Archive for the ‘Primos’ Category

Sofía + Alberto

Domingo, marzo 22nd, 2015

Este relato es 100% real; se cambiaron los nombres para proteger la identidad de los/las involucradas. Digamos que mi nombre es Alberto y mi prima, Sofía.

Tengo la suerte de tener primas muy guapas, y aunque no soy un galán, la mayoría de ellas me consideran su primo favorito porque dicen soy muy simpático y soy el hombro sobre el que muchas han llorado decepciones amorosas dado que usualmente soy muy empático y trato de decir la frase adecuada en el momento adecuado para hacerlas sentir mejor.

A pesar de todo eso, me sorprendí cuando hace algunos años, recién divorciado de la que fue mi esposa por varios años, fui a pasar Navidad a mi tierra natal (vivo en otra ciudad) y una de mis primas, Sofía, no se me despegaba y me ofrecía pláticas interminables para ayudarme a “sanar mi roto corazón”. Ella tenía en aquel entonces 19 años y yo 33, por lo que no pensé que las cosas fueran más allá de simple empatía por mi situación ¡La diferencia de edades era demasiada! Eso sin contar que yo literalmente la vi crecer. Y aunque estaba buenísima, para mí no pasaba de ser una simple mocosa. O eso creía yo…

Sin embargo, uno de esos días en los que los astros se le alinean a uno, noté algo diferente en su abrazo al saludarme. No puedo decir qué era pero supe que había algo diferente y me puse en alerta. Después de un rato de plática y de convivir con otros de nuestros otros primos, casualmente nos quedamos solos y ella se me arrepegaba como gato mimado, a lo que yo, de por sí caliente y dado que tenía las hormonas como adolescente por ser nuevamente soltero, intenté un avance y la empecé a acariciar en el abdomen por debajo de la blusa, la besé en el cuello y luego pasé a acariciar sus senos firmes y paraditos, con unos pezones duros como piedras, pero cuando ya había ganado algo de terreno y me disponía a besarla en la boca, ella me detuvo ¡Maldición!.

Ella me retiró suavemente y fingió que no pasaba nada, yo pensé que ya lo había yo echado a perder y que mi imagen ante ella se había ido al caño, pero grande fue mi sorpresa cuando me dijo “Espérate. Delante de la gente no. Pasa por mi a mi casa más al rato y vamos a donde tú quieras” y se reincorporó al grupo familiar como si no hubiera pasado nada. Supe entonces que había logrado mi objetivo número uno y faltaba el más importante.

Esa noche más tarde, me vestí y arreglé como si fuera a la más importante de mis citas y en el camino me quebraba la cabeza pensando en qué me esperaba al llegar a casa de mis tíos, ¿Con qué pretexto me llevaría yo a su niña? Afortunadamente, esta diablilla tenía todo fríamente calculado y dijo que iría a una fiesta y quería llevarme para asegurarse de que nadie se quisiera pasar de listo con ella, dado que yo era yo “todo un señor” e impondría respeto (!). Me sorprendí con esa explicación pero le seguí el juego, dado que yo en verdad me modero al tomar alcohol y siempre demostré ser responsable ante la familia aunque por otro lado soy un cabrón, mi familia me ve siempre como alguien en quien confiar para ser la persona sensata en situaciones en las que así se necesite. Mis tíos se la compraron facilita y yo prometí regresar a su niña sana y salva y a una hora prudente.

No bien nos subimos a mi carro, nos pegamos un fajesote y me puso a mil por hora, pero obvio me pidió paciencia. Sobra decir que me fui lo más rápido posible a un motel donde tomamos algunas cervezas, platicamos un poco sobre mi exesposa, su exnovio que la engañó y algunas tonterías más que preocupan a las chicas de su edad. En un momento dado ya con la cerveza en la sangre, pusimos una película porno de las que en cualquier motel se ven, nos pusimos como plancha conectada y entonces fue cuando dimos rienda suelta a todo lo que queríamos hacernos desde que nos volvimos a ver.

En palabras de Arjona: le besé hasta la sombra, nos acariciábamos como si no hubiera mañana, ella se notaba que aunque chica de edad, era toda una experta porque me estaba haciendo una de las mejores pajas de mi vida y yo quería corresponderle de la misma manera, así que fui besando su cuello, sus orejas, acariciándole esos pezones y esas tetas maravillosas que tiene, bajando a su abdomen listo para darle lengua en su cuevita. Le quité la tanguita negra que le contrastaba a su color de piel y me di cuenta de que no se depilaba la panochita, lo cual me excitó más porque me gustan mucho así al natural peluditas; chupé, lamí y mordisqué su clítoris, sus labios vaginales y toda la zona alrededor de esa puchita deliciosa que se me ofrecía como un capullo de flor, inundándome de sus flujos, que sobra decir me sabían a lo más delicioso del mundo, y ese olor a sexo que despide una conchita excitada me tenía a punto ya.

Ella lo notó y me rodó en la cama para prenderse a mi tranca como si fuera para ella el caramelo más preciado. Me chupó como nadie jamás lo ha hecho hasta la fecha, me besó todo lo que quiso y en un momento dado se montó en mi para cabalgarme como toda una putita. No es por presumir, pero controlo muy bien mi eyaculación, así que pude lograr que ella se viniera primero y fue para mi el espectáculo más cachondo del mundo ver a mi primita ensartada en mi viniéndose con espasmos que me chorreaban sus jugos por todos lados haciendo caras y sonidos dignos de la película porno más sucia. La abracé, la besé y la acomodé boca abajo con una almohada en el vientre para que levantara sus nalgas y me las ofreciera más rico. Empecé besando su cuello, bajé por su espalda, le mordisquee las nalgas, chupé su panochita llena de jugos, su culito apretadito y aunque me moría por culearla, decidí hacérselo por la conchita, que a pesar de la lubricación de sus jugos, se sentía aún apretadita y deliciosa.

Mientras la penetraba por detrás y mis bolas chocaban con esas nalguitas de lujo, le acariciaba las nalgas mientras le decía de todo y notaba que algunas cosas la calentaban más que otras ¡y yo no podía creer que me estaba cogiendo a mi primita como toda una puta!, así que le empecé a decir cosas como “así primita, muévete más, déjame cogerte rico”, a lo que ella se molestó y me pidió que no le dijera primita, que en ese momento era mi mujer, mi hembra y quería que me la cogiera como su macho que era. ¡Eso me calentó más todavía! La adrenalina de lo prohibido y que además mi prima fuera así de caliente y se considerara ¡MI hembra! Tuve uno de los orgasmos más memorables de mi vida, algo que jamás olvidaré.

Nos quedamos descansando y jugueteamos otro rato pero sin hacerlo hasta que finalmente decidió que era suficientemente tarde para que nadie en su casa estuviera despierto, pero suficientemente temprano como para no meterse en problemas ni dar explicaciones y me pidió regresar a su casa. Así, finalmente yo quedé como el primo modelo, que cumple su palabra como un caballero y ella como la niña buena que es toda una dama que se da a respetar ¡Jajaja!

Desgraciadamente ya en ese viaje no hubo oportunidad de volver a vernos a solas, solo en convivencia familiar y nada pasó de unas cuantas miradas y sonrisas cómplices que espero nadie más haya notado.

El tiempo pasó y cuando pude regresar de nuevo a la ciudad, ella ya se había casado y yo había encontrado ya una nueva pareja y no hemos vuelto a vernos en mucho tiempo. No sé si ella todavía recuerda esa noche, pero yo definitivamente la recuerdo perfectamente y le he dedicado cientos de pajas por haberme dado un orgasmo tan memorable. Sé que ahora que es una señora casada y con hijos es casi imposible volver a hacérselo, ni encontraré una como ella que me de uno de esos orgasmos de película, pero seguiré intentándolo mientras pueda….

Si hay alguna chica de Sinaloa que desee ponerse en contacto conmigo, pueden hacerlo a soloalguienmasenmexico@hotmail.com

