Archivo de la categoría: Gay – Sexo grupal

De visita en la carcel

Es un placer estar con uds, nuevamente; Hoy tengo una historia nueva para Uds, ( es una fantasía que quiero compartir con UDS).

Todo comenzó un dia de verano en que fui a la carcel a ver a un amigo,estando alli platicamos de muchas cosas, en los dias de visita.

En una oportunidad en que el calor era agobiante y teniendo unos deseos de orinar incontrolables, hice el comentario a mi amigo, éste viendo mi necesidad se dirigiò al guardia con el cual ya habiamos trabado cierta amistad de tanto ir, autorizándome a pasar al baño, quedando cerca de donde estaba él.

En realidad la visita recién comenzaba, por cuanto restaba casi el tiempo completo, o sea como dos horas. Mi amigo me conduce luego a su celda que estaba muy cerca, y el guardia en verdad con otras preocupaciones se desatendió de nosotros.

Alli se encontraban por esas casualidades tres compañeros de celda de los seis ya que no habían tenido visita ese día. Como invitado los saludé y entablamos una pequeña conversación girando en torno a la forma en que debian alojar ya que solo existían un camarote y una cama sola. Luego de bromear en doble sentido, uno de ellos me sugirio realizar una locura de hora y media que restaba para retirarme. Me solicitó que me tendiera en la cama boca abajo manteniendo pies y manos abiertos de tal forma que se sentaron dos uno a cada lado de la cama semidesnudos con sus vergas a todo dar cual mas hermosa,solicitandome que los masturbara, accediendo y mi amigo se colocó frente a mi desnudo de la cintura hacia abajo,a el ya le conocía su verga, ya habia intimado en mas de alguna oportunidad con él. Su verga me volvia loco y el lo sabia ya que era descomunal, grande y arqueada, sin demorarme mucho ya me la estaba mamando, y masturbando a los otros dos al mismo tiempo.El otro amigo me bajó los pantalones apretandome los cachetitos de mi culito, dandome un goce muy especial.Estaba tan caliente en mis faenas que no me dí cuenta, cuando ya estaba penetrado iniciando un vaivén mutuo,y yo masturbando y mamando, en minutos dejo dentro de mi su preciada leche.

Luego se colocó frente a mi y le tocó a mi amigo,éste me coloco una almoada bajo mi vientre empujando mi verga hacia atras de tal modo que al moverme me automasturbava con la almohada, pasaron los otros dos uno a uno, y el último me agarraba de mi pelvis apretandome llegando a votar su preciado liquido dentro de mi, por desgracia terminó segundos antes que yo, de tal modo que quedé frustrado sin poder acabar, pero a uno de ellos se le ocurrió que aprovechara esa pose para masturbarme hacia atrás apoyando mi pene en la almohada, cosa que experimenté un placer incotrolable como el que me hace un amigo cuando viene a casa.

En esos instantes en que loco y en completo extasis presto a acabar ya me encontraba, suena el timbre colocando fin a la visita,instantes en que un chorro de semen inunda a la persona que me masturbaba y mamaba a la vez, que gran felicidad sentí.,me continuo masturbando después de acabar,cosa que meprodujo una sensacion extraña y deseada a la vez retorciendome de gusto. Nos arreglamos saliendo como nada, el guardia al parecer se dio cuenta de todo ya que al despedirme solo sonrio con un ademan de burla sin decir nada.

Espero que les haya gustado, esperando su comentario,y si no he recibido los anteriores correos, desde ahora lo hare gustoso,

Soy de Valdivia Chile, ciudad hermosa con un rio envidiable para muchos, ya que posee unos 40Km de navegabilidad, de embarcaciones mayores.Por algo es llamada “LA PERLA DEL SUR”

Visítala a fines de Frebrero que celebramos su aniversario con un despliegue de fuegos artificiales por 30 minutos.

Recibo la correspondencia en mi correo: chezroberto@hotmail.com .

Gracias

Jaime, Mario y yo

Jaime era un compañero del sexto grado de primaria se decia que era joto, pero era muy buen alumno, sacaba puros dieces en todas las materias, un dia el maestro nos dijo que ibamos a estudiar en pareja y me toco sentarme con el, se sentaba siempre hasta las bancas de atrás, cosa rara ya que los aplicados siempre estaban adelante, pero bueno yo abri mi libro y empece a leer, de pronto el me dijo, me preguntas y yo te pregunto?, le dije órale, de repente cuando yo le estaba preguntando, senti su mano en mi pierna, voltee a verlo y me sonrio poniendo un dedo en su boca en señal de que no dijera nada, yo quise levantarme pero me agarro fuerte la pierna y no lo hice y permiti que siguiera. Corrio su mano y me agarro el miembro lo empezo a acariciar y logicamente se me empezo a parar, cuando volteaba a verlo el me sonreia y se pasaba la lengua por los labios o se los mordia.

Asi estuvimos casi una hora, yo sentia mojados los calzones, al terminar de estudiar me regrese a mi lugar poniendo mi libro para taparme y que no se notara que tenia parado el miembro.

Ese dia al salir de clases, me alcanzo y me dijo, te enojaste por lo de hace rato?, le dije no, pero no lo esperaba, me dijo siempre me has gustado y quiero seguir agarrándotela, puedo?, no, la proxima vez te parto la madre cabron, y me fui a mi casa, la verdad es que me habia gustado.

Al dia siguiente el maestro nos dijo que volveriamos a estudiar igual, con las mismas parejas hasta el dia del examen mensual, asi que no me quedo mas remedio y me fui a sentar con el otra vez.

Pego la banca hacia nosotros para que nos tapara y empezo igual me acaricio la pierna y me agarro la verga, entonces empece a sentir sabroso, baje mi mano y agarre la suya y la aprete contra mi verga que ya estaba parada, me la acaricio me bajo el cierre del pantalon y metio su mano hizo a un lado el calzon y la agarro, la acaricio y empezo a masturbarme, de repente me puse tenso y me vine en su mano, todo el calzon me quedo mojado, el saco su mano y la dejo debajo de la banca, luego disimuladamente la saco y se la empezo a chupar, me di cuenta de que se estaba comiendo mis espermas, me dio asco, me subi el cierre del pantalon y seguimos estudiando un rato mas, me pare y me fui a mi lugar, sin embargo no dejaba de pensar que me habia gustado sentir su mano en mi verga, si el se habia comido mis espermas era bronca suya.

Al salir de clases me alcanzo y me dijo oye eso estuvo mejor, porque no vamos a mi casa a estudiar y me sonrio yo le dije mejor mañana vamos.

Al dia siguiente me hice disimulado y me sente con otro compañero y a la salida el me alcanzo y me dijo, me tienes miedo?, yo le dije porque? No seas pendejo, me dijo, me gustas mas cuando me insultas, mañana es sabado te espero en mi casa en la tarde para estudiar y me dio un papelito donde me anoto su domicilio.
Al dia siguiente no sabia si ir o no, estaba indeciso, sin embargo me bañe y me dirigi a su casa, pense si no voy va a pensar que le tengo miedo pero si se pasa de vivo le rompo la madre y me lo quito de encima.

Al llegar al domicilio, vi que estaba parado en un balcon y al verme se metio corriendo para abrir la puerta de la entrada a la vecindad, al verme me dijo que bueno que viniste veras que vamos a estudiar muy sabroso, yo le dije no te pases de vivo cabron vine para demostrarte que no te tengo miedo, me miro me sonrio y me dijo como me gustas, subimos unas escaleras ya que su casa estaba en la planta alta al entrar a su casa estaba mario un compañero de la escuela el iba en el otro grupo de sexto y tambien se decia que era joto ya que siempre andaba junto con jaime, estaba sentado en la sala y la tia de jaime estaba en la cocina, me la presento y me sente junto a mario, la señora dijo en un momento mas me voy y los dejo estudiar toda la tarde, voy a visitar a una hermana y llego como a las 8 de la noche, la señora era joven le calcule unos 35 años, muy guapa llevaba un vestido que le quedaba muy pegado, realmente estaba muy buena la señora.

Jaime me miro y sonrio y mario bajo los ojos, los tenia verdes, era güero, medio gordito.

Al cabo de un rato la señora se despidio, nosotros ya estabamos sentados en la mesa del comedor con los libros y cuadernos extendidos en ella, jaime estaba sentado al lado derecho mio y mario al lado izquierdo, pense estos cabrones me quieren echar en medio, cuando la señora cerro la puerta, jaime suspiro y dijo ahora si papito a gozar y me puso la mano en mi pierna, comenzando a acariciarla se me acerco como queriendo besarme, lo retire y le dije cálmate cabron, oye tu tia esta muy guapa, jaime me dio un pellizco en el brazo, me dijo que traes con ella, le dije no yo solo digo que esta muy buena, y me volvio a pellizcar, ahora en el estomago, le dije cálmate cabron, estabamos en que quieres besar no?, pues me vas a besar la verga, mario emitio una exhalacion y se puso la mano en la boca como admirado, le dije, tu tambien la quieres besar cabron?, el se puso colorado, se levanto de la mesa y se metio a una recamara, jaime me dijo yo si quiero mamártela, se hinco frente a mi, me bajo el cierre del pantalon, me desabrocho el cinturon y me bajo los pantalones, se pego a mi verga que y empezo a chuparla arriba del calzon, emitiendo unos gemidos, le dije eso querias no pinche puto el como respuesta se abrazo muy fuerte a mis piernas me bajo el calzon y se quedo viendo mi verga que ya estaba muy rigida y dijo no sabes lo que he soñado con este momento, al fin se hizo realidad mi sueño, yo le dije entonces mámala cómetela, putito, se la llevo a los labios y la beso muy despacio le paso la lengua por la cabeza y siguio por toda la verga hasta llegar a los huevos se los llevo a la boca los chupo, y seguia emitiendo pujidos, levanto la vista y me dijo quiero que me cojas, nunca nadie me ha cogido quiero que tu seas el primero, yo le pregunte como que nadie, si eres bien puto, aunque no lo creas nadie me ha cogido, he mamado muchas vergas, todas de muchachos mas chicos que yo pero nunca me han cogido, le dije pues hoy vas a dejar de ser quintito, cabron igual que el otro cabron que esta alla adentro, el grito, oiste mario? Ven te va a gustar, se abrio la puerta del cuarto y aparecio mario al ver a jaime hincado se puso rojo, le dije ven acércate, despacio se acerco y se paro junto a nosotros, le dije quieres darle unos besitos, movio la cabeza afirmando, lo tome de la mano y lo hinque le puse la verga en los labios y le dije bésala, le dio unos timidos besos, le dije abre la boca y saca la lengua, la abrio sacando la lengua se la puse en la lengua y le dije chupala como si estuvieras chupando un helado, la chupo, luego lo agarre de la cabeza y se la meti un poco mas y asi hasta que se la comio toda, le dije eso es putito eso es, asi mamala, chupala y comence a meterla y sacarla en su boca, tenia los ojos en blanco y estaba colorado, colorado, le pregunte te gusta y afirmo con la cabeza, despues la agarro con las dos manos ya con mas confianza y el solo la metio y la saco, mientras tanto jaime habia entrado a su recamara y cuando regreso traia puesto un traje de baño me le quede viendo y le dije que pinches piernotas tienes no te la habia visto se acerco y se paro junto a mi, me dijo te gustan acaricialas, yo las agarre tenia una piel suave era moreno se veia bien, le aprete las nalgas arriba de el calzon y le dije quitatelo, se lo fue bajando muy lentamente, mientras mario seguia muy entretenido mamandomela se volvio a acercar y le acaricie las piernas, las nalgas, le meti un dedo muy despacio en el ano el se retorcia se agarraba la cabeza y decia asi me gusta me gusta papito me vas a coger a mi primero si?, agarro a mario de la cabeza lo quito me termino de bajar los pantalones y se sento arriba de mi senti sus nalgas suaves morenas le acaricie las piernas le bese el cuello le mordi la espalda pero no se la meti, el me decia cogeme, cogeme papito, soy tuya, mario seguia vestido pero se estaba masturbando, le dije a jaime ayudalo, le quito el cinturon le bajo los pantalones y se la empezo a chaquetear, se agacho y se la empezo a mamar, de repente se paro y me dijo ven vamos a mi cama, entramos los tres a su recamara, ahí termine de quitarme los pantalones y los calzones, el nuevamente trato de besarme pero no lo deje lo avente a la cama y lo puse boca abajo le dije ahora vas a ver lo que es bueno pinche puto cabron, me dijo si ya era hora cojeme por favor cojeme me le quede viendo y le dije que buenas nalgas tienes asi me gustan me acerque se las abri y puse mi verga en su ano el se agarro fuerte de la colcha de su cama y dijo metela metela toda, se la empuje pero no entraba a pesar de que de mi verga salia un liquido viscoso me levante le dije a mario busca un frasco de crema para que no les duela tanto, el fue rapido y lo trajo le dije unta un poco en mi verga y en su ano el se lleno los dedos con crema me agarro la verga la chupo, mientras jaime estaba acostado boca abajo, le dijo a mario órale cabron apúrate que ya quiero que me coja, mario me unto la crema en la verga y luego le puso en el ano, le volvi a separar las nalgas le puse mi verga y se la meti un poquito el grito hay asi papito me duele pero como me gusta se la meti mas y mas hasta que de golpe se la deje ir toda solo brinco y empezo a llorar, me acerque a su oido y le pregunte te lastime? Me dijo si mucho pero no la saques quiero sentirla adentro y comence a moverme hacia fuera hacia adentro el gemia y me decia asi papito asi soy tuya, cógeme, cógeme asi lo he soñado siempre asi, yo continue mas rapido y fuerte acariciándole las piernas y mordiéndole la espalda el cuello, eso querias pinche puto eso querias pues cómetela toda, el decia si eso queria que fueras mio, mario ya se habia desvestido y se la estaba chaqueteando, le dije a jaime hazle una chaqueta a mario, mario se subio a la cama y le acerco su verga a jaime, quien la tomo entre sus manos y lo empezo a masturbar, le dije mario acuéstate enfrente de este pinche puto para que te la mame, se acosto y le dije a jaime órale cabron mámasela, se la comenzo a mamar, le vi la cara a mario estaba muy colorado y tenia los ojos cerrados, me acerque a jaime y le dije déjame coger a este otro pinche puto, como que no le gusto ya que hizo una mueca de disgusto, le dije para que lo invitaste cabron, se lo saque jaime se levanto y le dije a mario ven acuéstate como estaba jaime, muy timidamente se acosto y me dijo no me va a doler, le dije claro que te va a doler pero veras como te gusta, no ves la cara de jaime, igual le abri las nalgas, güeras, tambien tenia una piel suave, y le dije ahí te voy, le meti la puntita y tambien grito le dije quédate quieto cabron, se la meti mas y mas hasta que tambien de golpe se la meti toda, el dijo me duele me duele sácala por favor, yo le dije aguanta y me quede quieto para que se acostumbrara a mi verga, despues empece con los movimientos muy despacio hasta que dejo de quejarse y empezo a disfrutar, ya ves cabron solo es un momento de dolor y despues a gozar, le dije mámasela a jaime, jaime se acosto enfrente de mario y este se la comenzo a mamar asi estuvimos un rato a veces se la metia a jaime y a veces a mario hasta que me vine adentro de jaime, me dijo hay que rico, siento caliente adentro de mi, es mi leche le dije eso es lo que querias no cabron, pues ya la tienes adentro ya no son virgenes ninguno de los dos mis putitos, sin embargo ellos seguian con la verga parada y les dije chúpensela uno al otro hasta que se vengan en las bocas, les dije como hacer el 69 y los vi como lo disfrutaban hasta que los dos terminaron, se quedaron acostados y yo parado al pie de la cama mirándolos, les dije pinche par de putos.

