Archivo de la categoría: Primos

relatos de incesto entre primos

Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi primera vez… hasta ahora me choquea

hola…me llamo nelson..tengo 22 años y mi primera ves fue a los 21…
Todo comenzo cuando una prima politica,ella es 12 años mayor que…. y me ofrece trabajo en su local de verduras…ella arrendaba en ese entonces una habitacion en mi casa junto a su hija….no empezamos a llevar muy bien..conversavamos de cualquier tema ..y nos teniamos una confianza mutua muy grande(que hasta ahora la tenemos)pasaron aproximadamente 2 o 3 mese desde que empeze a trabajar con ella y empezaro na suceder eventos de atraccion mutuan entr ella y yo…saliamos …a todos lados juntos….y un dia de esos…salimos a tomarnos algo a un bar junto a su pareja….y justo ese dia el hombre tenia que salir fuera de la ciudad y y para mas remate en mi casa no habia nadie y su habitaciopn estaba fuera de ella y yo le dije que se acueste en la pieza de mi madre…..psa naproz 5 a 10 min y cuando yo me acostaba en mi pieza(que esta al lado de la de mi madre)me pregunta si me quiero acostar con ella….en ese momento me pase una de peliculas…porque igual yo tenia ganas de pore ultimo darle besos..y yo acepte…
me puse pijaja..calcetas..y todo lo que pude…nose porque..y me coste.al ladito de ella…..hrmosa se veia con la bata puesta…vimos un poco de pelicula y me dice que si llega mi hermano mayor (que de vez en cuando visita a mi madre porque es casado)yo me cambie inmediatamenta a mi pieza….todo estaba bien asta ese momento y suena la cerradura de la puerta principal..como sI alguien entrase….yo me estaba levantando y ella inmediatatamenta apaga la luz de la pieza y el televisor ..cierra la puerta y nos tapmos completos sin hacer ningun ruido……sentimos pasar a mi hermano a mi pieza …y ahi se queda….pasaron unos 15 a 20 minutos y empezo a dormir …en ese momento yo estaba mas nervioso..como nunca..y ella me dice(despues de no haber dicho nada en ese momento)Nelson….¿te puedo abrazar?”yo nervioso como nunca antes..dije que si..y nos abrazamos suavemente……e inconcientemente empezamos a acercar nuestras bocas..hasta que nos dimos un beso..largo y apassionado..yo no podia creer …

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La cena de navidad

Lo que voy a relatar ocurrió durante las fiestas de navidad. Soy una chica de 17 años, bastante bajita y delgada, larga melena morena y lisa, nariz algo afilada pero pequeñita, ojos oscuros y labios más bien finos. Unos pechos bastante grandes en comparación con mi cuerpo y un trasero no muy grande pero sí firme y respingón. La verdad es que muchos chicos y no tan chicos me lo miran de reojo y esto me gusta. A quien me gusta mirar a mi es a mi primo mayor, tiene 22 años y es un encanto; alto, fuerte, siempre viste con ropa ajustada que le queda muy linda, el tiene el pelo más bien claro, una mezcla entre rubio y castaño, unos ojazos verdes preciosos y unos labios gruesos y carnosos. El otro día estábamos toda la familia en una de estas aburridas cenas de navidad cuando lo vi y me alegré de estar allí. Llevaba una camisa negra muy ajustada y medio desabrochada y unos pantalones del mismo color que le hacían un culito de lo más rico. Por qué guapo estás, le
dije después de darle los dos besos de rigor. Tu sí que estás bien, me respondió él. Y la verdad es que llevaba la ropa que más me gusta: una camiseta blanca de esas con el cuello que va de hombro a hombro dejando entrever una parte de mis pechos o de mi sujetador que me había comprado el día anterior y que me encanta. Además llevaba puestos mis pantalones
preferidos, son negros, muy acampanados, muy bajos y muy ajustados. Intenté pasar el mayor rato de la cena cerca de él y a él no parecía importarle nada para nada. Después de la comida algunos de los viejos que había por allí empezaron a bailar. Yo le susurré que si me acompañaba a la habitación yo le enseñaría un baile especial. Él aceptó y disimuladamente nos fuimos de allí. Una vez en la habitación puse una música muy sensual que tengo para cuando estoy calentita y de espaldas a él me puse a moverme muy suavemente y de la forma más sensual que pude. Poco a poco me iba acercando a él y finalmente mi culito rozó su paquete. Allí empecé a acariciarlo con mis glúteos y a pesar de que ambos llevábamos pantalón noté como un bulto enorme empezaba a crecer. Yo seguía cariciandolo cuando él me abrazó por detrás y sus manos
empezaron a acariciarme; primero la barriga luego mis pechos, los apretaba con fuerza pero con delicadeza, yo quería darme la vuelta y besarlo pero sus manos ya estaban en mi rajita y allí empezaron un masaje que me puso muy cachonda y mojadita. Supongo que incluso él lo notó porqué cada vez sus dedos apretaban más y yo empecé a gemir suavemente. Ya no podía más me giré y mi lengua fue directa a su garganta, nos besamos apasionadamente y empezamos a desnudarnos; teníamos prisa porque enseguida estábamos uno con unos calzoncillos azules que no disimulaban para nada el enorme pene que se escondía debajo y yo solo llevaba el tanguita todo mojadito. Lo empuje hacia la cama y me coloqué encima de él. Allí seguimos besándonos y yo recorría con mis manos sus fuertes pectorales y abdomen, realmente hacía mucho ejercicio. Sus manos solo abandonaban mi culito para apretujarme los pechos y ya tenía muchas ganas de follármelo. Paré unos segundos, que aproveché para quitarle los calzoncillos y acto seguido me quité el tanga. Cuando vi ese enorme pene que tenía delante lo agarré con ambas manos y empecé a hacerle una paja pero no teníamos suficiente ninguno de los dos así que la coloqué bien y me dejé caer encima de ese mazo y entró con dureza dentro de mi rajita. Me dolió un poco pero sin pensar en ello empezé a moverme para darle placer. Él no hacía nada así que lo entendí como que estaba disfrutando de su primita. Desués de unos minutos agitando todo mi cuerpo encima de el suyo me dijo que quería mi culito, yo acepté y me puso a cuatro patas entonces él cojió las riendas y después de volver a meter su pene dentro de mí empezó a moverse de modo que entraba y salía, salía y entraba. Él me agarraba el culo con fuerza y yo solo gritaba, me estraña que no nos oyera nadie. Finalemte se corrió dentro de mí y noté como su caliente leche me llenaba toda. Sacó su pene y me giré, nos miramos y sin dejarle tiempo para respirar volví a tumbarlo en la cama y me puse el pene aún lleno de leche en la boca. Lo lamí como a un helado, el helado más rico que jamás haya comido y finalmente nos abrazamos. Asíe stuvimos un momento, hasta que
volvimos con los demás como si nada hubiese pasado. Algunos familiares se habían ido pero nadie parecía haberse dado cuenta de nuestra ausencia.

Ahora he llamado a mi primo para que venga a casa que estoy solita toda la noche. Ya les contaré que tal ha ido la noche.

Mi mail es laescritoracaliente@hotmail.com esta dirección solo la uso para compartir experiencias calientes, tanto chicos como chicas.