Unas clasecitas para aprender a coger mejor

Lunes, marzo 16th, 2015

Con un poco de práctica después de haberme entregado el quinto mi primita querida ya había perdido el miedo de abrir las piernitas, ya cogía tranquila. Pero no conseguía hacer algo más interesante.
Llegábamos al motel, se sentaba en la cama y esperaba que me le aproximara para desnudarla y después simplemente se acostaba de espaldas y abría las piernas, o se ponía como le pidiera. Pensé que era hora de mejorar. Y siguiendo una idea, fui a hablar con la madrota de un putero de buena calidad, que me había recomendado como bueno para mis ideas.
Después de saludarnos le explique que quería que mi novia aprendiera a coger bien, no tanto como una profesional, pero bien, con variaciones y sabroso. Y que había sabido que ella preparaba muy bien a sus pu…pilas.
Ella se me quedó viendo, y me respondió:
– Efectivamente, esta es una casa de prestigio, no acepto cualquiera, ni de cualquier manera. ¿Ya pensó bien lo que me está pidiendo? Además, de que sin importar lo que resulte me tendría que pagar de todas maneras.
– Si, ya pensé bien todo eso y ya medio lo platicamos, no está muy convencida, pero tampoco está totalmente cerrada. Quiere ver primero como es, o como podría ser para ella y decidir después que hacer.
– Buuennoo, si. Sí… podría ser así… Vamos a hacer lo siguiente: Tráigala, platico con los dos y si siguen queriendo, se la preparo bien, le enseño como coger de primera.
– ¡Trato hecho! Combinamos el precio, y un posible día y hora.
Al final de varias veces de platicarlo, finalmente ella aceptó y fuimos. Al entrar, muy inquieta, preocupada y nerviosa, vio un ambiente limpio, arreglado y bonito, con algunas muchachas bien arregladas. Y pasamos directo para platicar con la madrota, que a seguir nos pidió que le dijéramos para que estábamos ahí.
Con Elzita muy quieta, le repetí mi pedido y aceptó marcando su precio y condiciones, que ambos aceptamos sin comentarios.
En seguida tranquilamente le hizo varias preguntas que ella respondió medio cohibida:
-¿Con cuántos has cogido?
-Solamente con él… y casi con otro
-¿Y te gusta coger?
-Sí.
-¿Prefieres estar arriba o abajo?
-Me es igual
-¿Prefieres estar de espaldas o de frente?
-Me gusta más de espaldas, inclinada o arrodillada.
-¿Ya estuviste con dos o más al mismo tiempo?
-No…
-¿Te da curiosidad?
-…no se…
-¿Mamas?
-Sí, casi siempre que estoy con él.
-¿Te gusta?
-Más o menos. Más cuando estoy muy caliente.
-¿Y ya te la metió por atrás?
-Solamente una vez.
-¿Te gustó?
-No se…
-Bueno, vamos a comenzar por lo básico.
A seguir por un monitor le mostró y explicó lo que hacían varias de las puchachas, detallando del porque de las ropas, del maquillaje y del comportamiento, de cómo destacaban lo mejor del cuerpo de cada una. Después la condujo a otra pantalla donde se veía uno de los cuartos con una pareja cogiendo, ella acostada de espaldas con las piernas bien abiertas, y él encima. Y le explicó claramente lo que hacía ella, y como reaccionaba a su pareja.
Vi claramente como se iba calentando, como cambiaba de expresión. Y así terminó la primera clase, sonrojada, sudorosa y con una expresión extraña que ya le conocía: de perra en celo.
Salimos y claro que nos fuimos directo a un motel para practicar lo que habíamos visto y oído.
Seguimos practicando y unos días después regresamos para la continuación; habiendo conocido el ambiente estaba más tranquila. La madrota que también había notado como estaba la primera vez, me preguntó aparte si ella aceptaría estar más cerca y (sin consultarla) le dije que sí.
Al llegar nos dijo que íbamos a ver una orgía de tres parejas. Elzita no dijo nada, solo me vio. Después, nos acomodó en un lugar discreto, una especie de entrepiso, en penumbra, con una recámara amueblada abajo donde una empleada colocó unas bebidas y refrescos y poco después entraron al cuarto tres parejas, riéndose y bromeando.
Ellos acariciándolas abiertamente, como corresponde, y ellas atendiendo los deseos. Y entre besos y cachondeo, pronto estaban en ropa interior y alguna de ellas ya sin sostén, balanceando los pechos, mostrándolos cachondamente, provocándolos. Poco después ya estaban todos desnudos y uno de los hombres, impaciente y de palo duro, sentado en el sillón ya se lo estaba metiendo a su pareja, que feliz le abría las piernas.
Caliente comencé a acariciarle las piernas, subiendo a los muslos. No dijo nada y siguiendo señas de la madrota, le comencé a dedear el coño como lo hacíamos en los cines y le abrí a blusa para meterle mano a los pechos. Tampoco dijo nada cuando le quité el sostén. Siempre lo hacía, estaba muy acostumbrada.
Para entonces, las putas ya estaban todas cogiendo en diferentes poses: una acostada de pernas bien abiertas y acariciada por el vecino, que estaba cogiéndose a otra de a perrito. La tercera estaba sentada al borde de la cama mamando verga.
Elzita cada vez más caliente, ya no se importaba de tener junto a la madrota, ni de estar ahí. Sin hablar, hipnotizada por la escena abajo, se paró apoyándose en el barandal y aproveché para meterle mejor la mano y bajarle los calzones. Y ya encaminados, también le quité la falda, dejándola solo de blusa abierta.
La madrota le decía:
-Fíjate como mueve las nalgas la morena. ¿Ves como se apoya en los pies y mueve las nalgas de arriba a abajo? Ya la blanquita está muy quieta, solo parada, se mueve, muy suavemente de adelante para atrás. Pero puesta así, es más fácil que el güey le acaricie las nalgas y las chiches. Además de que así se le mueven más sabroso.
Ahora fíjate como la gorda se le acercó a la morena y la está acariciando. Eso los calienta de a madres. Por eso lo hace.
Para entonces ya estaba con las piernas bien abiertas la acariciaba toda y le metía los dedos por la chucha mojadísima, de paso acariciándole el ojete.
La madrota me hizo señas de meterle los dedos por el chiquito y me pasó una pomada. Entendí, me puse un condón en un dedo y untando la pomada, se lo metí despacio por el culito, con cuidado y parando, sin dejar de moverle la perlita con la otra mano. Comenzó a mover las piernas como cuando está muy caliente y no dijo ni hizo nada, después de mover el dedo algunas veces hasta sentir que el anillo se acomodaba, lo saqué; metí otro dedo en el condón y se los metí de nuevo, como ya estaba preparada entraron fácilmente. A las pocas movidas comenzó a mover las nalgas al ritmo, así que considerando que no solo no le incomodaba sino que le estaba gustando, nuevamente los saqué, metí el tercer dedo y se los dejé ir. Alguien me dijo que tres dedos dan el grueso de una verga. Como ya estaba preparada entraron fácil y sin problema.
Reaccionó bien, moviéndose como si fuera un palo y sin demostrar molestia. Haciéndome señas de que fuera por el chiquito la madrota le dijo que se sentara despacito en mí, de espaldas. Ella obedientemente y sin dejar de ver abajo, abriendo las piernas e inclinando-se un poco, se fue sentando poco-a-poco en mis piernas y la fui guiando tomándola de las nalgas. Ya apuntada, con una mano le acomodé el camote por el culo. Me detuve unos segundos con la cabezota en la entrada, sintiendo como se le iba metiendo suavemente, la levanté un poco sacándolo y se lo volví a meter, ahora ya más adentro; y en seguida ya con la cabeza bien metida, con un jaloncito de las nalgas toda la pija le entró sin problema hasta los huevos. Se quedó quieta y en seguida siguió moviéndose.
Entonces la madrota me dio un vibrador grueso y largo, diciéndonos:
-A ver niña, muévete despacito de arriba a abajo. Apóyate en el barandal, siii, así… Y tú, y métele el consolador por la chucha. Asiii… siii…
-¿Te está gustando muchachita? ¿Si?
-Si… –respondió jadeando roncamente Elza, siii… está muy bueno…
Seguimos así, con la madrota acariciándola, sin que ella dijera nada, lo que me sorprendió mucho. Pensaba que reclamaría. Nada. Cuando le llegaron los estertores de la venida, con jadeos y quejidos, se desguancijó en mí y la dejé quieta unos minutos, hasta sentir que se me desinflaba la verga. Me salí, le saqué el vibrador y se sentó a un lado. Descansando y respirando fuerte.
Después de algunos minutos vimos que abajo la cosa estaba muy caliente, las parejas ya estaban cambiadas, dos de las zorras estaban montadas una arriba de la otra besándose y chupándose los pechos, con uno de los clientes metiéndoles alternativamente el camote. La tercera estaba en medio de dos, uno en cada extremo, no daba para ver si era por el culo o por el coño, pero por donde fuera, se movía con maestría. La madrota comento:
-¿Ves como la güera atiende bien a los dos que la están prendiendo? se mueve calculando el ritmo, no a lo pendejo. Sujeta la verga que tiene en la boca con una mano para que no se salga y se equilibra con la otra. Por atrás no tiene problema porque está bien apoyada en la cama, y además el güey la está empujando por las nalgas.
-Mmjjuú. Si… –respondió Elzita, ya más suelta para hablar. Sintiéndose más a gusto. Más en ambiente.
Entonces la madrota dijo:
-¿Quieren ir abajo? ¿A ver más de cerca?
Vi a Elzita transformada, dudando, pero ardiendo de calentura, de ganas de seguir cogiendo, ni estaba pensando. Le dije:
-Vamos con ellos cariño, para ver de cerca como lo hacen… dudando, me vio y no respondió. Indecisa, murmuró:
-¿Así?
Sin responder ni dejarla escapar, la tomé de la mano y nos dirigimos a la escalera para reunirnos con el grupo. Me siguió dócilmente, como hipnotizada sujetándose la blusita abierta. (En privado me reí porque estaba preocupada de cubrirse con la pinche blusita estando sin nada más, con la buchaca y las nalgas bien a la vista)
Al acercarnos, las huilas ni se movieron, ellas sabían de la movida. Y sabían que era posible que entráramos. La madrota les hizo una seña de ok con la mano y todos siguieron en lo que estaban. Los tipos examinaron a Elza con cuidado, calculando si se la cogerían… o si les interesaría cogérsela.
Apartándonos un poco la madrota me dijo:
-Aquí si ya no puedo hablar como lo hice arriba, si prefieren salir no hay problema. De cualquier manera están seguros.
Lo pensé y respondí que saldríamos si Elzita no se sintiera a gusto.
Cuando me le acerqué de nuevo, estaba muy quieta viendo de cerca como estaban cogiéndose a la que estaba entre los dos. La abracé y re-comencé a acariciarla, metiéndole las manos por todos lados. Cuando le abrí la blusa y se la bajé, se resistió un poco, pero cedió en seguida. Estábamos junto a la cama, la incliné y se apoyó en el colchón abriendo las piernas, posicionándose para meterle el palo desde atrás, obedientemente le metí la verga ensartándola como mariposa.
El más próximo se acercó un poco y sin sacar su camote de la puta, le acarició los pechos. La empujé un poco, para ponérsela más cerca. El que estaba del otro lado, igual, sin dejar de follar, le acarició las nalgas y las piernas y pronto pasó a la raja, metiéndole los dedos. Sentí la reacción de inmediato. Se tensó. Y bajando la cabeza aceleró los movimientos.
Miré a la madrota que me hizo señal de ¡Todo bien! Y seguimos.
Empujándola suavemente le dije roncamente:
-Así amor arrodíllate… Entendió de inmediato y se puso de a perrito, con lo que quedó más cerca de los tipos que sin perder el paso le metieron más las manos.
Imaginé lo que vendría. Uno de los pendejos, me hizo gestos de darle chance. Lo pensé unos segundos y me salí dejándole el campo para cogerse a la nueva (¿la otra?) zorra. De inmediato se acomodó y le metió la pija a Elzita, que pareció no importarse o quizás ni se enteró del cambio. Estaba quieta de ojos cerrados, moviéndose suavemente. La acaricié. Abrió los ojos y nebulosamente vio que era yo. Sin decir nada solo abrió la boquita respirando fuerte.
El tipo se vino rápido. Y se salió echándose a un lado, satisfecho, descansando de los palos. Solo que, sin esperar, el que estaba siendo mamado se puso por atrás de Elzita y también se la cogió.
La (¿otra?) puta viéndose libre, se acostó tranquila, sonriendo, viendo como sus clientes comían carne fresca.
Para entonces el tercer pendejo también había terminado y junto con las putas estaba saboreando el showsito.
Esperé que pasaran sus espasmos, para descansar juntos unos minutos antes de salir.
Desnudos regresamos al entrepiso para vestirnos y salimos agradeciéndole a la madrota las “clases”.
-No hay de qué. Pueden regresar cuando quieran. Y si Elzita quisiera trabajar conmigo, será bienvenida.
-¡Gracias! Respondió en voz baja.
Y salimos a tomar un café y platicar de la experiencia.
-¡Que experiencia! ¡Sorpresiva! y diferente de todo lo que esperaba… No sé que me pasó… No me lo imaginaba… Dijo medio como compungida.
Sentí que debía tratarla con mucho cariño y la abracé apoyándola en mi hombro.
– No te pongas triste, fue una muy buena experiencia, muy interesante.
-Es que me siento mal, muy mal… ¿qué piensas ahora de mí? ¿Que soy una… piruja?
-No amorcito, de ninguna manera… al contrario, te siento más cerca que nunca.
Ahora tenemos un secreto solo nuestro. De nadie más. Y no te veo como zorra, al contrario, te veo más mujer, mi mujer.
Después de un rato y más abrazos, cambió de expresión y comenzó a comentar:
-No sé que me pasó, como me fui dejando llevar y cómo fue que terminé con esos tipos en la cama. ¿Me lo imaginé o ellos me…?
-Si cariño, arriba, primero te cogí por el culo, y te metí un tremendo consolador por la buchaca. Y la Juana te acarició. Abajo te cogí yo y en seguida te cogieron dos de esos cabrones, con todos viéndote… Y quizás estaba arriba alguien más… no se…
-¡Qué vergüenza…! dijo riéndose… ¿Y me vieron todo?
-Siiii…. ¡no solo encuerada, sino también dando las nalgas…! Y en un putero…
-Jajajaja. Nos reímos sabiendo que era un nuevo nivel, otro patamar.
Supe que estaba contenta… Y pensé que muy probablemente lo repetiría… porque parecía que le había gustado…
A partir de ese día, nuestras relaciones fueron mucho mejores, más variadas e interesantes.
Unos meses después, le sugerí regresar con la madrota para “saludarla”… pero eso… es otra historia…

