso penetrarla, no sabia como se hacia ni nada, primero ella se dejo pues pensó que era un juego luego entendí que el estaba muy excitado y que deseaba penetrarla, entre su calentura y su torpeza hizo que ella empezara a gritar, yo me le fui encima a patadas mientras asustado chillaba como loco, pues estaba tan o mas asustado que ella, como pude lo saque de su casa amenazándolo que le iba a decir a mi papa, lógicamente ella jamás me volvió a hablar y no se si algo les dijo a sus papas pues aunque le hablaban a los míos  jamás convivieron como antes,  ya no tenia a mi vecina para jugar, entonces empecé a buscar a otras primas o amigas, lógico no tenia suerte y me pegaban cuando quería tocarlas, o decía que me acusarían, entonces empecé a tocarme con uno de mis compañeros de la escuela, a el le gustaba igual que a mi, en el baño o abajo del pupitre nos tocábamos hasta que un día me propuso que nos chupáramos uno al otro, pedíamos permiso para ir al baño, y ahí por ratitos de 5 o 6 minutos nos chupábamos y nos regresábamos corriendo al salón, a los 12 años tuve mi primera eyaculación, y recuerdo  que fue una sensación muy rica, al ver ese liquido blanco se me ocurrieron muchas cosas,  ya no solo era sentir rico ahora era eso y el maravilloso estremecimiento cuándo me salía esa rica cosa como leche, en esos días recuerdo a una vecina, de muy buen cuerpo, tendría unos 30 años, en un cumpleaños de su hijo nos invito a comer enchiladas suizas, como puede fui al baño y saque mi leche, busque la mejor oportunidad, y con todo el miedo del mundo pues había algo de gente, me las ingenie para dejar caer un poco sobre sus enchiladas, creo que volví a sentir esa sensación cuando se metió el bocado en la boca y se comía la crema y las tortillas con mi semen, entonces empecé a eyacular en el cereal, en la leche, donde podía, incluso en ese tiempo empecé a comérmelo pues sentía que me sabia muy rico, seguía espiando a las amigas y familiares que podía, de repente me fui enterando de algunas cosas que empecé a repetir, primero empecé buscando calles solitarias y me jugaba el pene, entonces cuando veía a alguna mujer me lo sacaba y se lo enseñaba, algunas me veían con asco, otras corrían mientras me maldecían, otras solo miraban, después lo empecé a hacer en lugares mas públicos solo cuidándome que no me vieran, luego cuando subía en el transporte publico empecé con mucho miedo a tocarles el trasero a las mujeres, algunas veces a señoras otras a niñas mas chicas que yo, la mayoría no le daba importancia a ver mi edad, incluso una vez una niña como de 10 años llevaba una falda muy cortita y aprovechando que el camión iba demasiado lleno  apretado me saque el pene y empecé a frotárselo sobre su falda y al ultimo me atreví a subírsela y a tocarle sus nalguitas encima de la falda, para luego guardármelo y bajarme del bus casi corriendo, ahora esos eran mis pasatiempos, con un nuevo vecino descubrí otro placer, espiar, íbamos a espiar a las vecinas, cuando se bañaban, luego yo encontré una rendija por donde empecé a espiar a unas cuando iban al baño y aunque no era gran cosa si podía ver sus traseros al ir al baño, y empecé a buscar a niñas mas chicas para jugar y cada que podía intentaba tocarlas, tuve suerte con dos, ellas se dejaban incluso una de 10 años decía que le gustaba, según éramos novios, eso me facilitaba las cosas, empecé tocándonos, luego acabamos chupándonos uno al otro, eso se termino cuando eyacule en su boca y ella vomito sobre mi cama, nunca volvió a jugar conmigo y tuve que echarme la culpa de lo sucedido, y mi segundo cambio de etapa se dio casi a los 13 años, yo seguía en mis andadas, en esa  ocasión estaba jugando con un vecino, y había una chica de unos 18 años, guapa, pero algo gordita, por ello la discriminábamos, en eso con un vecino con quien jugábamos a ver como nos masturbábamos pero sin tocarnos, solo nos veíamos, nos metimos  a mi casa y ahí yo propuse chupársela, el acepto y no se por que esta chica se fue a meter buscándonos, y nos encontró con los pantalones en las rodillas y acariciándonos, nuestras vergas, ella se empezó a reír, y mi vecino salió corriendo como loco, como era mi casa me tuve que quedar pero todo asustado y me preguntaba si me gustaban los hombres me empezó a preguntar insultantemente si era yo “puto” yo solo decía que no entonces ella me tiro en el sofá, y se subió la falda y se saco sus zapatos, hizo  a un lado su pantaleta y me enseño su cosa toda peluda, y me dijo que si no hacia lo que me dijera les contaría a todos lo que vio, entonces me pidió que la viera mientras ponía un pie en mi boca, y hacia que se lo chupara, por momentos me decía que me parara y me bajo los pantalones y me empezó a dar de nalgadas, así estuve un rato hasta que me di cuenta que se estaba tocando, y eso porque empezó a temblar, me di cuenta que sentía lo mismo que yo, o eso creía, se levanto y se metió el pene en su boca, bastaron solo unos segundos y termine eyaculando, partir de ahí, todo cambio para mi, tenia 13 años, y me llegaba a masturbar 3 o 4 veces diarias, al grado que al ultimo ya solo salía unas gotitas de semen, a veces me masturbaba y salía a la calle con mi mano embarrada y cuando veía a alguna chiquilla sola le tocaba el trasero para ensuciarla, empecé entonces a espiar a mi mama cuando se bañaba, buscaba ver esa mata de vellos que había visto en mi vecina, y esa cosa rosita en medio de sus piernas, cabe decir que a veces me buscaba y a veces me tocaba y como 3 veces me chupo pero siempre me pedía que le chupara sus pies, no mas.—

Bueno hasta aquí este relato, hay muchas cosas mas se ahora que soy un pervertido y caliente, todo me excita, soy muy morboso, todo que no sea forzar a nadie, busco con quien compartir estas experiencias y mas escríbanme a mi correo, hombres y mujeres solo que sean muy morbosos o pervertidos. Escribeme a: el.perverso.2008@live.com.mx.   Seamos amigos.

EL PIBE QUERÍA SOLO DEDO, PERO YO…

Martes, enero 27th, 2009

Estaba yo tomándome un trago en el bar de la sauna masculina cuando observo un pibe invitándome con los ojos. Yo atiendo solícito al llamado. Figo me toma de la mano y me lleva para un lugar oscuro. Pasa de leve sus labios por mi rostro. Figo es guapo. Um trigueño claro de cabellos rizados y cuerpo atlético. Lê doy un beso en la boca. Es un beso demorado, mojado, bien caliente. Mi poronga se queda tiesa y presiona la pierna de Figo. Vamos para un apartado y nos trancamos. Figo me dice:

-meteme el dedo en el culo, cogeme rico con el dedo-

-¿con el dedo? ¿solo el dedo?-

-sí hombre. Me gusta que me cojan com el dedo-, diciendo esto y Figo empina las nalgas, las abre con las dos manos, mientras se apoya en la pared. Yo preparo mi dedo de enmedio, le pongo un poco de saliva. Comienzo a meterle el dedo. Figo es muy apetecible. Tiene um culón y tanto. De carnes duras y empinado. Mi dedo lê hurga profundo.

-meteme otro dedo-, me pide Figo en forma de súplica. Yo le empujo dos dedos. El culo del pibe es caliente y apretado. Mastica mis dedos con su esfincter.

