Archivo de la categoría: Filiales

“El buen padre” 4ta parte

Esa semana, que Aayla no estuvo, no la pasamos de lo más divertido Inés y yo, durante todo el fin de semana y dos días seguidos, no dejamos de tener sexo en toda la casa, no miento si digo que durante todo ese tiempo Inés hizo que me corriera más de 15 veces y es que no la pasamos jugando al juego de “aquí te pillo, aquí te mato” lugar donde se nos antojaba, lugar en donde lo hacíamos y cada vez en posiciones y haciendo cosas más osadas. Durante todos esos días nos olvidamos de todo lo que había allá afuera, era como estar drogado y mi dosis era su cuerpo, era ella. En 4 días todo había vuelto hacer como en los primeros de casados, Inés y yo nos llevábamos mejor que nunca, a ella se le veía de un Feliz que iluminaba la casa entera, incluso habíamos vuelto a tocado el temas de tener un hijo propio, se le prendían los ojos de solo decirlo, estábamos como locos y todo parecía ir de maravilla, sin embargo, al quinto día, la nostalgia me vino de menos a más y esa misma noche, esperando a que mi mujer se durmiera, no pude seguir fingiendo, me levante de la cama y fui directo a su cuarto para buscar refugio, hacía tiempo que no entraba ahí, muchas cosas habían cambiado otras tantas se mantenían pero en definitiva era cierto lo que Inés decía de Aayla, ella ya no era una niña, me costaba decirlo pero era cierto, se había convertido en toda una mujer, una mujer a la cual yo deseaba, aun que no quisiera reconocerlo.
La semana transcurrió, todavía un día antes de que Aayla llegara, Inés, preparo algo muy especial para mí. Mientras yo me excusaba y suplicaba en mi trabajo, para que no corrieran, por no haber ido en tantos días a trabajar, ella había salido al centro y se había comprado un conjuntito de mucama muy sexy, que, según le había dicho el dueño del lugar, era de “mucama hentai” me quede mirándola extrañado y no pude evitar reír.
-¿De qué? ¿qué es eso?
-No sé, así me dijo el dueño
-¡A! y aparte el que te lo vendió era hombre.
-Si, ¿tú crees? lo mejor de todo fue cuando me lo vio puesto, se le cayó la baba y la boca al suelo y dejo que me lo llevara sin pagar
-¿Que, como te lo vio puesto?
Ella soltó a carcajada.
-Calma hombre no seas celoso, sabía que ibas a reaccionar así por eso te lo dije, pero para nada cariño yo soy solo tuya, y este trajecito lo pagaste tu con tu dinero así que trata de disfrutarlo mientras yo misma hago lo propio.
Se me monto en las piernas y empezó a besarme sobre el cuello, la oreja, me tenia tomado por la quijada y parte de la nuca mientras sus caderas se movían tallándome las nalgas en el pantalón, el ambiente se iba encendiendo de un momento a otro y no hacia si no calentarse más hasta que, el recuerdo de cuando Aayla insinuándoseme por primera vez me sacudió del trance.
-Espérame Inés, (tomándola de los hombros y moviéndola hacia atrás)
-¿Qué, que pasa?
-No nada, no pasa nada, es solo que hoy… hoy no puedo, me dijeron que mañana me quieren temprano y bien despierto en la oficina, por favor discúlpame.
-¿Estás seguro o es que… el traje no te gusto?
-No, no, para nada ¿cómo dices eso? si el traje está muy bien y a ti te viene que ni mandado hacer, de verdad, pero es que si mañana vuelvo a faltar, por más que me necesiten en la oficina, ahora si me corren.
Ella se me quedo mirando de frente y después de un momento se levanto de mí sin decirme mas, yo sabía que lo que más le molestaba en esta vida a Inés era sentirse rechazada, lo sabía, porque desde hacía 22 años atrás que la conocía, nadie se le había podido negar. Desde siempre había sido una mujer espectacularmente hermosa, con porte y con la clase que hasta cierto punto eso mismo te da, acostumbrada a que todo el mundo le aventara flores al pasar, no venía de una familia acomodada ni mucho menos, pero eso no le impedía que los viejos lobos de mar, esos que cagan el dinero y se creen dueños del mundo, la pretendieran. Cuando yo la conocí se encontraba trabajando de bailando en un cabaret de por allá en Sudamérica, recuerdo haber preguntado al tipo de la barra por el nombre de aquella chica, el solo movió la cabeza y me dio un consejo que a pocos rasgos y tan corto parecía también una amenaza “esa mina no te conviene, tiene linda cara y que culo, pero esa ya está marcada, ahí ni para que meterse” no sabía muy bien a qué se refería con eso, pero de cualquier forma omití su consejo de mis acciones y cada que podía, viajaba hasta donde Inés para visitarla y expresarle mi interés por ella, pasaría un años y 7 visitas mas para que ella se atreviera adarme el sí y solo otras 5 visitas, es decir 2 años enteros después de que la conocí, para proponerle matrimonio y un hogar en mi país natal, ella me acepto y junto Aayla, de 3 años, regresemos a México.
-Inés, de verdad, discúlpame, yo se que preparaste todo con mucha ilusión pero…
-“El deber es el deber” no te preocupes lo entiendo (salió de la sala mientras se iba quitando todo en el camino al baño)
Al otro día fue peor de que me esperaba, una montaña de papales y obligaciones cubrían mi escritorio, tuve que pagar horas extras y ni así pude terminar con la mitad del papeleo, lo bueno era que al otro día volvía ser fin de semana y podía despejarme momentáneamente de todo el trabajo.
Llegue a la casa, abrí la puerta y antes de saber quien estaba, la voz de David me daba las buenas noches.
-Hola David, oye ¿y qué haces por acá, he? (dirigiendo mas la pregunta hacia a Aayla que se encontraba sentada a alado suyo)
-A bueno es que a su hija se le antojo comer pizza ya que veníamos de regreso y yo propuse que fuera para llevar para compartirla con ustedes señor.
-Hay pero que chico más atento es David, ¿no crees? (Inés refiriéndose a mí y alabando al idiota de David )
-Si, ya lo creo (y después de un momento) bueno mujer yo estoy muerto, me baño y me voy a la cama. David te quedas en tu casa y Aayla (posando mis ojos sobre ella y conteniéndome por no irla a abrazar) bienvenida casa.
Pero ella ni siquiera volteo a verme.
Una hora después de que yo me fuera a la cama Inés me seguiría y otra hora pasaría para que la puerta de afuera se escuchara serrar y la del baño abrir, me pare, me acomode las sandalias y salí del cuarto en busca de Aayla.
-Aayla (mientras ella salía del baño y con el cepillo de dientes en la mano) ¿podemos hablar?
Pero ni siquiera me hizo caso, siguió caminado y a punto de abrir la puerta de su cuarto
-Aayla por favor (tomándola del hombro)
-Suéltame no te quiero ver
-Yo sé que es extraño y créeme para mí lo es más, pero por lo menos déjame decirte algo.
-¿Qué me vas a contar? que te calentaste primero conmigo para después de que me fuera, cogerte a mi mama ¿es eso? no estoy sorda los escuche y no creo que nadie en media cuadra pudiera decir lo contario, además ¡bravo! déjame felicitarte, porque si lo que querías era que yo me alejara de ti, ya lo tienes y lo conseguiste de una manera muy fina.
-Yo solo quiero que sepas que te quiero.
-Aja, si como tu hija, ya lo sé y no necesito que me lo repitas
-Te equicovocas, estos últimos días que no estuviste te extrañe como no tienes idea, venía a tu cuarto por las noches, abrazar tu almohada, buscándote, pensando que eras tú
-Cállate no quiero escucharte mas (y cerró la puerta)
Al día siguiente, según me entere, ella y David tenían pensado salir a ver una obra de teatro por la tarde, solo que Aayla se encontraba indispuesta, al parecer tenía fiebre o algo así, a si que al final, para que no se perdieran los boletos, David invito a mi mujer y en menos de una hora ya estaba lista para irse con él, todavía los acompañe a la avenida, ya que tenía que comprar unos antibióticos a Aayla, para que le baja la supuesta fiebre. Cuando llegue a la casa y entre en su cuarto la encontré descansando en su cama, así que sin despertarla le acomode las medicinas a un lado, le di un beso sobre la frente y me salí para dirigirme al mío, estando en mi cama tenía poco de haberme acostado, me encontraba conciliando el sueño y a nada estaba de consumarlo cuando unos dedos sutiles se deslizaron sobre mi pecho, no tuve ni que abrir los ojos.
-Aayla ¿te encuentras mejor? (envolviendo su mano con la mía)
-A tu lado si (recostándose a un lado)
-Sabes que te quiero ¿no es cierto?
-Como tu niña
-No, como mi niña no (sorprendiéndome incluso a mí de lo fácil que lo dije)
-lo de ayer, es decir, lo que me estás diciendo ¿es enserio?
No tuve que explicarme más, deje que mis labios le transmitieran en carne viva lo que yo sentía. Sin embargo al tomarla por las mejillas pude darme cuenta que lo de la calentura, es decir la enfermedad, no había sido una treta que se había invitado para quedarse con migo a solas
-Aayla, te siento muy caliente
-Ay papá, ¿pero no hacía falta decirlo? (ruborizándose y sonriéndome)
-No hij.. digo Aayla, no hablo de eso, hablo de que tienes fiebre.
-Si un poco pero no importa (plantándome un beso, ahora ella a mi)
Me fue llevando de espaldas a la cama y montada sobre mí me fue buscado por la oreja hasta encontrarme en el cuello por un buen rato. Todo se sintió más caliente, el ambiente, el correr de mi sangre, sus labios, mi cuello, su tacto, despertaba del sueño en el que me tenia para entrar directo a otro, empecé a agradecerle con mis manos por el largo de sus piernas encogidas, le metía los dedos por adentro de los límites del short, ella reparaba solo de vez en cuando, cuando sentía que mis puntas rosaban algo más allá, que solo la piel de sus piernas.
No me detuve, poco a poco fui ensanchando los límites de sus ropas, metiéndome más adentro, hurgando, socavando, hasta alcanzándole a empalmar un dedo, el más largo, por sobre el surquito liviano de su vagina. El sobresalto fue mágico, mientras yo iba sintiendo como entraba, ella daba pequeños saltitos con la cadera hacia arriba, a ese dedo le sume un amigo, el de junto, y los dos como si fuera yo el maestro y ellos mi batuta hacíamos de Aayla un concierto de esbozos y uno que otro gemido.
Cuando sentí que por fin cedía de mi cuello y dejaba caer la cabeza a un lado de la mía, Intente irme dando vuelta, de manera que fuera yo el que quedara arriba y ella tendida sobre la cama, la tenia de frente a mí y podía verla gustosa revolver los gestos, abría la boca exclamando su placer por tener mis dedos metidos, reconociendo dentro de ella. Me fui haciendo de sus senos, con la mano libre que aun me quedaba, le fui recorriendo la blusa hasta dejarlos desnudos, los dos eran como un pequeño manjar, como un postre que con la boca degustaba y saboreaba con toda ternura.
-Papi ¿Te gustan mis pechos?
-Me encantan linda
-¿Más que los de mamá?
Por supuestos que no, con los de Inés no tenía como competir, a pesar de los años, los de Inés seguían siendo como de certamen, eran grandiosos, redondos como las dos mitades de un melón enorme, en cambio los Aayla, bueno, los de ella eran pequeños, incluso podía tomarlos casi por completos con las palmas de las manos, pero también eran redondos, eran tiernos, se sentían más suaves y firmes que los de Inés, tan suaves como la piel de un durazno sobre tu mejilla, además, como si fueran los dos un par de puntas de batido de crema con nieve, los adornaban dos lindos pezoncitos color cereza, paraditos y muy excitados.
-Me gustan los tuyos, son preciosos.
-Pero…
-Nena, no tienes porque compararte con ella, tu madre es linda a su manera y tu eres tremendamente hermosa por donde lo veas, las dos son ejemplo vivo de la belleza, pero si me pides que las compare, que escoja entre tú y ella, obviamente te escojo a ti.
Me sonrío, no me imagino que fuera esa la respuesta que esperaba, pero por lo menos le estaba diciendo la verdad, ella se veía no conforme pero si agradecida por hacerlo.
Reanudamos las acciones, aun que en realidad mi mano en ningún momento había dejado de moverse entre sus piernas y con sus pezones saboreándolos en entre mi boca la iba sintiendo estremecerse mas y mas, pronto empecé a sentir que los dedos se me humedecían y una gota recorrerme por la contra palma de la mano, pensé, que era demasiado pronto como para que Aayla ya se estuviera empapando de esa manera ¿o no? tal vez ella era más sensible a ese tipo de estímulos de lo que era Inés, trate de averiguarlo, quite toda la atención que tenia sobre senos para concentrarme por completo en su vagina, le baje el short, las bragas, hasta medial altura de las piernas y utilizando los mismo dedos se los fui pasando por el vientre bajando mas y mas hasta llegar a su pubis, una pequeña frotadita previa ante su entrada y ella se revolvía sobre las sabanas de la cama, creo que eso era lo que me daba más placer en ese momento, saber que la tenia totalmente comiendo de mi mano, no retrase más las cosas, le volví a meter los dos dedos haciendo que estos le pasaran rosando el botoncito botado de clítoris insistentemente.
Aayla se convirtió en un mar de indecisiones, no dejaba de juntar las piernas para de pronto abrirlas y después de un segundo volverlas a cerrar, con su cara era lo mismo, no sabía si apretar los labios o simplemente seguir jadeando, el tiempo fue pasando y yo fui amentando la velocidad.
Tenía entonces ya un solo propósito en la cabeza, hacerla sentir al máximo todo lo bien que pudiera, no parar para que ella no parara.
Sus reacciones no se hicieron esperar y en pocos minutos su cara pasó de un rojo fuego a incendiarse por completo, abría la boca y prefería tragarse la saliva para no gritar, sus piernas las juntaba aprisionándome por momentos la mano sin dejármela mover.
-Ya, ya sácala papá, saca tu mano
– No, hazlo con ella a dentro
-No, no por favor sácala, no me hagas esto por favor, sácala
-Tu aguanta nena, aguanta hasta que ya no puedas mas
-No por favor sácala, te lo ruego por favor.
No discutí mas con ella simplemente no quite mi mano y escalando hasta su oído no deje de susurrarle “Retenlo nena, retenlo y solo hasta que no puedas mas, déjalo salir”
Las contracciones vinieron de menos a más y a veces vareaban, ella empezó a elevar la pelvis soportándose de la nuca, espalda, tobillos y palmas de la mano sobre la cama. Parecía como si estuviera poseída, movía el colchón de la cama de una forma como si estuviera temblando.
Entre sus contracciones hubo una que sentí escurrírseme muy fuerte entre los dedos, no perdí tiempo, acelere el movimiento, ella apretó la cara fuertemente, y de un segundo a otro lo siguiente que vino fue un baño de un liquido transparente, viscoso que saltaba feliz mojando hacia a todas direcciones, sus gemidos se escuchaban más alto, agónicos y no daban señal de que estos fueran a cesar rápido, con las manos solo tenía oportunidad de amasar fuertemente los puños entre las sabanas y entre sus sonidos aun me dirigía todavía suplicas para que yo la dejara descansar, en ningún momento lo hice, incluso después de que todo bajara de intensidad, se los seguí metiendo con un movimiento más calmo y suave para no parar.

Mi hija y dos hombres mas y yo

Hola como estan , no se si recuerdan pero hace un tiempo un amigo de mi esposo estuvo conmigo y mi hija , y ala verdad que hacia rato que teniamos ganas de hacer algo , aprovechamos que mi marido tenia que hacer cosas y su amigo me llamo y no se como me convenció para que vaya con mi hija a su casa , creo que ya me estoy pasando de la raya pero no lo puedo manejar, me dijo que llevemos bikini ya que tiene un yacuzzi grande Claudia iba muy sexy vestida, una falda de vuelo, sandalias y una blusa escotada y debajo su traje de baño bikini, yo llevaba un pantalón negro pegado al cuerpo y una blusa de botones de color blanca y también mi traje de baño de dos piezas debajo de mi ropa.

Llegamos a su casa uq eera grandisima y empezamos a disfrutar y a organizar lo que íbamos a comer para meternos al yacuzzi los tres, ver a Claudia en bikini era un poema, se veía realmente bonita, hermosa y a Ángel se le caía la baba.

El yacuzziestá atrás de la casa de , al final de una terreno, con su agua tibia, los tres en el agua empezamos a jugar y mi hija se la estaba pasando de maravilla, le pedimos a Angel trajera algo de tomar y se fue a la cocina de la casa, Claudia me decía que Ángel es encantador que le cae muy bien porque es muy simpático y además muy guapo.

Al ver que se tarda demasiado me salgo de la piscina y voy a buscarlo, en la cocina estaba él observando detenidamente a mi hija desde la ventana, al verme llegar me dijo, que rica está tu hija, me dan unas ganas de disfrutármela, y se empezó a sobar su vergón sobre el bañador, lo tomé como una invitación y me hinqué como a él le gusta, le bajé su bañador y me metí en la boca lo que pude de su vergon y empecé a chuparla despacito con mucha salivita, él me tomaba el cabello y me presionaba para que entrara más su verga ya dura y gruesa en mi garganta y yo misma me frotaba mi vaginasobre mi bikini de la emoción y calentura que sentía…

Él seguía viendo por la ventana a Claudia y me decía, Mmmmmmmmmmmmmm, así quiero sentir la boquita de tu hija putita en mi verga que se la coma todita, con esa boquita chiquita y angelical que tiene …y me la metía más, me estaba cogiendo mi boca como si se tratara de mi vagina,

Así puta toda, toda y toma la leche de tu semental putita, se ve que te encanta imaginar como me voy a gozar a tu niña ¿verdad? Y me echó su leche, la cual me llenó mi boca y me la tragué como él me pide siempre , de pensar que va aestar con mi hija me calienta mucho
Salimos del yacuzzi con las bebidas,
Seguimos jugando todos en el agua, yo seguía cachonda porque no me había acabado y veía como mi hija de repente se le abrazaba a Angel de su cuello y este se dejaba hacer, le hacía cosquillas a ella y se que ella empezaba a disfrutar, así continuamos por una hora más u menos entre manoseos y cuando me tocaba a mi acercarme a él, me metía mano por dentro de mi tanga, me frotaba fuertemente mi vagina sino me pellizcaba mis pezones los cuales se levantaban de inmediato, yo también me abrazaba a él y ya sentía en mi entrepierna como su vergón estaba como estaca bajo su bañador.
Y sin más escuchamos como una camioneta se acercaba a la cochera, solo teníamos visión del camino al acercarse desde donde estábamos, le pregunté a Ángel quien podría ser y me dijo que era su compadre Fernando, llegó hasta donde estábamos y nos lo presentó.

Ángel lo invitó a que se metiera con nosotros al agua, fue adentro a la casa y se puso un short de esos de futbolista, estaba de buen ver, muy velludo, de piernas gruesas y algo de panza y se metió al agua también.

Empezamos a jugar los cuatro en el agua y el compadre resultó que ya sabía a lo que iba y era a hacerme compañía a mi, porque inmediatamente se me acercó y me dijo al oído, estás riquísima preciosura, me hizo hacia un esquina de la piscina y me empezó a meter mano muy rico, hacía como que jugaba pero yo sentía como me apretaba mis tetas bajo del agua, sin que mi hija se diera cuenta, ella seguía jugando con Angel y ya la tenía del otro lado del zacuzzi sentada en el borde de la misma.
Claudia me gritó que si podía tomarse una bebida con alcohol y yo le dije que lo que ella dijera estaba bien. Ya Ángel jugaba y pegada su pecho a las piernas abiertas de ella y de repente jugando le besaba el ombligo y mi hija se reía y se hacía atrás mostrándole, me imagino, el espectáculo de estar viendo a mi hija solamente tapada por el diminuto bikini
Me decía Fernando, mira como Angel toca a tu hija ¿te gusta? Esto me lo preguntó cuando me empieza frotar mi vagina haciéndome a un lado mi bikini , saia que era todo muy morboso , pero estaba tan caliente , me excitaba mucho toda la situacion y apenas le pude contestar en su oído…si siiii, se ve que está disfrutando y me dijo se ve que ella también, es igual de cachonda que su madre…y me mordió muy suavemente mi oído, mientras metía dos dedos en mi vagina , a esa altura estaba mas que mojada
Yo no aguante más y puse mi mano sobre su short y sorpresa se sentía una verga no muy larga, normal, pero eso si muy gruesa, gruesísima. Hasta parecía que estaban de acuerdo, porque en eso metió Ángel a mi hija al agua, poniéndola de espaldas a donde estábamos nosotros, y directamente Fernando me empezó a besar de manera muy rica, con mucha lengua y saliva.
Me apretaba mis pechos grandes y me frotaba muy fuerte y rico su verga en mi entrepierna y yo me sentía en el cielo ufffffff.
A pesar de estar dentro del agua, sentía como el calor me subía hasta mi cabeza, me decía despacito en mi oído… te quiero coger, mientras más fuerte me frotaba, me levantó mi sostén y me mordió mis pezones, me dolió, pero dejaba de apretarlos volvía besarme, y yo más caliente.
Ya su verga estaba fuera de su short el que había bajado y así como estaba yo me hizo a un lado mi bikiniy me frotó directamente la cabezota de su verga. Putita se ve que lo vas a disfrutar , me decía al oído y yo me calentaba,me la fue enterrando poco a poco, sentía como la fricción del agua ayudaba para que entrara, pero era muy gruesa hasta que me la clavó toda, ayyyy.
Yo quedé abrazada a su cuello, él se movía muy fuerte, sentía como me tocaba todo por dentro y sentía muy abierta mi vagina, rodee con mis piernas su cintura y me deje hacer, fuerte, muy fuerte me penetraba, y yo lo gozaba.
mi hija y dos hombres mas y yo
Me decía, se ve que te encanta la verga putita, toma, toma, ya sentía mi vagin atoda mojada me entraba toda, hasta que ya no aguantaba más, mordiéndome los labios para no gritar, además viendo como Angel ya le chupaba los senos a mi hija .

Ver esa imagen y sentirme llena de verga me hizo tener mi primer orgasmo del día, me corrí casi al mismo tiempo en que Fernando gemía en mi oído, síntoma de que me estaba por dar su leche , la verdad que me encanta que me digan cosas fuertes cuando cojo.

Nos acercamos adonde estaba ellos, seguimos jugando y Fernando se acercó a mi hija mientras Ángel me dijo: Que amor, ya te culearon rico, los vi que estaban bien calientes , y le dije, pues como tú me dejas a medias, y se rió fuertemente.

Ellos se salieron del agua y iban a prender el fuego para comer nosotras nos quedamos disfrutando de una bebida, ella me dijo que como me había caído Fernando porque se vio que estábamos muy pegados, yo me reí y le dije que era muuuuy simpático jajajaja. Prendieron el fuego y vinieron por nosotras, nos salimos del agua, mi hija se enredó en una toalla tapando sus pechos.

Seguimos bebiendo bastante alcohol las dos, Fernando tenía a mi hija un poco tomada, estaba risa y risa ella, Angel exigió su lugar para sentarse y empezó a tocar más a mi hija delante de mi, me sentaron a mi en la misma posición y yo quedé al lado de mi hija y ellos dos sentados en los bancos frotando sus pechos contra nuestras piernas abiertas.
Fernando me tocaba mis piernas y le decía a mi hija, bebe, mira que bonitas piernas tienen las dos y se acercaba y me besaba mis piernas, mi hija se reía y se dejaba que Angel le tocara las suyas. Mi hija estaba bastante tomada al igual que yo
Angel le quitó la toalla, para ver mejor sus piernas, y después Fernando me empezó a besar mi pancita y suspiré.
Mi hija se emocionó verme suspirar, entonces Fernando le preguntó a Claudia, ¿te gustaría que te besáramos los dos la pancita? y ella dijo que si.
Los dos empezaron a tocarle las piernas y Angel le empezó a besar su pancita, mi hija se ponía roja de la cara y suspiraba, le tocaba el cabello a Angel, Fernando al mismo tiempo me frotaba mi vagina sobre mi bañador.
Aquello era una delicia de sensaciones yo me sentía tan a gusto que me olvidaba de lo que realmente estaba sucediendo, que me había utilizado Angel a mi, para poder hacerle el amor a mi hija.
Angel se acercó más a Claudia, estaba frotando su pecho fuertey empezó a sacarle sus tetas, le quitó el sostén del bañador y se los tocaba, Fernando se dedicó a mi, me decía… mira mamita que ricas están las dos, era un poema ver como mi hija abría su boquita para gemir suavemente cuando Angel le comía y le lamia sus pechos, se los tocaba suavemente y yo sentía los labios de Fernando en mis muslos y frotándose en mi pancita.
Después angel se acercó más a la cara de mi hija y la empezó a besar suavemente, que ricura estar viendo eso, mi macho tomando a mi hija, Fernando me quitó mi sostén y cayeron mis pechos grandes y mis pezones se veía muy paraditos, me los apretaba fuerte, y yo solo veía las ganas con las que mi hija se devoraba la lengua de Angel en su boca, angel le frotaba su entrepierna con la suya y mi hija gemía
La levantó de nuevo con las piernas abiertas y empezó a besarle de nuevo la pancita hasta que bajó a su bañador sobre la tela la empezó a besar mientras Fernando se levantó y empezó a besarla en su boca yo me estaba tocando mi vagina sobre el bañador, no me di cuenta el momento que angel estaba ya comiendo la vagina a mi hija.

Y fue lo máximo cuando claudia se corrió, gemía fuerte, temblaba, gritaba ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy que ricoooooo, entonces Fernando me empezó a desnudar completame y me empezó a comer mi vagina, mientras angel seguía besando suavemente a mi hija en sus piernas,

La empezó a besar de nuevo en su pancita mientras a mi me comía de manera salvaje mi vagina, y angel acercó a mi hija a su pecho y la fue bajando para que poco a poco fuera sintiendo como rozaba su verga en su vagina

Angel pegó un alarido de emoción gimiendo donde iba entrando su vergón, empezó a besar a claudia y a frotarle su espalda y cabello mientras mi hija seguía moviendose arriba de la pija de mi amante hasta que de rato angel se empezó a mover más rápido y mi hija a gemir, , ya le estaba entrando toda, sentía las manos de angel por todo lados y a mi me pidió Fernando que me sentara en el banco
Fernando de pie se bajó su bañador y empecé a mamarle su vergota, no la había visto bien, estaba gruesísima, si batallaba para que la de angel me entrara la de Fernando más, pero a él le gustaba que le chupara la cabeza muy fuerte y hacer fuerza para metérmela más, acostaron a claudia en la mesa y empezó y mete saca en mis narices veía comos salía casi la mitad de la verga de angel y volvía a entrar mi hija gemía y gritaba.

Fernando se fue por el otro lado de la mesa y le empezó a chupar a mi hija los pechos y mi hija sola le empezó a chupar la verga, yo me acerqué y compartimos de esa verga en su boca casi besándonos ambas en la boca, hasta que se corrió mi hija y luego angel se la sacó y me la metió a mi corriéndose dentro de mi y Fernando en nuestras caras quedando mi cara y la de mi hija llena de leche , fue una experiencia muy morbosa y muy caliente , se que me pase de la raya , pero ver a mi hija gozar , me calento mucho , y mi hija es complice mia de no contarle nada a mi esposo

Descubriendo El Sexo Con Mi Familia (I)

Obligado por mis padres a pasar una semana con unos tíos que apena veía, me subí en un autobús camino de un pueblo costero de Huelva donde tenían un chalet que no conocía. Llegué a media tarde, con un calor asfixiante y encima me habían dado indicaciones para ir andando ya que no me podían recoger.
Llegué sudando a la casa y toqué el timbre, y toqué y toqué… cuando ya pensaba que me había equivocado me abrió la puerta una chica sonriente a la que apenas reconocí como mi prima Marta. Había dado un estirón muy interesante, ni brackets ni coleta, tenía delante de mí a una chica con un buen tipo, según se adivinaba debajo de la toalla de baño que llevaba enrollada.
-Perdona, Miguel, estamos en la piscina y no te oía. Pasa al fondo – me dijo mientras me daba un par de besos- ¡qué sudado vienes, te vendrá bien un baño!
Fui con ella hasta la parte trasera y en vez de encontrarme a mis tíos y a mi primo, también más pequeño que yo, lo que vi fue un espectacular culo… y la chica que lo lucía, que estaba boca abajo sin sujetador. Mi sorpresa fue de campeonato cuando se dio la vuelta y vino a presentarse, mostrando unos pechos que no sabía cómo mirar disimuladamente pero que me excitaron al instante. Se trataba de una amiga, Tamara. El resto de la familia se había ido a la ciudad y volverían para cenar.
Y no acabó ahí la sorpresa, por detrás oí a mi prima decirme otra vez que me diera un baño y, al volverme, me la encontré también usando tan solo unas braguitas de baño. De repente tenía a dos chicas guapísimas a unos centímetros enseñándome sus pechos con toda naturalidad. Es verdad que ya estaba acostumbrado a ver tetas en la playa, pero ninguna amiga mía ni persona cercana había hecho topless delante de mí. De hecho, luego me explicaron que sólo se quitaban la parte alta del bikini cuando estaban solas y me pidieron que les prometiera guardar el secreto.
Marta me acompañó al cuarto de mi primo, con dos camas, y me dijo que dejara allí las cosas y me fuera a la piscina. Me desnudé y estuve a punto de pajearme ya que me habían puesto a cien, pero las ganas de seguir viéndolas hicieron que saliera con mi bañador que apenas ocultaba una erección brutal.
Pasamos la tarde de baños y charla, lo que hizo que me relajara y pudiera además observarles con todo detalle sus tetas. Las de Tamara eran pequeñas pero perfectamente redondas y con unos pezones muy oscuros, muy apetecibles. Marta, algo más rellenita, tenía unas tetas un poco más desarrolladas pero además, al ser rubia, los pezones eran claros y, sobre todo, sobresalían mucho, seguro que se le marcarían con cualquier ropa ajustada.
El golpe de suerte llegó al atardecer cuando mi tío llamó avisando que habían tenido una avería en el coche y que llegarían al día siguiente por la tarde. Con esta noticia, Marta pidió a Tamara que se quedara a dormir y así cenaríamos los tres en la casa. En aquel momento pensé que la habitación de Marta solo tenía una cama y la mía dos ¿dormiría conmigo?
Nos vestimos y nos fuimos a buscar unas pizzas. La cena fue divertida mientras seguía en estado de shock pensando el par de chicas que había podido disfrutar prácticamente desnudas. Lo mejor vino después cuando Marta apareció con una botella de licor de su padre. Aunque tomamos una sola copa, para que no se notara demasiado, a los tres nos subió a la cabeza y empezamos a decir tonterías y reír sin parar.
Con las bromas, Tamara empezó a hablar de la cara de bobo que se me había quedado cuando ví sus tetas (seguro que fue así) pero por hacerme el gallito les dije que estaba acostumbrado y más de una vez había ido con chicas a una playa nudista cerca de mi casa de la playa… es verdad que había una playa nudista pero jamás había estado. Tamara me dijo que si era así, que no me importaría bañarme desnudo y me tiré el farol de que lo haría si ellas también se desnudaban. Marta se negó pero a Tamara se le veían ganas de hacerlo, total que acabamos los dos al borde la piscina en ropa interior después de quitarnos los pantalones y camisetas que llevábamos. Sin fiarme mucho de ella empecé a bajarme los calzoncillos y ella su bragas, tanto ella como yo no estábamos depilados y verle asomar los pelos negros del vientre me excitó muchísimo. Seguimos hasta que empecé a enseñar el pene y… nos bajamos todo. Fue un subidón tremendo. Nos reímos y nos fuimos al agua.
Costó convencer a Marta que se metió al agua en bragas pero al cabo de un rato decidió quitárselas y los tres nos bañamos tranquilamente en pelotas. En realidad, sólo podía verles bien los pechos pero adivinaba las manchas de pelo que se notaban entre sus piernas lo que me hizo tener de nuevo una erección que descubrieron rápidamente. Divertidas con mi pene tieso, se metían debajo del agua para observarlo, algo aún más excitante.
Pero la noche de sexo no había ni comenzado, anochecía y al no tener las toallas a mano Tamara dijo que podíamos usar la ducha que había al borde de la piscina y Marta entraría y nos pasaría las toallas. Primero se duchó Marta y justo después salimos Tamara y yo para ducharnos a la vez. Yo seguía empalmado y mientras estábamos bajo el chorro de agua, ella sonrió, miró hacia abajo, me cogió el pene y ¡me hizo una paja!. En realidad fue notar su mano que me la agarraba y me la meneaba y correrme al momento. Nunca me la habían tocado directamente y ¡ahora me la sacudía una chica totalmente desnuda! Fue tan rápido que cuando vino Marta ya me había limpiado, nos dio las toallas y no se dio cuenta de nada.
Asumido ya que nos habíamos visto desnudos fue curioso ver como entramos los tres secándonos con las toallas pero sin hacer esfuerzo por taparnos nada. Subimos a los dormitorios y Tamara se fue al cuarto de Marta para que le dejase un camisón. Yo me fui al mío y tan solo me puse el pantalón corto del pijama, hacía mucho calor en la casa. Poco después entró Marta a decirme que, como yo había intuido, iba a dormir conmigo en la otra cama de la habitación. Tan sólo llevaba puestas unas braguitas, en vista del calor también había decidido quedarse con lo mínimo.
En estas, fuimos pasando por el baño a lavarnos los dientes y al aseo final. En unas horas habíamos pasado a asumir de tal forma nuestros desnudos que mientras me enjuagaba la boca Marta entró, se bajó las bragas y empezó a hacer pis delante de mí como si tal cosa. Cuando ella acabó, yo también lo hice en su presencia, aunque con dificultad porque de nuevo la tenía bien morcillona y me costaba apuntar dentro…
Por fin, nos fuimos a nuestros cuartos y me quedé a solas con Marta, que debía estar tan a mil por hora como yo porque tras apagar la luz empezó a preguntarme por la paja, que qué había sentido y tras dar varios rodeos me preguntó que si sabría yo hacerle una a ella. Nunca había tocado un coño pero le aseguré que claro que sabía y me metí en su cama. Justo nos habíamos quitado la ropa cuando se asomó Marta, que había oído ruido. Asombrada de vernos en la misma cama desnudos, se sentó con nosotros y Tamara la animó a participar contándole que me había pajeado en la ducha y que ahora le tocaba a ella. No se animó pero se quedó sentada en la casa mirándonos mientras yo empezaba a tocar a Marta sin saber muy bien qué hacer. Le pasaba la mano por sus labios pero no atrevía a hacer nada más.
Se me notaba tanto que era novato que se rió y me dijo que me iba a enseñar. Fue una lección que aún sigo recordando al cabo de los años como si fuera ayer. Guiado por su mano, me pasó mis dedos por el exterior de su vagina, me explicó lo qué sentía y me llevó hacia el clítoris haciéndome masajeárselo tras mojarlo con un poco de saliva como lubricante. Después me pasó los dedos hacia su húmedo interior y cogió dos para que se los introdujera lo más a fondo posible, diciéndome cómo le gustaba más sentirlos. Por último, con los dedos empapados en ella, me volvió a llevar al clítoris y me dejó acariciándoselo mientras se concentraba en correrse, algo que ocurrió muy poco después. No sabía muy bien qué les pasaba a las chicas cuando llegaban al orgasmo y me chocó que apenas se notaba como unos espasmos que finalizaron cuando ella me apartó la mano y se quedó tirada con cara de placer infinito.
Para entonces mi pene había vuelto a estar tieso como una roca. Satisfecha Tamara, nos animó a Marta y a mí a corrernos juntos. Sin duda teníamos el reparo de ser primos pero el deseo nos superaba. Marta resultó ser también novata y esta vez fui yo quien le enseñé a pajearme. Le mostré como bajaba el capullo y cómo mover el brazo y con qué fuerza me la tenía que agarrar. Esta vez pude aguantar la eyaculación un poco más mientras aprovechaba para sumergir mis dedos en su coño estimulándola según acababa de aprender. Pero ambos estábamos hiperexcitados y explotamos. Empecé a correrme con un buen chorro que no solo mojó su mano sino que saltó en la cama, para sorpresa de Marta y risas de Tamara. A Marta le llegó unos segundos después cuando apretó las piernas y noté que tenía un orgasmo de los buenos. Notarlas excitarse y correrse con mi mano dentro fue una experiencia bestial.
Como era una cama pequeña, decidimos que cada uno volviera a la suya y yo me tumbé sin poder pegar ojo pensando en todo lo que había visto y sentido en una sola tarde. Tamara también estuvo inquieta y al amanecer se vino a mi cama y volvimos a masturbarnos y, esta vez, pude recorrer todo su cuerpo, besar y lamer sus pechos y sentir su culo a placer. Ella también me metió mano y noté que además de tocarme mis partes y el culo, parecían excitarle mucho mis pezones, que chupó mientras me miraba con una cara que también se me quedó grabada.

Una inesperada llamada a primera hora de la mañana nos avisó de que mis tíos estaban ya llegando por lo que apenas tuvimos tiempo de vestirnos y despedirnos de Tamara. Una semana más estuve allí con mis tíos, sin apenas novedad, salvo el episodio final de sexo descontrolado que pude, por fin, tener con Marta y… otra parienta y que contaré en la próxima entrega.

Madre Argentina XVII

La situación estaba tomando calor para mi hermano que estaba a punto de apoyarle toda la pija semi dura a nuestra madre.
Yo me sentí algo incómodo e interrunpi levantándome de mi cama, mi hermano se tiró para atrás y trato de ocultar la erección.
Mi vieja se dió vuelta y me dijo.

S: vamos a ir con tu hermano a la pileta querés venir?

G: no hoy no tengo ganas.

Mi hermano haciéndose el gracioso.

L: bueno vos te lo perdes jajajaja

Despues de ver a mi hermano tratar de rosarle la pija a mi vieja, comeze a sospechar si algo había pasado entre ellos, pero nunca pude encontrarlos en una situación así.

Llegó diciembre unos de los meses más agitados para todo, con mi familia estubimos preparando cosas para pasar noche buena con nuestra tía en su casa, donde iban a estar mis primos y tíos, entre ellos mi primo Eduardo.

Salíamos a la tardecita noche con mi familia en el auto, ellos vive a una hora de nosotros, ya ibams vestidos. Mi mamá viajo como.mi acompañante, se había vestido muy sexy para la ocasión, me calentaba ver cómo se subía la falda para dejarme ver las medias que llevaba puesta,

Llevamos a la casa de mi tía saludamos, ayudamos con algunas cosas, yo mientras estaba sentado tomando, veía a mi vieja en la otra punta hablando con mi primo, estába coqueteando con el, se hacia la nena. Cada tanto levantaba la mirada para ver si yo la estaba observando, creo que trataba de darme celos. Cruzaba las piernas para calentar la pava a todos los varones de la reunión, uno de mis tíos la jodia diciendo

T:jajaja ahora te haces la gata flora?

S: sii Jaja.. pero no para vos..

Tocaron las 12, brindamos, los chicos abrieron los regalos. Y yo trataba de acercarme a mi mamá para ver si la conciencia de darme mi regalito, pero cada vez que me acercaba ella se movia para otra parte.
Seguimos tomando y mucho, a mis tíos les gustan tomar, mi vieja no re controlo nada y probó casi todos los tragos, esa noche. Habían puesto música a las 3am, ya estavan todos re tomandos así que a nadie le importaba nada. Mié hermano saco a a bailar a mi mamá, todo normal hasta que pusieron algo de regueton y mi mamá le movía todo el culo a mi hermano delante de todos, igual a nadie le importo, mi tía le decía.

T: jajaja mírate Sandra, no sabía que podías mover el culo así.

Y siguió el el moviéndose sexy pegandose a mi hermano, mientras la tomaba por la cintura para que no se despegue.

Me fui al baño de la casa porque no aguantaba las ganas de mear por tanto alcohol, cuando volví a la fiesta, no ví a mi mamá por ningún lado, así que supuse que estaba con mi hermano en algún lado. Esa era mi oportunidad para ver si entre ellos pasaba algo más. Entre devuelta a la casa, a revisar los cuartos, y encontré a mi hermano jugando a la play con otro de mis primos.

G: che y mamá?

L: nose.. en el baño supongo.

Estaba casi todos en el patio o e. La planta de abajo de la casa. En el piso de arriba había un segundo baño pero se suponía que estaba roto así que nadie tenía nesesidad de subir.
Subí las escaleras en silencio y abrí apenas la puerta del baño para ver si estaba ahí. No había nadie Asi que entre y me mojé un pco la cara para sacarme la borrachera de ensima. Cuando apague la llave del agua pude escuchar ruidos que venían de la otra habitación. Eran pequeños gemidos.

Mmmm Aahh ahhh ahhh

Salí del baño y abrí apenas la puerta de la otra habítacion, la imagen que ví me volvió loco, mi mamá, apenas iluminada por una lámpara, estaba arrodillada con la falda levantada dejando ver la tanguita que llevaba puesta, chupandosela a mi primo, el estaba acostado en su cama y yo veía como la cabeza de.mi mamá subía y bajaba con. Todo el culo al aire, me quedé uno minutos.mirando tan exitante escena, y me empeze a tocar la pija por arriba del pantalón, mi vieja no mentia cuando me dijo lo dotado de mi primo, quería hacerme una paja ahí pero se cortó la fiestita cuando escuché que subian por las escaleras, corrí hasta el baño, y pude escuchar que mi tía estaba acompañando a mi abuela hasta una de las habitaciones para que duerma.
Escuche que la llevó a la habitación donde estaba mi mamá con mi primo.

T:que hacen ustedes acá?

E: nada.. le mostraba a la tía, unos apuntes de la secundaria que estaba buscando.

Minutos se comió ese verso barato o eso creí.

T: a esta hora?… Bueno no importa, vos Eddy baja que te está buscando tu mujer para que vayan a visitar a los papás de ella.

E: naa que no joda.. creí que nos vamos a quedar a dormir aca, es que tome mucho y no puedo manejar.

T: utdes también? Mira que ellos también se quedan en el comedor.

Nosotros nos hibams a quedar porque mi abuela están muy cansada.

E: no hay problema, nosotros nos acomodamos en otra pieza.

Salieron de la habitación y mientras mi tía le preparaba la cama a mi abuela, salí del baño y me fui al patio.

Ya casi amaneciendo, se fueron todos a dormir. Mi mamá y mi hermano tiraron un par de colchones en el piso y yo me acosté en el sillón.
No me quería dormir estaba esperando a que todos duerman bien así me metia en la cama con mi vieja y le daba mi regalito.
Cuándo ví que nadie se movia, me destape y me estaba levantando del sillón cuando escuché que alguien bajaba, me volví a Acostar rápido, y pude ver que mi primo bajaba en bóxer y se dirigía a la puerta de atrás. A los dos minutos hice un nuevo intento para levantarme y se movió mi vieja, se fue con su camisón corto moviendo el culo hasta la puerta. Espere para darles ventaja y los seguí, salí al patio, yo estaba también en boxer y descalzo, están fresco esa mañana. Lo empecé a buscar, no los ví, entonces me acordé de la casa de la suegra de mi tía que ya había muerto, pero la casa estaba intacta, me acerque hasta ahí y me asome por una de las ventanas. No podía ver bien por el puto mosquitero. Que cubris todo. Pero algo veía.
Mi vieja se estába montando a mi primo en el sillón de la vieja, estaba de espalda con el camisón por arriba de la cintura , y como. Las manos de mi primo apretandole las nalgas.
Mi mamá lo tomaba por los hombros a mi primo mientras saltaba sobre su puti duro, la tetas de mi mamá bailaban al ritmo de cada envestida.
Esa imagen de mi mamá con otro hombre nunca la voy a olvidar, como le chupaba las tetas y como le bailaban sobre la cara de mi primo ese culo gordo moviéndose y la tela del camisón apena tampando.

Los gemidos de mi primo.

E: ahhh siii tia….Como te extrañe

S: ahhhhhgggh si yo también y a esa verga jugosa.

E: así? Estrañabas mi verga tía?… Estrañabas las cogidas….

S: ayyyy siiiiiii… Siiiiiii que bien me coges…

Yo comenze a frotarme el pito por arriba del boxer, segui tocandome hasta que me di cuenta que nadie hiba a venir, así que me saque la verga y me comenze a pajear con el espectáculo que estaba dando mi vieja con mi primo.
Mi emocion era tal que quería ver más de cerca esa escena tan caliente, así que me acerque más a la venta y puse sin querer una paja seca.
Ese ruido alertó a mi mamá y a mi primo que le saco la pija de la concha toda húmeda, y se Acercó a la ventana, yo me agache para que no me vieran.

E: está bien no era nada… Seguro algún gato

Volvió al sillón y la hizo levantar a mi mamá la dió vuelta y mi vieja lo sigui montan de espalda mirando directo a la ventana.
Yo m asome un poco primero y mi primo estaba sentado con los ojos cerrados mientas mi mamá le daba la espalda y lo montaba.
Me anime y me asome por completo total mi primo no se iba a percatar de mi presencia y seguí mirando como si nada mientras me masturbaba, mi mamá abrió lo ojos y me vió tocandome en la ventana, pero no dijo nada es más subió la apuesta u se abrio de pierna para dejarme ver cómo se la cogían mientas se apretababa las tetas. Yo no podía creer lo putaa que era así que seguí con lo mío, hasta que acabé, mi mamá lo seguia montando a mi primo parecía una cosa que nunca iba a terminar.
Ella me mandó un Beso cuándo acabe, me subí el bóxer y volví a la casa. Ya no me importaba lo que seguía después.

Madre Argentina XVI

Después de ese flor de cogida que me di a mi vieja, pensé que íbamos a seguir como siempre.
Pero yo sabía que m quería solo para ella, era colosa como cualquier madre y no quería que su hijo mayor se ponga en una relación con. Cualquiera, ella quería se mi mujer aunque todavía no lo admita.

La verdad cuando volví al trabajo me puse.un poco distantes con mi compañera,la verdad con lo que recibía en casa no necesitaba más, Pero de alguna forma la pendeja me gustaba, y no me quería seguir saliendo con ella.

A pesar de que mi mamá advirtió que si volvía a salir con mi compañera se terminaba lo que se deba, pero de todas formas me arriesgué, y seguí viéndola.

Un día estaba en el telo con mi mamá me la estaba chupando.

G: ahhh sii putiiita…Que rico la chupas

S: ya te dije decime mamá… Que eso me me ree exita.

Mientras me daba la mamada de mi vida, sino mi celular, era mi compañera.
Primero tire a boludo para que no se diera cuenta, pero ella agarró mi celular pensando que era mi hermano para preguntar a qué hora Ivana a llegar. Pero cuando vio que me llamo mi compañera me se sacó mi pito de la boca.

S: otra vez?
-Yo que te dije? Si estabas con. Ella no podíaas estar conmigo, no está bien

G: dale deja de hacerte la moralista..Hace 2minutos tenías metida mi pija en tu boca.

S: si pero ya te dije yo no soy la segunda de nadie.

Se levantó se acomodo el corpiño y se subió la tanga.

S: ya me cansé, te di una oportunidad y la dejaste pasar. Toma esto como nuestro último encuentro.

Nos vestimos y nos subimos al auto, mientras manejaba le pedía perdón.

S: yo cuando digo algo se hace los sabes, está es nuestro último encuentro.

Dejé de pasar algunas semanas para que se calmen las cosas. Pasaron 2 semana y estaba saliendo de trabajo, y mientras que esperaba que seliera mi compañera para llevarla a casa, le envío un wp a mi mamá para ver si quería que nos veamos en el café que está cerca de casa

G:mami.. querés que nos veamos hoy en lo de toto. No vayas a casa esperame allá.

Al rato subío mi ahora novia y nos comenzando a besar. La estaba llevando a la casa y me dice que tenía ganas de que la lleve al telo.
mientras estaba pasando la entrada del telo suena.mi celular, miro las notificaciones y era mi mamá. No sabía que hacer, pero como ya estaba con mi novia y como hace tres semanas que no cogía, la ignore.
Le chupaba las tetas a mi novia y celular seguia sonando, sino casi todo el turno. Le eche dos polvos a mi novia. Mientras ella de arreglaba yo revise los mensajes, era mi mamá.muy enojada, me mandó a la mierda y me dijo que esa fue la gota que rebalso el vaso. Cuando salí mi novia salió del baño y me pregunto que un era que me.manda a tantos mensajes.
No le mentí que mire se hiba a imaginar ella algo.

G: era mi mamá. Querría saber dónde estaba.

N: jajaja que pesada, hasta parece tu mujer.

La dejo en su casa y me fui a la mía. Cuando llegue mi mamá no quiso ni mirarme. Mi abuela le pregunto que pasaban.

A: que pasó?
Porque lo ignoras hija?

S: nada ma

A: bueeno no pudo ser tan grave, todo tiene solución

Me fui a dormir ya se le hiban a pasar. A la mañana siguiente hizo un cambio empezó a vestirse más tentadora, me llamo al patio, mientras juntaba su ropa de vestir, en tanga.

S: ayer me dajaste plantada en el café…Salí temprano para poder llegar y arreglar las cosas pero parece que no te interesa así que mejor seguimos como siempre madre e hijo, hacemos de cuenta que lo nuestro nunca paso.

G: tampoco es así borrar y seguro como si nada

Me calentaba ve a mi mamá enojada, le bailaban las tetas atrapadas en su corpiño.

Cómo les dije después de esa charla hizo un cambio total, empezó a usar calzas pero que no dejaban nada a la imaginación

La verdad yo pensé que me quedo calentar para que me la coja por la fuerza, pero también me puse a pensar que por ahí no era a mi a quien quería motivar para que se la coga.
A la puta le gustaba agacahse cuando jugábamos a la play, se cruzaba dos o tres veces, yo la miraba a ella y a mi hermano para ver cómo reaccionaba el. Pero lo disimulaba muy bien.

Un día estábamos tomando mate y charlando los 3, me levanté y fui al baño, cuando regrese mi mamá estaba agachada levantándose una cuchara y mi hermano mirando la tanga que llevaba puesta.

Mi hermano no trabaja y no estudia, va al gym,
Está muy marcado, tiene muchos tubo. La verdad es que me despertó un morbo como.nunca antes.
Mientras yo estaba escuchando música en mi cama entra mi mamá con. Mi hermano, ella se empezo a cambiarse adelante de el.

Mi hermano estaba con solo el bóxer y cuando ella se agachó a buscar la ropa de natación ví como se apretó la pija, la tenía media parada.
Yo me.hice el boludo que no ví nada pero ya veía por donde hiban sus intereses.

Madre Argentina XV

Después de ese encuentro complicado en el baño, pasamos el finde un poco distantes, casi no nos hablamos. Pero la ví acercase mucho a..I hermano Leo. Se la pasaban hablando de la novia de mi hermano y otras cosas.
Yo ya estaba sospechando que me quería descartar para poder cogerse a mi hermano. Me puse celoso, mié hermano la defendía a.mi vieja en todo y ella a el.
Volvímos a casa el domingo por la noche, me fui a dormir y mi hermano se quedó con mi vieja en la compu a enseñarle a usar algunas aplicaciones para que pueda usarla en escuela

La verdad nose si pasó algo porque me dormí . Devuelta lunes temprano mi vieja se había acostado tarde por se levantó casi cuando yo estaba por salir.
Llegué al trabajo y seguia chamuyandonr a mi compañera pero estaba muy distraído pensando, si había pasado algo entre mi mamá y su nene favorito. Así que la llame al trabajo

G:hola ma.. podés hablar?

S: que pasa? Estoy trabajando.. no rompas acá hijo

G: perdona.. pro te quería preguntar una sóla cosa

S:que rápido

G: te lo cogiste?

S: a quién?

G:no te hagas la boluda ahora, ya sabes a quién

S:daja de joderme en el laburo… Ya te lo dije mil veces

G:no me estás respondiendo

S: no… Ya me sobrepase con Uno..Que no me deja de joder y me hace escenas de celo como un maricon… Voy a se tan boluda de meterme con el otro para que no me dejen en paz nunca más. Chau

Y me colgó.
Cuándo termino el día de largo una lluvia terrible, y le ofrecí a mi compañera llevala a la casa, Acepto. Fuimos charlando de boludeces y cuándo se estaba por bajar le pregunté si quería salir a tomar algo el viernes conmigo. Me dijo que si, y quedamos en arreglar en la semana.
Volví a casa felíz, pero en el comedor estába mi vieja mirándome con. Cara de orto. Me dió un hola enojada
Y le conté a mi abuela que mi compañera aceptó salir conmigo, me felicitó mi hermano y mi abuela, menos mi mamá.
Cuando me está. Por ir a dormir mi vieja me llamo a la cocina.

S: sos tarado como me vas a llamar así al trabajo… Preguntándome boludeces, quien te crees que sos para que yo te tenga que dar explicaciones

G: que queres que te diga… Estás muy pegada al otro boludo y me maquine con cualquier cosa

S: bueno no te maquines más por qué lo nuestro se terminó acá. Vos te pusiste de novio y estoy feliz. La pasamos bien pero con. Tu escenas de novela y ahora saliendo con. Alguien no podemos seguir

G: bueno tampoco era para Tanto, aceptó tomar algo, no somos nada. Así que no te pongas así

Me acerque a ella y le quise dar un Beso

S: no… Sali está. Todos despiertos

G: bueno no te enojes… Pero podríamos tener u. Polvo de despedida… Dale déjame chuparte la concha un rato a ver si te movitaba

S: sali… Guarda esa calentura para la pendejs esa cosa. La que estás por salir.

Y se fue de la cocina.
El viernes a la noche salí con. Mi compañera, fuimos a un bar, hablamos de ex parejas y cualquier otra cosa, no me acuerdo. Me tomé cuanto jarras de cerveza, no dimos unos besos, me tocó un poco el bulto y me dejó con. Toda la leche que me dolían los huevos. Me dijo que mejor había que esperar a conocernos más.
Me fui re caliente con. Toda la leche al palo.

Entre a mi casa y no había nadie solo mi mamá acostada.

S:que pasó? Como te fué con la piba?

Yo al vela así acostada le dije

G: date vuelta… Vamos a coger

S:que?

G: no te hagas toda la semana me venís provocado como siempre… Sácate la tanga que tengo mucha leche acumulada.

S: jaja la pendeja te dejo caliente?
-No te la chupo por lo menos?

Se levantó de la cama me mostró toda la cola con. La tanga puesta

S: veni mamá te va a mostrar como una verdadera mujer complace a un hombre

Me saque la pija del pantalón y se la acerque a la boca. Me comenzó a chupar con fuerza haciendo un movimiento raro con su lengua. Mientras me pajeaba

S:te gusta como mami te la chupa…

G:ahhh ahhh sii

Se la volvio a meter hasta el fondo casi rozando mis bolas, pensé que se lo iba a meter con bolas y todo.
Siguio chupando un rato y comenzó masajear mi bolas y a pasarme el dedo que entre la separa de las bolas y el culo, eso fue muy estimulante.
La di vuelta de golpe y ni me moleste en sacarle la tanga se corrí un poco y me acomode directo en la entrada de su concha humeda.
Se la metía a un ritmo acelerado mientras ble acariciaba las tetas aún atrapados debajo de las telas del camisón.
Me pidió que pare y apague la Luz por la dudas que alguien entre.
Quedamos a oscuras solo me iluminaba ese culo gordo la luz de la calle.
Seguí bombeando y con una mano fuí sacándole uno de los tirantes del camisón, cayó una de sus tetas, mientras la apretaba.
Coun mi otra mano le acariciaba el ano.
Parecía que le gustó porque se descontroló u comenzo a entregarse más y a gemir más fuerte

S:ayyy si hijo…Cogeme todas…. Llens a mamiiiii de leche.
Ahhh ahhhh ahhhh siii

Me mantuve en esa posición un buen rato, ella medio vuelta y me acosté en La cama, comeze a gemir mientras ella me cabalgaba, y me metí una teta en la boca, se la mordí tan fuerte que le quedó algo moretoneada.
Mis manosNo dejaban de apretarles las nalgas
Nos seguimos besando y la acosté boca abajo.
Ella tenía miedo de que se la vuelva a meter por el culo sin vaselina. Ese día no tenía ganas de atenderle el culo sólo quería llegar arma de leche.
Mientras yo la montaba con fuerza, ella mordia la almohada, para no seguir gritando.
Me encantaba sentía mi verga apretada por esas dos nalgotas que bailaban al ritmo de mi mete y saca. La puse boca arriba y le levanté las piernas sobre mis hombros y seguí con. El mete y saca más fuerte.

S: ahhhhhgggh siiiiiii hijooooo que bien me cogeeessss, te amooo

Era la primera vez que me decía te amo en uno de nuestros encuentros. Eso me motivo más

G: ahhhhhgggh ayyyj siii mami….Yo tambiéeeeen
Ahhhh me vengoooo mamiiiii

S: ayyy siii siiiiiii lléname de leche hijooooo de puttaaaa siiiiiii.

Y llegué a mi mejor orgasmo de mi vida. Nos quedamos rendidos y abrazado, todo transpirdados.

Madre Argentina XIII

Estuvimos todo el fin de cogiéndome a mi mamá por toda la casa, casi me quedé seco de tanta leche que le deje por todos lados. Me cabalgó en el sillón, nos duchamos juntos nos sacamos las ganas de hace lo que queríamos.
El domingo a la mañana, el día que mi abuela y me hermano volvían, nos quedamos desnudos en la cama, bien me relajaba aproveche para charlar con ella

S: y en el trabajo como van las cosas?

G: complicadas, estan haciendo recorte de personal y me toca hacer el doble de trabajo para cubrir las otras vacante.

S; tendrías que buscar otra cosa antes que te echen y quedes en bolas

G; jajaja ya volviste a hablar como una mamá

S: soy tu mamá… Por más qué cogamos como animales vas a seguir siendo mi hijo siempre.

Y me dió un beso en los labios.

G: el otro día te pusiste nerviosa cuando vimos a Eduardo?
– que pasó entre ustedes?

S: nada..

G: como qué nada eran re unidos, vos los llevabas a todos lados como si fuera tu novio.
Dale como contame.

S: bueno.

Recién me había separado de tu papá u nos mudamos acá, vos y te hermano eran muy chicos y tu primo venía los findes a ayudar a los abuelos el tenía 15, yo tenía creo que 33.
Bien durante ese año me sentí sóla y quería disfrutar de mi soltería. Tu primo en esa época, jugaba al rugby y estaba muy bien formado.
A él no le importaba salir conmigo a cualquier lado, tu tía no los sacaba ni a las esquina. Conmigo hiba al cine, lo llevaba a comer y a reuniónes con mis amigas.
Comenze a verlo con otros ojos cada vez que se cambiaba y él también a mi.
Empezó un día que lo invite al shopping a pasear, y él me tomo de la mano como si fueramos una pareja, yo hace tiene que no me sentía querida desde el divorcio.

Sacamos unas entradas pare ver el sensor de los anillos, la película era muy larga y yo mucho no entendía. Y comenze a rozar el brazo de Eduardo para no aburrirme y a mi me gusta ratonear a los chicos. Creo que lo caliente demasiado pero que se me acercó a la boca y me dió un beso apasionado. Yo rápido lo aleje y él me pidió perdón, salimos en el intenso de la película y el seguia disculpándose.

E: perdón tía nose que me pasó.. no quiero arruinar nada,. La me trata ree bien y me lleva. Pasar no te enojes

La verdad yo no estaba molesta sino que me sentía muy curiosa.

S: no te preocupes, hagamos nde cuenta que nada de esto pasó.

Terminamos de ver la película y volvimos a casa.
La semana siguiente yo tenía un cumple años en un boliche, que era de show de stripper. Lo invite a que me acompañe, total despues de las 12 era un boliche como cualquier otro.
Me vestí sutil pero sexy, no como puta regalada pero provocativa.

Llegamos saludamos y nos pusimos a tomar mucho champagne. Nos pusimos a bailar con mis amigas y la verdad que muchas le tenían gnas al pendejo.
Cerca de las 4, tu primo desapareció, lo empecé a buscar por toda la pista y no lo encontré. Los seguí buscando hasta unos de los lugares oscuros del boliche y lo encontré besándose con unas de mis amigas del profesorado. Cuando me vio se despego rápido y yo me fui para no molestar.
Al rato me viene a buscar.

E: perdón tía, fui al baño.

Yo estaba algo tomada y caliente así que lo tome de la mano y lo lleve a lo más oscuro de lugar y comenze a besarlo. El me apretaba el culo con fuerza. Yo ya estaba algo mojada por tanto histeriqueo. Nos quedamos besándonos un rato, hasta que recapacite.

E: esta bién no pasa nada..

S: nooo.. no está bien, soy mayor y soy tu tía, disculpa yo tenía que haber mantenido la compostura.

Salimos del boliche y nos fuimos sin decir nada.

Yo esa semana no podía dejar de sentirme culpable. Y quería disculparme.

Uno de esos días fui al médico y como estaba cerca de la casa de tu tía pasé a saludar.
Cuando llegué no había nadie y como estaban remodelado estaba lleno de polvo. Estaba Eduardo limpiando la habitación que habían construido.
Así que me quedé un rato a espera con él.

S: y tu mamá?

E: fueron a comprar hormigón, se fueron hace un rato van a a tardar porque es lejos a donde van y les sale más barato.

S: y las chicas? (Mis primas)

E: están en la escuela hoy tienen doble turno

No la quedamos charlando y tomando mate. Le pregunté cómo había quedado la habitación nueva, así que subimos las escaleras hasta el 2do piso y ví como había quedado.

S: muy lindo che..

De repente tu primo se lanza directo sobre mi boca, y comenzamos a besarnos apasionadamente.
me tira contra la pared y se baja el pantalón de gym.
Estaba muy bien dotado, le media unos 25cm, a mi se me hizo agua la boca. Así que me arrodille sobre el la arena y me lleve esa monstruosidad a la boca, casi no me entraba de lo grueso que era, se la chupe un largo rato.

Mientras me contaba eso yo me empese a exitar y me tocaba la pija para que mi mamá viera lo duro que la tenía.

G: ah sii. Y como se la chupaste

Ella bajo en las sábanas y se le me comenzó a chupar mientras me seguía contando.

Se la chupé un rato, hasta que me puse de pie. Me di media vuelta y.me baje el jean.

Me lo baje hasta la rodilla. Tu primo me comenzó a apoyar con su poronga toda venosa en la entada de mi conchita, yo ya estaba muy mojadita, así que entró con mucha facilidad.

S: ahhhhhgggh siii… Que pija grande que tenés Edu

E: ahhhh te gusta putita, te voy a destrozar la concha

Me aceleraba cada vez más y yo sentía que me hiba a desgarrar, nunca me habían metido tanta carné de golpe.
Me saque la remera mientras me seguía penetrando con un ritmo acelerado, tenía toda la leche ensima parecía que nunca hiba a terminar, con toda la resistencia del entreno me estubo cogiendo por una hora en esa posición. Las piernas no me daban mas, así que me di vuelta y me saque todo el pantalón, le dije que se acueste en el piso y me puse en cuclillas para seguir cabalgandolo como.una perra en celo, le tocaba los abdominales duros y tenía unas manos muy fuertes con la que me dió un par de nalagadas y me dejó todo el culo marcado, así seguimos cogiendo hasta que le pedí que no metemine adentro.
Yo en es época no tomaba pastillas anticonceptivas, total está a soltera.
Pero no me hizo caso y me lleno la concha de leche.
Nos quedamos abrazados y cuando escuché el auto de mi hermana nos vestimos. Y seguimos como si nada.

Yo cuando me contaba que mi primo la lleno de leche me vine rápido, y mi mamá seguia pajeandome con. Todo lo semen en la mano.

G: Al final por que no se hablaron más?