Egon

Mi prima y yo

Domingo, febrero 22nd, 2015

No es raro que alguno de nosotros hayamos tenido o hayamos fantaseado con tener sexo con una prima, tomarla por las nalgas y arremeter contra ella un y otra vez, sintiendo sus jugos escurriendo por mi pene,para mi afortunadamente se hizo realidad, una noche de año nuevo.

Las fiestas familiares en mi casa se han caracterizado por tener alcohol en ellas, música y baile y ahí como empezó todo, pues llegué a casa de mi tía a eso de las 8 de la noche para celebrar el año nuevo con mi tía y mi prima, que vivían solas pues ella está divorciada y mi tio vive en estados unidos.
Yo tendría en ese entonces unos 20 años y ella 18 o 19, en la etapa más sucia que le tocó vivir.
Empezamos a beber por ahí de las 10 de la noche, platicando de cosas sin importancia, pero mientras eso pasabo, yo veía a mi prima, hermosa, ojos cafés y cabello largo hasta la mitad de la espalda, unos senos que no eran grandes, pero eran perfectos para su cuerpo, y se podía ver un poco como el bra de ella estaba apunto de reventar a través de la playera rosa que traia, sus nalgas eran increíblemente grandes, de hecho entre sus amigos le decían la langosta, por que lo mejor estaba en la cola.
Ella no había tenido un novio en un largo rato, pues última relación salió muy mal y muy herida y precisamente platicamos de eso los tres en la mesa.

Llegaron las 12 y celebramos el año nuevo, para ese entonces ya andábamos más tomados y nos abrazamos y dijimos cosas como que siempre estaríamos juntos y que eramos la mejor familia, etc.. poco a poco empecé a ver como mi prima estaba mas ruborizada, probablemente por el alcohol, así que pensé “a ver que se da” pero mi tia se fue a dormir y le llamó a su hija para que durmiera con ella y me dejara su cuarto, ella se despidió de mi y me dio un beso en el cachete, fue un beso lento y suave que me hizo pensar que ella quería algo.

Me metí al cuarto d emi prima y pensé en buscar entre sus cosas algo incriminador, para imaginarme a mi prima teniendo sexo, pero decidí no hacerlo y mejor me empecé a masturbar en su cama, con la verga bien parada hacía movimientos con mis dedos en la punta del pene, imaginando que era su lengua y jugando con el frenillo para sentirme en el cielo, fue entonces cuando tuve el mejor golpe de suerte, mi prima entró abriendo la puerta poco a poco con dos cervezas en la mano “Mi mamá está loca si cree que en año nuevo nos vamos a dormir tan temprano” me dijo mientras yo disimulaba que nada pasaba por debajo de las sábanas, donde estaba completamente desnudo. Ella se incorporó y se acostó a mi lado me dijo que la despertara si se quedaba dormida para que regresara con mi tía, claro que no sabía que yo estaba con una erección incontrolable.
Comenzamos a platicar y de pronto tocamos el tema del sexo, me decía que ella no era muy buena por que solo había tenido a dos parejas y lo había hecho muy poco con ellos, según ella nunca había sentido un orgasmo muy grande, solo pequeños y muy rápidos: “¿Qué tanto andabas haciendo?” me preguntó, mi corazón se paralizó, podía decirle dos cosas: “nada” o aventarme y arriesgarme a tener la plática más embarazosa y quemadora con mi tía y eventualmente mis padres, pues que tal si me delataba, fue entonces cuando el alcohol reaccionó en mi y le dije “pues ya sabes, cosas de hombres, cosas que eres mjuy joven para conocer”-le dije, a lo que respondió “ándale dime no me asusta” eso lo tomé como una invitación, pues me semi levanté y la tuve debajo de mi, mientras me acerqué a besarla, pensé que ella iba a dudar los primeros segundos, pero me equivoqué terriblemente, nos empezamos a besar lentamente, escuchaba como tomaba aire con la nariz para besarme más apasionadamente y como sus manos pasaban por mi nuca, mientras yo estaba desnudo con la verga parada debajo de las sábanas.

Nos seguimos besando y empecé a besarle la oreja, pasaba mi lengua lentamente por su lóbulo y lo besaba despacio, a veces chupaba un poco su oreja mientras escuchaba su respiración agitada en mi oreja, poco a poco bajé por su cuello y ella se detuvo un poco,pensé que era demasiado y me iba a quedar así, pero me equivioque de nuevo, probablemente fue el alcohol lo que la animó a seguir tan rápido, pero se quitó la playerita rosa que traía y sus pants para dormir tan apretados y se quedó en bra y calzones, eran blancos aún lo recuerdo, y se veían más grises de abajo por que estaba ella muy mojada, se rió un poco y nos seguimos besando, en ese momento decidí bajar una mano a uno de sus senos, que cabía perfectamente en mi mano, que rozaba con el dedo el pezón y pasaba por todos lados, daba vueltas al rededor de su gran teta, haciendo espirales para temrinar en el pezón, fue ésto lo que la motivo a seguir y con sus manos torpes buscaba mi verga, metió la mano en la sábana y lo empezó a mover de un lado a otro, de arriba a abajo, yo sentía sus manos calientes rodear mi pene y me sentía en el cielo, después de eso bajé mi mano más y le quité el calzón, fue la mejor sensación cuando alzó las piernas para que saliera con más facilidad, y empecé a rozar su vagina húmeda con mis dedos, la engañaba y jugaba con ella haciendole creer que le iba a meter los dedos en su vaginita que apenas tenía pelos, ella jugando me decía “ya métemelos por favor, mételos todos” y le decía”segura?” y ella me decía “si quieres que te la chupe un ratito vas a tener que metermelos bien rico” fue entonces cuando con dos dedos entré a su húmeda vagina, ella soltó un gemido que tuvo que cubrir con una mano para no despertar a mi tía, que estaba dos habitaciones más al lado dormida, mientras yo con mis dedos movía de arriba a abajo y de afuera hacia a denro, le estimulaba el punto g lo que la volvía loca, tanto que tenía las manos hacia arriba, dejó de masturbarme para dedicarse a disfrutar de mis dedos húmedos que insistían en meterse más y más, tanto que terminé metiéndole 4 dedos y ella pedía más, fue entonces cuando me dijo” tienes condón?” y le respondí que no, que no pensaba usarlo, ella me dijo que tenía uno pero que no sabía si usarlo por que tenía con el como un mes, le dije que no había problema que usáramos ese, ella se paro con las piernas temblando y sacó el condón de uno de sus cajones, yo veía sus nalgas redonditas esperando a ser tocadas por mi, y sus pechos que rebotaron cuando se incorporó de nuevo a la cama.
“Ahora déjame, te toca a tí” me dijo al oído, mientras se ponía arriba de mí y me empezaba a besar el cuello, bajando por mi pecho y estómago, hasta que llegó a mi pene, el cual tenía con una mano y lo veía como pensando en como empezar, empezó dándole un beso en la punta, cosa que me volvía loco, le daba besos por todos lados, vengándose de mi por no meterle los dedos al principio, incluso me dijo “¿Quieres que me la meta a la boca?” “si” respondí apenas respirando “Seguro?” me decía y yo no respondí, esperando que dejara de jugar, y funcionó por que se la metió toda a la boca, escuchaba el ruido de la saliva y su boca en mi pene, como chuoaba y chupaba y soltaba ciertos gemiditos mientras lo hacía, yo estaba en el cielo, ella seguía metiéndose mi verga a la boca, lo hacía lento y luego rápido, pero no se la sacaba, hasta que hizo con su boca una forma de “O” y empezó a salir y entrar, como si la estuviera penetrando, yo estaba a punto de venirme por que ella era muy buena, combinaba el sonio exquisito de una buena chupada, con la lengua en el glande, que movía rápidamente en mi pene, peló la verga y dejó la cabeza a afuera, chupando y chupando la puntita nada más.