Besos

La escritora caliente

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

El regalo para mi primita

Mi nombre es Pablo y tengo 24 años. Soy moreno, ojos oscuros, 1,85 y muy basculado (soy bombero y me gusta el gimnasio, y por esto trabajo mucho mi físico. Me considero atractivo y estoy bien dotado. Lo que les voy a relatar ocurrió hace un par de semanas por el aniversario de mi prima maría. Ella está muy rica: Delgadita, mentro 60, larga melena morena, grandes ojos oscuros, nariz redondita y labios bastante gruesos y apetecibles. Su cuerpo es muy lindo, buenos pechitos, algunas de mis amigas ya soñarían con tener unos iguales, y un culito tan rico que la mayoría de mujeres no pueden ni
soñar. Pues era un domingo por la mañana cuando fui a su casa, vive con mis tíos, para celebrar su 17 cumpleaños. La relación que tenemos entre primos es muy buena, incluso anormal, muchas veces me llama para contarme sus preocupaciones y yo intento ayudarla y hacerla reír. Es tal la confianza que ese día decidí que ya era una mujer y para gastarle una broma y sorprenderla decidí comprarle un conjuntito de ropa interior. Este es muy lindo, es un sujetador, creo que era algo pequeño para ella, y un tanguita también pequeñito que pensé que le quedaría de infarto. Como la relación con mis tíos, a pesar de ser buena, no era perfecta decidí no darle el regalo delate suyo. Para utilizar como caballo de Troya le compré una camiseta del mismo color que el conjunto y que a pesar de ser muy ajustado y escotado creí que
no ofendería a sus padres. Puse el primer regalo dentro de la camiseta y lo envolví tan bien como supe. Al llegar a casa de mi prima di los besos de protocolo a todos los familiares, la verdad es que ya habían llegado todos, estaban en la mesa y se disponían a comer. Así que le di el regalo a María y le aconsejé que lo abriese después de de comer. Me alegré al ver que la
silla que me había tocado estaba al lado de la de María. Me senté y empezamos a comer. Mientras comía el exquisito conejo que mi tía había cocinado me fijé en la vestimenta de María. Llevaba una camiseta que le iba algo grande y que permitía ver sus pechos en las ocasiones que se acercaba a la mesa para coger algo de beber o de comida. A pesar del mantel y del hecho de que estuviese sentada vi que llevaba unos tejanos oscuros bastante ajustados y que dibujaban unas firmes piernas que empezaban es unos muslos perfectos. Entonces me di cuenta de que mi pantalón empezaba a dibujar un
bulto que no podía permitir que siguiese creciendo así que dejé de virar a María y empecé a hablar con los familiares de mi alrededor. Terminamos de comer y se apagaron las luces, el pastel ya llegaba. Cuando finalmente dejaron el postre delante de mi prima ella sonrió con su carita angelical saludó a todo el mundo y sopló las 17 velas. Como estaba a mi lado la
felicité inmediatamente (no lo había hecho al llegar) i nos dimos los dos besos correspondientes sin más. Los invitados empezaron a despedirse y finalmente quedaron mis tíos, maría y yo. Ella, impaciente para conocer cual era mi regalo dijo que iba a su habitación a ver qué era. Yo seguí hablando con sus padres y al cabo de un rato decidí ir a ver a María, que no había vuelto desde que había subido a ver mi regalo. Sus padres me dijeron que estarían recogiendo el comedor. Al llegar a su habitación entré sin llamar y mi corazón dio un vuelco, al igual que mis ojos, cuando vi la maravilla que tenía delante. María se había puesto mi camiseta pero parecía que además de la camiseta solamente llevaba mi otro regalo. Sin dejar de mirarla cerré la
puerta con llave y me acerqué a ella. Yo no parpadeaba. Ella estaba de pié,
sin moverse.
– Me encanta tu regalo, primo
– Yo que me alegro, prima
– Me queda bien, primo
– Perfectamente, primita (seguía acercándome)
– Gracias, primito
Ya estaba a un palmo de su cuerpo cuando acaricié su cintura, mi mano subió y llegó a uno de sus pechos, apreté con suavidad y ella tembló un poco. Con la otra mano repetí el movimiento y ella volvió a estremecerse.
– ¿Quieres ver como me queda la otra parte de regalo?
– Me encantaría (susurré mientras seguía acariciándola)
– Pues aquí me tienes, primito
Mis manos volvieron a bajar y con la delicadeza que habían tenido mis caricias le quité la camiseta, cuando la camiseta llegó al suelo, yo ya volvía a mirar a María, pero esta vez, mis ojos se centraban en sus pechos, redondos, firmes, grandes, y enfundados bajo un sujetador que los embellecía aún más. Ella seguía sin moverse y yo ya volvía a tener sus pechos entre mis manos, esta vez con menos ropa en medio. Ella reaccionó y me quitó la camiseta. Mientras yo jugueteaba con sus pechos ella empezó a desabrocharme el cinturón y deshacerse de mis pantalones. La ayudé para que pudiese quitármelos mejor y cuando ya estábamos solamente en ropa interior no pude resistirme más y la abracé, ella me imitó y me besó. Sus gruesos labios eran suculentos y cuando mi lengua llenó su boca y recibió la bienvenida de la suya descubrí que su boca era la más rica que había besado jamás. Entonces ella me apretaba con fuerza y yo le acariciaba y agarraba ese trasero duro y
blando a la vez, tierno y firme, suave, perfecto. El tanguita que aún llevaba no me impedía demasiado el trabajo pero deseaba quitárselo. Ella seguía sin oponer ninguna resistencia, tampoco lo hizo cuando una vez el tanguita estuvo en el suelo le quité el sujetador. Entonces, cuando ya estaba completamente desnuda, y cuando ya estaba a punto de hacerlo yo, ella
me agarró la única ropa que me quedaba y la bajó hasta que llegó mis pies. Ya estábamos los dos desnudos y mi rabo estaba duro, tieso, muy gordo, hambriento. Ella era virgen y yo lo sabía. Así que previendo que lo que iba a suceder podía dolerle puse música. Ella ya se sentía muy a gusto ya que al ver lo que hacía sonrió. Mientras ponía la minicadena en marcha ella se tumbó en su camita.
– Esto puede que te duela
– No me importa, primo
– Solo quería advertirte, primita, yo tengo muchas ganas
– Entonces me alegro de que seas tu primo. Además, la tienes muy grande, primo
– ¿y tu como puedes comparar?
– Tengo interet y televisión, primo, y yo misma me he desvirgado… primo
Esto terminó de calentarme, mi primita era una guarrona, y una guarrona muy rica. Me puse encima suyo pero sin dejar mi peso encima de ella. Mi rabo ya estaba muy grande pero le dije que terminase de ponerlo duro y sus manitas me agarraron y empezaron a masajearme. Cuando ya estaba bien grande la agarré yo y con mucho cuidado le introduje mi rabo en su rajita. Ella empezó a temblar de forma parecida como la había hecho al principio pero me dijo que siguiese. A medida que iba penetrándola ella sufría un poco más pero seguía sonriendo. Cuando ya estaba casi toda dentro me relaje y empecé a
moverme con suavidad. Ella me abrazó con fuerza y acompañaba mis movimientos, que cada vez eran más rápidos y fuertes. A mi me gusta que las mujeres estén encima mío así que se lo dije y ella aceptó. Tenía sus pechos sueltos delante y los agarré, ella empezó a moverse, poco a poco fue controlando sus movimientos y también ella aceleró y empezó a dar algunos
saltitos. En alguno de estos saltitos los dos gemíamos o gritábamos pero los dos estábamos disfrutando. Cuando ya estaba a punto de correrme le dije que no quería llenarle la rajita, que rea demasiado joven, así que la invité a comerse mi leche y para mís sorpresa aceptó entre risas. Me acomodé en su camita y ella, como pudo, puso mi rabo caliente y lleno en su boca, mientras con una de sus manos me lo masajeaba, con sus labios me chupaba la otra mitad. De vez en cuando notaba como su lengua lamía mi punta. Intenté aguantar porque estaba en paraíso pero finalmente le llené toda la boca y ella intentó tragarsela, pero se atragantó y dejó la cama con una gran mancha blanca. A mi no me importaba, luego, y antes de que yo se lo insinuara ella volvió a agarrar el rabo y después de tragarse la leche que le había quedado en la boca empezó a limpiarme los restos que habían quedado. Luego, la agarré, nos afrazamos y después de restregar mis manos por sus pechos y culito durante un buen rato le dije que debía irme. Al principio protestó pero cuando le dije que otro día volvería y seguiremos me dio un largo beso y me ayudó a vestir. Cuando los dos ya volvíamos a llevar la ropa necesaria bajamos, me despedí de mis tíos. Ella les comentó que le había encantado mi regalo (no especificó cual de los tres que recibió ese
día, pero supongo que fue el regalo nos hicimos el uno al otro)

