Archivo de la categoría: Gay

Mi amigo Michael

Hola, me llamo Max y tengo 19 años vengo a contarles mi historia q me paso hace unos años atrás..

Una ves salí temprano de la escuela, yo tenia 15 años, como salimos temprano mi mejor amigo (Michael) de mi misma edad, me pidió si podía ir un rato a mi casa porq no tenia nada q hacer, así q acepte. Cuando íbamos de camino a mi casa pasamos por un edificio de apartamentos, donde vimos unos chicos, como de unos 27 años teniendo relaciones, Michael y yo nos quedamos frizados con lo q veíamos, hasta nos reímos, con burla, así q nos retiramos y fuimos a mi casa, yo vivía solo con mi padre, el estaba trabajando y llegaba muy tarde, yo decido ir a mi cuarto a dejar mis cosas, y Michael me acompaña.

Nos sentamos y conversamos de lo q habíamos visto sobre los chicos teniendo sexo, Michael se levanto y me pregunto si podía darse un baño porq tenia mucha calor,….yo acepte…Michael comenzó a quitarse la ropa al frente mío, y le digo ” no es mejor q te desnudes en el baño” Michael me respondió ” porq te da tanta pena si tu y yo tenemos lo mismo” yo me quede callado pero no pude negar q al ver a Michael desnudándose al frente, mío mi verga se puso dura, así q decidí mejor salir del cuarto,

Michael: “para donde vas?”

Max: “Estaré afuera esperando a q termines de darte un baño”

Michael: ” No tienes calor?” Porq no te das un baño también”

Yo le respondí q después me daba el baño, pero mi verga estaba erecta al ver el cuerpo de Michael y ver esa verga de unos 18cm, cuando Michael iba al baño a darse un baño yo le dije q también me daría el baño, total tenemos lo mismo, no tenemos nada q escondernos,.

Así q Michael y yo nos dimos un baño juntos, Michael se dio cuenta q mi verga estaba dura, y la de el no se quedaba atrás, de repente Michael me dice ” Max hace mucho tiempo tengo algo q decirte y la verdad no me atrevo pero ahora quiero aprovechar la oportunidad” yo le dije q no había problema, Michael me agarro y me comenzó a besar yo me deje pero estaba confundido, Michael deja de besarme y me dice “Desde hace mucho tiempo quería hacer esto contigo” y me sigue besando muy apasionadamente, después comienza a besarme el cuello y baja poco a poco hasta q llega a mi verga y comienza a mamarmela, ahhhhhhh q rico se sentía, era la primera ves q un chico me la mamaba, después el se levanta y me comienza a besar de nuevo mientras yo le acaricio su verga.

De repente alguien tocó la puerta del baño, era mi padre q había salido temprano del trabajo, Michael y yo nos quedamos paralizados, no sabíamos q hacer, mi padre me preguntó si Michael estaba en la casa porq vio su mochila, yo desde el baño le conteste q si pero q había salido un momento.

Le pedí a Michael q permaneciera en el baño hasta q yo le avisara, yo salí del baño y fui a saludar a mi padre, por suerte mi padre tenia su propio baño en su cuarto. Michael estuvo encerrado en el baño por 40 minutos, esperando a q yo le avisara, mi padre se metió a bañar, ahí Michael pudo salir, yo le pedí perdón por todo el tiempo q lo deje encerrado, Michael me dijo q no había problema…. ya se acercaba la noche y Michael seguía en mi casa, nos pusimos a hablar con mi papa en la sala de todo un poco, de repente Michael me dice en voz baja, “Pregúntale a tu papa si podría pasar la noche aquí” yo acepte y le pregunte a mi papa, mi papa respondió q no había ningún problema con el, siempre y cuando Michael tuviera permiso de su familia, Michael había pedido permiso a su familia al momento q pudo salir de el baño..

Ya era las 9:00 de la noche, y le dije a mi padre, q Michael y yo íbamos hacer nuestra tarea de estudio en el cuarto, mi padre dijo q no había problema q el iba a dormir porq mañana tenia q ir a trabajar temprano.

Rápido q llegamos al cuarto cerramos la puerta le pusimos seguro y comenzamos a besarnos desesperadamente, y poco a poco llegamos a mi cama, yo estaba encima de Michael, besaba esos ricos y pequeños labios q Michael tenia, mientras acariciaba todo su cuerpo, lentamente y sensualmente le subí la camisa para besarle los pezones, mientras el acariciaba mi cabeza, mientras yo le pasaba la lengua sobre su pecho mis manos fueron poco a poco bajando hasta q entro dentro de su pantalón y sentir esa rica verga q tenia, esos 18 cm, se la comencé acariciar mientras yo le besaba su pecho. Le quito su camisa y yo la mía, y lo comienzo a besar de nuevo y acariciándonos calientemente mmmmm ahh q momento.. yo después poco a poco voy bajando besando su cuerpo y bajando poco a poco hasta q llego a su pantalón, comie! nzo a morder el bulto q tenia con el pantalón puesto, después le bajo el pantalón y lo dejo en bóxer y sigo jugando con su verga en mi boca, hasta q no aguanto mas y le quito los bóxer dejándolo desnudo y comienzo a mamársela bien rico, mientras Michael gemía de placer, yo le mamaba cada centímetro de su verga de arriba abajo, hasta las bolas, le chupe… ahhhh q rico, Michael decía, y me pedía mas y mas, yo me quite el pantalón quedando desnudo y le pedí a Michael q hiciéramos un 69, y lo hicimos… ahhhh q rico Michael me lo mamaba, Desnudos los dos en la cama chupándonos nuestras vergas, sin parar… después comenzamos a besarnos y nuestras vergas rozándose, nuestros cuerpos juntitos ahhhh q rico.. Michael abrió sus piernas y me pide q lo penetre, yo acepte y le mame su verga antes de penetrarlo, después agarro mi verga y suavemente se lo voy metiendo, Michael emitió gemidos fuertes de dolor, donde tuve q darle una almohada para q mi padre no escuchara, Trato de penetrarlo sua! ve para q no le doliera mucho, cuando mi verga entraba, Michael me decía..
“metela todaaaaa!!!!!!!!!”

Yo lo hice, y el pedía mas duro… yo comencé a penetrarlo mas fuerte donde mi verga entro completa a su ano, el gemía de dolor y placer y yo también… yo lo masturbaba mientras se lo metía,,, ahhhh q ricooo mas massss, me pedía Michael, yo comienzo a besarlo y penetrándolo al mismo tiempo, hasta q ya estaba apunto de vaciarme, MIchael me pidió q hiciéramos un 69 otra ves para vaciarnos en nuestras bocas,.. yo acepte y lo hicimos, yo me vacié primero y Michael recibió toda mi leche, después Michael termino en mi boca, y comenzamos a besarnos con nuestro semen en la boca…

Michael y yo discretamente salimos a darnos un baño por el momento de pasión q tuvimos, dentro de el baño comenzamos a besarnos donde nos excitamos de nuevo y solo nos dimos mamadas. Al otro día Michael y yo decidimos no ir a la escuela, ya q mi papa se había levantado temprano para ir a trabajar, Michael y yo cogimos ese día para nosotros donde lo volvimos hacer apasionadamente…

Desde ese momento Michael y yo lo hacíamos cada ves q podíamos, ahora yo tengo 19 años y Michael ya cumplió sus 20, el se caso con una Mexicana, yo fui su padrino de boda y no puedo negar q me dolió al verlo casarse, pero eso no detuvo nuestra relación porq cada ves q podíamos lo hacíamos., ya estando casado.

Michael se fue a México a vivir con su esposa, yo ahora vivo con unos tíos y esperando el amor de mi vida.