Me vesti y sali de su casa no muy convencido de lo que habia hecho, pero bueno ya no podia hacer nada.

Eniwe, director teatral

Me gustan esas historia de a tres ya que yo he tenido la oportunidad de participar en algunas de a tres (y de a cuatro también) y fué muy lindo.

Eramos tres hombres desconocidos entre nosotros pero nos unía un amigo en común.

Bueno, un día nos reunímos en la casa de ese amigo en común el cuál me pidió antes de la reunión si no me podía cojer a su pareja ya que yo era el que la tenía más larga y como soy de buen cuerpo le gustaba mirarme.

Mi amigo era amplio, su pareja (al que yo me tenía que cojer) era pasivo y el otro que yo no conocía era activo.

Luego de las presentaciones preliminares y las charlas nos sacamos la ropa y la pareja de mi amigo más el otro se me abalanzaron a besarme como queriéndome sacar el aliento.

Yo estaba en el medio sentado en un sillón y mi amigo y su pareja me chuparon la pija entre los dos, fué increíble!! Me la chupaban y se besaban también con la cabeza de mi pija entre la boca.

Acto seguido mi amigo y su pareja se ! fueron para un colchón que estaba al lado del sillón y mi amigo me dijo al oído:

-Después vení. (supuestamente para cojerme a su pareja).

Quedé franeleando con el otro tipo (el que era supuestamente activo) y en un momento dado me levanté y le pregunté a mi amigo donde estaban los preservativos.

El tipo que estaba conmigo se levantó también y me dijo al oído:

-Me vas a cojer?.

Yo totalmente sorprendido le contesté:

-Querés?

Y me respondió:

-De vos cualquier cosa!!

El que era activo segun me había dicho mi amigo, me ofrecía su culo para que le diese verga por allí!!!

Yo ni corto ni perezozo, le puse pomada y me lo empecé a cojer, lo que excitó mucho a mi amigo y su pareja que nos estuvieron observando todo el tiempo.

Ellos hiceron un fabulso 69 en el que no faltaron lamidas de culos y metidas de dedos en el orto pero no se que les sucedií porque ninguno se penetró y al rato acabaron sobre sus caras relamiendo todo el semen que su pareja había expulsado para terminar con un interminabke beso de lengua y semen que dejaba boquiabiertos a más de uno.

Yo en cambio seguí un rato mas cogiéndome al tipo que pedía que se la enterrase más profundamente mientras su mano iba y venía agarrándose la pija hasta que su leche brotó de ella mojando la alfombra de nuestros amigos, luego con unas apretadas de su esfíner me hizo descargar toda mi reserva láctea en su interior gimiendo como loco.

La pasé barbaro!!.

Ese tipo m! e parecía conocido pero como yo no soy asiduo o concurrente a los teatros no lo identifiqué con certeza.

Luego mi amigo me dijo que era un director teatral y al darme su nombre me di cuenta de quien había sido el tipo que se había puesto abajo mío para que le clavase la verga cada vez más y más.

Ese director teatral a veces es actor y está casado con una actriz y directora teatral la cual lo descubrió en sus andanzas homosexuales, por ese motio estuvieron como pareja separados varios años aunque siguieron actuando juntos.

Luego su mujer dijo que si se aguantaron 30 años, por las debilidades de su marido no iba a deshacer su hogar que tanto le había costado mantenerlo durante tanto tiempo.

Lo dejó vover a su casa, aunque en camas separadas, pero mis amigos se enteraron por él que a veces tiene intimidad con su mujer, pero si ve una verga se enloquece y quiere agasajarla como hizo con la mía esa noche.

El “marido-esposa” de mi amigo se quedó con las ganas de probar mi verga y mi amigo vio frustrada su fantasía de ver penetrado a su amigo por mi.

Luego nos juntamos otro día los tres, mi amigo, su pareja y yo, pero esa es otra historia que contaré en otra oportunidad.

OMAR

Como siempre espero comentarios y fotos en: omarkiwi@yahoo.com

Los instaladores de telefonos

Por lo general relato cosas que me han sucedido pero esto que voy a intentar escribir le sucedió a un amigo mío, me excitó tanto al contármelo que por eso decidí que mis lectores tenían que disfrutarlo al igual que lo gocé mientras me lo narraba Carlos.

A Carlos lo conocí cuando vino a mi casa a poner un derivado de mi teléfono, es un chico muy conversador y mientras lo instalaba intímamos y me contó como fue la primera vez que un hombre se la había mamado.

Nos excitamos tanto con su relato que su hermosa verga terminó dentro de mi boca provocándome una laringitis que todavía me impide hablar mucho rato debido a que mis cuerdas vocales quedaron lesionadas.

Carlos y Sergio trabajan conectando teléfonos, durante más de un año formaron un equipo muy grato para ellos, dada la diferencia de edades se llevaban  muy bien.

Sergio que tiene como cuarenta y cinco años cuidaba a Carlos de 23 como si este fuese un hijo suyo y lo iba instruyendo en todos los secretos de su trabajo.

Un matrimonio cincuentón había solicitado su servicio porque querían un derivado de su teléfono principal y la empresa los mandó a ellos para instalarlo.

El marido rondaría los cincuenta en cambio ella parecía un poco mayor que él.

El matrimonio daba indicaciones a diestra y siniestra de como querían la instalación y aprovechaban para darse toda clase de toqueteos y besuqueos impúdicamente delante de los instaladores.

Carlos y Segio siguieron con su trabajo un poco molestos por lo caldeado que se estaba poniendo el ambiente dado que el marido cada vez la besaba más intensamente y le sobaba las tetas de una manera escandalosa.

Ella seguía hablando con Carlos sin seguirle la corriente a su marido, como si nada estuviese sucediendo delante de esos dos hombres desconocidos.

Carlos es casi un niño, a lo mejor por eso las atenciones “maternales” de esa señora iban dirigidas a él y no a Sergio.

La señora estaba vestida con una bata abotonada adelante, pero muchos botones no estaban prendidos y por eso entre los huecos que estos dejaban se podían ver sus carnes blancas como la leche que se asomaban descaradamente.

Tenía buena cola y pechos abundantes, Carlos se fijó en todos los detalles ya qu! e se estaba excitando con esa mujer que tan afanosamente era toqueteada y besada por su marido.

La situación era incómoda, ya que a Carlos se le estaba levantando su herramienta y le era difícil poder ocultarla, no solamente por el tamaño de esta sino porque su pantalón era de jean muy ajustado.

No les incomodaba que ellos estuviesen siempre alrededor haciendo comentarios o indicando como querían la instalación, porque a eso estaban acostumbrados pero si les incomodaba ese descarado espectáculo gratuito que a Carlos lo estaba excitando y Sergio agachado en el piso trataba de no mirarlos para no violentarse.

Carlos cada vez charlaba más con la mujer y Sergio tenía que hacer el trabajo solo, mirando de reojo los chupones que el marido le daba en el cuello a la dueña de casa.

Con los ruidos que estos produjeron Carlos y Sergio se miraron y no pudieron contener la risa que fue una forma de descargar la tensión que estaban soportando con esa pareja tan exhibicionista.

Terminado el trabajo en el living los condujeron al dormitorio para que terminaran la instalación allí.

Mientras ellos permanecieron agachados tras la cama para engrampar el cable al zócalo, el hombre se tiró sobre la cama y cuando Sergio se levantó para preguntar algo referente a la instalación no pudo creer lo que estaba viendo.

El hombre estaba de espaldas sobre la cama y su mujer le estaba chupando la pija. Sí, se la estaba mamando!

Sergio no lo podía creer y le hizo una seña a Carlos para que mirase y confirmase lo que el estaba viendo.

Sergio se acomodó la verga porque también se le estaba parando y trató de seguir engrampando los cables, pero Carlos se levantó, se acercó a la cama y se paró frente a ellos.

-No aguanto más!!!

Exclamó eso e inmediatamente se bajó el cierre de sus jeans metió la mano por allí y extrajo una soberbia pija totalmente parada, se fue acercando a la mujer con esa tremenda herramienta en la mano, no hubo que pedírselo a ella porque entendió perfectamente y se puso a mamar desesperadamente lo que le ofrecían abandonando la verga de tamaño standard de su marido.

Sergio había trabajado por más de doce meses con Carlos pero nunca le había visto la pija, y ni siquiera en ningún momento hablaron del tamaño de estas.

Quedó asombradísimo de que un muchachito tan joven tuviese una pija de mas de 24 cm y más asombrado quedó al ver como desaparecía totalmente en la boca de esa mujer!!!

Intentaba concentrasrse en su trabajo, pero era imposible, con los jadeos de la mujer, los de Carlos y los del marido que se pajeaba, mientras Sergio miraba todo ese expléndido panorama el cual le impidiò continuar con su trabajo.