Un saludo a todas las niñas, chicas y mujeres lindas que lean este relato. Mi e-mail es bomba_bombero@hotmail.com quisiera conocer chicas atrevidas y calientes. Todas las chicas que quieran contactar conmigo, para lo que sea, que me escriban.
Besos para todas, Pablo

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

El cualquiera

Gracias por haber leído el relato donde me tiro a mi hermana les confieso que siempre no se por que he logrado mantener relaciones sexuales con mi familia. Todo comenzó cuando yo era apenas un niño, tenia una prima un año mayor que yo, yo ni me imaginaba que un hombre y una mujer podían hacer todas estas cosas juntos, pero un día mi primita me llamo para el patio de la casa y me enseño su sexo, yo que apenas tendría unos 8 años aproximadamente me asuste por la forma en que ella lo hizo, no le veía lo extraño por que hasta nos bañaban juntos. Y así comencé a experimentar poco a poco con mi prima pero no paso de simples estrujones de mi sexo con el de ella, nos dejaban solos en la casa y jugábamos a mama y papa y siempre terminábamos en la cama casi siempre ella encima de mi ella se llama Rosvic y fue mi primer encuentro sexual. Después que la agarre el rustico a su hermana la empecé a sonsacar pero allí si que no paso de besos y de estrujones con la ropa interior puesta por que decía que dios nos estaba viendo ella es Roselvis. Y cuando ya estaba un poco mas grandecito un día en mi cuarto solo escuchando música desde pequeño me gusta la música de Maná llego ella eso si que no me lo esperaba entro en mi cuarto venia de clases de música a visitar a mi abuela pero me encontró solo charlamos se acostó conmigo en la cama me agarro la mano y se la empezó a pasar por sus tetas después me dijo que se las chupara que le pasara la lengua por ellas y me agarro la otra mano y la puso debajo de su ropa interior sin pensarlo dos beses comencé a mover mis dedos dentro de su vajina y sentía como se estremecía ella si que estaba decidida se desvistió completamente me dijo que yo también lo hiciera y en cuanto estuvimos los dos desnudos se monto de un solo golpe sobre mi se clavo mi pene completito nunca yo había sentido algo así pero me di cuenta que ella si. Saltaba como una loca sobre mi se movía de adelante acitaras y gemía haaaa haaaa haaayyy estuvimos haciéndolo y de pronto se tiro sobre mi me abrazo puso su cabeza en mi hombro y agarro impulso y se penetraba durísimo con fuerzas y de repente se inclino hacia arriba retorcidamente y terminamos los dos en un orgasmo ella grito haaayyyy largo y femeninamente y cayo tirada en mi pecho ese fue el primer polvazo de mi vida y fue con ella Karen mi prima que apenas tendría uno 11 ò 12 años y ya era una experta la muy puta bueno ya después fuimos creciendo pero mantuvimos una relación basada en el sexo no importa donde fuera ni como si era año nuevo o semana santa si había la oportunidad nos echábamos un polvazo.
Eliusbel
eliusbeloreto@hotmail.com
lo acabo de escribir para ti Cristina me inspirases!