-ay, ay, que rico. Cogeme cabrón, cogeme con tus dedos-, gime Figo. Después de un buen rato en aquel juego escucho a Figo decir:

-me voy a quedar de cuatro patas para que me metás otro dedo-. Se queda. Yo le meto tr es dedos.

-cogeme rico, metéme todos tus dedos, ay que rico-, dice Figo agitado. Aquel culo es muy lindo, una tentación muy grande. Mi verga está doliendo de tan parada. Ella, es decir, mi verga solo quiere una cosa: entrar en aquel culo. Sentir su calor, su apretado sabroso. Yo hurgo el culo de Figo con mis dedos. Él pide más. Le meto un cuarto dedo. Giro mi mano despacio, hago presión, el pibe se contorsiona. Nunca había visto a alguien así. Que le guste que le metan muchos dedos.

-ayyyyyyyy, cogeme así, que rico-

-¿estás sintiendo rico?-

-sí, podés continuar-.

Entonces una idea se me viene a la mente. Cogerme a Figo. Meterle toda mi verga. En un descuido cambio los dedos por mi pija y se la meto. Pero t engo cuidado de no rozarle mis pendejos en las nalgas.

-ay que dedo grueso, duro, delicioso-, suspira el pibe. Me lo cojo y debido al tiempo de espera que fue demorado, rápido me corro y le baño las tripas  con mi esperma. Figo salta asustado.

-hijo de puta, me cogiste de verdad!-

-así es mi amor, no aguanté solo meterte el dedo. Vos tenés un culo muy tentador-

-¿y el sida?-

-yo no tengo ¿y vos?-

-yo también no-

-entonces disfrutá. ¿no estás sintiendo rico mi esperma saliendo por tu orto? Reconocé que estás sintiendo rico-

Figo toma la toalla y sale. No quiere saber más de mí. Pero me lo cogí antes. Solo el dedo era muy poco. Me cogí el culo de Figo. Fue muy sabroso.

Una increíble experiencia

Lunes, enero 26th, 2009

Hola a todos ustedes amantes de los relatos sexys y calientes, el relato que les traigo a continuación es cien por ciento real, yo soy de México, de la capital, bueno quiero empezar por confesarles mi gusto por los travestis, me encantan esos seres con un cuerpo divino y lleno de feminidad dotados de “algo mas”.

Bueno todo comenzó un día que salí de vacaciones con la familia rumbo a la ciudad de Cuernavaca, para la cual tengo que conducir por la avenida tlalpan, una muy famosa avenida en la ciudad de México debido a las hermosas travestis que puedes encontrar a lo largo de esta avenida, esa noche mi curiosidad se despertó y pensé “que se sentirá tener sexo con un travesti” , por lo que el siguiente fin de semana decidí experimentarlo.

Eran alrededor de las 2 AM  cuando empezó mi búsqueda de aquella que me iba a dar la bienvenida a este tipo de relaciones, debido a las vacaciones que había tomado no tenia mucho dinero, por lo que empecé a preguntar cual era el precio de sus tan deseados servicios, paso así mas de una hora y un tanto desilusionado debido a que no contaba con el suficiente dinero me decidí regresar a mi casa, cuando en una  de las esquinas observe a una linda rubia, la cual vestía con una minifalda color rosa que apenas alcanzaba para ocultar su hermoso culo redondo y firme, y en la parte superior un top del mismo color que albergaba un par de tetas lo bastante grandes como para hacerte una buena paja, su cara y su voz eran muy femeninas lo cual me dejo impresionado, decidi llamarla para que se acercara a la ventanilla del auto, a lo que ella rapidamente se acerco, me dijo con una voz muy dulce “ hola cariño necesitas algo de compañía” a lo que yo le respondí que cual era el costo del servicio, ella me dijo “estoy algo cansada si me haces el favor de llevarme a mi casa nos podemos arreglar”, sin pensarlo dos veces le abrí la puerta del auto, no lo podía creer había dado el primer paso para tener lo que tanto había soñado. Ella empezó por tocar mi verga por encima de mi pantalón la cual estaba mas firme que una roca desde hacia ya un tiempo, ella lo noto y al parecer eso le agrado, me dijo que me dirigiera hacia el estacionamiento de un hotel que ahí podíamos desnudarnos sin entrar al hotel, al parecer ella tenia un arreglo con el dueño del hotel debido a que daba servicios para clientes que no tuvieran el tiempo necesario de entrar al hotel. El estacionamiento era muy oscuro y ahí habían otros vehículos teniendo la misma acción, dentro del hotel estacione el carro en el lugar mas oscuro que vi, empecé a sentir una sensación de ansiedad por comenzarla a tocar, tenia unas tetas enormes y jugosas coma las que cualquier hombre desearía tener en sus manos y en su boca, ella me dijo que me quitara el pantalón y que me dejara llevar que todo iba a estar bien, a lo cual obedecí como un niño, tomo mi verga entre sus manos y la empezó a pajear, mi verga estaba babeando de placer, se inclino poco a poco hasta que la puso en su boca, empezó por retirar la miel que ya salía de la punta de mi verga con la ayuda de su bien domada lengua, y así fue introduciendo mi trozo de carne hasta que lo vi desaparecer, comenzó a darme unas mamadas que jamás olvidare, cabe decir que mi pareja me hace un delicioso sexo oral pero no se comparaba a la manera en que aquella linda mujer se tragaba mi verga, pasaron unos minutos en los que ella me dejaba sin respiro era tanto el placer que me daba con su boca que casi termino ahí mismo, detuve su cabeza con mis manos y le dije que se detuviera que era suficiente, ella me miraba con una cara de lujuria que me excitaba a un mas, estuvo de acuerdo y me dijo suavemente “ahora es tu turno amor, se levanto esa pequeña mini y al remover la tanga que traía dejo ver un enorme miembro el cual daba palpitaciones y empezaba a despertar me dijo tómalo y pajealo no tengas miedo, lo tome con una mano la cual no era suficiente para cubrirlo por completo y comencé a pajearlo, no aguante mas las ganas y decidí a meterlo en mi boca, no saben que rica sensación, es delicioso sentir como una buena verga se pone dura dentro de tu boca, ella tomo mi cabeza y la empezó a mover de arriba abajo, mi lengua tocaba cada centímetro de aquel miembro, mientras le mamaba la verga acariciaba sus tetas, ella gemía de placer y me decía que continuara que lo hacia muy bien, pasaron algunos minutos y ella me dijo que ya estaba muy caliente que quería probar mi verga con su culo, yo no quería sacar su miembro de mi boca, pero de pensar que me iba a comer el mejor culo en lo que iba de mi vida no me pude negar, nos pasamos a la parte trasera del auto ella se puso de rodilla en el asiento trasero mostrándome su delicioso ano, me pidió que lamiera su ano el cual era delicioso puse mi lengua directamente en aquella zona café y corrugada, mi boca estaba hecha agua de probar aquel sabor, mi lengua se movía de un lado a otro y en círculos dando placer en aquel delicioso ano, poco a poco se fue abriendo y mi lengua encontraba aquella entrada, seguía lamiendo mientras con una mano pajeaba su miembro, me detuve u momento mientras ella llenaba de saliva mi verga y así la introduje poco a poco hasta que la vi desaparecer en medio de esas grandes y redondas nalgas, comencé a darle suave pero muy profundo, no puedo olvidar aun sus gemidos deliciosos que salían de su boca, el ritmo fue aumentando así como sus gemidos, sentí el mayor placer de mi vida, me dijo que no me detuviera que ella ya iba a terminar, decidí pajearla sin dejar de moverme dentro de ella, de pronto sentí como se convulsionaba su lindo miembro y empezó a arrojar chorro de su tibio semen blanco, no aguante mas y comencé a venirme dentro de su  colita, fue una sensación inolvidable los dos habíamos terminado de la mejor manera, retire mi verga de su cola y de ella salía un poco de mi leche, descansamos un momento dentro del auto y los dos muy satisfechos comenzamos a vestirnos, me pidió que la llevara a su casa y que por el dinero no me preocupara que lo había hecho muy bien, y pues así termina mi primera experiencia amigos, espero y les haya gustado.