Entonces ella se levantó y me dijo “ya te vas a venir?” a lo que respondí que no, pero realmente estaba apunto, por lo que decidí esperar un poco besándola y tomándola de las tetas y metiéndole los dedos en su ya empapada vagina en lo que yo me calmaba un poco.
“Quiero que me cojas” me decía, yo soy una persona que le gusta escuchar esas cosas y ella por arte de magia lo adivinó o siempre era a´si de sucia, pero con cads palabra me prendía más; me puse el condón y me puse arriba de ella, con mi mano acomodé mi pene en la entrada de su conchita y empecé a meterla despacio, su respiración era perfecta en mi nuca mientras yo empezaba a entrar y salir, sentía como sus labios me apretaban la verga mientras ella respiraba más y más duro,”más rápido” me decía y yo empecé a entrar y salir más rápido, sintiendo como me recibía su vagina húmeda, “más fuerte, dame más fuerte” y le empecé a dar más fuerte, llegaba hasta el fondo de su vagina, mi pene se quedaba por dentro y salia entero, ella estaba gimiendo con una mano en su boca para que no escuchara mi tía “que rico me cojes” me decía, yo estaba muy caliente, demasiado diría yo y me decía “dame, dame” entre cortado por que cada dame lo decía cuando estaba entre y sale de su concha húmeda.

La cama no era muy nueva que digamos y empezó a hacer ruido, por lo que nos quedamos callados un poco y le dije “ven, sígueme” la levante y la puse de perrito en su tocador, frente al espejo, podía ver su cara de placer con cada embetida que le daba, se mordía los labios y escuchaba pequeños “hmm hmm” que soltaba intentando contenerse, se abrió las nalgas mostrándome su ano,” te gusta primo? te gusta cojerte a tu prima?” me decía mientras, yo estaba a punto de venirme con eso, pero ella me ganó “me voya venir, me voy a venir me voy a venir” decía una y otra vez entre más rápido y fuerte le daba a su conchita, de pronto sentí como sus liquidos fluían entre sus piernas y las mías, sus piernas le temblaban y me pedía más “sigue sigue que rico me vengo” me decía mientras yo me aguantaba en soltar mi leche lo más que pudiera, pero ya no me faltaba mucho, ” me voy a venir yo también” le dije mientras ella me decía” que rico me vine, cógeme hasta que termines” me dijo, mientras seguía cogiéndola una y otra vez, con mis manos en sus nalgas haciéndola de adelante hacia atrás, desafortunadamente se rompió el condon en una de esas e inmediatamente me di cuenta, por lo que ella me dijo “no te detengas y avísame cuando es´tes apunto” la calentura pudo más y seguí cogiéndomela sin condón “ya casi” le dije y ella me dijo ” me hiciste venir dos veces primito, esto es para ti ” me dijo mientras se agacho y me decía de rodillas “dame tu lechita en mi boca, dale a tu prima su lechita” yo no pude más y empecé a venirme, ella acaparó mi pene y se lo metió todo mientas se llenaba de semen la boca, yo acabé como nunca en mi vida, finalmente se limpió y fue al baño, nos quedamos acostados hasta las 6 de la mañana cuando se fue a dormir con mi tia, al siguiente día hicimos bromas que mi tía no captaba sobre eso, ahora no nos hablamos, pero pasaron muchas cosas más después, otro día les contaré cuando me dejó quitarle su virginidad anal, espero que lo hayan disfrutado, esa fue mi experiencia.

Whatsapp: +523317358703

Incesto en el messenger con mi prima

Domingo, noviembre 30th, 2014

Mi historia es acerca de cómo cometí incesto con mi prima, llamémosla Karen, para mantenernos en el anonimato, ella es una mujer de 1.59 cm de estatura, de esas chicas que tienen un culazo, que por más que intentes no puedes despegarles la vista, unas piernas torneadas, preciosamente moldeadas por el ejercicio, de tez blanca, pocos pechos, pero eso ni representa problema alguno. Bastante cachonda, pero eso no lo sabía hasta que llegó aquel día, ojos grandes, y labios de mamadora.
Como siempre, todas las familias normales, tienden a visitarse una y otra vez sin previo aviso, así sucedía con la nuestra, por lo regular nos visitábamos en fines de semana, así nuestros tíos, abuelos, primos, etc… estaban presentes y no había ningún problema.
Mi prima y yo crecimos siendo muy apegados, cuando yo tenía un problema, ella me daba consejos, me animaba, y siempre teníamos una conversación muy amena. Así fuimos durante la infancia y parte de la adolescencia. Actualmente ella tiene 18 años y yo 22.
Como intuirán, yo a he tenido bastante experiencia con mujeres, adultas y adolescentes, no es por nada, pero resulto bastante atractivo a las mujeres, en especial a mis amigas, y amigas de mi madre. Así nací, ¿qué se le va a hacer? A Karen siempre le contaba mis aventuras con mujeres, le explicaba a detalle y ella ponía mucha atención a lo que platicaba, al parecer le agradaba escuchar de su propio primo, las cosas sexuales que ella no se atrevía a platicar con sus propios padres. Pero, en fin. Un día, llegué a casa de mis tíos Raúl y Andrea, padres de Karen y otros tres primos. Los saludé sin más, les pregunté que si me podía bañar en su casa, ya que me quedaba de paso y no tenía tiempo para llegar a la mía, ya que vivo lejos de donde ellos viven. Ellos alegremente me dijeron que si, mis tres primos se encontraban fuera, los hermanos de Karen, son más pequeños, unos adolescentes, siempre están todo el día vagando con sus amigos de la colonia. Entonces, al salir de bañarme, como era mi costumbre, siempre lo hacía en ropa interior muy ajustada, y con la toalla sobre mi hombro. Típica pose sensual, pero lo hacía inconscientemente, al salir del baño me percaté que mi prima estaba en la sala, y el baño está justo a un lado de la sala. No le hice caso, y seguí mi paso hacia la recamara de uno de mis primos, me cambié, me peiné y me fui, tenía unos asuntos pendientes que ya no recuerdo. Al llegar la noche, me conecté a msn, me encontraba solo en mi recamara, obviamente tengo agregada a mi prima, y a mis demás familiares. Y de pronto abajo apareció la ventanita naranja, era mi prima, a continuación les pondré la charla que tuvimos, con K representaré a mi prima y con una H a mí.
K: Hola!, primo. ¿Cómo estás?
H: Ey, hola. Muy bien, ¿Y tú?
K: Muy bien, gracias. ¿Qué haces?
H: Aquí llegando de la calle, estoy un poco cansado.
K: Ah!, que vago eres primo.
H: Ja ja, sólo un poco.

Después de unos minutos, sin nadie escribir nada, me animé, estaba un poco cachondo, y le escribí lo siguiente:
H: Primita, no había notado lo nalgona que estás.
K: En serio? Pues ya ves, es de familia.
H: Perdón, pero no pude evitar verte las nalgas ahora que me bañé en tu casa.
K: Y yo no pude evitar verte tremendo bulto debajo de tu ropa interior cuando saliste del baño.

En ese momento mi cabeza tenia pensamientos sucios sobre mi prima, pensaba en su gran culo, con aquel pantalón ajustado que llevaba y me dejaba ver su cachetero, de esos que quedan justo a media nalga. La conversación se ponía cada vez más caliente y eso me agradaba, no pensaba en el remordimiento que me daría cuando me calmara, nada en ese instante me importaba, así que me decidí a escribirle cosas más cachondas.
H: En serio? Y te gusto lo que viste?
K: Si, no pensé que la tuvieras tan grande.
H: Y yo no pensé que tus nalgas estuvieran tan ricas.
K: Y no sólo eso tengo rico.
H: ¿Qué más tienes rico?
K: Ya ves!
Segundos más tarde me dijo que se tenía que marchar, ya que usarían su computadora, sin más ni menos tuve que decirle adiós, pero estaba demasiado cachondo, busqué entre mis carpetas y mis archivos, alguna foto de ella, quería masturbarme pensando en lo que me había escrito mientras veía su foto. La encontré, precisamente una foto de ella de perfil, pero se veía su culo redondo y respingón, esa noche me masturbé pensando en mi prima, gozándola en mis pensamientos, dedicándole una paja monumental a su gran culo.
Al día siguiente desperté, un poco asustado ya que creía que mi prima le iba a contar todo a mis tíos, y se armaría un lio en grande, me conecté para ver si ella estaba, y si. Se encontraba en línea, la saludé y ella como si nada me respondió, me aseguré de que prometiera que no diría nada de lo sucedido anoche, y ella claramente me decía que no me preocupara, que ella no era de esas personas que delatan a las demás.