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Screamfields 2

Ayer por la tarde no pude resistir más y fui a la casa de mis primos con la excusa de pedir ayuda para hacer mi tarea, en realidad me moría por ver a Santi. Tía se puso contentísima de verme porque ella tuvo solo varones, tres bestias (dos en realidad porque Santi es amoroso) y me ama como si fuese su propia hija, le encanta hablar conmigo de cosas de mujeres y prepara té y nos sentamos a hablar como madre e hija o como dos amigas, eso la hace intensamente feliz. Pero ayer yo esperaba la llegada de Santi ansiosa y aunque prestaba atención a lo que me decía no podía dejar de moverme nerviosa en mi silla viendo que los minutos pasaban y no llegaba. Pero finalmente llegó y cuando me vio se le iluminó la cara con una hermosa sonrisa y se me acercó y me dio un beso y después otro a su mamá y me dijo que estaba muy linda, haciéndome poner colorada. Tía también dijo que estaba cada día más linda, es que yo me había ido vestida de un modo aparentemente informal pero que escondía mi intención de estar seductora. Me había puesto una pollera negra mini de tiro muy corto y una remera escotada también negra y muy cortita que dejaba al descubierto toda mi pancita y mostraba algo de mis tetitas y llevaba zapatos también negros con un poco de taquito, todo este conjunto, más mis quince años, eran un arma mortal y yo lo sabía y sobreactuaba un cierto look aniñado, me di cuenta que Santi había sido afectado por la combinación y me sentí feliz. Le conté el motivo de mi visita y me contestó que le encantaría ayudarme, que subiésemos a su habitación que allí tenía sus libros y la computadora, tía nos avisó que iba a preparar la merienda y que nos llamaba en unos minutos. Apenas llegamos a la habitación Santi me abrazó con fuerza y nos dimos un beso terriblemente apasionado, yo me colgué de su cuello mientras una mano me aferraba las nalguitas y me apretaba contra su sexo. Cuando fue imprescindible respirar le pregunté:
– ¿No tuviste más problemas después del sábado?
– El lunes durmiendo tuve una recaída…
-¡Ay!, pobrecito…
– Si, estaba soñando con vos y me pasó…
– Mi amor… ¿y qué hiciste?
– Bueno… tuve que ir al baño y…, y…
– ¿Te hiciste la paja?
– Bueno… si. Cerré los ojos y repetía tu nombre todo el tiempo.
– ¡Qué dulce!
Que Santi se hubiese masturbado por mi me pareció algo hermoso y me lo comí a besos.
– Kim…, me parece que tengo otra recaída…
Bajé mi mano y comprobé que efectivamente Santi estaba teniendo una grave recaída.
-¿Qué podemos hacer mi amor? Pregunté preocupada
– Mirá mucho tiempo no tenemos porque mamá nos llama en cualquier momento pero, si vos querés claro, podrías darle un besito como ese tan lindo que le diste la otra noche… Dijo apoyando su mano sobre la mía que acariciaba su pija.
Comprendí enseguida mientras Santi me llevaba hasta el borde de su cama donde se sentó y bajando el cierre del pantalón dejó emerger ese pedazo hermoso de pija que tiene y me pidió que saque mis tetitas para que pudiese verlas. Las saqué por encima de la remerita y me arrodille entre sus piernas y la tomé con mi mano derecha, estaba caliente y muy dura y al descubrir la cabeza la vi brillante y se me hizo agua la boca, cuando la saboreé me pareció riquísima, más rica que el sábado. Santi me acarició las mejillas mientras se la chupaba y me miraba sonriendo, yo de vez en cuando levantaba la mirada para verlo gozar y cuando me empezó a acariciar las orejas y a respirar agitado me di cuenta que ya no aguantaba más. Se fue con todo y me llenó la boca de leche, ¡por fin podía saborear la leche de Santi!, ¡y qué rica que era! Tuve que hacer esfuerzos para tragar sin que se me escapase algo por entre los labios porque le salía un montón pero no iba a dejar escapar una sola gota y me la tomé toda. Cuando le pasaba la lengua recogiendo lo poquito que quedaba escuchamos la voz de tía llamando:
– Chicooos…, bajen a tomar la leche…
– Ya vamos tía, contesté.
– Sos insaciable, comentó Santi riendo.
Mientras tomábamos la leche nos mirábamos con sonrisas cómplices mientras el deseo volvía a crecer y nos apurábamos a terminar para subir a la habitación de Santi. Pero esa tarde los dioses estaban dispuestos a bendecirnos porque tía nos anunció que debía ir a hacer compras al Supermercado y que se demoraría alrededor de una hora o un poco más pero que la espere para que Santi me llevase a casa en el auto. Nos miramos pensando que no podía ser verdad tanta suerte y subimos las escaleras casi corriendo y ya en la habitación esperamos nerviosos escuchar el auto alejarse pero Santi no tenía tanta paciencia y ya se había quitado la camisa y yo le acariciaba el pecho y se lo besaba muerta de deseo. Apenas el auto salió del garaje empezamos a quitarnos la ropa a toda velocidad pero Santi me ganó y se me arrojó encima cuando yo todavía tenía la bombacha por las rodillas, caímos en la cama riéndonos y él se ocupó de terminar de quitármela, se sorprendió al encontrar en la bombacha un apósito protector que, precavida, me había puesto para no manchar la bombacha presumiendo que seguramente me iba a mojar y me preguntó:
– ¿Y esto qué es?
Se lo expliqué y entonces se lo llevó a la boca y le pasó la lengua.
– Humm, que rico, dijo
– Sos un chancho, dije riéndome.
Oink, Oink, hizo poniendo cara de chanchito y abalanzándose entre mis piernas. Me reía a carcajadas ahora porque seguía haciendo Oink, Oink pero su lengua y sus dedos no son cosa de risa y pronto me encontré suspirando entre orgasmo y orgasmo mientras apretaba su cara contra mi concha y gozaba como loca. Finalmente, cuando me tuvo exhausta de tanto acabar, me la metió y pensé que nunca había sentido algo tan intenso como esto que sentía ahora. Me fui muy rápido, demasiado, y me di cuenta que mientras me debatía en convulsiones de puro goce Santi no había acabado y gruñí enojada conmigo misma por mi egoísmo.
– Santi, apurate mi vida, acabá cielito, acabá.
– No, dejame que te goce así, mirándote acabar a vos, quiero que me goces chiquita, quiero ser tu esclavo sexual…
Ese hombre me volvía loca y todo había empezado haciéndole un favor. Me tuvo penetrada hasta que mi concha dejo de latir, hasta la última gota de mi placer, luego me puso sobre él y me hizo sentar sobre su pija enhiesta enterrándomela toda, qué placer, qué maravilla. Me hizo cabalgarlo levantándome por la cintura casi hasta sacársela y dejándome caer hasta quedar totalmente sentada y penetrada. Me hizo acariciar las tetitas y eso me excitó porque sentí mis pezones ponerse más duros, me hizo masturbar mientras me miraba sonriendo y yo empecé a convencerme que me iba a volver loca si seguía gozando tanto, pero la naturaleza hizo su trabajo nuevamente y el orgasmo me arrasó como el tornado Katrina. Cerré los ojos y caí sobre Santi jadeando con la boca muy abierta mientras me metía un dedo profundamente dentro del culo. Sollocé apretada a él pensando que lo que estaba sintiendo era sobrenatural, que estaba soñando y que de pronto me iba a despertar en mi camita para descubrir que me había masturbado dormida, pero estaba despierta, muy despierta y Santi me acariciaba y besaba y me decía que me amaba. Cuando me calmé me la sacó y me acostó a su lado, yo se la agarré, estaba durísima como había estado el sábado y tuve miedo que no se le volviese a bajar pero Santi ya me volteaba y me ponía boca abajo y se levantaba, lo vi caminar hacia el baño con la poronga balanceándose y enseguida volver con un frasco en la mano para anunciarme que era acondicionador para el pelo, como el que habíamos usado en el hotel y que me iba a hacer la cola, fue la mejor parte de la tarde. Yo me puse en la misma pose del sábado, imitando a Km Basinger, piernas muy abiertas y talones hacía atrás, casi sobre mi culo y apoyada en los codos con las tetas colgando como si fuese a leer, Santi se volvió loco y me separó las nalgas y me pegó una chupada de culo para el Guinnes y cuando lo tuve bien dilatado se arrodilló y se lubricó la pija cuidadosamente. Me entró como un balazo y apenas me dio tiempo de sobresaltarme cuando ya estaba echado encima mío y bombeaba mi culo teniéndome agarrada de los hombros. Fue una acabada gloriosa y estaba vez simultánea, el culo me latía al ritmo de la eyaculación de Santi y en la concha sentía fuertes pulsaciones, su aliento caliente acariciaba mi cuello y la saliva lo mojaba. Después me besó, lamió mi oreja y la mordisqueo suavecito mientras repetía: Kim, Kim, mi amor, mi vida, te quiero chiquita dulce, te quiero con toda mi alma, yo gemía emocionada por ese amor que sentía en todo mi cuerpo y del que no podía dudar porque yo también lo amo desesperadamente. Cuando volvió tía Santi y yo ya nos habíamos bañado juntos y estábamos sentaditos simulando leer un libro como dos chicos buenos y le encantó encontrarnos tan compañeros y amistosos, “me encanta que los primos se lleven tan bien”, comentó y agregó: “Ay Santi, ojalá algún día encuentres una novia tan linda y tan dulce como Kim…” Nos miramos sonriendo y Santi me guiñó un ojo imperceptiblemente.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Screamfields