Y para qué negarlo, su pija estaba tan dura que le molestaba dentro de los pantalones.

El marido lo llamó para que se uniese a ellos, pero Sergio muy asustado salió de la habitación cuando la mujer cabalgaba a Carlos de una manera frenética y furiosa ya que su marido por detrás se la estaba metiendo muy suavemente.

La mujer tenía las dos vergas enterradas en sus dos agujeros y llamaba a Sergio para que le llenase la boca con la suya.

Sergio huyó de allí, bajó la escalera en un santiamén y se refugió en la camioneta de la empresa donde se tuvo que hacer una paja para poder calmarse y hacer desaparecer el bulto que se insinuaba en su bragueta.

Mientras corría escaleras abajo oía los jadeos que exigían más y más verga. La mujer pedía, suplicaba y ordenaba.

-Qué momento! Cómo gozaba la hija de puta!

Cuando sus bolas se vaciaron y Sergio recobró la calma se puso a pensar en lo sucedido, nunca había oído a su mujer gritar como esta y menos pedir dos pijas a gritos como había escuchado en esa casa.

Esperó mucho tiempo en la camioneta a que bajase Carlos y cuando éste llegó le reprochó por qué se había ido, que la hubiesen pasado muy bien los cuatro.

Su compañero le contó que la mujer quiso ver como el marido se tragaba una verga tan grande y tuvo que complacerla y la pija de Carlos terminó en la boca del marido expulsando allí la leche que no había descargado en la concha de la mujer.

-Tuve que pajear al tipo mientras me la chupaba y ella le metía los dedos en el culo.!!!

Fue tan explícito lo que le contó a Sergio dentro de la camioneta que sucedió lo mismo que me estaba pasando a mi cuando me lo relató esa tarde en mi casa.

A Sergio se le empezó a parar nuevamente y éste tratando de disimular le dijo:

-Realmente, muchacho. Nunca me había imaginado que tuvieses una pija tan grande!.

-Viste, como la tipa esta se la tragaba toda sin ninguna dificultad! Es una chupapijas profesional! y ni que decir del marido!!!

El teléfono quedó sin colocar, ya que Sergio se negó a volver a esa casa y la empresa tuvo que mandar a otros obreros a terminar la instalación.

La amistad de Carlos y Sergio siguió pero no de la misma forma inocente que había durado casi un año, muchas veces Sergio le pedía a Carlos que se la mostrase porque aun no podía creer que ese muchachito tuviese una verga tan grande!!!

Cada vez Sergio se ponía más audaz, no se conformaba con solo mirarla, empezó a tocarla, quería comprobarlo dura que se ponía y como cada vez se estiraba más, finalmente terminó haciéndole una paja a Carlos para ver cuanta cantidad de leche podía expulsar ese colosal instrumento.

Realmente Carlos no sabía por qué su compañero había cambiado tanto desde que se la había visto en la casa de ese matrimonio?!

Un día le dijo que se diese el gusto y se la chupase, pero no tuvo suerte ya que Sergio muy asustado le dijo que el no era puto para hacer eso!!

Siguieron trabajando juntos, pero Sergio cada día estaba más distraído y ni mencionaba más lo sucedido.

Pero ahí no terminó su amistad ni su relación de trabajo…

Con el tiempo Sergio pudo experimentar en carne propia lo que el marido de la mujer esa había sentido aquella tarde.

Se lo propuso a su mujer y después de algún tiempo de rechazos y peleas finalmente ella lo aceptó.

Sergio gozó muchísimo cuando finalmente tuvo la verga de Carlos en su boca y después que lo probraon él y su mujer no quieren dejar de prarticarlo e invitan a Carlos muy seguido a su casa para que los complazca y poder chupársela los dos alternativamente .

Sergio nunca había tocado a un hombre!! y menos pajearlo o chupáarsela!!

Nunca había pensado en eso hasta ese día que le vio la verga a Carlos siendo chupada por ese señor y se había excitado tanto que se había pajeado en la camioneta imaginando que era él el que se la chupaba a Carlos.

Por eso había huído cuando la mujer lo llamaba para que se uniese a ellos, para no avalanzarse sobre la pija de Carlos y perder su amistad y su cordura.

Le vino un ataque de miedo total a perder a un amigo y miedo de convertirme en homosexual.

Lentamente fue avanzando y viendo que Carlos no oponía resistencia había convencido a su mujer para hacerlo los tres con la esperanza de que fuese aprobado por ella.

A Sergio en esos momentos no le importó nada de lo que pensase su muejr, él quería tragásela hasta la raíz y descubrir lo que se sentía y gozar totalmente con una verga en su garganta.

Cuando estuvo toda la verga anhelada a merced de su boca y de sus manos Carlos placenteramente exclamó:

-Al fin lo hacés!  Hace más de un año que te conzco y esperaba que lo hicieras, nunca te animaste a hacerlo porque pensabas que me enojaría contigo….

Sergio se la siguió chupando mientras su mujer lo cabalgaba con una cara de lascivia tremenda.

Carlos no pudo contenerse más con un profundo:

-Ahhhhhhhhhhhhhhhh…!!!!!

Descargó toda su leche la cual inmediatamente resbaló por el esófago de Sergio para luego seguir lentamente el camino hacia su estómago.

Una vez que la eyaculació terminó y la verga de Carlos se fue reduciendo fue abandonando esa boca primeriza que al quedar vacía exclamò.

-Sentí un placer inmenso, al sentir tu leche deslizándose por mi garganta al mismo t! iempo que la mía se depositaba en lo más profundo de la concha de mi mujer!!!. Si me lo hubiesen dicho, no lo hubiese creído.

Nunca dejó que a su mujer la cogiese por delante y menos que la penetrase por atrás, aunque Sergio intimamente tenía el deseo de verla traspasada por otra verga.

Yo lo sentí en mi propia garganta el placer que había sentido Sergio al disfrutar de esa verga tan enorme, por eso estoy pagando las consecuencias con una laringitis muy molesta.

A Sergio aún no lo conozco, pero tal vez se atreva a probar mi verga alguna vez…, porque según Carlos le está muy agradecido a ese matrimonio que despetaron la curiosidad en él y le hicieron descubrir una nueva forma de gozar y despertaron en él su bisexualidad

OMAR

Como siempre espero comentarios en: omarkiwi@yahoo.com

Xavier me invitó

Mis lectores ya conocen a Xavier porque en el relato “EN EL PULPITO” hablé de él y de lo que hicímos en esa iglesia del centro de Montevideo.

A Xavier lo conocí cuando los dos comenzamos el curso de profesorado, nos hicímos muy amigos, él cada vez necesitaba más y más mi verga y yo muy complacido y para mi propio placer se la daba de todas las formas que él me lo pedía o de las formas que descubríamos en revistas o en alguna película.

Su familia como ya dije en ese relato era muy adinerada y al “nene” le complacían todos los gustos y caprichos.

Cuando teníamos 22 años terminamos las clases con muy buenas notas y sin ninguna materia pendiente, por eso su fmilia quiso premiarlo dándole a elegir su obsequio, él eligió como compensación por sus notas pasar casi todo el mes de Enero en Río de Janeiro.

Su familia que es muy complaciente le alquiló una habitación en un hotel de Copacabana y Xavier para no ir solo me invitó a mi con la aprobación de sus padres quiénes me conocían y sabían de lo compinches que éramos.

Salímos del Aeropuerto de Carrasco en un vuelo muy corto, claro a mi me pareció así dando que unos años antes había ido hasta la remota Australia a visitar a mi hermano y ese sí fue un vuelo interminable con escalas y cambios de aviones por doquier.

Pasamos la primera semana a full, mi verga y mis huevos me dolían terriblemente por lo vacíos que quedaron con tantas chupadas que me hacía la boca educada de Xavier y ni que decir de su culito que andaba siempre hambriento de verga.

Esas terribles secciones de sexo con Xavier no las voy a contar porque a pesar de dejarnos exhaustos no tenían nada de extraordinario, fueron solamente la forma de desahogar nuestros deseos y de desagotar nuestras bolas juveniles de su contenido que se reproducía a mucha velocidad.

Xavier compraba revistas eróticas en los kioscos de la Av. Atlántica o de cualquier calle por la que pasáramos y luego quería llevar a la práctica cada una de las poses que allí veíamos.

Recuerdo que un día vimos en una revista a un tipo que se doblaba de una forma incríble y se chupaba la punta de su pija al mismo tiempo que otro tipo le metía la verga por el culo que estaba completamente hacia arriba.

Xavier quiso probarlo y por más que se arqueó su verga que no era muy larga no pudo llegar a su boca pero ese culo hacia arriba me invitaba, la metí por allí y al momento de vaciarme vi como de la pija de Xavier salían sus chorros de leche cayendo dentro de su boca abierta y expectante de su néctar almibarado..

No pude chupármela, pero por lo menos la leche me cayó en mi boca.

Fue el comentario de satisfación que me hizo Xavier luego de que hubo relamido sus labios y que toda su leche hubo desaparecido en el interior de su boca.

En una de esas revistas descubrió un anuncio, me lo leyó y se le pasó por su cabeza ávida de cosa raras y nuevas la idea de llamar para luego ir a probar lo que oferecían allí.

Quizo el “tratamiento” especial, costaba muy caro más de cien dólares, pero para él no importaba el dinero ya que sus padres le habían dado demasiado para pasar menos de un mes.

Nos bañamos, nos vestimos con ropas muy deportivas y veraniegas, luego llamó a un taxi, le dimos la dirección y nos condujo por el Túnel de la Princesa

Isabel rumbo a esa calle que quedaba en el barrio de Cinélandia.

Descendimos frente a una casa pintada de fucsia pero muy discreta, sin carteles escandalosos que anunciaran lo que se hacía allí dentro.

Tocamos el timbre y una mujer totalmente vetida de negro nos abrió, luego nos hizo entrar a una especie de escritorio donde nos pidió el dinero y luego nos condujo a una enorme sala donde nos dejó solos.

En esa amplia habitación lo único que había era oscuridad la cual fue interrumpida por la misma muchacha que vino a pedirnos las vestimentas y una vez que quedamos desnudos se retiró con nuestras ropas desapareciendo por el halo de luz por donde había entrado, luego que ella salió, cerró la puerta por donde había entrado, quedando todo el lugar nuevamente en tinieblas.

Quedamos en un silencio sepulcral acompañado por una oscuridad de igual magnitud, parecía que estábamos en una tumba pero a los pocos segundos una luz iluminó un rincón donde pudímos ver que había una escalera de dos aguas, la luz fue subiendo hasta el tope de la escalera donde divisamos la figura de un hombre totalmente cubierto por una túnica negra parecida a la que usan los sacerdotes de clausura, con una capucha que le ocultaba el rostro.

Las únicas partes de su cuerpo visibles eras sus enormes pies negros que estaban descalzos y sus ojos que brillaban a través de unos agujeros muy bien recortados en esa capucha negra, sus manos no se veían porque las tenía ocultas dentro de las amplias mangas de esa túnica.

La luz se detuvo en su rostro y de dentro de la capucha salió una voz cavernosa como de trueno emitiendo palabras guturales las cuales entendímos a medias y que mas o menos nos ordenaban:

-En el día de hoy yo soy el Verdugo, porque ustedes lo pidieron así, espero que disfruten por habernos contratado para darles placer… Pueden comenzar…

Mientras el tipo ese hablaba sentímos que dos manos fuertes nos ponían boca abajo sobre el piso y nos sostenían la cabeza para que mirásemos al Vedugo de la escalera.

-Que hacemos?

Le dije a Xavier temblando de miedo y de frío porque ese piso donde nos tenían acostados era muy gélido.

-Mejor te la chupo para ver que hace ese tipo…

Pudimos zafarnos de las manos que nos sujetaban las cabezas y nos pusimos a hacer un 69.

Mientras lo hacíamos miré de reojo para ver que sucedía a nuestro alrededor, vi a un muchacho alto sin pelos en el pecho, ataviado con un pantalón negro, un gorro y una cadena que retorcía con satisfacción entre sus manos.