Días después, asistimos a su casa, me costaba controlarme, por el morbo que me provocaba ver a mi prima ahí, en su propia casa paseando, coqueteando conmigo, ella sabía que yo la deseaba, que quería ese par de nalgas ricas sobre mi verga, o sobre mi boca relamiéndolas gustosamente, ella lo sabía, también le ponía cachonda el hecho de que fuéramos familiares, como a mí. Así sucedieron varios días, de la misma manera, la visitaba y ella me mostraba su culo, claro yo lo veía sin que nadie se diera cuenta, sólo eran coqueteos y ya. Pero, cuando la noche llegaba, ella se encontraba siempre en msn, preguntándome si me había gustado como se veía ese día, si me gustaba su culo, y que si notaba que a veces no llevaba bragas.
Los días pasaban y yo seguía pajeandome recordando su culo, o cojiendo con otras mujeres pensando en mi prima, claro estaba que necesitaba cojermela a ella, para librarme de esta gran calentura que sentía.
Un fin de semana, mis padres hicieron una carne asada en casa, mi casa es grande, y no había problema si llegaban unas 30 o 40 personas, todas cabian en el patio o adentro. Esperabamos la visita de todos mis tíos y primos, pero yo solo esperaba a Karen, y ver que llevaba puesto esa vez. Al fin llegó la hora, ella se bajaba de la camioneta de mis tíos Raúl y Andrea, fueron los últimos en llegar, ya que su casa era la más lejana a la nuestra. El día transcurrió entre risas y platicas de los adultos, todos embriagándose, al parecer se quedarían a dormir en mi casa, oh vaya oportunidad que tenia para hacer algo sucio con mi primita.
Ya en la madrugada me encontraba en mi recamara, platicando en internet con mis amigas, cuando de pronto se conectó ella, tal vez estaba en otra recamara, y me decidí a saludarla, debo aclarar que yo también había ingerido algunas bebidas alcohólicas, y me sentía con más valor para provocar a mi prima hasta su límite, a continuación les pondré la charla que tuvimos:
H: Hola, prima donde estás?
K: Aquí en el cuarto de a lado, por que?
H: Nada más pregunto, y estás sola?
K: Si, ya todos están dormidos en las demás recamaras, y yo le pedi a tu papá que me prestara su laptop para conectarme, y aprovechar…
H: Oh, bastante ingeniosa, que curioso, fijate que la laptop de mi padre tiene web cam.
K: Si, ya sé. ¿Quieres que la ponga?
H: Si, ponla… y hagamos cosas sucias.
K: Está bien aceptala.

Al aceptarla, aparecia ella, con la misma ropa que llevaba dicha tarde, estaba acostada sobre la cama, con la luz apaga.

K: Y a que te refieres con hagamos cosas sucias?
H: Tú solo hasme caso a lo que te diga, ok?
K: Está bien.
H: Primero, ponte de pie y prende la luz, para verte mejor.
K: Ok, asi?
H: Si, de maravilla, ahora date la vuelta y dejame ver tu culote.
K: Está bien, asi, te gusta?

Ella se empinaba despacio, se tocaba su culo, sabia que me estaba cachondeando, que me estaba pajeando frente al monitor, cabe mencionar que yo no tenia web cam, asi que ella no me podía ver, pero intuina que ella sabia lo que estaba provocando en mi. Ella llevaba puesto un pantalón demasiado ajustado, sus nalgas se lo comían y resaltaban su cachetero a media nalga, eso me ponía bastante mal. Al parecer ella también había estado tomando, la interrumpi y le puse lo siguiente:

H: Que rico culo tienes, prima. Te me antojas demasiado
K: Te gusta? Mm… tu también estás muy bien
H: Ahora quiero que te lo quites, y me dejes ver esas hermosas nalgas
K: Pero, si alguien entra y me ve?
H: Pues pon el seguro a la puerta, y así estaremos sin preocuparnos, que no estas cachonda?
K: Si, la verdad si, y me gusta que me veas
Ella se quitó el pantalón, dejándome ver sus nalgas blancas y grandes, wow que vista tenia, aceleré mi paja, quería venirme viéndola, disfrutaba tanto ese momento, al igual que ella, me daba morbo pensar que la tenia así solo a unos pasos de mi. Su ropa interior se metía completa en su culito, se empinaba y hacia movimientos sensuales. Después de unos minutos así, le dije que se bajara su calzoncito, ella lo hiso y yo continué en lo mío.
Después de estar un rato viéndola tocándose sus nalgas, y su rajita deliciosa, tomo su posición normal y me escribió:
K: Por que no vienes a la recamara, primito?
Pero, eso… es otra historia. Escríbanme a mi correo, alix.dante@live.com continuaré en la segunda parte lo que ocurrió con mi primita.

La Lección De Mi Primo

Martes, octubre 7th, 2014

Finalmente fuimos a Viña del Mar porque después de varios años mi papá había arreglado sus diferencias con su hermano mayor. Nos quedaríamos en su casa. No veía a mis tíos desde el funeral de mi abuela, años atrás. Como mi primo Lorenzo se había ido con unos amigos a La Serena, mis tíos me ofrecieron su pieza. Él también era hijo único como yo y de él si no me acordaba para nada.

Después de cenar subí corriendo a jugar con la Play 3 de mi primo. Me quedé dormido con la tele encendida. Desperté con un golpe. A los pies de la cama había un chico mirándome que supuse era mi primo. Enojado me preguntó quién era. Le dije que era Franco, su primo de Santiago. Se rió, me pidió disculpas y me dio la mano. Lorenzo tenía diecisiete años, moreno, de pelo negro crespo y corto, ojos verdes, alto y flaco aunque se notaba que ejercitaba porque tenía los músculos marcados, sobre todo en su estómago. Yo tenía doce años, alto para mi edad pero obviamente más bajo que mi primo; flaco, pálido; cabello rubio liso y largo, ojos celestes.

Me dijo “huevón ¿te corriste la paja? Ta pasao a moco aquí”, me puse rojo, le dije que no. La verdad, en ese tiempo yo no entendía muy bien qué era correrse la paja o pajearse. Intuía que era algo relacionado con sexo por lo que había escuchado en los baños del colegio, pero exactamente no sabía. Miré la hora, eran las 12:50 de la noche. Lorenzo empezó a sacarse la ropa. ¿Tú no estabas en La Serena? –le pregunté. Me contó que un par de amigos se intoxicaron con mariscos así que uno de los padres de los afectados los trajeron a todos de vuelta. Cagó la fiesta –dijo Lorenzo. Oye huevón, voy a bajar al jacuzzi ¿querí venir y nos tomamos unas chelas? –me preguntó. Acepté. Entré al baño a mear y al salir mi primo ya tenía su traje de baño puesto. Me dijo que me esperaba abajo y se fue. Me puse un traje de baño y bajé.

Mi primo me observó un rato mientras tomaba los primeros tragos de su cerveza y me dijo “tai muy flaco, huevón; tení que hacer más deporte”. No sé cómo adivinó que yo no jugaba ni taca taca. Sacó del refrigerador otra cerveza, me la pasó. Al seco –me dijo y así lo hicimos. Era la segunda vez que tomaba cerveza. Sacó otro par y nos dirigimos al patio. La noche estaba súper tibia para ser noviembre y el agua del jacuzzi estaba exquisita. Estuvimos como una hora metidos ahí, nos tomamos tres cervezas cada uno y subimos a acostarnos. Oye huevón vamos a tener que compartir cama ¿o preferí dormir en el suelo? –me preguntó. Me da lo mismo, igual tu cama es grande –le dije. Vale, duerme aquí no más entonces, espero que no ronques –me dijo, le aseguré que no. Los trajes de baños quedan colgados acá, en la barra de la ducha –me gritó desde el baño. Al salir lo vi desnudo. Su pene era grande, oscuro y grueso; tenía la cabeza afuera y su color rosado contrastaba con el resto de su miembro. Me llamó mucho la atención. Se metió a la cama. Caminé hasta el baño, me saqué el bañador, miré mi pene; lo sentí enano, le di una sacudida y caminé hasta la cama. Me quedé de pie ahí, con los brazos a los lados sin saber qué hacer. Mi primo me miró de arriba abajo. ¿No trajiste pijama?—me preguntó. No –le mentí. ¿Oye, cuánto mides? –me preguntó. Le respondí que no sabía. Salió de la cama y fue hasta el baño. Me dijo que fuera. Me mostró una cinta de medir que estaba pegada detrás de la puerta. Ponte ahí –me dijo y sosteniendo mi frente contra la puerta me dijo “un metro sesenta y cinco”. A ver tú –lo invité. Se puso en la misma posición, tomé un cepillo de dientes y lo sostuve en la marca porque yo no alcanzaba a verla. Se quitó y medimos un metro ochenta y dos. Eres un enano –me dijo riéndose burlesco. Demás que te alcanzo en dos años más –le dije. Lorenzo volvió a la cama. Me pidió que le llevara una regla que tenía en su escritorio. Se la pasé. Acuéstate no más –me dijo. Metió la regla debajo de las tapas y la sacó. Me dijo “mi pico mide catorce centímetros, toma y mídete el tuyo a ver”. Tomé la regla y marqué con un dedo dónde llegaba la punta de mi pene. Miré el número y le dije “ocho”. Soltó una carcajada. Le dije “ya para de huevearme huevón, tú eres cinco años mayor que yo, cuando tenga tu edad voy a tenerlo más grande que tú”. Sí claro, y eso que no me lo hai visto parado huevón –me respondió riéndose, se dio vuelta y apagó la luz. Me volteé hacia la ventana y me quedé dormido.

Desperté con un portazo. Mi primo había entrado al baño. Escuché sus pedos. Me estiré y me di cuenta que mi pene estaba erecto. Otra vez. Qué molesta sensación. No sabía qué hacer con él. Levanté las sábanas. Lo miré, lo apreté, no se bajaba. Decidí ponerme un short por si salía mi primo. Demasiado tarde. Mi primo salió del baño de nuevo en pelota. Me senté en la cama. Oye huevón, me voy a duchar y voy a bajar a la playa ¿querí ir? –me preguntó, le agradecí pero rechacé la oferta. Me fijé en su pene. Esta vez el glande estaba oculto. No entendí por qué hacía eso, yo sacaba el glande sólo al lavármelo. Cuando Lorenzo se fue, salí de la cama y me metí a la ducha. Al salir, me sequé bien, tomé mi pene y me eché el cuerito para atrás. Como siempre, se me corrió para adelante solo, volví a hacerlo y lo mantuve así con los dedos. Me miré en el espejo. Me sentí ridículo así que dejé de hacerlo.