Este sábado pasado, 12 de noviembre de 2005, hubo Creamfields en Buenos Aires, fue mi primer Creamfields. Fui con mis tres primos varones, los dos mayores fueron con sus novias y Santiago y yo solos y el arreglo fue que no teníamos estar juntos toda la noche y ni siquiera volver juntos excepto Santiango y yo ya que él se comprometió a llevarme de vuelta a casa, porque yo soy menor y mis padres me dejaron ir con esa condición. En el auto nos repartimos pastillas, no hay fiesta de Creamfields sin pastillas y al llegar ya estábamos bastante excitados. Había una multitud y la música era ensordecedora y nos pusimos a bailar y a rebotar, cada uno con su botella de agua en la mano, todos bailaban con todos y de pronto te encontrabas con una chica delante o con un chico, el único que se quedó conmigo fue Santi, a los otros los perdimos rápido de vista. De pronto cuatro chicas se pusieron a bailar frente a Santi y a mí y medio nos rodeaban, eran muy lindas las cuatro, tres de ellas sólo tenían ojos para él pero la cuarta no dejaba de mirarme a mi mientras ondulaba mostrando sus generosas tetas y sacudiendo su culo. En un momento nos hablaron:
-¿Hola chicos, están juntos? Preguntó una de ellas.
-Si, contestó Santi. Ella es mi prima Kimberley. Aclaró.
-¡Genial! Dijeron a coro. Nosotras estamos solas… Ella es Samy, ella Pam, ella Luli y y a mi me dicen Kitana.
El que dijo ¡Genial! Ahora fue Santi.
-¿Quieren pastillas? Preguntó Kitana.
-¿De cuales tenés. Preguntó Santi y Kitana le mostró rosas, verdes, blancas, amarillas y hasta azules, esa chica era una Farmacia ambulante.
Yo tomé una rosa que me re-puso y a Santi le recomendó una rosa y una azul.
-La rosa es de efecto inmediato, la azul la vas a sentir dentro de un rato, te prometo que vas a tener la mejor noche de tu vida, aseguró, no dejen de tomar agua chicos. Nos pusimos a bailar como poseídos, el ruido, la música, los olores de perfumes y cuerpos que se mezclaban, todo era tan alucinante que no lo podía creer. Samy no se separaba de mí y me empezó a excitar la forma en que me miraba y se movía, parecía provocarme pero yo no estaba acostumbrada a que las chicas intentasen seducirme y me ponía algo nerviosa. Pero Samy tenía recursos.
-Estás algo tensa Kim, te hace falta esto, tomatela haceme caso. Y me dio una pastillita blanca que me metí en la boca sin dudar y tragué con agua de la botella que tenía en la mano. De pronto todo empezó a cambiar, las luces eran más intensas, esas estrellitas de colores que flotaban en el techo de la carpa antes no estaban y esas cosquillas que sentía en el vientre eran deliciosas y me empecé a mojar. Ahora devolvía los besos que me tiraba Samy y me movía delante ella de manera sugestiva intentando yo seducirla. De pronto vi que Santi salía de la carpa con Kitana de la mano y Pam y Luli se miraban con sonrisa cómplice. Entonces Samy me tomó de la mano y me dijo:
-Vamos afuera, hace calor…
Salimos y caminamos hasta el estacionamiento de autos, Samy no me soltaba la mano y ahora me la apretaba y yo le devolvía el apretón. Me apoyó contra un auto y me besó con un beso muy caliente, su lengua era una pequeña viborita que recorría mi boca, la abracé muy caliente, me di cuenta que deseaba a esa chica aunque jamás había pensado antes en mujeres. La mano de Samy bajó y me acarició la entrepierna, después me levantó la pollera y me empezó a masturbar sobre la bombacha, yo metí las manos bajo su pollera y me aferré de sus cachetes desnudos y busqué el agujerito de su culo apenas cubierto por la tanguita, le metí un dedo lo más adentro posible y Samy gimió. Buscó mis tetas y las sacó sobre el escote de mi top y las empezó a chupar desesperada, ahora era yo la que gemía. Se empezó a deslizar hacia abajo y mi dedo se escurrió de su culo, finalmente arrodillada frente a mí me bajó la bombacha y me la empezó a chupar, esa lengua era enloquecedora, casi tanto como ese dedo que me penetró en el culo y me masturbaba o ese otro que ahora me entraba en la concha y también me masturbaba hasta uno de los orgasmos más terribles de mi vida. Luego me besó con toda la cara mojada por mis jugos y me pidió con voz jadeante y ronca:
-Ahora vos a mi Kim…
La apoyé contra el auto y la besé mientras buscaba sus tetas y cuando las tuve en mis manos me las metí en la boca, ¡Qué pezones!, ¡Eran inmensos! Nunca me sentí tan excitada en mi vida, los chupé, lamí y mordí hasta que la volví loca, después me arrodillé y le bajé la bombacha empapada, el olor de su concha me embriagó, apoyé mi boca en ella y la respiré primero oliéndola, saboreando ese exquisito aroma, ese jugo que parecía un néctar. Cuando la empecé a chupar pensé que era lo más delicioso que había probado en la vida y perdí la cabeza, le metí dos dedos en el culo haciéndole pegar un respingo y mi pulgar se enterró en su concha, Samy se dobló hacia mí y pensé que se caía pero apoyó sus manos en mis hombros y se fue en una acabada antológica. Ahora fui yo la que cuando se paró buscó su boca llevándole sus jugos hasta su garganta. Cuando nos serenamos Samy dijo:
-Te imaginaba sin experiencia con chicas…
Le costó aceptar que realmente no la tenía y que había sido mi primera vez pero se lo juré y terminó creyéndolo. Al volver a la carpa vimos bajar de la parte trasera de un auto estacionado a Kitana y a Santi pero Luli los interceptó diciendo:
-No chiquito, vos te quedás, ahora es mi turno.
Kitana se rió y le aconsejó tener cuidado “porque este chico está a mil” Antes de cerrar la puerta del auto Santi le pidió.
-Kitana, mandame a Pam en unos quince minutos.
Se rieron, estas chicas habían dio a Creamsfields a coger y lo estaban haciendo. Kitana nos vio y preguntó si lo estábamos pasando bien y Samy le contestó que era una pena que no le gustasen las chicas porque esta chiquita vale su peso en oro y eso que asegura que es su primera vez. En la carpa Kitana volvió a repartir pastillas y nos tomamos como un litro de agua cada una, de todas las que tenía ya le quedaban apenas seis o siete, excepto de las azules que tenía bastantes más. Le pregunté que producían las azules y me contestó que eran de Viagra, son solo para hombres y agregó:
-Santi se tomo dos, esta noche nos mata a todas, no se le baja ni metiéndola en hielo…
Ahora entendía la performance de mi primo. A las cinco de la mañana Santi había bajado del auto sólo para tomar agua y las chicas habían subido tres veces cada una y Samy y yo también habíamos salido al estacionamiento también tres veces. Finalmente estábamos todos agotados, mis otros primos y las chicas no aparecieron y Santi y yo decidimos volver a casa, luego de intercambiar teléfonos con las chicas y jurar que nunca habíamos pasado una noche mejor en toda la vida. Al menos teníamos el auto porque mis primos lo dejaron para nosotros. Al sentarse en el auto Santi hizo un gesto como de molestia y le miré la entrepierna, aún tenía una erección notable, Salimos de la Avenida Costanera buscando la Autopista y entonces rompió el silencio:
-¿Lo pasaste bien Kim?
-¡Genial! Repetí usando su expresión.
– Y… ¿Está bueno entre chicas?
– Ajá, yo ni me imaginaba pero esas pastillas me re-pusieron, estaba para cualquier cosa, no se si lo hiciese de nuevo si no estoy empastillada…
– A mi también las pastillas me re-pusieron, el problema es que ahora no se me baja y me duele de tan dura que la tengo. Y agregó:
– Kim ¿Vos no me harías un favor muy, pero muy grande?
– Si, claro Santi, decime.
– ¿Podemos ir a un hotel a ver si haciendo el amor una vez más se me baja?
– Pero… ¿Vos estás loco? Somos primos, como hermanos, ¿Cómo me pedís una cosa así? Es incestuoso..
– Justamente por eso, porque somos primos, ¿A quién le voy a pedir un favor si no es a mi prima favorita?
– Santi, no seas cínico, soy la única prima que tenés…
– Bueno, pero sos mi prima favorita igual, dale Kim se buena, mirá como estoy, no sabés como me duele, Kim…
Me sentí terriblemente confundida, por un lado estaba el vínculo sanguíneo que se me hacía una muralla moral y por el otro estaba mi cariño por mi querido primo, que sí era mi favorito, al que ver sufrir se me hacía insoportable.
– Dejame pensarlo, contesté.
– Apurate que en la próxima bajada hay un hotel. Dijo empezando a tirarse hacia la derecha sin esperar mi respuesta.
– Ufa, está bien, acepté.
Cuando entramos a la habitación Santi se abalanzó sobre mí intentando quitarme la ropa.
-¡Despacio!, Lo paré. Me vas a romper la ropa. Mirá hagamos una cosa, dejame desnudarme sola y vos desnudate solo, ¿si?
Santi se empezó a quitar la ropa a toda velocidad y pronto estuvo totalmente desnudo frente a mí con su terrible erección. ¡Qué lindo chico! Pensé, que pena que sea mi primo… Cuando quedé desnuda ante él me miró con cierto asombro.
– Kim, yo no me imaginaba… ¡Qué linda que sos!
El clima había cambiado, ahora yo no estaba ahí para hacer un favor ni Santi estaba por realizar una masturbación higiénica con mi cuerpo. Me abrazó y me besó dulcemente y me di cuenta que quería ser de él con todo mi cuerpo. Me acostó y sentí su pija dura como el acero contra mi vientre, me besaba y acariciaba y sentí que su mano bajaba y guiaba su glande hacía los labios de mi vagina.
– No Santi, esperá, preparame un poco antes, necesito algo de lubricación sino me vas a lastimar…
La pija de Santi no era terriblemente grande pero tenia un tamaño respetable y había que manejarla con cuidado, sobre todo porque el Viagra la había puesto extraordinariamente dura. Rezongó un poco pero entendió que tenía razón y hundió la cara entre mis piernas y me regaló una maravillosa chupada de concha, tuve tres orgasmos. Cuando entendió que la preparación era correcta me penetró cuidadosamente, estaba durísima y muy caliente y mi excitación era completa. Me aferré a sus nalgas y lo apreté contra mi y Santi me la metió hasta el fondo. Le metí un dedo muy adentro del culo y nos fuimos juntos, nos apretamos como desesperados y yo sentía mi concha latir y a su pija eyacular fuertemente, ni nos movimos y nos quedamos así agarrados acabando durante varios minutos hasta que cuando nuestros sexos ya no latían Santi se deslizó a un lado y me abrazó y besó agradecido. Busqué su pija con mi mano y comprobé que aún estaba dura aunque ya no parecía de acero.
-¿Estás mejor Santi? Pregunté preocupada.
– Bastante, respondió, pero todavía no se me baja del todo.
– Descansá un poquito que yo te voy a ayudar mi amor. (¿Le dije mi amor a mi primo?)
Un ratito después se la chupé hasta hacerlo acabar, no le salió ni una gota de semen, el pobre estaba vació después de la noche pasada. La tuve en mi mano y comprobé que se había ablandado bastante aunque seguía dura, pero al menos ahora parecía de carne. Lo dejé descansar un poquito antes de sugerirle que me hiciese el culo, que estaba segura que con eso se le bajaba definitivamente, en realidad lo sugerí porque tenía unas ganas terribles de comerme esa pija encantadora por el culo. Usamos como lubricante acondicionador de pelo que había en el baño y que resultó muy apropiado. Yo me puse boca abajo flexionando las rodillas y llevando mis talones hacia mis nalgas y abrí bien las piernas y me apoyé en los codos dejando que mis tetas colgasen entre los brazos como si me dispusiese a leer boca abajo (vi una foto así de Kim Basinger, mi tocaya) Santi se puso loco al verme así y se arrojó de cabeza entre mis nalgas y me lamió el culo
hasta hacerme perder la cabeza. Me entró muy fácilmente y Santi me cogió con una maravillosa dulzura y acabamos juntos en el mejor sexo anal de mi vida. Cuándo me la sacó estaba flácida, ¡Al fin! Nos abrazamos y nos comimos a besos un largo rato, yo le tenía la pija en la mano pero ya no se le paró más y Santi me agradecía riendo y me daba besos todo el tiempo. Llegamos a casa a las ocho y media de la mañana y al despedirnos Santi me dijo que nunca iba a olvidar lo que había hecho por él y que le gustaría mucho que otro día saliésemos juntos, “si vos querés, claro” Le contesté que sí quería volver a salir con él y que había sido una noche inolvidable y que si durante el día necesitase algún otro favor no dejase de llamarme. Mi mamá estaba despierta esperándome y al ver llegar el auto salió a recibirme y tuvo tiempo de saludar a Santi con la mano cuando el auto arrancaba. Me preguntó si me había divertido y si había estado todo el tiempo con mis primos y le contesté que Santi no me había dejado sola en ningún momento, excepto para ir al baño, y que nos habíamos hecho amigos de unas chicas geniales y que no entendía por qué dicen cosas de ese tipo de recitales, la gente va sólo a bailar y a divertirse te digo más, casi nadie fumaba, a mí me pareció de lo más sano, es más mamá, lo único que tomamos en toda la noche fue agua, te juro.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi despanpanante primita