Atrás de Xavier se había parado la muchacha que nos había abierto la puerta, ahora estaba completamente vestida con ropas de cuero negro quedando sus tetas al aire porque salían muy descaradamente por unos agujeros redodnos.

A pesar de que no lográbamos una erección firme por el terror que nos inspiraba ese lugar frío y oscuro igualmente comenzamos un 69 en el cual yo me puse sobre Xavier y al poco rato de chuparnos las vergas sentí que me tiraban del pelo levantando mi cabeza.

Mientras mi cabeza era levantada por el tipo de la cadena y la verga de Xavier se me iba saliendo de la boca oí que el tipo me decía:

-Así!!! Chúpasela para que yo pueda ver!!

Empujó mi cabeza hacia abajo clavándoseme toda la verga de Xavier en mi garganta, al rato pude sentirlas manos de Xavier que separaban más sus piernas  para que mi lengua se pusiese a lamer a toda velocidad la parte que quedaba entre la raíz de su verga y su ano.

Mutuamente nos excitamos tanto que Xavier se dio la vuelta sin que nuestros cuidadores pudiesen impedirlo y al v! er sus nalgas separadas ofreciendo su culo semi-abierto no aguanté más y me puse arriba suyo penetrándolo rápidamente.

Habíamos ido a esa casa a bucar aventuras y terminábamos haciendo lo de todos los días, mi verga enterrada en el culo superconocido de mi amigo Xavier!!

Cuando mi verga hubo desaparecido dentro del culo de Xavier levanté la cabeza mirando hacia adelante donde estaban la muchacha y el muchacho vestidos de negro pero en el mismo instante que los miraba sentí un latigazo en la espalda, como pude miré hacia atrás sin sacar mi verga de dentro de Xavier y vi a otro tipo de negro que miraba la escena.

El de la cadena me dijo:

-Eso amigo, mete tu “pau” en el buraco de tu amigo para que yo pueda ver, después quiero oírte gemir de gozo.

El tipo apoyó sus manos en mis nalgas y me empujó hacia abajo para que le clavase más profundamente la pija a mi amigo Xavier, que al sentir que le tocaban sus profundidades dio vuelta su cabeza buscando mis labios y nos dimos un beso húmedo, interminable intercambiand! o nuestra saliva a toda velocidad.

Un alarido nos detuvo, ese ruido salía de la garganta del Verdugo que nos llamaba la atención de esa forma para que interrumpiéramos lo que habíamos comenzado sin su consentimiento.

-Serán castigados por no esperar a que yo ordenase como jugar a este juego …..

Inmediatamente se despojó de la túnica, luego bajó la escalera y se detuvo frente a mi que permenecía hincado en ese piso frío.

Entre las tinieblas pude ver su cuerpo, su piel era muy suave y brillosa de un color chocolate muy oscuro y su verga enorme contrastaba con esa piel al ser más oscura que el ébano!!

Nunca había visto un “pijón” tan gordo y tan negro!!!

La muchacha agarró con sus manos esa pija que ya estaba dura, la acercó a mi rostro mientras que con una mano sostenía mi cabeza por los cabellos con la otra acercaba ese pedazo de carbón ardiente hasta mi boca para que me lo tragase.

-Este es tu castigo por no esperar a que el Verdugo diese la orden para comenzar la “fiesta”.

El tipo de la cadena estaba parado atrás mío y por la forma desafiante en que me miraba supongo que pensaba pegarme con esa cadena, así que no tenía otra opción que chupar ese pau negro y grosso.

A pesar de tener un sabor muy raro, fue muy excitante sentir que eso tan grande iba pasando por mi boca hasta que quedó trancado allí sin poder avanzar un sólo centímetro más.

El Verdugo se excitó muy rápido con las lamidas que le hice, porque chuparla era imposíble, mi boca no es tan grande para que “eso” entrase comódamente como él esperaba.

Xavier, la chica estaba hincada y los dos muchachos estaban parados alrededor nuestro muy atentos disfrutando del espectáculo y expectantes para atacarme si no complacía al Verdugo, que al fin y al cabo le habíamos pagado para tener esa aventura que no imaginábamos que sería de esa manera.

El Verdugo hizo una seña por la cual los muchachos me pusieron sobre el piso con la cabeza en el suelo, sobre los zapatos de la chica quedó mi cara, me levantaron el culo quedando mi cuerpo apoyado en mis rodillas y mis antebrazos.

Pude sentir inmediatamente la verga negra que abría mi esfínter sin siquiera lubricante ni dilatación manual, literalmente sentí un desgarrón.

-Aguantá, vinieron para que yo les diese placer!!!!

Si a eso llamaba placer, que te la metiesen de esa forma violenta y dolorosa, mejor hubiese seguido cogiendo a Xavier o haciendo el 69 con él que pasar un rato tan doloroso con ese Verdugo.

Grité mucho, diciéndole que parase que me dolía, pero fue en vano los tipos me tenían agarrado por los brazos y por las piernas para que no tratase de huir.

A los pocos minutos mi culo ardía pero no me dolía y el Verdugo empezó a deslizar todo su “pijón” a toda velocidad hasta que sentí que se ensanchaba más, si “eso” podía lograrse y comenzò a escupír en mi interior una descarga interminable de leche que quien sabe cuan concentrada sería porque nunca la vi en su estado cremoso.

Quedé extendido sobre el piso con el culo deshecho y hacia arriba, Xavier a mi lado en la misma pose pero con el culo sano hasta que el Verdugo dio la orden de que los demás se diviertiesen con nosotros mientras el descanzaba mirándolos.

El de la cadena amenazó con ella mientras la chica se amarraba sobre su ropa de cuero un consolador bastante grande con unas correas de cuero negro, luego se acercó a Xavier diciendo:

-Este va a disfrutar de mi tratamiento.

Por suerte para mi, me dejaron descanzar, mirando como centímetro a centímetro de ese aparato se iba metiendo en el culo de Xavier por lo que a los pocos minutos estaba disfrutando y diciendo que iba a gozar con ese aparato de plástico y era cierto porque su pija empezó a despedir una discreta cantidad de semen que fue a dar directamente sobre las botas del tipo que sostenía su cabeza.

Con todos esos excitantes momentos a uno de los muchachos se le empezó a notar un abultamiento bajo el cuero de su pantalón y mientras la muchacha procedía a hacer en mi dolorido ano el mismo tratamiento que a Xavier, ella lo notó y le dijo:

-Cláudio, que excitante coger a este tipo y ver que tienes ganas de meterla también!!!

Grité un interminable:

-AAAAAAAaaaaHHHHHHHhyyyyyyyyyyyyyyy!!!!

Fue una mezcla de dolor y de placer cuando sentí que mi leche regaba el suelo cerca de las botas del otro tipo que me sostenía mientras ese aparato iba y venía visitando mis entrañas.

-El espectáculo no terminó!!!!

Sentenció el Verdugo con esa voz de trueno mientras yo quedaba tirado sobre el piso al lado de Xavier mirando como los muchachos jóvenes se desnudaban, pensé que nos iban a coger y realmente no qería sentir más nada dentro de mi, ya estaba agotado, saciado y dolorido por todo lo acontecido en esa tarde en ese local que Xavier había descubierto en esa revista erótica.

Esos chicos no teníian vergas descomunales, simplemente eran discretas, pero por suerte no nos obligaron a agasajarlas porque la chica se puso a chupársela a uno mientras el otro le levantaba las piernas y se la metía por el culo.

Se agarró de las piernas de uno mientras el otro la sostenía de los tobillos para ver como le entraba su verga por el culo.
Así en el aire le dieron sin piedad, nosotros pudímos ver como le entraba esa verga en el culo al mismo tiempo qeu la otra se alojaba en las profundidades de su garganta.
El Verdugo al que nunca le vimos la cara porque en ningún momento se quitó la capucha comenzó a pasar sus dedos ásperos y calietes por nuestros culos doloridos y a pesar de ese dolor nuestros capullos palpitaban cada vez que las yemas de sus dedos lo estimulaba, nuestras vergas comenzaron a despertar nuevamente, nos dimos vuelta y sus manos nos hicieron tremenda paja hasta que lograron extraer otro poco de leche de algún lugar escodido de nuestras vesículas seminales.

La chica sacó la verga de su amigo de su boca y se puso a gritar:-Estoy gozando por la xoxota!!!

Tenía una verga clavada en el culo, pero igual estaba disfrutando por la concha!!!

Inmediatamente vimos como se descargaba sobre su boca la pija que antes había chupado empapándole la cara y parte del pelo con una leche espesa y blanquecina.

-Aguanta un poco más que yo también me voyyyyyyyyyyy!!

Oímos ese grito, miramos y vimos la cara del otro chico muy contorsionada por el placer que estaba recibiendo al descargarse dentro de su compañera e trabajo.

Hubo un silencio total después de que los gemidos de los tres hubieron finalizado con el climax de esos orgasmos.

Xavier y yo nos miramos sin saber que hacer, ya que creímos que el espectáculo había terminado pero el Verdugo hizo un gesto con su mano como para que le prestásemos atención.

-El show debía terminar acá, pero debido a que nuestros clientes son extranjeros y muy jóvenes voy a hacer una extra…

Tomó mi mano y la llevó a su verga, luego le indicó a Xavier que le chupase los testículos, guió el compás de mi mano con el de las lamidas de Xavier y luego de que su “vergón” estuvo totalmente enhiesto y brilloso por el precum que manaba de él me hizo lamerlo como si fuese un helado.

Se me secó la lengua de tanto lamer ese pedazo de carbón, no sé cuantos minutos tuve que lamerlo y de vez en cuando mi lengua se encontraba con la de Xavier que solamente poodía lamerle las pelotas o “saco” como le dicen en Brasil.

Su eyaculación pegó en mi cara rebotando para caer finalmente sobre la cara de Xavier que con lengüetazos muy fuertes lamía todo el tronco de ese Verdugo.

Terminada la sección y exhaustos a más no poder, nos hizo pasar a una habitación para descanzarsobre una cama muy suave, aunque no la disfrutamos por mucho tiempo ya que nuestros culos nos ardían cada vez más.

El Verdugo nos pidió disculpas por las lastimaduras, pero se justificó diciendo que sus clientes lepiden acción y sexo duro y que él tenía la obligación de complacerlos; luego de que nos bañamos nos hizo poner por la muchacha una pomada en nuestros culos doloridos.

Volvímos a nuestro hotel y en los próximos días con Xavier solamente practicamos sexo oral sin siquiera lamernos o tocarnos la parte dolorida.

OMAR

Como siempre espero comentarios y fotos en: omarkiwi@yahoo.com

Una noche caliente en el cine

Me encontraba en Mar Del Plata viviendo en plena temporada de verano, era una de esas tardes de mucho calor y me decidí ir a ver al cine unas películas pornos, les cuento que cuando voy a estos lugares trato de ir lo mas cómodo posible, en esta ocasión me decidí por ir de bermuda, una remera y de alpargatas, sin cinturón, con la remera por fuera y sin calzoncillo, ya que era un día de mucho calor y era temprano, aún de día cuando entre al cine, la verdad cual voy me siento en la sala de heteros y me siento ahí por horas hasta que alguien se me acerque y me pida algún placer de mi parte, yo soy totalmente pasivo muy tímido me encanta ser dominado pero cuando voy a estos cines Abecé salgo sin haber disfrutado de una buena cogida, nunca soy de encarar, siempre espero lo contrario.

Bueno volviendo al tema, ya hacia como una hora que estaba en este cine cuando de golpe se me sienta a mi lado un tipo, yo en ese momento me encontraba masturbando la verdad me sorprendí muchísimo al ver a este hombre ya que no lo había visto venir, este enseguida comenzó a masturbarse a pesar que yo estaba quieto aún tenia mi pene entre mi mano y supongo que se notaba entre las luces de la película, habrá pasado uno 15 minutos cuando comencé a sentir su mano sobre mi pierna y como veía que no había rechazo continuo hasta mi pene cundo llegó lo tomó y continuo con la paja, pero no tardo nada en llevar mi mano a su verga la cual estaba al palo, la verdad era enorme se sentía muy gruesa y larga, me fue guiando su mano para que se la masturbara cuando lo empecé hacer el paso la mano con la que estaba masturbándome por mi espalada y poniéndola en mi cabeza me hizo inclinar hasta su entre pierna y lo siento como me dice al oído:_ DALE BEBE CHUPAMELA QUE NO DOY MAS, DALE TRAGATELA TODA, ASIII DALE TODA HASTA EL FONDO, yo me encontraba chupando su verga siguiendo el ritmo que el me indicaba con su mano sobre mi cabeza, abecé me producía arcadas llegar hasta el fondo por lo largo que era esa verga, de golpe el me levanta la cabeza por los pelos y me dice que pare que me iba a llevar a otro lugar para seguir mas cómodo y romper mi culo, eso la verdad me asusto un poco ya que esa verga era bastante gruesa y nunca me había topado con una asi, él se subió el pantalón se acomodo la ropa y tomándome de la mano sin soltarme me llevo para los reservados de ese cine.