Espero sus comentarios a silverp29@hotmail.com, que lo disfruten.

Triple Vida, 1ra parte / Juego inocente

Domingo, enero 25th, 2009

JUEGO INOCENTE ( que vergüenza )

Vaya, estoy solo y no se que hacer. Ya se me pondre a navegar un poco en internet, mmm que paginas mas aburridas, y esto que es, ah travestis, que cosa mas chistosa, sabia que habia hombres que les gusta vestir asi mas nunca habia visto fotos como estas. Pero si parecen mujeres.

Que guapas se ven muchas de ellas, y eso, lo que hacen tambien salen fotos con ellas follando o debo decir ellos ya ni se es que parecen mujeres y muy lindas, pero con polla. Y si me visto igual para ver que se siente, si me pondre ropa de mi esposa, mmm no ella es muy delgada al igual que mi Encarny, ya se me pondre la de Paola.

Este vestido no me va bien, uf, ningun vestido me queda me quedare con las ganas. Y si me pruebo algunas braguitas. Aqui en el cajon de ella habra si, estas rojas y el sujetador que tal lo probare, oh tambien hay aqui minifaldas pero si la mini me va muy bien esta roja me gusta y estas medias blancas. ahora me ducho y veo que tal.

No lo puedo creer todo me va mejor que los vestidos, mis piernas parecen de mujer pues como estoy lampiño, me pondre la medias, por dios que bien se me ve todo casi paresco mujer, me pondre una peluca de mi mujer, la rubia si, madre mia que cambio me pondre mas cosas y vere.

Ya con estos zapatos rojos de Encarny soy toda una mujer o el espejo me miente, me vere en el de abajo, madre mia el espejo del salon me esta gritando tia buena, siento liquido seminal salirseme, seguro que cualquier hombre me follaria, que tonto estoy sintiendo cosas raras, el timbre, quien sera oh no, es Dago que hace aqui y ademas trae mi carpeta blanca con razon no la encontraba el la tenia. Estoy vestido de mujer le dire que me estoy duchando y me quito todo. Dago espera que estaba en la ducha deja termino y te abro. Corro por las escaleras y me quito todo rapido me mojare el pelo para que parezca que me duchaba me pongo este pijama corto y ya esta.

Hola Carlos como estas bien Dago y tu. Mira lo que dejaste en la oficina, si ya veo gracias pasa y sientate gustas algo, lo que tu me des estara bien, corro a la cocina me siento como que debo ser muy atento le acerco un zumo y unas tapitas, con quien habla por telefono.

Si Cortez ven aqui te espero veras que no te defraudo… va a venir el Señor Cortez, si es que quiero que vea algo y tu me ayudaras yo como… pues vistiendote de mujer… y yo porque… porque cuando llegue estabas asi vestido te escuche al subir traias tacones y mira el pijama no te quitaste las medias ni te quitaste el lapiz labial ni el rimel de los ojos ademas te tome unas fotos que si no te vistes de mujer se lo enseñare a todo mundo tu mujer y a tus hijas.

Madre mia ahora que hago tendre que hacerlo, o no

El pastel

Domingo, enero 25th, 2009

Hola, soy María Elisa Ruiz y les quiero contar algo que me sucedió hace poco y fue muy rico.

Manuel me invito para una celebración en su casa. Pero no sabia que yo era el pastel.

Llegaron varios amigos. Estuvimos tomado un rato y la platica se fue haciendo mas caliente. Me pidieron que es hiciera un Strep Tease, cosa que me gusta mucho.

Me fui encuerando poco a poco delante de todos hasta que quede completamente desnuda. Luego mis amigos me pidieron que me subiera a la mesa del comedor a la que le habían puesto un mantel de plástico. Me subí y me pidieron que abriera las piernas, mi vagina quedo a a vista de todos. Manuel abrio mis labios vaginales y fue introduciendo una a una fresas azucaradas, me lleno la vagina y fue delicioso. Le pedí que las moviera con sus dedos y fue increíble. Luego me inyecto chocolate liquido, fue increíble y superrico.

Luego me puso chocolate en todos mis labios vaginales y mi clítoris.. En mi estomago en el ombligo, en mis bubis, tenia los pezones bien parados. También me pusieron chocolate en la cara. Entre todos me empezaron a quitar el chocolate. Lo mas delicioso fue cuando me sacaron las fresas de la vagina me vine varias veces soy multiorgasmica. Me chuparon de manera  deliciosa. Finalmente me cojieron entre todos, todavía estaba Marieli con Chocolate.

Campamento de trabajo (alimentos=chorizos con mucha leche)

Sábado, enero 24th, 2009

Hola acá les traigo un relato inspirado en algún campamento al que tuve la oportunidad de ir en mis épocas de colegiala disculpen porfa mi falta de imaginación.

Este relato se trata de un matrimonio de 7 años de casados con un hijo de 5 años, los papas son Milenka de 35 años y Gustavo de 35 también

Gustavo y su familia se habían traslado de departamento ha santa cruz de la sierra por que había obtenido un nuevo trabajo en una empresa como administrativo con un buen sueldo, bajo su mando estaban como 25 personas 17 hombres y 8 mujeres y sus jefes eran como 5 accionistas mas que trabajaban en conjunto.

Como en cualquier empleo en el que empiezas Gustavo intentaba llevarse bien con todos sus subalternos y sus jefes, así que un día miércoles después de haber pasado como 3 semanas de empezado en su trabajo uno de los accionistas llamado Alberto le había dicho que estaba organizando un campamento para el día viernes en la mañana hasta el día domingo por la noche y que el podía ir si quería, era un campamento para los empleados de la empresa.

Al llegar a casa se lo contó a su esposa y esta le pregunto si ella también podía ir, Gustavo lo pensó un momento y le contesto que si, que de todos modos es un campamento para los trabajadores de la empresa y suponía que también para sus familias.

Alberto el accionista organizador del campamento había elegido un bello lugar ha unos 134 km de la ciudad de santa cruz, además era verano y en las noticias habían pronosticado que los próximos 3 días haría calor desde el viernes hasta el domingo con temperaturas entre los 32 y 35 cº por la mañana, con 28 cº por la noche.

Así que ese mismo día miércoles después que Gustavo le contó a su esposa del campamento ella rápidamente pidió permiso al kinder donde trabajaba como maestra, no tuvo problemas con ello y se dispuso a alistar las cosas para el campamento.

Entonces el viernes por la mañana a las 6:30 milenka y Gustavo partieron al punto de encuentro desde el que irían en un bus contratado, dejaron a su hijo con su abuela que para suerte de ellos vivía en Santa cruz, gustabito se levanto temprano para despedir a sus papas, pidiéndoles que si se encontraban con una cigüeña le pidieran un hermanito, ellos se rieron y le dijeron que harían el intento y se fueron.

Al llegar empezaron a notar algo extraño, ¡no había mujeres! Gustavo fue a averiguar que pasaba, y sucedía que Gustavo había entendido mal lo que le había dicho Alberto y todos los que estaban ahí escuchando no pudieron evitar reírse de la situación, entonces se acerco milenka para averiguar que sucedía  y Alberto le comunico que era un campamento solo para chicos y que no podría ir, pero ella se puso terca y pido que le dejen ir, que no podían dejarla ahí toda vestida y alborotada, que podría ayudarles a preparar la comida que no les pondría trabas en las cosas de hoooombres que hicieran allá y que no les estorbaría, de esa manera aceptaron llevarla.

Entonces a las 7 en punto a.m. con los 21 chicos presentes, dos mascotas y milenka partieron, el viaje duro unas 4 hora y para las 11 am ya habian llegado a un bello Lugo, era así como una planicie cubierta de pasto bien cortito rodeada de monte y árboles muy grandes, a unos 500 metros se encontraba un rió muy cristalino con playas de arena, además de que el sol brillaba increíble.

Para las 12:00 pm ya habían terminado de armar las carpas, armándolas en forma de circulo dejando al centro un amplio espacio, como ya eran las 12 le pidieron a milenka que preparara unos sándwichs para comer lo cual hizo sin ninguna objeción.

Mientras tanto los chicos traían todo la madera seca posible para hacer una fogata por la noche, al regresar comieron y descansaron hasta las 2 pm, entonces todos se dirigieron al rió para bañarse, todos fueron rápido pero milenka tardo un poquito por que tenia que ponerse su biquini y todo eso, cuando todos ya estaban en el rió jugando con una pelota aparecieron Gustavo y milenka, como ahí ella solo estaba con su marido y sus colegas, había decidido poner un biquini algo pequeño, al llegar todos quedaron con la boca abierta, nadie dijo nada, claro por respeto a su esposo, y continuaron jugando, milenka también se metió al rió, el biquini al mojarse se transparento mucho quedando fácilmente a la vista sus pezones y sus grandes pechos, además la parte de abajo se había metido entre sus labios vaginales quedando su rayita a la vista de todos, pero como ya mencione antes todos eran chicos muy respetuosos y no mencionaron nada, así todos se pusieron a jugar a la pelota quemada, 6 vs 6.

Mientras jugaban algunos o los mas osados se atrevían a tocarla claro “accidentalmente, los pechos” al cansarse, todos regresaron al campamento, milenka se había cambiado colocándose un short de tela algo ajustado y una blusita muy escotada debido al calor que hacia a pesar de hacerse ya de noche, se fue alrededor de la fogata que habían armado para cocinar algo y se sentó junto a su marido, comieron y luego bebieron al principio con moderación pero luego todos fueron emborrachándose.

Gustavo que no era alguien que bebiera demasiado ya no pudo mas y quedo tendido de la borrachera en el pasto, milenka se dio cuenta que ya era hora de irse ha dormir pero los demás la convencieron que se quedara que querían bailar un momento y que seria raro bailar entre hombres, ella contesto “solo un ratito por que ya estoy medio chispeada ok?” así que acepto, de ese modo dos compañeros cargaron a Gustavo hasta su carpa para que descansara.

De ese modo al son de unas 2 guitarras y una radio portátil se pusieron a bailar, mientras algunos seguían bebiendo otros bailaban con milenka, a la que le hacían tomar de a poco, de rato en rato alguno se animaba  tocarle el trasero o tocarle los pechos, pero ella se molestaba y no se dejaba, así que siguieron bailando y haciéndole tomar, en ese momento a alguien se lo ocurrió poner un tema antiguo muy sugerente el chuculun.

Con ese tema la pusieron a bailar y aprovechando su estado, la manoseaban y ella ya no decía nada, es mas en algunas partes de la canción cuando sonaba “toma toma por detrás” alguien se aprovechaba y le agarraba de las caderas haciendo movimientos cóitales como si se la estuviera penetrando y es mas, alguno se atrevió a poner sus dos manos sobre su vulva claro sobre la ropa mientras sonaba la canción, milenka ya no se molestaba, es mas parecía disfrutarlo por la expresión de su rostro.

Cuando pusieron otros nuevos temas milenka ya estaba mas desinhibida bailando temas de regeton, mientras bailaba alguien le derramo cerveza sobre sus pechos mojando su blusita, claro obviamente a propósito, ella solo dijo “hay me mojaste” entonces empezó a desabrocharse instintivamente la prenda empapada, ella no se sino se dio cuenta pero quedo con los pechos al aire y así seguía bailando ya muy borracha, la dejaron así un momento para luego volver a repetir la misma acción derramando cerveza sobre su short empapándolo de cerveza, ella inmediatamente procedió a quitárselos, para el asombro de todos no tenia ropa interior , quedo con su coñito al aire, con su rayita a la vista bien depilada.

Así siguió bailando mientras los demás la tocaban y le metían los dedos en la vagina, varios de los que estaban rodeándola en ese momento empezaron a quitarse la ropa quedando con sus penes al aire.

Alguien se animo a penetrarla viéndola con su orificio vaginal tan vulnerable y de un SAS le metió la puntita estando ella de espaldas pero se dio cuenta y reacciono inmediatamente sacándosela rápidamente, se molesto mucho y empezó a balbucear cosas como que soy mujer casa, soy madre amo a mi esposo, sin condón no y muchas otras cosas.

Mientras  hablaba muchas cosas sin sentido mientras bailaba el mismo que le habia metió la puntita se acostó en el pasto con el pene apuntando al cielo, en ese momento entre dos levantaron a milenka y la sentaron sobre el que se había tendido al piso encajándola de golpe sobre 17 cm de chorizo, ella solo grito “nooooooo que hicieron”, pero rápidamente esas palabras cambiaron por:

Hayyyyyyyyyyy hayyyyyyyyyyy

Sisisisi asisiasi

Y gemía mientras se meneaba con toda esa tranca dentro de ella mientras eso pasaba abajo, por arriba 2 tipos taparon su boca con tapones de chorizo.

Estuvieron así por 5 a 10 minutos y el que la tenía clavada por la rijita empezó a gritar “me corro me corro”, milenka al escuchar eso intento levantarse para sacarse ese pene que la iba a inundar pero no pudo por los otros que no sacaban sus penes de su boquita y no la dejaban levantarse.

Entonces pudo sentir como toda esa leche y esperma la inundaba por dentro y sentía ese calorcito dentro de ella, luego de eso las otras también indicaron que iban a correrse, pero en ese momento alguien trajo un vaso de aluminio para que acaben allí dentro y así lo hicieron, vaciándose hasta llenar entre dos medio baso de aluminio de leche recién ordeñada.

Milenka se levanto y pudo ver a otro tipo también tendido sobre el pasto masturbándose con el pene apuntándola, inmediatamente se dirigió a el, cruzo una pierna sobre el y poquito a poquito fue sentándose sobre el mientras su coñito engullía unos 19 cm de tranca hasta desaparecer dentro de ella.

Inmediatamente apareció el sujeto que ya se la había cogido, y metió su flácido chorizo dentro la boquita de milenka para que la ponga en forma, rápidamente volvió a ponerse como palo

Mientras tanto aparecieron dos tipos más para que se las ordeñe, mientras esto pasaba a uno que solo estaba observando se le ocurrió aprovechar un orificio mas, el de anito el cual se veía tan vulnerable tan disponible, inmediatamente se acerco a milenka por detrás y empezó a hacer presión con la puntita de su chorizo sobre su anito, milenka no quería, intento zafarse pero no podía ya que estaba sujeta por 3 tipos y uno la tenia clavada, poco a poco empezó a meterle 16cm de chorizo.

Solo le entro como 9 cm, aunque solo pudo meterle eso, empezó un movimiento de mete y saca que al principio le causo un poco de dolor a milenka pero los penes dentro su boquita amortiguaban sus gemidos, poco a poco el dolor fue cambiando por un intenso placer llevándola hasta un exquisito orgasmo.

De repente milenka saco los penes de su boca y empezó a gemir diciendo entre gemidos:

– y a que hora me la vas a meter toda papito

En eso el que la empalaba por atrás de un golpe termino por encajarle todo lo que faltaba, milenka lanzo un pequeño gritito como un hay, hay, sisisisisi pero volvieron a taparle la boca con tapones de pene.

Estuvieron todos así como 10 mimutos esta vez, los que la tenían empalada por su coñito y culito, le rellenaron con descargas de leche que inundaron toda su vagina y sus intestinos

Los que estaban siendo ordeñados por la boquita de milenka, estuvieron también a punto de correrse, milenka quería que la bañan con su lechita pero no le dieron gusto y se vaciaron dentro un termo en el que habían vaciado la anterior lecheada, entre los tres alcanzaron a llenar medio termo.

Continuara…….

Ojala les haya gustado si no les gusto porfa díganme en que puedo mejorar.

Paty_luz200@hotmail.com

Maduras

Viernes, enero 23rd, 2009

Hola, me llamo Roberto, tengo 30 años mido 1.80, cuerpo atlético y estoy bastante bien (según dicen) y les voy a contar lo que me pasó con mi suegra que fue de verdad excitante.

Bueno, soy recién casado, y hace una semana que llegamos de la luna de miel, y como aún no nos entregaron el piso, estamos en casa de mi suegra  que es viuda y está muy sola ella tiene 61 años pero se cuida mucho y está de muy buen ver.

Mi mujer trabaja todo el día y yo aún estoy de vacaciones así que me paso todo el día con mi suegra, vamos a la compra le ayudo en las labores de la casa. Pero un día estaba ella de rodillas limpiando el parquet y solo llevaba una bata de casa de esas casi transparente y me quedé clavado mirando su culo (tiene un buen culo, es anchita de caderas y unas tetas bien puestas) y empecé a notar que mi verga se puso en erección, ella se dio cuenta de la situación pero no se molestaba, entonces me fui al baño a masturbarme cuando de repente ella entra y me pregunta porque me escondo que quiere ver lo que se come su hija todas las noches. De repente me coge la verga y me la empieza a chupar mientras se quita el blusón y le quedan al aire sus tetas grandes y lo que más me excitó fue ver su coño peludo pero arregladito y su tremendo culo. Me mandó echar en el suelo y para mi sorpresa se puso sobre mí en un perfecto 69,  yo le lamia su coño y la pepitilla que era bastante grande ( como la de mi mujer), ella se retorcía de placer y se corría una y otra vez,  yo de vez en cuando le pasaba la lengua por su ano y al ver que eso le gustaba acabé por follarle el culo con la lengua ella hacía fuerza para que le entrara más, así que me levante le di la vuelta y se la metí de golpe por el culo y a ella le encantaba mientras se tocaba las tetas me decía:- dame fuerte cabrón, fállame como te follas a mi hija, ahhh me corro por el culo ahhh me encanta ahhh no pares  sigue sigue…pero de pronto sin esperarlo vemos a mi mujer en la puerta mirándonos y de pronto nos dice:-es que no vais a hacerme un sitio para disfrutar con vosotros?,  se unió a nosotros y era increíble , me estaba follando a mi mujer y a mi suegra a la vez, ellas se comían el coño mientras yo seguía enculando a mi suegra cuando de pronto mi mujer me dice: follate a tu mujercita que tu suegra ya tuvo bastante,. Me folle a mi mujer por el coño y también le destroce el culo y como ya no aguantaba más, me corrí encima de las dos, pero ellas aún tenían para rato y se empezaron a comer mi corrida una encima de la otra a lamerse sus cuerpos se metían los dedos una a la otra, aquello era una orgía en toda regla hasta que por fin se corrieron.

Fue alucinante, seguramente hoy lo volvamos a repetir por las insinuaciones de mi suegra y de mi mujer, ellas están encantadas y yo también.

Un camionero dominante…

Jueves, enero 22nd, 2009

Saludos. Trabajo en una ciudad cercana, voy en la tarde y regreso en la noche. la ruta siempre esta llena de camiones. A mitad de camino hay una estación de servicio con restaurant. Ahi siempre paran a comer los camioneros, a darse una ducha, a mirar un partido, a dormir. Y yo siempre paro cerca de los camiones. Esa noche hacia calor. Y mi camisa abierta dejaba ver mis pectorales marcados y sin pelos. El pantalon ajustado marcaba la cola paradita que el gim a modelado a lo largo de 14 años. Tengo 37 años, pero un cuerpo de pendejo. Pase entre los camiones hacia el restaurant, mirando las cabinas oscuras. Compre una gaseosa, Nada distinto a lo de tantas veces. Hasta que volvi el auto. Cuando entro un camión hace señas de luces. Respondo. Y me quedo mirando. Vuelve a hacer luces. Mi corazón se puso a full. Y mi verga tambien. Me acerque al camión para preguntarle que necesitaba. El macho se bajo. Mas bajo que yo (yo 1,85 – 90 kg) pero cuadrado. Solo con panatlones cortos. Peludo, fuerte. Me pregunto si tenia tiempo, porque el estaba aburrido y quería jugar. Yo no rspondía de los nervios. Es que si bien siempre me gustaron los tipos he estado con pocos, y siempre pagando. Soy casado y sin mucha experiencias de puto. Como no respondía y lo miraba, me dijo que lo disculpara, que le había parecido que era puto. Bueno, le dije, pero a donde vamos. Subí a la cabina. Corrio unas cortinas y quedamos aislados del mundo. Me sque la camisa. Me toco las tetillas. Yo agarre su bulto. Me dijo que vaya despacio, que queria disfrutarlo. Y a partir de ahi me dominó. Mordía mis tetillas y luego las soplaba. Paso su mano por detras de mi, me agarró de un brazo hacia arriba y atras, quedando expuesta mi axila y mis biceps. Los lamió. Esa posició me hacia doler el brazo, pero estaba inmovilizado.Alternaba entre el brazo y las tetillas. Yo queria sacarle la verga, pajearlo, pero no podía casi moverme. Estaba entre el placer y el dolor. Y me gustaba. Que un macho me dominara. Estuvo un buen rato haciendo eso, y me decía, quedate quietito, disfrutalo. Después bajo su pantalon, se puso de rodillas en la cucheta y me dijo que se la mamara. Ahi estaba lo que yo tanto queria. No era una verga enorme, pero si cabezona, gruesa, con esas venas que sobresalen. Cuando me agache para comerla agarro con firmeza mi cabeza, y me cojio la boca. Jugaba con mi boca, a veces solo metía la puntita de su verga, y otras la mandaba hasta las bolas. Y gemia como un hijo de puta. Yo solo podía tocarme mi verga a traves de la ropa, porque no habia alcanzado aún a sacarme mas que la camisa. Y este que no me dejaba mover. Mi boca era su agujero donde meterla y sacarla. Hasta que en una embestida no la saco, empujo adentro con fuerza y lleno hasta mi garganta de leche caliente. Leche de macho caliente. Despues de acabar siguio metiendomela y gimiendo, unas cuantas veces mas… despues me soltó, me dió las gracias. me dijo que era un buen puto, que cuando quisiera leche que le haga señas de luces. Para, le dije. Y que hago con esto, le dije tocandome el bulto. Pajeate en el auto. Abrio la puerta del camión, y me baje. Lo maldije mientras me ponía la camisa abajo del camión. Ahi nomas, a dos camiones de distancia, un tipo me miraba mientras fumaba. Subi al auto y trate de acomodarme el pelo, pero tenia semen en la boca y en los labios. Me pase la mano pero me sentía sucio. No me quedo otra que ir al baño… pero otro dia les cuento. Soy Martín, de Saladillo, Pcia de Buenos Aires, Argentina.

Mi bisexualidad y mi padre

Miércoles, enero 21st, 2009

Mi Padre y yo

Escucho el auto llegar, se que es el, despues de tantos años, aun me pone nervioso sus visitas; abro la puerta y ahi esta, serio como siempre, tal vez un poco desmejorado o sera que los 58 años que se carga ya le empiezan a pasar factura? Pero se le ve bien, me abraza y nos damos un beso en la mejilla, me pregunta como estoy, casi no respondo. Le hago pasar, instintivamente se dirige a la recamara y comienza a desnudarse, intenta iniciar una conversacion pero le respondo con monosilabos, el entiende la situacion y calla, nos terminamos de desnudar en silencio. Ya en la cama, nos abrazamos, el me toma del rostro cariñosamente y me dice que me quiere mucho, que sigue enamorado de mi; le miro con seriedad y le digo: -No lo arruines -. Seguimos con los besos, las caricias, siento su lengua explorar toda mi boca, le beso el cuello y le muerdo las orejas, paso a su peludo pecho, a sus tetillas, eso le excita mucho, el hace lo mismo; me dirijo beso a beso hacia su verga que ya alcanza los 18 cms., morena, recta y rigida, el está boca arriba, pongo mis rodillas en cada lado de su cabeza y comenzamos por saborear nuestras vergas rato, pero le gusta mas chuparme el culo, me abre las nalgas y juega con mis vellos, mordisquea mis pliegues, y mete su lengua, ¡Que rico lo hace, me pone como loco!, mientras yo sigo prendido de su fierro, lamo sus huevos peludos y le bajo el prepucio completo con la boca, el gime de placer; cuando siento el culo completamente lubricado, me siento a horcajadas sobre su cintura y poco a poco, con delicadeza me va hundiendo la verga, siento mis pliegues estirarse al máximo, el paso en mi esfínter me duele, pero es mayor la excitacion, que el dolor pasa, va entrando, milimetro a milimetro, el me abre las nalgas para empujar los últimos centimetros que faltan aaaahhhh!… –Te gusta mi amor?- esa pregunta me hace perder la concentracion pero le doy un –Si – muy timido. –Que rico culo tienes! Me encanta cogerte, eres un buen polvo – Esas y otras frases acompañan sus embestidas; el me hace inclinarme para besarlo y nos besamos con mucha excitacion mientras sigue con su bombeo, me juega la verga y me masturba, juega con los vellos de mi vientre. Me hace ponerme boca a bajo con una almohada bajo la cintura para alzar mis nalgas, que quedan a su merced, deseosas de ser penetradas, el me cubre todo con su cuerpo mientras me hunde su verga de un solo movimiento, eso me hace gemir fuerte y eso lo excita mas, hunde mas su verga como queriendo meterse todo el por mi ano… me hace venir a chorros sin tocarme la verga pero apretando mi esfinter, esto hace que sus embestidas sean mas violentas y rapidas y en un fuerte gemido, me deja correr su semen, inundandome el culo. Casi de inmediato nos levantamos y nos aseamos en el baño, nadie dice nada. Todo termina en una o dos frases de despedida y un beso en la mejilla.

Esta, es una escena que se ha repetido durante muchos años; una sesión de sexo, solo sexo, al menos de mi parte.

Pero vayamos a los antecedentes:

Soy Sebastian, el mayor de 3 hermanos, 38 años, 1.70 de estatura, medianamente velludo, de complexion gruesa, divorciado desde hace varios años, sin hijos. Soy y vivo en una provincia al sur de Mexico, profesionista independiente.

Recuerdo mi infancia sin tanta euforia. Desde muy niño desperte sexualmente, tengo recuerdos como sueños, en los que un vecino adulto “juega” sexualmente conmigo, lo hace con mucho cariño, me toca y me hace sentir extrañamente bien. Tengo recortes en la mente en la que un vecino, tal vez de 11 o 12 años (yo tendría 5 o 6) me hace sentarme en sus piernas, me toca las nalgas pero sin quitarme la ropa y hace que yo haga lo mismo con el.

Mi adolescencia fue menos divertida, por llamarle de alguna manera; ya con la conciencia de todo lo que pasaba en la casa; las constantes discusiones por las llegadas tarde de mi padre (y la mayoria de las veces ebrio) y mis problemas de sobrepeso, me hicieron un chico timido, con una vida social casi nula y con un mundo de frustraciones en la cabeza (y en la verga). Mi relacion con mi padre, si bien en mi infancia fue de mucho cariño, ya a estas alturas era de mucha indiferencia, el estaba en su mundo en el que no cabiamos nadie mas de la familia. Siempre me excito mi padre, me recuerdo observandolo a escondidas mientras se bañaba o agarrandole la verga mientras dormia sus borracheras, me excitaba muchisimo su verga morena, dos enormes huevos llenos de vellos y su enorme pecho peludo. Siempre trataba de reprimirme la excitacion que me causaba mi padre, sobre todo cuando estaba medio ebrio, pero no siempre lo conseguia.

A los 21 años, harto de mi situacion decido bajar de peso, 6 meses despues, con un cuerpo grueso pero estético, decido probar suerte con las mujeres; mi unica novia (con la que me casé) la tuve con todas las de la ley, incluyendo el sexo, cosa que descubrí con ella y que me lleno por un buen tiempo; despues, la idea de tener sexo con un hombre comenzo a revolotearme en la cabeza.

Una noche de fin de semana, huyendo de las discusiones en la casa, fui a ver a Raquel, mi novia, andaba muy caliente y quería verla, la decepcion fue cuando me dicen que estaba en cama con una gripa bastante agresiva. Sin un plan fijo me fui al centro de la ciudad y sin pensarlo entre a un cine. La película ya había comenzado desde hacia un buen rato, pero extrañamente habia mucha gente de pie, en el barandal; cuando mi vista se acostumbró a la penumbra me acerque a este y casi de inmediato alguien se acerco a mi, me busco charla y despues de unos minutos nos sentamos, el nerviosismo de entrar solo al cine se fue disipando. Intentaba yo entender la pelicula que no me di cuenta en que momento mi nuevo amigo poso su mano en mi rodilla, la senti cuando poco a poco fue subiendo buscando mi bragueta. El corazon casi se me sale del pecho! Y los nervios se apoderaron de mi… pero no dije nada, aquello me estaba poniendo la verga durisima, la sensacion de que alguien pudiera vernos me causo panico, pero al mirar a mi alrededor me di cuenta que estabamos casi solos, algunas parejas lejos de nosotros se besaban y cachondeaban sin mirar la funcion. Mi compañero no tardo en bajarme la bragueta y sacarme la verga, yo cerraba los ojos de nervios y placer mientras el se las ingeniaba para darme una soberana mamada, de lo caliente que estaba no tarde en venirme en su boca, cosa que no le gusto para nada y visiblemente molesto se paro y se fue. Apenas pude sobreponerme y le segui; ya fuera del cine lo alcance y le pedi disculpas, al decirle que nunca había hecho algo asi se calmó, ya tranquilo me dijo que aquel cine era de ligue y que en la ultima funcion la situación se ponía mas caliente y que incluso se podia ver gente mamando vergas y cosas asi, todo eso me sono increíble e inquietante.

Meses despues de ese incidente, una pequeña discusion con Raquel me hizo llegar a casa temprano, como siempre, mi padre no habia llegado y mi madre ya preparaba su discurso; me sentia encabronado, furioso, inmediatamente volvi a salir, queria desquitarme con alguien, hacer algo realmente malo… mientras caminaba sin rumbo me fui calmando pero comence a sentirme caliente y fogoso, la idea de entrar a aquel cine paso por mi mente, despues de aquella primera vez ya había regresado un par de veces e incluso un tipo me había mamado la verga en los baños, pero en ese momento no me decidia, los nervios se asomaron y sin pensarlo mas, entre; el ver tanta gente en los barandales me cohibio y me sente lejos de todo eso. Termino esa funcion y empezó la ultima, era una pelicula erotica, asi que no tarde en ponerme caliente otra vez; ya pasaban de las 10 de la noche y armandome de valor, decidi pararme a ligar. Habia menos gente en los barandales pero aun asi decidi pararme en uno de los rincones mas oscuros. Senti que alguien mas estaba junto a mi, una silueta gruesa, con un poco de panza y con un leve olor a alcohol, esto me excito. Aquella sombra comenzo a sobarse la verga, yo apenas miraba; de pronto senti su mano sobre la mia, era una mano tosca, grande, se entrelazo en mis dedos y comenzo a apretar cariñosamente, lentamente me llevó hasta su entrepierna y en un movimiento rápido de su otra mano saco su verga, yo casi exploto de la excitacion, los nervios ya no contaban era yo un animal queriendo tragarme esa verga. Aquel desconocido me jalo hacia el en indicacion que me acercara mas y en un arrebato de excitacion y sin pudor alguno me arrodille frente a el y comence a mamarle, era una verga recta, gruesa y muy peluda. El sentir un olor extrañamente conocido me excito aun mas, una combinacion sutil de sudor de genitales y alcohol. Le chupaba el glande y engullia todo el tronco una y otra vez. Para mi no existía nadie mas que aquel desconocido y yo, estaba perdido, ensimismado con aquel rigido tronco; pero al poco tiempo senti la presencia de otras personas que se acercaban a “mirar”; esa situacion nos puso tensos y metiendose la verga en el pantalon aquel hombre me tomo de la mano en indicacion que salieramos; le segui, caminamos lento y al llegar a la claridad justo antes de salir de la sala le reconoci: NO LO PODIA CREER!!, esa espalda ancha, esa camisa azul oscuro de su uniforme, ese cabello… ERA MI PADRE!, pare en seco, ENTRE EN PANICO, no me atrevi a salir a todas luces, el dio unos pasos mas y se volteo al notar que ya no le seguia; su rostro se descompuso en un instante, nos miramos unos segundos eternos e inmediatamente se volteo y salio a prisa, casi corriendo; yo espere unos segundos, tratando de reponerme y sali. Mientras caminaba, un torbellino de preguntas y sentimientos encontrados me aturdian, camine por un buen rato, no quería llegar a casa, al menos no antes que todos se durmieran; eran casi las 12 cuando llegue, todo era silencio y oscuridad. No sabia si mi padre había llegado ya o no. Esa noche no dormi, era yo un manojo de sentimientos. Ahora entendia sus llegadas tardes y sus conflictos conyugales.

A la mañana siguiente no me desayune con la familia, queria evitar todo contacto con mi padre, no tendria cara para hacerlo. Los dias siguientes pasaron lenta y muy pesadamente.

Meses despues de ese evento, paso lo inevitable: mis padres se separaron, creo que todos nos sentimos aliviados. Mi padre se fue a vivir solo, en una casa que rentaba, mis hermanos y yo le visitabamos los domingos, eran visitas muy cortas ya que casi le teniamos que sacar las palabras a mi padre, siempre fue asi desde que crecimos. Yo evitaba siempre ir solo, por obvias razones.

Una tarde, llegamos y mi padre no estaba, entramos con la llave que dejaba en una maceta de la entrada, mi hermano Adrian y yo nos sentamos en la mesa y al poco rato llego mi padre un tanto ebrio y extrañamente se sento a platicar con nosotros, nos pregunto por mi madre y por mi hermano menor que ya preparaba su matrimonio. Eso nos puso un poco emotivos ya que era muy extraño que mi padre expresara sus sentimientos. Al poco rato mi hermano se despidio y me dejo reparando una lampara de la casa. Mi padre se metio al baño y mientras se duchaba la tentacion de observarle me cruzo por la mente, pero lo descarte. Pocos minutos despues lo escuche salir del baño y decirme que se dormiria. –muy bien, cuando me vaya te aviso- le grite; procure terminar rapido, asi que me lave la cara y entre a su recamara para despedirme; estaba esplendidamente desnudo y durmiendo, sus ronquidos me hicieron suponer su profundo sueño, de inmediato la excitacion se apodero de mi y no pude evitar acercarme, como cuando lo hacia de adolescente, ya casi era de noche y la penumbra lo hacia ver delicioso, un gran pecho peludo con una ligera panza ponia mas armonia en su cuerpo; fuertes brazos y unas piernas gruesas y velludas, era todo un oso. Instintivamente acerque una mano para rozarle el pecho, lentamente baje por su vientre, hasta tocar su verga, al notar que no respondia, la tome completa y comence a acariciarla, le tocaba los peludos huevos; en un acto de audacia, acerque mi boca, mis nervios me hacian temblar que no me di cuenta en que momento dejo de roncar; con mucho cuidado pase mi lengua por su flacido glande y jugue con sus pelos y sus pelotas, de pronto su verga comenzo a perder flacidez, el escroto se encogio y comenzo a tener una ereccion, inmediatamente me incorpore buscando alguna reaccion en su rostro y nada, asi que segui con mi juego, cuando tome de nuevo su verga ya estaba casi dura, poco a poco fue tomando mayor rigidez hasta quedar completamente firme y recta, era una hermosa verga, la meti en mi boca poco a poco y con cuidado, al mismo tiempo me sobaba mi propia verga bajo mis pantalones; de pronto una mano en mi nuca me hizo soltar la verga y entrar en panico, mi padre me miraba mientras empujaba mi cabeza para que continuara, asi lo hice ya sin ningun reparo, el abrio las piernas para ponerse mas comodo, mientras me acariciaba las orejas, yo seguia engullendo todo ese fierro caliente, de cuando en cuando jugaba con sus pelotas, eso le provocaba un suspiro pero sin emitir ningún ruido, luego senti que me masajeaba las nalgas y metia su mano bajo mis pantalones, yo le facilite el trabajo desabrochandomelos e inmediatamente cayeron, mi padre me bajo los calzoncillos y comenzo a jugar con mis nalgas y mi agujero, comenzo por meter un dedo, eso me puso como loco, me termine de desnudar e intente seguir con mi trabajo, pero mi padre me tomo de las axilas y me atrajo hacia el, comenzo a besarme en el cuello y a hacer que yo lo besara, pronto busco mi boca y me beso, senti extraño, no era la primera vez que besaba a otro hombre pero, el era mi padre y eso lo hacia extraño pero me gustaba. No emitía palabra alguna, solo me besaba mientras jugaba con mis nalgas Regrese a su verga y la chupe otro rato, despues, se incorporo, me tomo de la cintura y me puso en la orilla de la cama, como “perrito”, tuve miedo de lo que pasaria, no era la primera vez que me penetrarian, pero ahora todo era diferente…pero yo ya no tenia voluntad, comenzo a besarme la espalda y la nuca, me metia la lengua en los oidos, se puso saliva en la verga y metio su lengua en mi culo, esta vez soltando mucha saliva, me metio un dedo, luego senti la presion de su verga abrirse paso en mi agujero, sentia mis pliegues abrirse y un pequeño dolor me invadio, luego otro dolor mas intenso me atraco al sentir el tronco entrar, me sorprendió la facilidad con la que entro… o sera que la excitacion era mayor que el dolor?, unos segundos despues ya tenia a mi padre hundiendome toda su verga, sacandola, solo para despues volverla a ensartar, me tomaba de la cintura y abriendome mas las nalgas, me ensartaba mas, como queriendose meter todo el por mi ano, yo tenia la verga a punto de explotar, no aguante mucho y en medio de un fuerte gemido me vine sobre la cama sin ni siquiera tocarme la verga, mi padre respiraba a ritmo de sus embestidas, cada vez mas profundas y fuertes, no había yo terminado de eyacular cuando mi padre entre fuertes respiraciones, saco su verga y me baño la espalda de su leche caliente, ambos nos tumbamos en la cama, se hizo un pesado silencio y la cruda moral nos invadio, sin decir palabra, tome mi ropa y me meti al baño, me bañe muy aprisa, casi corriendo sali y sin despedirme me regrese a mi casa. Otra vez ese torbellino de sentimientos me aturdía.

Mi boda, aun cuando no me graduaba, fue la excusa perfecta para enterrar esos eventos y negar mi bisexualidad. Ambas familias nos apoyaron en una ceremonia sencilla y muy familiar. Al salir de la Iglesia, Mi padre se acerco un poco timido, pero al notar mi amplia sonrisa y el fuerte abrazo con el que lo recibi, le cambio el rostro. Todo parecia olvidado.

Mi “luna de miel” duro por mas de tres años, en los que me entregue a mi esposa en cuerpo y alma, sin prestarle demasiada importancia a aquellas pequeñas “insatisfacciones” sexuales que de cuando en cuando se asomaban.

Una tarde de sabado, camino a casa, por casualidad vi a mi padre esperando el autobus, su auto se habia descompuesto, asi que me ofreci a llevarle a su casa. Me sorprendio verlo en sus cinco sentidos para ser fin de semana; me dijo que ya le habia bajado mucho a su modo de beber, eso me dio mucho gusto. Llegamos a su casa y me invito a pasar, saco de la nevera un par de cervezas y nos entregamos a una charla amena. Despues encendio la TV y entre bromas y comentarios nos dirigimos a la cocina a prepararnos algo para comer, la cocina era pequeña y en un movimiento inesperado mi padre me rozo las nalgas con su cintura, nos miramos un instante y descartamos cualquier reaccion, nos sentamos frente a la TV e intentamos retomar la charla, pero los nervios se asomaron, la excitacion nos invadio, yo casi temblaba. En un arrebato mi padre me da un pequeño beso en la boca; eso desencadena un torbellino de caricias y besos casi desesperados, las ropas volaron por toda la estancia, ya no teniamos el control de nuestros cuerpos. Mi padre abrio las piernas en invitacion a tragar esa hermosa erección que se le asomaba bajo su panza peluda y en medio de sus gruesas piernas; no me resisti y me prendi de aquel fierro, al poco rato senti la calida humedad de su boca en mi verga, ¡que delicia!, mientras me perforaba la garganta, él no perdía ocasión de jugarme los huevos y darme lengüetazos en el culo. Luego me hizo inclinarme en el respaldo del mueble quedando mi culo al aire, me abrio las nalgas y enterro su cara, eso me puso como loco, metia su lengua y mordisqueaba mis pliegues, me besaba las nalgas y las lamia… luego, lo hice ponerse en la misma posicion que yo e hice lo mismo con su culo, le arranque un fuerte gemido, bese, mordi, jugue con sus pelines; ese sutil olor a sudor de sus huevos y su culo me hizo perder aun mas el control y sin pensarlo ni avisarle le puse mi verga en el culo, mi padre se sorprendio e intento esquivar la embestida, entonces me lance otra vez a su culo y se lo comi con mas pasion, el se puso loco de placer, sin voluntad propia; tome sus caderas, separe sus redondas y peludas nalgas y como un animal en celo le empujé la verga. –¡Esperate cabron, ya me rompiste el culo!- se quejo, entonces me lance a su espalda y le pedi perdon en medio de besos, pero sin sacarle la verga, la deje así unos segundos, ya mas relajado segui con mi penetración hasta no dejar ni un centimetro de verga fuera de ese culo, lo tome de los hombros y comence a bombear lento. El ver mi verga perderse entre esas carnes me encendio aun mas y comence a bombear con violencia; mi padre jadeaba y se masturbaba, a punto de terminar y en un esfuerzo casi sobrehumano me contuve, saque la verga de ese culo recien desvirgado con la  respiración de un toro, mi padre parecia exhausto, adolorido y su ereccion había perdido un poco de dureza. Me incline en el mueble dejando mi culo al aire, me ensalive un dedo y me lo meti por el culo, al ver semejante escena mi padre se encendio y su verga reacciono, me abrí las nalgas y le mostré mi agujero, la embestida no se hizo esperar, de un empujón me dejo correr sus 18 cms de carne gruesa y peluda, solte un grito ahogado, se detuvo por unos segundos, cuando el dolor paso  senti que mi culo estaba muy ajustado a su verga, sentia que apretaba la verga mi padre de manera impresionante, el me siguio clavando con violencia, con desesperacion, yo sentia mis intestinos estallar…y en medio de fuertes gemidos de ambos los chorros de semen salieron inundándome el culo y yo manchando el mueble, pocas veces me había salido tanto semen. Exhaustos nos tumbamos en el mueble.

Ya relajado abri los ojos e intente huir, mi padre me lo impidio y me pidio que lo hablemos. Nos enfrascamos en una conversacion que termino en discusion. Acordamos que no volveria a suceder…

Ese fue el inicio de muchos, muchos encuentros mas, siempre dejandonos llevar por el deseo para despues caer en crudas morales. Mi padre insistia estar enamorado de mi, y no perdia ocasion en decirmelo, yo siempre me resisti a creerlo, no me gustaba que lo mencione, para mi siempre habia sido un intercambio de sexo, que no debería ser, pero de la que no podiamos salir y en la que el me satisfacia y yo a el; no concebia otro tipo de relacion con el. He de decir que nuestra relacion padre-hijo que en algun momento retomamos, se había perdido y reconozco que habia sido por mi culpa.

La muerte de mi madre marco un alto a nuestros encuentros. Fueron dias de profunda tristeza y reflexion; mi padre tambien lo sufrio. He de decir que a partir de la separacion entre ellos y de la moderacion de mi padre en cuanto a la bebida, su relación se volvió más cordial. Solían tener charlas e incluso solían hacer juntos las compras.

Fue más de 1 año en el que evite todo contacto con mi padre, todo parecia enterrado. Mi matrimonio, que despues de la muerte de mi madre, fue mi refugio, ahora al parecer, el divorcio parecia inevitable; fueron meses de desencuentros, discusiones y malos ratos. Yo acabe por mudarme a la casa que fuera de mi madre, en la que vivía solo mi hermano Felipe. Mi relacion con mis hermanos siempre fue muy buena, así que no tardamos en acoplarnos. Mi padre se dejaba ver por ahí ocasionalmente. Nuestro primer encuentro despues de casi 2 años, fue cordial pero un tanto esquivo, no sabiamos que decir; el tema de mi divorcio fue lo unico que logramos tocar.

Tal vez, despues de tantos años, aun no acepto nuestra situacion pero no puedo dejarlo. Han pasado muchas cosas: mi divorcio, la muerte de mi madre, un accidente de mi padre… muchas cosas… pero seguimos con nuestros encuentros. Ahora mismo en que escribo estas lineas me ha llamado, el solo escuchar su voz me ha excitado, he accedido a que venga… Escucho el auto llegar, se que es él…