Todo empezó como una inocente visita a una prima que vive en otra provincia porque allí estudia. Llegue un viernes cerca del mediodía a visitar a Mariana, cuando toque timbre ella se alegro mucho de verme, ya que hacia mucho tiempo que no nos veíamos. Inmediatamente me invito a pasar y me comento que sus compañeras de departamento habían salido por el fin de semana y como el lunes era feriado no volverían hasta el martes.
Ahora les cuento como es Mariana, ella tiene 22 años es alta; mide 1.75 cm. Y tiene mas curvas que un circuito de f-1. Y lo mejor que tiene mi prima es su carácter ya que ella siempre esta alegre y su alegría es muy contagiosa.
Empezamos a charlar ya que tendríamos todo el fin de semana para recorrer los lugares turísticos de esa provincia. Mariana por primera vez desde que tengo uso de la razón estaba medio deprimida, me contó que se había peleado con su novio y que ella se había quedado ese fin de semana para estar con el pero al irlo a buscar lo encontró con otra mujer. Yo le pregunte que pensaba hacer ahora, ya que si ella quería nos volvíamos ya mismo a nuestra ciudad en mi auto, lo que ella rechazo diciéndome, ya que tu estas acá voy a darle una lección a ese mal nacido.
Le pregunte a Mariana que tenía en mente y entonces ella me contó su plan, como su ex novio no me conocía le haríamos creer que ella también tenia un amante. Mientras Mariana me contaba lo que tenía planeado no podía dejar de pensar que estaría bueno que fuera mi amante de verdad ya que ella estaba muy buena. Entonces salimos y fuimos a buscar a su ex novio, lo encontramos en un bar del centro con una rubia que no le llegaba ni a los talones a mi adorada prima. Nos sentamos lejos de ellos, pero dentro del campo visual de ellos para que ambos pudieran ver que Mariana no estaba sola.
El bar donde nos encontrábamos es uno de esos lugares con poca luz, nosotros nos habíamos sentado en el fondo del lugar, en unos sillones con una mesita bien bajita donde nos pusieron las bebidas que habíamos pedido. Para mi sorpresa y para el asombro del ex novio de mi prima ella se acerco sensualmente a mí y tocándome la pija por encima del pantalón me dio un ardiente y húmedo beso en la boca. En un principio yo solo pose mis labios en los suyos pero ella con su lengua me invito a abrir la boca y empezó a indagar dentro de mi boca con su lengua, automáticamente puse una de mis manos en sus piernas sobre las medias negras que me tenían loco desde que la vi cuando llegue a su departamento. La otra mano la puse en su cuello y ella agarrándomela la bajo hasta sus tetas que ha esta altura de los acontecimientos tenían los pezones súper erectos. El beso en ningún momento pareció una farsa, lo que en realidad era. Por el rabillo del ojo vi como su ex se paraba y se marchaba del local, pero no hice nada para avisarle a Mariana. Todo lo contrario seguía tocándole las tetas mientras con la otra mano le acariciaba el hermoso culo que ella tiene. Ella seguía con la mano en mi pija pero ahora la había metido por la bragueta de mi pantalón y bajando mi bóxer me estaba haciendo una exquisita paja.
A esta altura nada me importaba, ni que Mariana fuera mi prima, ni que estuviéramos en un bar, así que le empecé a frotar el clítoris por encima de su tanga, lo tenia muy duro y fácil de encontrar con el tacto ella se arqueaba sin dejar de besarme ni de acariciarme y así sentados en el sillón de un bar los dos tuvimos un maravilloso orgasmo que nos dejo tirados con los ojos cerrados durante un par de minutos. No cruzamos una sola palabra desde que entramos al bar tomados de la mano hasta que los dos rendidos después de la maravillosa sesión de caricias y besos que nos habíamos dado abrimos los ojos y ella riéndose me dijo, no se cuando se fue ese hijo de puta pero que disfrute lo que acabamos de hacer eso si que te lo puedo asegurar. Nos acomodamos las ropas, pagamos las bebidas que nunca habíamos tocado y volvimos a su departamento.
En el camino ella siguió abrazada a mí como si su ex nos estuviera viendo. Ela bajó su mano por mi pecho hasta llegar a mi pija y cuando la notaba parada se sonreía y me decía que así daba gusto ya que siempre la tenía lista, entonces me bajo el sierre del pantalón y se metió mi pija en la boca, yo seguí manejando con una sola mano y con la otra le volví a buscar el clítoris que esta vez tampoco me costo nada encontrarlo. Cuando le avise que estaba por acabar ella me dejo de chupar la pija y se sentó en su lugar con la pija en su mano, yo seguía dándole con los dedos hasta que me inundo la palma de la mano con el orgasmo que tuvo. Mariana se recostó sobre mi hombro y me besaba el cuello, entre beso y beso me decía que yo había encontrado la forma de hacerla acabar como nunca nadie la había hecho acabar y encima todavía no la había penetrado.
Cuando llegamos a su departamento nos desnudamos apenas entramos, la subí arriba de la mesa y le chupe su depilada concha con devoción, que fácil que se excitaba mi prima, su clítoris crecía al menor contacto. Me aviso que estaba por acaba una vez mas, pero no me importo y me tome casi todo lo que salio de esa caliente concha que ya hacía bastante rato que estaba lista para recibirme. Ahí mismo sobre la mesa de la cocina de su casa la penetre por primera vez, que bien que se sentía su concha parecía el estuche hecho a medida para mi pija, era súper estrecha, las paredes de su concha tenían prisionera a mi pija. Estuvimos bombeando un largo rato ya que las acabadas que ya habíamos tenido, yo una y ella tres. Nos habían quitado fuerzas.
Pero cuando acabamos lo hicimos de una forma muy intensa. Nunca pensé que mi pija podía largar tanto semen como largue dentro de la concha de Mariana. Pero ninguno de los dos tenía intensiones de terminar así este encuentro, nos fuimos hasta su dormitorio y en la cama de una plaza que ella tenía volvimos a coger como si fuera la primera vez de la tarde. Después de un rato de bombear y cuando ya le entraban hasta tres dedos en el culo que se lo había estado masajeando todo el rato la puse en posición y se la metí por el culo.
Mientras le perforaba el orto a mi prima seguía tocándole el clítoris que ya me tenía hipnotizado por la forma que se ponía al menor roce.
Luego de un largo rato mi prima grito si así partirme el culo y al escucharla no aguante más y le largue dentro de su culo todo el semen que me quedaba. Ella al notar mí acabada también acabo, los dos quedamos rendidos luego de la tarde que habíamos pasado, nos duchamos juntos acariciándonos en todo momento. Luego nos dormimos una siesta para despertarnos bien tarde a la noche, nos fuimos a cenar para recuperar fuerzas y volvimos a su departamento para seguir cogiendo a cada rato durante lo que duro el fin de semana.
Al tiempo Mariana me contó que había hablado con su ex novio para agradecerle los cuernos que este le había puesto ya que gracias a ellos ella había encontrado la pija que le hacia falta, la mía.
Después de ese apasionado encuentro nos juntamos bastante seguido con mi prima para repetirlo.