Entramos en uno y enseguida me tomo del pelo con fuerza y me llevo contra la pared y me beso metiéndome su lengua dentro me mi boca, a lo cual yo respondí de la misma forma, me separo y poniéndose frente mió me dice con una voz y actitud de bien de macho:_ AHORA PUTITO TE VAS A SACAR TODA LA ROPA Y VAS HACER LO QUE YO TE DIGAS ENTENDISTE, yo le decía que si, medio con miedo y tímidamente pero él me volvía a tomar del pelo con fuerza y me decía:_ SI QUE PUTITA… SI PAPITO ME TENES QUE DECIR, yo enseguida le decía lo que me pedía y el me seguía diciendo cosas tratándome mal y eso la verdad me calentaba muchísimo nunca me habían tratado de esa forma mis machos dominantes siempre me trataban con respeto pero nunca como ahora, me había desnudado quedándome solo con mi calzado, cuando me encontré desnudo el me tomo de la cintura y me puso contra la pared y se puso a lamer mi culo me lo mordía me introducía su lengua en mi ano y de vez en cuando me daba de nalgazo haciendo arder, después de un buen rato me encontraba re excitado y con mi culo re lubricado, para esto el ya había metido hasta tres dedo en mi cola yo me encontraba abierto de pierna inclinado contra la pared siendo sometido y gimiendo del placer, él paró lo que estaba haciendo y volteándome y haciéndome arrodillar frente a el me metió su verga la cual estaba mucho mas dura que la primera vez en la sala de heteros.

Me tenía agarrado del pelo con sus dos manos llevándome el ritmo de la mamada, en ocasiones me la metía tan adentro que me daba mucha arcada y como no me dejaba interrumpir me ahogaba con esa verga en mi boca, de a rato me separaba y me pegaba en la cara con su verga y lo escuchaba como me decía: _ASI PUTITO SOS MI PERRA
DALE ASI AHOGATE CON MI VERGA DALE SEGUI LAMIENDO, él me llevaba mi cara hacia sus testículos haciéndome lamerlos y tragándomelos y enseguida me hacia lamer su culo, después de un buen rato me levanta y me pone sobre un pequeño sofá que había ahí adentro dejándome en cuatro con mi cola bien parada y tomando mis nalgas me la abre con sus dos manos siento como me escupe en la entrada de mi orificio, y enseguida a esto siento la cabeza de su verga haciendo presión para hacerse camino a mi interior, me comenzaba a doler cuando de repente me la metió toda de una y el grita:_ SIIII ASI PUTO DE MIERDA DALE ABRI BIEN EL ORTO QUE TE PARTO, AHHHHH SI ASI SI PERRA TRAGATE ESTA VERGA, sin contemplación me penetra de una sin importar el dolor que me producía su verga en mi culo, del dolor y de la fuerza de sus envestidas me encontraba con la cara pegada a la pared, mis gemidos eran dolor pero estos a el lo excitaba muchísimo, yo no aguantaba mas me dolía muchísimo, y el hijo de puta no paraba mas de cojerme:_ AAAHHHHHHYYY PARA ME DUELE…ME DUELE …MUCHISIMO PARA, mis lagrimas eran obvias, agarraba fuerte al sofá tratando que asi el dolor pasara, de golpe sin decir nada salvo algunos insulto, me voltea y cargándome y haciendo que lo rodee con mis brazos y pierna me vulva a penetrar y comienza a moverme metiendo y sacando su verga, la verdad nunca pensé que pudieran cojerme asi ya que la verdad soy alguien de estatura alta y pesando unos 75 grs., pero para él supongo que no era problema ya que era una persona bastante robusta y un poco mas alta que yo tipo patovica con todo respeto, él estaba de espalda a la pared y yo lo tenia agarrado de la cintura y por la nuca con mis manos, la vedad después de un rato comencé a sentir por fin placer y mis gemidos ahora era una mezcla de dolor y placer:_ SI SI PAPITO COJEME DALE HACEME TUYO ASIII QUIERO MAS VERGA ASIIII AHYY AHHYYY QUE VERGA PAPA…SOY TU PUTITA…ASI SEGUI, el se lo veía re excitado me lamía el cuello y la oreja con desesperación:_ SI PUTITA QUERES VERGA…TE LA VOY A DAR TODA Y NO SOLA LA MIA, esto ultimo me desconcertó un poco pero no le di mucha importancia en ese momento, y por fin lo sentí que se movía de diferente forma como anunciando que estaba llegando al fin, me deja caer al piso y tomándome del pelo me lleva su pija a mi boca y me la hace que se la chupe:_ DALE BEBE TRAGATE TODO…TAMBIEN LA LECHITA…NO DEJES CAER NI UNA GOTITA, yo se la chupaba desesperadamente sin dejar de recorrer ni un centímetro esa hermosa verga, de golpe siento la descarga de su leche caliente y saladita dentro de mi boca que no tardo en desbordar mi interior pero que hacia todo lo posible por no perder ni una gota de mi recompensa:_ ASI QUE BIEN QUE PUTO QUE ERES PENDEJO LAME Y CHUPAME BIEN… COMO TE GUSTA….HASTA EL FONDO ATRAGANTATE CON ESTA VERGA, cuando termine de tragarme toda esa leche me deje caer quedándome sentado al piso todo sudado y con la cara llena de su semen, levante la cabeza y lo vi que él casi estaba terminando de vestirse yo atine hacer lo mismo pero el tomo mi ropa y me pregunto si era toda la mía yo le dije que si preguntándome por que y me respondió que las perras como yo no hacen pregunta y obedecen a sus amos esto la verdad me asusto mucho ya que el había tomado mi ropa y doblándola bien se la coloca bajo su brazo abre la puerta y sale sin decirme nada, se detuvo y volteando y viendo que yo no hacia nada me tomo del pelo y me arrastro hasta afuera, dejándome a la vista de todos los demás que estuvieron en la cercanía de ese privado, me llevo asi unos buenos metros hasta que entramo a un tipo de pasillo oscuro con muchos hombres ahí, los cuales aprovechando mi desnudes e inclinación me metían sus mano en mi culo, cuando llegamos al final de ese pasillo él me empujo contra la pared, volvió a sacar su verga obligándome a chupársela ahí enfrente de todos, yo para todo esto seguía desnudo con una excitación enorme pero con miedo también.
Mientras yo se la estaba chupando percibía como nos iban rodeando muchos hombres y a sentir como para este instante me comenzaban a manosear por todos lados algunos se agarraban de mi pija y me la sacudían pajiandome con fuerza y otros me metían sus dedos en mi culo, yo gemía de dolor ya que los que estaban penetrándome con sus dedos lo hacían con fuerza, mi amo me levanta y besándome me dice: _ AHORA VAS SASTIFACER A MIS AMIGOS… VOZ ME PEDISTE MAS VERGA YO TE LA VOY A DAR… Y NO TE PREOCUPE DE TU ROPA YO LA CUIDO…AHORA COMENSA A SERVIR COMO BUENA PUTA QUE ERES PERRA, en ese momento que terminote decirme esto me sorprendí mucho, el me dejo ahí alejándose de mi pero aun lo escucha decir a los demás:_ DELEN MASA QUE LE GUSTA MUCHO LA VERGA A ESTE BEBE, asi me dejo a merced de todos esos hombres los cuales abusaron de mi sumisión dejándome hacer lo que ellos quisieron la verdad no tenia muchas opciones para negarme, ya me tenían inclinado chupando varias vengas que tenia frente mió y otros ya me tenían con sus verga en mi culo cojiendome con fuerza podía sentir lo fuerte que me tenia agarrado de la cintura en las ocasiones que me soltaba era para darme nalgasos los cuales me dolían mucho, a todos los sentía gemir del placer de esta situación:_ DALE BEBE SEGUI CHUPANDO QUE SIGO YO PARA ROMPERTE ESE CULITO HERMOZO, me tenían asi al que terminaba de chupar la verga en seguida me penetraba de una sometiendo mi orto sin compasión, y cuándo iban a cavar me lo hacían adentro y algunos sobre mi espalda pudiendo sentir lo caliente de esa leche, la verdad después de un buen rato me encontraba lleno de leche por todo lado, por mi cuerpo en mi culo y mi boca me sentía sucio, esta situación se mantuvo por lo menos por una hora, y en todo ese tiempo sin dejarme de coger, cuando siento que me tiran al suelo y ahí me rodean varios hombres los cuales se masturbaban con desesperación hasta que me comenzaron a llenar de su leche, por todos lado tenia leche, cuando acabaron todos me dejaron ahí solo algunos me decían que era re puto que me seguirían cogiendo mas tarde y otros se reían de mi sumisión, cuando atine a levantarme se me acerco mi amo y tomándome del brazo me entrega la ropa y me dice que lo había echo muy bien que había disfrutado verme ser cogido por todos esos hombres que ahora me valla al baño para lavarme y cambiarme, eso ise apenas se fue el, cuando estaba por entrar al baño y cerrar esta puerta siento como se abre con fuerza y en eso entra un tipo grandote de barba, el cual me dice mientras me empujaba poniéndome de espalda sobre el inodoro haciéndome que me agachara:_ PARA PUTITO AHORA ME TOCA A MI TE VOY A ROMPER EL CULO…DALE HIJO DE PUTA PONETE EN CUATRO… NO TE NEGUES… QUE TE GUSTA, yo no pude evitar que entre al baño ni que me ponga en cuatro sobre el inodoro: _ PARA PARA NO QUIERO MAS… NO QUIERO HIJO DE PUTA…DEJAME NO QUIERO TU PIJA…DEJAME TE DIJE, el se puso como loco al escuchar mi negación hacia él y mientras me hablaba lo sentía como me comenzo a penetrar al principio despacio pero no tardo en tomar velocidad hasta que termino siendo una bestia de la forma que me cogia me sacudía todo golpeándome contra la pared:_ SI PUTITO ASI…TODA ADENTRO…DALE ABRI BIEN EL CULO COMETELA TODA,me tuvo así hasta que lo sentí acabar todo dentro mió no me la saco hasta que el sintió que me había dejado toda su leche dentro mió:_ AHHHHNNN SI BEBE TE ACABE TODO LA SENTIS COMO TE ACABE QUE PUTO REBENTADO QUE SOS ASIII, cuando me termino de acabar me dio vuelta enseguida y me puso a chupar para que se la limpiara lo cual lo hice sin problema el al terminar de chupársela se levanto el pantalón se acomodo la ropa y se marcho dejándome ahí sentado sobre el inodoro, ahí me quede un buen rato recobrando las fuerzas y reflexionando lo sucedido hasta que me vestí y me marche del cine, espero que le allá gustado mi historia la cual es verdadera y me sucedió en los primeros días de enero del 2005, si me quieren escribir y contarme lo que le pareció o contarme una experiencia parecida o contactarse lo pueden hacer a mi e-mail sergiogay2003@yahoo.com.ar y les prometo que respondo a todos, desde ya muchas gracias.

El cuidacoches y el marinero

En un relato anterior narré lo que me había sucedido antes de fin de año cuando fui a cenar a la casa de mi hermano Leo y pasé por el Buceo donde conocí a un cuidacoches muy especial que me hizo pasar un buen rato hasta que fuímos sorprendidos por un marinero.