Espero q le haya gustado mi relato, este es mi correo por si quieren hablarme Maximun_37@hotmail.com

Con mi profesor de gimnasia

Me llamo David, y ya he tenido varias veces sexo gay porque lo soy. Aquí empieza mi historia:

Un día muy caluroso teníamos mis compañeros y yo 2 horas seguidas de gimnasia. El profesor, que se llamaba Enrique, estaba como un tren. Pelo moreno como el azabache y largo hasta el cuello, unos ojazos verdes impresionantes, un cuerpo muy bien formado, alto… Todo un sueño. Llevaba ya un año colgado por él, y en todas las clases de gimnasia mi polla crecía como nunca solo al verlo, cosa bastante incómoda porque con el chándal era difícil disimular la erección. Pero vamos al grano. Ese día nos enseñó unas figuras de hacer pirámides y cosas así. Me sacó a mí para hacer un ejemplo, y en la figura de ese día uno tenía que estar tras otro. Él se puso detrás de mí y comenzó a explicar, pero yo solo tenía mente para esa verga que en esos momentos acariciaba mi culo. No aguantaba más, y necesitaba lamerle todo el cuerpo… Disimulando, apreté mi culo hacia su polla, y él se paró en seco en la explicación, y su polla se puso dura enseguida. Afortunadamente, ninguno de mis compañeros se dio cuenta (todos unos xenófobos) y no dijeron nada. El profesor siguió con la explicación y luego tuvimos que poner en práctica lo que nos había enseñado. Él me lanzó una mirada de disculpa, y enseguida vino diciéndome que parara, que lo estaba haciendo mal, y comenzó a regañarme ficticiamente. Me dijo que le acompañara al gimnasio, y le mandó a un profesor que vigilara el resto de la clase. Cuando llegamos al gimnasio, me metió en un almacén bastante grande donde se guardan las camas elásticas, etc., y se sentó en la colchoneta que usamos para hacer volteretas o saltos y no hacernos daño. Comenzó de nuevo a reñirme, y enseguida me di cuenta de que él estaba esperando una señal mía que le dijera que podía comenzar a follarme. Lo tumbé y me puse sobre él, y comencé moverme sobre su verga mientras nos besábamos. Le quité la camisa, y pude ver su torso. Era velludo por el pecho, y se le podían ver unos abdominales impresionantes, muy trabajados. Le bajé los pantalones y se los quité, y tuve ante mí al hombre de mis sueños con unos bóxer negros apretadísimos, que dejaban muy poco a la imaginación. Volví a moverme encima de él. Enrique me agarraba del trasero y hacía presión hacia su verga. Me hice hacia atrás y comencé a frotar su verga por encima del bóxer. Inmediatamente después, se la agarré y comencé a mamarla, pero en la boca no me entraba más de la mitad, ya que le medía como unos 23 cm. de largo y unos 4 de ancho. Yo disfrutaba tanto como él, que gemía y me agarraba de la cabeza con las 2 manos y me marcaba el paso. De repente me dijo que parara de mamar, y me puso a 4 patas. Me bajó los pantalones y el bóxer e intentó penetrarme. Me dijo muchísimas veces si me dolía, y yo le decía que no.

Comenzó a embestirme como una bestia, y los 2 gritábamos de placer como locos. Me follaba como nunca lo habían hecho, y yo me moría de placer. Deseaba que eso no terminara nunca, que me estuvieran follando toda la vida. Enrique aguantó lo que me pareció bastante tiempo, y derramó toda su leche dentro y fuera de mí. Su polla parecía una fuente, no paraba de echar lefa por todos lados, y él se tumbó en la colchoneta. Yo me quedé a su lado, sentado, y en un momento en el que cerré lo ojos, lo vi lamiéndome la verga. Me daba un poco de vergüenza porque yo considero que la tengo pequeña (él luego me dio que no, que para mi edad, 15 cm. estaban muy bien). Me corrí al minuto, y me dijo que saliera fuera de nuevo y que disimulara, que le había encantado el sexo que habíamos tenido y que lo teníamos que repetir. Yo le dije que sí con un beso y salí de nuevo al patio.

Platonico y prohibido / 1er capítulo: “Confundido”

Hola mi nombre es victor: y la historia que pienso contarles podria llegar a ser telenovela o pelicula. esta historia es real, no imaginaria, constara de varios capitulos, no es 100% erotica. La historia sucede 5 años atras (2000) cuando cursaba el 3° semestre de preparatoria, tenia tres amigos, dos de ellos eran ya personas que razonaban bien las cosas y un poco mas maduras como muchos me consideraban eran Andres y Alexis. Pero el tercero era alguien especial se llamaba humberto, un chavo de piel blanca, ojos cafe oscuros, delgado, un poco marcado, pero lo mas se le notaba de su fisico y resaltaba mas era su trasero, tenia mucho, pero con una mentalidad de un niño siempre pensaba en el juego y en las bromas, pero era la persona mas risueña y simpatica que jamas habia conocido, y si se podria decir que era muy inmaduro con andres y alexis nunca tuve problemas… con humberto eran de 2 veces al mes, nos la pasabamos peleando y teniamos grandres diferencias, una de ellas y la principal era que eramos de dos mundos distintos, el era mas rebelde y bromista, yo se podrai decir que era mas serio, siempre aplicaba buenos modales, al comer, al hablar, al vestirme, etc. Y eso era algo que caracterizaban nuestras diferencias. pero apesar de ser diferentes y pelearnos a cada rato, yo le tenia un gran aprecio como amigo. el a vces era duro conmigo, asi es su caracter, y yo tambien pero soy mas sensible como cuando me ofendia le dejaba de hablar. jamas lo llgue a mirar con otros ojos hasta ese momento.

Un dia durante ese semestre el y yo nos peleamos a pesar de que siempre que me veia enfadado con el nunca le dio importancia, pero ese dia nos empezamos a decir de cosas y yo por no dejarme le grite como le decian de cariño sus papas delante de todos, en ese moneto el volteo me agarro de los brazos y me dijo:

-¡ a mi no me vuelves a decir asi !

-¡ pues tu no me vuelves a tocar ! – le dije, y trate de safarme, pero lo que hizo fue jalonearme hacia el y quede tan cerca de su boca justo como para un beso, y nuestros cuerpos juntos totalmente y tenia un olor incrieble por su perfume, lo mire a los ojos, y me solto fuerte, en ese momento mi cabeza empezaba a confundirse, empeze a sentir algo que nunca habia experimetado. los dos nunca experimentamos lo que es el amar a alguien o quererla, y el menos por que por ser tan infantil nunca se daba cuenta de nada.

Mi cabeza me daba vueltas y de entonces salio de ella de que me empezaba a gustar estar cerca de el, rapido trate de olvidarlo por completo, lo intente, pero entre mas pasaban los minutos, las horas y los dias menos podia lograrlo. cada vez que lo veia cerca de mi sentia una gran atraccion por el, pero eso no podia ser, era malo para mi.

Paso el tiempo, y asi como paso tambien mi atraccion por el, de la atraccion hacia el, se convirtio en quererlo, de quererlo al el, se convirtio en…amor. para ese entonces esatabamos en 6° y ultimo semestre, y para ese entonces ya no me lo podia arrancar del corazon, trate de decirselo, pero me ganaba el miedo, el solo pensar cual era seria su reccion me preocupaba mucho. los demas se interesaban en las chavas al igual que el pero no tanto.

Yo mientras tanto intente verle que el me atraia como fuera; cierto dia fuimos a la playa, el, yo y otros amigos al estar bañandonos en el agua a el le gusta agarrar a los demas y aventarlos al agua, y sin querer el me tiro, pero cuando me agarro los hombros, yo lo que hize fue aprovecharme de la situacion, lo abraze, mientras yo gritaba:

-¡no Humberto esperate !

-¡no no me las debes!- grito el, yo grite cuano me empujo y abrazandolo caimos los dos al agua, el quedo arriba de mi, mirandome por solo 3 segundos, pero para mi sorpresa mis manos habian quedado tocandole su paquete y lo senti grande, pero como era de esperarse no se dio cuenta se levanto como si nada, nunca se dio cuenta de lo que hize, eso me puso un poco mas enojado por que el no se dio cuenta. no lo pude lograr, y pense que alo mejor seria en otra ocasion.

El miedo iba en aumento por no decirle la verdad, si se lo decia le iba hacer mucho daño y era lo que menos queria, solo de imaginarmelo a el sufriendo me ponia muy triste. me sentia muy desesperado, y las cosas entre el y yo iban peor, ademas para el colmo recibi la peor noticia de mi vida, humberto empezo a llamarle mucho la atencion de una chava llamada ariadna, muy tonta la chica por supuesto, ella era de monterrey, y lo peor fue lo que el nos dijo, la noticia fue iba a ser un golpe muy duro para mi, y triste para todos, estaba a punto de perderlo…humberto se iba a monterrey a vivir para siempre y a buscar a ariadna, nunca regreseria. mi corazon y me mente empezaron a quedarse vacias, perdia a la persona que amaba, pero quien diria que el ese gran amor que le tenia, iba ser el causante de muchas desdichas y trajedias, el dolor y el sufrimiento empezarian muy pronto.espera al siguiente capitulo, en unos dias, esto es s0lo el principio escribeme a : victor_cine@hotmail.com dame tu comentario

Ya no quedan masajistas como los de antes

Ese día andaba bastante caliente o cachondo como dicen mis lectores españoles, no sé muy bien el motivo a lo mejor era la primavera que había empezado con mucho calor…

No quería llamar a un “masajista sexual”, por eso miré el periódico para ver que ofrecimientos había, me encontré un aviso de un tal Pedro “masajes virtuales” o algo parecido decía el anuncio que me llamó la atención, por eso decidí llamarlo con la esperanza de que mientras el me masajeara los glúteos mi verga eyacularía silenciosamente entre la cama y mi estómago.

Ahora casi no quedan masajistas, la mayoría son taxiboys, antes era más disimulado, si llamabas a un masajista venía a darte masajes y si se daba algo más terminabas cogiendo con él o haciendo lo que él te permitiese, porque no todos se prestaban para eso, hasta algunos al vértela dura te pajeaban para relajarte completamente como un complemento del m! asaje pero nada más.

Era muy placentero sentir las manos del tipo untadas con crema deslizándose por toda la espalda y cuando se iba acercando a las nalgas y se vertía crema al “descuido” sobre la raya y él ponía sus manos allí para sacártela cuando se daba cuenta que no era rechazado seguía dando unos masajes por ahí, que te arrancaban suspiros de placer los cuales por lo evidentes que era al masajista no podían dejarlo ignorante de lo que te estaba haciendo gozar.

Luego tocaba el agujero, sin penetrarlo y bajaba hasta que sus dedos encremados te tocaban las bolas, haciéndote estremecer, seguía bajando por las piernas y cuando se ponía a darte masajes en los pies te apoyaba sobre ellos su bulto que lo tenía duro pero no decía nada que él también se excitaba.

No sé si sería algun pacto de silencio o que la gente antes era más inhibida que ahora, había muchos casados bisexuales que para disimular su tendencia se hacían dar masajes y terminaban siendo cogidos por los masajistas que se aprovechaban de las debilidades de sus clientes y les sacaban mucho dinero por esos “trabajitos” extras.

Cuando terminaban su trabajo de la parte posterior te hacían dar vuelta poniéndote con las manos bajo la cabeza pero era imposible disimular, la verga estaba a mil derechita apuntando al techo. muy conocedores de su trabajo nos decían:

-No se preocupe Don Fulano de Tal, es normal que se le ponga así, son los masajes…

El también estaba al palo y se le asomaba la cabeza de su pija por una de las pi! ernas del short que generalmente se ponían par dar los masajes.

Se acercaban cada vez más hasta que terminaban refregando su verga en la boca del cliente y si este era bisexual terminaba mamando la verga limpita que se asomaba por los pantaloncitos de los masajistas.

La última vez que me sucedió eso fue con un masajista deportivo, me lo había recomendado un amigo que parecía hetero total, pero después de conocer al señor que lo manoseaba con sus masajes, me dije este es uno que aun está en el placard.

Fui al club deportivo donde ese señor daba sus masajes, me presenté diciéndole de parte de quien iba, me escuchó y luego me dijo:

-Ahora tengo un turno libre, querés pasar?

Como acepté porque estaba muy contracturado deseando que se me fuese el dolor del cuello, me hizo pasar a su “consultorio” y luego de cerrar la puerta con llave me dijo:

-Como querés que te dé el masaje en short, slip o desnudo?

Me sorprendió mucho esa manera de decirme en la forma que quería el masaje, yo quería que se me fuese el dolor lo demás no me importaba por eso le dije que como quisiese él, yo quería que se me fuese el dolor nada más.

-Bueno como hace calor, te lo voy a dar en bolas!

Me desnudé quedándome solamente con el slip, porque yo esperaba masajes en el cueello y no en otro lado, me puse boca abajo en su camilla,

El tenía una verga gruesa que le colgaba muy bien sobre sus bolas ocultádolas parcialmente entre sus pendejos oscuros, el tipo era cincuentón muy gordo, no… más bien dicho macizo.

-Así no! Los masajes no se dan vestido esperá que te saco el slip..

Quise protestar, pero antes de que lo hiciera dijo que el dolor del cuello necesitaba masajes a lo largo de toda la columna para que se fuese sino no se me iba a pasaar.

-Este culito redondito ocultabas de mis manos!!

Estuvo casi ahorcándome con sus manos tirándome del cuello arqueándome la espalda hacia atrás siempre con sus manos húmedas por ! cremas y ungüentos muy olorosos, su pija a veces me tocaba la espalda y cuando él se ponía a caballo mio para tirar hacia atrás mi espalda al mismo tiempo podía sentir el calor de sus bolas sobre mi raya y su verga que estaba a medio levantar me golpeaba sobre mis glúteos con cada salto que él daba sobre mi cuerpo haciéndome gritar de dolor y de alivio.

Luego me puso crema en la raya, ésta fue cayendo al derretirse hasta mojarme las bolas, él se puso sobre mi y me empezó a pas! ar la verga entre mis nalgas hasta que su verga se paró golpeándome las bolas desde atrás con unos golpes fuertes, muy violentos, pero nada dolorosos.

Su trabajo era de una hora, pero me tuvo casi tres horas encerrado allí, al ver que su verga iba y venía entre mis nalgas y que yo no protestaba la sacó me la acercó a la boca y sin palabras me la fui tragando ya que el dolor del cuello no lo tenía más había que retribuirle al hombre que había hecho el milagro eliminando ese dolor tan molesto.

A continuación él se tragó mi verga e hicímos un 69 que duró una eternidad, en los cuales no sólo nos chupamos las verga sino que nuestras ansiosas lenguas se aventuraron y se retorcieron lamiendo las bolas y llegando hasta nuestros hoyitos anales.

Me cogió porque no aguantaba más la excitación que le había provocado mi lengua recorriendo todas sus partes erógenas y luego de acabar como un loco, bufando y gimiendo muy ahogadamente, me pidió que lo cogiese yo porque le gustaba mi verga.

Así lo hice, lo penetré muy lento porque su esfínter se resistía, se notaba que muy pocas veces lo había usado para esos menesteres, se veía que él con sus clientes “jugaba” de macho y no de pasivo, pero por alguna extraña razón conmigo había cambiado su papel y me había pedido que lo ensartara.

Al comenzar mi eyaculación mi verga se hinchó al máximo, cosa que nos hizo gritar a ambos besándonos como locos con cada expulsión de nuestros espermas, nos dábamos un beso para no gemir más de lo audible, para no despertar sospechas de que en su consultorio estaba pasando algo diferente a una sesión de masaje que ya había concluído un par de horas antes.

Mientras nos bañábamos me contó que era un código que usaba con sus clientes eso de que les preguntaba si querían el masaje en short, slip o desnudo, si el tipo decía short, él sabía que era hetero y no quería nada más, si decía slip algo podía pasar en cambio si decía desnudo él sabía que ese tipo quería sexo además del masaje, porque un hetero nunca le diría que quería que él le diese masajes desnudo.

Una linda forma de despistar a las esposas, estas nunca iban a sospechar que sus maridos les estaban siendo infieles porque ahí no había mujeres.

-Sabés Omar, los años y la experiencia que viene con ellos me convirtieron en masajista para todo, tengo mi clientela pero muy selecta, pagan bien pasamos un buen rato, ellos quedan satisfechos nadie sabe que son putos ocultos y yo me quedo con su dinero…

Pero él muy ladino con todo lo que disfrutó dejándome el culo abierto por un par de días, me cobró la consulta de una hora, diciéndome:

-Las otras dos te las regalo. te cobro por el masaje que es mi trabajo, pero por las chupadas y la cogida no, van de yapa porque te mandó Aldo.

Le pagué con una generosa propina, me fui y nunca más lo vi, pero Aldo me las pagaría por haberme mandando a ese masajista, se había descubierto que a él le gustaban las vergas por más macho que aparentase

Pero eso es otra historia….

Ese día llamé al tal Pedro que se anunciaba en el periódico, me aclaró muy bien que lo suyo era masaje relax y no sexual.

Igual lo cité porque pensaba disfrutar de sus manos recias moviendo mis músculos y mi carne.

Sucedió sólo eso me dio el masaje, me tocó un poco las nalgas hasta que me hizo eyacular entre la cama y mi estómago.

Al darme vuelta para que me masajease el pecho, vio mi verga chorreante y exclamó:

-Como se excitó con el masaje,!! No creí que fuese para tanto! Yo no hago masajes de esa clase, si quiere vaya a lavvarse y luego termino de darle el masasje en el pecho.

Cuando volví ya estaba más calmado, la calentura se había ido y la leche tambien, Pedro terminó el masaje le pagué y se fue.

OMAR

Como siempre espero comentarios en: omarkiwi@yahoo.com

El sobrino de mujer

Yo siempre he sido un tipo jodedor, desde muy joven tenia varias novias a la vez, y el sexo era algo primordial en mi vida. A los 25 de edad ya estaba casado pues mi novia se embarazo, y bueno, es mi actual esposa desde hace 20 anos. No voy a negar que he tenido mis aventurillas extramatrimonial, pues el sexo rd algo primordial en mi. En cuanto a las aventuras con alguien de mi mismo sexo, nunca me llamo la atencion, aunque no niego que en mis anos jovenes, en mas de una oportunidad un vecinito me pajeo, pero verdaderamente no sentia atraccion por ello.

Como comenzo todo esto? Yo mismo lo pienso ahora y no lo se, pero debo admitir que disfrute y disfruto (porque ya no puedo parar) de una sabrosa relacion con el sobrino de mi mujer).

Yo trabajo en una fabrica, en el turno de 9:00 p.m. a 5:00 a.m., por lo que vengo llegando a casa cerca de las 7 de lamanana, y debido a ello mis relaciones de sexo con mi mujer se limitan al fin de semana, y son muy pocas las veces en que entre semana tengo oportunidad de hacer algo, cosa que se limita a un plazo pequeno ya que a las 7:00 a.m. ella tiene que estar lista y tener a los muchachos (mis hijos) preparados para llevarlos a la escuela antes de ella ir para su trabajo. Asi que yo generalmente llego, me bano, desayuno, leo el periodico y duermo por el dia hasta las 6 de latarde, me ducho, como la cena que ya mi mujer preparo a esa hora y salgo para el trabajo nuevamente. Esa es mi rutina diaria, que he querido contarles para que vean como sucedio todo.

Creo que si sacaron cuenta al principio, veran que tengo 45 de edad, soy un hombre bastante joven, con una intensidad sexual algo reprimida por la situacion de mi trabajo, por lo que muy seguido, cuasndo estoy solo en casa veo alguna pelicula por cable (XXX) y me pajeo como en mis anos jovenes.

Todo comenzo cuando la hermana mayor de mi mujer nos llamo telefonicamente y nos pidio que si podiamos darle albergue a su hijo mayor (20 de edad) y le podiamos resolver trabajo. Ni modo, habia que ayudar en lo que pudieramos.

Yo pude resolverle trabajo en la fabrica donde laboro, y en el mismo turno, por lo que el transporte tambien lo tenias resuelto.

Fue a la semana de el estar en casa cuando todo sucedio. Ya se habian marchado mi mujer y los muchachos, y yo, despues de ducharme, me puse un short que usaba para dormir, fui a la cocina a comer algo y alli me encontre con “el sobrino” que se disponia a tomarse un cafe. Verdaderamente yo me fije en el, que estaba de espaldas, y aprecie que el short que tenia puesto dejaba ver unas muy bien marcadas y abultadas nalgas, y sin poder evitarlo senti un cosquilleo en mi interior. El me brindo cafe que estaba haciendo, el cual yo acepte, me sente a la mesa, pues senti que mi pinga medio que queria levantarse, el, se sento a mi lado en la mesa y senti que su pierna chocaba con la mia, y yo ni el hicimos nada por separarlas, se sentia delicioso dado que yo soy muy velludo y el, todo lo contrario, asi que su piel lisa, pegada a mi vellocidad logro un efecto tremendo en mi.

Luego mi mente se fue acelerando y me fije en sus tetillas que eran abultasdas y dado que era algo rellenito, pareciasn (o mi calentura me lo hizo ver) dos senos tiernecitos, ya mi pinga estaba a todo lo que daba y mi mente mas aun, y sentia como crecia en mi la necesidad de desahogarme.

El sobrino me hablaba, y yo me percate que el me detallaba mientras lo hacia, por lo que pegue mas mi pierna a el, para ver que pasaba, y senti que el correspondia asi que ya estaba todo a mi disposicion. No espere para luego y comence diciendole:

-Sobrino, tienes unas tetas que invitan para ser chupadas.

El me miro con una mirada donde me decia mucho, por lo que yo, sin esperar repuesta me acerque a el y abri mi boca y comence a saborear aquel delicioso manjar. Sus suspiros y ayes de placer se dejaron sentir, y su mano se deslizo entre la pata de mi short y busco la cabeza de mi pinga que ya en ese momento estaba toda babosa. El temblaba de placer y lo atraje hacia mi, y fue la primera vez que bese a alguien de mi mismo sexo. El correspondio, y pasamos a un desesperado beso de pasion. Ambos nos pusimos en pie, sin dejar de besarnos, y yo sentia como con una suavidad extrema me acariciaba todo mi cuerpo, creando en mi un morbo tremendo.

Nos dirijimos al dormitorio, sin decirnos nada, no hacia falta, ambos sabiamos que estabamos disfrutando y haciendo lo que deseabamos. Yo me acoste en la cama, y no recuerdo haber sido acariciado de una forma tan exquisita y lujuriosa como esta vez. No quedo una parte de mi cuerpo que el no saboreara y senti que mi aguante se aflojaba y con voz entre cortada le dije:

-Noo pueeeedoooooo maaaaas, me veeeeeengooooo!!!!!!!!!!!!

De mi pinga comenzo a salir chorros interminables de leche en todas direcciones, y el inclinandose se metio en su boca mi pinga y pudo saborear los ultimos chorros de mi gran venida. Siguio mamando, y era una caricia insoportable por la sensibilidad, pero a los pocos minutos ya mi pinga estaba dispuesta nuevamente para la lucha. El dejo de mamarmela y con voz apasionada me dijo:

– Tio, yo siempre he deseado que me singuen, pero siempre dije que mi culo seria para el hombre que me gustara, y tu eres ese hombre, quiero ser tuyo quiero sentirte dentro de mi.

El, se viro bocabajo y me mostro aquellas deliciosas nalgas, y yo senti que mi pinga se endurecia ante aquel espectaculo, pero quise saborear lo que me brindaban y comence con mi lengua acariciar su cuello, logrando que de su boca salieran exclamaciones de placer. Baje por su espalda lentamente y el temblaba, y chocaba su cuerpo lampino contra mi abundante vellocidad. Baje hasta sus nalgas las cuales mordisquee con anhelo loco y lujurioso, mi pinga derramaba enormes cantidad de liquido preseminal, era asombroso, tal parecia que no me habia acabado de venir. Me apodere de su culo y lo mame y el se contorcionaba y gemia y yo me enloquecia.

-Voy a buscar crema (le dije) te dolera un poquito pero despues ambos gozaremos

-Haz de mi lo que quieras tio

Yo me separe y busque en mi mesita un tubo de gelatina que tenia para mis relaciones sexuales con mi mujer.

Abri sus nalgas y puse suficiente, introduciendole dentro con mi dedo, y el se retorcia de placer. Me unte en mis 7 pulgadas de pinga y procedi a tomar posecion de aquel delicioso culo. Fui introduciendolo poco a poco y el sentir sus gemidos de dolor me hacian que mi placer aumentara, me incline y pase mi lengua por su espalda, el se retorcio de placer y con sus mismos movimientos introducia mas lo que faltaba de mi pinga. Senti sus nalgas chocar contra mi velluda pelvis, demostrandome que ya toda estaba dentro, asi que me recoste sobre su espalda, meti mis brazos debajo de el y alcance sus tetillas mientras le decia frases caliente al oido y de ve en vez mi lengua se introducia en su oido produciendo para el un placer extraordinario.

Fue el y no yo quien comenzo a moverse, pero casi al momento y casi gritando me dijo:

-Haaaaaay tiiiiiio nnnnnnno pueeedo maaaaaas meeeee vooy a veeeeeenir (su cuerpo se contorcionaba y me daba unos
fuertes embates y esto logro que yo, sin poder evitarlo me viniera nuevamente.

Hacia mucho tiempo que yo no tenia un sexo tan delicioso.

Ahora tengo con quien singar entre semana, y los fines de semana, si mi mujer desea lo hacemos, sino, no me intereza pues el sobrino es un estupendo amante.

En el servicio militar

Hola esta es mi historia es real y voy a comenzar por describirme tengo 18 años ojos color miel claro pelo castaño peso 65 y mido 1.73 piel aperlada y alguna gente me dice que tengo cara de bebe pero eso es aparte mi relato empiesa cuando fui a tramitar mi servicio militar llene mi papeleria y pues no me toco hacer nada gracias a dios (debo confeasr que el ejercicio no es mi fuerte prefiero hacer dietas jeej) entonces lo unico que tenia que hacer era pasar con un capitan o algo asi para que me firmara mi cartilla y me la dieran dentro de un año, el punto es que el tal capitan no estaba y me atendio un soldado que nada mas lo vi y me puse de a mil era guapisimo piel morena estaba rapado de la cabeza unos brazotes y pectorales que se le notaban en el uniforme me queria morir a ver a tal machote, le hize platica y supe que su nombre era gabriel y era casado hace 3 años no le pude sacar nada mas cabe destacar que su voz era muy varonil cosa que me atrajo mas a el. como que era algo cortante y me entrego mi papeleria y claro como no era el mero mero no me la pude llevar y me dijo que despues me la mandaban por correo a mi domicilio y me dio un comprobante asi paso me fui pensando en que nunca mas lo volveria a ver y que ni modo no aproveche. asi pararon 2 semanas ya me habia olvidado de el cuando un dia estaba solo en casa como de costumbre y tocaron a la puerta no lo podia creer era gabriel entregandome mi papeleria me queria morir y le dije que porque la habia traido el y no el cartero y me dijo que teina que frimar de recibido por el comporbante que me habia dado, fuera cual fuera la razon tenia a ese machote frente a mi y le dije que si no queria tomar algo y me dijo que no porque a el no le gustaban los jotos… yo me quede helado dije queeee y me dijo no te hagas me miras muy extraño ademas tienes la cara muy bonita y me pareces muy delicado, me quede es un cumplido quiere conmigo o me esta insultando todo eso paso por mi mente hasta que el me dijo no quiero tomar nada te quiero tomar a ti te quiero poseer acto seguido se acerco a mi y yo como que me hize para atras como si lo rechazara el me miro y me dijo me rechazas? no me dio tiempo para decirle que no el solo me dijo no lo creo me deseas demasiado y me empeso a besar el cuello sientia su barba de candado por todo mi cuello y despues me dijo vez? deseas ser poseido por mi te aseguro que nunca has tenido a un macho como yo, yo le dije no eres unico y el cerro la puerta de la calle y me beso, con tanta pasion y despues me cargo y me dijo donde te lo hago chiquita (chiquita me habia dicho chiquita wow me queria morir) yo le dije vamos a mi cuarto bebe y le di instrucciones para llegar acto seguido me tiro a la cama y me rompio la ropa yo quize hacerle lo mismo pero no me dejo me dijo que era su unica ropa limpia y entonces me conforme con quitarsela cuando le descubri el pantalon por el boxer se notaba un mounstro en la entre pierna no aguante mas y se lo baje y dejo salir una vergota bien grande (no se cuando mide pues no se la iba a medir en ese momento verdad) y me dijo esto es por lo que ruegas todas las noches verdad y yo dije si claro entonces el tomo mi cabeza y la dirigio a su entre pierna abri la boca y comenze a mamar ese troso de carne me lo trage todo hasta la garganta y me dijo hay putito mi esposa no hace eso como lo haces y gemia de placer despues le chupe los huevos y me dijo que lo hacia genial y le pregunte que si su esposa le lambia el culo y me dijo que no entonces yo le dije yo te lo chupo para eso estoy entonces se lo chupe el nada mas gemia y gritaba de placer, asi pasaron como 15 minutos…despues me dijo me has dado mucho placer ahora te toca recibir me levanto y me puso de 4 patas y me unto saliva y me dijo aguanta bebe se ve que lo tienes bien cerradito mmmm asi me gustan y dijo listo o no hay voy y me empeso a penetrar entro de un solo jalon y yo girte de dolr y me dijo tranquilo bebe ya paso ya paso y conforme pasaba el tiempo se hacia mas violento yo me entregue totalmente a el sin poner resistencia sientia esa cosota entrar y salir de mi sin detenerse despues de unos 20 o 25 min acabo y me dijo a ver chavito abre el hocico que hay te va tu porcion de leche eso hize se masturbo un poco y me hecho su leche que era bastante caliente acabo y se vistio y me dijo espero que hallas disfrutado porque no se va a repeir soy casado tu sabes… me dio un tremendo besote senti si lengua hasta mi garganta y despues me dijo hay te vez y se fue tan campante

hasta este momento no lo he vuelto a ver pero espero que cuando recoga mi cartilla lo vuelva a ver o por lo menos preguntar donde vive o algo pienso que el quiere mas no se

espero que te halla gustado mi relato no dejes de escribirme a alberto1411@starmedia.com

Al Gimnasio

¡Ah! Me encanta ese sentimiento, dolor después de ejercitarse. Te deja un buen sabor de boca. Es como realizar una buena acción durante el día. Aunque, claro, hay cosas más deliciosas por probar y eso, irónicamente lo descubrí aquí, en el gimnasio.

Hace un par de semanas decidí tener un cuerpo marcado, uno que me gustara mostrar en fotos en la playa. No es que sea gordo, de hecho soy una persona menuda, pero no tengo nada que presumir, así que decidí suscribirme a un gimnasio que está a 10minutos de casa. Me mostraron las máquinas, las bandas, las pesas… en fin, un sin número de aparatos para tonificar cuerpo. Comencé mis rutinas al día siguiente muy motivado.

Llegué a casa después de la Preparatoria, me puse una playera ligera y unos shorts diminutos. Empecé haciendo un poco de cardio y me sorprendió que el gimnasio estuviera solo. Teníamos el gimnasio solo para nosotros una anciana y yo.

Los días se hicieron semanas y yo empezaba a sentir mi cuerpo forjarse cada vez más fuerte. Me encantaba el poder que sentía; como los músculos se contraían y botaban mis venas al flexionarlos.

Un día llegue demasiado cansado de la escuela a mi casa, tomé una siesta y desperté a las 8, así que me cambié rápido y corrí al gimnasio, quería ser disciplinado en esto y no comenzar a faltar. Cuando llegué había más gente que la acostumbraba, en su mayoría hombres de oficina alrededor de 30 y 40 años de los cuales me aparté por su apestoso sudor. Terminé mi rutina de cardio y me dirigí a la sala de mancuernillas. Estaba tan concentrado en mis series y repeticiones que cuando sentí una mano en mi espalda me sobresalté.

-Perdona, perdona, no quise espantarte.

-No pasa nada.-dije al girarme. Casi dejé caer 6 kilos de metal al verlo. Era un chico un poco más bajo que yo con piel del color del tabaco. Ojos verdes como explosiones espaciales me miraban y en su centro un agujero negro me hipnotizó. Su cabello lacio caía con rebeldía en sobre su frente. Se lo acomodó con una sacudida y me mostró su blanca sonrisa.

-Quería saber si podemos compartir las mancuernillas.-no dejaba de sonreír.

-Por supuesto.-dije extendiéndolas.

-Oh, no, pero termina tu serie. Puedo esperar.

-No te preocupes, perdí la cuenta.

-Oh,-bajo la cabeza, decepcionado- siento haberte distraído. Debí… debí esperar.

-No hay problema, de verdad. ¿Cómo te llamas?

Heller, era su nombre. Heller, el sol. Nombre alemán, como su padre. Su madre era mexicana y juntos vivían en el barrio más elegante de mi ciudad. O por lo menos eso me contó mientras estuvimos en el gimnasio aquel día. Pero no importaba, pudo haberme dicho que la Tierra es cuadrada y que el cielo es verde y yo lo hubiera creído. Su belleza era casi dominante que no quería contradecirla. Tenía 18, como yo.

El día comenzaba a terminar, así que Heller y yo nos despedimos como 2 nuevos amigos.

Al día siguiente llegué a la misma hora que el día anterior para encontrarme con Heller, y ahí estaba, sentado en la máquina de remo. Su espalda marcaba cada músculo y su sudor acentuaba su cuerpo con algo erótico. Esperé a que terminara y lo saludé. Yo pensaba darle la mano, pero el me abrazó; su sudor no me desagradó en absoluto.

-¡Hola! ¿Cómo estás? ¿Ya listo para empezar?-su sonrisa era contagiosa.

-¡Claro! Déjame acompañarte,-me acomodé en la máquina a su lado- ¿Qué tal tu día?

Hablamos por el resto del tiempo. Yo estaba idiotizado con sus palabras que casi no hablamos de mí. Me contó que al día siguiente tenía una fiesta y que era probable que no fuera al gimnasio. Le dije que lo entendía y que no pasaba nada. Hablamos de videojuegos y series de televisión y quedamos en vernos un día para pasar unatarde de películas de terror. El día volvió a terminar.

Viernes es el mejor día para ir al gimnasio porque está casi vacío a cualquier hora. Llegué a las 8:13 esperando estar solo y ¡Sorpresa!, ahí estaba Heller, corriendo muy rápido en una banda. Algo tenía su semblante que me preocupó.

-Heller, ¿pasa algo?-

-No… puedo shegar a casa así.-dijo sin mirarme. No había sonrisa esta vez- Mi papá dijo que no tomara, pero había musha… musha cerveza y todos tomaban.

Sus ojos empezaron a llenarse de lágrimas y mi corazón se partió.

-Tranquilo, ven, ven. Baja de esa máquina, es peligroso.-Le extendí una mano para ayudarlo a bajar y él la tomó.

-Mis amigos dijeron que lo borasho se quita haciendo ejercicio.

-Sí, pero debes relajarte un poco. Puedes caerte y salir lastimado. Y llegar a casa lastimado y borracho no está… cool.

Heller esbozó una linda sonrisa y se sentó en un banco.

-¿Quién sigue diciendo cool?

-Perdona,-me senté a su lado y reí- no supe que otra palabra usar.

Nos miramos durante un rato sin decir nada cuando sentí su mano sobre la mía.

-Me… me gushtas.

Bajé la mirada para ver su mano y cuando la levanté de nuevo sus labios asaltaron mi boca. Correspondí a su beso tomándolo del cuello pero se apartó de inmediato.

-¡Perdón! ¡Perdón!-las lágrimas ganaron la batalla y cayeron por sus mejillas- No debí… soy un estúpido. No quise… ser raro contigo. Me lo prometí.

-Heller,-le dije tomando su mano de nuevo- no importa. Yo también soy… raro.

-¿De verdad? ¿No lo dices para consolarme?

Lo tomé de la nuca y lo acerqué de nuevo para besarlo. Duramos así varios minutos.

-¿Sigues creyendo que quiero consolarte?

Continuamos besándonos durante un rato. Al inicio su lengua entraba tímidamente en mi boca, tiempo después la tenía completamente adentro. Sus manos rozaban mi pecho y acariciaban mis pezones, correspondí metiendo mis manos bajo su espalda, apretando sus nalgas. Nos levantamos sin dejar de besarnos, sus manos bajaron y bajaron hasta mi miembro, lo que me hizo gemir. Comenzaba a masturbarme cuando, sin aguantar más me vine. A él no le importó y seguimos besándonos, su mano con semen aun en mi miembro. Yo estaba tan prendido que me baje los diminutos shorts y me puse como un perrito sobre el banco.

-Fuck me.-siempre que me caliento hablo en inglés, no sé porqué.

Heller no esperó. Se bajó los pants hasta las rodillas y con mi propio semen me lubricó. Comenzó a penetrarme, primero con ternura, luego con pasión, ahora eran sus músculos los que se contraían dentro de mí. Nos vi en el espejo del gimnasio y eso me prendió más, yo era rubio, el color tabaco, contrastábamos a la perfección. Vi como me embestía, como un tigre, como un toro en celo y yo, yo era su sumisa presa. Dijo algo en alemán antes de apretar los dientes y penetrarme más adentro. Yo estaba en la gloria, sentí como su pene tocaba mi punto G y luego lo sumergía en semen. Al terminar Heller yo me vine por segunda vez, sin tocarme siquiera. Quedamos un rato así antes de escuchar pasos afuera de la sala. Nos vestimos deprisa y fingimos platicar. Los pasos se alejaron y nos reímos. Prometimos vernos para charlar en algún café y nos despedimos con un sobrio beso en los labios. El día volvió a terminar.

Experiencia inolvidable

Este relato es real y por motivos obvios cambie los nombres, esta historia comienza hace aproximadamente 10 años, es decir cuando los jóvenes están descubriendo su mundo sexual, mi nombre es Oscar y soy de complexión media, tez blanca y siempre he sido muy cachondo.

Bien en esos tiempos nos reuníamos toda la familia a disfrutar de los domingos en casa de los tíos, y uno de mis primos llamado Javier, era mayor que yo por unos 3 años, el es moreno de buen cuerpo y guapo, en una ocasión nos subimos a la parte de arriba todos los primos para jugar con otros primos que salieron a la calle, y había una ventana en la parte de arriba donde apenas podíamos sacar la cabeza , así que empezamos a amontonarnos en la ventana para gritarles a los demás y estábamos tan apretados que mi primo Javier quedo sobre mi, y en la euforia de los gritos empecé a sentir algo duro que tocaba mis nalgas, y de inmediato me di cuenta que mi primo tenia su pene erecto y tocando mi rajita. La verdad es que la sensación que sentí fue nueva para mi, por que no me desagradaba, por lo que no dije nada y lo deje seguir y hasta ahí termino ese asunto.

Yo en ese tiempo me masturbaba en mi casa al regresar de la escuela, y como les dije soy muy cachondo, así que cualquier pretexto me servia para masturbarme, hasta que un día llego mi primo una tarde a mi casa con mis tíos, y empezamos a platicar y hablar de frivolidades y en eso se fue la luz y quedamos sentados en el sofá de la sala a oscuras, por lo que fui a traer una vela para poder ver algo, mis padres y mis tíos se quedaron en la cocina platicando, así que Javier y yo estábamos prácticamente solos, el me empezó a preguntar que si me había gustado lo del otro día y yo me quede helado, no supe contestarle, así que el siguió preguntándomelo mientras se tocaba el pene por encima de su pantalón y me dijo que se lo tocara, yo todavía como sedado se lo empecé a tocar poco a poco hasta que sentí su pene excitado al cien, y me dijo con voz acelerada, que se lo tocara por debajo del pantalón y guió mi mano hacia su paquete. Hufff, al sentir su pelambre en mis manos sentí una sensación riquísima, y empecé a disfrutar de ese pene grande y grueso que era mío, así que empecé acariciarlo cada vez mas y mas rápido, hasta que el cerro sus ojos y gozaba con mis caricias, yo por mi parte me baje el pantalón y con la otra mano me empecé a masturbar, que rico era sentir el pedazo grueso de carne caliente en mi mano y así seguí hasta que mi primo termino en un suspiro fuerte y chorreando toda mi mano y yo le seguí casi de inmediato ya que estaba a mil. Terminamos y alcanzamos a nuestros padres en la cocina, a partir de ese momento mi primo Javier se convirtió en el primer hombre que me rompió el culo con su gran verga y con el que me enseñe a tener tantos momentos de placer, y con el cual viví momentos muy ardientes de los cuales les platicare mas adelante.

Favor de escribir sus comentarios a loscarbi@hotmail.com

PD. Y si alguien quiere compartir experiencias conmigo por favor escriban.

Lo interesante de la madurez

Hola lectores de latinoamerica en mi primera y unica entrega hace ya casi dos años, en 2004 les relate mi unica experiencia con un hombre hasta ese momento (mi profesor favorito)

Han pasado hasta el presente (2006) otras cositas interesantes con hombres que me llevan bastante edad.

Desde que escribí el primer relato, en todo este tiempo me han llegado correos de lectores de mi lugar de residencia (Bogota) y de otras partes de Colombia y Latinoamérica, agradezco a todos Uds. por los comentarios recibidos.

La historia que nos ocupa en este relato es el encuentro mas reciente y excitante que e tenido.

Una de esas tardes en las que el ocio nos domina y la curiosidad nos incita estaba yo en un café internet en donde dispongo de un PC que tiene una ubicación muy discreta, lo cual me permite cuando me dan antojos ver de esas paginas que a uds lectores y a mi tanto nos gustan…. fotos y clips de videos de chicos proporcionándose placer unos a otros todos de fisicos muy diferentes pero todos muy ricos……….

chicos blancos con penes de tamaños un poco discretos pero de una piel delicada, tersa y muy blanquita surcados de venitas azules y terminados en unos galndes rojizos muy apetitosos, también hablemos de esos hombres maduritos de abundantes vellos en su pecho abdomen y piernas dueños de unas vergas grandes y gruesas adornadas de inmensos testículos de escrotos oscuritos.

Los que mas me excitan en particular son de esos chicos de fisico muy femenino muy jovencitos que porporcinan a su amante de turno un agujerito muy apretado y rosadito en el que fácilmente se deslizan penes de bastante longitud y grosor para después casi delirar con esas imágenes que te muestran del momento cumbre en donde ese disfrute los lleva a reventar de placer yéndose en trallazos de lechita tibia encima de esas nalguitas paradas de el compañero que les brindo esa caverna calida y húmeda para el goce de sus apetitosa vergas….

Estaba yo ya con mi ereccion pidiendo a gritos salir del pantalón para una relajante sesion de masturbación imaginando tantos rsotrsos de chicos invadidos por la verga de sus amigos o manchados de sus chorros de semen.

Sin importar como llegue hasta alla tuve acceso a una pagina de contactos personales en donde me puse a hojear los aununcios de chicos gay o bi curiosos.

Estos ultimos de bicuriosos son los q mas me apetecen en tanto que yo me considero estar dentro de esta categoría pues las niñas me ponen tan o mas a mil que aquellos provocativos penes y sus deliciosos dueños.

Encontre entonces un aviso que de inmediato capto mi atención por su mensaje y sus fotografias, era un hombre entre los 40 y los 45 al que llamare Álvaro para proteger su identidad.

Decia que era de Bogota, bisex, con ganas de conocer hobress bi curiosos sus gustos particulares eran recibir penetración y dar y recibir sexo oral.

Y la foto era le de un delicioso miembro de 22cm de longitud adronado de una piel clara y surcado de unas venas gruesísimas con un glande espectacular el mas ancho y colorado que haya visto.

Alucine imaginando milengua jugueteando en el , oradando esta su hoyito externo de la uretra.

No lo pense dos veces y le escribi que yo tenia 20 años, no mucha experiencia, una buena verga casi tan grande como la de el (19cm) y que queria conocerlo para pasar un rato agradable.

Asi deje ese dia y me fui a casa a calmar mis anisias acariciando mi pene y testículos hasta llegar a un orgasmo que me hizo despedir varios chrros de lechita hirviendo y abundante.

La respuesta de Alvaro no se hizo esperar, al cabo de 36 horas me llego su respuesta diciendome q el disponis de lugar para nuestro encuentro, que yo le interesaba y me dejo el numero de su cel para que lo llamase.

Mi pene reacciono de inmediato y recorde esa tarde excitante en que encontre su anuncio.

Anote casi temblandpo su cel y sali corriendo a llamarle desde un siotio de llamadas a celular en la calle.

Marque su numero y su voz del otro lado de la linea no se hizo esperar… escuche un alo de una voz ruda y profunda, modestia aparte como la mia, ni piensen que soy el afeminado que le calienta escuchar la voz de su macho….

Le dije mi nombre y le di me referencia recordándole qué le habia escrito y le causo agrado escuchar de quien se trataba.

me dijo que no podia ese mismo dia, cosa que yo buscaba….

Que la siguiente semana iba a tener un tiempo disponible convinimos de vernos un dia miércoles en su apto.

Ese dia llego y el marco a mi casa.

Escuche su voz preguntandome si queria venir nos pusimos un sitio de encuentro y me diriji hacia alla.

Al cabo de 45 min lo vi por primera vez personalmente el es un ombre de tez blanca, complexión media un poco mas alto que yo el mide 180 y yo 174cms.

Vestido con una ropa casual de buen ver, eso me agrado y estreche su mano y comenzamos a caminar nerviosamente hacia su casa.

El trato de romper el hielo hablandome de lo que le gustaba y para tratar de excitarme cosa que no tenia la necesidad de hacer yo le hacia ver que estaba emocionado.

Llegamos a su cuerto y nos pusimos comodos prendiendo un pequeño pero elegante televisor de plasma que el tiene y saco su computador portátil para conectarse a internet y mostrarme su sitio en la pagina donde nos conocimos para mostrarme los otros mensajes que tenia pues de esto habíamos estado hablando al entrar en su casa.

Yo me sente en una silla que el me ofrecio al lado de su cama y comence a ver los mensajes de hombres de su misma edad casados y primerizos en este tema con ganas de experimentar, mensajes muy calentes acompañados de esas fotos de penes en ereccion que tanto me excitan

Mi corazon y respiración estaban a mil el tambien lucia muy motivado….

Después me abrio una carpeta en donde estaban las fotos de su sitio en la pagina y otras adicionales que se enfocaban en su apetitosa e inmensa vergota de piel blanca y glande rojizo y otras en donde se mostraba su dilatado orificio anal circundado por escasos pelitos monos enroscados….

Esto ultimo me desinhibio definitivamente y comnce a sobar mi miembro por encima de la ropa y a relajarme levante un poco mi buzo y descubri la piel de mi abdomen.

El muy directamente me pregunto; me lo dejas ver?

Sin dudarlo baje mis pantalones y boxer a la altura de los muslos y deje mi pene en una solida ereccion a su disposición el acerco su mano con toda confianza y empezo a acariciarmelo.

Esa sensación me me ecito muchisimo y el creyo que yo no aguantaria y me pidio que no me fuese a derramar….

Esaba equivocado yo no me dejo derrmar tan facil…….

Le pregunte que si yo se lo podria tocar a el,tambien a lo que me respondio parandose y desabrochandlo su bragueta me ti me mano timidamente y comence a sobar su enorme pene que estaba en una especie de semiereccion.

Después paramos y me preguntop si queria ver unas grabaciones de el mismo con otros tipos, a lo que respondi con calentura que si….

En minutos habilito una camara de video que tenia al lado de su bonito televisor para poder ver la cinta.

En pocos minutos comencé a ver una escena donde aparecía Álvaro acostado sobre la cama en donde estábamos en posición boca arriba con las rodillas sobre los hombros

Y un hombre mas ho menos de su misma edad con un pene algo chico pero muy apetecible estaba haciendo los primeros intentos por meterselo por el culo.

Vacilaban muy excitados unos instantes hasta que el hombre lo penetro y alvaro entraba en una especie de trance….. comenzaba a carariciar sus huevos y su verga que no respondia mucho………. la verdad es muy caracteristico esto de el.

sus erecciones no duran mucho, es una lastima pues ese pene tan grande deberia estar mas tiempo en su maxima expresión.

Asi me fui calentando viendo escenas en donde el daba sexo oral con mucho ahinco y mis favoritas en donde salen esos chorros de semen a presion e hirviendo estrellandeose contra pieles y mucosas…

Mmmmmmmmhhhhhh yo ya estaba a mil.

De pronto llego alvaro desnudo y se hizo a mi lado en la cama y me comenzo a carariciar el pene y yo daba gemidos de excitación.

Después lo introdujo en su boca y comenzo a darme una mamada muy rica esparcia con su lengua mis flujos prteseminales en mi glande y los llevaba con la boca hasta embarrar mis huevos con el.

Yo me acoste y me relaje y el aprovecho para montarte en posición de 69 y no dude en tomar su cosota en mis manos para tratar de que alcanzara la ereccion que tanto me habia calentado en lñas fotos.

Primero haciendole una pajita suavecita después coji valor y me meti en la boca ese glande rosado inmenso y comencé a succionar muy suave…

Comenzaba a crecer ese animal en mis manos y eni mi boca introduci mas gradualmente pero nunca atragantandome no me gusta tan adentro…

Le daba timidos lametazos y caricias a sus guevitas el si se metia mi pene todo en su boca con mucha avidez…….. que si bien no es del descomunal tamaño del de el, entre las niñas, mi profe y el mismo alvaro ha sido apreciado como una presa de muy buen tamaño.

Asi duramos un par de minutos asta que nos vino la primera sensación de eyaculacion inmienete….. paramos un momento y el trajo unos preservativos de su comoda.

Me quieres dar por el culo? Me pregunto.

Yo atine a asentir con la cabeza y acto seguido estaba ayudando a alvaro a colocar el condon encima de la piel de mi pene casi amoratado de la ereccion tan violenta que experimentaba en aquel momento.

Con la tarea concluida el procedio a acomodarse en posición de perrito abriendome sus nalgas y dejando descansar su pecho en el colchon de la cama esa vision me excito mucho me concentré en como su orificio anal respondía casi autodilatandose de la excitación hasta que pude vislumbrar su mucosa rectal limpia rosadita y brillante a la luz agradable de su cuarto.

Puse mi glande plastificado en su entrada y comence a presionar a la intensidad que el me indicaba paramos un par de veces para reajustar la dosis de lubricante intimo…

No en vano el tamaño de mi cosita no es despreciable……

De preonto fue tanbta la excitación que al fin cedio el esfínter al volumen de mi glande y el primer tramo de mi pene.

Suavemente fuimos avanzando yo lo ayudaba acariciando su pene que reblandecia en esos momentos pero no me dejaba de parecer agradable al tacto lo masturbaba y mientras presonaba hacia adentro hasta que por fin entro del todo.

El comenzo a apretar y relajar su esfínter en torno de mi tronco erecto y eso me encendio y me copmence a mover eso si con mucha gentileza.

El fue el que me fue pidiendo mas intensidad hasta asirse de mis nalgas con sus manos y presionando en direccion hacia si mismo como tratando de meter hasta mis huevitos en su recto.

Plafff……. plafff ese sonido del sexo del choque entre las pelvis desnudas que es tan agradable llenaba el ambienbte del cuarto.

Me dieron otra vez ganas de venirme asi que le pedi que mermaramos el ritmo seguimos un rato y subimos otra vez.

Hasta que decidi salirme de su culo y quitarme el preservativo para alcanzar el orgasmo con el pajeandonos….

Asi me encanta……… nos acostamos a lo largo uno al contrario del otro un 69 pero paralelo espero que me entiendan, y comenzamos a estimularnos nuestras vergas meneandolas y chupandoles a un ritmo muy rapido de pornto senti que me venia y no quise avisar…

Le chorree la punta de la lengua con in violento trallazo de una leche espesa e hirviendo….

Esa que nunca te sacaras tu solo…… alguien necesariamente te tendra que haber ayudado…

Saben a que me refiero….

3 o 5 segundos depuse el se desquito conmigo pero yo si supe de sus intenciones a tiempo para ponerme su glande en un pezon en donde comenzó a bortar un monton de leche de igual o un poco mas de volumen que el mio…..

ahhhhh en los ultimos espasmos nos relajamos y nos paramos de la cama.

el tomo una ducha corta y yo me vestía mientras veia mas de sus grabaciones…

después salimos en su carro rumbo a un lugar cercano a mi casa donde habiamos convenido que me acercara.

Espero que esta les haya gustado y la publiquen…. y los que la lean disfrútenla y recibo sus opiniones y propuestas a piacere696@yahoo.com

Quiero vivir una experiencia con un chico lo mas joven posible…….. ninguno se desanime a escribirme los estaré esperando.

Un abrazo Augusto

Un sueño hecho realidad (parte I)

Hola, mi nombre es Karlos, soy cubano, tengo 25 años, rubio, ojos verdes, 5’7 de estatura y 162 lbs. Hace poco comence a estudiar en la universidad de miami, ciudad en donde vivo hace dos años, despues de haber emigrado de Cuba.
Desde el primer dia de clase me sente al lado de Albert, un chico de 19 años, rubio, ojos verdes, de mi misma estatura pero con la diferencia que este se veia que iba al gym a hacer ejercicios, pues tenia una musculatura bien definida que por encima de la ropa se le notaba. Al pasar los dias Albert y yo comenzamos a hacer una cierta amistad de escuela. Saliamos juntos en el break (receso) a tomar algo a la cafeteria y nos poniamos a hablar y a charlar de las cosas normales de la vida. El me contaba de su relacion con su novia, de su trabajo, de su familia, al igual que yo hacia lo mismo. Debo aclarar que desde el primer dia que lo vi, el tipo llamo mi atencion pues era un chico bien atractivo y lindo, era todo un tipazo de hombre y siempre me dio curiosidad el descubrir que acompañaba esa masa musculosa que se le notaba en todo el cuerpo. Una noche en mi casa durmiendo, a los poco dias de haber comenzado la escuela soñe que yo le estaba chupando su herramiente. Aquello me puso a mil, y al otro dia cuando lo vi, no dejaba de pensar en el sueño que habia tenido esa noche anterior, solo de pensar en eso, mi herramienta se me ponia a mil. Algo sabia yo que pasaba en el pues de vez en cuando me celebraba el poulover que llevaba puesto, sino otro dia me preguntaba que perfume llevaba porque le gustaba el olor, o si el pelo me quedaba mejor de la manera en que lo tenia ese dia, y cosas asi que me daban a entender que se fijabaen mi. Un dia cuando ibamos a tomar el break (que es de 30 minutos), me invito a ir al McDonald de la esquina de la universidad para variar de estar siempre en la cafeteria de la escuela, a lo que le dije que si. Mientras comiamos comenzamos a hablar sobre los tatuajes y el me pregunta si yo tengo alguno, a lo que le digo que no, y el me dice que el se habia hecho dos, uno era una letra china que significaba amor y lo tenia en la espalda (era pequeño) y otro en la parte superior del pene iendo hacia la barriga que era una figura decorativa. Cuando terminamos de comer, fuimos al baño a lavarnos las manos para regresar a la escuela y el se puso a orinar al lado mio, WoW!!!!!! que es lo que yo estaba viendo? era algo mucho mejor que la que habia visto en el sueño, Albert estaba en ese momento sugentando su herramienta, digna de celebrar, de admirar, y sobre todo de saborear. El se dio cuenta que se la estaba mirando y me pregunto si me gustaba, yo me puse nervioso y le pregunte haciendome el macho, de que estaba hablando, y el me dijo que se referia a la figura del tatuaje. Yo le dije que si, que estaba bien original, y me dijo que para verla mejor tenia que bajarse completamente los boxes pues era grande y seguia hasta abajo. Yo ya estaba nervioso y no sabia que hacer ni decir, el me tomo la mano y me la puso encima de tatuaje, bien cerca de su pene, mi mano temblaba de tanto nervio y me empezo a llavar la mano por todo el borde del tatuaje hasta ir descendiendo y llegar al pene, cuando ya casi iba a tocarselo, me solto la mano y me pregunto si me gustaria descubrir el final del tatuaje a lo que le dije que si sin dudarlo y me dijo que si yo queria despues de clases podiamos ir a mi apartamento (el sabia que yo vivia solo) y ahi podia hacer todos los descubrimientos que quisiera. Nos salimos, regresamos a la escuela y al final de la clase me dijo que me seguia en su carro.
En menos de 15 minutos llegamos a mi apartamento, al abrir la puerta le invite a pasar y le brinde algo de tomar. Ya yo estaba bien caliente imaginandome tantas y tantas cosas que podian pasar esa noche y que pasaron, pero que les contare en otro capitulo.
Un abrazo, Karlos