eliusbeloreto@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Haciendo la tarea con mi primita

Antes que todo quiero explicar que mi prima y yo siempre nos hemos atraído desde pequeños jugábamos al doctor este juego consistía en acariciarnos mutuamente nuestras partes intimas ( este era mi juego favorito). ( mi prima tiene 15 y yo 17 )
Para empezar describiré a mi prima tes morena tetas grandes y hermosas cintura de abeja y un culito bien paradito Un dia yo me encontraba solo en mi casa ya que mi madre y madre habían salido de la ciudad lo cual aproveche para ver una película porno de pronto sonó el timbre apague la TV y abrí la puerta era mi primita con una faldita muy corta mostrando un hilo dental blanquito y una blusa muy ajustada que se veían sus pezones llego muy preocupada pidiendo que le ayudara a hacer un trabajo que si no presentaba no iba a pasar de grado yo le dije que si pero si jugábamos al doctor o lago mas a lo cual ella respondió agarrándome mi pene le hice su maldito trabajo le dije aquí esta tu trabajo ahora te toca pagarme le apreté su culito y la bese le quite su blusa y quedaron a mí vista sus tetas alas que las comencé a mamar sus teta mientras mi otra mano tocaba su almejita mojada ella me quito la ropa agarro mi pene y lo comenso mamar yo acabe llenando de semen su cara lo cual le gusto luego yo le quite lo quedaba de su ropa dejándome ver sur almejita depilada la tire a mí cama y le abrí sus piernas para mamar su almejita y su clítoris ella gemía de placer lo cual me éxito aun + ella decía penétrame primito a lo que yo muy obediente lo hice ella dio un leve grito luego comenso agemir de placer mientras yo le metia mi pene ella se metia los dedos en el ano antes de acabar dentro de ella saque mi pene dejando caer mi semen sobre sus tetas yo exhausto me acoste ala par de ella mientras ella se ponía en posición de 69 me quedo su rico culo en cara mientras los dos disfrutábamos desgraciadamente en eso llego mi tia en su carro a traer a mi primita rápidamente nos vestimos mientras que yo me quede con un recuerdo su hilo dental blanco salimos me despedi de ella con un beso y diciendole CUANDO NECESITES HACER UNA TAREA O TRABAJO ESTOY DISPONIBLE junto a una risa picara ella dijo con una risa espero venir la orta semana para hacer otro “trabajito” AL@S que quieran enviarme SUS fotos o conversar con migo escriban a edgardo_campos08@yahoo.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