Dardo el cuidacoches, se molestó porque el marinero lo vio ensartado en mi pija y dijo que el marinero ahora que había descubierto que él se dejaba coger iba a querer hacerle lo mismo con la pija enorme que tenía…

Eso de “pija enorme” tienta a cualquiera y por supuesto a mi me picó el bichito de la curiosidad ya que siempre ando a la caza de esos escazos súper órganos, que muchos dicen tener, pero cuando vas a la cama no pasan de 18cm.

En Montevideo es común leer en los avisos de los periódicos b/d o sea bien dotado, y cuando llamo y les pregunto la medida dicen 18 o 19. Para que mienten y engañan a los futuros clientes, sería más honesto que no pongan nada porque yo considero bien dotado a los que tienen vergas de 24 o 25 cm o más si existen. Si alguún lector quiere hablar del tema espero E-mails para discutirlo.

Me fui del relato, como Dardo dijo eso, pasé las vacaciones de Enero pensando en esa verga que imaginaba enorme por las referencias que tenía, hasta que un día de Febrero me decidí y fui en búsqueda de Dardo para que fuese el contacto con el marinero.

Una tarde fui por allí y no lo encontré, muy apenado pensé que se habría ido a cuidar coches a otra zona o que andaría prestando sus “servicios” con algun cliente metido por los matorrales.

Hice tiempo por allí hasta que otro cuidacoches pensando que no encontraba lugar para estacionar me indicó donde podía hacerlo, le hice señas de que se acercase y cuando lo hizo le pregunté por Dardo.

-Ah, ese! Es mala persona en vez de cuidar los coches, se va por ahí a chupar pijas y nos desprestigia el negocio a nosotros los que nos dedicamos a esto y no a los puteríos cono él.

-Pero siempre viene por acá…

-Sí, si querés una buena chupada no vas a encontrar otro que la haga mejor…vení de tardecita que viene a esa hora, que vienen los putos a que se la clave o a chupársela…, me voy porque sale un auto y tengo que ir a trabajar….

Ese fue más o menos el intercambio de palabras que tuve con el otro cuidacoches tratando de indagar la forma de ubicar a Dardo.

Volví a la hora que me había indicado ese cuidacoches; Dardo no aprecía por ningun lado, estuve un rato dando vueltas hasta que me decidí a estacionar por allí y a los pocos segundos apareció Dardo a ofrecer sus servicios para cuidarme el coche.

Cuando lo saludé por su nombre, quedó asombrado de como sabía yo su nombre. En realidad no sé si se hizo el interesante o realmente no se acordaba de mi.

Le mencioné lo que había sucedido antes de fin de año y con una encogida de hombros dijo:

-No me acuerdo… pasan tanto tipos por acá… si viniste a coger un rato conmigo… vení mañana porque hoy estoy agotado tuve que chupársela mucho rato a un tipo que no acababa más, pagó bien… pero mi lengua y mandíbulas no dan más de tanto rato chupa que te chupa y después tuve que cogerme a un tipo que me sacó hasta la última gota de leche ahora estoy sin ganas de nada…

-En el verano me acordé de vos y del marinero y quise probar algo diferente con ustedes dos…

-Que marinero?

-Uno que nos sorprendió la otra vez y me dijiste que tenía una verga más grande que la mía, creo que se llamaba Sergio…

-Ah!! El Sergio, ese hijo de puta! me rompió el culo después que vos te fuiste y se rio mucho de mí… por suerte lo mandaron a La Paloma, andará rompiendo culos por allá, con tantos turistas que vinieron este verano se habrá llenado de guita…

-Vos me hablaste de él y me dijiste que podías arreglar
algo para hacer un trío…

-Lo siento el Sergio no está más por acá, pero si querés coger con otro marinero, vení mañana a esta hora que te estaré esperando con otro no tan pijudo como el Sergio pero… algo te puedo conseguir. si vos ponés la guita y el culo no hay problema.

Quedé pensando unos instantes sobre la oferta de Dardo y como no tenía otra cosa que hacer y fue interesante lo que me dijo, acepté en venir al otro día a la doble cita con Dardo y el marinero.

-Bueno, pagame adelantado para que te guarde turno.

Le dije que no, que adelantado no pagaba, me despedí y me fui a mi casa a esperar hasta el otro día en que se produciría el tan ansiado encuentro.

Por suerte se presentó una noche cálida y serena a fines de Febrero en la cual fui en busca de aventuras y de pasar un rato placentero con el cuidacoches y el marinero que me iba a presentar.

A los pocos minutos de dar vueltas por allí, me abordó Dardo indicándome un lugar obscuro donde estacionar, el que conoce el Puerto del Buceo podrá ubicar el lugar porque se encuentra tras de una pared pintada con unos enormes grafitis de pintura callejera.

Mientras yo estacionaba en ese lugar que ni se veía la sombra de uno, Dardo desapareció yendo a la búsqueda del marinero.

Menuda sorpresa me llevé!!!

El marinero era un tipo cuarentón, no muy alto pero de unos 100 kilos de carne colgante por todos lados, especialmente sus brazos y su barriga se destacaban en esa mole de carne y grasa.

Como pudo se acomodó en el asiento trasero del coche, pero allí dentro ni se podía mover, mientras yo pensaba que hacer con esa masa de carne con forma humana.

No sé me ocurría nada, yo había ido con la intención de conocer al marinero que segun el cuidacoches tenía una verga enorme y lo que me trajo fue un enorme marinero que quien sabe que clase de verga tendría.

Tuvimos que salir del coche porque esa bola de carne ni se podía mover allí dentro.

A Dardo lo único que le interesaba era la plata, me preguntó enseguida cuanto le iba a dar por lo que me había conseguido.

Al oído y sin que sintiese el marinero le susurré:

-Por esto! Nada! Yo esperaba al Sergio.

-Ya te dije que lo mandaron para La Paloma, pero no hubieses aguantado su verga, te hubiese dolido mucho el culo como me dolió a mi el día que me la metió por culpa tuya.

-Vení, vamos a la acción, vos pagás y yo o! bedezco, sacá la pija que te la voy a chupar.

-Y que hacemos con este marinero?

-No te procupes al Bebo le gusta chupar los culos, mientras yo te la chupo abandonate a la lengua del Bebo, vas a ver como te va a hacer gozar este hijo de puta!

Y no se equivocó!!

Ahí tirados sobre los pastos me puse en cuato patas sobre Dardo y mientras hacíamos un 69 el Bebo se situó atrás mío y con una genial maestría me emepezó a lamer el otro, sacándome gritos de placer que no podían salir al exterior de mi ser porque mi garganta estaba ocupada con la verga de Dardo que no es muy larga pero al estar yo sobre él mi boca bajaba hasta que mi nariz olía sus vellos púbicos para luego deshacer el recorrido y quedar solamente su glande en contacto con mi lengua.

El otro cuidacoches no se había equivocado, realmente Dardo era un muy buen chupapijas y cuanto había progresado en las técnicas de succión en esos meses en que no lo había visto.!!

Me agarraba la pija, la torneaba, la lamía luego se tragaba el glande, de a poco lo mordía lo succionaba, después el reborde de mi pija era asediado por sus labios para desaparecer lentamente dentro de su boca y en ese momento empezaban las succiones fuertes en las cuales su garganta iba recibiendo los golpes que mi pija le daba cada vez tratando de entrar más profundo.

Fue un placer doble o triple, porque la lengua de Bebo cada vez se metía mas dentro de mi ano ayudada por sus dedos regordetes que hacían la dilatación para que ésta pudiese entrar cada vez más dentro de mi ser.

Dardo detuvo la mamada, sac! ó mi pija de su boca y muy agitado me preguntó:

-Me vas a coger o querés acabar en mi boca?

-Noooooo!! quiero metértela como la otra vez….

Bebo al oir nuestra convesación dejó de meterme los dedos en el recto para decirnos que él ya estaba muy caliente y que quería un agujero donde descargar su leche.

Acto seguido Dardo se puso en cuatro patas separando las nalgas para que Bebo le pudiese dilatar el ano con su lengua y sus dedos, siendo muy cómica la situación dado que la carne de Bebo se desparramaba sobre el pasto.

A pesar de la poca iluminación que había en ese lugar pude ver la verga de Bebo, una cosa insignificante para tanto cuerpo, él se pajeaba con una mano mientras con la otra trataba de meter los dedos en el culo de Dardo del cual chorreaba gran cantidad de su saliva la cual no había podido meterla con su dedos dentro de él.

Todo eso que estaba viendo me excitó mucho y como pude me metí entre las carnes del Bebo y me puse a chupar su pija mientras esperaba que el culo de Dardo estuviese listo para una penetración.

Muy agitado se puso Bebo al sentir mi lengua sobre su glande y mientras la suya se habría camino entre los pliegues de Dardo mis manos trataron de tocar su hoyo pero sus gordas manos no me dejaron avanzar mucho en mi exploración.

-Dale, ya le abrí el culo al Dardo, metésela que quiero gozar yo también.

Parecía una órden lo que salió de la garqanta del Bebo y como yo no daba más obedecí situándome atrás de las nalgas separadas de Dardo y con un condón a medio poner se la apoyé en el agujero que estaba tremendamente empapado por la saliva del Bebo y a los pocos segundos mi pija iba y venía dentro de su cuerpo con un vaivén muy gratificante.

Bebo se puso atrás mío y me empujó para que cayese, quedé en cuatro patas sobre Dardo que cayó casi totalmente sobre el pasto tragándose toda mi verga por su recto, pero lo peor no había llegado…

Pude sentir la verga de Bebo abrirse paso entre mis plieuges que tan bien había dilatado unos momentos antes.

El Bebo estaba caliente y de sus carnes comenzó a salir un tremendo olor a transpiración porque con cada embestida que me daba, su piel brillaba en la oscuridad porque chorreaba copiosamente gotas de transpiración.

AGhhhhhhhhhh!! AaaHYYYYYYYYY!!!

Después de esos jadeos y gritos noté que mi mano estaba empapada por el semen de Dardo que había salido de su verga mojándome la mano que se la acaricibaa por debajo de mi cuerpo.

El Bebo al sentir esos jadeos y la aceleración de los latidos del corazón de Dardo se agitó él también y a los pocos segundos sentí que su verga se ensanchaba dentro mío al mismo tiempo que su pija empezó a verter en mis entrañas su esperma.

Mi próstata no soportaba más excitación y al ser golpeada desde dentro por el semen del Bebo que pegaba en el condón fue como un detonador y con un reflejo instantáneo la obligó a descargar el contenido de mis bolas dentro del culo de Dardo.

Ahhhhhhh..!!!! OOOOOOOOOOOHHHHHHHHH!…

Me apreté a las caderas de Dardo para que éste no se pudiese mover hacia adelante ya que toda mi descarga quería hacerla dentro suyo y si éste se movía hacia adelante mi verga se le hubiese salido y… quería gozar sintiendo las contracciones de su esfínter.

La verga del Bebo se habií salido completamente de mi recto ya que éste muy agotado después del gran esfuerzo que hizo para descargar su leche se desplomó de espaldas sobre el pasto quedando allí con la pija mustia bañada por la oscuridad de la noche.

Los condones quedaron como fieles testigos de nuestra placentera aventura en un rincón de ese lugar contra la pared de los grafitis.

Luego de descanzar unos instantes nos incorporamos, Dardo exigió la plata que tan honradamente con su culo y boca se había ganado, mientras el Bebo permanecía con la pija cada vez mas minúscula echado sobre el pasto.

Me despedí de ellos y el Bebo dijo:

-Tenés un culo magnífico, como me apretaba la verga!!! Vení otro día que te la voy a clavar hasta que tus tripas me ordeñen toda la leche que voy a guardar para vos…

Después que nos vestímos le pagué a Dardo lo convenido y me fui a mi casa a bañarme para sacarme todos los aromas de transpiración tanto míos como del Bebo que había estado echado sobre mi mojándome con su transpiración tan abundante..

Siempre que voy a la casa de mi hermano inevitablemente tengo que pasar por allí pero no me detuve más aunque sea para averiguar algo sobre Dardo, porque por ahora él ya es etapa superada y quiero nuevas aventuras, nuevas sensaciones aunque sean iguales pero nuevas en el sentido de que otras personas me las darán.

OMAR

Siempre espero correspondencia y fotos en: omarkiwi@yahoo.com

Ocho heterosexuales para mi!

Hola mis queridos lectores. Es la primera vez que escribo un relato erótico, pero tenia la necesidad de contar mi experiencia. Obviamente voy a cambiar los nombres y lugares para mantener la discreción.

Tengo 17 años, soy argentino y estoy en el ultimo año de la secundaria (el mejor!!!) y a esta edad ustedes sabrán que nuestras hormonas están al máximo; con tan solo una mirada se te erecta, ni pesar si te tocan, y cuando estas besando a alguien no puedes contener esa sensación de que el mundo se te va a venir encima. Creo que es solo por la edad, por las salidas nocturnas, el estar siempre con actividad, fumar, tomar, pasarla bien.

Desde chico a mí me gustaron los hombres, desde la escuela primaria y ya había tenido varias relaciones para los 17! Pero quería mas, sentía que mi cuerpo me pedía mucho más.

Había un grupo que se sentaba detrás de mí, todos heterosexuales, y a mi me gustan mas así, bien „machos‰ y con ganas de coger a todo momento. Ya habían empezado las bromas desde hacia varios años, de que algún día me la iban a poner, de que yo parecía mas mujer que hombre y que no tendrían problema en cogerme. Y cuando me compraba esos chupetines bien gordos y comenzaba a chaparlos ellos me decían- así me la vas a chupar a mi! Ya vas a ver!- yo moría de ganas, y lo hacia adrede.

Una noche fuimos con mis amigas a la casa de uno de ellos por el cumpleaños, nos quedamos hasta muy tarde, pero cuando estábamos en la mejor parte, medios alcoholizados, y con muchas ganas de divertirnos mis amigas se fueron porque tenían que levantarse temprano. En ese momento pensé ˆ Que comience la fiesta!!!-

Cuando estábamos todos sentados en el living de esta casa comencé a contarlos. Eran 8: Gonzalo, Emmanuel, Cristian, Pablo, Javier, Maximiliano, Rodrigo y Diego. Eran muchos! Pero tenia ganas de chapárselas a todos. Empezaron como siempre las cargadas, las bromas, yo estaba comiendo un chupetín y me decían ˆ como nos las chuparías si fuera nuestra pija el chupetín- y comencé a pasarle la lengua, subirlo y bajarlo con fuerza y rapidez. Ellos enloquecieron! Y me dijeron, – tenes que cumplir algo con nosotros-, y yo pregunte, haciéndome el desentendido, que de que se trataba. Y sin decir nada se bajaron todos los pantalones.. las tenían erectas. Imagínense 8 pijas heterosexuales para mi solo. Ellos solo me deseaban a mi. Y comencé a chapársela a uno, mientras los de atrás se masturbaban!. Entonces se acercaron 3 mas y pusieron sus pijas en mi boca. Las amontone a las tres, y me decían, – así!! Hasta la garganta! seguí.. toda la leche va ser para vos.. tragala!- y yo estaba muy caliente! Las chupaba, con fuerza y rapidez, pasaba mi lengua por sus cabecitas, y jugaba con ellas, las tocaba, rozaba sus huevitos con mis manos y ellos enloquecían. De pronto se pusieron en ronda, y uno me bajo los pantalones, y me la puso tan, pero tan fuerte que vi las estrellas, sentía q mi cuerpo se desmoronaba con cada entrada y salida de su enorme, dura, y venosa pija. Mientras se las seguía chupando a los demás y algunos se turnaban para ponérmela por atrás. No daba mas esta exhausto y fue allí donde uno por uno me acabaron en la boca. Me dejaron lleno de leche, y yo la saboreaba mientras ellos golpeaban sus penes contra mi boca sacudiendo así lo que quedaba de semen. Me pare. Camine. Y ellos se reían. Y me decían que había sido la mejor cogida que habían tenido, y que por supesto no se lo contara a nadie, ya que marcaría sus nombres para siempre, y el mi también.

Ahora nos vemos en la escuela y nos reímos, hacemos comentarios que los demás no entienden. Pero de algo estoy seguro, de que fue la mejor cogida que recibí y di, y que además que no será la ultima vez. Todavía me queda el viaje de estudio. Una semana entera en Bariloche. ¿Se imaginan? Yo no! Jaja… pero por supuesto que se los voy a contar!
Contameloa_hora@hotmail.com

3 contra 1 (así me desvirgaron)

Hola me llamo Lucas tengo 19 años soy del interior y hace un año y medio que me vien a estudiar a Capital Federal (BS.As) Soy una persona delgada, pelo castaño, ojos verdes y con una colita firme y muy linda según quienes la han provado. Lo que le voy a contar paso hace unos meses. Si bien no me considero Homosexual, seía mas bien bisexual. Mis relaciones con hombres solo son para cojer.

Bueno esto empezo en la pileta climatizada donde voy a practicar natación. Que por motivo de trabajo iba a ultima hora a esos de las 19 y salia 21. En el vestuario conoci a Adres un pibe de 26 años  de cuerpo normal pero bien marcado, el practica tenis . Con el correr de los días comenzamos charlar. Yo nunca habia tenido relaciones con un hombre pero siempre tuve fantasia. Siempre eramos lo ultimos en ducharnos yo trataba de disimular lo mas que podia mirar su pija. Ya a lo ultimo era bastante evidente y creo que lo hacia aproposito para que se de cuenta ytomara la iniciativa. Hasta que un día me invito a tomar unas cervezas con unos amigos a su departamento, yo inocente acepte ni me imagine lo que habia preparado.

Cuando llegue me presento a dos amigos Marcos, cuerpo similar a Andres y Rodrigo gigantesto. Me invitaron con un jugo, eso me llamo la atencion,ya habia dicho cervezas, y comenzamos  a charla hasta que Andres propuso mirar una pelicula lo cual aceptamos todos, pero yo pense que bodrío. en verdad no sabia nada.

La película era fuerte. Eran tres tipos cogiendose a una mina en forma brutal. A todo esto yo me estaba excitando cada vez mas. La mina gritaba a mas no poder, yo no aguantaba mas de la existación. Tan consentrado estaba que no me dí cuenta que los tres tenian su pijas al aire, pajeandose. Desde que me di cuenta no podia sacar los ojos de la enorme pija de Rodrigo. Hasta que Andres dijo lo que mi cuerpo deseaba y yo no me quería imaginar:

-Dale Lucas, no queres ser nuestra puta

Yo solo lo mire y aturdido atine a rierme, entonce me dijo

-Empesa con Rodrigo, que me doy cuenta que se te hace agua la boca
Sin decir nada trate de llevarme a mi boca, su enorme pija de unos 25 x 5 (pero creo que era mas guersa), Rodrigo solo decìa:

– ¡Chupamela,chupamela!

Su pija estaba dura como un fierro, benosa, y muy morena. Su cabeza (glande) roja y muy grande. En el primer intento con esfuerzo solo me entro la cabeza en mi boca. Así que, por mi inexperiencia, se la empece a lamer como a un cucurucho pasandole la legua por toda su cabeza, mientra que con la mano le hacia la paja. Poco a poco me la iba metiendo dentro la boca  empece a mover la cabeza hacia arriba y abajo pero no había caso solo me entraba la cabeza y un poquito mas. Por lo que con las manos comence a pajearlo, mientras le comia su cabezota como un chupetin, pasandole la lengua. A lo que solo  decí:

-¡Así… así….Mmmmmm….¡

Al ver su exitación yo mas me entusiasmaba. Me agarro de los pelos e hizo que me comiera su pija, me la metia hasta la garganta, esto me daba arcadas, pero igual la apretaba con mis labios asi se la succionaba. Gemia de placer pedia que no parara, cada vez trataba que me la tragara mas. De repente comenzo a tener movimientos electricos y soltó todo su semen en el interior de mi boca, junto a un gemido hermoso:

-AAAAAaaaaaaahhhhhh

Al principio me dió asco era caliente y salada, yo me la imaginaba dulce. Por lo que trate de escupirla. Pero el me pidio que:

-¡Tómatela…  tómatela….ahora…ahora…

-aaaaahhhggg! (asi comence atragarmela)

Su cabeza apoya en  mis labios no paraba de largar chorros de leche que caían parte en mi boca y parte en mi cara. una vez que termino de sacar su leche yo empece a limpiarme con la leguan al rededor de la boca eso lo exitaba mas y sacudia su pija pegandome en la cara y eso me exitaba todavía mas a mi.

Mientras tanto Andres juntos a Marco me había puesto en 4 pero , no se como me sacaron el pantalon. Y comenzaron a pasarme su cabeza mojadas por toda la cola lubricando mi agujerito virgen , despues senti unos dedos que comenzaron a masajerme el esfinter para así dilatarlo. Era Marcos quien había comenzado a introducirme uno de sus dedos, muy suavemente. Sentía que entraba sin problema a causa de mi calentura y la cantidad de liquido presimenal que me habian metido.

Al mismo tiempo que lipiaba la pija de Roberto que todavia, no se como seguis dura como un tronco. Marco me dice:

– Ahora vas a ver lo que es bueno putito, y mas vale que te portes bien (agarrandome de la cadera y llevando mi cola contra su pija) Así que pone la colita dura.

Siento que  sus dos manos separan mis cachetes y me apoya la cabeza de su pija larga y puntiaguda, ideal para desvirgar  mi culito virgen. Apoyando su cabeza sobre mi esfinter comienza a hacer presión, eso me exitaba sobre manera, pero a medida que comenza a abrime mi culito virgen empezo a dolerme. Rodrigo se sento para que yo bajarara todavia mas la cabeza, de modo, que mi cola se abrira mas y quedara al completo antojo de Marcos. Poco a poco me la iba metiendo,  ya me dolia demasiado por lo que me salio un grito:

– AAAAAHHHHHHHHH

– Te duele putita bancatela (Marcos)

No aguantaba mas el dolor, se me caian las lagrimas, Andres al verme le dice que pare. Pero no se porque dije:

-Dale patito, partime en dos quiero ser su putita esta noche, AAAAAAAAHHHHHH (seguia gritando del dolor)

Era la primera ves que tenia una verga en mi colita, comenzo a meterla despasito, la sentía cada mimilimetro que entraba. Una vez que senti como sus huveos tocaban los mio se detuvo, para que mi colita se acomodara a su verga unos minutos.

-Dale putita comenza a moverte si no queres que te empiece a bombear y te duela mas (fue la orden de Marcos)

Y yo muy deceoso de complacer a mi macho comenze a moverme para adelante y para atras muy despacio, era algo indescriptible como sentia cada milimetrode esa verga que me estaba partiendo el culo, placer con dolor se mezclaba, no se porque pero yo estaba muy exitado. Al ver que cada vez me movia con mas soltura y que mis quejido se mezclaban con placer

– AAAAAAHHHH, MMMMMMMMMMMHHHHHHHH, AAAAAAAAAAHHHHHHH, MMMMMMMMMMAAAA

Me agarro de la cola se empezo a moverse yo seguia con mis gemidos ,el tambien comenzo a gemir y cada vez me sacudia mas. Rodrigo me agarro la cabeza e hizo que comiera su pija, de vuelta entre quejidos y gemido

– MMMMHHHH, AAAAAAGGGGHHHH.

Mientra tanto, Andres comenzo a pajearse porque era tal el grado de erotismo que desprendiamos que no aguanto mas.

De repente Andres me puso boca arriba, levanto mi piernas. Su pija era mas bien corta unos 17 cm  pero ancha como unos 5 cm. Apenas apollo su cabeza en mi colita recien rota, su pija se acomodo rapido debido a que Marcos la habia dejado abierta y lubricada. Andres estaba tan exitado que de un solo empujon me la metio toda.

-AAAAYYYYHHHH (senti que partio en dos, un fuego corria dentro mio inexplicable)

No paraba de gritar, pedia que me la saque

 

– Por favor pará que me duele

– Si te gusta putita

-Si, pero me dule, HAY, por favor PARA!!!!!

-Callen a esta púta (ordeno Andres)

Marco que no habia terinado, se me sento e el pecho y me empezo a cojer por la boca. Yo me asuste y empece a forcejear. Pero Rodrigo que era gigantesto me agarro las mano y me las tira para atras, sentía su fuerza. Era una verdadera violacion concentida. Y eso me exita de sobremanera. Andres comenzo a moverse cada vez mas rapido y Marco le seguia el ritmo, su pija me entreba hasta la garganta y me atragantaba por lo que la tenia que sacar pero enseguida me la metia. En eso instante gritaba

– SI, SI, AAAHHH, dale soy su puta, violenmen.

Cada vez mas rapidos se movian, Andres me ensartaba con toda su fuerza, todos gemiamos, hasta que senti como Andres me indudaba el culo con su leche caliente, no alcanse a difrutar eso que Marco me lleno la boca con su leche. Era tanta que se me caia, a lo que el me decia

-dale putita tomatela toda.

Yo trataba de tragar lo mas rapido posible pero igual tenia la bosa inundada y se me caia.

Terminamos exauto y lo que mas me llamo la atención fue que yo tambien habia termiando sin pajearme y seguia al palo. Y para colmo quería mas pija.

Pero ahora era el turno de Rodrigo, eso me asustaba porque si la pija de Andres me había dolido esta me iba a matar era el doble de larga y mas gruesa me animaria a decir que media 25 x 6. Yo me resisti, pero sabia que igual me iba a cojer. Pero me ancantaba a que me obligaran.

Pusieron un almohadon el piso, me acostaron de modo que solo apoye mis hombros y la cabeza en el piso y mi cola contra el sillon al nivel de donde uno se sienta. Ah primero lubrique la pija de Rodrigo con mi saliba, a mi colita no hacia falta lubricarla porque todavia correaba la leche de Andres.

Andres y Marcos me agarron las piernas y me la llevaron hacia mi cabeza y para el costado. Rodrigo medio que se sento en el sillon, poniendome entre sus piernas. De este modo tenía mi agujerito a su disposición, yo estaba inmovil era imposible que me saliera, eso me exitaba pero igual forcejeba, quejandome:

– No, porfavor me va doler mucho, por favor NO

-Callate putita y disfruta, Si te gusta?

– ¿te gusta? (grito Marcos)

-Si me encanta, (respondí) Soy su putita haganmen lo que quieran

Rodrigo, comenzo con su violación. Acomodo la cabeza sobre mi colita, que por lo nervios se había puesto dura. Para relajarme Andres comenzo a pajearme eso me comenzo a exitar. Rodrigo comenzo a presionar. Sentia como mi agujeo se abria sobre manera, un fuego me recorria todo el cuerpo, no para de quejarme.

– Para que me vas a matar AAAAAAHHHHHHHGGGGGGG

-Dale segui que sino es peor (dijo Marcos)

Cada vez se abria mas, los chicos me sotenian con fuerza las piernas, eso me hacia sentir violada y me exitaba. Pero igual dolia mucho:

-AAAAAAHHHHHHYYYYYYHHHHHH, Duele (pero ya era tarde para arrepentirse)

-Callate puto y difrutoa esta verga que te esta partiendo.

Fue indescriptible cuando entro su cabeza era tan grande que cuando entro senti como mi agujerito intento cerrarce pero se encontro conl ese tremendo tronco. Eso me exito mucho y comenze a desparramar devuelta mi lechita ya que Andres me estaba haciedo la paja. Rodrigo al ver mi estado de exitación aprovecho y me la metio toda. Dolor con placer se mezclava. Y comenzo con su mete y saca cada vez mas rapido. Yo veia su cara de exitación y me exitaba cada vez mas a pesar que recien habia termiado y que me ardía mucho (y para no arderme si me abrio el culo, hasta me sangro). De repende paro el ritmo y se movia mas despacio sería porque ya estaba por terminar. Se movia fabuloso, la sacaba toda y despacito me la metia hasta el fondo y devuelta me la sacaba. Sentir como al paso de su tremenda pija hacia que mi culo se habriera y se cerrara me encantaba. Esto duro hasta que saco su pija de mi colita y pajenadose terimno,  sus chorros de leche llegaban hasta mi cara.

Yo estaba exsauto me fui a lavar al baño ya que tenia semen por todo lado y tambien la sangre  que salia de cola.

Despues seguimos hablando y tambien con la fiesta. Pero el resto lo dejo para la proxima, junto a otras experiencias increibles que he tenido.

Cuando termino la noche, osea a la mañana cuando me iba me dijieron que me  habían metido dos pastillas disueltas en el jugo, viero para eso era el jugo, una era para calentarme y la otra era una especia de viagra. Por eso me banque tanto y tantos polvo de la parte de ellos.

 

Reencuentro con un compañero de colegio

Estoy próximo a terminar la universidad y hace casi 5 años que no he vuelto a reunirme con la mayor parte de mis compañeros de colegio. Mario era uno de ellos.

A Mario lo recordaba como un muchacho deportista y atractivo, un poco callado, con una sonrisa muy dulce y también con éxito entre las chicas.

Hace un mes, al salir de clase, en la tarde, me encontré con Mario en la calle. No había cambiado mucho, pero lucía estupendo. Se veía más fuerte y seguro de sí mismo. Nos saludamos e iniciamos lo que parecía iba a ser una rápida y protocolaria conversación. Sin embargo, encontramos que estudíabamos la misma carrera, aunque en diferentes universidades. Eso nos entusiasmó. Qué interesante sería compartir experiencias académicas!

Como no llevábamos prisa y en la esquina había un sitio agradable, decidimos ir allí para tomar un par de cervezas y conversar.

Si bien toda la conversación inició por los temas estudiantiles, poco a poco, en la medida que era evidente una gran empatía entre los dos, la charla fue derivando a materias más personales. Mario me habló de una situación que había vivido recientemente, cuando estaba con otros amigos y había tenido que intervenir para que ellos no golpearan a un par de adolescentes gay a quienes habían sorprendido besándose. Me preguntó que opinaba y obviamente expresé enfáticamente mi repudio por la intolerancia frente a los gustos sexuales de cada cual.

En ese momento, percibí una gran alegría en Mario y fui consciente que la historia que me acababa de contar no era real y que sólo buscaba sondearme. Aunque en ningún momento fuimos explícitos, empezó a seducirme, en forma muy sutil, dado el sitio en donde nos encontrábamos.

Me hablaba de diversos temas, en voz baja, pero con gran pasión. De vez en cuando me tocaba, de una manera ruda y masculina que no despertara sospechas. Yo no lo podía creer, nunca hubiera pensado que a Mario le gustaran también los hombres. Empecé a arder de deseo, pero no me atrevía a tomar la iniciativa, pues todavía tenía un margen de duda: podría ser que fuera de aquellos hombres que se toman dos tragos y se vuelven muy efusivos.

Después de un rato, cuando entramos en el tema de la música, me invitó a escuchar algo en el apartamento de un amigo suyo, cuya llave tenía y quien vivía cerca de allí. El corazón me empezó a latir más aceleradamente, si cabía más. La saliva se me atragantaba, la dudas ya eran pocas y terminaron por disiparse completamente cuando, al llegar frente al edificio de su amigo, en forma bastante brusca, me empujó contra un rincón oscuro y allí, con la misma pasión que ya yo sentía, inició un beso.

Qué beso aquel, señores!!!!! No éramos capaces de separarnos y si lo hacíamos era sólo para tomar aire. Nuestros labios eran como frutas jugosas que cada uno degustaba como si fuera la primera y quizás la última vez que pudiera hacerlo. Las lenguas se encontraban sorprendidas ante aquel arrebato. Aquello fue un orgasmo en seco.

Cuando pudimos parar, subimos al apartamento. Al contrario de la explosión que había ocurrido antes, avanzamos en el rito del sexo en forma pausada. Pusimos música, nos acariciamos y desnudamos lentamente, recorrimos nuestros cuerpos con las yemas de las manos, con la punta de la lengua, nos disfrutamos con los ojos. Los labios, las orejas, el pelo, la cara, el cuello, el pecho, el vientre, la espalda, las nalgas, el vello del pubis, la entrepierna……….

Luego besamos y chupamos nuestros penes y huevos. El pene de Mario es largo y delgado, curvo como si fuera la cimitarra de un guerrero árabe y estaba duro como el mismo acero. El mío es derecho, grueso y termina en una gran cabeza, que en la rigidez que tenía se veía aún más temible. Chupábamos con calma, como si fueran un postre delicioso que deseábamos comer en pequeñas cucharaditas, para que durara más. Por momentos, lo hacíamos simultáneamente, en 69,  luego, en forma alternativa, mientras el otro acariciaba la cabeza de quien se inclinaba sobre su pubis.

El cuerpo de Mario es fuerte y musculoso y es evidente que el fútbol lo ha moldeado. El mío es más delgado, con la espalda ancha, las nalgas firmes y la cintura estrecha que dejan la natación. Ambos somos altos, yo un poco más que el. Debíamos lucir espectaculares entrelazados, en aquel momento en que volvimos a perder el control y nos estábamos nuevamente devorando a besos en medio de fuertes abrazos. El parecería un atleta romano, yo un guerrero del antiguo Egipto.

Esa debió ser la imagen que vió Jorge, el amigo de Mario, dueño del apartamento, quien acababa de entrar sin que lo sintiéramos.

“Puedo participar?”, escuché que decía una voz varonil.

Me volví a mirar. Era un dios teutón quien hablaba. Rubio, bronceado, grande y macizo, su abundante vello era también rubio; vestia, apenas, pantaloneta y camiseta ajustadas.

Todos intercambiamos miradas, sonreimos y él se lanzó presuroso sobre mí, sin darse siquiera tiempo para quitarse el calzado. Todavía tiemblo, un mes después, al recordar lo que fue aquello.

A partir de ese momento, no hubo consideración de ninguna especie. Mientras me inclinaba para chuparle la verga a Mario, yo sentía por detrás la boca de Jorge que me sorbía el culo, con un gusto que era evidente y que me lo transmitía. Su lengua jugaba alegremente por todos lados. Era evidente que me preparaba para penetrarme. Esto lo deseaba con ansia, pero también lo temía: con el tamaño de verga que tenía me iba a romper el culo!!!!

Pero el hombre era un experto conocedor de como preparar el culo de otro hombre a punta de placer oral para entrarle con una herramienta de tal tamaño.  Cuando finalmente lo hizo, fue con tal rudeza que sentí morir, de dolor y de placer. Jorge venía de trotar y estaba sudado, así que yo sentía su sudor correr por mi espalda y alrededor de mi pecho, el cual él sujetaba con fuerza durante sus embates. Me sentía deliciosamente violado por Jorge. Mientras tanto, mi amigo y yo no habíamos cesado de hacer lo que veníamos haciendo: Mario me mamaba la verga y yo alternativamente lo masturbaba y exploraba su culo con los dedos.

Jorge terminó en medio de un rugido de gusto; luego, de la misma forma silenciosa como entró, salió. Lo sentí en la ducha luego.

Mario y yo ya necesitábamos terminar. Primero lo penetré yo, de frente. Lo hice suave y lentamente, como me gusta, para sentir durante más tiempo esos últimos espasmos.  mientras tanto, volví a masturbarlo. El mundo se nubló para mi, fue tanto el placer que sentí al llegar.

Mario me dijo que quería terminar en mi mano, pero antes me pidió que me sentara sobre él para penetrarme, así lo hice y luego de moverme un rato, me gritó que parara, que a él le gustaba ver la salida de sus jugos. Me lo saqué entonces, y todavía sentado sobre él, lo masturbé hasta terminar. El hombre no apartaba los ojos de su verga y no cesó de gemir hasta que un gran chorro de semen explotó y alcanzó a llegar hasta su pecho.

En seguida, me pegué a él en un fuerte abrazo, para que mi pecho quedara también embadurnado con su semen.

Desde la cocina Jorge nos insto a que terminaramos, pues estaba preparándonos algo de comida.
Decidimos, entonces, ducharnos juntos.

Aquello fue peor. Bajo el agua no cesábamos de besarnos y acariciarnos, al punto de volver a alcanzar ambos tremenda erección, la cual no pasó a mayores porque Jorge ya había puesto la mesa y nos exigía compostura.

Aquella comida fue deliciosa: tres hombres desnudos y hermosos compartiendo un plato español hecho con mariscos, bebiendo vino tinto, escuchando buena música y riendo a carcajadas; todo presagiaba lo que podía volver a empezar luego.

Aquella noche no regresé a mi casa.

ernesto7279@hotmail.com