En la tarde yo estaba en la piscina cuando llegó mi primo y de un salto se unió. Al rato subimos a su pieza a jugar Play. La mamá de Lorenzo nos avisó que “los grandes” irían a pasear y de ahí se pasarían al casino. Estuvimos jugando un par de horas hasta que bajamos a la cocina a calentar pizza. Mi primo dijo “me meo” y se empinó un poco en el lavaplatos y se puso a mear. Me reí y le dije “huevón cerdo”, él se rió y me dijo siempre hago esta huevada cuando no están mis viejos. Se sacudió su tremenda verga y se la guardó. Es liberante mear en esta huevada huevón, debería hacerlo algún día –me aconsejó. Sacó un par de cervezas, comimos y subimos. Tomábamos cerveza, jugábamos Play y mi primo fumaba cigarrillos. Me preguntó si yo fumaba. Le dije que no. Me preguntó si ya me pajeaba. Fui sincero –gracias a las cervezas supongo– y le dije “¿sabí qué? he escuchado esa mierda varias veces y no sé qué chucha es”. Mi primo se rió. Me dijo “es masturbarse po primito”, y qué es masturbarse –le pregunté. Puta el huevón perdido, ven pa’cá, te voy a dar la lección de las lecciones –me dijo acercándose a su computador. El se sentó y yo me quedé de pie a su lado. Empezó a poner unas fotos de chicas desnudas. Se me empezó a poner duro. Crucé las piernas. Mi primo giró hacia mi paquete y me dijo “ok, ya se te para al menos, a mí también” y se agarró el bulto del short. Ahora bájate el short e imítame. Puso un video porno, se bajó el short y su verga gigante saltó como un resorte. Le tocaba el estómago. Mi primo agarró su pene y empezó a frotarlo como limpiando un rifle. Mi corazón se puso a latir a mil. Mi primo veía el video y seguía en lo suyo. De pronto me miró y me dijo “pero huevón, haz lo mismo, esto es pajearse o correrse la paja o masturbarse o como querai decirle, vai a ver lo bacán que se siente” y diciendo esto me bajó el short. Una gota de líquido transparente salió de la punta de mi pico. La recogí con un dedo y me la limpié en la pierna. No huevón, no seai gil –me dijo– esa gota la esparces por la callampa y la usai como lubricante, así –mi primo subió el cuero de su pico lentamente y apretando fuerte y al bajarlo salió una larga gota transparente. La cogió con el dedo índice y la esparció por toda la cabeza. Mientras lo hacía me decía “así ¿ves?” y yo veía y sentí que otra gota salía así que eché el cuero para atrás y lo imité. Empecé el sube y baja más rápido. Comencé a sentir una rica sensación, como eléctrica. Mi primo revisó mi técnica y me dijo “tení que ir tapando y destapando la callampa, hasta atrás ¿o te duele?” Un poco –le dije, échale saliva –me dijo, y eso hice. Con el tiempo el cuero se te va a ir soltando –agregó. La electricidad en mi cuerpo aumentaba, la película estaba cada vez más caliente y mi primo se la estaba cascando a toda máquina diciendo garabatos y respirando fuerte. Sentí temblar mis piernas y dije “¡conchetumadre!” y de mi pico saltó un chorro de algo blanco y espeso. Cayó en la pierna de mi primo. Mi primo se impresionó un poco, aceleró sus movimientos, cerró los ojos, se apoyó hacía atrás en la silla y saltaron no uno sino varios chorros de lo mismo sobre su estómago. Exhaló fuerte, yo me sentí débil. En un gesto de complicidad mi primo estrechó su mano toda mojada con la mía y me dijo “esto es semen primito, es lo que sale de tu pico cuando estai en el placer máximo. También le dicen leche o moco. Bienvenido al club de los pajeros” dijo sonriendo algo exhausto. Sonreí. Fuimos a ducharnos. En la ducha me explicó la importancia del aseo personal y más cosas del sexo y del embarazo y de los condones. Nos revisamos los penes con atención mientras nos jabonábamos.

Después de eso, bajamos a comer algo y subimos a ver una película. Nos quedamos dormidos. Desperté y mi primo tenía sus brazos alrededor mío, estábamos acostados de lado. Me quedé dormido nuevamente.

Mi primo y yo II

Viernes, abril 19th, 2013

Hola amigos soy la prima caliente hace mucho no escribo, creo que es por un poco de pena pero les contare q paso con mi primo y yo y mis dos amigas

Mi primo marco es un chico de 1.75 ojos verdes pelo castaño, yo soy una chica de 1.60 nalgona y en desarrollo pues cumpliré 16 años.

Esto paso en diciembre del 2011 el día de noche buena, mis padres y mis tíos padres de mi primo tienen una buena relación así que nos invitaron a pasar el día y a cenar con ellos, así que mis dos amigas Ana y Tania y yo llegamos a su casa mi primo estaba un tanto desatento con migo pues decía q no dejaba de pensar en lo q sucedió aquel día le dije q no yo y q tenía ganas de hacerlo otra vez, paso el día tranquilo y toda la familia se divertía llego la hora de la cena así que cenamos al terminar unas copas de vino y ya animado el ambiente a bailar las copas siguen y la gente se embriaga ya después de unas botellas mis papas y mis tíos se despiden y se suben a acostar queda decir que estaban tan ebrios que se tumbaron y no despertaban aun cuando se les hablaba así que mi primo y yo estábamos más que calientes decidimos jugar un juego con mis amigas el juego de la botella era castigo o prenda pero si te caía dos veces no podías escoger reto seguido así que a la segunda era prenda mi amiga Tania giro la botella tocándome a mi me dijo que escoges prenda o reto yo conteste reto, ella lo pensó y dijo quiero que le des un beso a Ana pero bien dado con lengua y todo sin pensarlo me abalance sobre Ana y nos empezamos a besar no se qué sucedía pero nos gustaba hacerlo en ese momento creo que mis amigas habían descubierto el plan el siguiente turno fue el mío así que gire la botella dejando a mi primo era su turno de elegir reto o prenda el dijo reto así que le dije quiero que le metas la mano a Tania en su concha ni lo pensó empezó a sobársela por enzimita de su prenda y le dije no vale métele los dedos y empezó a besarla y ella no opuso resistencia el juago había acabado antes de lo esperado Ana me beso y me calenté tanto que me acerque a mi primo y le saque le verga mis amigas vieron y se quedaron atónitas y se lo empecé a mamar ya tenía practica pues lo hacíamos cada que podemos Ana me empezó a lamer mis tetas me ponía aun mas cachonda mi primo desnudo a Tania y le empezó a meter la lengua Tania gritaba como poseída yo no podía dejar de mamárselo a mi primo y Ana quería probarlo así que deje que se lo mamara un rato mientras yo aun deseada desnude a Ana y le mame su concha ella se vino en mi boca creo que mi primo estaba tan caliente que de tener a tres chicas que se vino en la boca de Ana pero se vino de una forma tan excitante que yo al ver a Ana me vine pues estaba con la cara llena de su semen me acerque a ella y le lamia el semen de su cara nos besamos mi primo agarro a Tania y se la metió Tania no opuso resistencia mi primo se la metió y solo veía la cara de Tania q me daban ganas de ser ella mi primo termino en ella haciendo que se ella saliera su semen escurría por sus piernas así que agarre y la empezó a lamer me tragaba toda la leche de mi primo amo su sabor dulce de su semen y mi primo estaba aun a estallar Tania me dijo que ya no aguantaba pero que quería ver así que Ana dijo que ella era virgen pff mi primo la tomo y le dijo que, que rico seria tronársela por primera vez la beso y bajo a sus tetas Ana tiene 17 así que me sorprendí cuando dijo que era virgen vi su cara de ecotada y ella se subió encima de mi primo él se la metió despacio pero ella decía que no le iba a caber mi primo le dijo respira hondo ella lo hizo le dijo saca el aire y cuando lo saco zas de un golpe se la meto toda Ana empezó a decir que le dolía pero mi primo la beso y ella empezó a decir que no quería terminar, mi primo la siguió besando termino Ana no sé cuantas veces pero callo rendida y se durmió así toda llena de la leche de mi primo la deje dormir pues se que es agotador Tania se quedo dormida junto a Ana abrazadas se veían tan tiernas mi primo me dijo q prima lo bueno viene al final no crees nos besamos y como loca se lo mame sabia aun más rico pues estaba mezclado con el sabor de mis amigas se vino en mi aun con una gran cantidad de semen me trague todo me beso y me empezó a mamar mi concha mm me vine no c cuantas veces, me levante y me puse encima del empezó a montar como desesperada tanto que lo hice venir dentro de mi mm se sintió tan rico y me dijo aun no acabamos prima me tomo en el sillón y me lo metió por el ano me dio hasta que termino otra vez ya cansados los dos despertamos a Ana y Tania y nos metimos a bañar los cuatro mm paso algo más que baño je y salimos nos pusimos la pijama y nos dormimos los cuatro juntos al otro día nos despertamos al escuchar a mis padres platicar con mis tíos salimos del cuarto cabe decir que en nuestra familia no está mal visto que yo duerma con mi primo pues lo quieren mucho y mis amigas un tanto apenadas dijeron que se quedaron dentro porque estábamos jugando videojuegos y que se habías quedado dormidas sin saber a qué hora lo mejor de esto es que mis padres decidieron irse de fin de año con mis tíos y que mi primo yo y mis amigas nos quedáramos a pasar año nuevo haa fueron unas vacaciones llenas de sexo pero eso se los contare en otra ocasión cabe decir que Ana y Tania son las amantes de mi primo y cada que podemos nos vamos los cuatro a deshacer la pasión guardada . Atte.: la prima calientita

Si quieres contar relatos o intercambiarlos mi correo es arenita_y_agua@hotmail.es