El mejor día con mi prima

Hola como les aca va una de los mejor dias que pasa con mi primita, yo llegaba de trabajo y no encuentro a nadie mas que a mi primita solita en mi casa. Se me pasaro mucha ideas locas ya que desde que llego que la queria coger, bueno en eso que llego ella decide bañarse(dije aca esta la mia) mientra ella se preparab para darse el baño l intente seducir al ver que no podia la deje como la puerta de baño esta rotaa y no se puede echar llave, espere a que entrara a bañarse y depues de aber escuchado que ya estaba bajo la ducha decidi entrar sin rudo me saque la ropa y me meti abri la cortina del baño y se sorprendio quiso resistirse pero ahi desnuda la comvensi de que tenia que hacerle el amor ella accedio.

su piel era blanca con los pechos bien parados y sus pezones eran marones bajando a su vagina er peludo si es que antes de bezarla decidi hacerle un cavado ya que era mas comodo, ella accedio sin problemas despues de hacerle el cavado empeze a chupar le la hermosa vagina ella empezo a disfrutar mucho y cada ves mas decia mmmm,ahhhhhhhhhh,aaaaaahh,mmmmmm, si primito eso es(nunca habia tenido sexo ) mmmm, aahhhhh hasta que acabo luego me pare y empese a jugar con sus pezones mierntras ella decidio que era tiempo de penetrala asi que abrio su pierna y salto a mis caderas se agarrabacon una mano y con la otra enbocaba su vagina en mi pene entaba ansiesa y cuando entro empezo a moverse como era virgen tuve que4 ayudarle a moversecomo tenia elculo resbaloso para agarrarla costava pero empezamos ha movenos suave hasta que la apoye contra la pared ahi senti como mi pene tocba su himen hize para atra y la embesti violentamente para romperlo cio un grito y le corria a lagriamas yo me quede quieto hata que se recuperara depues de eso los dos nos empesamos a mover como nunca cua sus hemosos quegido y qemidos la hize acabar 3 veces, tres orgasmos completos desues salimos de la ducha y estaba muy cansada nos acostamos desnudos me desperte a las dos hora y queria seguir cogiendo con ella asi que como estaba dormida la empeze besar en l boca y abrasar depues los pezones y la empeze a penetrar ella se desperto y empezo cabalgar cogimos hasta mas no dar y desde entoces se comvirio en mi amante

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Desvirgue a mi primita

soy Miguel esto paso el fin de semana pasado,  resulta que mis padres y mis tios organisaron un fin de semana a la playa, nos ospoedamos en un hotel,  que tiene los cuartos comunicados por puertas que dividen la avitaciones, por casualidad los dos cuartos matrimoniales, estaban juntos, y los dos individuales enfrente y tambien juntos, mi prima  se llama claudia, tiene 12 años es delgada , morena  sus piernas son delgadas sus nalguitas estan firmes pues practica gimnasia, y su pecho es plano como el de un niño,  desde el viaje , comparti asiento con ella , lo cual me agrado por que era muy avierta al expresarse y me contaba de su novio de 15 años ,  no le di mucha importancia y seguimos ablando , llegamos el viernes en la noche asi que directos al hotel , llegue a mi cuarto y me recoste en la cama , como a los 10 minutos  toco a mi puerta que como le dije , comunicaba nuestras paredes, abri diciendo que quieres,?  durante el viaje tenia un pants blanco, y en ese momento tenia una miccro falda rosa y una ombliguerita negra con los hombros descubiertos, , estoy aburrida contesto , pasale,  nos sentamos en la cama  aplaticar  mi mente comenso a trabajar y empesaba a gustarme y a contemplar su cuerpecito infantil, encendio la television y dando vuelta a los canales llego a  los porno , lla qu tenia sistema de satelite, se detubo ahi y sonrio preguntandome, cuantas veces lo has hecho, ? muchas , por que ? __ — se siente rico?, es lo mejor que hay, supe que era ese momento de una nueva lolita para mi, y reaccione, quieres provar, ?  —no se mi novio solo me toco mis pompas y mis piernas , y te gusta?  si-  yo te puedo enseñar mas cosas , — o no te gusto__– claro eres mas guapo que mi novio,  y no  quitaba los ojos de la tv, veia a una ribia penetrada en una mesa jimiendo como loca , me acerque le quite el control, y apague la tv, me sente junto a ella y estaba sonrrojadai ajitada por lasas ecenas que vio, ven claudia yo te enseño, y acarisia sus mislos ,, pero no digas nada por qu nos va ir mal solo afirmo con su cabeza y me beso no lo asia tan mal se nota que su novio la agasajaba de lo lindo, la recoste y mi mano se perdio en su faldita rosa, entre en su calzon y aprete sus nalgas, mientras mi lengua jugaba con la suya,  deslise mi mano a su puchita,y la pretaba com mis dedos , claudia se retorsia de ansiedad. y empese a besar su cuello y bajando le saque su blusa  saboreando sus pesoncitos que botaban de su plano pecho la notaba asustada pero exytada, no me inporto y segui,  le saque sus calzones y contemple su puchita peloncita u mojadita , le deje la falda y los calzetines por que me exitaba mas, , le separe las piernas y empese a comerme asa papayita  mis lamidas encontraron su clitoris,y empeso a darjemiditos, y y apretaba mis cbellos , senti  que se vino pr primera vez, lo savorie, y me desvesti , ,  la subi mas a la cama  me lle encime y puse mi verga en su puerta   me sorprendio lo estrecha que es,  ya ni la niña de 10 que me ciji, se la empuje pero solo entro la cabeza , alla dio un grito y decia me duele  ya ya ya , , calmate aorita pasa yo estaba demasiado exitado para dejarlo , empese a moverme y se ampeso a rrelajar , t a jemir haj haj , te gusta? pregunte, si si asi sugue asi que rico s siente asi, como a los 120 minutoas se vino de nuevo y de inmediato me vine yo yenando su vajina  , no se la saque  la bese y al poco rato se la empuje mas fuerte,entro la mitad esta vez, y comense de nuevo ella mas suelta sintio menos dolor y se aferro a mi con su frasos y piernas, hasta que denuevo nos venimos, llenos de sudor, se la saque con sangre y semen, , me recoste junto a ella , eres deliciosa, le dije , la limpie y nos metimos a la cama nos qudamos dormidos,  al otro dia nos bañamos juntos por primera vez toco mi verga , le enseñe a masturbarla , la arrodilla para que me la mamara, u se comiera mi semen que no le gusto,   las otras dos noches tuvimos sexo cada vez mas fuerte, y tambien jemia y gritaba como puta quedo de venir este fin, a mi casa , pienso romprle su culito como lo hice con su puchita, le cuento despues, ….
‘  cualqquier comentario , o alguna niña calientita. escribeme . podemos pasarla bien, bay.

macarpintey@yahoo.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax