Archivo de la categoría: Travestis

Luis, esclavo y travesti

Hola, me llamo Luis, esto es cierto espero que os guste. Siempre me gusto ponerme medias, bragas, ropa femenina, os cuento se murió mi madre y mi padre se fue con otra, yo me quedé con mi hermana, tenia yo 15 años, iba al colegio, todo normal. Mi hermana tenia 28 años, siempre estaba trabajando, cuando yo llegaba lo tenia todo, comida, cena, ropa, etc. Iba asu cuarto me ponía sus medias, bragas, sujetador, zapatos, me ponía muy cachondo, me miraba al espejo y miraba revistas de contactos, me pajeaba y me corría. Cuando cumplí 16 deje el colegio y me puse a trabajar, yo seguía igual, me compre medias, bragas, etc me metía los mangos de los cepillos por el ano, al principio me dolia me pajeaba me corría hasta por el ano cuando cumplí 25 ya me compre de todo ropa consoladores anales, minifaldas, corsés, llame a un anuncio de la revista que buscaba sumiso esclavo y que le gustara ponerse ropa femenina en la intimidad y le obedeciera en todo… yo seguía igual, a los poco días me llamo, quedamos en un bar de su barrio el jueves a las 6, me dijo “a partir de ahora eres mi esclavo, ponte medias negras y tanga cuando vengas” así lo hice fui, entre en el bar, había poca gente, abuelos jugando al domino… pedí un tercio, me senté en una mesa cara al a puerta, al rato entro un chico rubio, alto, se me acerco, me dijo “eres Luis?” dije si, bien, fue a la barra, pidió un tercio, se sentó a mi lado, me dijo bien esclavo me has hecho caso, ve al cuarto de baño, fui, al rato entro, dijo bajate los pantalones, me los baje, llevaba puesto las medias y el tanga, me agarro el culo y dijo “vístete, ve a la mesa”. Fui, vino, me dijo “quieres venir a mi casa, vivo cerca”, dije si, pago y nos fuimos. Entramos a su casa, vivía cerca, fuimos a un cuarto, había una cama, un mueble, y una silla, el suelo tenia una alfombra grande, me dijo quítate toda la ropa, me la quite, saco una correa y collar, me lo puso en el cuello, dijo todo, las medias y el tanga también, me dio un azote en el culo y me dijo mi esclavo tiene que estar afeitado, me dijo ponte a cuatro patas, cojio la cadena, dijo sígueme perra, me llevo al baño, lleno el bide, dijo siéntate… me limpio el culo, polla, me puso crema de afeitar, me afeito la polla y los huevos, se me puso la polla dura, me dijo la tienes grande veo que te gusta, me limpió, me dio una toalla, me seque, me dijo ponte a cuatro patas, fuimos al cuarto saco unas medias de rejilla negra, un corsé y un tanga y unos zapatos de tacón, me dijo ponte lo hice, se sentó en la silla dijo ahora si que pareces una puta, da vueltas que te vea me costaba caminar por los tacones, se quitó los pantalones y el calzoncillo, tenia la polla dura más pequeña que la mía, dijo ven ponte de rodillas y chupa, lo hice, me dijo “sin manos perra” me cojia la cabeza y me la metía toda y sacaba, dijo ponte a cuatro patas, me puso crema, me metía un dedo, dos, me azotaba decía “te gusta puta” cojio un consolador fino, me lo metió, me cojia de los huevos y la polla dije me corro, me corrí en su mano, me dijo “limpiala, traga tu leche” nunca lo había probado lo hice, estaba un poco salada, dijo ponte de rodillas, chupa, le chupe la polla se corrió en mi boca, dijo traga, así lo hice, me dijo camina por el cuarto y que no se te caiga el consolador, estuve dando vueltas se acercó con mis medias dijo pon las manos en la espalda me las ato con mis medias, me tapó los ojos con una máscara, dijo ponte de rodillas, ahora vendrá otro esclavo te la chupara le follas y te corres en su boca… salio, se oyo una puerta alguien se me acerco, me cojio la polla, me la chupo, cuando ya la tenia dura se la metí, estuve un rato, la saque, dije me corro… se metió la polla en su boca y me corrí salio se oyo la puerta, me dijo bien, ponte de pie, me saco el consolador, me desató las manos, me quito la máscara, me dijo ok vístete los jueves a las 6 aquí. Me fui, ya os contare, besos.

Llego el dia

Desperte pensando en que el dia habia llegado, le envie un mjs recordandole cuanto lo deseaba y excitado que estaba, me di un rico baño limpie perfectamente mis zonas intimas, vesti las prendas y ropa que previamente tenia listas, queria complacerlo al maximo y desde el principio, que me notara sexi y excitado aunque no acostumbro usarla el dia lo ameritaba, almorze ligero, tome mis cosas que hacia dias tenia preparadas y sali rumbo a su encuentro. Nuevamente le envie un mjs “alla voy papi, ya quiero estar contigo” tome el transporte que me llevaria al lugar que me indico para el encuentro, de camino, con el roce y contacto de la ropa que usaba la excitacion crecia, el contesto “no tardes, ya quiero cogerte”, cuando sali del metro y busque su auto los nervios que senti durante el camino y desde que acordamos la cita aumentaron al maximo, al grado que estaba a punto de darme la vuelta y salir corriendo, pero el deseo y la excitacion me ganaron, cuando por fin vi el auto me acerque, subi y lo salude, note su deseo y un poco de lujuria, apenas arranco le mostre mi pene, no tardo en acariciarlo, pero no contaba con que por igual ya queria tocar el suyo, lo acaricie por encima del pantalon la ereccion que tenia desde que subi era enorme, para que no se ahogara le ayude a liberarse de su prision, ya queria conocer a mi deseado objeto de fantasias, noches de insomnio y elegido para estrenar mi virginal ano, lo admire y saborie tanto como pude, lo toque poco a poco tanto como lo permitia el espacio pero no puede evitarlo, acerque mi boca a saludarlo a decirle lo mucho que habia esperado, que lo habia soñado y se lo dijo de la mejor manera que encontro en ese momento, con pequeños besos y chupadas cortas, el liquido que lo mojaba y mostraba su excitacion me supo delicioso, creo que a ninguno nos importo que en el trayecto al motel alguien pudiera vernos, tal vez incluso aumento nuestra excitacion, llegamos al lugar que el previamente habia reservado para el tan anhelado encuentro y para no sentir pena con la persona que nos recibio, no levante la cabeza y segui con su pene en mi boca, una vez dentro le pedi me diera un momento, que se adelantara a la recamara para prepararme, salio del auto, saque la ropa que usaria en ese momento, como ya llevava puesta la mayoria, me quite la camisa y el pantalon y calze los zapatos, baje del auto y lo alcance, cuando entre ambos nos llevamos una sorpresa, yo porque el lugar era muy amplio, elegante y agradable, y el porque supongo le agrado verme de leggins que dejaban ver la tanga y mis nalgas, de blusa, tacones, peluca y la palestina que cubria mi cuello y rostro, camine para acercarme hacia donde estaba sentado. La fantasia que estaba cumpliendo de vestir, para mi hombre por lo menos en ese momento, con ropa fememina me excitaban y lo excitaban por lo que no demoramos mas, se acerco, beso mi mejilla, me abrazo, me tomo de la mano y dio una vuelta para ver mejor como lucia para el. Nos abrazamos y comenzamos con las caricias, queria ver su cuerpo, su piel asi que comence a desabotonar su camisa, se la quite, por igual la camiseta, desabroche su pantalon baje su cierre y se los quite, no sin antes regalarle un beso a su pene, por fin lo veia desnudo como hacia tiempo deseaba verlo, el por su parte aunque en ocasiones anteriores me habia dicho que en cuanto estuvieramos solos me desnudaria para acariarme y besarme no lo hizo, supongo que le agrado verme vestida asi, me pidio que nos metieramos el baño para ducharnos, asi lo hicimos y hasta ese momento, despues de darme una ultima vuelta, me desnudo, quito la blusa, el sosten, las zapatillas, los leggins y por ultimo, la tanga no sin antes darle unos pequeños besos a mis nalgas, toco ligeramente mi cuerpo, arquee la espalda, lo tome de la mano y nos metimos a la regadera, abrazados mojamos nuestros cuerpos, me giro, abrazado por la espalda tomo mi pene y pude sentir el suyo acariciar mis nalgas, asi nos quedamos un momento, despues enjabono y tallo mi cuerpo, sentir las manos de un hombre recorrerme toda, me produjo sensasiones indescriptibles, lo disfrute mucho, hice lo mismo y le quite el jabon, recorrer y limpiar su cuerpo a la vez, habia querido hacerlo desde que lo vi y bueno ahi estabamos al fin bañandonos y tocandonos, teminamos de asearnos nos secamos mutuamente y nuevamente le pedi se adelantara, necesitaba un momento para tomar aire y prepararme para lucir sexi para el, asi que vesti la otra ropa que llevaba para ese magico y esperado momento, deseaba fuera unico y poderlo disfrutar al maximo, asi que una vez lista, sali del baño caminando con zapatillas, aunque no estaba acostumbrada y aun con nervios camine lo mas coqueta que pude hacia el, mi hombre, mi papi, mi rey, me acerque a la cama, donde me esperaba con una enorme ereccion, le pedi me dejara acariar su cuerpo, lo toque y recorri todo, su pecho, abdomen, piernas, espalda y por su puesto sus nalgas, por fin podia acariciarle y disfrutaba mucho su hermoso cuerpo, comence a besarlo, primero la espalda sus nalgas y piernas, despues su pecho, juguetee y lami sus pezones baje por su abdomen y acaricie sus huevos y como antes habia pasado no pude evitar llevar su enorme virilidad a la boca, bese y lami ese liquido delicioso que le escurria, recorri todo ese hermoso trozo de carne con mi lengua, cuando intente meterlo a la boca no lo consegui, era enorme, solo pude comer una parte pero fue suficiente para arrancarle gemidos y gritos de placer, me tomo por la cabeza y comenzo a acariciarme por encima del baby doll toco mi espalda y mi pecho, me levanto para ahora el, acariciarme, recorrio suavemente mi pecho, toco mi pene y haciendo aun lado la ropa, pero sin quitarla acaricio de una manera delicada mi espalda comenzo a basarla, bajo a mis nalgas, disfrute mucho sus labios en la piel sensible de mi trasero que al parecer le gusto mucho pues se entretubo un buen rato con ellas, hizo a un lado el hilo dental y comenzo a besar y acariciar mi ano, fue algo verdaderamente rico, sentir su lengua urgar en ese rincon virginal y estrecho, me hizo gritar y apretar las sabanas de placer, decir que disfrute ese momento es poco, ayudado por las manos me unto una generosa cantidad de lubricante, metio despacio, muy despacio un dedo, lo exploro y poco a poco fue undiendolo, con paciencia y delicadeza comenzo a meterlo y sacarlo con suavidad, despues metio dos, pense que no lo aguantaria, pero su experiencia ayudo a que me relajara, una vez que considero pertinente me giro y llevo mi pene a su boca sin sacar sus dedos de mi culo, lo chupo de una manera que no pude menos que decirle que estaba lista que lo hiciera cuando el deseara, me recosto sobre la cama, acerco su verga a mi cara, lo bese nuevamente, coloque un condon y despues me abrazo por la espalda, tomo mi pene con su mano derecha, hizo a un lado el hilo dental y con su verga busco la entrada de mi estrecha cueva, su cabeza toco mi culo y comence a serntirlo, por fin su enorme verga entraria en mi, conciente y a peticion mia pues era mi primera vez, espero un momento para empujar, cuando ambos consideramos que estaba lista, que era el momento, ligeramente empujo y esa enorme verga comenzo a abrirse camino en el estrecho culo que el tenia el placer de estrenar, con un poco de dificultad y dolor logro entrar la cabeza, hizo una pausa para que mi recto se acostumbrara a ese rico y enorme invasor, y asi muy despacio fue metiendolo, me abrazo fuertemente y me dijo lo mucho que le gustaba estar conmigo en ese momento asi metiendo por primera vez su verga en mi culo que ahora era suyo, cuando al fin entro todo hizo nuevamente una pausa, yo gritaba de dolor y le pedia no se precipitara, despues de un rato lo hizo hacia atras, la combinacion de dolor y placer fueron muchas que pense me desmayaria, solo lo saco un poco y volvio a empujar, despues lo saco un poco mas y volvio a empujar y asi hasta que senti que salia casi todo, el placer y el deseo me hicieron aguantar, su enorme verga de 17 cm por fin, despues de mucho habia desvirgado mi culo y ambos lo disfrutabamos al maximo, hubiera querido detener el tiempo en ese momento, o que por lo menos avanzara lento, pero sin poder evitarlo y por consecuencia de la excitacion, su verga exploto dentro de mi, senti su semen inundar mi recto, fue demasiada la excitacion que por igual mi verga eyaculo en su mano, la limpio y asi teminamos ambos, abrazandome por la espalda, nos quedamos asi un rato, hasta que dada la flacides tubo que sacar su verga de mi culo, le agradeci haberme tenido la paciencia suficiente para hacerne disfrutar de esa manera, nos quedamos un rato recostados, nos fumamos un cigarro y dejamos pasar un rato para volver a disfrutar nuevamente uno del otro, pero esa es otra experiencia que merece un nuevo relato, besos.

Mi padrastro me hizo su mujer

Saludos, este es mi primer relato en esta web. Bueno me llamo Dany tengo 24 años actualmente, soy de Lima Perú y mi historia ocurrió cuando tenia 19.
A mi desde los 13 años me empezó a gustar la lencería(tangas, hilos, pantymedias, sosten, corset, babydoll, tacones altos etc) siempre fantaseaba con estar vestidita de hembra, habia ocasiones cuando estaba solo en casa me ponia los zapatos, sostenes y algun vestido de mi madre, caminaba como toda una señorita por la casa. Por cierto se me olvido decir que vivia solo con mi madre desde los 8 años ya que mi padre falleció en ese tiempo, estuve vistiendome a escondidas mucho tiempo hasta que mi mamá se junto con José mi Padrastro, esto sucedió cuando cumpli los 15años y mamá lo trajo a casa para que viva con nosotros, no me tomo mucho tiempo para sentirme en confianza con el.
Pasaron otro par de años y me vestía en una que otra ocasión cuidando que no me vieran ya que soy un chico bien hombrecito a los ojos del mundo. Los hermanos de mi madre viven y trabajan en Colombia, tienen negocios en venta de calzado y llamaron a mi mamá para que participara con ellos ya que les iba muy bien y que su negocio era muy próspero, mamá converso conmigo y José, y ella decidió ir para allá y si le iba bien José también se iría para allá, yo acababa de ingresar a la universidad asi que acordamos que yo me quedaba.
Pasó un año desde que mamá se fue yo cumpli 19 años y mi madre venia cada 3 meses, aún no se estabiliza económicamente así que mientras yo vivia solo con José. Él los fines de semana llegaba mareado a casa un poco seguido últimamente, a veces lloraba por que extrañaba a mi mamá. Una vez asi borracho se quedo viendo la tv hasta tarde, me levante en la madrugada para ir a mear y me doy cuenta que se quedo dormido con la tv prendida y estaba viendo un canal de películas que a esa hora pasaban pelis eroticas, voy a levantarle para que vaya a su habitación pero me doy con la sorpresa de que se estuvo masturbando, estaba con el pantalón a media rodilla y los calzoncillos abajo, me quede congelado al verle semidesnudo con la verga al aire, nunca habia visto a otro hombre desnudo y menos su verga. Me quede viendolo hipnotizado por unos minutos y decidí no despertarlo y me fui a mi cama con la imagen de su pene en mente. Al amanecer cuando me levante fui a la sala y ya no estaba, se habia hido a su habitación, desde ese día me sentí raro mi lado femenino empezó a decirme ponte la ropa de tu mamá, y asi lo hice mas seguido iba a la habitación de mamá y me ponia algunas prendas que dejo, no eran prendas muy sexys a mi gusto asi que me anime en comprarme lencería a mi gusto, siempre quise comprarme pero me daba mucha vergüenza, esta vez me arme de valor y fui a comprar un juego de lencería(pantymedias, portaligas, corset y tanguita un conjunto en color negro) ya en casa me lo puse y me veia muy sexy, yo mido 1,70m soy de contextura delgada, ahora me faltaba los zapatos ya que los de mamá no eran de mi agrado, espere que mamá me enviara el dinero para mi universidad y mis gastos, ni bien tuve el dinero me fui a comprar unos zapatos de tacones altos color negro para que hagan juego con mi lencería. Ahora recién contaré como se inicio todo con mi Padrastro, sucedió un día que fue feriado largo aquí no tuve clases y José tampoco tenia clases(me olvide contar que el es profesor) un día antes de los feriados el me dijo que saldría temprano a casa de su madre para visitarla, y asi fue al día siguiente temprano se alistó y se fue, espere una hora y me fui a duchar y depilarme algunas partes y vestirme con la lencería y estrenar mis tacos de punta aguja que me compre, dios me vi al espejo y que rica quede solo me faltaba una peluca o tener el cabello largo y seria toda uma hembra, los zapatos con tacos altos hacían resaltar mas mis glúteos no paraba de verme en el espejo, prendí mi pc y puse música de Britney Spears, su música siempre me excitaba le subi volumen y empecé a bailar como toda una puta, en ese momento se me vino a la mente José cuando le vi la verga que por cierto era de tamaño regular asi flacida, me excite demasiado tenia ganas de tener una pija en mis manos y chuparla y que me rompan mi culo virgen, mientras yo con el volumen alto caminaba como una puta por toda la casa, me fui un rato a la cocina a beber algo cuando salgo de ahi para mi cuarto dios mio tenia en frente a José, me puse frio como el hielo y cuando reaccione corri a mi habitación no sin antes tropezarme y caer de rodillas y mostrando todo mi culo a mi Padrastro, dios me levante como pude me solté de los zapatos y corri a mi cuarto, me encerré y quería que me trague la tierra no sabia que hacer, en eso tocan a mi puerta y José me dice: “tranquilo dany no te asustes, discúlpame por sorprenderte, mi madre tuvo otros planes con sus hermanas, debi avisarte que me regresaba”. No le conteste quede en silencio asi que me dijo: “Dany no estoy molesto y mucho menos decepcionado, no eres mi hijo de sangre aún así te respeto y te aprecio mucho, no sientas vergüenza si eres gay y te gustan los chicos yo lo respeto asi que no te avergüences” yo seguia callado, senti sus pasos yéndose a su cuarto, me desvesti y me puse a pensar en sus palabras, me dije a mi mismo, es verdad soy gay me gustan los hombres y me gustaría ser toda una mujer, además él dice que me comprende entonces no tengo por que acomplejarme, me animaba a mi mismo a dejar la vergüenza y dar el primer paso para que alguien cercano a mi me acepte como tal. Llego el mediodía y aun no salia de mi cuarto, José toco mi puerta y me dijo, dany voy a salir regreso mas tarde asi que almorzare fuera. Escuche como salia de casa, y me fui a la cocina a prepararme algo para comer, pasaron las horas y escucho llegar a José, me fui corriendo a mi cuarto me encerre y, José toco mi puerta me llamo y me dijo, Dany ya estas mas tranquilo? es momento de conversar frente a frente y además te traje un regalo se que te va a gustar, no me quedo otra que salir y verle a la cara después del encuentro de esta mañana, salí y ahi estaba el con una bolsa de compras en la mano, ven vamos a la sala, le segui y me dijo, sientate, me sente, el me dijo: dany estas mas tranquilo? Le dije que si,
Él: que bien, dime dany eres gay?
Yo: Si
Él: siempre has sido así o es algo reciente, quizas no estés muy seguro.
Yo: si, bueno desde chico me gustaba vestir de mujer y poco a poco me senti mas atraído por los hombres que por mujeres.
El: te pregunto por que desde que te conocí siempre has mostrado ser um chico normal y nunca te he notado comportamiento afeminado.
Yo: pues siempre lo he tenido muy reservado, y la verdad es que es algo que quiero llevar muy en secreto por el momento.
Él: entonces así será dany, tienes toda mi confianza y mi respeto, por mi parte sientete en total confianza y tienes mi permiso para que te vistas y te portes como la mujer que deseas ser.
Yo: (no podia creerlo acaso es un sueño, es en serio? me está dando permiso para vestirme y ser la mujer que siempre he querido ser? No me contuve y le abracé y le dije) Gracias papi (me puse a llorar de la emoción y me abrazó)
El: tranquila hijita mia, ya pasó, hoy es el día en que vas a ser mi adorada hijita.
Yo: (aun llorando) gracias querido papi.
El: por cierto como se llama mi nueva hija?
Yo: todavía no he pensado en un nombre.
El: te parece bien Daniela?
Yo: no, otro, ese suena a mi nombre.
El: Melissa me gusta.
Yo: siiiiii ese me gusta.
El: bueno linda melissa, te compre unos regalitos
Yo: a ver?
Abrí la bolsa que trajo y madre mía había muchas cosas, wooow una peluca larga de color castaño, no lo puedo creer, le dije: “gracias papito”, ahora un vestido color rojo, maquillaje y por último habia un paquete que abri y con este no solamente me sorprendió sino que me estremeció el cuerpo y me puse nervioso ya que adentro habia un conjunto de lencería roja casi igual al de color negro que tengo yo, me entró una sensación de nervios y miedo, porqué mi Padrastro me compro prendas de este tipo?, porqué? muy en el fondo lo intuí pero no me hice caso y segui mostrando mi alegría por el lindo momento que estaba viviendo.
El me dijo: Bueno Dany es momento de que dejes de ser dany y dejes que salga Melissa, ve a cambiarte.
A estas alturas ya me sentía toda una hembra, empece a afinar mi voz y hablar como la hembra que siempre quise ser, estaba feliz, estaba excitada con ganas de que me follaran de una vez, Si ya me habia dado cuenta que mi Padrastro me queria hacer suya, entre tanta palabra bonita que me dijo el me quería follar, y eso me encendió así que le segui el juego y me hice la dudosa,
Le pregunté: Papi estoy indecisa no se cual ponerme el vestido o ese conjuntito que compraste.
El: Estuve buscando unos tacones rojos para que haga juego con el vestidito y con el conjunto pero no encontré, así que lo ideal sería que te pongas las prenditas que llevabas en la mañana con tus zapatos esos si hacían juego y te veias muy hermosa aparte con la peluca y el maquillaje te vas a ver hermosisima.
Yo: ok, espérame aqui papi voy a vestirme,
Coji las cosas y sali corriendo a mi habitación, me empece a poner las medias, el corset, la portaligas, la tanguita, los tacones, me empecé maquillar como pude, no quede nada mal, me puse la peluca me vi al espejo y dios mio que rica y putisima me veia, me sentia en el cielo, sali y fui a la sala, No! fui a que me follaran, a que me hagan mujer, camine como toda una perra en celo hacia mi futuro marido, si el va a ser mi hombre, mi amante follador.
El: pero que hermosa te ves Melissa, a ver date una vuelta.
Me di la vuelta y me incline en 90 grados mostrandole mi rico culo, se quedo calladito, jeje ya me imagino fantaseando. Camine hacia el y ya con voz femenina le pregunte que tal estoy? El me dijo, estas bien rica hijita,
Yo: ay papi en la mañana cuando me cai m golpee las rodillas y aun me duelen.
El: oh que pena hijita ven acércate donde dices que te duele?
Yo: aquí y aquí, señalandole mis rodillas
El: pobrecita ahorita voy hacer que se te vaya el dolor.
Me empezó a masajear las rodillas, yo parada frente a el, y el sentado en el sofá acariciando mi rodilla
Yo: papi ya se me paso el dolor gracias, y sabes que?, después cuando entre a mi cuarto me resbale y me golpee nuevamente.
El: donde hijita?
Yo: aquí!
Y me di media vuelta enseñándole mis nalgas, aquí me golpee, me voltee para verle a los ojos y estaba hipnotizado con mi culo, con sus manos empezó a masajear mis nalgas, que sensación mas deliciosa. Estás mejor? me dijo, yo le dije sí, sigue así.
El: voy hacer algo que te alivie mejor.
Y me empezó a besar las nalgas, que ricooo se siente, siiii así está mejor, ahora no solo me besaba las nalgas sino que también me empezó a lamerlas, que ricoooo ahh ahhh empece a gemir suavemente, las lamia y relamia, asi que decidí llevarlo mas allá.
Yo: papi ahh ahh no solo me duele las nalgas sino que también me duele mi anito.
El: eso tiene solución también, pero primero acuéstate boca abajo en el sofa.
Eso hice y, me empezó a bajar la tanga, lamio mis nalgas, con sus dos manos separo las mismas dejando a la luz mi virgen hoyito, no dudo un segundo y empezó a pasarle lengua a besarlo y a chuparlo, metio un dedo despacio, ayyy exclamé, se sintió un poco de dolor, ahora empezo a respirar fuerte y meter el dedo, dos dedos, ayyyy, el gemia y se volvió loco, intentaba meter su lengua en mi huequito, lamia y chupaba mi ano, que riiico ahhh siiiii ahhhh sigue papiii ahhhhh, sentía el mas exquisito placer.
Se levanto y me dijo: Hijita a mi también me paso algo en la mañana
Yo: que cosa papi, que te paso.
El: me golpeé en una parte de mi cuerpo que hasta ahorita me duele.
Yo: ay papi dime en que parte para ayudarte.
El: Aquí!
Y me señalo su paquete, pues inmediatamente le empecé a frotar su paquete, desabroche su pantalón se lo baje, y la tenia bien dura, su calzoncillo estaba por reventar, se lo baje y ohh salto sobre mi cara su pedazo de carne grueso de unos 18cms estaba soltando un néctar transparente que inmediatamente lami, y mirándole a los ojos le dije, aqui te duele? El me dijo, Siii ahii.
Como si fuera una experta empecé a metermelo a la boca, lo lamia y chupaba como si fuera una paleta de caramelo, el gemia, y derrepente me dijo: Sigue así PUTA!! chupamelo todo puta, me sorprendió y a la vez me gusto, me gustó que me diga así, yo le pregunte: como me dijiste?
El: Puuta eres mi perra, mamamelo todo putita
Yo: Siiii, soy tu perra, a partir de hoy soy tu mujer, soy tu mujerzuela, tu puuta.
El: vas a dormir conmigo todos los dias y te follare el rato que quiera.
Me levantó me tumbo en el sofá y me puso en cuatro, lamio mi dilatado culito, le lleno de saliva y se dispuso a penetrarme, puso su glande a la entrada de mi ano y empezó a empujar, me dolió un poco, después empujo mas, me dolió más, empujo mas fuerte y metio toda la cabeza de su pija, me hizo doler y gritar, “Aguanta puta”, empujo mas y ayyy que dolor tan fuerte sentí como me desgarraba su grueso pene, ayyy auuuu gritaba de dolor, y en eso me la metio toda de golpe, auuuuu ayyyy sacalo por favor, sacalo!!! Me duele!!! No me hizo caso, me decia que resista que poco a poco me voy a acostumbrar, la saco para después volver a meterlo, ayyyy Dueleeeee!!! Empezo a meter y sacar como loco mientras que tuve q hacerme el macho y aguantar el horrible dolor. Empezó a gemir mas rápido y a temblar, pude sentir como algo caliente me llenaba en el interior, poco a poco empezó a recostarse encima mio ya sin tanto mete y saca y la reducción de la ereccion sentí un rico placer con su semen caliente dentro mio, me giro y me beso en los labios yo también lo besé, nos abrazamos, y me dijo: “Te amo Melissa quiero que seas mi mujer”.
Me senti la travesti mas feliz del mundo, y le dije: Yo también te amo voy a ser tu mujer para siempre, y así empezó la historia de amor y sexo con mi Padrastro aunque es mas sexo que otra cosa, espero que este relato sea de su agrado, y pronto contaré mis aventuras con mi Padrastro.

Cuando empecé a sentir como mujer

Mi historia empieza en mi casa a mis 14 años. Mis padres tuvieron que viajar a otra ciudad por dos semanas y me dejaron al cuidado de una prima de 25 años que aunque le gustó el dinero que le dieron por hacerme de comer y limpiar la casa quería salir a divertirse el fin de semana ya que su novio y amigos la invitaron a pasar de viernes a domingo en la playa. Entonces ella me dijo que me daba parte del dinero si no decía nada, a lo que acepté.
Apenas ella se fue corrí a su cuarto a cumplir el objetivo real de por qué acepté el trato: su ropa. Desde niño me llamó la atención la ropa de chicas y cómo yo parecía niña si cruzaba las piernas frente al espejo o si me peinaba de manera coqueta. Claro todo esto a escondidas.
Bien, ya en el cuarto de mi prima me puse todo lo que ella tenía: calzones, tangas, sostenes, blusas, jean, faldas, vestidos, me puse labial, yo estaba explotando de emoción a tal punto que estuve hasta las 3 am jugando a ser mujer. Para que se hagan una idea yo medía 1,65 m delgado, caribonito, semilampiño y nalgón así que todo lo que me puse me hacía ver como una mujer sexy.
Al siguiente día en la mañana un muchacho del barrio llamado Carlos, que me acostumbraba a molestar por mi trasero, llamó a mi casa porque quería saber si le podíamos compartir frutas del patio de mi casa. Cuando me asomé me dijo:
Él: Heeeey que sorpresa no sabía que vivías aquí, mira disculpa por las bromas pero sólo ha sido eso, bromas, sabes que somos amigos, ¿me das unos mangos y limones?
Yo: Ok, está bien pero no lo vuelvas a hacer (era verdad, me hacía bromas pero nunca fue abusivo ni malo y eso que en ese tiempo tenía 17 años de aspecto fuerte y grande).
Luego me preguntó que qué estaba haciendo y le dije que jugando Street Figther a lo que dijo que si podíamos jugar y bueno como no tenía nada que hacer le dije que espere un momento. Como andaba caliente por el día anterior, me sentía como una nena sexy así que busqué unas pantalonetas de cuando tenía 12 años que luego de dos años ya me quedaron cortitas y pegadas al trasero y una camiseta celeste, quería parecer lo más seductora posible.
Cuando entró le dije que espere que iba a ver unas bebidas a refrigeradora cuando regresé no dejaba de mirarme las piernas y me dijo “¡qué bueno que no sales así a la calle te molestarían mucho porque esa ropa te hace ver como mujer! incluso yo te daría unas nalgadas jajajaja”. Yo me sonrojé y le dije que no bromeara a lo que él dijo ok ok juguemos en el PS3. Luego de unas horas de jugar y yo levantarme y agacharme varias veces mostrándole el trasero mientras buscaba bebidas en la refrigeradora me propuso algo que cambiaría mi vida. Me dijo que el que ganaba el último torneo se vestía de mujer y sería la novia del otro por el resto del día. Yo quedé en silencio, es decir, era mi oportunidad de vestirme de mujer y que un hombre me trate como una. Así que acepté luego de disimular risas. Me di cuenta que yo jugaba mejor así que llevé el torneo hasta el final y en el último momento él ganó (obviamente).
Al principio me negué y me hice el que no quería hasta que acepté. Me dijo vamos a ver qué tiene tu mamá y le dije que no que respete a mis padres, el pidió disculpas. Le dije que una prima se estaba quedando y quizás ella tenga algo a mi talla. Buscamos y me escogió en vestido morado cortito con espalda descubierta pero cerrado al frente hasta el cuello y también escogió un labial color púrpura y una diadema entonces salió del cuarto y me dijo “te espero princesa no demores”, esas palabras me hicieron temblar las piernas y agitar el corazón. Ya en el cuarto me saqué todo y me puse una tanga negra con encaje que se me metía entre las nalgas y un sostén del mismo color que rellené con unos calcetines. Me puse el vestido, unas sandalias muy femeninas, el labial, me puse algo de rubor, me delineé los ojos y me puse la diadema, al verme al espejo parecía una prostituta hermosa a tal punto que tuve una erección y tuve que masturbarme para que no se notara.
Cuando empezó a golpear la puerta diciendo que me estaba tardando mucho, abrí. Se quedó boca abierta pero como si hubiese visto un fantasma. Yo dije que me veía como un payaso ***mentí me sentía regia*** y él me dijo noooo estas linda mi vida y me plantó beso que tuvo que forcejear unos segundos porque trataba de evitarlo hasta que me entregué. Nunca había besado con lengua y se sentía muy rico como la punta de nuestras lenguas se presionaban y se envolvían hasta que le dije “ya ya ya ya suficiente, tampoco exageres” él sólo sonrió. Fuimos a la cocina y preparé algo de comer mientras él no dejaba de mirarme sobre todo el trasero y las piernas.
Luego de comer empezamos a conversar un rato en el sofá mientras me tomaba de la mano como novios. De vez en cuando me decía “habla más femenino como una novia enamorada” a lo que yo trataba de meterme en el papel. Luego de un rato me vi con las piernas cruzadas y moviendo las manos como una chica a lo que él sonrió y se abalanzó sobre mí, pero esta vez me manoseaba, me decía princesa, mi vida, mi amor y cada vez me sentía más atrapada en sus besos y menos fuerte frente a su hombría. Intentaba escapar, lo empujaba, me ponía de pie y entre besos y risas terminamos en la pared, no me dejaba escapar. Yo le decía que ya fue suficiente que mucha mariconada mientras evitaba que me vuelva a besar, cuando miro a mi izquierda mi reflejo en un espejo grande de la casa: era una mujer sexy delgada en un mini vestido pegado al cuerpo que se le levantaba un poco atrás por mi trasero redondo dejando ver mis femeninos muslos, el rostro maquillado y un macho tratando de besarme.
¡Me derretí con esa escena!
Dejé de forcejear y me entregué a sus besos y caricias, me estrujaba apasionadamente y yo le rodeaba el cuello con un brazo y con el otro acariciaba su fuerte pecho, él me agarrada el trasero por encima del vestido y me manoseaba las piernas, y eso me tenía mil. Si no fuera por la tanga ajustada mi pene ya hubiese brincado a escena. Me levantó como a novia y me llevó al cuarto de mi prima y me acostó en el colchón. Yo empecé a sentir miedo y le dije que por favor traiga el espejo de la sala y lo ponga al lado del colchón, y al otro lado puso el espejo del cuarto de mi prima. Así podía ver cómo me comía a besos ese hombre.
Me besó hasta llegar a mis nalgas en donde empezó a usar la lengua. Yo trataba de no gemir pero era imposible, suspiraba, respiraba fuerte y gemía suavemente. Me bajó un poco la tanga y se comió mi ano a besos y lengüetazos a tal punto que no aguanté más y eyaculé. Estaba como loca, ¡literalmente loca! Ya le decía papacito, mi rey, etc. Él se paró y se sacó la ropa dejando que mire su varonil cuerpo y su pene duro como una piedra. Nunca había tenido sexo y mucho menos sexo gay, pero recordé escenas de sexo oral de vídeos porno y, de rodillas, me metí su pene a la boca. Fue una sensación difícil de describir: mi corazón bombeaba con fuerza, sentía una especie de dolor y contracción en la zona de mi ano y un poco detrás de mis testículos, me dolía la barriga de los nervios y las manos me temblaban y, a pesar de haber eyaculado hace unos minutos seguía excitado pero sin erección, bueno a esas alturas, mejor dicho excitada. Seguí comiéndome su pene envolviéndolo con mi lengua, chupando sus líquidos pre-seminales, lamiendo sus testículos hasta que Carlos empezó a rugir y explotó con fuerza en mi boca, yo no lo podía creer, me sentía una mujer al 100% con la boca siendo llenada por un pene que me bombeaba semen mientras intentaba tragar todo y entonces sentí un orgasmo inmenso, eyaculé nuevamente a pesar que no tenía erección, me saqué el pene de la boca y gemí como gata mientras algo de semen rodaba de mi boca hacia el cuello hasta el pecho.
Nos quedamos casi un minuto respirando y nos miramos a los ojos, vi su pene y seguía duro. No lo pensé, era una perra su perra, me puse en cuatro y con el semen con saliva que tenía en mi boca me lubriqué el ano y le dije “¡mi amor hazme tuya, hazme mujer!”. Él metió su lengua en mi ano y me hizo estremecer de placer, la sacó y me puso su cabeza en la entrada y empezó a empujar suavemente mientras yo decía “¡dámelo, dámelo, dámelo yaaa!” y entonces ocurrió lo inesperado. Escuché la voz de mis padres llamando desde la calle, quedé en blanco unos segundos y de un brinco me puse de pie y fui sigilosamente a la ventana. ¡Eran ellos y venían con mi prima! Se supone que ellos estaban en otra ciudad y ella en la playa.
Lo que sigue les contaré en la próximo lectura. Besos.
Si quieren escribirme: compufoxy@yahoo.com

Mi vida en los cines

Me fui aislando de mis amigos heterosexuales, de vez en cuando charlaba con un vecino, Huguito, un moreno achocolatado,mayor que yo , por las noches pasaba por mi casa,y saliamos, yo era como un amig@ , una vez me dejo ver su superioridad, estabamos en su casa, en su habitacion, y muestra tremenda pija, gruesa ,negra, hermosa pija. Pero nunca le mostre mi gusto bisexual.En las tardes me iba para los cines triple x , eran mi escape a mi reprimida sexualidad, un día salir del cine con un señor mayor, me llevo a una residencia, Allí desnudos, como par de camarones no hicimos sino acariciarnos,culo,verga, pero no quisimos penetrarnos. Otra tarde en otro cine, se iba uno a los baños, allí había una filita ,el motivo un joven gordo,pelirrojo,se dejaba penetrar,muy guapo, logre mi turno, hasta el jadeo meto mi pija, dejando mi leche. Ya con mas experiencia, iba a los cines, me sentaba, buscaba un señor que me agradara, siempre los buscaba mayorcitos,junto a alguno,sentado,la sala oscura,empezaba un@ a poner la mano sobre sus piernas, buscando el bultico de las pijas, si no me rechazaban, bajaba las cremalleras del pantalón, me enfrentaba al obstáculo del calzoncillo,y a veces con la ayuda del señor, tomaba mi mano las calurosas pijas, generalmente eran pijas pequeñas, y empezaba a másturbarlos,ellos al rato hacían lo mismo conmigo,y así los brazos cruzados, y en movimiento nos desarrollabamos. Y así ya roto el temor, algunas pocas veces, al sacar la pija en vez de masturbarlo, me agachaba y me llevaba a mi boca las pijitas, hasta hacer de su semen parte de mi liquido bucal. Fue una epoca buena,el olor de los baños, el olor a semen de los cines, el uso del tacto en la oscuridad, una de mis ultimas entradas a estos cines,no me sente, parado en un corredor lateral de la sala, empece a tocar culos,vergas,cuando de repente me vi rodeado de varios señores, que no veía, pero si sentía sus manos que me acosaban por todo el cuerpo, culo,pija,me bajaron los pantalones,me acariciaron…

Doble penetracion

Después de la fallida noche de paja asistida todavía tenía la pija dura
Busque en la agenda que tenía el número de una travesti con la cual había estado

Y tome coraje y llame
Al atenderme me confesó que ya pensaba después de tanto tiempo que nunca la iba a llamar
Quedamos que la pasaba a buscar por el laburo que era una peluquería ya que justo estaba saliendo de trabajar con una amiga
Al llegar al lugar se veía poco por la lluvia pero la amiga era realmente decepcionante
Petisa, muy poco femenina, unas tetas descomunales pero desproporcionadas para su cuerpo, un culo tipo la mulatona de clemente, un pelo larguísimo rubio que le llegaba a la cola, ósea una lizzi tagliani pero petisa
Al subir al auto me la presenta como lila y también le pregunto su nombre ya que habíamos estado juntos 2 veces y nunca nos dijimos el nombre
Se ríe mientras le digo el mío y me dice que a ella le dicen lunita
y me dicen que justo iban a trabajar a la zona de la calle Rodríguez Peña que acá en Mendoza es una suerte de zona roja como Palermo
Ahí nomás me atajo diciendo que tenía para el telo nomas y no me quedaba más plata y que solo quería estar con una nomas
Enseguida me dicen tonto, la segunda vez que me llaman así en la noche y la primera no me fue muy bien, no te hagas problema esta noche no te cobramos nada porque llueve y quizás iban más tarde a trolear(sic)
Le pregunto a donde vamos y me indican un telo que estaba cerca
Al entrar y pedir la habitación no tenían disponible comunes así que tuve que pedir una con hidromasaje
Al entrar en la habitación lila que era muy divertida y no paraba de hablar se puso a llenar el hidromasajes y yo me fui al baño
Después de cagar bien y un buen rato en el videt para dejar limpio lo mejor posible mi ano y sentir el chorro de agua caliente que entraba en mi culo
Salí solo vestido con mi bóxer y la pija parada
Al salir las 2 estaban totalmente desnudas sentadas en la cama solo con la tenue luz de una lámpara de la pared y el reflejo del televisor lcd que estaban pasando una porno con un negro enormeeeeee como el de la película milagros inesperados pero más grande todavía y con una pija que parecía el brazo de una persona común el tamaño y para colmo se cogía una chica china delgadita que no pesaría mas de 40 kilos, la partía cada vez que se la metía
Me acerque a la cama y tome de la mano a lunita, la hice para y la empecé a bezar mientras refregaba mi pecho en sus tetas
Lila se arrodillo y me bajo el bóxer y empezó a chuparme la pija
Mientras yo besaba a lunita le agarraba la pija y se la pajeaba delante de la cara de lila
Entonces nos fuimos al yacuzzi
Los 3 metidos en el agua con dificultad por el tamaño pajeabamos al otro
Lila se paro y me puso sus enormes tetas en mi cara y luego su pija venosa corta y muy ancha y cabezona en mi boca
Le quite la espuma y se la empecé a chupar toda mientras le agarraba y masajeaba los huevos
Lunita miraba como chupaba yo mientras ella me tocaba el culo y de apoco debajo del agua iba metiendo un dedo dentro de mi culo
Lila me invita a ir a la cama y nos secamos y ella se tiro boca arriba con la cabeza en el borde de la cama y le metí la pija en la boca hasta el fondo
Podía sentir y ver como la cabeza de la pija entraba un poco en su garganta y ella lo disfrutaba sin hacer arcadas
Entonces mientras me la chupaba me incline para adelante y le empecé a pajear su pija que se le había dormido un poco
Una vez que se le paro me acomode con ella en un 69 de costado y cada uno disfrutaba de la pija del otro
Lunita seguía en el agua mirando la película que el negro ahora le estaba partiendo el culo a la flaquita
En eso sale del agua con su pija parada, seca un poco y veo que se pone un forro y se pone detrás de mí a lo que le digo que lo haga despacio, porque no quería que me duela
Se para busca en su cartera una crema y pone un poco en el culo y en su pija
Se pone bien pegada a mí en mi espalda y de a poco siento como me mete la pija en el culo
Una vez toda adentro me abraza fuerte y con su pelvis empieza a entrar y salir muy despacio y hasta el fondo de mi culo
Mientras me cogía despacio y yo hacía y me hacían un pete lunita me decía cosas al oído
Como me gusta tu culo putito
Te lo voy a romper más
Algún día te lo voy a llenar de leche el culo
Eso que me decía me calentó tanto que no aguante más y acabe un gran chorro de leche en la boca de lila y ella la saboreo toda y trago hasta la última gota
Una vez que limpio bien mi pija dijo ahora me toca a mí disfrutar de ese culo
Entonces lunita se acostó boca arriba en la cama se sacó el forro y se empezó a pajear con si pija en mi boca
Y de atrás vino lila que se había ido a poner un forro y me la puso de una
Me dio mucho dolor ya que era muy gruesa y cabezona
Me empezó a coger fuerte y podía sentir sus bolas que colgaban mucho rebotar contra las mías cada vez que me la metía toda
Casi al mismo tiempo que me acaba en la boca lunita y me mete más la pija adentro para que no se caiga ninguna gota de leche, lila acaba dentro de mi culo y al sacar la pija la el forro sale un poco sucio de caca y me dice viste putito que te ibas a cagar con mi pija y toma una toalla la moja y me limpia el culo mientras yo seguía en 4 tragando los restos de leche de la pija de su amiga
Mientras me limpiaba sentía que tenía el culo reabierto y mi pija y huevos colgaban flácidos
Me tiro arriba de lunita y la beso en la boca todavía con restos de leche de ella en mi lengua y se la paso a la suya
Mientras la besaba podía sentir nuestras pijas que se rozaban flácidas
Hasta que dé a poco se me empezó a parar entonces les digo ahora me toca a mí romper un culo y me pongo un forro y las 2 se pusieron en 4 una al lado de la otra en el borde de la cama
Y me dicen acá temes rompe los 2
Parado en el borde de la cama se la metía de golpe a lunita y podía sentir el hedor de los pedos que le hacía salir cada vez que empujaba mi pija hasta el fondo
Con mi mano tocaba el culo de lila y sus huevos y notaba que se le paraba la pija
Una vez que se le paro bien se la saque del culo a lunita y se la puse de golpe a lila
Entro con facilidad ya que por lo visto tenía el culo bien abierto ya
La agarre de los pelos y le tiraba la cabeza para atrás mientras la cogía ella arqueaba su espalda
Así estuve un buen rato pasando de culo en culo con mi pija y nunca soltaba el largo pelo de Lila
Las 2 tenían las pijas paradas y se tambaleaban junto con sus huevos para todos lados cada vez que las cogía
Sentía muy bien como mis huevos golpeaban en sus culos y huevos
De pronto cuando tenía penetrada a Lila, lunita se pone boca arriba y se pasa debajo de Lila y me pide que le saque la pija así la cogía ella
Y mientras la penetra me dice que una vez que entre toda se la ponga yo también a Lila así la cogíamos los 2
Así con mucho trabajo fui penetrando a Lila y podía sentir el su ano súper apretado y la pija de lunita dentro de su culo
Luego de un arduo trabajo para que entren las 2 pijas agarre a Lila de sus brazos y la sostenía así atrás y empezamos a cogerla con dificultad
Ella gritaba del dolor
Era increíble como movía su culo para recibir las 2 pijas con placer
Esta travesti poco sexi y grotesca cogía como la mejor
Hasta que de pronto ella mordía las pijas con sus nalgas y eso provocó que yo acabara dentro de su culo
La pija s eme bajo enseguida y se salió de su culo
Lunita también se la saco y se tiraron en la cama extasiadas
Mientras me sacaba el forro lleno de leche tome la toalla y le saque el forro a lunita que tenia su pija parada todavía ya que no había acabado
Me tire en la cama boca abajo entre las piernas de lunita y le empecé a chupar la pija y los huevos
Así yo boca abajo siento que Lila se me sube encime y apoya sus enormes tetas en mi espalda y pone su pija parada en la raya de mi culo
Y mientras yo chupaba la pija me bezaba el cuello y me decía cosas como chupa putito que ahora te rompo el culo
Y en eso siento que me quiere penetrar sin forro
Entonces me incorporo rápido y le digo que sin protección no
Entonces ella va a buscar forros a su cartera y lunita también le pide uno ya que quería cogerme ella primero
Una vez que lunita se puso el forro se tiro boca arriba y me pidió que me siente arriba de su pija
Me meti su pija en el culo de espalda a su cara y Lila se paro al lado mío para que pajeara su pija que tenia forro puesto
Yo subia y bajaba metiendo toda la pija en mi culo
De pronto Lila no escuche que le dijo a lunita
Y lunita me pide que me de vuelta
Así que con la pija en mi culo me puse cara con cara con lunita siempre sin sacar la pija de mi culo
Ella empezó a cogerme fuerte y de pronto siento las manos de Lila que tocaban la pija de lunita y mi culo
Era que estaba llenado mi culo y la pija de lunita de crema para ponerse detrás de mí y así tratar de meter su pija en mi culo
Yo sentía como la cabeza abría mi ano de a poco
Lunita seguía entrando y saliendo de mi culo con su pija muyyyyy despacio
El dolor era muy intenso cada vez que entraba un poco la cabeza
Y las dos me decían aguántate que te vamos a reventar el culo
Hasta que no guante más el dolor y tuve que sacar las 2 pijas del culo
Y les dije que me perdonaran pero que no aguantaba más el dolor
Las hice parar a las 2 y yo sentado en la cama les saque los forros y empecé a pajear y chupar la pija a las 2
Así fueron acabando las 2 en mi boca y guarde la leche en mis boca para parame y besar a las 2 con su leche en los labios y así tragar todos el semen juntos
Lunita me decía mientras la besaba que hijo de puta que sos como me gusta coger con vos
En eso sonó el timbre que se terminó el turno
Nos bañamos y cambiamos y al salir ya no llovía así que me pidieron que las llevara a la calle donde trabajaban
Les pregunte si todavía les quedaba ganas de coger
Ella respondieron que siempre
Que lo tomaban más que por placer que como un trabajo
Me contaron que atendían muchas veces parejas que o querían que se cojan al tipo y ella mirar o que se cojan a la mujer o a los 2
Las deje en la calle y me fui con un bastante dolor en el culo por tener casi 2 pijas en el culo
Pero pase una noche increíble después de como empezo

Mi debut con una traviesa como pasivo

Por donde comenzar mi relato de mi debut como pasivo activo con una traviesa, supongo que por el comienzo, como todo relato, mi interés en las travestis comenzó cuando un amigo mio me presto un cd con fotos porno en general, en donde había de todo y eso incluye fotos shemale, al principio solo las miraba, pero de a poco me fui calentando con ellas, en especial las que parecían traviesas activas con sus hermosas pijas paradas, asi que cuando iva a los caber me bajaba pequeños cortos de pelis shemale para masturbarme en casa, después de un tiempo me comenzó a rondar por la cabeza de estar con una de ellas, pero mi verdadero puntapié fue mi debut en los tríos, en el primero también tuve algo de bisexualidad lo que me gusto mucho y me iso decidir que quería probar el ser pasivo y que mejor forma de hacerlo que con una travesti, por un tiempo llame a varias por tel, hasta que me anime y coincidiendo con que tenia que ir a la casa de un amigo en el centro, llame a dos de ellas, y como era fon de semana solo una trabajaba, asi que dije este es mi dia de debutar como pasivo, antes de ir me bañe y estuve jugando con mi cola con varios dedos, cuando llego el momento tome el colectivo y me dirigí a mi debut.

Estaba muy nervioso cuando me encaminaba al edificio de la chica travesti, no se si les habrá pasado a ustedes, llegue a la puerta y toque el timbre, una vos me pregunto quien era, di mi nombre y me abrieron con el portero eléctrico, una ves adentro subí por el ascensor y me dirigi al departamento de ella, llame al timbre y me abrió una trabiesa que no era una belleza, pero bueno estaba ahí súper caliente y entre, para mi sorpresa no era ella con la que había hecho la sita, sino que era su compañera, mi traviesa estaba ocupada, asi que ella me dijo que la espararia en su compañía, me acosté en su cama con ella mientras charlábamos y no puede frenar mi tentación y comencé a acariciarla, estábamos un poco a oscuras asi que no veía bien y ella me respondió a mis caricias, que fueron bajando hasta llegar a su tanga y meter mi mano en su entrepierna y sentir una hermosa pija que ya estaba parándose para mi, la saque y comencé a masturbarla, en un momento dado le digo, que grande la tenes y ella me responde toda melosa, mi compañera la tiene mas grande, seguí acariciándola y le pregunte si podia darle un beso, a lo que ella me dijo que si, me agache en lo oscuro y la bese, y antes de pensarlo la tenia en la boca y la chupaba con muchas ganas, pero tuve que dejarla por que lla me dijo que si seguía eso seria un servicio jajajaja, le pedí disculpas y la guarde dentro de la tanguita y seguí acariciándola por arriba, hasta que sentí que ella se la bajaba y me la ponía en la mano, que hermosa sensación fue esa. A mi hembra macho le gustaba lo que le hacia, al ratito se siente que mi futura desvirgadota se desocupa y me llama, Sali de la cama y me dirigí a la habitación.
Tuve la sorpresa que la traviesa que me iva a atender ya la conocida por fotos de una pagina de shorts y que antes había llamado pero que nunca me avia animado a ir, bueno ahora la tenia adelante mio, me saludo y cuando arreglamos los asuntos de dinero, me dijo que me desvistiera y ella se bajo su top dejando una enorme lolas al aire se se acostó con su hermosa tanga, esperando que le hiciera compañía en la cama.

Una ves que me desnude me acosté y le pregunte si besaba, a lo que me dijo que si y nos besamos apasionadamente como amantes, después baje a su entrepierna y le saque la tanga, donde aprecio una hermosa mamadera de carne que comencé a chupar con muchos deseos, era muy rosada y tenia unos hermosos testículos llenitos de leche, los chupe todos al igual que la mamadera, cuando se puso a punto me pregunto que quería hacer a lo que le dije que queria hacer de pasivo para comenzar, asi que me sio poner en 4 y me comenzó a acariciar la cola y a pasarme gel, que sensación, después senti un par de dedos con los que jugo un ratito hasta que sentí que apoyaba su cabeza y comenzaba mi debut, me relaje y espere, dolió u poco pero me dijo que respirara ondo y asi lo hice, hasta que ella acerca su rostro a mi oído y siento que me dice, listo ya la tenes toda adentro, me di vuelta y la bese otra ves, después de eso me tomo de la cintura y comenzó a bombearme la cola, no lo podía creer me estaba cogiendo, era yo el que estaba en 4 patas adelante y no detrás, fue espectacular, asi estuvimos un ratito hasta que me la saco y me iso acostar boca arriba y puso un almohadones debajo de mi cintura y me cogio patitas a los hombros, ahí si que la sentí muchísimo mas que antes, eso también duro un rato hasta que no me resistí y le pedí si podía acabarme en la boca, quería probar su semen a lo que ella sonrió y me la saco se acostó, se saco el preservativo y me fui a su pija la comence a chupar con verdaderos deseos de leche, ella gemía y me agarraba de la cabeza, hasta que comenzó a masturbarse muy rápido y de pronto agarra bien mi cabeza y me unde su pija en la boca y siento el chorro de semen que salta ami lengua y lo trago con muchas ganas y la sigo chupando para sacarle mas y ella sigue gimiento, hasta que dejo de salir, y veo la ultima gotita en la cabeza de su mamadera lo que le paso la lengua y se la muestro y le pregunto si quiere, se sonríe y me dice no, y yo contesto, mejor mas para mi y me la trago como había hecho con el resto de su lechita, después d eso, me toco ser activo, otra hermosa experiencia pero no tanto como ser pasivo con ella, la cogi en un par de posiciones y acabe, después me fui a higienizar y mientras faltaba un ratito par irme charlamos y no deje de chuparla, fue un hermoso debut con ella, lastima que después no la vi mas y se fue a Europa, Numa me olvide de ella, espero poder poner una foto de mi desvirgadota con este relato, si no puedo ustedes sabrán perdonarme, espero lesilla gustado mi relato, me gustaría encontrar a otros que también disfruten de las travesti para charlar de nuestras experiencias, saludos

Dios mío, que trío.

A los 25 años salía con Fabián.
Lo había conocido en un boliche y desde la primera vez que lo vi me lo quise coger. Era hermoso, un vago, un tipo de la noche, lo que se diría un caravanero, pero era irresistible. Un bombón.
Obviamente esa primera vez que lo vi me lo cogí entero, y también la segunda y la tercera y así empezamos a salir.
Llevábamos casi un año juntos y hasta ese entonces puedo afirmar que ese había sido el mejor sexo de mi vida. Nos enseñamos un montón de cosas juntos.
Supongo que por su manera de ser Fabián se habría acostado con otras chicas mientras salía conmigo, nunca me enteré. Igualmente yo tampoco era una carmelita descalza y a alguno me comí en ese entonces, pero para ambos bandos jugaba eso de “Ojos que no ven, corazón que no siente”.
En ese entonces yo salía muy seguido con Paula, una compañera de facultad con la que nos habíamos hecho íntimas amigas.
Un día Paula, llegó llorando a casa. Yo justo estaba a mitad de un polvo memorable con Fabián, pero amigos son los amigos así que abrí la puerta y la atendí. Entró hecha un trapo de piso. Me contó que Mauro su novio la había dejado por otra y que estaba hecha mierda, que no sabía que hacer. Debo aclarar que Paula es de esas personas que dramatizan todo y viven ahogándose en vasos de agua. Le dije a Fabi que me disculpe, que se fuera que yo después lo llamaba. Obvio no se hizo drama, Fabián era todo lo contrario de Paula, no se calentaba por nada. Preparé dos cafés y tuve, con mi amiga, una larga noche de charla ininterrumpida. Me tocó hacer de pañuelo y me la banqué bastante bien.
Estaba tan destrozada que daba lástima verla.
La consolé hasta donde pude.
Le dije que no se hiciera problema, que los hombres son todos unos hijos de puta, que ya encontraría a alguien que la mereciera.
Se tranquilizó y le dije que para alejarnos un poco de todo, el próximo fin de semana, que era largo, nos íbamos a ir a Mar del Plata a revolear las patas las dos juntas.
Le conté lo del viaje a Fabián y no se hizo drama, al contrario me alentó para hacerlo, ojo, no le dije la parte de revolear las patas, pero imaginaba que él también algo se iba a organizar, no era de los que le gusta ir a dormir solo.
La cuestión es que llegamos con Paula a Marpla el viernes a la mañana y nos acomodamos en el hotel, muy lindo por cierto, en el barrio Los Troncos. Almorzamos juntas y nos fuimos a caminar por la peatonal. Hay que decir que la ciudad en esos feriados largos es un hormiguero. Gente que sobra por todos lados. Viendo el lado positivo, es un muestrario de pibes lindos por doquier, sobre todo a la noche en los boliches. Pero ese fin de semana no iba a ser tan largo como suponía. Cayendo la tarde sentadas en la peatonal y mientras tomábamos un café organizábamos nuestro raid nocturno. Yo le decía que nos íbamos a levantar a dos flacos que nos íbamos a ir con ellos y se la iban a coger tan bien que se iba a olvidar de Mauro y de todos sus problemas. En lo mejor de charla estábamos cuando pasó lo increíble, porque las cosas pasan y cuando se dan por algo es. Caminando por la peatonal muy tranquilo, Mauro, el ex de Paula, abrazado con la “otra”.
Paula se desmoronó, empezó a llorar a moco tendido y a los gritos. De más está decir que Mauro ni se enteró.
La paré, pagué la cuenta y nos subimos a un taxi para volver al hotel.
En la habitación y aun llorando Paula sacó su bolso y empezó a meter todo adentro.
—Yo de acá me vooooooy!!!!!!, no quiero estar en la misma ciudad que este hijo de puta!!!!!— gritaba como una parturienta.
—Pará Pau, tranquilizate— intentaba poner paños fríos.
—No me tranquilizo nada, este hijo de puta me va a perseguir toda la vida— y seguía llorando
—No Pau, es una casualidad, por favor calmate.
—No me calmo, me voy.
No la pude convencer, así que llamé a la terminal y reservé dos pasajes para las 21:30 de vuelta a Buenos Aires.
De nuevo en Buenos Aires me ofrecí para ir a la casa de ella para estar juntas y calmarla en caso de depresión.
Me dijo que no, que quería estar sola.
Para mi pensé que era lo mejor, había tenido dos viajes en un día, una escena de llanto incontenible en la peatonal de Mar del Plata y sinceramente quería llegar a casa y dormir.
Así que me tomé un taxi desde Retiro.
Pagué y bajé del auto.
Primera sorpresa, estaba el auto de Fabián estacionado en la puerta. Viernes dos de la mañana y este en mi casa. Dos opciones o prestó su dpto. a algún secuaz o no tenía nada para comer en su casa y aprovechó que en mi heladera siempre hay algo.
Después de todo no todo estaba perdido, pensé que luego de tanto trajín un buen polvo con mi chico sería algo así como refrescante.
Entré tratando de no hacer ruido, para sorprenderlo.
Segunda sorpresa en el living había ropa de mujer tirada en el piso. Podría haber empezado a los gritos, pero no se que parte de mi morbo me obligó a mantener el silencio y averiguar lo que estaba pasando sin armar un escándalo.
De la pieza venía luz y se escuchaban ciertos gemidos, había ruido a movimientos, el garche se olía en el ambiente a medida que me acercaba.
Me asomé por la puerta y ahí estaba él montándose por atrás a una rubia.
O sea repasemos la situación, me voy de pañuelo descartable de una amiga a 500 kilómetros, pensaba divertirme pero no se me dio, me tengo que volver porque la otra histérica hizo un melodrama de su vida y encima mi novio se está garchando a una mina en mi casa y en mi cama. ¿Una situación de mierda no?
Tenía dos opciones o armaba un escándalo ahí nomás y empezaba a repartir sopapos o me hacía la lady y manejaba la situación con frialdad. Elegí la segunda.
—Fabi, ¿que sorpresa?— dije y la voz me traicionó en el final de la frase.
Se dio vuelta en el aire y no podía creer lo que estaba viendo.
—¿Qué hacés acá, no estabas en Mar del Plata?
—Es una historia larga, otro día te cuento, ahora quisiera dormir— no entendía por qué, pero se me había hecho un nudo en la garganta.
—¿Quién es este bombón?— preguntó ella
Tercera sorpresa, cuando ella se dio vuelta para mirarme noté que tenía entre sus piernas una pija tan linda y tan grande como la de Fabián.
El muy hijo de puta se estaba comiendo un travesti.
La cara que debo haber puesto fue fatal, porque Fabi saltó de la cama…
—Dejá que te explique—
—Salí hijo de puta, qué me vas a explicar?—
Me di media vuelta y me fui a la cocina.
Me siguió.
Me alcanzó.
—Fionna, mi amor…
—Que Fionna mi amor, pelotudo, no defiendas lo indefendible.
Debo confesar que parado adelante mío en pelotas, transpirado ese cuerpo tatuado, estaba para cogerlo ahí mismo.
No se por que, tal vez el día que había sido agitado, quizás por Paula y su llanto o por el mismo cansancio es como que me ablandé.
El me puso una mano en el hombro y sentí una descarga en todo el cuerpo.
Me abrazó fuerte, me rodeó toda.
Su cuerpo largaba olor a sexo y transpiración.
Me besó, lo dejé besar. Metió su lengua en mi boca y me apretó con fuerza. La duración del beso fue lo que tardó su pija en ponerse tiesa. La sentía dura en mi vientre y me empecé a mojar. No digo que me había olvidado lo vivido quince minutos antes, pero como que lo corrí del plano de importancias.
Me alzó y me sentó en la mesa de la cocina.
Me abrió las piernas y me seguía besando con fuerza.
Las tetas se me endurecieron, eso me delató.
Sin decir nada me metió la mano entre las piernas y se dio cuenta de mi humedad. Cortó el beso y me miró. Sonrió y me guiño el ojo. Yo dura, no mostré ni media mueca.
Me sacó la remera y el corpiño y empezó a chuparme las tetas con esa suavidad que tienen los hombres cuando quieren hacer las cosas bien. Me empecé a dejar hacer lentamente, me solté de a poquito, tenía ganas de coger. Su lengua iba y venía, mis tetas, mi cuello, mis hombros. Me empezó a besar el ombligo y bajó a la concha. Como chupaba ese hijo de puta. Si tuviera que hacer un top five de los mejores mineteros de mi vida Fabi estaría segundo o tercero.
Yo ya estaba como para ponerme uno de esos carteles amarillos que hay en las casa de comidas rápidas, “cuidado piso húmedo”, cambiando la palabra piso, por concha.
Cinco minutos de lengua hasta mi primer orgasmo.
Me bajó, me sacó la bombacha y la falda. Se sentó en una silla, me quiso sentar arriba suyo, pero preferí diferirlo y directamente me arrodillé entre sus piernas, jamás perdí la oportunidad de meterme tremenda hermosura de carne en la boca y esa no iba a ser la excepción. Todavía tenía olor a culo, pero a esa altura no me importó y de un bocado me la metí hasta los huevos. Empecé a subir y bajar succionando, cada vez que tocaba fondo mi lengua pasaba por sus huevos.
Sentía que le latía la verga, iba a estallar de un momento a otro.
—Bueno, bueno, hay una fiesta y no me invitan—
Parado o parada en la puerta estaba el travesti, que se ve hacía rato estaba espiando porque estaba al palo.
No pude evitar mirarle la verga, disimuladamente la comparé con la de Fabián en un vistazo rápido, estaban las dos cabeza a cabeza, como a alguien con ese don se le había ocurrido patear para el otro lado.
—Seguí con lo tuyo nena que se ve que lo hacés bien— me dijo y se me acercó por atrás.
Me agarró de la cintura mientras yo seguía chupando y me abrió las piernas. Me la mandó hasta el fondo, mucho no le costó porque yo estaba empapada.
Me empezó a bombear lentamente, tranquila, con la suavidad de una mujer, más allá de tener la pija de un toro.
Les comento que es muy raro dar vuelta la cabeza y ver un par de tetas, grandes, bambolearse mientras te cogen, nunca lo había experimentado, lo demás era conocido, un pito adentro, centímetros más centímetros menos, siempre es un pito adentro.
A Fabián la situación lo debe haber vuelto loco porque enseguida empezó a eyacularme en la boca.
—Seguí Tamara, no pares— decía mientras acababa.
Además de puto, mal gusto, si te vas a elegir un nombre no te podés poner Tamara, creo que después de Felix, es el nombre más felino que conozco.
La cuestión es que Tamara no paraba y cada vez me daba con más fuerza.
Me separó de Fabián y me acomodó en la mesada.
Me la sacó y de mi concha salió ese ruido que sale siempre cuando se despide aire. Se rió y yo también.
Se agachó y me empezó a lamer el culo, con los dedos arrimaba el jugo de mi vagina y lubricaba mi ano. Me metió un dedo y yo me aflojé. Se me paró atrás y me la empezó a acomodar. La cabeza era enorme y con trabajo entró y ya se sabe que una vez que entra la cabeza lo demás va solo. Así que me empezó a hacer el culo. Trabajaba el polvo como un animal. Yo ya no sabía si estaba siendo cogida por un tipo, una mina o un burro, la cuestión que la suavidad del principio pasó a ser violencia.
Fabián, espectador VIP se había empezado a tocar y ya la tenía empalmada de nuevo.
Tamara lo miró y le dijo..
—Ya que estás por qué no terminás lo que empezaste hoy.
Fabi se rió. Se paró, abrió la heladera y sacó un pan de manteca (todos vimos “El último tango en París”) y tomó un pedazo con su mano y lo frotó por el culo de Tamara.
Enseguida estábamos los tres en un tren de sexo terrible. Tamara me hacía el culo a mi y Fabián a ella.
Se ve que cuando Fabián se la puso le aceleró la excitación ya que ella me llenó el culo de semen. Tuve un orgasmo. Quería más.
Así que me la saqué de adentro y dejé a Fabián culeandolá, me agaché y empecé a tragarme el pito de Tamara, todo pegoteado, aun con restos de leche y con un poco de olor a culo, el mío.
Se lo hice poner tieso de nuevo, era hermoso en serio.
Le pedí a Fabián que parara. Me hizo caso. Lo agarré de la mano y lo senté en una silla, me agarré el culo con ambas manos y lo abrí y me senté arriba de él que estaba más al palo que yo.
Me recosté contra su pecho y abrí las piernas mostrándole mi Concha a Tamara.
Advirtió la jugada y me la puso toda en la cajeta.
Estuvimos así cinco minutos.
Mi novio me hacía el culo y un trava la concha
estaba plena, en una situación rara, pero plena.
Tamara la sacó totalmente dura y mojada.
Fabi me paró y me puso en cuatro en el suelo.
Me empezó a coger violento.
Cuarta sorpresa, ahora era Tamara la que tenía el pan de manteca en la mano.
Un minuto después, mientras Fabi me rompía el culo a mi, Tamara lo montaba a él. Yo siempre era la locomotora, los vagones rotaban.
Veinte minutos trenzados hasta que Fabián me llenó el culo y Tamara se lo llenó a él. Tuve un gran orgasmo
Nos quedamos los tres tirados en el piso de la cocina.
Ella pidió darse una ducha.
Fabi y yo nos miramos y nos reimos.
Mientras ella se bañaba, Fabián y yo nos tiramos en el sofá e hicimos un 69, de puro viciosos.
Cuando salió, aun estábamos desnudos, pero recostados en diferentes sillones.
Cuando ya se dirigía a la puerta Fabi dijo.
—Esperá que voy a buscar la billetera—
—No bombón, esta la invita la casa, la próxima la pagás—
Debo confesar que ese trío volvió a verse alguna vez más, pero eso, es otra historia.

FIN

Los antojos de ella

Andrea y yo hace cinco años que estamos casados. Ambos estamos empleados en la misma empresa. Yo soy gerente de administración y Andrea es la secretaria del presidente. Mi mujer es muy bonita, fina y de excelente presencia. Tenemos dos hijos varones.

Los jueves sale con las amigas. Uno de esos jueves volvió con unas copas de més y me dijo algo al oído:

– ¿Un qué? – Dije incorporándome en la cama
– Un travestí – Me dijo Andrea con total desparpajo
– Para? – Fue mi contestación medio tonta
– Decime si no te gustaría?? – Me dijo dándome besitos en la oreja
– Pero me va a querer coger a mi!!!!
– Si a mi me gusta que vos me hagas la colita, a lo mejor a vos también que te la haga un travesti, – Me decía en la oreja, con una voz que derretiría a cualquiera – por allí le encontras el gustito, que te preocupa??? Yo quiero verte porque me calienta muuuuuuuuuuuuucho.
– Es que es mi colita….
– Tu colita es MI colita.

Obviamente no le di importancia ya que me pareció que era otra más de las fantasías que solíamos jugar en la cama. Teníamos varias de esas como, que nos veían y que algún extraño se nos unía, a veces era una mujer, otras un hombre o varios.

Paso el tiempo y un fin de semana largo que nos quedamos en casa, Andrea me dijo que salía con unas amigas y que muy probablemente llegara tarde. Lo tome como lo más normal del mundo, me quedé con los chicos, ella salió antes de la cena así que me pedí una pizza y unas cervezas, me acomode en el sillón y prendí la tele, me quede viendo una película hasta tarde, acosté a los pibes y después me fui a dormir.

Como a las cuatro de la mañana escucho la puerta que se abre, la voz de Andrea y algunas risitas. No llegue a escuchar nada más y me quede en la cama esperándola. Al rato escucho que deja la cartera, se saca los zapatos, siento el ruido del cierre de la ropa y que venia para el dormitorio. Se acostó totalmente desnuda en la cama y pude sentir su cuerpo frío contra el mío, me estremecí un poco.

– Qué tal fue la reunión?
– Linda, nos divertimos mucho, ¡hasta bailamos….!
– Quiénes fueron?
– Maria, Celina y el resto de las chicas.
– Concurrido…
– Estas dormido? – Me pregunto de la manera más “inocente” del mundo, mientras me acariciaba la cola y me lamía la oreja.
– Depende
– ¿Del amiguito? – Me dijo, llevando su mano hasta mi pija y comenzando a acariciarla.
– El siempre te espera y tiene ganas…

Allí me di vuelta, la tome entre mis brazos y comencé a besarla en los labios. Le di un profundo beso de lengua y pude sentir el olor a alcohol, el humo en su pelo, la transpiración en su piel.
En sus tetas me detuve un largo rato, luego le acaricie el culo. Le toque la concha con mis dedos y pude sentir que estaba muy mojada.

– Epa, que mojadita que estamos hoy – Le dije.
– Es que te tengo una sorpresa – Me contesto.
– Sorpresa, cual?? No estoy muy seguro si quiero una ahora….
– Relájate – me contesto mientras me ponía de espaldas y se sentaba arriba mío.

Esta posición me encantaba ya que podía verle las tetas balanceándose, las podía pellizcar, besar, su pelo caía sobre mi cara y tenía la libertad de darle pellizcos o cachetearle la cola.

Se quedo un rato así, comenzó con besitos por mi pecho, tomo mis pezones en sus labios y los beso y mordió apasionadamente. Luego siguió bajando hasta mi ombligo, lo beso, metió su lengua, me saco el calzoncillo lentamente, tomo mi pija con sus manos y comenzó a chupármela. No hizo falta mucho para que estuviera totalmente al palo y con todas las ganas de cogérmela.

– Parece que la fiesta nos dejo muy calientes- Le dije – Que anduvieron haciendo?
– Traje a una amiga – Me contesto levantando la cabeza Eso me sorprendió e instintivamente quise levantarme y taparme.
– Una amiga tuya, aquí?? Y nosotros así??
– Le hable de vos y a ella le va a encantar conocerte….
– Cómo se llama, la conozco???
– Se llama Karen, no la conoces y es muy tímida, no esta acostumbrada a estas cosas
– Y entonces qué hace acá??? – Le dije tomándola de la cintura y trayéndola hacia mí.
– Nunca estuvimos a solas, si esa era tu pregunta…
– Ok, – dije excitadísimo, si era una amiga y ella estaba de acuerdo, que más podía querer – Me la vas a presentar o no?

– Te dije que era muy tímida así que a vos te toca cerrar los ojos.

Era rídículo, pero agarró una tira de seda que teníamos en el cajón para estos juegos y me vendo los ojos. Entre la penumbra de la habitación y la venda, no podía ver nada, solo escuche los pasos de Andrea por el pasillo, como hablaba con alguien, zapatos que caían al piso, mas ropa que caía al piso, y las pisadas que venían hacia la habitación.

Luego pude sentir una boca por mis piernas. No me lo esperaba así que me sobresalte, y me moví.

– Tranquilo, te va a gustar – Me dijo Andrea, cerca mío. Entonces esa boca, no era la de ella.

Deje que, la amiga de Andrea, Karen me siguiera mimando y debo decir que era muy buena. Empezó a hacerme caricias en los tobillos y fue subiendo lentamente por la rodilla primero y luego por la entrepierna hasta mi pija que estaba a full. Allí, apenas me dio un besito en el capullo y siguió bajando por la otra pierna. Mientras tanto Andrea me daba besos en los pezones, me acariciaba, me besaba la oreja, me estaba volviendo loco.

Karen seguía muy entretenida con los besos y mimos pero ahora ya más concentrados en mi pija, primero me beso y chupo los huevos, luego tomo mi pija con sus manos y me la lamió toda desde la base hasta el capullo. Esta chica, no era ninguna novata, sabía muy bien lo que hacia.

Trate de estirar las manos para tocarla pero solo llegue a su pelo, se lo acaricie ya que Andrea no me dio tiempo a mucho mas, me empujo para que me acostara y puso su conchita en mi boca.

Obviamente no iba a desperdiciar semejante placer, y se la chupe con todas las ganas, jugué con sus labios, le tome los cachetes del culo con las manos y se los pellizque bien fuerte.

Al rato sentí que me ponían un profiláctico con los labios, esto me estaba volviendo loco, le chupe el clítoris a Andrea con todas las ganas y le apreté un cachete hasta hundirle los dedos.

Luego sentí como tomaban mi pija con las manos y la iban guiando hasta que entro en lo que parecía la cola de Karen, ya que se sentía bastante apretada y no muy lubricada. Me quede quieto y deje que Karen fuera guiando el paso, Andrea aprovecho para levantarse de mí y comenzó a besarme.

– Te gusta – Me pregunto suavemente.
– Me encanta – Le dije mientras le metía la lengua profundamente en su boca.

Karen ya se había metido toda mi pija en su culo y comenzaba a moverse muy suavemente apretando y aflojando los esfínteres cosa que me volvía loco, podía escuchar sus gemidos y su respiración agitada.

Andrea me tomo las manos y las llevo hasta las tetas de Karen. Se sentían grandes, duras, parecían operadas, no eran naturales, pero no me molestaba para nada, es más, revelaba que en parte era medio putita y le gustaba mostrarse. Se las acaricie durante un rato hasta que Andrea me tomo las manos y me las fue bajando por el pecho, y la pancita de Karen, sentí su ombligo y los pelitos del pubis bien depilado y….

Allí me lleve la gran sorpresa…. Donde esperaba encontrar una hermosa concha sentí la pija que tenia Karen…. Era la primera vez que me pasaba esto y me quede duro con la mano en su pija, mientras ella se movía lentamente.

Con la mano que me quedaba me saque la venda y pude ver a Karen… Tenia el pelo castaño, con reflejos rubios, los ojos y la boca muy pintadas, su cara era muy agradable con esos ojos castaños y tenía un cuerpo espectacular, delgada, las tetas le quedaban estupendas, redonditas, duritas, y la pija que tenia me daba envidia ya que era más grande que la mía.

Andrea ni lenta ni perezosa se agacho y le comenzó a hacer una mamada a Karen mientras ella se quedaba quieta disfrutando de mi pija en su culo. Karen estaba en el cielo, gemía y le acariciaba la cabeza y la espalda a Andrea. Después de un par de mamadas Andrea dijo

– Creo que ahora me toca a mí Lentamente Karen saco mi pija de su culo, Andrea que ya había conseguido otro profiláctico, me saco el que tenia, me puso el nuevo y se subió arriba mío.

Me encanto tenerla arriba, sentir su concha toda mojada, ver sus tetas bamboleándose frente a mí, se las tome con las manos y comencé a chupárselas.

– Vení Karen – Dijo Andrea, separándose de mi, y le tomo la pija con la mano y se la siguió chupando. – Ponemela vos también – Le dijo con vos melosa.

Era obvio que Andrea estaba muy excitada por la situación y quería más, esta era la primera vez que íbamos a probar una doble penetración. Karen ni lenta ni perezosa se puso detrás de Andrea que apoyo todo su cuerpo sobre mí, yo deje de moverme y me quede quieto esperando….

No tuve que esperar mucho y pude ir sintiendo como la pija de Karen comenzaba a empujar contra el culito de Andrea. Era una sensación muy rara, la de sentir algo más estaba allí, me seguí quedando quiero mientras Karen muy suavemente le seguía poniendo toda la pija por el culo. Andrea gemía, se mordía los labios, trataba de ir acomodándose, abría la boca, estaba gozando muchísimo. Luego Karen le dio un último empujón que arranco un grito de placer de Andrea, yo le tome la cara y le comencé a dar un profundo beso que fue ahogando sus gritos. De a poco me fui moviendo, despacio al principio tratando de acomodar mis movimientos a los de Karen y después cada vez más rápido.

Andrea seguía gritando y gimiendo, estaba en el cielo, sacudía la cabeza, sus hermosas tetas se balanceaban frente a mí y cada tanto se las mordía, se las chupaba, era un placer ver como gozaba.

– Me están matando!!!! -Gritaba mientras no dejaba de moverse.

Con un grito, que hacía mucho no le escuchaba, con arqueos de la espalda y mientras me mordía los labios Andrea acabo extasiada.

Lentamente fui bajando el ritmo y sentí como Karen le sacaba la pija del culo. Andrea se salió de mi pija y rodó sobre la cama a mi lado, seguía suspirando y se tomaba la cabeza. Con la voz entrecortada me miro y me dijo – Ahora te toca a vos. – Y le saco el profiláctico a Karen y le puso uno nuevo, aprovechando la oportunidad para darle un par de mamadas. Luego hizo lo mismo conmigo, me cambio el profiláctico, me tomo mi pija y también me dio un par de mamadas. Andrea se acostó de espaldas como para hacer un 69 y yo no pude menos que seguirla. Karen atrás mío comenzó a jugar con mi cola, primero dándome besitos, luego con la lengua que pasaba por mis nalgas y jugueteaba traviesa con mi ano. Al principio me dieron entre cosquillas y cierto “no sé qué” que hicieron que quisiera acabar…

– No seas tonto – Me dijo Andrea – te va a gustar.

Karen siguió con sus besos mientras Andrea me besaba las pelotas, las tomaba en su boca, se las pasaba por la lengua, y yo trataba de disfrutar de su concha. En un momento sentí como Karen me lubricaba el ano con algún gel y luego me ponía un dedo.

– Te gusta dulce? – Me preguntó.

No sabía que contestar, era una catarata de sensaciones, los mimos de Andrea, mi culito que era penetrado con un dedo por primera vez, el ser tres en la cama.

No espero a mi respuesta, y sin demasiados miramientos, me apoyo su pija en mi culo y comenzó a empujar. Me sorprendió lo fácil que entro, al principio me dolió un poco y tuve que salirme, luego probó nuevamente, esta vez más despacio y con un poco de cuidado, logro metérmela toda.

– Que linda colita que tenés papito, como me gusta hacértela.

Me quede quieto mientras me lubricaba con algo suave y frio. Luego me apoyó la puntita y me quedé quieto y relajado esperando adaptarme, era una sensación rara, eran demasiadas sensaciones todas juntas, no podía seguir chupándole la concha a Andrea… Karen comenzó a moverse, despacio al principio pero luego cada vez más fuerte, tomándome de la cintura.

– Te está gustando? – Dijo Karen – Te gusta mi pija en tu culo?

Andrea tenía razón, dolía, pero esto me estaba gustando, me sentí raro pensando así…. Entre los mimos de Andrea y el bombeo de Karen, no iba a durar mucho más y Andrea se daba cuenta. Se tocaba apenas el clítoris y acabó viéndome enculado como jamás la había oído gritar tanto en su vida.

– Nunca en mi vida acabé tan fuerte – Decía Andrea entre jadeos – Nunca me calenté tanto.

Karen parecía una locomotora, seguía empujando con todas sus fuerzas y yo le ayudaba un poco mas haciendo fuerza con mi cola hasta que acabe como nunca, grite y sentí un escalofrío que me recorría toda la espalda, que me llegaba hasta la punta del pelo, ni siquiera me di cuenta cuando Karen termino. Nos quedamos los tres tirados en la cama, yo en el medio con dos hermosos pares de tetas a mi lado, pero con una con una pija y la otra con una concha…

– Te gusto mi sorpresa – Me pregunto Andrea
– Es como mínimo diferente y debo decir que la verdad, no estuvo mal – Le conteste mientras le besaba las tetas a Karen.

Le pagamos a Karen y se fue. Andrea seguía caliente y yo también. Cuando yo estaba previo a un nuevo orgasmo y ella parecía que también, me dijo:

– Si te cuento otra cosa caliente, ¿te vas a enojar?
– No dije – yo en el medio del fragor.
– ¿Seguro?
– Si.
– Bueno, pero ¿seguro?
– Siiiii, dale.
– Bueno, estoy de amante con Javier, el hijo menor del dueño de la empresa desde hace varios meses…
– ¿Queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeé?
– Es un pendejito divino, tiene 22 nada más. ¡Me dijiste que no te ibas a calentar! Porque no termina ahí…

Al pendejo lo conocía de sobra, era un lacra bárbaro, simpatiquísimo y muy divertido, pero que se divirtiera con mi mujer me hacía poca gracia, pero mucho no podía zapatear, porque yo me había divertido varias veces con la hermana de él que es mi jefa, casada, madre de tres, está buenísima y es más puta que las chicas de Tinelli. Por miedo a enterrarme como la almeja, slí por la tangente:

– ¿¿¿Estás embarazada del pendejo????
– No. El tiene novia, pero también coge con los amigos.
– No entiendo – y esos sí que era sorpresa total para mí.
– Se coge a los amigos y los amigos se lo cogen a él. Quiero que nos coja a los dos y el también quiere.
– ¿A qué dos?
– A vos y a mí.
– Si vos cogés con él, yo qué tengo que ver.
– El travesti me lo consiguió él porque estaba seguro que te iba a gustar.
– ¿Y?
– Está en el living… ¡Javier! ¡Pasá! Ya estamos listos.

autor: universalis

Mi amiga y sus sospechas del marido bisex…

Me inspiro la historia de una amiga, aca va:

…Algo de cierto hay en que todas las mujeres somos un poquito bi. Es decir, los hombres no se dan picos entre ellos, al menos no es “normal” las minas si. Usamos la escusa de que “estamos jugando” o que “somos calientapijas” pero es mentira. Nos gusta probar.

Pero asi como a los hombres les gusta ver dos minas a los besos, descubrí una tarde hablando con una amiga que me calientan mucho los hombres que cojen con otros hombres… no se es algo que me pasa. Charlaba una tarde con Laura y como siempre le sacabamos el cuero a todo el mundo.

-Boluda viste la forra de Mari, pesa mil kilos es un cerdo jajaja

-Hay que mala que sos, igual se lo merece por forra. Sigue con el bomboncito?

-Jajaa al bomboncito le gustan otros “bomboncitos”

-La dejo? Se lo merece por trola…

-A no sabes nada entonces? Agarrate de algo

-De tus tetas entonces jajaja

-Si y agarrate fuerte porque esta con otra…persona, ajajja otro tipo…

-EH?! naaaahhh

-Si..

-Como otro tipo?

-Tal cual boluda, re trolo.

El bomboncito era uno de esos machotes que nos re gustan, que lo ves y ya te imaginas como coge. Casi que me dio bronca cuando me entere. Se lo quería arrebatar a ella y nunca me anime.

-Que trolo de mierda. Esta lleno de putos… Ya no hay hombres.

-Jajaja estas casada para que queres mas hombres?

-Para coger jajajaja. Pero que onda se volvió trolo de la noche a la mañana?

-Nah boluda, siempre fue putañero, y se iban en grupito al bosque

-Que bosque?

-El de Palermo, el de los travestis

-Naaaahh jodeme

-Enserio, se ivan a “molestar” a los trabas

-Y que onda?

-Nada un día lo engancharon comiendole la verga a un traba con un amigo.

No lo podía creer. Me daba un asco…Imaginate al tipo metiendose en la boca la verga de un tipo disfrazado de minas con tetas… Mas lo pensaba ams asco de daba.

-Naaaah que asco…Putos de mierda….

Seguimos charlando y cagandonos de risa. Se me hizo la hora de ir a casa a cocinarle al gordito, asi que la salude a mi amiga y me fui al garage. Empecé a marcar el celu para chismear con mi gordis y que se lo cuente a sus amigos. Que sepan que el bomboncito era marica, el mismo con el que jugaban a la pelota. Me reia maliciosamente pensando que seguro le había visto la verga a mi gordito y se tocaba pensando en él, jajaja como lo iba a gastar cuando llegara. El celu seguía ocupado…

Tomé Av. Libertador y pensaba, que loco imaginarme al bomboncito en cuatro patas y que se le suba un tipo encima. Lo imaginaba diciendo: Para, me va a doleer…
Y que el tipo le diga tranquila mamita…. jajajaj

Cuando estaba cerca del bosque donde concurrian los “machos” en busca de travestis veía como los autos doblaban y se perdían en lo oscuro del camino… Pensaba, mirá cuantos machitos se van a visitar a las “chicas”.
Hombres de familia que se sientan a la mesa despues de que otro chico les comio la verga. Tal vez incluso llevan a sus hijos a debutar ahi… Mira si mi gordis se lo llevara al nene a debutar ahi. Me imagino la conversación:

-Amor me voy a llevar al nene a debutar
-Bueno pero cuidalo gordis, que use forro…
-Si obvio
-Nene veni que te llevo a debutar, te vas a chupar una pija bien gorda
-Enserio pa? pero me da verguenza, nunca estuve con una chica…
-Es facil le corres la pollerita y vas a ver que buena verga…

JAJAJAJAJA me reia sola. Me imaginaba a los travestis parados en la ventanilla de los autos de los tipos,
-Hola papito, viniste con tus amiguitos?
-Si preciosa, la tenes grande
-agarra bebé que esta gordita y dura
Y me imaginaba a los tipos metiendole la mano bajo la pollera al traba sobandoles la verga….

Me empezó a picar la curiosidad….Queria pasar a ver que onda….
Mira si veía al novio de alguna de las chicas, o algun conocido.
Total, me quedaba de camino, y como tenia el auto de mi gordo que es bien pisterito y polarizado no me iba a ver nadie. Mentira que me quedaba de camino volvi unas cuantas cuadras y me meti en el camino detras de un auto con dos flacos.
Me temblaban las manos en el volante. Hice un par de cuadras y no habia nada, estaba re oscuro, pensaba para mi: que boluda, me llegan a chorear aca y como lo explico.. que boluda que sos Lucia…

A lo lejos una especie de rotonda donde los autos daban vueltas, al acercarme vi la primer traviesa, me sorprendi, era toda una mujer, y que curvas! Tenia mejor cuerpo que yo la muy guacha!
Tacos altos, piernas larguísimas, se bajo el top y me mostro las tetas, me empece a reir de los nervios… Que manga de putas!!! Y otra mas tras ella y otra y otra… Todas minones! Buenas tetas buenos culos… Con razon los tipos iban ahi si estaban mejor que nosotras…

Les miraba entre las piernas a ver si les veia la pija. No se veia mucho. Los pibes de adelante iban a dos por hora, no avanzaban mas y yo queria salir corriendo de ahi… Pensaba para mi: dale putito que me quiero ir, comete una verga y dejame pasar. Le habian echado el ojo a una bien alta. Estaba buena era muy femenina…
Lo veia al que manejaba y de atras era como mi gordis. Me preguntaba si mi gordis alguna vez hubiera ido ahi…

En eso que divagaba para mis adentros, la traviesa se acerca a la ventanilla del conductor se mete la mano dentro de la calza y saca la verga mas grande que vi en mi vida. Abri la boca y los ojos como pez, Maaaaaaaaaaaaaaaaalllll!!!! Que pedazod e verga!

El flaco se asomo por la ventanilla, estaba muy cerca….moooooy cerca….

-Dale putito chupala pensaba… dale, metetela en la boca….

El flaco la miraba se reia, ella se tocaba a centimetros de él.

-No, se la chupa, no puedo creer, se la va a chupar….noooo no creo…dale chupala

El pibe miro para atras, se asomo un poco mas por la ventana y atrapo la verga con los labios. Ella comenzaba a embestirlo, como cogiendo su boca. Me quede helada…Yo sentía un torrente chorreando por mis piernas, me estaba mojando toda, que hijo de puta como podía estar comiendole la verga asi a un travesti, que imagen mas morbosa, y sensual. Estaba entregado al deseo, ya no era un hombre, sino un ser con ganas de coger, chupar, tragar…

Me lo imaginaba pajeandose mientras chupaba, quizas su amigo se la chupaba a él. Mire hacia un costado y habia dos pibes agachados comiendole la verga a otro travesti que estaba contra un arbol, rubia, grandota, hermosa… Dios que era este lugar, todos se entregaban a
sus deseos mas perversos, mi mano urgaba ya sin poder controlarla dentro de mi bombacha mojada, me estaba pajeando dentro del auto… Vi como ella le agarraba la cabeza a él y se convulsionaba, estaba acabando en su boca, y el la dejaba hacer.

No pude mas explote en un orgasmo increible, grite, no pude controlar mis espasmos.
Cai en la cuenta de donde estaba, el tiempo que habia pasado y acelere como pude y me fui de ahi. Me sentia con culpa, sucia, exitada todavía… que escena increible, no la podía haber ni siquiera imaginado…
Llegue a casa, estacione y me fume un cigarrillo antes de entrar. Al subir mi gordis se habia ido, estaba Juani mi nene, con sus benditos jueguitos.

-Hola bebe, donde esta Papi?
-Que haces Ma, se fue con el padrino y el tio Luis. Dijo que no lo esperes despierta que vuelve tarde.
-Comiste?
-Si ma
Puta madre, le tuvo que hacer la comida él, se debe haber re calentado. Tarde mucho en llegar y mi celu lo tenia
sin bateria ya, seguro me lleno de mensajes…

-Te dijo a donde iba papi amor?
-Si, al casino…

El casino queda a la vuelta del bosque. Entre en panico, tal vez hasta me vio!! Encima yo tenia su auto…
-Estaba enojado Pa’ amor?
-Si, dice que te llamo mil veces…

(garcha! pense) Vi mi auto en el garage por la ventana y pense en que mierda salieron estos guachos?
-En que auto se fueron en el de Luis, bebe?
Ya molesto me respondia:
-no se Ma, en el negro…

Me recorrió un escalofrío…
-El polarizado…?
-Uh si ma, pareces policía…

Lo llame al celu.

– Amor perdona se me hizo tarde, en que andas?
– Con los chicos dando vueltas por palermo…
– Buscando chicas! grito Luis…
– Callate pelotudo que se va a maquinar cualquiera….boludeando amor, dando vueltas con el auto
– vas a volver tarde? Esta oscuro por ahi…
– No pasa nada somos tres
– Cuatro! (dijo una voz extraña, afeminada)
– Callate pelotudo, la proxima te emboco. Dijo mi gordito muy nervioso.
– Mañana hablamos bebe, bye.
– Bye, corte….

Hijo de puta… habra sido uno de los boludos de los amigo o …. o…
nah, mi gordo no… que hijo de puta donde anda…Palermo? qque hace ahi?

Mire a Juan sumido en su jueguito, deje el telefono en la mesada de la cocina…
Recordaba al tipo comiendo verga… Nah mi gordo….no… no me cagaria….
Hijo de puta se debe estar cogiendo a un traba… y yo aca como una boluda….

Me empece a tocar la concha, estaba toda enchastrada. Mi nene seguia mirando a la pantalla.
Me baje la calza hasta la rodilla con la tanguita y me empece a tocar como desenfrenada…
Hijo de …hij… de puta se… esta comiendo.. una pija gorda….que puto….
no, no puede ser…. puto, comiendose una verga con los amigos… con mi hermano…
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAhhhhhh….. acabé….

Me quedé con las calzas abajo… mi hijo ni se enteraba. Comencé a sacarme la ropa, me quede desnuda en la cocina.
Pasaron como 10 minutos… me fui a costar exausta, desnuda.

Una cosa era cierta, me calentaban los trabas, los nenes comiendose a otros nenes,
y me calentaba la idea de que mi hombre se matara a chupones con otro hombre…pero como lograrlo…?

Continuara…