Mi primito y yo

Martes, abril 16th, 2013

Hola Queridos amigos, mi nombre es Liz, tengo 18 años, soy morena, mido 1.60, tengo una cinturita y una caderas muy anchas, una tetas grandes y ricas, y un culo tremendo. La historia que les cuento es 100% real, de como cometí incesto con mi primo. Un domingo por la mañana, me metí a bañar, mi mamá y mi hermana habían salido y mi papá y mi hermano fueron a hacer ejercicio, por lo tanto estaba sola en la casa con mi primo. Salí de bañarme, me peine, maquille y me quede viendo TV un rato. Después me levante y fui al cuarto de mi primo a despertarlo, cuando entre él se estaba masturbando, al parecer él no me vio, así que empareje un poco la puerta y me quede viéndolo. Me encantaba lo que veía, el frotaba su pene de lo excitado que estaba y cuando llego al clímax saco chorros de semen, yo me excite demasiado y no pude contener más, así que entre a su cuarto de rodillas, el seguía frotando su pene, seguía incada y me quede enfrente de él, puse mi mano en su pene y él se asusto y me dijo “que estas haciendo? Estas loca, nos pueden ver” yo le conteste “no te preocupes, no regresaran en un buen rato, así que mejor cállate y disfruta” se quedo quieto y yo lo empecé a masturbar el solo gemía así que decidí que era hora de mamársela, el jadeaba mucho de placer lo que me excitaba más, con una mano agarraba su pene y con la otra acariciaba mis tetas. Él se paro y me desnudo por completo, me aventó a la cama y me dijo “Si eso es lo que quieres puta, eso te daré”, se desnudo también rápidamente y de un golpe me metió su verga a mi vagina, me dolió tanto, pero a la vez lo disfrute mucho, lo hacia muy rápido y duro, no me pude contener mas y me vine, él también se vino en ese momento y dejo toda mi vagina llena de semen calientito, después me la volvió a meter y me cargo, yo estaba algo incomoda por la posición pero aun así me encanto. Después me puso de perrito y empezó a meter su pene en mi culo, cuando lo metió completo sentí un placer enorme, empezó despacio y después mas rápido, a mi me tenia loca, cuando ya no pudo mas se vino en mi, chorros de semen salían de mi culo, me agarro la cara y me dijo “Espero que te haya gustado mi pequeña puta” yo solo sonreía, me levante y me volví a meter a bañar. Unos días después toda mi familia tenia que salir y yo me quede sola con el, toda una semana completa estuvimos follando como animales, día y noche. Sigo manteniendo esa relación con mi primo, seguimos follando salvajemente como a mi me gusta, pues la verdad a mi me encanta que me peguen y me digan obscenidades, espero y les haya gustado mi relato, bye, besos, los amo.

Mi prima frida y yo 2

Sábado, marzo 9th, 2013

despues de que mi prima firda y yo pasamos la noche juntos la mañana fui igual..cuando nos estabamos bañando llego una prima
ya que se nos olvido serrar la puerta ella solo se paso sin tocar ni nada asi que nos encontro en el baño teniendo sexo a mi prima y ami (mi prima se llama alondra tenia 14 años)

(alondra)-PERO QUE ESTAN HACIENDO!!??
(yo)-ALONDRA!! QUE HACES QUI NO PUDISTE TOCAR!!
(alondra)-pues si si pude tocar pero escuche los jemidos de una chika y me haceruqe y me encuentro con la sorpresa que es frida
(yo)-aver y eso que si huviera sido otra chava que huvieras echo
(alondra)-pues no se pero es que..yo tantas veces que te lo he pedido y tu nomas me dices que no y a ella si

para que sepan alondra esta un poquito mejor que frida pero como sus papas siempre estan en casa de ella y mi abuela por eso siempre le decia que no y frida y yo nos queabamos solos y no habia sospecha ya que ela es mas chika que yo y alondra es un ao mas chika que yo y no nos podian ver juntos..pero ella siempre queria que tuviéramos sexo.

(frida)-ya vez alondra entonces que no reclamas si yo e visto que hasta le sobas el pene por ensima del pantalon hehe
(alondra)-pero frida no es lo mismo a sobarselo que a tenerlo adentro de la manera en que tu lo tenias
(yo)-aver mejor deja nos salimos nos vestimos y hablamos de esto con mas calma por que frida y yo estamos desnudos y tu nadamas viendio como que noo

frida y yo nos salimos nos secamos mientras alondra nos esperaba en la sala..me puse un chort deportivo ya que hacia calor y una playera frida un chort de mezclilla corto y una blusa de tirantes (da casualidad que solo se pone ese chort cuando va con mi abuela y estoy yo)

asaron 10 minutos frida y yo salimos y dicutiamos el tema ya que alondra le molestaba que si tuviera seco con frida y con ella no..asi que lo discutimos y llegamos a la conclusion que cada vez que mis hermanos no estuvieran yo les mandaria mensaje o les llamaria para que ellas fueran y se quedaran a dormir paso la mañana…y estabamos los 3 hay platicando de otro tema y bailando (ya que a mis primas les gusta bailar y a mi tambien) llego mi abuela y nos llevo algo de comer estavamos los 4 toda la tarde viendo tv cuando mi abuela salia al patio a ver la calle nosotros jugabamos videojuegos..aveces jugabamos domino o cartas con mi abuela ya que ella sabe jugar..llego la noche y mi tia (mama de frida) llego a la casa de mi abuela preguntándole que si sepodia quedar esa noche ya que ela trabajaria mi abuela dijo que no no abria problema..alondra se molesto un pcoc..entonces le dime mira mandale mensaje a tu papa dile que si te da permiso que te traiga ropa..mi tio le dio permiso y le llebo ropa total era genial ya que los 3 estariamos juntos (en el cuarto que dormimos hay 2 camas una individual y una madtrimnial mis primas se quedarian en la matrimonial y yo en la individual)

la noche llego mi abuela nse quedo dormida temprano y como teniamos hambre pues hice algo de cenar ya que se cosinar y alondra nos decia que ese dia habria una peli de terror en la tv..nos apresuramos a cenar hicimos palomitas y teniamos refresco y nos dispusimos a ver la tv..(es noche no hacia tanto frio asi que nos tapamos con una sabana) yo estaba en medio de esas hermosas mujeres tan bien formadas y los 2 anciosas por tener sexo conmigo..estabamos viendo la peli cuando empezaba a sentir el calor de mis primas y sentia como las manos de ellas empezaban sobandome la pierna y despues el pene..la pelino la terminamos de ver por que frida tenia sueño y no pasamos al cuarto

frida se durmio pegada a la pared y alondra se duermio en la orilla de la cama…aondra y yo no teniamos sueño asi que ella se lebanto al baño yvi que frida no estaba despierta me hacerque y le bese el cuello despues sus labios y ella me empezo a quitar el chort y yo a ella el suyo le empece a meter la mano y ella me masturbaba el pene miestas haciamos eso nos besabamos llego alondra y el dije ven quer ya vamos a empezar no quiero que te lo pierdas..frida me dejo el pene bien erecto y alondra solo solo mamaba mientras frida le metia mano a su vajina y le chupaba los senos..

alondra)- UUUMMHH!!! PRIMA QUE RICA MANO Y QUE RICO CHOPAS MIS SENOS
frida)- AAHHH!!! PRIMA PUES TIENES UNOS SENOS DELICIOSOS QUE ME COMERIA TODA LA NOCHE
alondra)-Y TU PRIMO NO SE DIGA ESTA RICA VERGA QUE TE CARGAS DELICIOSA!!!
yo)-HAYYY!! ALONDRA PUES DEJAME DECIRTE QUE TU LA MAMAS RIQUISIMO NO TE ENOJES FRIDA TU LA MAMAS IGUAL

esta alondra se acosto en la cama y me dijo PRIMO QUIERO QUE ME METAS ESA VERGA QUE DESDE TIEMPO TIENE QUE LA DECEO DENTRO DE MI QUIERO QUE ME LA METAS PRIMOOOOO

OK PIRMA TE LA METERE TODA COMO TU LA QUIERES Y LA DECEAS

abrio sus pirenasy vi que esa vagina estaba rasuradita niun pelo que se antojaba de solo verla

HAYY PRIMO NO ME IMAGINE LO BIEN QUE SE SENTIA OOHHH PRIMOOOO HAY SI HASME TUYA SOY TODA TUYA COMPLETITA AHH PRIMITO METELA MAS A FONDO MAS PRIMO QUIERO SENTIRLA TODA PRIMOOOO!!!

frida solo miraba y ella sola se masturbaba…HAY ALONDRA QUE RICO JIMES TE YES TAN LINDA CON ESOS SONIDOS QUE SALEN DE TU BOCA Y TU PRIMO VER COMO LE METES YLE SACAS ESE PENBES TAN RIKO QUE ES

cuando acabe de cojer a alondra le dije a frida ver amor no quiero que solo tus dedos te agan sentir bien…se la empece a introducir mientras ella gemia

UMMHH!! PRIMITIO DE NUEVOI ESTAS DENTRO DE MI HAY PRIMO SI SIGUE ASI COMO TU SOLO SABES COJER PRIMO SI ASI DAME MAS DURO YO A TU PRIMITA QUE TANTO ADORA QUE ME COJAS SI PRIMO SIGUE ASIIIII!!

con ese ultimo gemido tuvo para caer rendida en la cama..mientras yo le besaba su cuello uno por unos nos fuimos a bañar yo fui el ultimo cuando sali las bi acostada y a las 2 les di un besito de buenas noches..a la mañana siguiente solo estaba frida ya que alondra habia salido con mi abuela….ese dia solo cojimos 2 veces ella y yo..si les gusto escribanme al correo ram_loner_16@hotmail.com..hay les coontextare todo lo que quieran

Mi prima embarazada

Viernes, octubre 14th, 2011

Ese día llegue de la escuela y me tope con la sorpresa de mi prima Leticia en casa había pedido asilo a mis padres ya que los de ella la habían corrido de su casa pues ya no pudo ocultar mas sus ya casi 6 meses de embarazo a sus 18 años se le había entregado a su novio dejándola este sola con el paquetote sentada estaba en el sillón llorando desconsolada mis padres me comentaron su problema y me pidieron que los dejara solos un momento así lo hice pero me escondí cerca para poder oír lo que le decían que le ayudarían hasta que naciera la criatura mientras hablarían con mi tío que en realidad era el del problema pues también oí decir a Leti que su mama si la había apoyado.

Después de un rato mi madre la instalo en un cuarto que estaba junto al mío durante unos días todo trascurrió normal pero fue hasta que un sábado que habían salido mis padres Leti me hablo me dijo Mario ven ayúdame por favor si que pasa me dijo sabes es que me duele un poco la espalda podrías darme un masajito, se sentó en la orilla de la cama yo me hinque atrás de ella y empecé a sobar sus hombros ella me dijo sobame en la espalda baja por favor así lo hice pero me quedaba incomodo al notar esto ella se puso de pie y me dijo que yo me sentara en la cama sin ningún pudor se quito su playera que traía y comencé a masajear su espalda así estuve un rato hasta que en un impulso le baje un poco el pans y el calzón que traía dejando ala vista un poco de su raya de sus nalgas ella no dijo nada ya no nomás masajeaba su espalda si no también parte de su trasero me atreví a mas y metí un dedo en su hendidura ella respingo y me dijo que haces volteo y me empujo avergonzado le pedí disculpas y salí de su cuarto.

En la cena solo pensaba en que les diría a mis padres además de cómo puede ser que una chica en su estado me excitara, nada mas se me quedaba viendo y comenzó sabes tía que me paso en la tarde yo decía trágame tierra que hija me pare y pedí permiso para retirarme espera dijo ella quiero platicarles lo que hiciste en la tarde yo ya estaba mas que asustado mi madre se me quedo viendo y dijo que hiciste hijo nada conteste si claro dijo Leti, mi primo muy lindo me dio un masaje ya que tenia un dolor en la espalda que no aguantaba así que lindo mi hijo yo respire aliviado ya cuando estaba recogiendo la mesa ella se me acerco por atrás me dijo sabes antes de te vayas a dormir vas a mi cuarto a darme otro masajito que me sigue doliendo la espalda si primo.

Como a las 11 toque a su puerta pasa oí entre muy bien me dijo sabes lo que hiciste hoy no estuvo bien pero no quise darle un disgusto a tus padres por lo buenos que han sido me disculpe y le prometí que no volvería a hacerlo a no ella replico una cosa es no decirle a mis tíos y otra muy diferente es lo que vas a hacer de ahora en adelante para que ellos no se enteren el que no entiende soy yo le dije pues mira por que crees que me paso esto señalando a su panza ya algo crecidita pues no se, por caliente y la verdades que desde la tarde que paso eso me quede súper caliente y como fuiste tu el que lo hizo quiero que me lo quites le dije yo pensé que a mujeres en tu estado no les agradaba el sexo para que veas que siempre se aprende algo nuevo me contesto sabes solo quiero que me chupes mi conchita y si lo haces bien puedo pagarte con el mismo favor claro además de seguir callando nuestro secreto.

Se sentó en la cama hasta ese momento note que solo traía la bata de dormir puesta abrió sus piernas lo mas que pudo se veía increíble acostada sobresaliendo su pancita me dijo ven chupame aquí me acerque pase mi lengua par probar su sabor fue amargo pero seguí después de unos cuantos lengüetazos le agarre sabor le sobaba la panza mientras le pasaba la lengua por su rajita rasurada que rico sabia ella gemía una y otra vez si sigue así metí mi lengua dentro de ella haciéndola venirse a lo grande sus piernas temblaban su respiración se entrecortaba le toque con mi dedo y un aún mas fuerte orgasmo le vino haciendo que se meara ahí en el piso yo no quise desaprovechar me saque mi miembro que ya estaba paradísimo lo coloque en su entrada y sin dejarla descansar se lo metí todo haciéndola gemir mas fuerte tres envestidas bastaron para provocarle otra venida si me decía después de un rato me dijo espera me pido que me saliera y que me acostara así lo hice ella chupo mi verga un rato a que sensación lo metía todo en su boca y cuando lo sacaba jugaba con su lengua en mi cabeza a que rico sus ojos clavados en los míos se detuvo se sentó en mi tranca y fue bajando poco a poco hasta tener toda adentro empezó a moverse en círculos y además con su vagina como que apretaba mi verga que rico se sentía su estado en verdad no era ningún impedimento para coger le agarraba sus tetotas apreté sus pezones grandes como tapas de nescafe así estuvo hasta que una vez mas le vino un orgasmo descomunal las contracciones de su vagina hicieron que yo me viniera llenando todo su interior ahora si descansamos los dos yo recargue mi cabeza en su panza en verdad me tenia extasiado me dijo gracias ya me hacia falta una buena cesión de sexo haber hasta cuando puedo quieres seguir haciéndolo le dije Leti eso ni se pregunta esta bien mañana te espero a la misma hora le dije oye no crees que sospechen mis padres mira lo haremos no muy seguido para no levantar sospechas ok esta bien nos besamos y salí de su cuarto.

Pensando que podría seguir comiéndome a mi prima aun después del nacimiento eso era lo que siempre sueña un chico de mi edad y yo lo tenía hecho realidad que suerte

Mi primo y yo

Lunes, octubre 10th, 2011

Hola amigos es la primera vez que cuento un relato la verdad me da mucha pena pero bueno empezare todo empezó hace dos meses yo iba a cumplir 15 años así que ustedes ya saben no las invitaciones ir a repartirlas y bueno todo el proceso.

Mi primo marco se lleva muy bien conmigo siempre habíamos tenido una relación como lo q somos cabe destacar q él y yo jamás nos habíamos platicado bien hasta ese día, ese día fui a dejar la invitación con mis papas y mi hermana llegamos a su casa di los saludos de ley a mis tíos y el no estaba, así que mi hermana y yo subimos a verlo, pero no nos percatamos que se terminaba de bañar así que entramos sin tocar al cuarto y lo vi la verdad él era un poco llenito pero se dedico al ejercicio por un tiempo así que tiene buen cuerpo aun que aun está un poco llenito así q él se percato q íbamos y cerró la puerta para q no lo viéramos ya que se vistió en menos de un minuto creo salió a saludarnos y estaba despeinado y solo traía el pantalón fue cuando vi q tenia marcas en el abdomen y en tono de juego le dije primo que bien estas y me dijo en tono burlón si verdad como para modelo, salieron varias risas bajamos a la estancia y comimos pero dentro de mi solo veía a mi primo sin camisa imaginándome q me hacia suya tanto que me corrí sin darme cuenta estaba excitada parecía horno mi vagina así q me disculpe con todos y fui al baño antes de subir mi primo me dijo ya vas a desahogarte.

Llegue al baño y me empecé a masturbar haa era tan rico solo pensaba en mi primo y solo en mi cabeza decía su nombre como loca y en silencio decía si así marco asiii dámelo todo quiero q me cojas damelooo algo inesperado paso estaba tan excitada q en eso dije marcoo pero gritándolo el subió puesto que escucho su nombre toco la puerta del baño y me dijo todo esta bien me paralice solo pensé que le digo solo se me ocurrió decirle que no había hablado el muy comprensible y jugando dijo mm ya estoy loco escucho que me hablan.

Decidí dejarlo por el momento que le seguiría en mi casa cuando Salí del baño mi hermana había salido con mi mama y mis tíos y mi papa se iban a ir a ver unos negocios que ellos tienen y hacer cuentas total que yo no me quería quedar sola con el por pena, así q le dije a mi papa que si podía ir el muy payaso me dijo no esperas a tu mama y me alcanzan haya así q mm me quede con mi primo, el me dijo q se iba a dormir y pues me dijo q si necesitaba algo estaba en mi casa le agradecí no había nada en la tele así que le cambiaba de canal hasta q llegue a los porno tenia la señal abierta de uno de ellos así que mire la película y solo se me ocurría lo que mi primo y yo podáramos hacer me metí la mano por el pantalón hasta llegar a mi tanga y empecé a masturbarme lo hacía rápido por temor a que bajara mi primo termine mi masturbación fui al baño a limpiarme limpie el piso y me lave las manos para no dejar rastro, estaba tan aburrida que subí a ver a mi primo y decirle q si nos salíamos a dar una vuelta, cuando entre sin tocar me quería morir mi primo estaba masturbándose solo decía si Daniela si me quede sin aire y por la sorpresa suspire él se detuvo y me dijo que yo le incite a hacerlo por q bajo por agua y me vio masturbadme y que no se podía quitar la imagen de mi metiéndome los deditos. Y lo único que vi fue un mega pene de más de 35 cm y lo agarraba con las dos manos no pude evitar decir mm primo él se paró de la cama y se acerco a mí y me beso fue un beso increíble con temor le agarre el pene y lo empezó a masturbar me cargo y me recargo en la pared y me lo empezó a meter lo hacía muy rico q solo gritaba si mas y él me embestía muy salvaje mente me a costo sobre la cama y me lo siguió metiendo no sé cuantos orgasmos tuve solo se q fueron muchos después me pidió que me pusiera en cuatro por que se le antojaba destrozarme mi culo no sé si fue el placer pero lo obedecí sin problemas el empezó a mamarme lo mm solo sentía su lengua como entraba y salía a era tan rico cuando sentí que se levanto me dijo te hare gritar perra eso me asusto que solo le dije despacio no me lastimes antes de acabar de decirlo sentí q empezó a introducirlo muy despacio abriendo se camino con su enorme pene dentro de mi sentí  como que todo me daba vueltas y lo saco despacio pero mm el siguiente movimiento que hizo fue muy sádico en vez de meterlo despacio lo metió completo de un solo jalón solo grite y me salieron lagrimas pero ese dolor pronto se convertiría en un gran placer me corrí varias veces creo duramos unas 4 horas haciéndolo hasta que el me dijo ponte de rodillas y  así lo hice me lo metí en la boca y lo empezó a succionar y solo sentí un liquido calientito a corros era tanto q no me dio tiempo de tragármelo y se me empezó a salir por los lados lo saque de mi boca por que sentí que me ahogaba y seguía saliendo chorros de su leche caliente me lleno la cara y partes de mi cuero como mis tetas   haa me dio un baño calientito así toda batida me dijo q siguiera mamándoselo hasta que se lo dejara limpio y así lo hice mm después me limpie la cara me pasaba el dedo recogiendo su leche y me lo tragaba todo mm que rico me bañe en su casa y al salir solo nos besamos solo nos dormimos en su cama y cada quien para su lado como si no hubiera pasado nada llego mi mamá me despertó y mi primo y yo lo volveremos a hacer pero esta vez con dos de mis amigas hay les contare después como fue. Atte.: la prima calientita

 

Si quieres contar relatos o intercambiarlos mi correo es arenita_y_agua@hotmail.es