Archivo de la categoría: Orgias en familia

relatos de incesto donde participan varios familiares

Sexo / Capítulo 2

Está es la continuación de Marifer, mi novia y Laura, mi cuñada.

Como recordarán, me dicen Wuaco, entreno Americano y artes marciales, comencé a andar con mi novia después de una fiesta, pero antes cogimos de lo lindo. Al final de mi anterior relato, yo regresé por mi cartera y vi el condón que habíamos usado, sin duda, Laura, la hermana de mi novia lo había visto, pero al final no le dí importancia, debido a que Marifer me había dicho que ambas tenían vida sexual activa.

Pasaron dos años, yo me llevaba de lujo con la familia de mi novia y con ella, Marifer era bastante estudiosa, le fascina el ejercicio, salir a bailar y sobre muchas cosas, le fascina coger y sentir el riesgo. En algunas ocasiones cuando salíamos a las discotecas, ella levaba faldas muy cortas y me pedía hacer el amor en un rincón. Pero eso sí, siempre que no hubiera nadie conocido. A veces salíamos en grupo, con sus amigas y con mis amigos, pero ahí nunca pasaba de un toqueteo discreto y ya, pero también salíamos sólo nosotros dos, ahí la cosa se ponía en verdad caliente, – sólo imagínense un poco -, en plena discoteca, o mejor dicho en pleno antro y nosotros jodiendo de lo lindo.

En cierta ocasión ella llevaba una minifalda roja de vuelo y su típico top con camisa – sin duda, le gusta mostrar lo que tiene- nos fuimos al rincón y ahí empezamos a besarnos más apasionadamente, yo comencé a subirle la falda y tocar sus nalguitas – como me fascinan, redondas y bien formadas, de esas nalguitas que parecen formar un corazón, de los de san Valentín, volteado- ella usaba una tanguita de encaje que se clavaba entre sus nalguitas, ella bajo mi cremallera y sacó mi verga, luego sólo moví un poco su tanguita y la comencé a penetrar, la levante un poco y ella me abrazó con sus piernas, y comenzó a brincar al ritmo que me movía – me fascina que se mueva en círculos, ustedes sabrán a que me refiero, ese movimiento que una amante buena hace alrededor de la verga, como exprimiéndola y abrazándola a la vez, dando un masaje- yo la tomaba de las nalgas para ayudarla en su movimiento, estábamos ya recargados contra la pared y con la otra mano le tomaba sus tetas, luego intercambiaba mi mano paro tocar su culo, masajeando su ano, esto a ella, le había llegado a gustar mucho, de pronto comenzó a gemir algo duro, pero no se oía debido a la música del lugar, luego tuvo un increíble orgasmo. Luego se volteo y dejó su culo al aire para que la penetrara, con sus propios jugos lubrique su ano y fui metiéndolo poco a poco hasta que entro toda, empezamos el mete y saca, yo la tomaba por la cintura o por las tetas y embestía contra ella, así estuvimos un buen rato hasta que le llene de leche todo su culo. Ella sonrió y me beso, se acomodó la falda y su tanguita, así como su top, ya que tenía una teta de fuera, yo me limpie la verga y la guarde nuevamente. Así fueron muchas otras ocasiones.

Como dije llevábamos dos años de novios, aunque no sé si se podría llamar amor lo nuestro o sólo una terrible atracción de ambos, si nos queríamos, pero no era amor. Como dije yo me había vuelto muy amigo de la familia, me llevaba muy bien con su hermano, su hermana era algo reservada conmigo, pero también nos llevábamos bien. Su mamá era muy cariñosa conmigo, el único con quien no congeniaba del todo era su papá, ya que era muy reservado y algo enojón. Bueno Marifer tuvo que salir un viernes a Querétaro junto con su mamá y su hermano, ya que un familiar estaba bastante enfermo. Yo no quise ir, ya que tenía cosas que hacer el sábado, sobre todo por un partido que jugaríamos ese día. De hecho Marifer insistió en que me quedara, así que lo hice. El viernes los fui a despedir. Tanto Marifer como Roberto, su hermano, serían los que conducirían, regresarían el lunes, por lo que el fin de semana estaría completamente solo.

El sábado como dije jugamos contra la universidad de Nuevo León, el equipo de ellos era muy bueno, pero nuestro equipo era el mejor, jugamos de corazón y al final ganamos 28 contra 14, yo jugaba de Corredor de Poder, por ello mi cuerpo como dije es fuerte, ese día me lastimaron las costillas, ya que un jugador contrario que era conocido como el Refrigerador Jr., me tacleó con gran fuerza desde mi costado izquierdo, para evitar otro tanto en contra de su equipo, el golpe fue muy duro, de hecho pensaron que no me levantaría, ya que se supone que Andrés, otro de los jugadores me cubriría, pero se había resbalado, afortunadamente pude continuar y ganamos el juego al final, yo metí dos anotaciones, por lo que todos me celebraban. Yo iba a ir a casa después del juego, ya que si me dolía un poco el costado, pero los demás se irían a festejar. Cuando estábamos cambiando, unos de los chavos me dijo que me buscaban afuera, yo sabía que no era Marifer, ya que me había hablado poco después de terminado el partido y seguía allá. Salí a ver quien era y me encontré con Laura, mi cuñada, ella me felicitó y me dio un gran abrazo, pero me dolió un poco debido al golpe.

¿Estas bien?- me preguntó ella
Sí, sólo algo magullado, nada que un buen masaje y un baño no quiten.- le conteste sonriendo, luego dije- ¿Te trajo tu papá?
No, vine sola, quería ver como jugaban, Marifer me pidió que apoyara al equipo.
Bueno, sólo deja y me cambio y te dejo en tu casa, sólo paso a recoger unas cosas a casa y te dejo.

Ella acepto y espero afuera, todos sabían que era mi cuñada y no dejaban de decirme que se estaba poniendo tan buena como la hermana, claro esto sin ofender siempre agregaban, yo no hacia ningún comentario, me había metido a bañar, aunque no dije nada yo desde antes me había dado cuenta, como dije antes, Laura era muy bella, ya había pasado esa etapa de niña transformándose en mujer. Su cadera se había ensanchado, sus pechos eran voluminosos y firmes, pero más pequeños que los de Marifer, ella tenía tez blanca como su madre, también tenía un abdomen plano y su pelo era ondulado y largo, hasta media espalda, era alta, pero no tanto como su hermana, mide 1.72 más o menos. Salí de bañarme, uno de mis amigos me vendó, ya que se estaba formando un feo moretón, pase al médico antes de irnos y me revisó, me dijo que tenía huesos fuertes y que sólo era el golpe.

Luego me despedí de mis amigos, quienes intentaron que los acompañara y les dije que no, que prefería descansar, así nos fuimos Laura y yo. En ese momento me percaté como iba vestida Laura, parecía una colegiala, tenía una falda a la rodilla, de cuadros y de vuelo, tenía una camisa blanca y zapatos negros con calcetín blanco y su pelo amarrado en cola de caballo. Nos subimos y fuimos platicando de cosas sin sentido, la invite a comer, ya que eran como las cuatro de la tarde. Fuimos a un Mc Donal´s, se notaba que aún era niña en algunos aspectos. Ahí platicamos de cosas sin sentido. Luego ella me saco de onda con una pregunta extraña.

¿Y ya has tenido relaciones con mi hermana?
Disculpa.- Conteste yo, ya desarmado. Ya que el tema anterior no era ni siquiera similar a ese.
No te hagas, desde la primera vez que te conocí me dí cuenta que habías tenido relaciones con Marifer. O acaso crees que no vi el condón y como te miraba mi hermana.
Bueno, creo que es normal a nuestra edad, por lo que sé tú también tienes una vida sexual activa.- Le contesté, intentando sonar natural.
Te refieres al DIU (Dispositivo Intrauterino), ¿No?.
Sí, claro- yo ya había acompañado tanto a Marifer como a Laura al Ginecólogo, para la revisión de la T, es decir, el DIU, ya que como sabrán debe revisarse mínimo una vez al año, por lo que así me volví a poner en defensa.
Bueno sí, pero hace tiempo que no he tenido relaciones, ya vez que hace poco más de un año que termine con Alberto.- Alberto era su ex, un tipo simpático, aunque muy delgado, yo me quedé callado, ya que no tenía nada que decir y ella continuó- Y dime, ¿Cómo es mi hermana en la cama?. – otra pregunta que me dejo desconcertado.
Es muy buena.- contesté sonriendo.
¿Y se aman?
Yo digo que sí- aunque no pensaba eso, pero no podía contestar otra cosa debido a que Laura le podría decir a su hermana, pero la conversación cada vez me desarmaba más.
Bueno, si he de ser sincera, Marifer me ha dicho que te quiere mucho y que no te dejaría por nada ni nadie ahorita, pero que de amor todavía no lo sentía, que eso se daba con más tiempo. – me dijo
Bueno respeto su opinión, yo también creo eso, pero como se dan las cosas, creo que llegaré a amarla.
Luego seguimos hablando de cosas sin sentido, pague la cuenta y subimos otra vez a la camioneta, ella sonrió y luego me dijo.
Por lo menos ya limpiaste y recogiste lo que usas.

Yo sólo atine a sonreír, cuando ella dijo esto, volteó hacia atrás mirando dónde esa vez estaba el condón, pero por el movimiento su falda se subió y me dejo ver su calzón negro. Ella me volteó a ver y sonrío nuevamente sentándose sin acomodarse la falda. Llegamos a mi casa, le dije que me esperara en la sala, que no me tomaba mucho tiempo. Yo subí a mi cuarto, la casa ya estaba limpia, la señora había hecho el aseo, yo me estaba cambiando la ropa por un pans, ya que así estaría más cómodo, me quité la venda y me quede viéndome un momento en el espejo, yo sólo traía los bóxers, cuando vi en el espejo a Laura, me volteé y ella entró.

Ya me estaba aburriendo allá abajo, además tu casa me da miedo- me dijo, yo no dije nada, luego ella se acercó y me levantó la mano izquierda para ver el golpe- Te dieron bastante duro, ¿Verdad?.
Sí, no esperaba que me golpearan de esta forma, pero gracias a la pomada que me pusieron ya no me duele mucho.- contesté.

Laura luego se abrazó a mí, y comenzó a acariciarme el pecho. Yo la separe de mí y me dijo.

Vamos, te deseé desde el momento en que te vi y luego cuando vi el condón esa vez, me excité demasiado, deseando ser yo quien hubiese sido cogida por ti esa noche.- yo seguía callado, pero mi actitud era de no, luego ella dijo – Yo podría decirle a mi papá lo de esa noche. – Yo sonreí y mostré un poco de molestia, a mi no me afectaba que le dijera algo a su papá. Luego Laura alzó su falda y tomó mi mano y la llevo a su panocha, sentí al instante su prenda mojada y algo se excitó dentro de mí.

Comencé a flaquear y ella aprovechó esto para acercarse nuevamente a mí, me comenzó a besar el cuello, yo ya la abrazaba, ella se quitó su falda y su camisa, quedándose sólo con su calzón y su sostén. Yo me deje llevar, al fin y al cabo sabía que Marifer no me amaba, de hecho nunca nos lo habíamos dicho. Comencé a acariciar las nalguitas de Laura, y a desabrochar su sujetador, ella comenzaba a gemir y sonreír en son de victoria. Le quite su sujetador y lamí sus tetas, aprisionando una en mi mano y estrujándola, mientras me comía la otra, metí mi mano debajo de su calzón y acaricie sus nalguitas.

Eran duras y tenía un culo grande, luego pasé mi mano para enfrente, sentí su puchita desnuda, es decir, no tenía ni un sólo pelo, además ya estaba empapada, así que baje a la altura de su concha y baje sus calzones, quitándoselos por completo, yo sentía un poco de dolor, pero no me importaba, prefería disfrutar el momento, comencé a comerme su rajita, lamiéndosela de arriba abajo, ella se arqueaba y gemía bastante fuerte, yo metí uno de mis dedos en su cueva y empecé a hurgar en su anito, ella se fruncía un poco, pero yo ya le había agarrado el gusto a follar por el ojete, así que seguí masajeándolo, poco a poco ella cedió y entro uno de mis dedos. Luego los saque y ella bajo a mamarme la polla, no era muy buena, pero no lo hacía mal, paseaba su lengua por todo mi pene y luego lo metía en su boca, jugó con mis testículos dentro de su boca y luego se subió encima de mí. Se colocó mi pene en la entrada de su cueva y se dejó caer de un solo movimiento.

A mi me lastimó un poco por el golpe, pero sólo me queje un poco, ella comenzó a cabalgarme, pero sólo se movía de arriba hacia abajo, yo la tomé por la cintura y la hice que se moviera en círculos y de adelante hacia atrás, cosa que ella captó en seguida y comenzó a hacerlo por sí misma, yo aprovechaba para tocar sus senos o agarrar su culito. Luego sin sacársela, le dí la media vuelta, quedando ahora ella debajo, comencé a moverme fuerte y ella tuvo su primer orgasmo, yo seguí taladrándola con mi verga en su panocha, luego le puse sus piernas en mis hombros y seguí follándomela, ella estaba en el pleno éxtasis y ni que decir de mi. Luego la puse de a “perrito” y se la volví a meter, pero esta vez contemplando su culo. Seguí metiéndosela y con mi dedo gordo comencé a masajear su ano. Ella estaba bastante excitada y su ano se abría poco a poco, yo con mi otra mano le tomaba un seno y ella comenzó a gritar.

CÓGEME, ÁNDALE, FÓLLAME COMO A LA PUTA DE MI HERMANA.

Estas palabras me excitaron mucho y saque mi verga de su pucha y la dirigí a su ano, ella se quedó quieta y le dije.

Sepárate las nalguitas, para que entre más fácil e inclínate sobre tus codos, no sobre las manos
Ella obedeció y yo comencé a perforarla por su culito, el segundo culo virgen que penetraba, al poco rato ya la tenía bien clavada y comencé a moverme con el vaivén del mete y saca y comencé a decirle.
Eres una verdadera puta Laura, tu culito aprieta deliciosamente, te lo voy a reventar.
Si reviéntamelo, ándale, cógeme como la puta que soy, sin duda así te coges a mi hermana, ya me imagino a la zorra, pidiendo más y más AHHH, AHHH.
Si, así de puta eres tú.

A mí me excitaba como se refería a ella y a su hermana, al fin y al cabo, Laura debía de saber mejor como era su hermana, seguimos así un buen rato, diciendo muchas cosas y luego me puse en la esquina de la cama y ella se sentó nuevamente en mí, pense que se lo metería en la puchita, pero me sorprendió tomando mi polla y metiéndolo en su anito, yo la meneaba de arriba abajo y la tomaba de las tetas estrujándoselas fuertemente. Luego termine en su ano llenándoselo de leche, ella se salió y se hincó frente a mi mamándome nuevamente la verga. Sin duda Laura era una puta realizada, me limpió todo el pene y luego se acostó en la cama, yo le bese un rato más los senos y luego me empalme otra vez y se la metí en su vagina, ella se movía lentamente, señal de que estaba muy cansada, pero me dejo meterme hasta que termine nuevamente dentro de ella. Luego nos metimos a bañar, ahí la volví a coger por su anito, ella sólo se inclinó y me dejo meterme cuanto quise, yo le decía:

Eres una puta Laura, me fascina tu culo y tus tetas, iguales a los de tu hermana. Así putita, así Muévete

Ella sólo contestaba moviéndose a mi encuentro y parando más las nalguitas. Termine otra vez en ella y nos vestimos. Cuando se vestía le toqué las nalgas y ella se hincó a mamarme la verga. Yo la tome de la cabeza y me la follé por la boca, luego ella se levantó y se hizo a un lado su calzón y se lo metí en su rajita, que estaba mojada, así estuvimos un rato y luego le inundé la concha de leche. Se acomodó la ropa y me dio un beso, bajo a mamarme la verga y dijo.

Bien ya esta limpia otra vez, ¿me llevas a mi casa?

Así la lleve a su casa, la deje ahí y estuve un rato con ella, Marifer me habló al celular y le dije que estaba con Laura en su casa, que estabamos esperando a que llegará su papá, le comenté lo del golpe y me dijo que cuando regresará me daría un masaje de esos que nos gustan que hasta olvidaría lo sucedido. Su papá llegó pasadas las ocho de la noche. Me saludo y se sentó a comer, luego me despedí y me fui. Laura me trato normal y me dijo que nos veíamos después.

Me sentí algo culpable, pero al final de cuentas las cosas ya habían pasado, sabía que eso traería alguna consecuencia, pero nunca imagine cuál sería, esperaba todo menos eso. Pero esto ya será parte de otra historia.

alarido@yahoo.com

Madre e hijas cojidas por un semental (4)

Le he pedido a Selene que de a conocer mi punto de vista en la relación que sostengo con sus hijas por que no solo soy una maquina sexual.

Jasón mi historia.

Nací y crecí en la habana cuba, a la edad de 23 años tuve la oportunidad de salir y no la desaproveche, radique varios años en Miami, vine a México por negocios fue de esta manera como conocí a diego el ex marido de mi mujer Selene.

Cuando me lo presentaron y platicamos no le di mucha importancia al evento de hecho le perdí la pista y no fue si no meses después que nos volvimos a encontrar.

Desde chaval tuve suerte con las mujeres, no soy un tipazo pero me defiendo, soy alto de 1.80 con un peso como de 79 kilos de tez morena, no se si fue por parte de mi padre o familia de mi madre pero de alguien herede los genes de mi verga, puedo narrar mucho sobre mi persona pero no puedo engañarme que fue por el tamaño de mi verga que logre salir de cuba. En mi país es costumbre ligar mujeres y si estas son extranjeras mejor, fue una española la que se enamoro del tamaño y grosor de mi verga fue ella quien me saco de cuba y me llevo a vivir a Miami.

Una vez en Miami me dedique al negocio de bienes raíces se gana bien y te deja tiempo considerable para otras actividades, me relacione muy bien gracias a la española que era la que me recomendaba con sus amigos y conocidos.

Pero volviendo al tema de Selene y sus hijas, a la primera que conocí fue a Selene, no fue fácil lograr vencer su resistencia por que nunca me dio entrada mientras estuvo casada con su ex marido, pero el trato diario que a veces teníamos por que yo los visitaba muy seguido por los negocios que tenia con su ex eso me facilitaba el ir compartiendo con ella y sus hijas e integrarme cada vez mas a su familia.

Cuando Selene acepto venir a mi finca, para platicar con los auditores sobre su ex marido supe que era mi oportunidad de poder cogerla.

Fue en mi finca que logre montarla por primera vez, tenia unas ganas enormes de montarla que recuerdo que me masturbe con su traje de baño, el olor de su coño estaba impregnado en el traje que no resistí la tentación de pajearme.

Si hay algo que me vuelve loco es el trasero de una mujer, la cola como yo le llamo era lo que mas me llamo la atención de Selene, su cola es un par de nalgas soberbias rematadas con un par de muslos y piernas que paralizan el transito. No es una modelo como ella misma dice pero vaya que dio resultado en ella los años dedicados al ballet y ala danza. Por que a pesar de tener tres hijas cuenta con una muy buena figura.

En esa ocasión en la finca no resistí las ganas y comencé a seducirla, no me fue fácil como ya lo mencione si hay algo que tengo que aplaudirle a Selene es su resistencia, una y otra vez me rechazo hasta que por fin logre ponerle una mano en cima poniéndole bronceador en su espalda verla ahí junto a mi a solo unos pasos me causo una excitación que mi verga estaba a mil de solo verle el culo las nalgas, apenas cubierto por la delgada tela de su traje de baño. Nunca quise jugar con ella sabia que por ese lado no ganaría nada, y fui claro con ella -¡SÉLE NO TE VOY A MENTIR ME GUSTAS NO PUEDO NEGARLO PERO TE QUIERO A LA BUENA TE QUIERO PARA MI MUJER ¡

Tardo en contestarme pero su contestación fue de rechazo me dijo que no estaba dispuesta a ser mi puta que tenia a sus hijas. La mire a los ojos fue fácil adivinar que estaba en una lucha con ella misma que la abrace y la bese como no me rechazo seguí con mi beso y comencé a explorar con mis manos sus nalgas. Se soltó de mis brazos y me dijo que lo lamentaba. Selene date la oportunidad me dijo que no es mas mañana me voy de este lugar.

No sabia que hacer nunca jamás una mujer me había rechazado tanto como ella que prepare una cena romántica con velas y flores me estaba jugando el todo por el todo la invite a cenar. No hubo palabras solo la miraba, hubo momentos que me miraba y yo hacia lo mismo pero todo en silencio, se paro de la mesa y camino ala cocina la seguí con la vista cuando se agacho me ofreció la panorámica de su culo nunca supe por que no uso ropa interior en esa noche pero cuando la vi. Agacharse no lo pensé dos veces que me levante como impulsado por un resorte y la tome de la cintura, me regreso a ver sorprendida que haces suéltame Jasón, no la solté y la bese del cuello, déjame Jasón por favor suéltame, le toque el culo si no quieres por que vienes desnuda de abajo dime ya no me rechazo se dejo llevar supe que era mi oportunidad que tanto estuve esperando de poder montarla. Ya no la solté comenzamos a besarnos de una forma loca, mis manos comenzaron a masajearla de su culo. Me pidió que no la fuera a lastimar que fuera suave con ella, que tenía miedo de entregarse a mí que fuera a pensar que era una puta una mujer fácil, que temía volver a enamorarse, y que yo era mas joven que ella. No la deje pensar mucho por que comencé a besarla.

La desnude y ella me saco la camisa quedo desnuda ante mis ojos de solo verla la verga se me puso a mil, le sobe sus pechos, le sobe su concha, la tome de la mano me la lleve a la pieza la mande por delante por que quería verle las nalgas cuando la vi. Caminar delante de mi con ese culote quise montarla en ese momento, mi grado de excitación era brutal, no se ni de donde saque fuerzas pero no quise asustarla, calme mi instinto animal y me comporte , hice que se relajara que se olvidara del mundo y que solo fuera ella y yo, la mame de la concha hasta que la escuche gritar y sentí en mi boca sus jugos, me mamo la verga con miedo al principio solo el tronco pero le puse la cabeza de mi verga en su boca y la obligue a tratar de metérsela no logre que mi verga entrara pero al menos lo intento la vi. Ponerse roja por el esfuerzo, que la bese de nuevo. La puse boca bajo y tuve ante mis ojos lo que tanto soñé con tener su culo le pase la lengua por las nalgas, se las mordí, le olfatee todo el culo quería impregnarme de el, le separa las nalgas con mis manos y se lo ensalive con mi lengua, regreso a verme no Jasón estoy sucia no te da asco, no mi amor no me da asco sentir tu aroma de mujer, verle su orificio anal me provocaba y me sigue provocando un grado de excitación fenomenal.

Solo déjame hacértelo le dije le di una mamada de su cola que jamás la olvido la chupetee por todo el cuerpo no deje ninguna parte sin besar o morder.

Me acosté a su lado y ella intento montarme no lo consiguió por que me decía que le dolía, tome un poco de gel me lubrique la verga la toque de su coño estaba empapada la acosté a mi lado le abrí sus piernas me acosté sobre ella comencé a empujar para entrar en ella, le metí la verga, despacio ella con sus manos me indicaba para darle tiempo a que se acostumbrara cuando observe que sus caderas ondulaban buscando mas penetración, me deje ir de lleno con toda mi verga hasta el fondo de su concha.

Solo gimió, comencé a cabalgarla con locura le sacaba toda la verga y volvía a metérsela completa quería dejarle la marca de mi verga en su concha que comencé a limarla con desesperación, la besaba completa no tardo ella en darme su primer grito de orgasmo, si hay algo que tiene Selene es que es muy gritona cuando la monto da unos gritos de alarido, no la hice esperar mucho la mire a los ojos los tenia perdidos en éxtasis empuje mi verga hasta el fondo de ella con fuerza quería partirla de la concha que supiera que yo era su nuevo hombre dejarle mi olor de macho dentro y fuera de ella

Por favor Jasón no te vengas en mi por favor Jasón no lo hagas no me estoy cuidando Jasón no por favor. La verdad no le hice caso a esas alturas me valía madres si la preñaba o no eso era lo de menos lo que si sabia era que por fin era mi mujer. Que empuje mi verga lo mas hondo de su vientre bañándola con mi semen dejándole dentro de su coño mi olor de macho.

Estuvimos acostados como media hora ella comenzó a llorar la bese de sus ojos que te pasa Selene por q lloras, tengo miedo Jasón en verdad pero de que le dije yo, de lo que pensaras de mi no era mi intención venir y coger contigo pero ya se dio ya fui tuya y no puedo negar que lo disfrute.

Y de eso tienes miedo si ya te dije que te quiero para mi mujer, quiero hacer una vida contigo, no solo quiero montarte.

Se quedo dormida en mis brazos me levante al baño no pude evitar mirarle el culo se lo comencé a mamar de nuevo con mi lengua muy despacio no quería despertarla, tome el gel y me acosté asu lado le apoye la cabeza de mi verga en su culo y comencé a empujar se despertó no se resistió a mi intento de querer cojerla por su cola que ella misma se acomodo en el colchón de lado la estuve preparando con mi lengua y mis dedos hasta que ya la verga me urgía romperla de su culo.

Se lo hice con calma no quise ser un bruto, lo intente varias veces sin lograr entrar en ella, cada vez que lograba un avance sus gritos me hacían salirme de ella.

Aflójate Selene estas tensa, tome mas crema y le embarre en su culo aflójate, séle, lo intente de nuevo esta vez si logre meterle la cabeza, la escuche gritar pero ya no se la saque, se quiso parar y no la deje, la deje dentro de ella sin moverme como unos 5 minutos y se la metí completa, comencé a limarla de su culo despacio la bese de la nuca y le hable al oído no me respondió la mire y la vi. Desmayada la estuve limando como otros 15 minutos mas y se la saque la puse de frente a mi y la bese de los labios, me pare al baño y traje agua le pase una franela por la cara se despertó.

La acomode boca bajo le separe las piernas comencé a besarle toda su espalda hasta llegar a su trasero, me coloque en medio de sus piernas y comencé a meterle mi verga de nuevo en su cola ahora fue mas fácil entrar en ella lo hice despacio, solo me detenía cuando sus gemidos aumentaban hasta que observe que mis huevos chocaban con sus nalgas. Los que han tenido la suerte de encular a un mujer sabrán del placer que hablo es lo máximo sentir como la verga de uno entra en tan pequeño lugar que es la locura sentir como lo aprieta. No tarde mucho limándola por lo estrecho de su culo y me vine dando un grito de placer caí desfallecido sobre ella pero feliz de saberme dueño y amo del culo de Selene.

Esta es mi historia con Selene fue de esta forma como empezamos una relación de pareja ella con sus 41 año y yo en ese entonces con mis 26 anduvimos mas de 6 meses hasta que ella se convenció que no estaba jugando con ella y acordamos vivir juntos.

Compre una casa en Guadalajara y nos mudamos para ese estado.

Lo que sucedió mas adelante con sus hijas fue un acontecimiento que se dio nunca ni ella ni yo lo buscamos tal vez lo propiciamos pero nunca lo buscamos, a Selene le gusta mucho ser espontanea en lo sexual no sigue una rutina, lo podemos hacer en la cocina, en la sala, en la recamara, en la pileta, en el jardín, a cualquier hora siempre y cuando se de la ocasión para tener sexo.

Con lo de sus hijas al principio tuve serios problemas con Selene por que ella pensaba que yo las había seducido afortunadamente las cosas se aclararon y logramos estar mas unidos como pareja.

En cuba es muy normal que las relaciones sexuales se den a temprano edad entre chicos y chicas como que la gente no se espanta tanto como en México aquí de todo se espanta.

De rosa, erica las hijas de Selene que puedo decir que Selene no narro ya en sus relatos lo que puedo decir es que tanto la madre como las hijas son mi adoración de las tres la que mas trabajo me costo poder montar fue a Selene, con rosa maría la química se dio desde que nos conocimos, el día que la desquinte fue para mi un regalo que tome como lo mas apreciado que una mujer puede dar a su hombre la virtud de su flor y de su culo fueron para mi lo mejor de mi vida.

De erica es la que mas me costo penetrar por lo estreches de su vagina, pero fue la que mas valiente se porto cuando la tome por su cola.

De Seleneque les puedo decir no tengo palabras para esta chavalita. Lo único que puedo decir es que esta esperando con ansias sus 15 años.

No seria ético hablar de ellas aquí en este relato dando por menores de cuando las desvirgue por que dicen que los caballeros no tenemos memoria pero si alguien esta interesado les dejo mi email

Además de que Selene ya lo publico.

Jasón

Oscarmartinmarzo1967arrobahotmail.com

Madre e hijas cojidas por un semental (3)

En este relato quiero agradecer a todos los lectores que se han tomado la cortesía de escribirme, a la gran mayoría les he contestado, una disculpa para los que no, pero como lo dije en un principio de mi relato prometo contestar siempre y cuando mi tiempo me lo permita.

Así mismo en este siguiente relato voy a seguir el consejo de un amigo el cual conoció por este medio a través de un email el cual me sugiere que utilice subtítulos.

Déjenme decirles que cada vez que trato de narrar lo que acontece en mi vida es algo un poco difícil plasmarlo tal como es por que no dejo de pensar que lo que narro es mi propia vida junto ala de mi familia que me rodea y la expongo al escrutinio de la sociedad, una sociedad que no esta libre de pecado pero que te castiga y señala con severidad las faltas cometidas y mas si estas faltas han rebasado los limites de la moralidad y las buenas costumbres. Por eso no es tan fácil narrar tal vez cuando se usa la fantasía y se deja volar la imaginación es mas fácil pero cuando lo que narras es tal real como la vida misma que nos rodea como que me detengo a pensar un poco en lo que hago por que no estoy fantaseando si no que estoy plasmando y exponiendo mi vida misma. Ahora comenzare lo que es mi tercer relato.

UNA VIDA EN FAMILIA.

Mucho me han preguntado de cómo es mi vida familiar junto a mis hijas y Jasón

Me han preguntado una infinidad de cosas unas que se apegan ala realidad y otras que de plano rayan en lo absurdo. Unas preguntas son que si Jasón nos cojeé a todas juntas, que si hacemos orgías, que si todo el día estamos desnudas y abiertas para el.

Que si grito, que si lloro, que si me rasuro, que si lo espió cuando cojeé mis hijas

Que si me pongo celosa, etc.

Quiero aclararles que mi vida se desarrolla como la de cualquier madre de familia, me preocupo x mis hijas cuando salen y no llega ala hora indicada no por que desconfié de ellas si no por la inseguridad que se vive en México.

Así mismo me preocupo por ver con quien salen, con quien andan, hoy en día no puedo cerrar los ojos y cubrirme en una caja de cristal y no ver que las drogas y los malos amigos están a la vuelta de la esquina, en lo que se refiere a lo sexual cada una de nosotras tiene su espacio y su privacidad para tener sexo, como ya lo señale antes la casa es grande lo cual nos permite tener esa privacidad. No comparto la idea de tener sexo todas juntas no es que me espante a estas alturas de lo que hago y estoy muy conciente de la responsabilidad que tengo como madre antes mis hijas, pero no comparto la idea de estar con el todas juntas lo considero una falta de respeto a mi persona tal vez suene como moralista y mas de uno se reirá de mi pero es mi sentir.

También les aclaro que no todo el día me la paso desnuda ni abierta de piernas nimis hijas tampoco están todo el día lista para que las monte, ni Jasón es un superman que no se canse ni tampoco todo el día tiene la verga parada y lista para disparar litros de semen sin que jamás se canse, eso quien lo piense esta equivocado, Jasón es joven potente con verga grande pero tiene un defecto es un ser humano que ríe llora, enferma, grita, como cualquier otro. Es un gran ser humano de eso no cabe la menor duda es capaz de quitarse la camisa por el que no tiene quizá no predique con el buen ejemplo pero mas de una vez he visto en los ojos de sus empleados el agradecimiento para su persona, a mas de uno ayudo con recursos económicos y materiales y no de la empresa si no de su propio bolsillo.

Es de esta forma como mi vida familiar transcurre diariamente Jasón es mi pareja y mis hijas lo entienden perfectamente, ellas tiene novio salen con amigas, amigos hacen su vida como la de cualquier joven de la edad de ellas, que Jasón nos ha unido mas que nunca no lo niego, hoy estamos mas unidad madre e hijas por ese extraño lazo que se ha entrelazado entre nosotras, el sabe perfectamente el papel que juega en cada una de nosotras y sabe la responsabilidad que tiene al tener a toda una familia de mujeres en sus manos. Sabe que yo como mis hijas no somos promiscuas que no andamos en busca de aventuras que el debe cuidarse muy bien de cualquier enfermedad que nos pueda contagiar por que nos hace el sexo sin condón, nos gusta sentirlo pleno libre sin barreras carne con carne, por lo mismo sabe la responsabilidad que hay en el. Así mismo mis hijas están concientes de que si lo hacen con sus novios deben usar preservativo, y guardar las apariencias de niñas de casa, de señoritas de bien, no andar en boca de todos por no saber comportarse y que se les considere unas chicas fáciles.

Ante que cualquier otra cosa a mis hijas siempre les he pedido que sepan comportarse me ha tocado ver a jóvenes amigos de mis hijas en dos facetas una junto a su padres en donde no rompen un plato son unos angelitos, casi no hablan, no fuman no beben, pero se transforman una vez que los padres desaparecen de la escena, entonces sacan el verdadero yo las chicas se desnudan, se dejan meter mano por cualquier chico se convierten en una putas de sociedad, de los jóvenes ni que decir beben , fuman , gritan, se meten drogas, corren como locos con los autos de papi, en fin es una transformación total , en la que los pobres padres son los únicos engañados por que viven en un mundo muy aparte del que sus hijos viven.

Por eso mis hijas en la casa tiene carta abierta para hacer lo que ellas quieran pueden gritar, gemir, andar desnudas si quieren, pero saben que eso solo lo pueden hacer en su casa no en otro lugar en donde las puedan ver y señalar.

Si tiene ganas de coger es muy sencillo basta que tomen a Jasón de la mano e invitarlo a su recamara de ellas, en su recamara pueden dar rienda suelta a todo su fuego sexual, sin que se les moleste pueden gritar hasta cansarse, gemir , pedir mas y mas verga , pero saben que solo en su casa pueden comportarse como putas, como mujeres sedientas de verga ante el hombre que las desfloro antes el hombre que las hizo mujeres y que las marco de por vida en su inicio sexual y que fuera de su casa ante el novio o ante la sociedad deben comportase como lo que son unas señoritas de sociedad .

De la forma de cómo cada una de nosotras nos comportamos en la intimidad es cosa de cada una de nosotras, a mi en lo personal me gusta como ya lo dije antes que Jasón me mame mi panocha me fascina el sexo oral, me gusta sentir en mi raja su lengua, sus dedos explorando toda mi cueva, así mismo me gusta mamarle su gran verga, toda la cabeza el tronco los huevos ensalivarlo completo de la cabeza a los huevos me gusta verlo a los ojos cuando lo estoy mamando verle su cara de placer .

Así mismo no me gusta del todo el sexo anal mas que nada por el dolor que siento al momento que me esta abriendo el culo con su verga , pero me lo dejo coger por que se que a Jasón le fascina mi cola, pero así como yo me dejo coger el culo así mismo Jasón me recompensa cuando me cojee por mi panocha el sabe que por la panocha disfruto enormemente cada vez que me ensarta y tarda horas dentro de mi, es en serio quizá pensaran que exagero pero al decir horas pero hay ocasiones que soy yo la que pido paz por que me quedo con la panocha roja, irritada de tanto que tarda limándome.

De mis hijas las mayores ya lo dije todo en los relatos anteriores en este relato tratare de enfocarme a Lorena mi hija la menor.

Pero no esta por demás decir que mis hijas rosa y erica son una copia de su madre en el goce sexual, las tres disfrutamos de Jasón, las tres estamos convencidas que el día que nos culio ese día quedamos marcadas por su verga, su lengua, su boca, sus brazos y toda su persona. Jasón de igual forma quedo marcado por el aroma de cada una de nosotras y por cada uno de nuestros gritos en la cama.

Dicen que una mujer jamás olvida al hombre que la hizo mujer tal vez sea cierto tal vez no lo sea por que se puede dar ese desfloramiento de diversas formas tal vez no gratas para la mujer, pero de una cosa estoy segura que si tu vas a la cama conciente de que te entregaras por primera vez a un hombre y este sabe romperte y vencer todas tus barreras y además logra romperte el culo, ese hombre jamás de los jamases se olvidara.

Como en el anterior relato anexe los email de mis hijas les pedí que agregaran algo a este relato como una prueba de su testimonio a lo narrado anteriormente, al principio no estuvieron muy de acuerdo pero escribieron unos párrafos.

HISTORIA DE ROSA.

No tengo la facilidad para escribir como mi madre pero tratare de narrar mi historia.

Me gusta el cine, bailar, los antros, leer, andar en bicicleta pero lo que mas me gusta es saborear un helado de fresa me encanta este sabor de helado me puedo comer un litro yo sola la fresa es una de mis frutas preferidas.

Estoy estudiando la universidad en Guadalajara, actualmente tengo 21 años y estoy por cumplir los 22, tengo novio el cual es mi compañero de universidad.

Cuando sucedieron lo hechos que narro mi madre yo contaba con 19 años.

Diego es el nombre de mi padre no es mi verdadero padre pero con el se caso mi madre o la casaron y fue con el que crecí viéndolo como un padre.

No le puedo reprochar mucho por que el solo cumplía con su obligación de dar dinero jamás se ocupo de platicar al menos conmigo x unos minutos siempre estaba ocupado con los negocios, según el para poder mantener nuestro ritmo de vida.

Supe de los problemas de casa cuando tuvimos que desalojar y cambiarnos a un departamento, en ese momento comencé a comprender que los problemas eran graves, vendieron mi auto para pagar abogados, cancelaron mi curso de ingles en Canadá, fueron momentos de crisis, es en esos momentos que logras conocer a las personas tal como son en esos momentos conoces quien son tus amigos y quienes fingieron serlo.

De mi selecto club de amigos una vez que vieron que ya no teníamos poder ni dinero se esfumaron como por arte de magia.

Hoy que hemos recuperado lo perdido han vuelto como abejas al panal.

Conocí a Jasón en la oficina de mi padre, esa ocasión solo lo mire nadie nos presento, ya no lo volví a ver hasta que mi papa lo llevo a la casa a cenar, para tratar unos negocios cada vez que mi padre llevaba gente a la casa era pare cena de negocios, por lo cual yo evitaba estar presente para evitar el tedio del aburrimiento, lo que me llamo la atención de el fue que era joven comparado con lo otros empleados de mi padre.

Cuando el hizo acto de presencia en nuestras vidas estábamos pasando las de Caín por que prácticamente nuestra vida dio un giro de 90 grados, no había mas que un solo auto, un departamento que era muy pequeño para todas nosotras, fue con mi madre con la que tuvo los primeros contactos, no le fue fácil conquistar a mi madre de eso puedo estar segura, si hay algo que tenia mi madre era jamás haberle faltado a mi padre y miren que oportunidades nunca le faltaron, en mi universidad cuando mi madre asistía por mi a mas de uno de mi clase y de la escuela entera se le caí la baba de solo verla, mas de un amigo de mi madre y vecinos escuche invitarla a tomar una copa, pero mi madre jamás dio motivos, incluso yo le llegue a comentar que como aguantaba a mi padre, de todas sus engaños y viajes que según mi padre era de negocios y no eran mas que de placer con su grupo de putas que se decían sus secretarias.

Pero como dicen tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe y la resistencia de mi madre se venció por completo, nunca le reproche nada, pero si note su cambio de humor en ella.

Nunca supe como hizo mi madre pero logro recuperar todo lo que teníamos perdido, se que lo hizo con la ayuda de Jasón.

Cuando mi madre trajo a Jasón a vivir a casa hablo con todas nosotras, todas la apoyamos fue de esta manera como Jasón ingreso a la familia, poco a poco sus detalles de el sobre mi persona lograron despertar en mi el deseo de ser poseída por el.

Nunca cruzo por mi menta el hecho de compartir el hombre de mi madre conmigo, en ese tiempo yo tenia novio, un chamaco que por tomar y fumar creí que era ya todo un hombre, mas de una vez me acoso con lo clásico de que me acostara con el,

Que el era el único ser en la tierra que debería desflorarme. A los más que lo deje fue a que me agarrara los senos.

Mi trato con Jasón se fue haciendo cada vez mas estrecho platicábamos de mi escuela me ayuda con las tareas, jugábamos tenis, me enseño a bailar salsa, pero lo que mas me gusto de el fue que nunca jamás se propaso conmigo, nunca me dio un rozon o una nalgada por equivocación.

En una ocasión que nos invito a su finca a nadar a propósito hice que me pusiera bronceador comencé por la espalda, mire a mi madre y vi. que nadaba con Lorena por lo que me recosté de espaldas y lo mire a los ojos anda ponme en las piernas le dije no me tengas miedo no como ni muerdo, separe las piernas dejando ver como se transparentaba mi raja el nunca dejo de mirarme a los ojos, me baje a media cadera el bikini para que su manos de el tuvieran libre acceso a mi cintura pero ni así logre ver en el una actitud de libidinoso o de viejo sátiro, le tome su mano y uno de sus dedos lo pase por el borde de mi bikini acariciándome la raja por encima del traje de baño.

Cuando termino me miro y comenzó a reírse mira que eres traviesa rosa estoy seguro que a tu novio lo has de traer x la calle de la amargura me dijo.

Quise contestarle pero en ese momento se levanto y se fue con mi madre, me quede tomando el sol, erica estaba haciendo lo mismo del otro lado déla alberca y Lorena nadaba en la orilla, en esos momentos supe por que se fue de mi lado se fue a desquitar con mi madre por que la tomo de la cintura restregándole su verga, lo supe por la cara de mi madre.

Fue ahí en su finca que tome la decisión de ser su mujer, de darle mi virginidad, que pasara lo que pasara yo quería ser de el, solo era cuestión de saber como entregarme sin que mi madre armara un escándalo.

Se que cometí una estupidez al no hablar con mi madre de mis deseos de mujer de ser poseída por Jasón y ocasionar todo el mal entendido que se dio entre mi madre y Jasón en donde mi madre pensaba que el me había seducido cuando fue todo lo contrario quien lo sedujo fui yo al ir buscarlo a su trabajo y a su recamara.

Afortunadamente mi madre supo entenderme y logro vencer su resistencia y su moral se que ella piensa que hizo mal hoy le puedo decir que no lo hizo que gracias a que ella me dejo tener sexo con Jasón hoy disfruto mi sexualidad con plena madurez.

El día que Jasón me desvirgo todo eran nervios por que no sabía como comportarme en la cama. Recuerdo que me rasure toda mi entrepierna, no me deje ni un solo vello.

Cuando entramos a la recamara el se recostó sobre la cama, yo me quede a su lado sonreí un poco nerviosa, el me jalo sobre la cama y comenzó a jugar conmigo muy pronto lo tuve muy cerca de mi casi pegado, comenzó a besarme muy suavemente y me susurro al oído que no me haría daño, jugaba con mi lengua y poco a poco comenzó a desnudarme hasta que quede solo con el brasier y mi panti.

Me miro a los ojos y me dijo – te prometo que esto será lo mejor de tu vida te quiero bonita— mientras yo simplemente lo miraba a los ojos siguió besándome y llevo su mano lentamente a mi panty, comenzó a acariciarme lento y suave tocando todo incluido mi clítoris luego me quito el brasier y la panty que ya estaba súper mojada y riéndose me dijo – nunca pensé que haría esto contigo rosita eres un primor te amo –

Se despojo de su bóxer y le vi. Su verga erecta, comenzó a besarme los senos a estrujármelos jugaba con mis pezones los cuales estaban muy crecidos, bajo hasta mi vientre y comenzó a mamarme mi coño con su lengua, me separo con sus manos mis labios y su lengua la introducía al fondo de mi vagina, que bonita tienes tu florecita rosita te vez bien bonita peloncita de tu panochita.

Me abrió de piernas y coloco la punta de su polla en mi vagina y poco a poco comenzó a introducirla, lentamente abriendo mis labios al máximo por el esfuerzo de dejar pasar su verga , sentía que me desgarraba la carne por dentro, me dolió mucho que se me salieron las lagrimas , me pregunto si estaba bien , asentí con la cabeza que si y lo sentí entrar de lleno en mi vagina, grite de dolor al sentirme empalada por primera vez, ya linda ya esta cálmate ya estoy dentro de ti ya paso mi amor eran sus palabras.

No se movió dejo que me acostumbrara a el y después de un tiempo comenzó con su mete y saca, sentía sus testículos rozándome y toda su verga dentro de mi, estuvo cojiendome despacio me besaba, me chupaba los senos, hasta que sentí que mi cuerpo explotaba en mil pedazos que mi corazón se me salía de tanto latir a prisa tenia la lengua de fuera la boca reseca jalando aire, lo sentí como comenzó a convulsionarse

Su verga la sentí crecer me miro a los ojos, estas bien bonita, me vengo me vengo fueron sus palabras de el, sentí como derramo su semen dentro de mi. Me beso en la boca, me miro a los ojos, y me dijo ya eres mujer rosita mi mujer, te arrepientes.

— claro que no ahora menos que nunca me arrepiento, me saco su verga y me rodaban por las piernas sangre y mis jugos. El empezó hacer un 69 para limpiarnos le vi. Su pene lleno de semen, sangre se lo mame me hizo venir por segunda vez termine desfallecida que no podía ni moverme.

Decirles que no me dolió es mentirles, llegue a pensar que su verga jamás entraría en mi intimidad, miraba mi parte intima y miraba su pene y lo veía enorme, cuando entro en mi rompiendo mi virginidad grite como demente, fue un dolor grande creo que todas las chicas que han sido desfloradas sienten como sus carnes se desgarran al paso del pene. Esa vez me cabalgo como nunca termine con un dolor de piernas y de vientre que no podía ni caminar del dolor.

Las otras ocasiones que me penetro sangre como en tres de ellas que llegue a pensar que nunca dejaría de sangrar mientras me penetrara. En una ocasión que me estaba haciendo el amor me ensarto sus dedos en mi cola era la primera vez que me acariciaban el culo, que me estremecí, pero nunca paso por mi mente que me ensartaría por mi cola.

Me gusta besarlo sentir su lengua en mi boca y labios, me gusta la forma como me excita me gustan su dedos, pero su mejor arma creo que es su lengua, por que su verga es un tributo que dios le dio, pero su lengua es encantadora, es una serpiente en la forma como la mueve para mamarme mi intimidad.

Cuando mi mama lo trajo a casa a vivir en mas de una ocasión escuche sus gritos, y jadeos, cada vez que Jasón la penetraba, en una ocasión los vi. En la sala como el se cojia a mi mama esa fue la primera vez que le vi. Su pene que me asuste de verlo, no se comparaba en nada al pene de mi novio que presumía de muy dotado.

Desde esa ocasión que lo vi. Con mi mama, quede marcada por el destino para ser su mujer. El día que me mi mama platico conmigo del sexo anal me entro terror tuve un miedo horrible, mas cuando nos platico junto con erica de que no era muy placentero y que el dolor es grande. Pero no quise renunciar a el.

El primer día que me quise meter el dildo me dolió mucho y pensé si esta cosa me duele que no sea cuando su pene de Jasón me lo haga.

Fue molesto traer el dildo en mi cola, pero al cabo de las semanas me acostumbre a el

Cuando considere que ya estaba lo suficientemente preparada me anime a dejar que me lo hiciera por mi cola, fue en las vacaciones del mes de la patria que lo hice.

Desde un que salimos de la casa traje el dildo metido en mi nunca me lo quite solo me lo quitaba cuando hacia del dos, pero me lo volvía a poner una vez que terminaba. Esa noche le quise dar una sorpresa a Jasón que lo invite a bailar conmigo y le restregaba mi cola en su entrepierna para que se diera cuenta no tardo en notarlo y me toco las nalgas con sus manos me miro a los ojos y me beso – casi me cargo en ese beso que nos dimos que la gente de la pista de baile se nos quedo mirando.

Quieres intentarlo me dijo el – si le conteste, me beso de nuevo y me dijo hoy te voy a romper del culo de una forma que jamás en tu vida mientras vivas te olvidaras de este día. Y lo cumplió esa noche me desgarro de la cola. Esa noche o madrugada jamás la he olvidado. Como olvidarlo si quede como muerta, desmayada, con un dolor de cola tremendo, llore, grite, le suplique le rogué que me la sacara que me estaba lastimando sentía que los ojos se me salían del esfuerzo, tuve miedo que me fuera a reventar, lo único que les puedo decir es que cuando termino me dieron ganas de ir al baño. Tarde como 25 minutos sentada sobre la taza del baño llorando. Me ardía, anduve con molestia por más de una semana.

En la actualidad Jasón me cojee tres o cuatro veces a la semana, ya no sangro cuando me penetra, tampoco soy fanática del sexo anal pero me cojee el culo dos veces x mes.

De mi actual novio me llevo bien con el, ya me entregue a el y sin que yo lo buscara se dieron las cosas de tal forma que el día que me entregue a mi novio, principiaba mi mes de la regla y si a todo esto le agrego que no me lubrico muy bien así que cuando el me penetro me causo dolor, y como ya lo dije antes me iniciaba la regla mi novio pensó que me había desvirgado. Ahora se siente comprometido conmigo, pero no me hace gozar como Jasón, por más que lo intenta y trato de enseñarle la ansiedad le gana, y se viene antes de que yo termine y me deja frustrada y caliente.

Estoy conciente que Jasón es el hombre de mi madre, mi intención no es quitárselo ni nada por el estilo yo quiero hacer mi vida, casarme tener hijos, hacer mi carrera.

Pero no voy a negar que lo extraño si no lo veo y que cuando estoy con el me olvido de todo lo que me rodea. Más adelante en un año o dos me encantaría quedar preñada de el tener un hijo del hombre que me hizo mujer. Pero si llego a quedar preñada antes de tiempo ya tengo quien se case conmigo y estoy segura que ni dos veces mi novio lo pensaría el casarse conmigo, así de esta forma tendría un padre para mi hijo o hija pero lo mas importante es que seguiría con Jasón aun estando casada.

HISTORIA DE ERICA.

hola yo soy erica tengo 19 años por cumplir los 20 cuando paso lo que narro mi mama tenia 17 años me faltaban meses para los 18. Ahora estoy estudiando en Guadalajara México la carrera de administración de empresas.

Yo conocí a Jasón en la casa cuando ya andaba con mi mama, cuando mi mama nos comento que se juntaría con el, ya lo conocía por la veces que el frecuentaba la casa cuando mi papa lo llamaba por lo de la oficina.

En un principio no le di mucha importancia al hecho de que mi mama se juntara con otro hombre después de todo tenia derecho hacer feliz.

Como mi recamara esta camino a la de mi madre tenia que pasar por esta cada vez que me iba a mi cuarto y seguido escuchaba sus gemidos y gritos al principio no sabia por que gritaba que llegue a pensar que Jasón le pegaba, hoy comprendo del por que sus gritos. Cuando mi mama esa tarde en la comida de la casa hablo conmigo sobre que tenia que decirme algo muy delicado, pensé que tal vez eran otra vez los problemas de dinero, recuerdo que mi madre me miro a lo ojos y me tomo de las manos me dijo erica tu ya eres una mujer te faltan meses para ser mayor de edad, pronto podrás tomar tu sola tus propias decisiones, solo quiero que en este momento me ayudes a tomar la mejor decisión tal vez este mal o tal vez este dando el inicio de algo que mas adelante tal vez no poder detener.

La verdad me alarme, pero que pasa mama, me pones nerviosa, mira erica tu hermana rosa quiere tener relaciones sexuales en la casa, hay mama pero si tu misma nos has dicho que es mejor tenerlas en la casa a que andemos en la calle o en hoteles de que te asustas o ya te arrepentiste.

Erica, hable con tu hermana esta decidida hacerlo, con mi permiso o sin el. Y bien mama es mejor que te lo diga no. Si pero lo quiere hacer con Jasón que dices tu a esto.

La verdad me quede muda, helada, ya algo mi hermana me había comentado pero no le creí, que mas podía hacer esta bien mama déjala, tal vez sea lo mejor el ya lo sabe si me contesto. Pensé que después de este hecho mi vida se alteraría pero no todo siguió normal, lo único que cambio fue que ya no escuchaba ahora un solo jadeo si no ya eran dos los de mi madre y los de mi hermana.

Por ese tiempo yo andaba con un niño guapito de la preparatoria, al cual todas la chicas andaban tras el no era un tipazo pero era el clásico carita de la escuela.

Solo que tenía un defecto este aprendiz de galán era muy boca suelta o muy chismoso ese era su defecto, pobre de aquella chica que se dejara meter mano por el o que se la lograra coger, por que toda la escuela se enteraba.

Cortó conmigo precisamente por ese detalle que yo jamás le afloje mas que besos y no por que no tuviera ganas de hacerlo si me moría por que me metieran mano y me estrenaran como mujer pero tampoco quería andar en boca de todos y que mi calzón anduviera de exhibición en su auto como trofeo de mi virginidad.

Di por terminada mi relación con el, no tardo en hacer un chisme que me causo serios problemas en la escuela por lo que contó.

Le reclame su falta de hombría, de poco hombre, pero solo se burlo de mi.

No falto quien me lanzara los perros y acepte a un chico de mas o menos mi edad pero era mas chico que yo por un año. Como los problemas seguían con el otro chico por su despecho de que no me deje coger por el se lo platique a Jasón. Tal y como pasaron los hechos el me dijo que tomaría cartas en el asunto que lo dejara todo en sus manos

No se que hizo pero este chico dejo de molestarme, dicen las malas lenguas que le dieron una santa chinga en la cafetería de la escuela unos pandilleros que llegaron preguntando por el que quedo como santo cristo como ya debía muchas nunca supieron quien lo mando a golpear. Mi relación con Jasón era de muy buenos amigos a pesar que yo sabia que el mantenía relaciones con mi mama y mi hermana nunca me insinuó algo o me propuso que yo tuviera sexo con el eso jamás.

Recuerdo que el chico que acepte como mi novio tenia miedo hasta de besarme era yo la que lo motivaba a fajarme o a besarme, me gustaba verlo como se ponía rojo cada vez que yo lo buscaba, le di su recompensa y lo deje que me mamara los senos, pero ya algo dentro de mi cuerpo me pedía mas, por las noches me llegue a tocar por encima de mis pantys y me encontraba húmeda.

Cuando estaba por cumplir los 18 años me faltaban días hable con mi madre ya mi cuerpo era un volcán en erupción no podía mas. Le comente de mi decisión de tener sexo que ya mi cuerpo me lo pedía, que incluso lo quise hacer con mi novio, pero la verdad de la cosas creo que fue mejor que Jasón me desvirgara, un día antes de entregarme a Jasón lo intente con mi novio nunca logro penetrarme, apenas se lo comencé a tocar y se vino en mis manos, me enoje mucho que me cambie y me fui para la casa. Pobrecito de mi novio Rubén hoy se que el no tuvo la culpa pero le ganaba la ansiedad cada vez que intentaba penetrarme. Finalmente el día fijado para que Jasón me estrenara llego fue el día de mi cumpleaños lo recuerdo bien fue un sábado mi mama me compro un pastel por mis 18 años y se hizo una pequeña fiesta, decirles que no estaba nerviosa es mentirles, fueron mis amigas de la escuela y Rubén mi novio como a las 10 de la noche se despidió de la casa, solo quedamos mi mama y mis hermanas cuando regrese dentro de casa mi mama sirvió unas copas y brindo por cada una de nosotras, me senté al lado de Jasón y el comenzó a platicar conmigo de cómo me sentía la verdad de las cosas supo llevarme al camino de la entrega lo bese y me recargo sobre su pecho y comenzó a besarme en la boca, hubo un momento que sentí pena que me viera mi mama que lo invite a que me cargara y me llevara ala recamara. Lo cual hizo le pedí que cerrara la puerta y me deje llevar, la verdad de las cosas fue muy diferente a mi novio desde que entramos a la recamara no dejo de besarme, acariciarme, nunca supe en que momento me desnudo cuando me di cuenta su lengua ya exploraba mi vaina que experimente uno de mis primeros orgasmos, fue ahí que supe que lo que mas me gusta del sexo es que me den sexo oral, cuando se saco la verga y se la vi. Tan enorme, gruesa toda hinchada llena de venas y caliente me asuste fue el quien me la puso en la boca para que se la mamara y comencé hacerlo lento por que la verdad de las cosas no sabia como hacerlo además no me cabía en la boca.

Sus dedos comenzaron a sobarme la vaina, me sentía mojada, con la respiración agitada,

Me beso en la boca los senos, sus manos acariciaban mi pelo y mis ojos me miro fijamente estas listas, no tengas miedo, solo déjate llevar no te are daño.

Se subió encima de mi abrí mis piernas por instinto, y comenzó a querer entrar en mi vaina, lo intento mas de 4 veces sin poder penetrarme una por que yo me cerraba cada vez que sentía su piquete en mi hendidura y otra eran los nervios que no podía controlar, grite en cada intento que hizo, me decía que estaba muy estrecha, y muy tensa que me aflojara, lo intente pero cada vez que sentía su piquete me cerraba por instinto, así estuvo hasta que se canso se levanto y salio de la recamara alcance a ver a mi madre en la puerta y me dio pena que me viera desnuda y abierta de piernas sobre la cama que le dije que cerrara la puerta no se que le dijo mi madre pero le pedí que se fuera que me dejara sola con el. Cerro la puerta y me cargo me llevo al baño se baño conmigo y me estuvo mamando el coño me insertaba sus dedos me mordía los senos hasta que me miro a los ojos y me dijo estas lista lo intentamos de nuevo, lo mire y le dije que si me saco del baño me acostó sobre la cama y me mamo de nuevo.

Sentí algo frió en mi hendidura era como crema, me embarro bien por dentro, con sus dedos hasta llegar a mi sello de garantía mi virginidad la cual se oponía a ceder ante el embate de su pene.

Me miro a los ojos tomo su pene con una de sus manos y lo centro en mi hendidura, erica mi amor se que esto te va a doler pero lo tengo que hacer de esta forma preciosa, te voy a hacer mía de un solo golpe.

Quieres que lo haga o me detengo, lo mire y le dije que adelante, pegue un grito horrible, quise evitar llorar y no pude me gano mas el dolor, era como si mi hendidura se desgarrara, lo sentí avanzar dentro de mi hendidura hasta alojarse en lo mas hondo de mi vientre, no te muevas x favor, no te mueva me duele recuerdo que fueron mis palabras, una vez que deje de quejarme me comenzó a cabalgar hasta que logre tener mi orgasmo y supe lo que goza una mujer , fue de esta forma como me convertí en su mujer en esa noche de mi cumpleaños, lo hicimos dos veces mas esa misma noche, termine agotada, adolorida , hasta calentura me dio al día siguiente por lo que mi mama me inyecto.

Durante los primeros días me daba pena ver a mí mama me sentía cohibida pero después me acostumbre.

Lo que mi mama narro de lo que paso de la alberca de la casa me da un poco de pena contarlo de hecho siento pena estar aquí escribiendo mi vida sexual para que otros la lean, pero ese día quedo de venir a la casa unas amigas a nadar y no vinieron le hable a Rubén mi novio y quedo de pasar x mi pero no paso, el que llego fue Jasón , me dijo que haces le dije espero a unas amigas y tu que haces nada me dijo acabo de llegar, me acerque a el y lo bese , me voy a bañar me dijo bueno le dije yo ahora bajo, no se ni por que se me ocurrió ponerme el dildo no lo tenia pensado, pero baje con el insertado, y nos fuimos a bañar a la alberca.

Que mas les puedo decir cometí un error que me costo caro bajar con el dildo insertado y el al tocármelo, fue la locura ya no logre detenerlo, y termine por darle mi trasero. Cuando me penetro por detrás supe por que mi madre y mi hermana gritaban de esa forma, lo intentamos la primer vez y la verdad no pude, aguantarlo, me dolió hasta el alma, le dije que parara que otro día lo intentáramos, pero me fue imposible detenerlo,

Cuando sentí que la cabeza de su pene entro en mi abertura anal, fue un escándalo mayúsculo el que hice pegue de gritos, llore a lagrima viva, le suplique, la verdad de las cosas es un dolor terrible, no se compara con nada, la vista se nubla, se me doblaron las rodillas, no supe ni como resistí a su penetración que termine desmayada.

Desperté adolorida mi mama me dio hielo para desinflamar y una pomada pero las molestia te duran por semanas.

Hoy sigo teniendo sexo con Jasón, como dejarlo después de todo por lo que he pasado, por lo regular me hace el sexo dos o tres veces x semana.

Hasta aquí es lo que les puedo decir de mi participación en la historia que mi madre ha dado a conocer. Han pasado mas cosas pero escapan a mi mente en este momento tantos hechos compartidos en familia. Mi padre por ejemplo cuando se entero de la relación puso el grito en el cielo, armo su escandalo, lloro, y al ultimo de las cosas si alguien es culpable de todo esto tal vez no sea el directamente pero el tuvo mucho que ver a que todo esto se diera.

EL OCASO DE UN HOMBRE.

Dicen los refranes populares que no todo lo que brilla es oro y que en la cárcel y en la pobreza se conocen a los amigos.

Esto es lo que le paso a mi ex marido diego, dijo mi ex por que me divorcie de el mientras estuvo preso por sus desfalcos y fraudes.

De aquel hombre fornido, de lociones finas y caras, pulcro, de voz autoritaria, acostumbrado a mandar, de mirada penetrante, que siempre estuvo rodeado de imbeciles y putas que solo lo lambisconeaban hoy no queda más que solo el recuerdo de ese hombre. Los familiares, amigos, sus íntimos e intimas por no decir sus putas como el los llamaba se fueron una vez que cayo en desgracia.

Me dio pena verlo tan acabado en tan solo dos años de su desgracia los años se le acumularon, el pelo canoso , la mirada perdida, flaco, con ojeras, cuando le lleve los documentos para que firmara lo del divorcio quiso llorar, la mano le tembló al estampar su firma pera darme mi libertad de hacer mi vida nuevamente.

No hubo palabras, con la mirada me lo dijo todo. Estaba arrepentido pero el daño que me causo ya esta hecho fueron años de soportar sus infidelidades, sus frecuentes viajes sus humillaciones al enterarme que los viajes de trabajo no eran mas que viajes de placer organizados por el mismo. En donde lo mismo le daba llevarse a una de sus dizques putas secretarias que llevarse a cualquier mujer de la localidad.

Siempre le fui fiel jamás, lo engañe nunca cruzo por mi mente buscarme un amante

A pesar que invitaciones me sobraran pero siempre me dio miedo que la pinché sociedad a la que pertenezco me señalara de coscolina y de puta.

Le llegue a guardar mucho rencor no solo x sus engaños si no por que me hizo ver mi suerte en lo económico, no solo tomo dinero de la empresa si no hipoteco propiedades mías, falsificando mi firma, me hizo verme en una bancarrota que jamás creí llegar a vivir. Hoy afortunadamente las cosas han cambiado logre enderezar el barco.

El día que el juez le fijo una fianza para que saliera, lo fui a ver, me pidió que lo ayudara, fui a ver a sus hermanos, a sus amigos, a sus putas, nadie lo quiso ayudar todos lo negaron, los íntimos a los que les dio dinero a manos llenas junto con sus putitas a las que les regalaba departamentos, autos, joyas, ya tenían nuevo amante, ya ni se acordaban del caído en desgracia.

Hable con Jasón pagamos la fianza, cuando salio de la cárcel lo lleve al medico le diagnosticaron diabetes, no tenia a donde ir le pague un cuarto de hotel x un mes.

Mis hijas lo visitaron, después de todo el no es su padre biológico pero él las vio crecer él las crió se puede decir.

Me lo lleve a vivir a la casa por que en el hotel ya no lo aceptaron, además no tuve corazón para mandarlo a la calle, le di una de las recamaras mas alejadas de la casa, para evitar que interviniera en nuestra vida mientras se resolvía su situación.

Dicen que todo lo que se hace se paga en esta vida, nunca pensé en vengarme pero en el fondo de mi corazón quería hacerlo y sin querer la cosa probo una sopa de su propio chocolate.

No recuerdo exactamente el día pero la ya sabia que yo era mujer de Jasón, él por lo regular no-venia ala casa, todo se le llevaba a su recamara para evitar que interfiriera en nuestra vida intima. Pero logro verme ese día con Jasón en la cocina lo observe venir desde que cruzo la puerta de servicio, fue en ese momento que me quise vengar de todas las humillaciones que pase a su lado, que tome la mermelada de frese y me hinque ante la verga de Jasón, lo embarre de mermelada de su verga y comenzó a mamarle su verga con desesperación, sabia que el no tardaría en aparecer por la puerta y así fue Jasón no lo vio por que estaba de espaldas pero yo lo tenia de frente, cuando me vio se quiso retirar pero se quedo de tras de la puerta, que me dije para mis adentros para que sientas lo que yo sentí cuando te ibas con tus putas que comencé a jadear y a mamarle la verga como si en ello se me fuera la vida, me incorpore y tire los trastes de la barra de la cocina, me puse en cuatro patas sobre la barra y jale a Jasón para que me ensartara, me ensarto de un solo golpe, que grite fuerte, PARTEME, ROMPEME MI MACHO PREÑAME, PREÑAME JASÓN, LLENAME DE LECHE MI AMOR, SOY TUYA

Jasón comenzó a cojerme violentamente mientras yo lo incitaba a seguir, me separe de Jasón, regrese haber de reojo mi ex seguía en la puerta viendo todo como idiota, me tire sobre la mesa del comedor tome mermelada del bote y me embarre todo el culo con mis manos me doble ofreciéndole a Jasón todo mi culo casi le grite rómpeme el culo mi amor es tuyo, anda mi macho, hazlo, me tomo de las caderas y me ensarto pegue un grito grande casi un alarido eres un bruto pero me gusta, eres mi macho mi semental, comencé a moverme como loca moviendo las caderas a su ritmo.gritando, gimiendo, me matas mi macho eres un bruto pero me gusta tu verga, me haces daño pero no te detengas pártame soy tuya.

Mientras Jasón me partía el culo regrese la mirada para atrás lo vi, detrás de la puerta seguía parado como idiota como no dando crédito a que su ex mujer se dejara coger impúdicamente por el culo y gritando como una puta.

Sin querer llegue a uno de mis mayores orgasmos que explote con un gruñido y quise sacar todo lo que tenia dentro.

DALE MI AMOR LLENAME EL CULO DE LECHE, SABES QUE ERES MI MACHO, MI DUEÑO, EL MACHO DE LA CASA, EL SEMENTAL DE MIS HIJAS,

EL MACHO QUE DESFLORO A MIS HIJAS, ERES EL HOMBRE QUE NOS HACES FELIZ.

Nunca supe cuando se fue cuando termino Jasón de venirse me pare y lo busque con la mirada ya no estaba.

No supe mas del hasta que lo visite para avisarle que el chofer lo llevaría a firmar al juzgado y al doctor, cuando me vio no me dijo nada, le dije lo que tenia que decirle y estaba por retirarme cuando me hablo, veo que has aprendido a ser una buena puta me dijo, no le conteste, pero lo mire a los ojos, al menos ya no tengo que fingir mis orgasmos como contigo le dije, si soy una puta pero de mi casa con mi hombre, que me cuida, me protege, me ama y me escucha pero lo mas importante es que siempre esta conmigo cuando lo necesito.

— si ya veo me contesto se ve que eres feliz con tu macho, junto con tus hijas que salieron igual de putas que la madre.

Pues putas o no pero estamos felices de ser putas de un solo hombre, y no putas de la calle como tu nos dejaste al dejarnos en bancarrota.

Que es lo que te duele ahora que nunca me entregue a ti de la forma como lo hago con Jasón, por que tu nunca estabas en casa siempre de viaje y cuando estabas siempre cansado y agotado de tus pinches orgías que hacías con tus putas.

Ahora me ofendes junto con mis hijas pero tu no te miras que ya no recuerdas todo el escándalo que se armo cuando preñaste a la hija de tu secretaria y que al ultimo solo fue una farsa de la chamaca junto con la madre para sacarte dinero por que tanto la madre como la hija se acostaron contigo por dinero, no por que eras un galán, si no me crees a ver ahora búscalas y que te den asilo diles que ya estas libre anda ve búscalas para que te desengañes, no me contesto solo me miro y se derrumbo sobre un sillón.

Al menos yo me entrego por amor por que lo amo seré su puta si tu quieres pero soy feliz ni mis hijas ni yo le damos las nalgas por dinero, cogemos con él por que nos gusta como es en la cama y fuera de ella.

Y ahora que Lorena cumpla sus 15 años la va a coger, la va a romper o desflorar como tu quieras llamarlo, la va hacer su mujer, para que así todas seamos sus putas pero unas putas felices de un solo hombre. Que logro conquistarnos no por dinero si no con palabras y detalles.

Salí dando un portazo, no pude evitar el llorar en la soledad de mi habitación, en el fondo sabia que le había pegado en donde más le duele a un hombre pero estaba arrepentida por mi arrebato. Pero lo hecho hecho esta.

Se lo platique a Jasón y se molesto por mi acción me dijo que eso no se hace, pero que no lo volviera hacer, que lo mejor seria mandarlo a un asilo o aun albergue si ocasionaba problemas, mi ex supo disimular su derrota y su enojo ya no ocasiono problemas, no tenia donde ir sin dinero sin amigos y enfermo donde mas podía ir.

Le contratamos una señora que se hace cargo de el lo asiste y le cocina.

EL DESPERTAR DE LORENA.

Mi hija Lorena es la más menor de mis tres hijas esta por cumplir los 15 años estudia tercer año de secundaria, es mi bebe como yo le llamo de cariño aunque a ella no le gusta del todo que la llame bebe.

Mi hija LORENA para los lectores es la clásica chica de secundaria no muy alta de uno 1.58 delgada pero formada ya que desde niña le inculque el gusto por la danza y el ballet.

De lejos parece toda una mujer pero no deja ser una adolescente, su cara la delata aun detrás del maquillaje se nota su cara de niña.

Desde que comenzó nuestra relación con Jasón se dio cuenta nunca se lo ocultamos siempre estuvo al tanto de todo lo que pasaba en la casa.

Hemos acordado que su despertar sexual sea en sus 15 años, después de la recepción, ya platique con ella y esta de acuerdo en hacerlo por su voluntad.

Pero no dejo de sentir temor y miedo me aterra el pensar que se le pueda lastimar.

Como apenas comenzó su ciclo menstrual la lleve con una amiga ginecóloga la cual la reviso y hablo con ella, de la importancia de la sexualidad en la mujer y de la responsabilidad de ejercerla que no por que ya tenga su regla es sinónimo de que ya debe ser madre si no que debe estudiar y crecer como mujer.

Le receto unas cremas y jaleas vía vaginal ya que me comento que por la ropa intima que usa como son pantaletas de licra estas le provoco una infección en sus labios y su vulva por el roce de la misma por lo que me recomendó comprarle pantaletas de algodón

Los primeros días le enseñe como debería cuidarse y como aplicar las cremas para combatir su infección, por lo que tuve que verle su vulva, apenas cubierta por un escaso y fino vello, es pequeñita su abertura, a lo mucho no mayor de 2 centímetros que tuve miedo de lastimarla con el aplicador y le pedí que mejor ella misma se aplicara con sus dedos.

Por ahora estamos en los preparativos de sus 15 años.

Me despido de ustedes

Su amiga SELENE.

Madre e hijas cojidas por un semental (2)

Dejare en manos de los lectores el criterio personal que tomen de mi vida intima familiar, y en cierto modo construir este relato es para mi un desahogo, por ello amigos que pueden leer estas líneas, comprenderán que algunos pasajes así como términos y frases usadas, han sido tratando de expresar lo que he vivido y compartido con mis hijas, ustedes disculparan mi forma de relatar pero jamás he sido una gran escritora ni en mi época de estudiante. He aquí la segunda parte de mi historia.

Antes que nada déjenme decirles que no es fácil para una mujer narrar su vida intima y mucho menos dar pelos y señas de la forma en que mis hijas hacen sexo.

Para los que por primera vez me leen les aclaro que en mi relato anterior narre de cómo mis hijas tomaron la decisión de entregarle su virginidad a Jasón el cual es mi pareja actual, y antes fue socio de mi marido, tengo tres hijas producto de un amor de adolescente, y fueron las dos mayores las que se entregaron a el. Por decisión propia.

No me fue nada fácil aceptar que mis dos hijas iniciaran su vida sexual, creo que ninguna madre mexicana esta preparada al cien por ciento para hablar con sus hijos del sexo tal y como es, sin rodeos.

Desde un principio con mis hijas he tratado de mantener una confianza y comunicación de madre y amigas que no existan temas ni barreras de alguna índole que nos impida tener la comunicación que buscamos.

Pero no por darles la confianza, no quiere decir que no las regañe, o de vez en cuando les de un grito por no hacer x mandado, la casa que tenemos en Guadalajara es grande lo que nos permite que cada una de nosotras tenga su habitación y su espacio para su privacidad.

Hemos dado de baja a la servidumbre y solo nos hemos quedado con petra la cocinera, para tener una mayor intimidad.

El día que mi hija la mayor me hizo saber que quería tener relaciones hice acopio de todo mi valor para no espantarme y aceptar que ya no era una niña que a sus 19 años era ya toda una mujer, pero lo que si me sorprendió fue el hecho de querer hacerlo con mi hombre.

Que incluso pensé que Jasón la había seducido, que el había urdido todo, para poder acostarse con ella. Miles de cosas pasaron por mi mente, le reclame a el de una forma airada, me sentía molesta, defraudada, que reaccione como una mujer herida no eran celos, pero algo dentro de mi me quemaba, que le arme un escándalo mayúsculo.

Lo amenace con demandarlo y retirarle mi apoyo de la compañía para que dejara la presidencia de la administración retirándole mis acciones.

Cuando el me vio mas tranquila, hablo conmigo, me miro a los ojos fijamente y me tomo de las manos. Me dice, Selene no voy a negar que cuando te conocí me causantes una hermosa impresión, me gustaste, yo sabia que eras casada con mi actual socio así que no me hice muchas ilusiones pero cuando tu ex marido me dejo a cargo de la administración descubrí que tu marido tenia un problema grande al no poder comprobar grandes sumas de dinero que el dispuso para su amante y para el vicio de su juego en las vegas , tu ex estaba sentado en una bomba de tiempo, los demás socios ya sospechaban de el , fue por ellos que yo logre ingresar a tu circulo de amistades y conocerte , esa vez como hoy dudaste de mi y llegaste a pensar que yo provoque que tu ex fuera a dar ala cárcel , incluso trate de ayudarlo, el no se dejo estaba ciego y pensó que las cantidades eran mínimas cuando eran todo lo contrario, hoy una vez mas te voy a dejar en claro lo que paso con tu hija , si después de escucharme quieres dejarme lo puedes hacer , incluso aceptare todo lo que digas hasta renunciar y dejarte mi parte de acciones y que jamás sepas de mi, pero solo dame unos minutos y si no me crees en este momento redacto mi renuncia y doy instrucciones al contador para que deje todo en tus manos.

No recuerdo la fecha exacta que sucedió pero si recuerdo que tu hija vino primero a la oficina a pedirme dinero, me extraño por que se que tu les depositas en su tarjeta para sus gastos pero me dijo que era para algo especial, no le pedí explicaciones y le di el dinero, incluso le comente si no te alcanza, me llamas y te mando con el chofer.

No voy a negar que tus hijas son bellas y que cualquier hombre estaría orgulloso de poder poseerlas, pero cuando le di el dinero a tu hija y se acerco para tomarlo no solo tomo el dinero si no me acaricio la verga, que la mire a los ojos extrañado pensando que fue un acto involuntario de ella, pero no fue así, se me acerco y me dijo se que mi madre esta loca por ti, jamás vi. A mi mama tan contenta.

Dirás que estoy loca pero me gustas y no puedo evitarlo, pero tu tienes novio le dije a tu hija, se que lo adoras que buscas en mi, el es un niño a tu lado me contesto tu hija.

Por lo gritos de mi mama se que la tienes grande, que incluso los llegue a espiar y no me equivoque, que tome la decisión de coger contigo y quiero que seas tu quien me haga mujer.

Estas mal le conteste a tu hija mejor ve a comprar anda, gasta el dinero que yo tengo trabajo y estoy a punto de convocar a una junta. Olvida lo que piensas que yo olvidare lo que me dijiste el día de hoy.

La ayude a salir de la oficina y me olvide del asunto por completo, cuando llegue a casa tu no estabas, no recuerdo donde saliste con tus otras dos hijas, que me encamine a bañarme, y fue en ese momento que tu hija entro a la recamara, comencé a platicar con ella de por que había tomado esa decisión y no con su novio o con un chico de su edad

–son unos niños tanto mi novio como los chicos que me siguen me contesto.

Y a mi no me gustan los niños prefiero un hombre como tu, además me gustas tiene eso algo de malo. Claro le conteste y mucho, soy la pareja de tu madre y no me gustaría tener problemas con tu madre por acostarme contigo.

No los tendrás me contesto tu hija ya soy mayor de edad y no tengo que pedir permiso de nada.

Se acostó sobre la cama alzándose el vestido, dejando ante mi vista el nacimiento de su sexo, no voy a negar que sentí el latigazo del deseo, al ver, a tu hija.

Supe que venia decidida a todo, venia complemente desnuda solo con el vestido puesto.

Fue ella misma la que me permitió ver su sexo, al momento que separo sus piernas invitándome a tomarla.

Por respeto a ti no la toque, hice un esfuerzo sobrehumano por que no voy a negar que la visión de ver a tu hija a unos pasos invitándome a tomarla y ver su sexo, causo en mi una erección terrible pero me detuve, si no me crees puedes consultarlo con ella.

En ese momento me soltó de las Manos y me beso, lo mire a los ojos supe que no mentía. Salí y me fui directo a la casa se me hizo eterno el trayecto, fui directo ante mi hija y le pregunte si era cierto, que ella busco a Jasón como hombre.

Quise escuchar un no de sus labios, pero en el fondo yo sabia que como mujer me contestaría que si y no me equivoque, si mama yo lo busque, lo admito tal vez me equivoque pero ya esta hecho. El jamás me busco ni me falto al respeto, es mas esa tarde ni me toco.

Por que lo haces le dije puedes hacerlo con tu novio si lo que quieres es hacer el sexo solo dime y trae a tu novio a casa para que no andes en hoteles. Exponiéndote a que alguien te vea y tengas problemas. Sabes que te apoyo, y no me espanto de tus necesidades de mujer.

Dime eres virgen o ya alguien te desvirgo, me miro a los ojos y me confirmo que era virgen, pero dime por que con el, que acaso no te gustaría hacerlo con un chico de tu edad, no mama me contesto, lo deseó como mujer, te lo dijo no como hija si no de mujer a mujer .que podía hacer en ese momento regañarla, pegarle, correrla de la casa

Gritarle que era una inmoralidad, una aberración que la hija compartiera el mismo hombre que la madre, me quede callada, quise decir algo y no me salio sonido de la boca.

Mama solo apóyame lo quiero hacer pero con el, no con otro hombre, que me lastime o me embarace, o lo que seria peor que me contagien de una enfermedad, se que con el no corro ningún peligro al hacerlo, no lo quiero para mi, ni quitarte los derechos que tu tienes sobre el que dices.

La mire y observe en su mirada la decisión de entregarse a el, con mi apoyo o sin el.

Ya no hubo mas palabras nos abrazamos en un fuerte abrazo para sellar mi aprobación de que el la desvirgara.

Y fue de esta forma como Jasón ingreso ala familia desvirgando a mis dos hijas mayores.

Al principio como toda madre tuve miedo de que las cosas no funcionaran, que tal vez estaba llegando demasiado lejos al dejarlas tener sexo con el, que lo platique con ellas les dije miren hijas Jasón es un hombre de mundo se que no las lastimara pero hay algo que deben saber , me da miedo que las lastime con su pene , por su tamaño y grosor, se que la vagina de la mujer es elástica, y se adapta al grosor de cualquier cosa que la penetre, por eso nosotras las mujeres somos madres por que nuestro cuerpo se adapta a los cambios , pero en el caso de ustedes que son vírgenes , su vagina es demasiado estrecha y yo conozco a Jasón se que una vez excitado es difícil que se detenga y no parara hasta estar dentro de la vagina de cada una de ustedes, y temo que las lastime al penetrarlas, además es importante que sepan que Jasón no es hombre de una sola vez, tal vez en esa misma noche o tarde las tome dos veces o tres y siempre estará latente la probabilidad de que las tome por detrás por sus colas por que lo conozco se que lo hará así que es mejor que se olviden de el , pero nunca logre borrar el desanimo en sus rostros.

Hoy en día me siento mas feliz que nunca ya he aceptado la situación con mayor entereza creo que en el fondo tuvieron razón mis hijas al dejar que fuera Jasón y no otro el que marcara su inicio sexual.

Y como lo narre en relato anterior desvirgo a las dos.

Hoy ha pasado los años, me siento mejor que nunca, con una energía enorme, acudo al gimnasio, juego tenis y como soy maestra de ballet y danza me paso horas bailando a veces sola otras veces con mis hijas, me gusta estar en forma, a mis 43 años me dicen que no los aparento que me veo mas joven , y tal vez tengan razón, ya logre superar mi problemas económicos en el que estuve a punto de perder lo que era mió por culpa de las puterias de mi exmarido, logre recuperar gracias a Jasón unas propiedades que me quito el banco , he vuelto a encontrar la estabilidad emocional que toda mujer anhela encontrar y si a esto le agrego que Jasón me da unas cogidas de bruto que me deja hinchada de la vagina para luego tomar su postre preferido que es cojerme por el culo. Nunca he entendido por que a los hombres les gusta coger tanto la cola, si tienen a su disposición la vagina. Pero siempre buscan el culo no se por que.

Mis hijas por las mañanas estudian y yo tengo que llevar a la más pequeña al colegio

Así que por las mañanas estoy sola en la casa, cuando Jasón esta en casa lo tengo para mi sola todas las mañanas de lunes a viernes, si llego de dejar a mi hija y encuentro sobre la cama la crema anal es señal de que me quiere coger la cola.

Así que me preparo me baño, hago mis necesidades para estar vacía del estomago y procuro comer y tomar cosas ligeras.

Jasón me ha comprado un dilatador anal o dildo el cual inserto en mi cola desde el momento que me estoy bañando para que mi ano se dilate y no me duela tanto al momento de que su verga me taladra los intestinos.

No tenemos un lugar fijo para que me coja, pero a mi me gusta ser cogida en la sala de la casa, a el le gusta que yo salga desnuda del baño con el dilatador insertado en el culo, de esta forma me paseo por toda la casa meneando la cola, hasta que logro ubicarlo si no esta en la piscina, esta en la sala o en el comedor, cuando lo ubico me le siento en sus piernas y comienzo a menear mis caderas encima de el hasta que logro levantarle el bulto de su verga , entonces lo tomo de las manos y me lo llevo ala sala me doblo sobre el sillón de la sala dejando a la vista de el mi culo y mi raja, me encanta sentir su lengua es algo que me pone loca , me enloquece la forma como me mama la raja y el culo al mismo tiempo , cuando hago el sexo con el soy muy escandalosa, por que grito , gimo , lo aruño , lo muerdo, tarda mas de una hora mamándome el culo junto con la raja , cuando sus dedos me penetran es la locura para mi , que mis gritos salen de la casa , es mi desahogo sentir como sus manos abren mi concha dejando al descubierto la entrada de mi raja , sentir como su dedo entra en mi abertura vaginal , hasta el fondo. Que soy yo misma la pido que ya me coja, que me ensarte, que empujo mis caderas buscando su verga que me ensarte de un solo golpe.

Toma la crema y comienza a untarme alrededor de mi cola, por los bordes sin sacar el dilatador, cuando lo saca, es la locura para mi sentir como sus manos separan los cachetes de mi culo dejando al descubierto el más íntimo agujero de mi cavidad anal.

Comienza por meterme su lengua, sus dedos, cuando ya no puedo mas mi cabeza es una ruleta de movimientos y mis caderas son una locura como las empujo buscando que su verga me taladre los intestinos de un solo golpe, es para mi en ese momento sentirme en la gloria y en el infierno al mismo tiempo, el infierno por el grito que doy el sentirme completamente empalada, sentir como mi culo se abre, como mis carnes son desgarradas, me duele hasta el alma, la vista se me nubla, lloro, pataleo, le suplico, le imploro que me lastima, que me duele , cuando sus manos se afianzan de mis caderas es la señal de que ya no me soltara, haga lo que haga .

Después viene la gloria, el placer, sentir las latidos de su verga dentro de mi recto, es la locura, sentir como mi culo se doblega, como cobra vida amoldándose al invasor, es una oleada de placer, siento que su verga saldrá por mi boca por la forma como me acribilla el culo sin piedad, cuando siento sus empujes con mas fuerza, es la señal de que su leche esta cerca, muevo mis caderas con furia buscando que su verga me penetre lo mas hondo de mis intestinos , sentir su leche dentro de mi culo es como un bálsamo caliente. Un alivio para mi ano, por lo regular después que me revienta el culo término corriendo al baño.

Yo se que se preguntaran por que me dejo coger el culo si cada vez que me lo hace sufro y gozo a la vez, pero es mas dolor que gozo, pero me gusta complacerlo si hay algo de mi que le enloquece es mi cola, por ese motivo me dejo coger el culo.

Aunque termino adolorida, y sufro cada vez que voy al baño o cuando me siento, pero me siento más mujer por aguantar semejante verga, contenta de ver a mi hombre sudoroso, agitado y feliz de estar conmigo.

Cuando termina de cojerme el culo se deja caer sobre la alfombra de la sala, tomo una toalla y comienzo a limpiarle su verga con la crema.

Después comienzo a mamársela desde la punta de la cabeza bajando por el tronco y los huevos, con mi saliva hago una especie de espuma y comienzo a pasarle mi lengua y la toalla con mi saliva lavándosela.

Me gusta mamársela, me encanta ver como su verga cobra vida nuevamente cada vez que mis labios hacen presión en su verga, es un placer sentir que tengo el control sobre su verga, cuando sus manos hacen presión sobre mi cabeza es la señal de que esta por venirse, que apresuro mis mamadas, abro los mas que puedo mi boca para que el descargue su leche entre mis labios, nunca he logrado meterme toda su verga en la boca pero lo sigo intentando.

Después que me eyacula viene la calma, termino abrazada a el, comemos o desayunamos algo ligero, salimos a nadar desnudos a la piscina y con toda la calma del mundo comienza a preparar el terreno para darme mi premio, me enloquece cuando comienza a mamarme mi concha, cuando sus dedos comienzan a recorrer paso a paso toda la extensión de mi raja, hasta que exploto en un orgasmo.

Sentir como la cabeza de su verga se abre paso dentro de mi concha es la locura, es delicioso sentir como mis labios íntimos se abren al paso de su verga, me siento llena de verga, que me hace gemir, gritar y pedirle que me clave sin piedad así amor toda, soy tuya, lléname, me subo en cima de el y comienzo a cabalgarlo, me gusta montarlo ver su cara de gozo, sentirlo dentro de mi vaina me hace sentir mas mujer, me gusta sentirlo dentro de mi hasta lo mas hondo de mi intimidad, es una sensación única que solo las mujeres que lo han experimentado lo conocen se llama orgasmo, sentir como su verga crece dentro de mi, sentirlo palpitar, es la locura y comienzo a explotar, cuando el acaba dentro de mi los dos caemos desfallecidos, cansados.

Nunca fui una mujer promiscua, de hecho solo tres hombres han pasado por mi vida tuve novios pero solo de mano sudada, hasta que llego oscar desvirgándome a la edad de 15 años, diego mi ex marido y Jasón mi pareja actual.

Cada uno de ellos dejo su huella en mí, con oscar fue mi despertar de niña a mujer de mujer a madre por que fue el quien me estreno y fue precisamente el quien se encargo de preñarme al hacerme madre de mis tres hijas.

De mi ex marido diego no tengo mucho que decir nunca lo ame y el lo supo si me case con el fue por que mis padres arreglaron lo de la boda para callar el que dirán cuando Salí preñada. Pero nunca despertó alguna pasión en mi, solo cojia con el por obligación de ser su esposa, pero nada mas. Nunca se esforzó por saber si yo realmente era feliz con el en la cama, se subía se venia y se dormía era su rutina.

Con Jasón he vuelto a renacer, ha logrado sacar a la mujer que por años estuvo dormida dentro de mí, hoy en día soy más fogosa, mas caliente, hasta cierto punto quiero ser su puta, su hembra en celo.

Me ha devuelto la seguridad, con el a mi lado me siento viva de nuevo, es el hombre de la casa, el amigo, el macho que me hace mujer, el macho que me protege, que me cuida, que me mima, el macho que hace feliz a mis hijas en la cama y fuera de ella, por que siempre tiene un detalle para cada una de nosotras.

Tal vez piensen que estoy enamorada de el por lo que les narro, y que estoy loca por el tamaño de su verga, pero no es así, me gusta por su forma de ser, por saber escucharme, por amoroso, tiene defectos como todo ser humano, igualmente tiene su genio cuando se enoja, y por eso evitamos pelear y conciliamos en los puntos en que no estamos de acuerdo, ahora si a todo eso le agregamos que dios lo doto con semejante verga que mas puedo pedir.

Por eso no culpo a mis hijas de sentirse atraídas por el, tal vez yo tuve culpa al llevarlo a la casa a vivir y no guardar las apariencias y no saber mantener la distancia. Pero creo que fue mas error de mi marido llevarlo y dejarlo que entrara por la puerta grande sin que el se detuviera a ver que pasaba a su alrededor.

Estaba muy ocupado con sus amantes y con el vicio del juego que no logro ver que su mujer estaba a un paso de entregarse a otro hombre, que solo se detenía por la lucha interna que libraba dentro de ella misma.

Me gusta platicar con mis hijas, estar en contacto con ellas saber como se sienten, le pregunte en una ocasión a la mayor de cómo se sentía, contestándome que bien.

Sientes placer al hacerlo con el o aun te lastima cuando te penetra, no mama ya no

Al principio me dolía cada vez que el entraba en mi, pero ahora ya no.

Es normal le conteste tu cuerpo ya sufrió cambios, y uno de ellos fue que tu vaina se tuvo que abrir al máximo para alojar el pene de Jasón dentro de ti, por eso sangrabas las primeras veces, pero ahora ya es diferente tu cuerpo y tu vagina se han estirado y adaptado al pene de el.

Con mi otra hija platique mas o menos lo mismo, y obtuve la misma respuesta que su hermana.

Mis hijas salen con sus amigas, amigos, van al cine, a la disco, tiene novio como cualquier chica de la edad de ellas.

Pero algo que siempre procuro saber es con quien salen, con que chico andan etc.

En una ocasión le pregunte a una de ellas como vas con tu novio, por que ya no lo he visto por la casa últimamente, peleaste con el, terminaron o que paso.

No mama me contesto lo que pasa es que me enfada, por que le pregunte.

Dime ya te acostaste con el, si mama ya me entregue a el me dice.

Usaron preservativo, si mama usamos condón.

Y que paso le dije, es que no me llena, no me satisface, por que le conteste.

Es que no tarda nada dentro de mí, no me calienta, luego me lo quiere meter sin que yo este lubricada, y me lastima, y además lo quiere hacer a cada rato.

Ya platicaste con el, si mama me dice pero no me escucha es demasiado impulsivo.

Un domingo Salí a nadar a la piscina, temprano con Jasón, cuando llegaron mis hijas

Que todas armamos tremendo alboroto, Jasón salio de la piscina un rato y se tendió a tomar sol, logre observar como se le marcaba el bulto en su entrepierna, en verdad era impresionante ver como le crecía que me parecía imposible que mis hijas y yo pudiéramos albergar semejante verga en nuestra intimidad.

Fue Rosa mi hija la mayor la de la ida de salir a comprar unas hamburguesas que salio por el lado mas hondo de la alberca, lo que ocasiono que se tuviera que inclinar para poder salir, sacando su trasero y quedando de rodillas sobre la alberca con el culo al aire. La panorámica que ofreció no paso inadvertida para Jasón que la regreso a ver.

Por la tarde las tres se fuero al cine, así que me quede sola con Jasón toda la tarde para nosotros dos.

Esa vez me cojio en la alberca y terminamos en el jardín, tendí las toallas y me acosté de espaldas a el mostrándole descaradamente todo mi sexo, separando con mis manos los labios de mi raja para que le tuviera una panorámica de mi concha.

Me sentía sedienta de verga, que comencé a dedearme yo sola, cuando el vino sobre mi me dio su verga a mamar se la mame como loca, como una puta, el hizo lo mismo conmigo comenzó a mamar mi concha que le atrape su cabeza con mis piernas evitando que dejara de mamarme. Cuando se dispuso a penetrarme mi concha era una laguna de lo encharcada que estaba por mis jugos íntimos.

Cuando lo sentí llegar hasta el fondo de mi vagina le pase las piernas por su cintura, evitando que se saliera de mi,

Quiso zafarse de mi y no lo deje, lo apreté con mis piernas evitando que me sacara su verga, tómame así amor, rómpeme, vente, anda amor soy tuya, lléname de tu leche,

Un sudor recorría mi cara, solo mis gritos y los gruñidos de el se escuchaban en ese momento de locura, párteme, soy tuya, lo mire a los ojos y se me quedo viendo.

Me saco toda su verga, y con su dedos comenzó a embarrar de mis propios jugos, mi culo sabia lo que venia era obvio que me quería coger el culo. Y quien era yo para impedírselo, tomo mis piernas y me las alzo en alto dejando mi culo a su merced.

Me miro y me dijo te voy clavar la verga hasta el estomago

Espere aguantando mis temores que mas podía hacer.

M e tomo de la cintura y me encajo su verga en mi culo, comenzó a darse el gusto, empujando su verga hasta el fondo solté un quejido y me tense tratando oponer resistencia cerrando mis nalgas, basto un dedo de el en mi vagina para que lo dejara hacerme.

El estaba como loco, tienes un culo que me enloquece, me quema la verga, me la estruja me decía. Me la saco del culo y me ensarto por la vagina estuvo así penetrándome simultáneamente.

No puedo explicar como, pero es que la verdad de pronto comencé a estremecerme, me tense de una manera incontrolable, intente olvidar las molestia que su verga me provocaban en mi ano.

El sudaba del esfuerzo su sudor caían sobre mi senos y mi pelvis, era realmente una cogida brutal casi animal, que me corrí de una manera salvaje que me hizo gritar, gemir putear y revolcarme totalmente fuera de mis cabales.

Terminamos desfallecidos, jadeando salvajemente, me pase la mano por mi nalgas ya que me sentía mojada, me tente el culo lo tenia todo abierto, me ardía, mi mire los dedos de mi mano y tenia sangre, el muy cabron me desangro del culo.

Nos quedamos acostados sobre el jardín desnudos, platicando, yo le acariciaba su verga recostada sobre su pecho, de vez en cuando sentía punzadas de dolor en mi cola ,sabes Selene me dice no puedo evitar el querer coger a tus hijas por la cola, es algo que llevo metido en la sangre, y no puedo apartarlo De mi mente.

Yo lo intentases le pregunte. – si me contesto pero nunca a fondo, solo superficialmente con mis dedos pero nunca con mi verga.

En ese momento no quería ser yo, la que estuviera con el escuchando sus palabras, yo sabia por experiencia que el no se detendría hasta romperles el culo a mis hijas, si antes no lo hizo fue tal vez por que se contuvo por mi pero ahora ya las cartas estaban sobre la mesa y no había nada que ocultar

Nos que damos platicando toda la tarde y parte de la noche hasta que el frió nos obligo a entrar a la casa.

Durante esa semana el viajo a la ciudad de monterrey por negocios, por lo que tuve el tiempo necesario para platicar con mi hijas.

No sabia de que forma abrir el tema, y platicarlo con ellas que comencé por platicar de su escuela de sus exámenes hasta llegar al tema del sexo.

Fue que comencé con mi interrogatorio se acuerdan el día que platicamos que ustedes dos me pidieron tener sexo. Si mama lo recordamos.

Recuerdan que les comente que Jasón no era de una sola vez y que tal vez las tomara de su cola. – si mama me contestaron.

Díganme ya intento el tomarlas por detrás.

No me contestaron,-por lo que les dije miren yo estoy encantada de poder aconsejarles pero necesito que ustedes me ayuden contándome de si el ya lo intento o no, por que se que le lo hará tarde o temprano.

Si mama ya lo intento conmigo me dice rosa y que paso le conteste.

Nada solo fueron sus dedos, y contigo erica, ha pasado algo.

Si sus dedos solamente y una vez su pene pero me dio miedo y no quise hacerlo.

Hubo un momento de la platica que me quede pensando, como era posible que yo estuviera platicando con mis hijas del sexo anal que me sentí mal pero sacudí la cabeza a esas alturas ya no podía retroceder pero aun cabía la posibilidad de que ellas tomaran su camino y dieran por terminada su relación con el.

Así que comencé a decirles miren hijas conozco a Jasón mas que ustedes se que han gozado con el, en un principio pensé que todo esto era una inmoralidad por dejarlas tener sexo, pero aun estamos a tiempo de rectificar, ustedes como yo ya no somos una niñas, y yo se por experiencia que Jasón intentara tomarlas por detrás estén ustedes de acuerdo o no por que fueron ustedes mismas las que se metieron ala cueva del lobo al buscarlo a el. Y el ahora quiere el platillo completo junto con el postre.

Pero si ustedes en este momento dan por terminada su relación con el, yo hablare con Jasón y le comentare que ustedes dos han dado fin ala relación que las unía a el.

Pero tendrán que cumplirlo. No me contesten ahora mañana me dan su respuesta.

Al día siguiente yo era un manojo de nervios en el fondo yo ya quería que ellas dieran fin a la relación, pero después pensé no como madre si no como mujer y dije en voz alta tal vez ninguna de ellas renuncie a el.

Fue erica la que toco el tema primero. – mama puedo hablara contigo, — si dime

Es sobre lo que platicamos ayer, — OK dime te escucho, y me quise adelantar a los hechos de seguro ya has dado por terminada la relación.

En eso estábamos cuando llego su hermana rosa la mayor, y escucho mi comentario de poner fin a la relación de ellas con el.

No mama me dice rosa yo lo quiero hacer, — y yo igual afirmo erica.

Bueno les dije es su decisión pero como madre les tengo que decir que no es muy placentero el sexo anal, duele mucho, arde, te quedas con molestias por semanas, y lo mas importante el dolor es mayor que cuando las desvirgo.

Quise hacer que se retractaran, que se asustaran, que dejaran todo pero nunca logre que retrocedieran.

Mama me dicen las dos, sabemos que el te lo hace, por eso queremos que nos ayudes,

No lo hacemos por el, pero en el fondo tanto mi hermana como yo sabemos que un día nos lo van a coger, si no es Jasón, será otro, tal vez mi marido cuando case. Por eso queremos que nos ayudes. Por que en el fondo mama nos queremos parecer a ti nos gusta tu forma de vestir, de moverte, de comportarte, todo de ti nos llama la atención así que enséñanos tus armas de mujer.

Las tome del brazo a cada una de ellas y las lleve a mi recamara, platicamos largo y tendido sobre el tema, al ultimo les di una crema a cada una, tome mi estuche del cajón de mi buró y saque el paquete de dilatadores que Jasón me compro para dilatarme del ano. Les di uno a cada una, les comente que el día que lo fueran hacer estuvieran ligeras del estomago, que el dildo lo lavaran muy bien antes de usarlo para evitar infecciones.

Que comenzaran a usarlo poco a poco al principio al acostarse para dormir , después conforme ellas lo aceptaran, lo usaran regularmente, que al principio es molestoso usarlo, que una se siente incomoda , molesta, por traer insertado dentro de la cola un objeto extraño, pero que después se olvida, y se hace parte de una misma.

Fue lo que platique con ellas, cuando Jasón llego platique con el pidiéndole un tiempo prudente para que mis hijas se acostumbraran al dilatador anal.

Ya no se platico más del tema y me olvide del mismo.

Fue por azares del destino que me toco presenciar el día que Jasón les rompió el culo a mis hijas

La primera fue rosa la mayor, en esa ocasión fue en unas vacaciones en playa del carmen México, a una hora de Cancún un lugar en verdad hermoso.

Llegamos a un hotel llamado bahía príncipe o algo así no recuerdo bien.

Pero lo que si recuerdo es como se dieron las cosas esa noche salimos a cenar los cuatro, y caminamos un rato por la playa, recuerdo que alguien grito que había noche mexicana en la disco del hotel y acordamos ir un rato. Ya que al siguiente día contrate un tour para Valladolid y tenia que pararme temprano.

Nos fuimos a cambiar a la suite, fui una de las primeras que termine de cambiarme, por lo que fui a la habitación de mis hijas, cuando llegue estaban por salir, cerramos y como a los primeros pasos rosa comento que olvido algo por lo que regreso, no tardo mas de 15 minutos pero note que se venia limpiando las manos, que se te olvido le pregunte – ah mis toallas por que ando en mi mes me contesto

Pero de inmediato me llego el olor de la crema anal que les di, y conozco perfectamente su olor el cual es inconfundible para mi olfato, la deje que caminara delante de mí y alcance a notar que se pasaba sus manos por la falda como alisándola, pero sus manos la delataron por que se las llevo al centro de sus nalgas como asegurando que no se notara lo del dildo en su trasero.

Llegamos a la disco y para no variar esta se encontraba al tope de gente al grado que era casi imposible caminar, no se como pero Jasón logro conseguir una mesa de las ultimas

Nos sentamos y pedimos una botella de tequila, comenzamos a entrar en el ambiente de la disco. Rosa tomo a Jasón de las manos y lo llevo a bailar, ha erica y mi hija Lorena las sacaron a bailar unos españoles huéspedes del hotel y se fueron yo no quise moverme y me quede viéndolos.

No tarde mucho tiempo en observar que mi hija rosa, con frecuencia pasaba su mano por sus nalgas, y se detenía en el centro de ellas, pensé que era tal vez por la música y el ambiente, pero cuando Jasón la tomo de la cintura y bajo sus manos hacia el culo de ella, fue cuando ella se comenzó a reír y le quito la mano de sus nalgas, por la cara que puso el imagine de lo que se trataba, mi hija se acerco al oído de el y no se que le diría pero fue cuando el volvió a tocarle el culo con la manos como buscando algo entre sus nalgas, fue ahí que me di cuenta que rosa trae el dilatador insertado en su cola.

Terminaron de bailar y Jasón ya no la dejo sentarse lejos de el, incluso la sentó en sus piernas como si mi hija fuera su pareja y de hecho lo era, nadie del hotel conocía nuestro secreto, los estuve observando y note el grado de excitación por la cara de Jasón supe que esa noche la rompería del culo,

Observe mi reloj y vi. Que ya era tarde por lo que les hice señas de que si nos marchábamos, con señas rosa me dijo que no que mas tarde, Salí a bailar con Jasón un rato, por lo apretado de la pista quedamos pegados así que me di cuenta que su verga estaba al máximo de tensa. Le pase la mano por el bulto y el solo sonrió, lo bese en la boca lo rodee con mis brazos del cuello, le talle mi sexo en su bulto, me le acerque y le susurre en el oído, sabes no puedo evitar que mi hijas estén locas por ti, y ya me di cuenta que rosa, esta a punto de darte la parte mas intima de una mujer su culo, dime es hoy la primera vez o ya antes te lo dio. Me beso y me abrazo contra el, — no amor me dice hoy es la primera vez que la en culo. –solo te pido que no la lastimes y que seas delicado con ella, tu mejor que nadie sabes que mis hijas llegaron vírgenes a tu lado y que tu has logrado despertar en ellas el deseo y la pasión. Por eso mismo te pido que no la dañes.

Vete a la habitación me dice tu misma veras que no la lastimare.

Dejamos de bailar y pretexte irme a dormir por lo de mi tour, me lleve a Lorena y erica a regañadientes ya que no querían dejar el disco.

Nos fuimos las tres a dormir a la habitación de erica con rosa dejando mi habitación para Jasón y rosa con el pretexto de que rosa junto a Jasón se que darían a dormir en mi habitación por que ellos llegarían de madrugada.

Espere paciente que mis hijas se durmieran y abandone la habitación, le mande un mensaje a Jasón al celular era el señal en cualquier instante llegaría con ella.

Deje la recamara en penumbras, y me metí al closet, ese bendito closet que algunos hoteles aun tienen con puertas.

No paso mucho tiempo en que ellos llegaron, por los besos que mi hija le daba note que estaba caliente, sus besos eran largos y calientes, al mismo tiempo que las manos de el resbalaban por sus nalgas de ella, comenzó por quitarle el vestido dejándola con los pechos al aire y las bragas solamente, las manos de el volaban por el culo de mi hija, por su sexo, su boca de el recorría el cuello, su espalda, sus senos, cuando la tuvo desnuda comenzó a pasarle la lengua por la raja, el se sentó sobre la orilla de la cama y se la acostó en sus piernas boca abajo dejando el culo de mi hija a la vista de sus ojos, manos y lengua , separo con sus manos las nalgas de mi hija y le saco el dilatador, mi hija solo movía las nalgas frenéticamente de una lado para otro, la lengua de el comenzó

A trabajar en la cola de ella .de una forma feroz insertaba su lengua hasta lograr que mi hija se delatara presa de la excitación que en esos momentos sentía.

La deposito sobre la cama y al momento se desnudo, cuando mi hija vio la verga de el la tomo con sus manos y se la llevo ala boca comenzando a mamarla, haciendo un esfuerzo por meter la cabeza en su boca.

Los dedos de el no perdieron tiempo y comenzó a dedearla de su vaina, mi hija por sus gestos y gritos se le notaba que estaba en la gloria. Sus gemidos se habían apagado para dar paso a sus palabras, me gusta amor, hace tuya papi, cómeme me enloqueces.

La lengua de el le estaba provocando una acabada terrible, cuando el veía que ella se desmadejada, la dejaba y comenzaba a morderle las nalgas, así la tuvo no se cuanto tiempo, pero de una cosa me di cuenta que mi hija había perdido la compostura de señorita y de niña bien, por la palabras que brotaban de su boca.

Cojeme amor, hazme tuya, clávame, sus caderas comenzaron a rotar con desesperación buscando la verga del macho.

Se subió, sobre ella, le ordeno, ábrete, ábrete, como tantas veces me lo dijo a mí.

La clavo de un solo golpe, hasta la empuñadura, observe a mi hija con los ojos en blanco presa del éxtasis, y comenzó a bombearla, lento, pero ala vez fuerte, le dio una cogida fenomenal en esa madrugada, la cargo para ponerla de cuatro sobre la cama con su verga dentro de ella, lo demás fue escuchar los gemidos, el ruido de sus huevos al chocar con las nalgas de mi hija.

Lo observe tomar la crema, y comenzar a meterle un dedo a mi hija por su culo, lo sacaba y lo metía primero fue un dedo después observe que fueron dos, hasta tres dedos.

Si mi hija en algún momento estuvo nerviosa ya no lo estaba en absoluto, su cara, los gritos, y el meneo de sus caderas la delataba. El ya no espero mas tiempo lo vi. sacar su verga de la concha de mi hija, el se separo de ella unos minutos , lo que aprovecho para ponerle crema a su verga, regreso a ella acostándola sobre la cama boca bajo tomo las almohadas y las coloco sobre su vientre dejando el culo de ella a su merced.

Regreso al culo de ella ensalivándolo, y con sus dedos le unto dentro del recto más crema, mi hija comenzó a mover el culo frenéticamente al contacto de los dedos de el.

La estuvo dedeando del culo largo tiempo alternando su lengua, llego un momento que mi hija quedo presa de una excitación salvaje, y comenzó a mover su culo buscando el contacto de la verga de el.

Fue la señal que el buscaba, tomo su verga con la mano y la guió al culo de mi hija, dio comienzo una lucha entre ambos, mi hija por escapar y el por no dejarla ir.

Cuando la cabeza de su verga de el logro vencer la resistencia del esfínter de mi hija, rompiendo todo a su paso, escuche el grito ahogado de mi hija, comenzó a boquear como pez fuera del agua, sus ojos se abrieron como platos, comenzó a llorar, a querer zafarse, cuando el la afianzo de sus caderas con sus manos supe que no la soltaría, en ese punto lo conocía muy bien, una vez que su verga esta dentro no la saca, dejo de moverse, estuvo quieto dentro de ella, por mas de 15 minutos observe a mi hija como muerta, desmayada, con la mirada perdida, y jalando aire con desesperación, sus ojos eran un rió de lagrimas.

Comenzó a penetrarla despacio primero, después con más furia, le sacaba la verga y volvía a enterrarla, cada vez que salía de ella miraba el ano de mi hija era una enorme boca en forma de o. La habitación se lleno del olor característico del sexo anal.

Creo que en ese momento el se acordó que yo lo estaba observando y quiso dar por terminada la cogida a su culo, que se separo de ella, pero solo fueron breves segundos que la soltó, fue cuando mi hija reacciono lo regreso a ver e intento pararse, no la dejo y comenzó de nuevo a penetrarla esta vez su verga entro con mas facilidad.

La paro de la cama y la acostó de espaldas con sus senos apuntando al techo, la tomo de las piernas y se las alzo dejando su ano a la vista, la volvió a ensartar en esta posición alternando sus cogidas con su vagina y su ano.

No tardo más de 25 minutos limándola, mi hija era una muñeca en sus manos, emitió un gruñido y se dejo caer sobre ella desfallecido. Pasaron mas de 10 minutos para que mi hija reaccionara, quiso levantarse pero no pudo el la ayudo a incorporarse.

Ella inmediatamente se fue al baño, fue el momento que yo aproveche para salir de mi escondite, mire el reloj eran las 5.30 AM.

Escuche que lloraba dentro del baño y supe por lo que pasaba, me acerque ala puerta del baño, y le pregunte estas bien rosa—no me contesto, la llame de nuevo rosa estas bien,

— si mama, mire la cama, el seguía acostado sobre ella, le dije que se parara, y levante las sabanas por fortuna no se habían manchado.

Cuando mi hija salio del baño enredada con la toalla, se sentó sobre la cama, que haces aquí mama,– como llegaste, — no le conteste solo la mire como te sientes le dije – no me contesto y lo regreso a ver, Jasón se metió a bañarse.

Fue que tome a mi hija de su cara con mis manos y la mire a los ojos, vez te dije te lo advertí que lo dejaras, comencé a peinarle sus cabellos con mis manos, ella solo sonrió, y me contesto – dejarlo – hay mama, después de lo que soporte hoy crees que lo voy a dejar, lo difícil es comenzar o no.

No le conteste solo sonreí.

Anduvo adolorida mas de una semana del trasero, lo sabia por que ella misma se delataba por el rictus de dolor que hacia al sentarse y sus gritos al ir al baño.

Regresamos de vacaciones ala semana siguiente, en la que no puedo negar que me la pase muy bien junto a mis hijas.

Con erica sucedió de la siguiente forma recuerdo que fue un sábado, lo que no recuerdo es el motivo por el cual mi hija se quedo en casa sola creo que esperando al novio o a las amigas, lo que nunca supe fue por que el novio o las amigas no llegaron.

Cuando yo ingrese a la casa no abrí el portón por que no entre con el auto si no que lo deje sobre la banqueta para evitarme perder tiempo ya que tenia que regresar a casa de una amiga, escuche risas junto al alberca, seguido de un gran alboroto, pero no le di importancia. Y enseguida me fui al baño.

Lo que llamo mi atención fueron unos gemidos como si alguien estuviera haciendo sexo por lo que me gano la curiosidad, como mi recamara da ala alberca y solo me separa el jardín, así mismo tengo un ventanal que me permite observar de adentro para afuera pero no de afuera para adentro. Fue que logre ver a mi hija salir de la alberca semidesnuda, con los senos al aire libre, y solo con bragas, a Jasón no lo vi.

Y pensé que estaba con el novio por lo que no quise hacerles perder el encanto y evite encender la luz.

Me dispuse a cambiarme de ropa y de nuevo los gemidos me hicieron regresar al ventanal. Esta vez los gemidos eran mayores y con más intensidad fue cuando los vi. Jasón tenia a mi hija tomada de la cintura recargada sobre el muro de la alberca, por la cara de mi hija y sus gemidos deduje que los dedos de Jasón estaban en su vagina y no me equivoque ya que Jasón tiene la costumbre de que cuando te esta insertando los dedos se los lleva a la boca para chupar los jugos íntimos.

Quise irme y dejarlos pero mis pies no se movieron que yo misma me sorprendí de estar espiando a mi hija.

Esos minutos que perdí de estar pensando si me iba o me quedaba fueron valiosos que cuando regrese mi vista sobre ellos los dos se encontraban completamente desnudos, Jasón comenzó a comerle los senos mientras sus manos le acariciaban las nalgas junto toda su raja. Observe como mi hija lo abrazo y comenzó a besarlo, le tomo la verga con una de sus manos y comenzó a tallarle su sexo, a gemir, se bajo hacia la verga de el y comenzó a mamarle su verga con desesperación, el la cargo y la deposito sobre uno de los camastros de la alberca y comenzó a mamarle la raja, fije mi vista en mi hija y en ese momento su rostro era una mueca de gozo provocada por la lengua de Jasón en su sexo. Uno de los dedos de Jasón comenzó su ataque de exploración en la vaina de mi hija, hasta mis oídos llegaban los gemidos de mi hija, junto con sus palabras, despacio amor me lastimas, despacio OH, despacio.

La acostó bocabajo dejando su culo al aire, con sus manos le separo sus nalgas, y comenzó a olerle el culo, fue en ese momento que observe que mi hija tenia dentro de su recto el dilatador anal.

La lengua de Jasón comenzó la tarea de mamarle la cola, cuando paraba de mamarle el culo le mordía las nalgas, sus dedos comenzaron a trabajarla en su concha y en su ano.

La excitación hizo presa de mi hija que comenzó a gritar, y mover el culo de una forma impúdica, fue lo que el aprovecho para meterle dos dedos en su recto.

La escuche quejarse despacio, despacio, amor, el simplemente ya no se detuvo, lo mire a la cara y su verga era el fiel reflejo de que se encontraba en su máxima erección, la verga la tenia a punto de reventar, la cabeza de su verga era una bola de carne.

Mi hija sus gritos la delataron presa de la locura buscaba con desesperación que la verga de el la empalara, se voltio de frente a el y se abrió de piernas le observe su sexo hinchado, mojado, como no observarla si la tenia a unos pasos de mi, solo el vitral me separaba de ellos, así que observe cuando la tomo de las piernas y se subió encima de ella y comenzó con su verga a empujar en la cueva de mi hija.

Me matas, me matas, amor ah me duele pero me gusta así dame soy tuya eran la palabras de mi hija.

De una cosa me di cuenta que su vaina ya se había adaptado al tamaño de la verga de Jasón, por que ya no observe en sus ojos un rictus de dolor cuando el la ensarto al contrario ella lo rodeo con sus piernas evitando que el saliera de su concha

Esta por demás decirle que ya no me moví de mi sitio temí que cualquier ruido me delatara. Estuvo dentro de ella gozándola de una forma que no tengo palabras para describir lo que observe, pero de una cosa si estaba segura esa tarde el la sodomizaría por el culo.

Que hiciera ella lo que hiciera ya no la dejaría hasta poseerla por el ano.

Termino por venirse en su concha.

Mi hija quedo con los brazos extendidos en forma de cruz y sus piernas abiertas al máximo, observe que de su sexo escurría semen de el por los muslos de ella.

El no perdió mucho tiempo con la verga semiflacida se paro y se la puso en la boca

Mi hija abrió los ojos y sus labios y comenzó a chupársela. El acostó a su lado y comenzó con su labor de mamarla de la concha otra vez. Sabía que se disponía a tomar el postre del culo de mi hija y comenzó a darle una mamada por todo su culo junto con su raja para vencer las resistencias de mi hija y romperla del culo.

Con las manos le separaba sus labios para meter lo mas profundo la lengua, si hay algo que a mi me derrite es que me mamen la concha, creo que mis hijas me lo heredaron por que sus gritos de gozo la delataban. Con la lengua logro ensalivarle todo el culo,

No le costo ningún trabajo separar su nalgas y comenzar a meterle el dedo en el culo de mi hija, cada vez que le metía un dedo lo hacia lento, como buscando que ella aflojara su esfínter, dando vueltas al nudillo del dedo dentro del recto de mi hija. Comenzó con un dedo y termino con tres dentro de su culo, logre ver como el ano de mi hija se distendía cada vez que el le metía los dedos.

Tardo mas de una hora en esa posición de estarla dedeando de su culo, hasta que el logro que su verga estuviera de nuevo parada gracias a la boca de mi hija.

Fue cuando la coloco boca abajo colocándole los hules espuma en su pelvis dejándola en 4 patas como si fuera una perra se para detrás de ella y comenzó a olerle el culo vi. Como le pasaba la lengua por el centro de las nalgas y con la nariz le olía el ano como si fuera un perro, la tuvo así por más de 15 minutos hasta que mi hija le gano la excitación y la fricción de la lengua de el dentro de su recto que comenzó a quejarse y mover la cabeza de un lado para otro, rotando las nalgas como buscando que la empalara.

Fue la señal que el esperaba no tardo mucho en ponerse de pie. Dio solo un paso y tomo el aceite bronceador, comenzó a embarrase en toda la verga, le puso en las nalgas de mi hija le separo los cachetes del culo y le aplico en el ano, con sus dedos de el comenzó a introducírselo por el recto, lo que sobro se lo aplico otra vez a su verga.

Yo estaba en ese momento presa de una locura jamás imagine que me causara placer ver a mi propia hija tener sexo, estar a centímetros de ellos solo separados por un vidrio.

En ese momento el la tomo de las caderas y se dispuso a clavarla, un sudor frió me recorrió mi espalda al ver cuando el se tomo la verga con su mano, y apunto al culo de mi hija y comenzó por alojar la cabeza dentro de su culo. Me parecía imposible que la verga de el lograra entrar en mi hija, comenzaron los gritos de mi hija, su intento por zafarse de el, intento detenerlo con una de sus manos, quiso levantarse, no logro hacerlo

En ese primer intento el no logro ensartarla y la soltó mi hija cayo de bruces sobre el camastro como muerta sin fuerzas jalando aire con desesperación.

Ya si amor, ya me duele es muy grande. Eran sus palabras, ese fue el error de mi hija no escucharme, yo se como es Jasón sabia que no l a dejaría hasta tenerla empalada, pensé en salir y ayudarla pero sabia que ni así la soltaría.

Comenzó con su ataque de nuevo el acomodo de nuevo y otra vez su lengua comenzó a hurgar su ano, tomo el aceite y se aplico en su verga, tomo el boto y le vació en su culo se lo aplico con los dedos. La comenzó a besar en la boca a morderle los pechos, que casi la hizo gritar, le tomo una de las manos a mi hija y se la llevo a su verga, mientras la besaba en la boca, no tardo en volver a excitarla, cuando su lengua volvió a mamarle el culo y sus dedos comenzaron la tarea de volver a meterse en el recto de mi hija.

La mamada del culo causo el efecto que el buscaba en mi hija por que cada vez que le metía un dedo mi hija reculaba como buscando que el dedo entrara en lo mas hondo de ella. No alcance a escuhar las palabras de el pero si escuche cuando mi hija le dijo te amo Jasón, por favor no me lastimes, quiero ser tuya pero me duele ayúdame.

Su cara de mi hija la delataba por una parte su cara era el fiel reflejo del temor de verse empalada por la verga y el dolor que le causaría, pero por otra su cuerpo y la rotación de sus nalgas delataban su grado de excitación.

Fue ella misma la que se acomodo en el camastro quedando su cara y sus senos boca bajo y sus caderas al aire junto con su culo.

El no necesito mayor invitación solo le acomodo los hules espumas para que su verga quedara a la altura del culo de mi hija la tomo de las caderas y la sujeto con fuerza dejando su peso sobre mi hija, y comenzó la lucha de el por romper la resistencia del esfínter del culo de mi hija, fueron como 3 minutos en los cuales batallo por alojar su verga dentro de su recto, cuando logro entrar en ella, le tapo la boca con su mano ahogando el grito que mi hija emitió, no tengo palabras para describir las patadas que mi hija dio en su intento por zafarse, de cómo sus manos lo arañaron, decirles que no lloro es mentirles, sus ojos se abrieron como platos, mientras sus lagrimas escurrían por sus mejillas, cuando la mano de el por fin la soltó de la boca, jalo aire con desesperación, boqueando como pez fuera del agua.

Ya por favor salte, salte, me matas amor, salte, me lastimas Jasón por favor, salte me matas hay dios que dolor.

Yo sabia que Jasón apenas comenzaba y no me equivoque cuando vio que mi hija dejo de oponer resistencia, comenzó a entrar en ella con toda su verga.

Comenzó a cojerla bufando por el esfuerzo de estar dentro de ella, se bajo de ella y la acostó de lado le levanto una pierna y comenzó de nuevo a entrar en ella.

Mi hija después de su intento por zafarse ya no opuso resistencia y se dejo llevar, fue una muñeca en las manos de el.

Solo el ruido de sus huevos al chocar en las nalgas de mi hija se escuchaba, por los gritos de mi hija sabia que respiraba, que seguía viva. No tome el tiempo que el estuvo dentro de su culo de mi hija pero fue el suficiente para lograr que mi hija quedara como muerta. Tenía la mirada pérdida, jalando aire con desesperación,

Jasón emitió un grito que asemejo a un gruñido era su señal de que estaba por inundar el culo de mi hija con su semen y no me equivoque por que el instante se dejo caer de espaldas a mi hija con la verga llena de mierda y sangre, era como una mezcla entre sudor, sangre, excremento que me llego de inmediato a mi nariz el clásico olor del sexo anal.

Después del sexo los dos se quedaron tendidos mi hija quedo inmóvil con la vista fija al cielo. Fue Jasón el primero que reacciono la tomo sobre sus brazos y la cargo para entrara a la casa con ella.

La deposito en la sala. Estuvo con ella largo rato.

Fue en ese lugar que logre escuchar las palabras de mi hija.

Te amo Jasón, gracias por darme esta tarde tan especial, gracias por darme la oportunidad de ser como mi madre.

Las palabras de mi hija quedaron grabadas en mi mente, de una cosa estaba segura de que estaba enamorada de el. Solo de esta forma puedo explicar que ella se entregara de la forma como lo hizo, aunque en el fondo reconocía que Jasón era mió.

A la mañana siguiente no se levanto y yo sabia el motivo, subí a su recamara y la encontré acostada aun, le di un beso y la abrase, como te sientes le dije, cansada me dice – si lo se le conteste, — hay mama lo viste verdad,– si, ya no me contesto.

Me abrazo y me dio un beso y me dice gracias por ser mi madre y compartir tus secretos conmigo.

Anduvo adolorida y llorosa por una semana pero se repuso.

Petra la cocinera es el mudo testigo de lo que acontece en la casa, un día me dice señora si mis padres me hubieran dado la confianza que usted les da a sus hijas de pendeja me caso. Solo me solté a reír de su comentario, hay petra que ocurrencias las tuyas.

De esta forma es mi vida familiar, solo les aclaro no soy una maquina de sexo ni Jasón un superman ni mis hijas están todo el día abiertas de piernas.

Solo somos seres humanos, una cosa que me asombra es que de mis hijas no siento celos cuando el las cojeé pero si lo veo con una mosca muerta de esas que se dicen damas de sociedad me pongo furiosa, por que se que no son mas que unas putas tapadas.

Este relato lo platique con mis hijas y estuvieron de acuerdo en que lo publicara mas bien los 4 estuvimos de acuerdo en darlo a conocer pero siempre y cuando manteniendo nuestra identidad a salvo.

De mi hija la menor esta por cumplir sus XV años aun es pequeña pero nada de esto se le ha ocultado.

Dejo mi email el de mis hijas y el de Jasón como lo dije en mi anterior relato prometo contestar siempre y cuando tenga el tiempo disponible, de mis hijas y Jasón espero que igualmente contesten.

Me despido su amiga Selene

selenevaldovinos@hotmail.com

erickabriss@hotmail.com

rosagarzon7@hotmail.com

oscarmartinmarzo1967@hotmail.com

Mi padre y yo

Desde que supe que era gay me interesé en mi padre. Él y yo siempre tuvimos una relación muy estrecha, eras buenos amigos, y de mis padres era el bueno pues mi mamá se encargaba de castigarme y él de consolarme. Pero lo que me interesaba de él era su físico. De 43 años, Francisco, mi padre se cuidaba mucho, iba frecuentemente al gimnasio y de vez en cuando montaba bicicleta los domingos.

Cuando cumplí 18, ya sabía que era gay, pero aún no había tenido ninguna experiencia con otro hombre, aunque chateaba con algunos por Messenger. Yo practiqué fútbol desde los 15 años así que para este entonces ya, en mi cuerpo, se veían los frutos del entrenamiento. Pero como entraba a la U tenía que dejar de practicar así que mi papá me ofreció que lo acompañara a su rutina del gimnasio. Lo que me pareció extraño fue la forma en que me lo ofreció, estábamos en la finca de mi tío Iván y estábamos él y yo en el jacuzzi.

-Hijo, ahora que no podrás ir más a tus prácticas de fútbol ¿no te gustaría ir conmigo al gimnasio? – se acercó a mí

-Pues no sé, creo que tendré mucha carga académica –

-Hijo, tienes un cuerpo muy bien formado, lindos pectorales – me sentí incomodo – y debes cuidarte, mira que a mí me gusta verte así –

A pesar de decirme que le parecía lindo, lo vi como una expresión paternal. Sin embargo…

Dos semanas después ya había empezado a ir al gym con mi papá. Debo admitir que fue una decisión correcta pues me encantaba verlo después de la rutina, todo sudado, sobre todo en su espalda. Y lo mejor era cuando íbamos a las duchas, mi papá se mostró totalmente desinhibido conmigo y se desnudaba sin problema aunque yo estuviera presente. Lo cual me ponía al cien, tenía una polla de unos 19 cm., y gruesa muy gruesa como me gustan. Como me ponía tan dura no lo dejaba verme desnudo pues me arriesgaba a que él se enterara de mi secreto, entonces lo esperaba y luego me duchaba, además me gustaba verlo salir de la ducha, mojado, con gotas de agua escurriéndose por sus firmes pectorales, sus tetillas se ponían duras por el frió; sus duras, grandes y rosadas tetillas objeto de mi deseo nocturno.

Una vez fuimos el domingo al gimnasio y como era un fin de semana festivo estaba casi vacío. Hicimos la rutina juntos. Cuando estábamos haciendo abdominales mi papá se ofreció a ayudarme con ellos, se arrodilló encima de mis piernas y con sus manos apretó fuerte mis muslos. Me incomodó un poco la verdad pero seguimos así hasta terminar.

Ya en el vestidor se quitó la camisa y  la sudadera, me encantó ver su velludo torso otra vez.

-Hijo, ¿por qué nunca te desnudas delante de mí? Yo soy tu padre y ya te he visto. O ¿te avergüenzas? Porque de ser así no tienes por que,  tienes un buen cuerpo –  Se acercó a mi que estaba sentado en una banca secándome y puso su mano sobre mis muslos – mira no más, si eres un joven muy bello.

 

Mi bulto se había hecho ya grande desde que lo vi desnudarse. Se sentó junto a mí y paso su mano sobre mi hombro.

Hijo, quiero contarte algo. Hace un mes más o menos navegaba en Internet y casualmente se abrió tu Messenger, un amigo tuyo te saludó y lo hizo de una forma muy peculiar. ¿Eres gay?

 

Toda la emoción de haberlo visto semidesnudo se vino abajo, el cielo se derrumbaba y deseaba que me tragara la tierra. Le juré que no era así, y que tal vez era un amigo de la prep. Que me jugaba una broma.

-No te preocupes, no te estoy juzgando – se levantó y me hizo hacerlo también, me abrazó… de una forma muy anormal pues apretó justo debajo de la cadera y sus manos no las puso sobre mi hombro sino en mis caderas. – Ves, yo solo te quiero apoyar hijo, dime ¿como te gustan los hombres? Jóvenes o como tu viejo.

Me quedé estupefacto, o era muy comprensivo o tramaba algo. NO sabía que contestar, tartamudeaba y me separé un poco de su abrazo.

– Yo creo saber como te gustan, hijo jamás fantaseaste conmigo. Como el día que se te puso dura cuando me viste salir de la ducha. O cuando te vi oliendo mis boxers en casa. Si yo se que tipo de hombres te gustan, solo que no estaba muy seguro de ello.

Me tomo del mentón y se me acercó lentamente y me dio un pico en la boca, luego me miró y yo ya había tomado mi decisión, quería hacerlo con mi padre. Esta vez me acerqué yo a él pero cuando nuestros labios se rozaron abrí mi boca para que introdujera su lengua en ella, nos besamos apasionadamente. Pero me dijo que era peligroso hacerlo allí pues nos podrían perseguir. Así que me llevó a un motel. Me sentí nervioso de ir a un sitio de esos, pero mi padre me llevó a uno bueno, y pidió la habitación más cara. Apenas cerramos la puerta del motel me empujo contra la pared y me besó, me besó tan apasionadamente, metía su lengua hasta el fondo, mordía de vez en cuando mis labios. Posé mis manos en su culo, redondo y firme me puso al cien. Me quitó la camisa y empezó a lamer todo mi pecho, mis tetillas, mis axilas.

Poco a poco me llevó a la cama, ahí le quite la camisa, me acosté sobre él y disfrute de sus rosadas tetillas, de su velludo cuerpo. Me baje mi pantalonera y el su sudadera, quedamos en boxers. Él con unos blancos y yo con un slip negro, se veía su marcado bulto en ese sexy interior, se veía grande y quise probarlo.

Primero lamí sus bolas por encima del bóxer, se la bajé y vi su enorme verga, roja y gigante esperando por mí. La metía hasta bien adentro de mi boca, saboreaba su ingle, sus velludas y grandes bolas. Luego me propuso hacer el 69. O si que sabía mamar, sabía exactamente donde poner su lengua, donde sus labios para que los dientes no lastimaran, sabía acariciar mi órgano.

  1. Ay Camilo como la tienes de rica, de lo que nos perdíamos,  no quieres ahora que papi te culee un ratico.

 

No pude hablar pues tenía bien adentro su verga a lo que respondí con un gemido que interpretó como un si.

Tomó mi culito y lo empezó a lamer como un experto. Metió su lengua por el hoyo y parecía disfrutarlo.  Luego sentí la cabeza de su pene en mi culo la meneaba por todas mis nalgas hasta encontrar el agujero y empezó a introducirla lentamente, tierno como un padre con su hijo. A medida que la introducía me dolía sentía que me partía en dos, pero el placer de tener algo duro y calientito me excitaba tanto que resistí, al cabo de unos minutos mi culo ya se había acostumbrado al buen aparato de mi padre y ahí empezó a hacer movimientos de vaivén. Estaba boca abajo en la cama de la habitación y mi padre saltaba encima de mí, ambos gemíamos de placer y nos complacíamos padre e hijo follando.

-Hijo creo que me voy a venir

-Pues vente dentro de mí

Y así sentí la leche caliente dentro de mi culo, y me sentí de explotar, me sentí realizado. Sacó su verga pero se quedó encima de mí. Cansado por el ejercicio y yo por mi culo adolorido.

-Aun no terminamos, faltas tú por venirte precioso.

Y así lamió mi verga por unos 5 minutos más y me vine, me vine dentro de su boca, tal vez como agradecimiento por haberlo dejado venirse en mi culo, lamía todas las gotitas que salían de mi pene y que se escurrían por él. Que satisfacción sentí ese día.

 

Deseando a Papá

Hola mi nombre es Juan Manuel, tengo 20 años y soy gay. Este relato trata de mis mejores experiencias, las cuales fueron con mi padre, espero que les guste. (Es largo pero es bueno, lo garantizo).

Mi papá siempre me llamó la atención, desde que era un niño y nos bañábamos juntos. Recuero que las últimas veces fueron cuando tenía 7 u 8 años, me fascinaba verlo parado frente a mi, bajo la regadera, con su cuerpo cubierto de jabón y ver como la espuma del shampoo descendía por su fornido torso hasta adentrarse en sus abundantes y tupidos vellos púbicos y luego salir deslizándose por sus enormes genitales.
Mi padre es de los hombres del tipo tosco, rudo y muy macho. No es muy alto (de uno 1.69) de tes trigueña, cabello y ojos negros, cejas pobladas, y barba y bigote abundantes lo que lo hace ver muy varonil y masculino. Sus brazos y piernas no son muy velludos; pero si de músculos bien definidos sobre todo sus bíceps y pantorrillas. Su pecho es muy robusto y está adornado en el centro por un grupo de pelos negros bien rizados; aunque tiene algo de panza, porque le encanta beber cerveza, se ve muy bien.
En fin lo admiraba mucho y nos llevábamos muy bien hasta que entre en la adolescencia y me distancie. Pero eso no quiere decir que deje de pensar en él, al contrario pase mucho tiempo masturbándome fantaseando con él.

Al regresar del colegio, por las tardes, almorzaba conmigo y luego se marchaba a tomar su siesta, así que aprovechaba y me escurría en su cuarto para poder verlo; ya que pasábamos las tardes solos (mi mamá trabajaba todo el día y mi hermano estaba en la universidad). Así era como podía mirarlo acostado sin arroparse, sólo usando un ajustado y pequeño calzoncillo que dejaba ver todos sus dotes. Su verga, no es muy grande de unos 17 cm, pero si es mucho muy gruesa y cabezona, incluso cuando no esta erecta; eso es lo más impresionante que tiene, su gordo y oscuro miembro junto con sus enormes y peludos huevos.
Cuando cumplí 17 años pude igualar su tamaño; aunque nunca su grosor; por cierto yo a diferencia de mi padre e igual que mi hermano soy alto, delgado y blanco, no conté con la suerte de parecerme a él.
Una de esas tardes, recuerdo que fue un jueves, al ir a espiarlo no lo encontré como de costumbre y sin saber la razón me quede parado en el marco de la puerta y di unas pasos adentro del cuarto justo cuando él salía del baño, y cual fue mi sorpresa, acababa de darse una ducha y estaba completamente desnudo con una toalla sobre los hombros. No pude evitar el desviar la mirada en varias ocasiones, como comprenderán, y él obviamente lo notó; se me acercó preguntándome que pasaba para que lo buscaba, yo no pude decir nada, estaba aturdido, luego me dijo con un semblante muy serio -ahora tengo que irme pero mañana quiero hablar muy seriamente contigo- hasta ese momento pude reaccionar sólo para decirle que estaba bien y poder bajar a mi recamara.

Pasé el resto de ese día angustiado, atormentándome y pensando en que ya sabía que era gay y peor aun que lo espiaba mientras dormía. El viernes siguiente no pude concentrarme en el colegio y al volver a la hora de la comida apenas y pude probar bocado, esperando que me dijera algo terrible; pero no fue así, terminó y se fue. Por uno momentos pude tener algo de alivio, limpie todo y justo cuando iba a quitarme el uniforme me llamó, quise huir, al segundo llamado tuve que subir. Él estaba acostado, en calzoncillo, esperándome. Me pare en el borde opuesto de la cama sin decir nada cuando habló -hijo quiero saber si alguna ves te has masturbado- esa pregunta me sacudió de pies a cabeza, pensé en cientos de respuestas como: “sí, lo hago todo el tiempo y pensando en ti” pero no, la única respuesta que pude dar fue: “no” y nunca imagine que esa respuesta me serviría más de lo que imaginaba. Me miró fijamente y dijo -bueno vamos a remediar eso, quítate la ropa y acuéstate- eso me puso aun más nervioso y no supe que hacer; por lo que tuvo que repetirlo con un tono más fuerte, así que irremediablemente y a pesar de mi miedo lo hice.

Hay estaba yo acostado en ropa interior a lado de mi padre. Se incorporo un poco y luego dijo -nuca hice esto con tu hermano mayor, por lo que contigo será diferente- acto seguido puso su robusta mano sobre mis genitales y comenzó a masajearlos muy despacio, yo no lo podía creer, cuando se me puso del todo dura me retiro el calzoncillo y la sujeto firmemente diciéndome -vaya que la tienes grande…ya me alcanzaste- mi cuerpo estaba helado de los nervios; pero mi verga estaba caliente de la excitación. Él comenzó a masturbarme despacio y mientras aumentaba el ritmo me agarraba los huevos fuertemente -mira hijo hay varias formas de masturbarse una es despacio y muy suave, o darle muy rápido o como a mi me gusta jalarla muy duro- le pedí que me las hiciera todas y eso hizo. No tarde mucho en correrme por completo. Fue increíble nunca pensé que una de mis fantasías se hiciera realidad.

Luego se volvió a costar y me dijo que era su turno, que quería comprobar que había aprendido algo. Yo no me rehusé ni por un instante, me senté a su lado y por fin pude sujetar su enorme paquete, que para mi asombro no estaba ni un poco erecto, lo que implicaba que tendría que empezar de cero (lo que me agradaba aun más). Lo masajeaba muy efusivamente por lo que me detuvo y me dijo que primero fuera gentil; así fue que empecé hacerlo despacio, con mi mano derecha, mientras que con la izquierda acariciaba sus piernas y huevos. Hasta que puede sentir como empezaba a crecer y endurecerse en mis manos su asombroso miembro. Cuando llegó a su plenitud tuvo que quitarse el calzoncillo, por la incomodidad, y hay estaba su verga, completamente rígida y dura tanto que se le saltaban las venas y el prepucio se corría descubriendo su jugoso y gran glande.
Tuve que luchar contra el impulso de mamársela, que era lo que más añoraba en el mundo. Estuve masturbándolo largo rato, con movimientos duros e intercalándolos con movimientos más suaves y rápidos; hasta que con un fuerte suspiro terminó, su semen salía en incontables chorros que lo bañaron todo, incluso algunos llegaron hasta su espesa barba negra.

Al acabar todo me dijo que nos diéramos una ducha para limpiarnos. Estando bajo el agua su verga ya estaba flácida; pero la mía aun no, estaba súper excitado de poder verlo y estar tan cerca de él. Me miró y dijo -¡anda! parece que no se te baja, pues que esperas para masturbarte otra vez para que se te pase- al ver que yo no conseguía lograrlo; me agarro de un arrebato y me puso contra, él dándole la espalda, y usando una mano me sujetaba del abdomen y con la otra me masturbaba. Esta vez fue mejor, ya que el poder sentir su cuerpo rozando el mío y sus abundantes vellos púbicos acariciando mi trasero me puso aún mucho más excitado que antes; tanto que no me contuve y le agarré las nalgas y se las apretaba incansablemente en cada movimiento, para luego acabar en un increíble orgasmo.

Pasaron un par de días desde ese suceso y las cosas como si no hubieran ocurrido. Yo no tenía el valor de iniciar el tema y como él parecía no tener interés me desanimaba aun más; pero no quedaría tranquilo hasta que lo logrará de nuevo, y tuve mi oportunidad. Una noche que él volvía de sus salidas a beber yo me desperté, eran como eso de las doce, salí y lo ayude a entrar el carro (como hacia de vez en cuando) y a instalarlo en el sofá de la sala. Le quite los zapatos y la camisa y cuando le desabroche el pantalón aproveché y metí mi mano por debajo de su calzoncillo y empecé a manoseársela toda; pero él me sujeto y me dijo que no, que me fuera a dormir. Yo tuve que acceder y retirarme humillado y avergonzado a mi cuarto. Pero hay no acabaría la cosa, o no, eso no.

Transcurrió una semana después del incidente fallido, cuando tuve mi segunda oportunidad y esa vez estaba decidido a conseguirla. Era un sábado, mi mamá y mi hermano avisaron que se quedarían a dormir en la casa de mis tíos, por lo que estaríamos solos; pero no contaba con que mi papá se fuera a beber esa noche; así que tuve que esperarlo largo rato. Cuando entró lo ayude a subir las escaleras (le dije que no podía dormir), lo acosté y le quite la ropa. Al estar sólo con los pantalones, me senté en la horilla de la cama y le dije: “se ve muy estresado, una buena masturbada lo relajará”, él me miro en silencio y luego accedió, aunque de no muy convencido. Me subí a la cama y le baje el pantalón y el calzoncillo hasta las rodillas y comencé mi faena de acariciarlo hasta que su poderosa verga alcanzara todas sus dimensiones; estuve largo rato masturbándolo con mi mano derecha mientras que con la izquierda frotaba los vellos de su ingle y luego le manoseaba sus peludos huevos. Al ver que no conseguía que terminará, él me pidió que desistiera -parece que hoy no hay suerte, mejor déjalo así- me dijo; pero esa no era mi intención; así que lo vi fijamente y le conteste: “le prometí que se relajaría y eso haré” y sin permiso o previo aviso me metí su verga en la boca y comencé a succionársela, y como no hubo resistencia alguna proseguí con confianza y muy motivado (porque al fin podía saborear el enorme miembro de mi padre). Tenía un olor muy fuerte que me excitaba y un sabor indescriptible que variaba entre salado y dulce, cuando salía un poco de líquido pre-eyaculatorio, me fascinaba. Él gemía y suspiraba y cuando no se pudo contener me decía -que bien se la mamas a tu padre…no te detengas, sigue chupándosela a tu padre- lo que me ponía a mil. Mientras se la mamaba de arriba a bajo me aferraba de sus gruesas piernas y él pasaba sus manos por mi cabeza empujándome para que me la metiera toda (lo que era difícil). Cuando dejaba de mamársela se la lamía como a una paleta de chocolate, dándole mordidas en el glande. Luego pasaba mi lengua por la base venosa de su miembro y después le chupaba los redondos y macizos huevos uno por uno. Cuando se me secaba la boca volvía a chupar su verga para humedecerme los labios y lengua, y poder continuar. Cuando él sentía que se venia me avisaba para que me detuviera. En una ocasión subí por su torso y comencé a chuparle el abundante pelo en pecho, me encantaba sentir como se encolchaban sus vellos en mi lengua. Después pasaba a sus redondos y oscuros pezones que estaban rodeados de más vellos negros bien rizados por la excitación, les daba tiernos besos y salvajes mordidas. Luego comencé a bajar por su estomago para detenerme en su ombligo y chupar los pelos que tiene en esa área y luego descender aún más hasta su ingle y retomar la labor de mamar su verga, que con tanto placer se había puesto más gruesa y caliente que antes. Llegó un momento en que no pare de succionar y su semen empezó a salir en numerosos y espesos borbotones de tibia leche, que no deje escapar, ni tan solo una gota. Su semen sabia delicioso y lo contuve un buen tiempo entre mi lengua y labios para saborearlo más. Después me incorpore, él me miro me agradeció (como si no hubiera sido nada en particular) y luego se puso a dormir; yo no lo podía creer, tuve que ir a mi cuarto a darme una gran masturbada para bajarme la calentura que traía; pero en el fondo no me quejaba en lo absoluto.

A los días no pasó nada y lo sentía algo raro, parecía que tenía algún tipo de remordimiento; así que decidí dejarlo todo atrás y no perturbarlo más. Aunque lo que paso después me dejo en duda. Me dijo que si terminaba bien ese semestre me recompensaría; así que me puse a estudiar y lo conseguí. El día que le entregue mis calificaciones me felicitó con un fuerte apretón de mano; pensé eso era todo, que fiasco, pero otra parte de mi me decía que no tratara de hacer nada malo, que no lo molestara más. Pero esa noche, para mi sorpresa, él fue a mi cuarto a despertarme, como a eso de las dos de la madrugada; yo aun estaba algo dormido cuando lo vi parado frente a mí con una gran sonrisa. Él se acercó, puso su mano sobre mi cabeza y me dijo -esta verga es tu recompensa, ¡anda! que esperas para chupármela- Me senté al borde de la cama quedando justo frente a él, “es increíble mi padre quiere hacerlo; así que no lo decepcionare” pensé mientras pasaba mis mano por sus piernas y luego las subí hasta meterlas por debajo del corto bóxer que usaba. Con mi mano derecha se la sujetaba firmemente y le daba suaves movimientos y con la otra frotaba sus tupidos vellos. Cuando se le paró completamente se quitó todo, dejando el campo libre para empezar. Primero lo masturbe por unos momentos y luego comencé a mamársela lentamente con grandes chupetadas y lengüetazos; él se aferraba a mí mientras gemía y suspiraba con cada movimiento, y yo usaba mi manos para masajearle el culo y aumentar la excitación. Después de un rato me pidió que le chupara los huevos, que eso le gustaba mucho (y a mi también me fascinaba el poder sentir esas enormes bolas peludas en mi boca), lo hacia hasta que me pediera regresar a chuparle la verga y recoger más líquido pre-eyaculatorio. Estuve así hasta que me detuvo y me pidió que me acostara -ahora es tu turno- me dijo. Luego se subió sobre mí y me quitó la camiseta y calzoneta que tenia puesta; y como se imaginarán ya la tenia totalmente dura y muy sensible; así que cada ves que la succionaba el placer era increíble, la mamaba súper bien, como si no fuera la primera vez que lo hiciera, le encantaba saborearla con la lengua y los labios; por lo que se la restregaba todo el tiempo por toda la cara; el poder sentir los pelos de su barba y bigote rozarme la verga me hacía gemir como nunca antes. Cuando le rogaba que se detuviera, aprovechaba y me lamía por debajo de los huevos, descendiendo aún más hasta llegar a mi ano; que ya comenzaba a lamer con deliciosos movimientos circulares muy intensos, para luego empezar a meter uno de sus dedos, el placer que mi padre me estaba dando era indescriptible. Después fueron dos dedos. Yo ya no lo resistía, le pedía que me la metiera de una vez. Se detuvo por un momento -A ver entonces, si puedes aguantar la verga de tu padre- me dijo, mientras se hincaba frente a mí para sujetarme y abrirme bien las piernas.

Comencé a sentir como su gorda verga entraba en mi culo poco a poco, muy despacio; experimentaba un intenso calor que se extendía dentro de mí. -Parece que hasta ahora aguatas, veamos si puedes con todo- terminado de decir esto la introdujo completamente de un solo, podía sentir sus vellos rozándome y el golpe de sus huevos en cada movimiento. Me aferraba a sus hombros y espalda, y me mordía los labios para no gritar. Él me veía fijamente con una mirada que nunca olvidare, era un deseo por poseerme que lo llenaba de placer. Sus envestidas eran brutales, lentas pero con movimientos fuertes y secos; podía sentir que me desgarraba y le decía entre gemidos: “sí papi rómpeme el culo, sí…papi” con cada jadeo que daba cobraba mas fuerza y vigor. La excitación era inmensa, estaba en la gloria.
No pude alcanzarlo y termine antes, llenándome todo el pecho de semen; al ver esto me pidió que le diera un poco y eso hice, tomaba con mis dedos todo lo que podía y se lo daba en la boca. Él lo chupaba sin detenerse por un instante -que rico semen…apuesto a que quieres un poco- así que me dio a probar durante un intenso beso, su lengua se enredaba con la mía pasándome mi semen y su saliva. Cuando no pudo contenerse más aumento el ritmo de las envestidas y con un rápido movimiento la sacó y me hinque frente a él con la boca bien abierta para recibir su semen, los chorros eran incontables, me salpicaban toda la cara y cuerpo, y algunos entraron directo en mi boca. Cuado el último chorro cayo en mi lengua me dio otro beso y caímos rendidos uno al lado del otro, abrasándonos.
Me dijo que lo que había pasado esa noche fue lo más intenso que había experimentado. Y desde entonces soy el amante de mi padre casi todas las noches me visita y me da de su tibia leche; pero esas son otras historias.

Madre e hijas cojidas por un semental

Esta historia que les narro tuvo su desenlace en el mes de mayo hubieron varios factores que me llevaron a tomar la decisión de contarlo se que tal vez suene descabellado pero todo es real , me deje llevar por lo impulsos de la carne olvidándome de la moral , de las buenas costumbres que nos impone la sociedad donde vivimos. Esta es mi historia de cómo en mi vida familiar entro un hombre que no solo se conformo con tener sexo conmigo , si no sedujo a mis hijas con el resultado de hacerlas mujer o como se dice en México desflorarlas.

Es la primer vez que escribo mi vida y a la vez un relato. Naci en México en un estado llamado Villahermosa , mis padres fueron muy moralistas en casa muy poco o casi nada se hablaba de sexo, fui la unica mujer y tres varones asi que era la consentida de la casa, la niña de mi padre.
Desde muy pequeña algo dentro de mi me indicaba que no tardaria en dar mis primeros pasos en lo del sexo y asi fue. cuando Ingrese a la secundaria en primer grado me enamore de un patan de un vil pandillero , recuerdo que mi madre paso horas hablando conmigo de que no lo viera , incluso me cambiaron de escuela nada de eso funciono .
Tenia 14 años entrando a los 15 cuando oscar me desvirgo el tendría unos 19 años y era el lider de la banda . Recuerdo que esa tarde hubo una tocada o tardeada en casa de una amiga cuando lo vi , ya antes lo habia visto pero no se me acercaba. Según el por que me veia muy burguesa , fuimos novios y yo alucinada , los primeros dias solo me besaba no intento ir mas alla pero ya tenia su plan hecho . las demas chicas lo seguían lo buscaban a pesar de su reputación de pandillero y drogo no era mal parecido . asi que no le fue muy difícil llevarme a la cama. Recuerdo esa noche como si fuera ayer fue en una fiesta de las posadas que lo deje tocarme ya casi no podia detenerlo, pero reaccione , esa noche me fue a dejar , yo dormia en la parte de arriba de mi domicilio y cuado me despedi de el me jalo de la cintura y me dijo deja abierta hoy tu ventana no la cierres te voy a ir e visitar, estas loco le dije mi papa te puede ver, o mis hermanos , tu dejala me dijo es mi rollo me beso y se fue .
Esa noche no dormi todo era un caos en mi mente, mi respiración agitada, manos sudorosas , fue pasando la media noche cuando escuche los perros ladrar y gente correr por la calle junto con gritos . después supe que mi novio habia peleado con un chavo que tuvo la osadia de contar que yo ya no era virgen que el junto con otros amigos me habia desvirgado en su casa en una albercada .
Cuando lo vi en la ventana no supe que decir , me quede helada estaba sin camisa solo con su pantalón de mezclilla y la playera amarrada a la cintura vino sobre mi y me pregunto que paso en casa de diego el chico que se ufanaba de haberme desvirgado, de que le conteste ,que diego, dime la verdad ya te rompio ese cabron, no estas loco le dije si ni lo conozco , claro que si me dijo es ese chavito que se cree que por su dinero todos le deben besar los huevos, no es cierto le dije , me lo vas a demostrar , como lo hago , toda ingenua yo aun le pregunte, ven , me dijo hoy vas hacer mi mujer no quiero esperar a que otro cabron me gane y te rompa. me desnudo , tenia pena de que me viera desnuda ni pelos tenia aun lo recuerdo, me acosto sobre la cama , me beso , me apretaba los senos , me los mamo, fue la locura para mi cuando su dedo entro en mi `pepita , me dedeo muy fuerte al grado de que le dije me lastimas despacio, cuando se desnudo vi la verga de un hombre por primera vez en vivo era enorme, a mis 15ª ños nunca vi a un hombre desnudo y supuse que su verga era grande hoy en dia puedo decir que si lo era. Sin exagerar a lo irreal.
Me hizo mamarsela , que casi vomite cuando me la metio en la garganta .
Cuando se subio sobre mi , senti el piquete de su verga buscando mi coño, abre las piernas, sele , senti miedo de que me lastimara pero ala vez estaba mojada de mi coño, una sensación hasta ese momento desconocida se apoderaba de mi, senti la presion de su verga en mi labios intimos , lo senti entrar en mi vagina sentia como mis pliegues se abrian paso a la verga que en ese momento me taladraba por primera vez , me duele amor me duele , por favor ya salte, me esta doliendo mucho , ya por favor , no me hizo caso fue cuando lo senti entrar de golpe toda su verga en mi , que grite y a la vez mordi la almohada ,ya esta mamacita , ya esta despacio calmate , ya estuvo eran sus palabras de el, ya estoy dentro de ti que delicia , ya eres mujer , mi amor, ya te marque de por vida ya estas rota putita, me saco su verga completa y la miro tenia sangre , yo me sentia desfallecer , me ardia mucho mi coño , me volvio a penetrar muy duro , me puso bocabajo , de lado , de costado en cuatro. esa noche me cojio 4 veces , yo estaba hecha un desastre , me sentía sucia , mojada, me ardia la concha que incluso me vomite. Cuando el se fue, fui al baño a defecar no podia orinar me ardia que me puse a llorar , pense en mis padres , pero ya estaba hecho , me bañe eran las 6.30 de la mañana vi la cama , estaba hecha un desastre le quite la colcha , trate de lavarla y quitarle la sangre que tenia pero fue inútil no tenia fuerzas. Asi que la corte con unas tijeras y la tire `por la ventaba en una bolsa .
Asi fue como esa madrugada perdi mi virginidad , anduve con el me estuvo cojiendo todo ese tiempo mas de tres meses y paso lo que tenia que pasar. Sali preñada, el jamas se preocupo por cuidarme siempre se vino dentro de mi , tenia prohibido lavarme la concha cuando el me cojia . me decia que su leche era su marca de que mi pepita era de el , y de vez en cuando se cercioraba de que no me lavara a veces me cojia por la mañana y por las tardes me insertaba su dedo y checaba si su leche estaba en mi aun y yo desconocia como cuidarme .
Asi que a los 15 años ya era madre de una niña , para no hacer mas largo todo esto les dire que en mi casa se hizo una revolucion cuando se supo de mi embarazo . asi que en vez de fiesta de xv años tuve un baby show , de el no volvi a saber mis padres me mandaron a la capital para callar el que diran . supe que lo habian metido a la carcel por asalto y ya no lo volvi a ver. Cuando tenia 17 años regrese a la casa mi papa estaba loco con su nieta y hacian planes conmigo, sobre mi vida. Gran error pòr que jamas me tomaron en cuenta de que era lo que yo queria . por vueltas que da la vida les dire que lo volvi a ver no se como se entero el. de yo estaba en villa, que me busco, cuando lo vi no lo reconocia estaba mas hombre mas gordo , mas robusto, las cartas ya estaban marcadas para mi con el , nos vinos platicamos me pregunto por la niña todo a escondidas de mis padres y no paso mucho tiempo para caer en su brazos , esta vez no se anduvo por la ramas ni se callo todo lo que sentia , sabes que amor en la carcel me chaquetee por ti , hoy que te veo de nuevo tan cambiada, tan bonita me parece increíble pensar que yo te rompi , sabes que te crecio el culo , que te vez mas caderona , mas mujer mi mujer , .
Me hizo el sexo sin desenfreno, esta vez fui yo la que lo busco , no me importo nada mas que tenerlo dentro de mi . pague el hotel , el taxi.
La crema nivea que hasta que no vi para que la queria no sabia para que la estaba comprando . Nos fuimos al hotel me mamo completa asi putita asi, sabes que eres mia lo saves verdad me decia . Me abrio de piernas y me empeso a coger de una forma brutal , lento y la vez fuerte lo senti llegar a lo mas hondo de mi vagina perdi la noción de las horas con su verga dentro de mi , no me importaba nada. solo que nunca terminara, ahora si mi amor te voy a romper lo que no hice ese dia en tu casa no por que no tuviera ganas pero estabas mas chavalita.
Me llevo al baño nos bañamos junto se la mame , cuando estaba por venirse quise sacármela de la boca y no me dejo , me trague todo su semen. Salimos del baño y para mi sorpresa su verga seguia sin perder erección.
Me abrio las nalgas, con sus dedos me unto crema en mi ano, me mamo mi coño y me dedeaba el culo senti un dedo en mi ano , poco a poco lo fue insertando hasta que me logro introducirme sus dedos completos en mi culo , me puso bocabajo , me lo mamo vi que tenia la crema nivea en la mano se puso en su verga , lo mire a los ojos pero no lo quise detener sabia que de todas formas me hiba a coger el culo que hiciera lo que hiciera no lo detendría , afloje mi cuerpo , me deje llevar , senti la presion de su verga, en ese primer intento no consiguió nada por que inmediatamente me puse bocarriba , lo mire tratando de persuadirlo de que dejara mi cola que me abri de piernas mostrándole mi vagina , no lo logre me t0mo de la cintura y de nuevo me puso bocabajo esta vez no fallo en su intento al grado que mordi las sabanas y grite de tal forma que estoy segura se escucho en el hotel , cuando su verga entro en mi ano , fue un dolor atroz , que incluso se me doblaron las rodillas y cai de bruces sobre la cama , ya mamita ya esta eran sus palabras que culito mami , asi , asi , anda mueve el culo , senti su mete y saque , pense que su verga me saldria por la boca, casi me levantaba de la cama con sus arrematidas , no se cuanto tiempo tardo , pero cuando termino vole al baño a defecar , saque tanto aire que me dio pena , mi ano me dolia , apenas podia caminar me temblaban las piernas, me limpie me asuste al ver sangre en el papel, cuando sali del baño el estaba sobre la cama con la verga parada , mira lo que me hicistes me dijo y regrese a ver donde me señalo era popo en su verga , me dio pena, perdon le dije , no te preocupes me dijo es normal que me lo cages ven me dijo te voy a limpiar tomo una toalla me limpio el ano las nalgas en la toalla quedaron su semen . mi sangre y popo .
ahora ya sabes eres mi mujer , estes donde estes, vivas con quien vivas , estas marcada por mi . soy el hombre que te hizo mujer el que te rompio el culo y la pepita . de hoy en adelante donde te vea seras mia por el culo y por tu coño.
Se lo que pensaran de mi , pero a la edad de 15 años no se razona como se debe ser , y segui con el a escondidas de mis padres. Hasta que exploto la bomba otra vez al quedar preñada de nuevo a mis 15 años entrando a los 16 era madre de dos niñas. Paso el tiempo mis padre ahora si me exiliaron logrando casarme a los 17 años con diego el chavito que se habia ufanado de a verme desvirgado en su alberca no se ni por que acepto vivir conmigo tal vez le gustaba y sus padres de el apoyaron la idea asi que su padre nos mando a Toluca a vivir .
Pasaron mas de siete años nunca supe mas de el , hasta que regresamos por causa del fallecimiento de mi suegro.
Andaba por el centro de villa cuando senti que me tomaron de la mano y de la cintura que pequeño era el mundo jamas pense volver a verlo y ahí lo tenia enfrente de mi . mas maduro mas viril , saludo a mi hija la mayor ya que la otra se quedo en casa de mis padres, es tu vivo retrato esta niña , es el fruto de esa noche que te hice mujer verdad , olvidalo le dije estoy casada, dejame voy a pasar , espera me dijo tu no me has olvidado , lo dicen tus ojos , estaras casada y todo pero el jamas te hara lo que yo te hice , ser mujer . y madre a la vez . y no se equivocaba mi marido por mas que lo intento no habia podido salir embarazada de el . vete me dijo pero te voy a buscar me dio una nalgada.llegue temblando a casa que me fui ala recamara con el pretexto del desvelo. Por un lado me sentia mal saber que no lo podia olvidar y me sentia mal por mi marido. Era mi lucha entre el bien y el mal. Entre la cordura y la calentura que ese hombre despertaba en mi.
Estuvimos 3 semanas en Villahermosa tiempo suficiente para que el me ubicara , ahora ya no era ese pandillero , era de la judicial policia , asi que no le costo mucho trabajo volverme a ubicar . Decirles que lo rechaze seria mentirles esa tarde que sali de la casa al centro y deje alas niñas sabia que no tenia escapatoria, cuando el me vio solo abrio la puerta de su auto patrulla y subi . me beso , por todo el camino me fue dedeando, yo saque su verga se la mamaba .
Fue un encuentro brutal me porte de lo mas puta que pude desde que entro al hotel me cargo asi me cojio cargándome en sus brazos , me baño la cara con su leche , mis senos , me puso de perrito , grite le pedi mas verga y mas queria que nunca acabara , senti que se vino en mi no me importo , sabia que no me estaba cuidando por que mi marido me queria ver embarazada de el.
Asi que no me importo sentir su leche dentro de mi si ya antes me habia preñado dos veces que mas daba una mas , que me abri lo mas que pude para recibirlo .
Cuando se vino en mi lo mire a lo ojos lo senti muy dentro de mi .
Crei que su verga se pondría flacida, pero no a pesar de los años aun tenia esa potencia y esa virtud de no perder la erección.
Cuando se salio de mi y fue a su camisa y saco un sobre de crema sabia lo que vendría . que yo misma me puse en cuatro sobre la cama parando el culo lo mas que pude me arrodille sobre la cama con los pechos debajo y me abri las nalgas con mis manos senti como su lengua exploro mi culo. Un dedo me penetro el ano.
Su cabeza empeso a taladrarme que afloje mi cuerpo , arque la espalda y me abri lo mas que pude, lo demas fue sentir como su verga entraba en mi recto .
Estaba llena de verga , de quien es este culo dime , anda , dime puta dime ,
Tuyo , tuyo , solo alcanzaba yo a balbucear. Me rompió el culo de una forma salvaje . cuando estuve en la casa y me estaba bañando tome conciencia de lo que habia pasado , me toque el culo me ardia, me dolia horrible , que tome un poco de canesten y me puse en mi ano. Esa fue la ultima vez que lo vi ya que a la semana nos regresamos a Toluca y a el lo mataron en un tiroteo por la carretera a cardenas. Y por cosas del destino sali preñada de nuevo solo que ahora mi marido jamas dudo que no fuera de el . fue niña de nuevo.
Hasta aquí les he platicado de mi vida para que tomen una idea de cómo fue mi adolescencia de cómo desperte al sexo por este hombre , han pasado mas de 20 años y creo que nunca logre olvidarlo hoy puedo decir que solo me unia a el el sexo, era la unica forma en que yo me entendia con el por que eramos de mundos diferente , culturas diferentes , lo que sigue ahora es como fue que a mis 40 años mi edad actual , me he dejado coger por el socio de mi marido , y no conforme conmigo ha desflorado a dos de mis hijas.
Paso el tiempo mi matrimonio con diego mi marido era casi de acuerdos nunca estuve enamorada de el y el lo supo o no queria saber .
Cuando Jasón hizo acto de presencia en nuestras vidas no le di la importancia requerida Jasón es el socio de mi marido es un cubano que no se ni como fue que logro entrar al circulo de nuestra sociedad . pero entro y por la puerta grande desde que lo vi se escucho toda clase de murmuraciones sobre el . en mi circulo la mayoria de los matrimonios estan x interes ya sea x los hijos , el dinero y la posición. Pero es un secreto a voces que todas mis amigas tienen su amante y de los señores ni se diga .
Supe de el cuando mi marido medio me comento que estaba por cerrar un trato que le daria a ganar plata . yo como mi marido nunca quiso que trabajara y mi padre me dejo un fideicomiso por si las cosas salian mal con diego , me dedique a mi cosas personales voy al gym , corro, juego tenis etc . la primer vez q yo lo vi, pense que era un empleado de mi marido, mas que nada por ser joven 25 o 27 años .
Alto moreno mulato , marcado etc. No supe mas de el hasta que se rego como polvora el chisme en una fiesta una amiga cometio el pecado de tomar unas copas de mas y conto todo. Que Jasón se la habia cojido y era un semental un macho que tenia una verga de burro , que su marido estuvo apunto de saberlo por que ella habia cometido el error de ir a una clinia medica a ver un doctor amigo de su esposo por que Jasón la habia desgarrado del culo y que acudio al doctor para que le diera una consulta . Pero como mi amiga tenia fama de que le gustaba el chisme no crei del todo la versión , paso mas de tres meses y por azares del destino una amiga me invito a un convivio que dio en su nueva casa era una finca enorme lo es a un por que existe , cual seria mi sorpresa que el famoso socio de mi marido estaba entre los invitados , todo estaba muy bien , yo asiste sola ya que mi marido como siempre pretexto trabajo, en un dado momento sali de la casa y camine por el jardín sente en unas bancas pero el frio me hizo volver dentro asi que regrese , lo vi junto a una amiga que se las da de ser muy santa , después ya no lo vi , como me sentia aburrida volvi a salir al jardín esta vez tome mi chalet y camine me retire bastante de la casa , me sente , fue cuando escuche un murmullo , mi curiosidad me hizo acercarme con cuidado y por otro lado mi mente me dice vete es un asaltante etc.
Me acerque con cuidado casi me acoste en el pasto lo que vi no lo podia creer , mi amiga la santita la que nunca hacia nada y era el ejemplo de la sociedad , estaba incada sobre el pasto y el sentado sobre una banca dándole su verga a mamar no lo podia creer de todas lo hubiera creido menos de ella . lo que vi fue lo que me sorprendio si que era enorme la verga de este tipo , estaba retirada de ellos pero veia claramente como ella lo mamaba sin poderse meter todo en la boca .
Me quise ir pero algo dentro de mi me hizo quedarme , ese intento que hice por irme fue lo que me impidio ver cuando el la puso en posición para cojersela solo escuche sus quejidos de ella que le pedia que no la lastimara alce mi vista y la vi estaba de cuatro sobre la banca y el detrás de ella con los pantalones en el piso y ella el vestido sobre la cintura me quede inmóvil hasta que terminaron , escuche a ella decirle mira bruto me sacastes sangre me lastimates , vamos limpiate ya y vamos adentro que no tarda tu marido en buscarte le dijo el.
Desde esa vez algo dentro de mi se desperto yo sabia de que se trataba pero me quise engañar pensando que ya era mas madura de mis actos .
Solo me estaba engañando yo misma , paso el tiempo el hizo lo que tenia que hacer , se gano a mi marido , y se volvio uno mas de la familia no era extraño verlo en casa desayunando , comiendo o cenando. De esta forma mis hijas y yo nos fuimos acostumbrando a su presencia dentro de nuestra vida , El posee una finca en Toluca cerca de valle de bravo y en ocasiones se hacian convivios familiares posee una pileta como le llama el y nosotros le decimos alberca , una ocasión nos llevo de invitados para festejar , fuimos los 5 mi marido, mis hijas yo y el . El pretexto fue lo de menos hacia mucho calor y el se aprovecho de eso hoy estoy segura que ya lo tenia planeado , vamos a la pileta comento no dije yo no traemos traje vamos anda dijo mi hija y como dije yo como vamos andar con la ropa mojada , mira tengo unos trajes pruébenselos estoy seguro que les quedan.
Esta por demas decirles que era la mitad de un traje de baño era un diminuto bikini que me dio pena ponerme , estan muy chicos dije yo cuando estabamos probándolos si dijo mi hija la mayor a mi me aprieta pero no hay mas , quise oponerme pero al ver el entusiasmo de ellas por nadar me quede callada , me va a dar pena salir dije, hay mama vamos solo estamos nosotras no hay mas nadie en la casa , bueno vamos dije salimos y cuando nos vio creo que disimulo muy bien su actitud por que no la dio a mostrar estabamos casi desnudas yo con mis hijas nos metimos nadamos , yo fui la primera en salirme cuando el entro al agua asi que me quede viendo como jugaba con mis hijas ,regrese a ver a mi marido y estaba dormido sobre una hamaca que me tendi sobre un camastro , en un momento la pelota salio del agua y una de mis hijas salio por ella , por instinto le mire y le vi la mirada sobre ella cuando se poso pàra salir la vi de espaldas y note su mirada de el sobre su cola de ella, era imposible no pensar que no la viera si mi hijas ya eran unas señoritas . Rapido disimulo la mirada en otra dirección , cuando salieron de la pila supe por que el no salio con ellas se quedo un rato mas con el pretexto de nadar un poco mas fue muy sencilla su estrategia , desde su panoramica vio cuando mis hijas salieron del agua y como los trajes de baño era cortos y blancos todo se transparento , me levante tome unas toallas se las di se envolvieron en ellas . Esa fue la primer vez que supe que tenia que actuar y recorde a mi madre, cuando se preocupo por mi por que dejara al pandillero y no me pasara nada. Pasaron como dos meses mas mi marido cometio un error garrafal dejarle la administración de la empresa su pretexto que se cansaba demasiado , desde ese momento sus visitas a la casa eran diarias varias veces lo cache mirándome las nalgas o sobandose la verga nunca me dijo nada ni me falto al respeto pero sabia que estaba en el aire la espina de cuando lo vi con mi amiga.
Fue cosa de tiempo para que las cosas se dieran en cascada , De un dia para otro mi marido se vio en un escandalo , fue acusado de fraude generico , falsificación de documentos y desfalco etc , fue un torbellino de cosas de pertenecer a un sociedad selecta y fina , que solo estan contigo cuando tienes poder y dinero después huyen asi nos paso a nosotros , mi marido fue a la carcel lo detuvieron. vendimos unas propiedades, autos, joyas, para pagar abogados el dinero se fue y su caso nunca camino . al principio estaba segura que Jasón habia causado todo para mandarlo a la carcel , y se lo dije en su momento. Estas equivocada me dijo no fui yo , hice todo por ayudarlo pero tu marido tenia una doble vida .Estas mal le dije, no creeme , te lo voy a demostrar mira este fin de semana ve a mi finca voy a darte la oportunidad de que tu misma descubras la verdad .
Llego el viernes me llamo te espero hoy en la noche me dijo di en tu casa que no llegas si no hasta el domingo . para que no se preocupen por ti. Pasara por ti mi chofer , para llevarte , caundo llegue ala finca estaba sola no habia nadie sin servidumbre, nada, el chofer me dijo si nesecitaba algo le dije que no me llevo a mi cuarto . me bañe cambie y dormi un poco , al rato llego el venia con una srs me llamo y fui mira son los auditores que contrataron los demas socios, no yo antes de que yo llegara ya sospechaban de tu marido , te dije que te lo hiba a demostrar y ahí esta toda la prueba , fui hable con los auditores me dijo uno de ellos señora esta junta jamas existio oyo bien , jamas estuvimos aquí , me presentaron las pruebas , boletos de avion a las vegas , a Belice , fechas en que el habia pretextado junta de negocios en los estados unidos, retiros y traspasos de su cuenta por cantidades grandes. Todo sin control , su marido señora lo perdio el vicio del juego perdio grandes sumas y lo pago con un dinero que no era todo de el. Me quede callada , se fueron el vino conmigo estaba llorando no era que lo extrañara pero me acostumbre al nivel de vida que tenia. Me recarge en el me tomo mi pelo y me lo acaricio después de estar asi un rato le dije que tenia sueño y me fui a dormir a mi recamara , pero como ala hora escuche unos gemidos que venian de la recama de el , no podia creer que se hubiera llevado una mujer pero los gemidos eran como de relaciones , aun que me extraño que eran de el solo .
Ya eran mas fuertes y podia escuchar a la cama moverse , no aguante mas y me pare tome una camisa de bata ya que solo estaba en calzon y sali para decirles que al menos cerraran la puerta, que no me dejaban dormir . pero vino la sorpresa como su recamara de el estaba frente a la mia hice nada mas unos pasos y me quede helada por lo que vi . estaba Jasón masturbándose a toda prisa con mi traje de baño que habia usado esa vez que fui a nadar con mis hijas y marido.la estaba chupando y se la pasaba por la nariz , no pude evitar ver que su pene si era descomunal , tenia mano grande pero era igual su mano no lo abarcaba todo no se cuanto mediria pero no soñe que podia haber algo asi , esa vez con mi amiga no lo vi del todo pero ahora era diferente , lo tenia enfrente de mi y el grosor era de terror gordísimo , todo negro , con una cabeza que no creo que muchos agujeros aguanten eso. Me vio y no se tapo siguió con mas fuerza gimiendo de tal forma que me asuste di media vuelta y me encerre con llave en mi recamara.
Me dio miedo verlo asi pero yo sabia cual era mi miedo . al otro dia no queria salir tenia miedo para colmo la finca esta retirada de todo ha donde podia ir ni carro tenia . hacia un dia hermoso asi que después de mucho pensarlo tome una toalla y sali a tomar un poco de sol y me puse un shor corto con una ombliguera .
El estaba en una lona retirado, tirado boca arriba , nadie dijo nada solo nos miramos , me empese a poner crema para el sol yo estaba de espaldas y como ala hora senti algo cerca de mi , gire mi cabeza y estaba arrodillado a mi lado me dijo esto es tuyo y puso una lado de mi cara el bikini todo lleno de semen no dije nada y voltee la cara para otro lado senti su mano que la apoyo en mi espalda y gire rapido , te voy a pasar crema me dijo si no te vas a quemar , no me toques le dije yo , he desagradecida me dijo solo no quiero que te quemes. Me quede mirándolo y algo dentro de mi me molestaba no queria pensar que era calentura y antes de que se levantara le dije ok bueno pasame la crema volvi a poner la cara sobre la toalla y al momento senti sus manos en mi espalda , me pasaba muy suave la crema y el contacto de sus manos me quemaba y me daba cierta cosa sentirlo, bajo la mano a la parte baja de mi espalda y senti su manos en mis nalgas hizo como el intento de bajar el short y siguió frotando muy suave me dijo te gusta no le conteste no queria que se diera cuenta que me gustaba . bajo su mano mas como buscando sacar el short lo detuve, ya le dije asta hi nomas, no sigas.se acosto a mi lado y me dijo estas nesecitando hombre en serio y tu lo sabes . me dijo que me queria a la buena que no era para un aventura , sino para vivir conmigo. Yo tenia una pelea interna tenia odio a mi marido pero inexplicablemente no a Jasón. Después de que me dijo que me queria ala buena le dije no es como tu quieres tengo mi familia y no quiero ser tu mujer. Ni tu puta. Lo lamento mañana me voy y me levante pero me agarro de la cintura y me beso en la boca no se si por instinto o por que quise hablar abri mucho la boca que senti su lengua dentro de mi , me apreto contra el y yo lo tome de la cintura senti su bulto sobre mi estomago estaba durísimo , pero cuando senti sus manos en mis nalgas le dije no no quiero por favor , no dijo nada y me solto fui a mi pieza y me senti temblando sentir su bulto me puso mal, en el fondo queria acostarme con el . esa tarde ya no sali sino hasta la noche que el me llamo para cenar , y ademas tenia hambre , me puse un vestido floreado que apenas me tapaba el culo , pero no me puse nada abajo no se ni por que lo hice estaba como hechizada . comimos mirándonos en silencio nadie dijo nada pero nos mirábamos, fui ala cocina por un tenedor y me agache todo mi culo quedo a sus ojos senti cuando se levanto de la silla y enseguida lo tenia detrás mio . me tomo de la cintura y me beso el cuello , le dije que no , pero me dijo por que no me habia puesto nada abajo y no respondi . me siguió besando el cuello y senti su bulto de nuevo el solo traia la camisa puesta nunca vi cuando dejo los pantalones, y senti su bulto duro. Me gire lo tome del cuello y lo espere con los ojos cerrados y los labios abiertos. Me beso y senti su mano en mi culo , apretándolo y pasando el dedo por la raya de las nalgas . y masajeando luego el agujero. Me di vuelta que dando frente a frente lo mire a los ojos , lo tome con mis dos manos del cuello y le dije casi rozando sus labios . despacio te lo pido por favor , se lo que buscas de mi y no puedo resistirme por eso te pido que seas muy suave , ya vi lo que tienes y yo soy estrecha de ambos lados , por eso te suplico te imploro que seas suave yo te ayudo. Me dijo que si y empeso a sacarme el vestido y yo le saque su camisa quedamos desnudos los dos . le agarre todo el tronco y le sobe los huevos despacio se los aprete mientras el tenia una mano en mi vagina y en mi culo.me chupo las tetas me las mordio , sobo, me tomo de la mano y me llevo ala pieza. Nos acostamos y fui derecho a su verga con mi lengua la empese a mamar como un helado. Gemia, luche bastante pero logre meterme toda la cabeza en mi boca la chupaba lo mas que podia , no se por que estaba a si , Jasón me exitaba mucho sabia que con ese tronco la pasaria muy mal pero igual lo queria dentro mio.
Segui chupandolo y me acomode para que el me chupara a mi . después de un rato de chuparnos y gemir como animales no aguante mas y me subi sobre el , el solo sonrio no vas a poder me dijo , tenia razon no me podia clavar me dolia cada vez que intentaba bajarme para empalarme. Y eso que estaba mojada.
Me tomo de la cintura y me acosto boca arriba, abri bien las piernas mientras el se ponia un poco de gel y se tiro sobre mi y besándome me empeso a penetrar senti un gran dolor cuando entro la cabeza , que grite y le pedi que despacio metio un poco mas y senti dolor abajo pero queria sentirlo dentro de mi por lo que me abri mas y respire hondo levante la cadera ayudándolo que entrara en mi . entro mas de la mitad que senti unos dolores terribles que me hicierion gritar de dolor , pero estaba como loca que le dije dejala no la saques me tengo que acostumbrar , empuja despacio , dale, se me cayeron las lagrimas pero queria tenerla dentro de mi , toda . el me beseba en las mejillas pasándome su lengua por toda la cara . cuando le afloje un poco las piernas se empeso a mover despacio , la sacaba un poco y la volvia a meter . me dijo estas muy caliente cariño y yo te voy a apagar la calentura comenzo a empujar mas y mas y yo trataba de ayudarlo moviéndome a su ritmo . apoyo las manos en el colchon y se avento contra mi como un ariete me tome con mis manos de los costados de la cama y aguante sus embestidas los dos gritábamos y después creo de mas de media hora de estar dentro de mi me acabo con su embestida al fondo de mi que grite como loca . senti su semen en mi vagina y quede desfallecida abrazados los dos. Paso mas de una hora y media cuando senti su verga en mi cola yo estaba a acostada de lado . cuando la senti sabia que el tenia terribles ganas de hacermelo por el culo y yo sabia que la pasaria muy mal con esa verga en mi ano.
Me tuvo apoyada su cabeza en mi culo y me lo empeso a mamar para ablandarlo me acosto de lado me corrio la pierna de arriba bien adelante y senti queme ponia crema en la entrada de agujero . estire mas la pierna casi la deje colgando fuera de la cama y me agarre del colchon esperando el dolor. Senti la cabeza , la presion y trate de contenerme pero me fue imposible di un grito enorme , lo volvio a intentar y otra vez senti la presion , se quito y volvio a poner crema en la verga en mi agujero y me pidio que me aflogara , que estaba dura , pare la pierna de nuevo hacia delante y me volvi a tomar del colchon mas fuerte , volvio la presion cerre los ojos y aprete los labios y entro di un grito terrible sentia un dolor terrible me quise mover y no podia me tenia tomada con todo su peso dio un empujon que la metio completa , senti que me faltaba el aire , patalee senti que me mataba que por unos minutos me desmaye del dolor.
Me dejo reponerme como media hora acariciándome el culo y besándome ahora me coloco boca bajo con las piernas bien abiertas y se coloco en medio de ellas y me apunto entro mas facil , grite de nuevo pero trate de mantenerme floja y entraba no se cuando entro pero parecia que me tocaba el estomago. Y me empeso a bombear. Sentia un dolor terrible pero al rato sentia como el culo se adaptaba el tronco de su verga y muy despacio me empese a mover .
Fue eterno el tiempo para mi hasta que senti que se vino en mi culo.
Al dia siguiente me dio en la pileta , en la cocina , en el baño , y por la noche me volvio a tomar el culo en la recamara.
Asi fue como de esta forma el ingreso a mi familia mi marido sigue en la carcel ya lleva mas de 2 años preso , nuestra forma de vivir con el cambio por completo el vino a la casa a vivir , nos cambiamos de vivienda a hora vivo en Guadalajara .
El nos compro una casa y solo fue cuestion de tiempo para que mis hijas tomaran la decisión de entregarse a el. Perdi a mis amigos , amistades , pero el al menos nos mantiene unidas . por ese lapso que se ha dado entre nosotros.
Rosa mi hija la mayor fue la que tomo la decisión no la culpo si se enamoro de el o se siente atraida , lo mismo me paso a mi . Esa noche platicamos de la vida , de su escuela de su novio y me dijo con toda la calma del mundo mama no lo tomes a mal pero ya se de la vida ya soy mayor de edad tal vez me falte vivir aun pero es mi deceo como mujer te lo dijo como amiga no como madre quiero tener sexo , y no ,lo quiero hacer a escondidas tuyas , ni enganarte , quiero que tengamos esa confianza de mujer a mujer. La entendi. se que suena facil escribirlo pero vivirlo es peor , hable con ella de que como era su relacion con su novio me dijo que bien pero que no le apetecia dejar su virginidad en manos de el. Y con quien deceas hacerlo le dije con Jasón mama se que tal vez te suena loco pero lo deceo como mujer . Y por que el puede ser otro hombre , no mama yo quiero con el, darle a el mi cuerpo por vez primera que el sea el primer hombre en mi vida. El sabe que tu deceas acostarte con el si me dijo, pero hasta ahora jamas me ha tocado o sobre pasado conmigo nada de eso. Bien le conteste lo platicare con el.
De esta forma hable con Jasón , que te pasa le dije por que mi hija dime por que la has seducido no te basta conmigo , mira amor me dice es mejor que sepas que tu hijas antes de que tu y yo fueramos a la cama se me entrego y yo por respeto a ti no la toque si no me crees pregúntaselo a ella , es mejor que sea yo a que otro la preñe o le aruine la vida , hable con mi hija de nuevo y vi la decisión en sus ojos estaba decidida a entregarse a el con o sin mi consentimiento. Le comente de por que mejor no se entregaba a su novio y una vez que el la desvirgara seria mas facil estar con Jasón que incluso una vez que su novio la desvirgara tal vez se olvidaria de Jasón, pero no lo quiso asi y no me quedo otra que apoyarla.
Fue un sabado el dia señalado , esperamos que bajara su regla para evitar un problema , se baño le dije que se diera una ducha vaginal le compre unos productos especiales para aseo intimo. Y se platico con mis otras dos hijas que su hermana tendría relaciones sexuales y que tal vez oyeran gritos o llantos pero que no se asustaran que era una cosa normal, que en su momento igual ellas lo harian.
Seria mentirles si les cuento que yo estuve presente en su desfloración no lo hice una por que no era mi intención y otra tenia miedo de intervenir asi que opte por preparar la recamara la cama, el baño etc.
Cenamos , vimos televisión un rato y ella se sento a su lado de el todos estabamos conviviendo cuando ella lo empeso a besar en la sala frente a nosotras llego un momento que el la tomo de las manos la levanto la cargo y en filo ala recamara , nosotras nos quedamos viendo tele como si nada pasara , a la media hora escuche su gritos de mi hija, junto con sus gemidos , que le pedi a mis otras dos hijas que se fueran a su recamara a ver la televisión.
De momento los gritos se calmaban después volvían , decirles que estaba tranquila les mentiria , era un manojo de nervios por una parte me asaltaba la duda de que si no estaba llegando muy lejos , y la moral que me mataba.
De pronto escuche un grito fuerte y supe lo que estaba pasando lo intui,
Jasón ya estaba en el proceso de la penetración, otro grito y tuve que subir el volumen de la televisión a todo lo que daba . para evitar que su gritos se escucharan por toda la casa. Esa noche no dormi medio dormite en la sala . cada vez que la escuchaba gritar me sobre asaltaba , fueron mas de 5 o 6 hora que escuchaba que se calmaban y después de nuevo los gritos , hasta que cesaron . por la madrugada, escuche que se abrio la puerta de la recamara y salio Jasón serian ya las 6.30 de la mañana el tenia que viajar a Toluca ese dia domingo me llamo y fui esta dormida dejala asi un rato no le hables dejala descansar, fue muy valiente tu hija, vez que no fui un bruto con ella , tuve que tomarla por ratos me dijo el, ya que era imposible entrar todo en ella pero ya paso , me tengo que bañar hablale a mi chofer , dile que lo estoy esperando para que me lleve al aeropuerto , fui marque el telefono , le hice el desayuno se baño , cambio y se fue me dio un beso me dijo nos vemos el lunes si puedo hoy domingo me regreso. Se fue.
Entre a la recamara estaba todo revuelto sabanas tiradas , almohadas vi en el piso su ropa de ella la levante y la acomode en el cesto de la ropa sucia , trate de no hacer ruido pero me fue imposible se desperto o medio desperto me vio, se hizo a un lado el cabello de su rostro y me pidio sus pantuflas se las di junto con su bata se la puso se metio al baño . le dije como te sientes no me contesto escuche un lamento de ella y me acerque al baño estas bien volvi a preguntar si mama me dijo estoy bien solo que me duele mucho mi vientre , y me arde para orinar , te voy a preparar un te de manzanilla le dije te lo tomas ahora que salgas del baño junto con una pastilla de seguro estas inflamada de tu parte . sali a poner el te y la escuche bañarse , toma le dije a ver déjame entrar al baño y no quiso no mama dejame ya no soy una niña , vete por favor , toma le alcanze la manzanilla , toma la toalla y date fomentos en tu parte para evitar la inflamación lo mas que caliente que soportes . Me dispuse a cambiar las sabanas levante las colchas y vi su pantaleta con sangre supuse que Jasón o ella se habia limpiado su parte con ella por eso de la sangre , ahí fue cuando me di cuenta que si la habia desvirgado . una mancha de sangre sobre la sabanas y en las almohadas eran el mudo testigo de la entrega de su virginidad . Me alegre de ver el frasco de la crema de aceite cerrado a un con el sello de la farmacia puesto eso era signo que Jasón me habia hecho caso cuando le pedi que no intentara penetrarla anal.
Salio del baño, mama que hicistes que oso, deja eso que pena ya vistes todo , se acosto duérmete descansa le dije , me duelen las piernas mama. Y mi vientre con el te y la pastilla se te pasara tomatelos. Me sali de su recamara pero a los 15 minutos escuche que me hablo que paso le dije , no puedo dormir me arde siento que el calzon me lastima , que calzon traes se destapo le vi los senos rojos , asi como el cuello signo evidente de que se los habian mamado. Este me enseño y vi que era uno de naylon quitatelo le dije ponte uno de algodón asi no te molestara salte para que me cambie , que ocultas le dije nada me dijo entonces no me vengas con que me salga por que mas de una vez tanto tu como yo nos hemos visto desnudas, bueno se paro de la cama se quito el calzon se lo cambio por el otro , ahí supe por que no queria que la viera desnuda no se si fue idea de ella pero estoy segura que si estaba toda rasurada de la raja , fueron fracciones de segundo que la vi pero me alcanse a dar cuenta que los labios de su sexo estaban inflamados , por lo que entre al baño tome una tolla intima y le rocie con manzanilla y se la di pontela le dije y descansa .
De esta forma fue su despertar de ella , Jasón no regreso si no hasta el lunes por la tarde pero estuvo pendiente por telefono , . Cuando regreso Jasón la dejo descansar toda la semana sin tocarla , incluso se molesto mi hija por esta decisión pero fue la mejor .
Paso un mes y regresamos a Toluca a radicar , Jasón logro rescatar nuestra antigua casa de los acreedores y volvimos a ella y de nuevo volvimos a esa sociedad de hipocresía . En donde una vez que se supo que Jasón era el presidente de las empresas nos llovieron de nuevo las amistades.
Estaba yo jugando tenis con mi hija la mayor cuando se acerco mi otra hija empesamos a jugar llego su novio de ella y realizamos un juego . asi paso esa tarde, cuando estaba checando lo de cena me extraño que mi otro hija se acercara a la cocina si era algo que a ella no le gustaba , preparo una ensalada de atun de las que a Jasón le gustaban no dije nada pero empese a observar todo .
Sus movimientos de ella sobre el y no me equivoque , pero pensaba que no se daria nada ya que , me decia que adoraba a ruben su novio . a la semana me hablo mama , seria un jueves , yo no se como decírtelo pero lo voy a intentar intentar que le dije yo , se quedo callada dime que te pasa , pense que me diria me voy a casar con ruben , te paso algo o que , no me dijo espera es que no se que diras , bueno me quiero acostar con Jasón , que le dije si lo que te dije me quiero a costar con el tiene algo de malo. No supe que decirle si a su hermana le dije que si a ella no podia decirle que no. Pero estas lista le dije, mental y como mujer si mama me dijo estoy lista . no dije mas yo misma me quede callada.
Se acordo el dia no hubo mas palabras que decir.
Me dijo ella que lo queria como regalo de cumpleaños por sus 18 años .
La famosa mayoria de edad en México y el dia llego .
Compramos un pastel , una cena , un poco de vino bailamos , contamos chistes, jugamos a las escondidas etc, esa noche fue de locura , serian las 11.40 de la noche cuando Jasón la cargo y la llevo a la sala cantamos una canción de ala vibora de la mar y les hicimos una rueda, no paso mucho tiempo cuando le vi el bulto a el crecer en los pantalones, era la señal , la cargo y la llevo a la pieza .
Cerro la puerta detrás de ellos y nosotras nos quedamos ahí, me sente con mi hijas la menor y le explique del sexo las relaciones sexuales de las enfermedades como el sida, herpes etc. De todo lo que una mujer y un hombre hacen de cómo dios los trajo al mundo y de los tabúes de la gente en México en materia de sexo le dije mira en México la gente grita que la virginidad es para cuando te casas pero nadie lo hace si tu estas segura de querer hacer sexo debes estar preparada física y mental. Nadie debe obligarte tu sola debes decidir. En eso estaba cuando escuche lo mismo gritos y le dije anda ve dormir con tu hermana ya es tarde un dia cuando tu seas mayor de edad lo haras.
Esa noche paso lo mismo que en la anterior solo que sus gritos fueron mas fuertes, encendi el stereo y me asome por la ventana , no habia nadie por la calle temia que alguien la escuchara y pensara otra cosa. Volvi a escucharla gritar asi estuvo como casi tres horas gritaba se callaba gritaba, callaba, pense que algo pasaba y toque ala puerta no salio nadie, intente entrar tenia seguro , pasaron como 20 minutos y salio el con una toalla el bulto que se le veia era enorme , que pasa le dije , no puedo entrar en ella me dijo esta muy cerrada cada vez que lo intento grita , y se cierra, dejala le dije otro dia intentalo , vamos dejala ya , no escuche a ella decir , vete mama dejame sola con el vete , lo mire a los ojos a el y me dijo ve a la recamara de nosotros y trae la pomada que te pongo en el culo para que te lo duerma. Que le vas hacer traela anda , me fui y la traje cierra le dijo ella cierra Jasón , cierra la puerta , tranquila me dijo , estara bien, voy a dejar emparejada la puerta , entra en media hora sin hacer ruido. Se me hizo eterno el tiempo y entre me meti al closet de madera y lo vi a el salia del baño con ella los dos desnudos , habia lagrimas en sus ojos de ella y el se los besaba , lo intentamos de nuevo escuche que dijo el , si dijo ella el me cubria por lo q solo via sus hombros de el y su espalda , la estuvo preparando , casi una hora la beso, vi cuando la acosto y le chupo su concha los senos empeso a besarla mas y mas y vi que ella respondia a el, la tomo de las nalgas y la alzo en vilo , vi como ella enrosco sus piernas a su cintura de el la deposito sobre la cama y fue sobre el bote de crema se unto y le unto a ella , en ese momento vino a mi mente el dia que oscar me desvirgo lo que vivi en esa vez y pense que mi hija estaria tal vez pensando lo mismo . Lo que paso después fue un grito ahogado de ella , al sentir su virginidad volar en mil pedazos al paso del pene del hombre que ella escojio para ser mujer.
Lo demas fue escuchar su gritos de ella , me parecia imposible que mi hija pudiara albergar semejante cosa dentro de ella sin que que la lastimara.
Hubo un lapso que se pusieron de espaldas a mi y fue lo que aproveche para salir de la recamara .
Me acoste a dormir sobre la sala y toda la noche estuve escuchando sus gritos de ellos, no supe cuando me quede dormida , me desperto su mano de el en mi pelo , vete a dormir me dijo ya paso todo , si lo vi , le dije , tenia que ser asi me dijo de un solo golpe ya lo habia intentado despacio y no se dejaba . esta bien vente con migo le dije no , me dijo le prometí que me despertaria con ella .
Ok le conteste ve y se fue cerro la puerta tras de si . y no salieron hasta el medio dia. A comer .
Le hize lo mismo que a su otra hermana un te de manzanilla , para desinflamar el vientre, se lo tomo sentada con Jasón , y me fui ala recamara a cambiar las sabanas, era un desastre todo el cuarto , no me quedo mas que sacar las sabanas , colchas y quemarlas , tenian sangre se veia que Jasón se habia limpiado su pene con lo que encontro a su paso . Mande a mi otra hija por unas inyecciones y la inyecte por la noche , estuvo en cama dos dias sin poder caminar , inflamada de sus partes intimas. con calentura y que le dolian las piernas. Pero todo salio bien, hoy en dia los cuatros somos felices , mis hijas estan concientes que Jasón no es para que se casen con el que un dia . ellas encontraran el amor de su vida y se casaran haran su vida .
La mayor se quiere embarazar de el yo no estoy muy de acuerdo con esa decisión pero si ella lo decea que mas puedo hacer.
En este momento las dos estan en tramiento de anticoncepcion o sea para no embazarse. Mi hija la menor aun le falta dos años para su mayoria de edad y ella vera que camino toma . con su sexualidad.
Ahora estamos en Guadalajara viviendo de nuevo por mi hija la mayor que entro a la universidad autonoma de Guadalajara . Jasón viaja cada fin de semana de Toluca para aca.
Yo me siento bien , tranquila , sin complejos y de lo mas feliz del mundo con Jasón , en tratamiento hormonal , por lo de mi mestruacion, saben por que por que yo si me gustaria tener un hijo de el. Que fuera su vivo retrato.
Se que habra gente moralista que me tache de todo , pero cuantos estan libres de pecado , yo prefiero saber que mis hijas ejercen su sexualidad con seguridad y saber con quien lo hacen a no saber. Nada de ellas .

Se que habra gente que me tache de muy loca o de puta liberal , pero cuantos estan libres de pecado , en esta sociedad corrupta.
Por eso el que este libre de pecado que tire la primer piedra .
Hablen con sus hijos del sexo tal y como es hoy en dia los niños ya no creen en la cigüeña , ya no se chupan el dedo tan facil, estoy segura que sus hijos se lo van agradecer .

He creado este correo para recibir algun comentario adicional , o por que no ver otro punto de vista .
Asi que si gustan estare esperando prometo contestar todo menos insultos por favor. chao.
selenevaldovinos@hotmail.com

El coño de mami parte 1

Amalia vivía la mayor parte del tiempo sola con sus dos hijos. Su marido, Cecilio, se dedicaba a la pesca como patrón de un barco y se tiraba largas temporadas en el mar, lejos de casa, en el océano Índico. Le había tocado una vida dura, aunque económicamente vivían desahogados. Tenía cuarenta y siete años y vivía en un pueblo de pescadores en el norte de España. Cecilio era el único hombre con el que había estado. Le conoció siendo unos adolescentes y desde entonces no se habían separado. Era feliz con él a pesar de esos dos feroces enemigos que eran la distancia y el tiempo. Se casó muy joven, a los dieciocho, y enseguida vino al mundo su hija Lorena, que en la actualidad contaba con veintiocho años. Diez años más tarde tuvieron un segundo hijo, Tito, quien acababa de cumplir los dieciocho. Vivían los tres juntos en un chalecito de dos plantas cerca del mar y en el mismo pueblo residía toda su familia, también la de su marido, así es que ante la permanente ausencia de Cecilio, se refugiaba en el calor de los suyos, que procuraban mimarla al máximo para que así esquivara esa desoladora soledad. Era una mujer atractiva para su edad y muy refinada. Era alta y delgada, rubia con el pelo corto, rapada en la nuca y con un flequillo cuya curva le tapaba toda la frente. Parecía una muñeca. Tenía los ojos azules, una bonita sonrisa, pechos muy alargados y estrechos, muy separados entre sí, con unas aureolas muy marrones y unos pezones grandes y oscuros, luego un culito ancho, pero aplanado, y unas piernas finas y largas. Solía vestir con ropa un poco anticuada, como faldas de tubo, faldas ajustadas con la base por las rodillas, blusas y prendas del año catapún, como si su desgana por acicalarse se reflejara en su modo de vestir. Todo lo contrario era su hija Lorena, una joven más bien gordita, aunque guapa de cara, porque había heredado los ojos y la sonrisa de su madre. Tenía el cabello negro, largo y liso, aunque solía llevarlo recogido en una coleta. Era de mediana estatura, y destacaban su culo y sus tetas. Poseía un culo muy redondo e imponente de nalgas tersas, y unas tetas bestiales con formas de campana, voluminosas en la base y blanditas, rozándose una con la otra, de aureolas oscuras y pezones grandes, como los de su madre. Tito, con sus dieciocho años recién cumplidos, era un joven alto como su madre, muy delgado, con piernas largas y raquíticas, con el cabello rizado y con los rasgos en la cara de su madre. Lorena trabajaba como esteticista en una peluquería. Salía con un chico desde hacía un mes, un chico que estaba muy enamorado de ella, aunque para Lorena aún no había nada serio. Tito aún estudiaba en el instituto repitiendo curso y hasta el momento no había mantenido relaciones con ninguna chica, ni siquiera había llegado a besar a ninguna, era algo tímido, como su padre, y se cortaba con las chicas. Pero como todo adolescente, se masturbaba continuamente con revistas pornográficas o navegando por webs de adultos. Nunca había sentido atracción por su madre o por su hermana, a pesar de que ellas no se reparaban en andar por casa en bragas o incluso en alguna ocasión sin sostén, como él andaba en calzoncillos delante de ellas, para él eran situaciones espontáneas y naturales. Nunca pasaron por su cabeza fantasías incestuosas ni el morbo le había acechado en ese sentido, hasta que inesperadamente se topó con una situación perniciosa donde su mente traspasó los límites de la inmoralidad. Fue como la mecha que encendería el escándalo.

Hacía una semana que su padre había partido de nuevo hacia las aguas del océano Índico, cerca de Madagascar, donde presumiblemente se tiraría unos cuatro meses sin regresar a casa, aunque al parecer tenían una avería y debían regresar a puerto para solucionar el problema. Tras el almuerzo, Tito se fue a casa de un amigo para jugar a la consola, pero se encontró con la puerta cerrada y regresó a casa a estudiar un poco para el examen de matemáticas. No tenía muchas ganas, pero debía hincar el codo o suspendería otra vez la asignatura. Su padre ya le había amenazado con quitarle del instituto si no espabilaba. Irrumpió en casa y soltó las llaves en el cenicero de la entrada.

¡Mamá, ya estoy aquí!

Vale, estoy en mi habitación.

Voy a estudiar, si me llaman, diles que no estoy.

Vale, vale, ahora te preparo algo de merienda.

Vale…

Se asomó al cuarto de su hermana y comprobó que estaba vacío. Luego fue al baño, abrió la tapa y se puso a mear. Mientras lo hacía, oyó cuchichear a ambas en la habitación. Se sacudió la polla, se la guardó y salió de nuevo al pasillo. Se fijó en que la puerta de la habitación de su madre no estaba cerrada del todo y dio unos pasos hacia ella asomándose precavidamente. Y allí las vio. Sufrió una súbita sensación arrebatadora. Su hermana, esteticista, le estaba depilando el chocho a su madre. Permanecía tumbada en la cama, boca arriba, de manera transversal, con las piernas flexionadas y separadas, con los talones en el borde de la cama, mientras su hermana, arrodillada en el suelo, le depilaba las ingles y parte del vello con una cuchilla de afeitar. Su madre estaba desnuda de cintura para abajo y para la parte de arriba llevaba una blusa estampada. Distinguió con exactitud su chocho abierto, una raja grande y jugosa con el clítoris sobresaliendo, así como parte de la raja de su culo. Su hermana le pasaba la cuchilla por el bajo vientre dejándole sólo un fino hilo de vello por encima de la raja. Tuvo que pasarse la mano por encima de la bragueta para sofocar la repentina erección, con ganas de masturbarse allí mismo, viendo el coño de su madre. Se había encontrado con aquella escena por casualidad, pero resultaba tremendamente excitante.

Ya está, te ha quedado muy bien – dijo su hermana secándole el chocho con una toallita.

Al incorporarse, justo cuando también su madre bajaba las piernas para levantarse, Lorena miró hacia la puerta y le descubrió vigilándolas. Tito se sonrojó y se apartó de inmediato, retrocediendo a toda prisa hacia su habitación y cerrando la puerta. Qué vergüenza que su hermana le hubiese pillado y que para colmo se lo contara a su madre. Le tacharían de marrano pervertido y si además llegaba a oídos de su padre se ganaría un buen par de hostias. Hacía calor. Se desnudó y se quedó sólo con un slip negro elástico y se puso a estudiar, aunque era incapaz de concentrarse, por un lado le azotaba el temor y por otro las ganas de masturbarse tras haber visto a su madre en aquella postura, con el chocho abierto mientras su hermana se lo afeitaba. A media tarde, su madre le llevó la merienda comportándose con él de una manera natural, señal de que su hermana no le había contado nada. Un par de horas más tarde, continuaba encerrado en su cuarto, sin querer salir, por temor a enfrentarse a Lorena. Su madre entró dos o tres veces para convencerle de que bajara a cenar, pero le dijo que no tenía hambre y que quería terminar algunas tareas. Ahora miraba a su madre con otros ojos. Había entrado con el camisón puesto, un camisón color crema muy largo, casi por los tobillos, pero transparente. Se apreciaban con claridad sus bragas blancas y sus tetas alargadas balanceándose bajo la gasa, con las aureolas oscuras y los pezones pegados a la tela. Aquellas transparencias le hincharon la polla. Cuando se inclinó para recoger la bandeja, se fijó en su culo aplanado y ancho, con una parte de las bragas metida por la raja. Qué polvazo tenía, con esa madurez y ese morbo. Quería alejar esos sucios pensamientos de su cabeza, pero la erección no bajaba y comenzaron a forjarse fantasías eróticas en su mente con su madre como protagonista indiscutible. Se sintió como un jodido pervertido, pero la sensación resultaba indomable. Trató de relajarse concentrándose en la lectura, sentado en la cama, con la espalda reclinada en el cabecero. Sólo leyó un par de páginas y sin la debida concentración. Soltó el libro a un lado. Quería masturbarse, pero sabía que lo haría pensando en su madre, en su postura en la cama, y no quería hacerlo. Debía contenerse. Era del todo inmoral. Iba a apagar la luz para tratar de dormir, cuando su hermana Lorena irrumpió en la habitación. Sus mejillas se sonrojaron al verla. La había evitado durante toda la tarde. Continuó tumbado boca arriba, desnudo, salvo por el slip elástico donde se apreciaban los contornos de su pene y sus cojones, contornos donde reparó Lorena, como reparó en su cuerpo delgado y blanco, sin apenas vello por ningún sitio. Iba con un camisón largo de satén color rosa, de finos tirantes y escote en V, con copas fruncidas que realzaban sus grandes pechos y detalles de encaje alrededor de ellas, con una pronunciada abertura lateral que dejaba a la vista su grueso y terso muslo. Cerró la puerta tras de sí y dio unos pasos hacia la cama.

¿Qué haces? No has aparecido en toda la tarde.

Iba a dormirme, mañana tengo un examen de mates y quería madrugar – le aclaró envuelto aún en el sonrojo.

Lorena se sentó en el borde de la cama, a la altura de su cintura y mirando hacia él. Cruzó las piernas. La abertura lateral la dejaba en una posición muy erótica, con sus pechos descansando sobre los muslos y con el canalillo que separaba sus tetas distinguiéndose en el escote. A Lorena, inevitablemente, se le iban los ojos hacia el bulto del slip. Era una chica muy calenturienta. Con veintiocho años y no había tenido ninguna experiencia sexual, quizás por su físico, al estar algo rellenita, pero jamás tuvo relaciones sexuales y con el chico con el que estaba saliendo aún no había nada serio.

Te he visto cómo nos espiabas… – le confesó.

Tito empalideció y al instante sonrió temblorosamente.

Ha sido sin querer, iba a ver a mamá y…

Tranquilo, no pasa nada, me imagino que ha sido sin querer.

¿Le has contado algo?

No, como quieres que le cuente. Es algo normal, los hombres sois todos unos salidos. Seguro que te has excitado viendo cómo le afeitaba el coñito…

Bueno, un poco sí… – reconoció con la misma voz temblorosa.

Con tu propia madre, serás guarro – bromeó dándole un cariñoso manotazo en la pierna.

Qué quieres, la he visto ahí, abierta de piernas, y tú ahí, arrodillada, afeitándole el chocho… Parecíais dos lesbianas.

Jajajaja… Se te ha puesto dura, ¿eh, canalla? – le achuchó su hermana.

No he podido evitarlo.

Lorena le pasó la mano por encima de la rodilla en dirección al muslo, a modo de suave caricia.

Como sois los tíos – añadió de ella recorriendo el muslo de la pierna desde la rodilla hasta lo alto del muslo, casi hasta rozarle los genitales con el canto de la mano.

¿A ti no te pone cachonda afeitarle el chocho?

¿A mí? No, hombre, estoy acostumbrada a depilar a mujeres todos los días. Además, es mi madre, no soy tan pervertida como tú. Seguro que te has masturbado – imaginó mirándole a los ojos.

Aún no, pero tengo muchas ganas de masturbarme…

¿Y por qué no lo has hecho?

Preferiría que alguien me hiciera una paja…

Su hermana no paraba de acariciarle la pierna, bien deslizando la palma o con las yemas de los dedos.

¿Y pensarías en ella, en mamá?

Sí, me ha gustado su chocho.

¿Te la follarías? – le preguntó con la mirada clavada en el bulto y con su vagina al rojo vivo por la morbosidad de la conversación.

Sí, me encantaría follármela…

Estás empalmado – le dijo dándole unas palmaditas a la polla por encima del slip.

Estoy demasiado caliente. ¿Quieres hacerme una paja?

De las palmaditas, pasó a sobar el bulto deslizando la palma por los contornos del pene. Comprobó la extrema dureza y la increíble longitud, así como la blandura de los huevos.

Pero no se lo digas a nadie, ¿vale?

Nadie se va a enterar. Hazme una paja, hermanita…

Ella misma se ocupó de bajarle el slip con las dos manos, descubriendo una polla fina pero extremadamente larga, de un tono blanquecino y un glande reluciente y enrojecido. A medida que deslizaba el slip por sus piernas, se fijó en su escaso vello en la base y en sus huevos, pequeños, redondos y duros, de un tono rosado que destacaban con la blancura de su piel. Le sacó la prenda por los pies y Tito estiró las piernas separándolas. Su hermana le agarró la polla por la mitad, la colocó en vertical y se la empezó a machacar muy despacio.

Ahhh… Qué gusto… – decía él jadeando, abriendo y cerrando los ojos, cabeceando en la almohada.

¿Te gusta? – le preguntó ella.

Sí, me gusta mucho, lo haces muy bien… Ahhh… Ahhh…

Ella iba acelerando progresivamente, ahora sujetando la polla más cerca del glande, apretándola con fuerza para disfrutar del tacto y la dureza, de aquella piel tan lisa, sin imperfecciones.

¿Estás pensando en el coñito de mamá?

Síiiiií… Me gusta su coño… Ahhh… Ahhh… ¿Por qué no te sacas las tetas? Deja que te vea las tetas… Ahhh… Ahhh…

Con la mano izquierda, se bajó un tirante y luego el otro. El camisón cayó por sí solo hasta su regazo, dejándola con sus dos gigantescas tetas al aire, dos masas de carne blanda con formas de campana, con aureolas ennegrecidas y gruesos pezones, meneándose muy levemente al son de los movimientos del brazo. Ya le sacudía la verga a un buen ritmo. Sintió un cosquilleo en la vagina, como si los flujos le bajasen. Necesitaba tocarse. Condujo la mano izquierda bajo el camisón, ante los atentos ojos de su hermano, que no paraba de jadear, y se la metió dentro de las bragas, unas bragas blancas de satén, para masturbarse zarandeándose el chocho con la palma. Tito observaba los nudillos de las manos revolviéndose por dentro de las bragas.

Estás cachonda, ¿verdad?

Tú me has puesto cachonda…

Me gusta cuando le afeitas el chocho… Dame más fuerte…

Aceleró bruscamente agitándole velozmente al mismo tiempo que se agarraba el chocho para menearlo en círculos. Tito extendió el brazo derecho y le pasó la mano por ambas tetas, para después cogerlas por la base, subiéndolas, deformándolas, cómo si quisiera comprobar su peso y blandura. Después le agarró una de ellas por un pezón y se la agitó hacia los lados. Ella se frotaba el chocho con tanta intensidad que los dedos le sobresalían por los laterales de las bragas, así como parte del vello. Tito comenzó a jadear nerviosamente contrayéndose y cabeceando bruscamente. Lorena emitió un jadeo cerrando los ojos y juntando las piernas, con la mano atrapada y manchando. Un segundo más tarde, la polla comenzó a salpicar leche hacia arriba, gotas espesas que se repartieron por los alrededores. Lorena cesó de sacudirla y la soltó. Tenía la mano salpicada. Su hermano se revolvía para contener el inmenso placer.

Espera, que te limpio…

Le cogió el slip y luego le sujetó la polla por la base para secarle el glande y algunas salpicaduras del tronco. Después le pasó la prenda por los huevos y le limpio algunas gotas del vientre. Al inclinarse, sus tetas le rozaban el muslo de la pierna. Se limpió la mano manchada y soltó el slip para subirse los tirantes y forrarse las tetas, ajustándose las copas.

Gracias, hermanita – le agradeció Tito con la respiración aún entrecortada.

Nos hemos calentado un montón – le dijo levantándose y alisándose el camión -. Ni una palabra, ¿eh? O nos cuelgan.

Tranquila, mujer. Qué buena paja me has hecho…

Me voy…

Se inclinó y le besó en la frente como si fuera un niño pequeño, después se giró y abandonó la habitación. Tito se relajó con los ojos cerrados, sin perder la erección, sabía que iba a tener que hacerse otra paja rememorando lo que acababa de suceder con su hermana.

A la mañana siguiente, sonó el despertador a las ocho de la mañana. A Tito le costó incorporarse porque había dormido poco y tenía la polla molida de tantas pajas que se había hecho, y aún así salió empalmado. Estaba desnudo. Se la miró. La tenía muy dura y muy caliente. La paja que le había hecho su hermana le había inducido un morbo indestructible que alimentaba su recién llegada perversión. Trató de recapacitar, de valorar las graves consecuencias del incesto, todo resultaba tan inmoral que si alguien les descubría el escándalo sería bestial. Estaba manteniendo relaciones sexuales con su hermana mayor, y para colmo, bajo la inspiración del chocho de su madre. Oyó la puerta de enfrente, la de la habitación de su hermana. La oyó caminar por el pasillo. La oyó entrar en el cuarto de baño. Solían coincidir por las mañanas. Su madre aún tardaría un par de horas en levantarse. Volvió a mirarse la polla, estaba muy caliente. Se levantó y salió de la habitación para dirigirse hacia el baño. Caminó desnudo por el pasillo e irrumpió de repente cerrando la puerta inmediatamente. Su hermana, frente al lavabo, con el camisón rosa, se enjuagaba la boca tras haberse lavado los dientes. Le miró por encima del hombro y le sonrió.

– ¿Dónde vas?

La abrazó por detrás rozándole la polla por el culo, por encima de la tela satinada, y la rodeó con los brazos sobándole las tetas y besuqueándola por el cuello.

¿Cómo está mi gordita?

Ay, no me digas eso – se quejó dándole un manotazo.

Mira cómo estoy – jadeó aplastando la polla contra el culo de su hermana, estrujándole las tetas con ansia.

Seguro que te has tirado toda la noche pajeándote con el coñito jugoso de mamá…

Síiii. Tiene un coño muy rico… Ven, ven conmigo…

La rodeó por la cintura para acercarla a la taza. Cerró la tapa y se sentó reclinándose en la cisterna y separando las piernas, con la polla en alto.

Hazme una pajita, anda, sé buena…

Lorena, deseosa, se arrodilló entre las piernas de su hermano.

¿Vas a pensar en el chocho de mamá? – le preguntó rodeando la verga con la mano derecha y acariciándola por todo el tronco.

Sí, quiero su chocho… Sácate las tetas.

Se bajó los tirantes con la mano izquierda y la prenda cayó hacia la cintura dejándole las dos tetazas al aire, dos tetazas que comenzó a golpearse con la punta de la verga al son de las sacudidas. Tito bufaba desbocadamente al percibir la blandura de las tetas, al percibir cómo su polla se hundía en aquella masa esponjosa, cómo rozaba aquellos pezones duros y erguidos. Se miraban a la cara. Se la machacaba muy velozmente sobre las tetas, golpeándoselas con fuerza. Tito extendió su brazo y le acarició la cara con las yemas de los dedos.

Te gusta mi polla, ¿verdad, gordita?

Sí, me gusta mucho. ¿Te gustaría follarte a mamá?

¿Y a ti? ¿Te gustaría que me la follara?

Sería morboso, ¿no? – añadió sin cesar de agitarse la verga sobre las tetas, que se balanceaban ante los incesantes golpes.

Quiero verle el chocho… Ahhh… Ahhhh… – Continuaba acariciándole la mejilla -. Grábala, grábala con el móvil… ¿Lo harás?

Sí…

Quiero verte el culo, deja que te vea el culo…

Lorena se puso de pie y se volvió dándole la espalda. Terminó de bajarse el camisón hasta los tobillos y acto seguido se bajó las bragas hasta la mitad de los muslos, mostrando un culo gordo y ancho, de abultadas nalgas de piel tersa y tono tostado, con la densa mata de vello distinguiéndose entre las piernas. Se curvó ligeramente hacia delante, con las tetas colgando y la raja del culo algo abierta, una raja profunda con un ano rojizo, impoluto y tierno. Tito se puso de pie y en ese momento ella echó su brazo derecho hacia atrás, le agarró la polla y comenzó a sacudírsela sobre el culo, rozándose las nalgas con el glande, a veces deslizándolo a lo largo de la raja. Le miraba por encima del hombro, inclinada, acariciándose el chocho mientras se golpeaba el culo con la polla. Pronto los jadeos de su hermano se hicieron más continuos y más profundos. Aceleró los tirones de la verga, sin parar de rozársela por las nalgas, hasta que sintió cómo le vertía la leche sobre unas de ellas, un par de chorritos que formaron dos hileras que resbalaron hacia abajo, una hacia las piernas y otra hacia el fondo de la raja. Tito emitió un par de bufidos cuando su hermana le soltó la verga y terminó sentándose de nuevo en la taza, tratando de recuperarse del esfuerzo lujurioso al haberse corrido sobre el culo de su hermana. Lorena también se irguió. Arrancó un trozo de papel y se limpió el culo deslizando la mano desde el chocho hasta la rabadilla, después con otro trozo de papel, se secó la hilera de leche que aún le resbalaba por la pierna.

Espero que no nos pillen – le dijo a su hermano al subirse las bragas.

No nos pillan, mujer, teniendo cuidado…

Se subió el camisón y se ajustó las copas a las tetas. Vio que la polla de su hermano iba desinflándose.

Bueno, amorcito, voy a vestirme…

Se inclinó hacia él y le besó en el pelo, después Lorena abandonó el cuarto de baño. Antes de vestirse, se masturbó en su cama, oliéndose y chupándose la mano que había agarrado la polla de su hermano, reconstruyendo mentalmente cada segundo de las masturbaciones. Tenía veintiocho años, por su aspecto físico los chicos apenas se fijaban en ella y aún era virgen, jamás había sentido las eléctricas sensaciones de una experiencia sexual, aunque era consciente de la inmoralidad de esas experiencias.

El deseo sexual de Lorena parecía insaciable ahora que lo había probado y grabó con el móvil a su madre mientras se desvestía, mientras se untaba de crema por todo el cuerpo, mientras meaba y se duchaba. Ella era su hija y tenía licencia para andar cerca cuando estaba desnuda. Captó unos primeros planos de su chocho, con el único objetivo de incitar a su hermano. Grabó más de quince minutos de intimidad de su madre y luego en la peluquería, como regalo, grabó a su jefa mientras meaba y a una clienta a la que tuvo que depilarle el coño. Lorena estaba cegada por la lujuria más perversa, una ninfomanía que se había ido fraguando con el tiempo debido a su sequía sexual, a la envidia que sentía por sus amigas, las guapas, y que había alcanzado su punto álgido cuando su hermano las espió depilando el coñito jugoso de mamá. Su chico la telefoneó varias veces a lo largo de la mañana, seguramente con la intención de quedar con ella para tomarse unas cañas, pero no atendió ninguna de sus llamadas. Al mediodía, almorzaron los tres en la mesa rectangular de la cocina. Cruzaba miradas obscenas con su hermano y cuando su madre se levantaba ambos la seguían con los ojos, excitándose con sus movimientos, sobre todo con el contoneo del culo y los pechos bajo la blusa que llevaba. Y Amalia, como una incrédula, ignoraba las sucias pretensiones de sus propios hijos.

Tras la comida, recogieron la mesa. Los hermanitos se sentaron en el sofá para ver la tele, uno junto al otro, mientras que Amalia dijo que tenía que hacer unos recados y que estaría un buen rato fuera de casa. Tito vestía un pantalón de chándal negro y una camiseta blanca de tirantes y su hermana una camiseta elástica roja, con un escote muy abierto en forma de U, y una faldita blanca de pana gruesa, con la base algo por encima de las rodillas. Los dos permanecían relajados en el sofá cuando oyeron la puerta de la calle. Entonces Tito le asestó una palmada en la pierna.

¿La has grabado?

Sí – dijo sacando el móvil -. He grabado su coño para ti, sé que te gusta, y muchas más sorpresas…

Tito tomó el móvil y él se encargó de buscar las carpetas donde estaban los videos almacenados. Comenzó a reproducirlos y a fascinarse con lo que veían sus ojos, resoplando y mordiéndose los labios.

Ummm… Qué chocho más rico… Mira cómo mea… Ohhh…

¿Te gusta? Seguro que estás empalmado – le dijo pasándole la mano por encima del bulto.

Umm… Sí, cómo me gustaría follármela – comentó sin apartar los ojos de la pantallita del móvil.

¿Quieres que te masturbe?

Mastúrbame, tócame la polla, la tengo muy caliente…

Mientras su hermano veía las escenas grabadas, Lorena se ocupó de bajarle el pantalón del chándal y deslizarlo hasta los tobillos. Luego le bajó simplemente la delantera del slip, dejándola enganchada bajo los cojones. Ladeada hacia él, le cogió la polla con la derecha y se la comenzó a sacudir despacio, para gozar de aquel tacto duro. Tito permanecía atento a las imágenes mientras su hermana le movía la verga.

Me gustaría verte follar con ella – reconoció su hermana.

Joder, si pudiera follarle ese chochito…

Tiene que ponerse cachonda algunas veces, con papá tan lejos y sin verse durante tanto tiempo…

Mira qué culo tiene…

Ahora Lorena le agarró la polla con la izquierda para masajearle los huevos con la derecha, sobándolos con suavidad, aplastándolos con la palma o deslizando las yemas por sus duras asperezas, machacándole la polla con golpes contundentes. Tito ya fruncía el entrecejo para jadear, con el móvil en la mano, atento a la pantalla, aunque a veces miraba hacia la mano de su hermana para comprobar la intensidad de los tirones a la verga.

Ohhh… Ahhh… ¿Por qué no te sacas las tetas? Me gusta verte las tetas mientras me masturbas… Vamos, sácatelas…

Lorena se sacó la camiseta por la cabeza liberando sus gigantescos pechos acampanados. Tiró la camiseta y se echó sobre el regazo de su hermano, aplastando las tetas contra su barriga. Le cogió la verga colocándola verticalmente y comenzó a mamársela subiendo y bajando la cabeza. Llegaba con los labios hasta la base y ascendía hacia el glande, lo saboreaba con la lengua y volvía a descender. Qué rica estaba la polla. Mantenía un ritmo lento en la mamada, como queriendo disfrutar de su sabor. Tito sujetaba el móvil con la mano izquierda manteniéndolo en alto y con la derecha le acarició la espalda, hasta que pasó por encima de la falda y le tiró de la prenda hacia la cintura, para así sobarle el inmenso culo por encima de las bragas. Se tiraron así hasta que los videos terminaron.

Por qué no te bajas y me chupas los huevos…

Lorena bajó al suelo, de rodillas, y dio unos pasos hasta meterse entre sus piernas. Le bajó el slip hasta los tobillos y se lo quitó junto al pantalón del chándal. Tito se agarró la verga para sacudírsela mientras ella se curvó ladeando la cabeza para lamerle los huevos. Se los lamía con toda la lengua fuera, sin parar, llegándoselos a levantar por la fuerza que ejercía para chuparlos. Tito sólo veía sus ojos y su frente, olisqueando bajo su polla, notando cómo se los mojaba. A veces escupía sobre ellos y repartía la saliva con la punta de la lengua, jugueteando, con las babas colgándole de la barbilla. Tito se la machacaba despacio, como queriendo contener la llegada de la eyaculación.

Qué bien lo haces, gordita… Te gusta chuparme los huevos, ¿verdad, gordita?

Su hermana apartó la cabeza para mirarle.

Sí, me gusta. ¿Te han chupado alguna vez el culo?

No – contestó Tito aminorando la masturbación -. ¿Quieres chuparme el culo?

Lo que tú quieras, pero lo vi una vez en una película porno. Al tío le gustaba…

Venga, chúpamelo, guarra…

Tito levantó las piernas hacia arriba, reclinándose un poco más para que el culo sobresaliera por el borde. Su hermana, sentada sobre los talones, acercó la cara y le abrió la raja para dejar expuesto el ano de su hermano, un ano blanquecino y rugoso. El olor era hediondo y llegó a expresar un gesto de asco cuando sacó la lengua y le acarició el ano con la punta. Los cojones le golpeaban en la frente al estar sacudiéndosela. Notaba el mal sabor a heces, pero no paraba de rozar la punta, sólo la punta, por encima del orificio.

Wow… Ohhhhh…

Electrizado, Tito se irguió bajando las piernas y agitándose la polla a la desesperada. Lorena también se incorporó, con las manos reposando en las rodillas de su hermano. Tito se la meneaba encañonándola, hasta que unos segundos más tardes numerosos escupitajos de leche se repartieron por sus tetas, resbalando posteriormente mediante hileras lentas, con algunos pegotes atrapados en las aureolas oscuras, por encima de los pezones. Tito volvió a dejarse caer hacia atrás soltándose la verga y extendiendo los brazos. Lorena se miró las tetas manchadas.

Joder, tía, cuando me has chupado el culo me ha venido la leche de repente.

¿Te ha gustado?

Joder, impresionante. ¿Y a ti? ¿Te gusta lamerme el culo?

Es un poco asqueroso, la verdad, pero bueno, si te gusta, pues lo hago. ¿Te limpio?

Límpiame la verga.

Recogió antes la camiseta del suelo y se la puso tapándose, sin ni siquiera limpiarse el semen que le corría por las tetas. Se comportaba como la sumisa de su hermano. Luego se colocó la falda y extrajo un clínex del paquete. Volvió a arrodillarse entre las piernas de su hermano, le sujetó la verga y le secó el glande y los huevos, luego se ocupó de subirle el slip y el chándal. Después se puso de pie.

Bueno, voy a tomar un café y me voy.

¿Me dejas el móvil? Voy a pasar los videos al mío.

Vale, luego me lo das. Adiós, guapo.

Adiós, gordita, y gracias por la mamada.

De nada.

En su habitación, al cambiarse de ropa para ponerse el uniforme del trabajo, se masturbó clavándose dos dedos en el coño. Necesitaba sofocar la calentura de su sangre. Como sumisa, ella era quien le satisfacía, sin embargo le tocaba autosatisfacerse, su hermano no se ofrecía a masturbarla. Sabía que ya estaba atrapada en esa aureola de placer y que iba a costarle mucho esfuerzo escapar de su fuerza.

Se pasó toda la tarde trabajando con la mente puesta en las escenas con su hermano. No lograba concentrarse, tenía la vagina que le crepitaba de placer, y para colmo tuvo que depilar tres chochos, tres chochos que tocó y olió, así es que luego tuvo que masturbarse en el cuarto de baño.

Cuando regresó a casa, su madre preparaba la cena y su hermano acababa de salir de la ducha con un albornoz puesto. Tanto ella como su madre se pusieron cómodas, Lorena con su habitual camisón de color rosa y abertura lateral y su madre con el suyo largo de color beige, donde se le transparentaban sus tetas alargadas y sus bragas negras. Ya en la cocina, cenando, los hermanos se cruzaban miraditas lujuriosas cada vez que la madre se levantaba, devorándola con sus ojos viciosos. Cómo movía el culo, cómo se columpiaban las tetas bajo la gasa, chocando una contra la otra. Cenaban en una mesa rectangular con unas enaguas para arroparse las piernas. Amalia y Lorena permanecían una junto a la otra, mientras que Tito se encontraba frente a su hermana. Bajo la mesa, Tito extendió la pierna derecha. Lorena notó el pie de su hermano colándose entre sus piernas, bajo el faldón del camisón. Abrió las piernas y bajó las manos metiéndolas por debajo de las enaguas. Se miraban a los ojos. Le agarró el pie. Se colocó la planta encima de las bragas. Lorena se lo masajeaba bajo la mesa con ambas manos mientras su madre hablaba de las últimas anécdotas de su padre. Con cuidado, se apartó la delantera de las bragas a un lado y su hermano le pegó la punta del pie, hurgando con el dedo gordo en la rajita del chocho. Lorena se mordía el labio inferior. Tito apretaba con el pie y ella misma se colocó el dedo en posición horizontal para hundírselo un poco en la raja, para masturbarse con él. Meneaba suavemente la cadera para percibir la presión del dedo metido en su rajita. Subió la mano izquierda para continuar comiendo y que su madre no sospechara, manteniendo la derecha bajo la mesa, sujetando el pie de su hermano por el tobillo mientras le escarbaba el chocho con el dedo gordo. Hubo un momento en que cerró los ojos soltando un bufido, Tito no paraba de agitar el dedo para masturbarla. Poco después, notó que manchaba y ella misma despegó el pie del chocho. Entonces Tito lo retiró. Menudo morbo. Su hermano la había follado con el dedo del pie, bajo la mesa, mientras su madre cenaba. Más tarde, ellas recogieron la mesa y él se deleitó con sus movimientos. Con aquellos camisones tan sugerentes, parecían dos putas a su disposición. La polla le iba a reventar. Para Tito, la moralidad ya carecía de todo valor. Más tarde, vieron un rato la televisión, hasta que su madre comenzó a bostezar y se levantó de repente.

Bueno, voy al servicio y a la cama -. Le dio un beso a cada uno -. Mañana tengo que salir temprano con el tío Román para que en la gestoría nos preparen la declaración de la renta. Que alguien me llame, ¿vale?

Yo te llamo, mamá – le dijo Tito.

Cuando abandonaba el salón, Tito se levantó y se sentó al lado de su hermana para susurrarle al oído:

Ves con ella, grábala, quiero verle el chocho. Seguro que va a mear.

Lo voy a intentar, pero no te prometo nada, no quiero arriesgarme.

Lorena recogió de la mesa su móvil, activo la cámara y siguió a su madre. Cuando entró en el cuarto de baño, simulando que iba a lavarse los dientes, Amalia se estaba subiendo los faldones del camisón para bajarse las bragas. Pudo grabarle su culo ancho y aplanado, cómo se sentaba a orinar y cómo después se limpiaba el coño con un trozo de papel. Mientras se subía las bragas, Lorena tuvo tiempo de ocultar el móvil bajo la toalla. Se despidió de su hija con otro beso y después salió hacia su habitación. Lorena reprodujo el video para asegurarse de que todo se había filmado perfectamente, después salió del baño y se dirigió hacia su cuarto. Se sentó en el borde de la cama, hasta que cinco minutos más tarde irrumpió su hermano cerrando la puerta tras de sí.

Chsss, igual todavía está despierta – le advirtió ella.

Tito se despojó del albornoz exhibiendo su total desnudez, ya con la verga completamente empinada e hinchada. Se detuvo frente a ella, con la verga a pocos centímetros de su rostro.

¿La has grabado?

Sí, cuando meaba. Toma.

Le entregó el móvil para que él mismo lo reprodujera, pero antes, la ayudó a quitarse el camisón por la cabeza, dejándola con sus tetazas al aire y con sus braguitas ceñidas a las caderas.

Quítate esto y mastúrbame…

Se la empezó a sacudir con suavidad, verticalmente, acariciándole los huevos al mismo tiempo, mirándole sumisamente, mientras su hermano visualizaba el video.

Soy una buena espía, ¿eh?

Ummm… Qué coño… Me encanta ver cómo mea… Mira cómo se limpia el chocho… Ummm… Qué polvo le echaba…

¿Te gusta?

¿No te gustaría lamerlo cuando la depilas?

Sí, me excita mucho afeitarla…

Qué suerte tienes de tocarle el chocho. Bájate las bragas… – Lorena le soltó la verga para quitarse las bragas, exhibiendo ante su hermano un chocho muy carnoso, con labios gruesos y raja profunda, toda la zona con un vello denso recortado por los bordes del triángulo -. Échate hacia atrás – le pidió sacudiéndosela él mismo.

Su hermana acató la orden y se tendió hacia atrás. Sus tetas blandas se menearon como flanes, ladeándose hacia los costados. Separó las piernas y entonces su hermano flexionó la pierna derecha elevando el pie para acercarlo a su chocho. Primero se lo acarició con la planta, presionándolo, pero luego le hundió el dedo en la carnosa raja, follándola con él. Lorena meneó la cadera elevando la cabeza para mirar cómo la masturbaba con el pie.

Qué chocho tienes, guarra… – le decía con el dedo gordo clavado -. Mueve el coño, muévelo…

Ay… Qué gusto, Tito…

Decía meneándose, ahora sujetándole el pie con ambas manos para follarse ella misma. Pero Tito retiró el pie, para que ella se incorporara y aún sujetándolo con ambas manos le lamiera el dedo gordo y probara las sustancias vaginales.

¿A qué sabe tu chocho? -. Pero ella continuaba lamiéndole como una posesa el dedo del pie, como si fuera un pene grueso y diminuto, con el talón apoyado contra el muslo -. Quiero ver cómo meas, como lo hace ella.

Lorena levantó la cabeza hacia él, aún con el pie entre sus manos y el dedo gordo ensalivado. Tito bajó la pierna y la ayudó a levantarse sujetándola del brazo. Ambos se encontraban de pie junto a la cama, desnudos. Tito miraba hacia todos los rincones. Descubrió encima de la cómoda una vasija de cristal, ovalada, plana, pero grande, llena de pañuelos del pelo y orquillas de toda clase.

¿Aquí? – preguntó ella.

Sí, quiero ver cómo meas…

Cogió la vasija y vertió todos los pañuelos y orquillas sobre la superficie de la cómoda, después depositó la vasija en el suelo, a un metro de la cama.

Mea ahí…

Pero…

Venga, cerda, deja que vea cómo meas.

Está bien…

Lorena se acuclilló con la vasija bajo su vagina, envuelta en esa mirada sumisa que buscaba los ojos de su hermano. Tito se colocó frente a ella, de pie, machacándose la polla desesperadamente ante el calentón que suponía verla en aquella postura. Lorena sonrió y al segundo comenzó a mear, hasta ir llenado poco a poco el recipiente de un caldo amarillo claro, contemplando cómo su hermano se zarandeaba bruscamente la polla, abrasado por la lujuria más perversa.

¿Te pone verme mear? – le preguntó cuando le caían las últimas gotas, dejando la vasija llena más o menos por la mitad.

Sí, me encanta, ¿sabes qué me gustaría?

Qué

Mearte el chocho…

¿En serio? ¿Quieres mearme el chocho?

Sí, sé que lo deseas, quiero mearte el coño…

Va a oler mucho, pero, bueno, ten cuidado, ¿vale?

Sí, ahh… Separa las piernas y ábretelo…

Su hermana, acuclillada con la vasija debajo, medio llena de su pis, separó un poco las piernas y con ambas manos se abrió la raja del coño metiendo los brazos bajo los muslos, mostrando el tono rojizo y encarnado de sus profundidades y su clítoris abultado, con su gran culo rozando los cantos acristalados del recipiente y con las tetas aplastadas contra los muslos de las piernas. Le miró a los ojos viendo cómo bajaba la polla para encañonarla. De pronto salió un chorro potente de pis que se estrelló contra su ombligo, salpicándole las tetas, aunque enseguida bajo un poco más la polla hasta acertar en el centro del chocho. Lorena se miró cómo le meaba el coño, cómo salpicaba hacia todos lados y cómo la vasija iba llenándose hasta rebosar, manchándole el culo. Miró a su hermano y le ofreció una sonrisa. Era una meada larga que le estaba dejando el chocho empapado. El chorro fue perdiendo fuerza y Tito dio un paso hacia delante para no mear fuera, llegando a rozarle el pezón de un pecho. Lorena se miró. Tenía el culo sumergido en el pis. Se levantó apartándose a un lado, junto a su hermano, observando con él cómo el caldo amarillento se derramaba por los lados. Tito la miró. Tenía las tetas salpicadas y todo el vientre abrillantado por la cascada de pis, con el chocho completamente empapado y chorreándole hacia abajo.

Qué guarros nos hemos vueltos, ¿eh? – le dijo ella.

Me apetece follarte, imaginar que eres ella…

¿Te gustaría mearla, como has hecho conmigo?

La agarró de la coleta y le tiró de la cabeza hacia atrás, dándole unas palmaditas en la cara y bajando con la mano por su cuello para sobarle las tetas y esparcir por la masa blanda las gotas de pis.

Síiiii, quiero mearla. Eres una guarra y me apetece mucho follarte.

No tenemos preservativo…

Sabré dar marcha atrás. Vamos, colócate en la cama…

Lorena, dispuesta, caminó hacia la cama y se subió de rodillas para colocarse a cuatro patas, con las rodillas cerca del borde, el culo en pompa, las tetazas balanceándose hacia abajo como las ubres de una vaca y con la mirada al frente. Qué culo más grande tenía ante sí, con aquel chocho pulposo, con el vello mojado, de donde aún le caían algunas gotas. Toda la raja del culo y parte de las nalgas las tenía caladas de pis, con alguna hilera resbalándole por el muslo. Era todo para él. Se acercó a ella sacudiéndose la polla para enderezarla aún más y la posicionó en horizontal para conducirla a su rajita carnosa y húmeda. Su hermana miraba al frente al notar el roce. Jamás imaginó que fuera su hermano pequeño el hombre que iba a desvirgarla. Poco a poco la fue penetrando sujetándola por las caderas. Lorena apretaba los dientes, percibiendo cómo la verga iba encajándose en las profundidades de su chocho. En cuanto pegó la pelvis al culo, comenzó a follarla de un modo sosegado, extrayendo la verga hasta el capullo y hundiéndola despacio. Su hermana sólo exhalaba para no hacer ruido, mirando al frente, mordiéndose el labio para capturar los escalofríos lujuriosos que le proporcionaban las lentas penetraciones. Sus tetas se meneaban lentas. Con los pulgares, su hermano le abría la raja del culo para fijarse en su ano, bañado en pis, mientras le inyectaba la polla con lentitud. Apenas hacían ruido. Ella a veces miraba por encima de su hombro y observaba el rostro de su hermano, con el ceño fruncido y con la mirada clavada en su culo, presenciando el deslizamiento lento de la verga.

¡Qué gusto más grande follarte! – exclamó él sin dejar de moverse, pasándole la yema del dedo pulgar por encima del ano.

¿Te imaginas que es mamá? Me gustaría ver cómo la follas…

Síiii… Eres ella… Ahhhh… Ahhh…

Yo también estoy sintiendo mucho – añadió Lorena, que cerraba los ojos para concentrarse, para gozar de aquel desbordante placer.

Le acariciaba las nalgas y esparcía algunas gotas de pis por toda su piel, por su cintura y por la rabadilla. Soltó unos bufidos muy seguidos.

Ufff… Me voy a correr…

No te corras dentro, Tito, es peligroso… – le pidió ella.

Le sacó la verga para darse con la mano, con la punta rozándole el clítoris. Lorena cerró los ojos y al segundo notó cómo le salpicaba el coño, cómo se lo cubría con la espesura de la leche, llegando incluso a dejarle toda la zona de la rajita inundada.

¡Joder, qué guay! – exclamó Tito soltándosela, observando cómo la crema cubría toda la rajita -. ¿Te limpio?

Sí, por favor…

Cogió las bragas de su hermana y se las pasó por el chocho atrapando las porciones de semen. Las dobló y se lo volvió a secar. Después le limpió el culo pasándole las bragas por toda la raja y le secó algunas salpicaduras de las nalgas. Luego tiró las bragas al suelo y Lorena se incorporó bajando de la cama.

Bueno, gordita, voy a dormir un poco, ¿no?

Sí, yo voy a recoger todo esto y a ventilar un poco.

Se dieron un besito en los labios y Tito abandonó la habitación. Lorena se colocó el camisón y recogió sus bragas manchadas. Olía fatal. Su ninfomanía se había contaminado de la lujuria más obscena y perversa, llegando a practicar con su hermano la lluvia dorada. Después, con sumo cuidado, cogió el recipiente del suelo, llegando a vertérsele el pis por los lados, manchándose los dedos, y lo llevó hasta el lavabo para vaciarlo en la taza. Lo enjuagó en la bañera y regresó a su cuarto para fregar la habitación con agua limpia. Lo perfumó todo y trató de no dejar rastro de la perversión. Luego se acostó y durmió, ya desvirgada por su propio hermano pequeño.

Amalia se despertó muy temprano para ir a la gestoría, donde estaría ocupada toda la mañana. Se arregló con ropa informal y desayunó unas galletas con un café. Tenía prisa. Su cuñado la recogería enseguida. Sus hijos aún dormían. Pasó por el cuarto de Lorena para despertarla y le dio un beso de despedida. Después fue hacia la habitación de Tito para darle otro beso. Pero se detuvo al abrir la puerta. Su hijo aún dormía, pero estaba desarropado y completamente desnudo. Permanecía tumbado boca arriba con las piernas muy separadas y los brazos encima del tórax. Irremediablemente, se fijó en su larga y reluciente polla, flácida y recostada hacia un lado, con sus huevos entre las piernas descansando sobre el colchón. Le dio corto verle desnudo y cerró la puerta enseguida. Hacía varios años que no le veía desnudo. Menuda salchicha tenía, pensó sonriendo, no estaba mal dotado. Se encontró con su hija en los pasillos. Iba adormilada y con su camisón rosa.

Me voy, hija, tu tío Román debe de estar fuera esperándome. No te asomes a la habitación de tu hermano porque está en bolas, tan campante. No sabía que durmiera desnudo.

¿Y le has visto?

A ver, iba a llamarle, pero me ha dado corte. Ya se despertará, Bueno, me voy.

Volvieron a besarse y salió deprisa de la casa. Su cuñado Román la esperaba en el coche. Román era su cuñado, el hermano mayor de su marido. Ya estaba jubilado, había cumplido los sesenta y cinco, y su aspecto físico así lo atestiguaba. Poseía un aspecto escuchimizado, de mediana estatura, con piernas muy esqueléticas, ya medio calvo, salvo por la hilera de canas con forma de herradura, con la cabeza apepinada y un rostro de facciones muy abrutada. Aunque era un hombre sencillo y bonachón que se prestaba a todo tipo de favores. Era un solterón, vivía solo y siempre había estado muy unido a su hermano, a pesar de que le envidiaba. Amalia le gustaba, siempre le había gustado, pero había conseguido guardar el secreto por respeto a su hermano y siempre había mantenido las distancias. Había sido su amor platónico e inalcanzable a pesar de la edad que les separaba. Le gustaba hacerle favores, olerla, mirarla, deleitarse con sus encantos, pero siempre con la discreción suficiente como para no alertar a nadie. Era consciente de que jamás saldría de sus fantasías. Cuando ella montó en el coche, se pusieron a revisar la documentación que llevaban consigo para llevar todo debidamente preparado. En ausencia de su marido, su cuñado Román la ayudaba en aquel tipo de gestiones.

En la casa, Tito salió de la habitación cubierto por un albornoz, pero sin abrochar, por lo que su verga lacia se columpiaba hacia los lados con cada paso. Se encontró con su hermana en el pasillo, ataviada con el camisón rosa de satén. Ella se inclinó para darle un beso en la mejilla.

Buenos días.

Buenos días. ¿Me llevas a mear?

Jajajaja, cómo eres hermanito. Voy a parecer tu sierva, llevándote hasta mear…

Eres mi putita, ¿o no te gusta ser mi putita?

Sí, me gusta ser tu putita.

Llévame a mear, putita.

Le acompañó al baño. Tito se colocó frente a la taza y ella, a su lado, le agarró la verga floja apuntando hacia el interior de la taza. Enseguida salió el chorro. Ella se la sostenía sujetándosela con las yemas de los dedos, hacia abajo, para que no se meara fuera.

Qué gusto que te la agarren mientras meas…

Qué guarros nos hemos vuelto…

El chorro fue cesando y ella se la sacudió antes de soltársela. Tito dio un paso atrás.

¿Tú no meas?

Sí – contestó levantándose el camisón.

Deja que yo te abra el coño…

Se sentó en la taza y separó sus piernas. Su hermano se arrodilló ante ella y con los pulgares de ambas manos le separó bruscamente los labios vaginales dejando su chocho muy abierto. Ella se quejó con una mueca, pero enseguida la abordó una sonrisa de complicidad. Hizo fuerza hasta que un chorro disperso cayó de su vagina. Su hermano le mantenía los labios vaginales separados mientras meaba.

¿Sabes que mamá te ha visto desnudo esta mañana? – le confesó sin parar de orinar, percibiendo la presión de los dedos sobre su coño.

¿En serio? Ummm…

Seguro que se ha excitado – añadió ya con el chorro muy flojo.

Deja que te limpie -. Tito arrancó un trozo de papel higiénico y le secó el chocho pasándoselo repetidas veces -. Hoy, entonces, estará todo el día recordando mi polla.

Sí, igual se masturba pensando en ella – le incitó su hermana levantándose y bajándose el camisón.

¿Por qué no vamos a su habitación y me das unas bragas suyas? Quiero olerlas…

Se me va a hacer tarde, Tito…

Vamos, me pone cachondo saber que me ha visto desnudo.

Y a mí.

Salieron juntos del baño en dirección al cuarto de su madre. Nada más entrar, Lorena abrió un cajón y sacó un tanga de color negro, de satén, y unas bragas blancas de encaje. Su madre solía usar tangas para llevar el culo flojo con las faldas. Tito descolgó de la percha el camisón crema que solía ponerse todas las noches.

Póntelo, quiero que seas ella…

Tito cogió el tanga para olerlo mientras su hermana se desvestía para colocarse el camisón largo y transparente de su madre. Le estaba pequeño y le quedó muy ajustado, con la gasa a punto de reventar, con sus tetas apretujadas, como si sus pezones fuesen a romper la tela, y con su coño y su culo visible por las transparencias.

Ven a la cama… -. Tito subió en la cama y se recostó boca arriba con las piernas separadas, sin parar de oler el tanga de su madre -. Mastúrbame, vamos, dame con sus bragas…

Lorena subió y se arrodilló entre las piernas de su hermano, sentada sobre los talones y curvada hacia sus genitales. Le agarró los huevos con la mano derecha y con la izquierda le rodeó la verga con las bragas blancas de su madre, comenzando a sacudirla velozmente. Miraba hacia su hermano como una sumisa. Los huevos se los estrujaba despacio y la verga se la agitaba oculta por las bragas.

Ahhh… Qué gusto, zorra… Ahhh…

Apartó las bragas para deslizarlas por el muslo de la pierna y se la agarró con la derecha para mamarla como una descosida, sacudiéndosela sobre la lengua. Tito cabeceaba mordiendo el tanga de su madre. Lorena se la machacaba velozmente con el capullo dentro de la boca. A veces dejaba de sacudírsela para sólo chupársela y babosear sobre ella, aunque enseguida reiniciaba la masturbación, ahora pasándole las bragas por los huevos.

¿Te imaginas que soy ella? – le preguntaba su hermana.

Ummm… Sí, eres mamá, sigue, guarra… Wow…

Volvió a metérsela en la boca lamiéndola por todos lados, con ansia, sin descanso, aplastándole los huevos con las bragas. Amalia, su madre, lo veía y lo escuchaba todo desde la puerta, paralizada por un aluvión de escalofríos. Había regresado para buscar documentación que le faltaba y su cuñado la esperaba en el coche. No se lo podía creer. Su hija haciéndole una mamada a su hijo, con sus bragas y con su camisón, en su cama, como simulando que Lorena era ella. No salía del asombro, no parpadeaba, sus hijos estaban liados sexualmente. Vio cómo Lorena le levantaba las piernas y se lanzaba a chuparle el culo, con toda la lengua fuera, deslizándola por encima del ano como si fuera una perra. Agitaba la cabeza para cosquillearle, le estampaba besos en el ano o trataba de follarle con la punta de la lengua. Actuaba como una puta viciosa. Nunca se llegó a imaginar semejante grado de perversión en sus hijos. Cómo parar aquella situación, cómo enfrentarse ella sola a una lujuria tan incestuosa como aquélla. Estaba asombrada de la intensidad con la que le lamía el culo, de cómo le pasaba las bragas por los huevos o de cómo su hijo se sacudía su polla larga y pulida a la vez que mordisqueaba y olía el tanga negro. Le tenía todo el ano baboseado y había pasado a comerse los huevos, pero Tito bajó las piernas incorporándose.

Colócate, mami, deja que te folle…

Le oyó decir a su hijo. Lorena se colocó a cuatro patas mirando hacia el cabecero y Tito se arrodilló tras ella, subiéndole el camisón hacia la cintura y dejándola con su culo gordo y ancho en posición. Parecían dos perros. Le dio unas palmaditas en el chocho antes de acercarle la polla y clavársela secamente. Su hija aulló de placer y los jadeos se intensificaron cuando comenzó a follarla con fuerza. Tito le abría la raja del culo para verle el ano, cómo palpitaba, cómo se contraía, y luego deslizaba las manos por su espalda, acariciándola, por encima de la gasa del camisón, hasta agarrarle la coleta con ambas manos, como si fueran las riendas de un caballo, para tirar de su cabeza hacia atrás.

Chilla, perra…

Lorena emitía gemidos estridentes. Tito aceleraba las embestidas tirándole de la coleta. Los jadeos se sucedían sin descanso. Le metió el tanga negro dentro de la boca. Tito hizo una pausa, sacó la polla, se inclinó hacia ella, le lamió el culo con tres pasadas y volvió a erguirse para continuar follándola, esta vez más deprisa. Amalia se fijaba en el culito de su hijo, que no paraba de contraerlo para hundir la polla en el coño de su hermana. Qué vergüenza si alguien se enteraba de aquello, si llegaba a oídos de su marido o de cualquiera de su entorno. Ya la follaba muy apresuradamente, aferrado a sus caderas, chocando violentamente la pelvis contra el culo. Sonó una bocina procedente de la calle, seguramente Román, avisándola para que se diera prisa. Amalia se acojonó ante el temor de ser descubierta y retrocedió dando un paso. Tito miró y vio un reflejo en la puerta y una sombra que retrocedía, pero estaba a punto de eyacular y se esforzó en metérsela fuerte. La extrajo de repente, se dio unos fuertes tirones y al instante gruesas salpicaduras de leche espesa se estrellaron contra el chocho inundándolo todo. Lorena, aún a cuatro patas, se sacó el tanga de la boca, meneando el culo, percibiendo el semen calentito humedeciéndole la vagina. Tito se fijó cómo el semen goteaba lentamente hacia las sábanas. Cogió las bragas blancas y le limpió el chocho hasta secárselo, luego se apeó de la cama y fue en busca de su albornoz.

No sé, pero creo que nos ha visto.

Lorena se estaba quitando el camisón de su madre.

¿Quién?

Me ha parecido, no sé, no me hagas caso.

Pues estamos apañados como nos haya visto, aunque no creo que se atreva a decirnos nada.

Igual le ha gustado, jaja…

Anda, vámonos, ya llego tarde al trabajo.

Tito salió de la habitación y Lorena se ocupó de dejar todo listo. Alisó la cama, colgó el camisón y recogió las bragas. Se paró a reflexionar sobre la posibilidad de que su madre les hubiese descubierto. Lo cierto es que las relaciones incestuosas con su hermano se estaban desmadrando y era consciente de que estaban corriendo muchos riesgos, pero era una ninfómana y las sensaciones no las podía controlar. Aquella relación, por el bien de todos, debía mantenerse en secreto. FIN PRIMERA PARTE.

En la cama con mi hija

Mi nombre es Daniela y tengo 32 años, mido 1,68 tengo el pelo castaño y mi cuerpo algo blanquita, mis pechos son muy lindos al igual de mi culito, pero lo que mas me encanta es la parte de mi entrepierna que al dejar junatas las piernas queda un huequito mostrando la parte de abajo de mi vagina. Mi hija mide lo mismo que yo, su colita es muy bonita su cintura y sus pechos los saco de mi ya que son un pocko pequeños solamente, es muy bella.
Bueno mi relato comiensa cuando yo esperaba a mi hija que benia del colegio pra almorzar con ella en la casa, luego de almorzar ella me dijo que se iria a tomar su siesta, yo la mire de forma tan exraña porque la forma como vestia se veia muy sexy y al momento de pararse se le levanto su faldita y se le noto un poquito sus braguitas, yo me comence a calentar al ver esa imagen ya que a los 25 me separe de mi marido y no he estado teniendo sexo hace mucho tiempo, aunque me lo han pedido algunos hombres pero ya perdi la confianza con ellos. Despues de que mi hija se acostara fui a espiarla ella dormia profundamente, yo me acerque muy despacio sin meter ruido para no despertarla, ella dormia boca a bajo y lentamente fui subiendo su falda para ver su tanguita cuando logre verla era muy pequeña que tenia al descubierto sus nalguitas, su braguita era tan apretadita que sus labios se marcaban notoriamente, yo estaba muy excitada, era la primera vez que me excitaba con una mujer y menos mi hijita, comence a pasar mi mano por sus piernas hasta llegar a su entrepierna cuando siento que despierta y logro sacar rapidamente la mano sin que llegue a darse cuenta. Luego paso el dia hasta que llego la noche y llego el momento de acoatarse y le propuse que vieramos una peli en su pieza lo cual ella dijo que si, mientras nos acostabamos yo acostada a su lado con unas tanguitas rozadas que se notaba muy perfectamente mi chochito y una polera que por debajo no llebaba nada y my hija vestía igual con su pequeña tanguita, cuando cambiaba de canal pase por una porno y la deje en ese y sin decir nada mi hija las dos las pusimo a ver la pelicula, note que mi hija trataba de rozar su abdomen y su vagina con mi muslo, yo comence a mojarme y ella lo noto y eso la puso muy cachonda que comenzo a rozar su mano por mi pierna y yo sin aguantar mas la bese, estabamos tan caliente que ella se sento en mis muslos y comenzo a besarme mi cuello y luego bajando a mis pechos, ella me decia que le hiciera el amor que la hiciera suya, lo cual acepte, ella comenzo a moverse encima mio como si tubiera yo un pene, gemiamos las dos de placer, que rico mami me decia, nuestas tetas se juntaron y era tan rico el placer que se sentia al tocar la suya, luego la acoste y la abri de piernas y la bese por ensima de su tanguita brillosa por sus jugos de excitación, estaba apunto correrse pero le dije que espere, le saqe su tanguita y saque la mia y me puse encima de ella como si estubiera penetrandola, era muy rico la sensacion, dale mami siiii hmmm estoy muy mojadita dame mas que riiicoooo mmmh mhhh , comence a besarla y en ese momento tubo un orgasmo en mi boca diciendo mmmmmh nuestras vaginas hacian un sonido que los ponia mas cachonda pero llego el momento de corrernos cuando me separe de ella e hicimos las tijereta, su conchita se junto con la mia y comenzamos a movernos y a gemir tan rico mmh siii mjjj mjj hasta que nos corrimos las dos juntas hasta no dar mas aahh mami mmmmh mhh aaaah ahh hijita mi amor, luego de unos minutos nos pusimos a dormir las dos y de ese momento follamos todo el tiempo posible de nosotras como madre e hija

Como termine en un trio con mamá y mi hermano II

Me detuve en la puerta , Gus la tenia empalada , por la cara de mama veía mas dolor que placer , gritaba acaba , acaba bebe que me estas partiendo , en ese momento patee la puerta y prendí la luz , Mama grito al momento que mi hermano me miraba aterrado sin sacarle la verga del culo , no los deje reaccionar , me fui encima de gus y le encaje un morreo con lengua , no pares le dije , rompe a la vieja , después sigo yo , Mama pareció recobrar la lucidez y dijo no , no hijitos , yo les grite cállate vieja puta , y a mi hermano que parecía dudar , enculala gus , se tendieron sin separarse , mama en el suelo recostada sobre la alfombra y gus tendido sobre ella penetrándola analmente , yo me acosté al lado de mama y empecé a besar a gus , le pasaba mis tetas por sus labios , la escena era tremenda , gus gritaba , mama gritaba de dolor y lujuria , yo tenia el control , le susurre al oído a gus , me lo vas a lamer , sin sacarme los calzones puse mi culo al lado de la cara de mama , Gus sin dejar de encular a mama me lamía el ano , yo me masturbaba empujando con furia el tampax , mama se quejaba , de improviso gus se estremeció y acabo con un agggggggggggggg , saco la verga llena de moco y restos de mierda , mama se tiro a lamerla , yo la seguí , lamíamos ambas turnándonos entre sus bolas y glangle , mi hermano gemía y se que quejaba , de pronto me dieron ganas de hacerle daño , le dije a mama sostenlo bien , me saque el calzón y me monte en la cara de mi hermano , lo obligue a sacar con los dientes el tampax , luego le enterré mi sangrienta concha en la cara , lamía rico , mama no dejaba de mamarle la verga que seguía tiesa como un palo ( el viagra ) , acabe una ,dos, tres , cuatro , cinco , perdí la noción del tiempo , sentí la voz de mama que le decía culeatela gus , mi hermano puso sus piernas sobre sus hombros y me penetro salvajemente , vi. a mama salir desnuda del cuarto, culeabamos rico, yo seguía acabada tras acabada , mama entro con algo grande en la mano ( después supe que eran pepinos ) , hizo detenerse a gus , levantarme el culo sin sacarme la verga de mi concha , ,luego ese objeto frió , duro , enorme entrando en mi ano , yo estaba media mareada , oía voces , mama decía no dejes de culeartela mientras la sodomizo , entro todo , calcule 30 cms pero por sobre todo ancho , gus me culiaba , mama me metía frenéticamente el pepino en el ano , perdí el conocimiento por unos minutos , desperté viendo a gus y mama cogiendo en la cama , mama arriba , yo me había meado y cagado , sucia , con mierda , con sangre de mi regla , mama me miro y dijo méteme el pepino en el culo , gus le levanto un poco las caderas y se lo ensarte casi con odio , ella gritaba de dolor , mi hermano apenas se movía , había acabado , yo me volví a montar sobre su cara dejando a mama enculada con el pepino y con la verga de gus aun adentro , seca , agotada pero tiesa por el viagra , abuse de mi hermano que ya no pedía mas , acabe sobre su boca , la tenia llena de sangre menstrual , mama también acabo y se acostó en el suelo con el pepino en el ano , yo se lo saque de un tirón , vi. Como le quedo el ano abierto, agarra a gus le dije lo voy a empalar, trato de resistirse pero extenuado y sujetado por dos mujeres su ano recibió todo el pepino, 30-40 cms, aullaba de dolor, mama lo tenia inmovilizado con sus rodillas sobre sus brazos y su concha en la cara, yo mamaba su vega y sostenía el pepino para que su ano no lo expulsara, mama y yo acabamos, saque el pepino del ano de gus quien se arrastro hasta el baño,. nos quedamos dormidos , mama y yo en la cama , gus en el suelo , me despertó el ruido del tipo que tira el diario , estaba amaneciendo , tome conciencia de lo que habíamos hecho , pero por sobre todo que había que ordenar la caga que había en la pieza de gus , los desperté , ordenamos como locos , los tres en pelotas , hicimos mierda la alfombra con lavandina , refregamos limpiando sangre y mierda , las manchas no salían , la idea era ordenar y quitar el olor al máximo , después se inventaría algo para las manchas de la alfombra , en eso estábamos cuando sentí el auto de papa , gus se enterró en su cama , yo corrí a la mía y mama se metió al baño .
Papa entro cantando despacito, venia feliz , supiera . Yo no podía dormir , a la media hora baje con una remerita corta y calzones a la cocina , me tope con Papa ,estaba medio puesto , olía a copete , tenia la verga erecta se le salía por los bóxer , me sonrió , , subimos juntos , cuando iba entrando a mi cuarto el viejo me dijo ………………….si no fueras mi hija te comería , yo la guaranga le conteste despacito …………..que sea tu hija lo hace mas rico y cerré mi puerta sin alcanzar a ver su reacción , después de lo de anoche en que había cruzado todos los limites como que me agradaba la idea de cogerme a mi viejo , con esos pensamientos me dormí
Continua