S: después d eso cogimos un par de veces más y él se consiguieron una novia. El quería formar algo serio.
Un día que ustedes se fueron a cataquesis, yo le hice una escena de celos porque me sentía usada, y él tiene un temperamento difícil, así que mientras cogiamos en la cocina le dije que si el se ponía de novio no podíamos seguir haciéndolo. Así que discutimos y nos fuimos a las manos, después d eso no lo perdone y desde entonces no hablamos.

Madre Argentina XII

Mi vieja después de tremenda acabada, seguia moviéndose suavemente sobre mi. Yo estaba tan inmerso en mi mundo que no ví que una patrulla se acercaba, paso al lado de mi auto con las luce, yo me movie rápido y me pase al asiento del conductor y me subí los pantalones, mientras que mi mamá se acomodaba el vestido atrás.
Bajó de la patrulla uno de los dos poli que venían y baje la ventanilla

Pol: buenas noches, que esta haciendo por acá

G: buenas noches nada oficial, estoy con mi acompañante.

El oficial miro al asiento de atrás y vio como mi mamá se acomodaba el brazzier.

Pol: recibimos una queja por un auto que estuvo parado mucho tiempo por esta cuadra.
Creo que son utds
Por favor decienda del vehículo por favor.

Bajó del auto con los papeles.

Pol: senorita Utd también.

Mi mamá bajo con el vestido por demasiado arriba.

Los polis revisaron todo el auto y vieron las latas de cerveza que tenía.

Pol: uyy me parece que vamos a tener que secuestrar el auto.

Yo le insitia, para que nos dejarán it, que no vivíamos muy lejos.

Poli: las manos sobre el capó…Utds también

Mi viejo trataba de calmarlos diciéndoles que no hacíamos nada malo

Poli: señora estaban teniendo relaciones, voy a necesitar que también me de sus documentos.

Yo tenía miedo que descubrieran que éramos madre e hijo.
Pero por suerte como estaba vestida mi mamá pensaron que era una puta.

Primero me revisaron a mi, un cacho rápido, fue como mi vieja a la que manosearon toda.
El oficial comenzó por los muslo, y fue subiendo por debajo de la falda, hasta yo me daba cuenta de le toco toda la conchita y el orto, después fue subiendo por toda cintura hasta sus pechos, el compañero le dijo

Poli: revisa bien ese culo que seguro esconde algo

Mientras se reían el rati le apretaba ls tetas a mi vieja y le pegaba flor de apoyada.

Después de un rato nos dejaron ir.

G: todavía tenés ganas de ir al telo?

S: no ya me sacaron las ganas esos poli

G: menos mal que pensaron que eras puta.
Pensé que t hiban a pedir que se la chupes para que te deja ir.

S: jajaja igual ese poli me tocó toda, me apoyo un Re paquete pensé que me hiba a atravesar toda la ropa

G: quedaste caliente?

Pare el auto en un pasaje.

G: veni chupame un poco las pija así baja tu calentura.

Mi vieja me la chupo como una bestia, mientras me la chupaba me masajeaba los huevos.
Yo apoyé mi mano sobre su cabeza y presioné para que se la trague hasta el fondo con huevo y todo. Pero mucho no le gustó por que tuvo se arcadas y tuve que parar.

G: te gusta ma? Tragar toda la leche de tu hijo

S: Glup glup glup glup ahhh si dáselo todo a mamá.
– que rica pija hijo, Glup Glup… Te la chuparía toda la noche.
– Glup Glup Glup te gusta como lo chupa mamita

G: ahhhh así ma, segui… Quiero llenarte de leche. Ahhh asiiii mamiiiii….
-Mirame a los ojo me gusta que veas a tu propio hijo cuando te da toda la leche en la cara.

Se levantó y se bajó el escote.

S: te gusta. Las tetas de mami?
-Queres que me ponga tu rica piaja entre mis tetas?

Después se mi pija entre sus tetas y.me miraba na la cara.

G: ahhhh ahhhh querés… Que te llene de leche las tetas?

S: hummm ayy si hijo, lléname de leche

Comenzaré a soltar chorro de leche por todos lados, creo que nunca había eyaculado tanto en mi vida, mi madre se sentó.y yo veía como le caía toda mi leche por sus pezones.

Nos limpiamos un Poco y maneje hasta a casa. Cuando llegamos dormimos hasta el otro día.

Me desperté por que no paraba de sonar el puto teléfono, cuando estuve por levantar el tubo colgaron. Me fui hasta la cocina y pude apreciar el enorme culo en tanga de mi mamá preparando el desayuno.

Como esa imagen me fui directo hasta ella y me agache para morderle una nalga.

S: salí boludoooo

Me levanté y comenze besándole el cuello y apoyando mi miembro contra ella.
Volvío a sonar el teléfono eran del banco para reclamar un pagó.
Mientras hablaba con una de las operadoras, mi mamá salió de la cocina levantándose la remera y vino directo hacia mi, se arrodillo al frente mío y me bajo el bóxer de un tirón y me dejó con. La pija al aire, me miró a los ojos mientras me pajeaba.
Mientras que la piba del banco me hablaba yo no entendí nada solo decía ajam ajam
Mi vieja comenzo a jugar con. Su lengua en la puntita de mi pito, me encanta como me hace acabar oralmente, es toda una profesora en ese sentido. Yo no podía creer que mi viejo la dejo o que no tenga pareja con lo buena que es chupando pijas.
Termine colgado el teléfono y la levanté el brazo la lleve hasta mi cama y la puse en cuatro al borde del colchón.
Mientras le pegaba en la cola le decía

G: queres la leche de tu hijo?… Queres toda mi m leche… Puta

S: sisisi…. Pero decime mamá

Le baje la tanga y le introduge mi pija en su vagina con. Violencia. Mi mami lanzaba profundos suspiros, mientras se entregaba al placer que solo una madre y su hijo conocen. Podía ver cómo disfrutaba por el espejo de nuestra pieza que estaba con. Los ojos cerrados sintiendo las calidas envestidad de su hijo
La yo tome con. Fuerza de las caderas y le di un para de nalgadas.

S: ayyyy hijo me vengoooo

Pude sentir como lleno mi pene con. Sus jugos. Yo saqué mi miembro de adentro y me la sacudí un poco y le llene de leche la espalda.

Madre Argentina XI

Ya casi era viernes y lo que me había prometido mamá no se pudo concretar, a mi me extendieron la horas en el trabajo así que s
se me complicaba organizar una escapada, además de la falta de energía que yo tenía por los horarios extendidos.
Llegó el viernes y justo caía un feriado largo, lamentablemente para mi tenía que trabajar. Pero mi mamá estaba de vacaciones y estaba muy caliente.
El viernes se despertó conmigo para ayudar a mi abuela que se estaba por ir a otra provincia a visitar a unos parientes, así que el finde largo hibams a estar mi mamá, mi hermano y yo.
Mi mamá y yo estábamos muy editados por pasar todo el finde solos mi hermano se preparaba para irse el sabado temprano a una quinta de mis tíos.
Yo me despedí de mi abuela y me fui al trabajo, mientras bajaba las escaleras me alcanzó mi mamá para pedirle si las alacanzaba hasta la terminal.
Le di el ok y les pedí que se apuren, mi mamá se acercó a mí oido.

S: gracias papi, después bye lo agradezco bién.

Yo con esas palabras tenía más que suficiente como para ratonearme todo el día.
La alcanze hasta la terminal y dejamos a mi abuela. Mientras volvíamos con. Mi mamá de la terminal hablamos de los planes para el finde

S: tu hermano se va mañana temprano, Asi que esta noche podríamos ir a comer los dos total el no va a querer venir.

G: si podemos ir a dónde quieras.

S: dale me compre un vestido que seguro te la va a poner dura.

Cuando llegamos a la puerta de mi casa le metí la lengua hasta el fondo pata despedirme.
Mi mamá se bajó del auto y yo condeuje como loco para no llegar más tarde a mi trabajo.
Durante todo el día no paraba de pensar en mí vieja y las ganas que tenía de cogerla.
Cerca de mi horario de salida me empezó a.envia mensajes.

S: hola hijo.. ya salis?
Te espero con ansias.
Ya estoy toda bandita y esperándote
Yo mientras volvía ella me seguia enviado mensajes

S: volve tranquilo, así te comes todo esto

Madre Argentina X

Nos quedamos abrazados luego de es rico polvo, mientras recuperabamos el aliento me anime a preguntarle algunas cosas.

G: enserio tenías el culo virgen?
Nunca nadie intento?

S: jajaja si que inetetaron muchas veces.
Tu papá en la noche de bodas trato pero no llego a entrar la cabeza por lo estrecha que estaba. Y hace unos meses con el marido de mi mi amiga, me había metido casi todo pero no aguante y le pedí que la saque..
Bueno ahora andate a tu cama por las dudas que llegue tu hermano antes.

Yo todavía tenía un sensación de que yo la usaba podía manejar a mi vieja pero era todo lo contrario de alguna forma ella lograba hacer todo lo que quería ella.
Me levanté quejándome y me quedé dormido mientras ella se acomodaba la ropa.
Llegó el domingo y yo estaba muy ansioso para que llegue el lunes. Pase un domingo muy aburrido haciendo zaping , mientras mi vieja me calentaba la chota y se paseaba al frente mío con una remera que le preste, cada tanto me levantaba y la hiba a toqueterar a la cocina, pero lo hacía muy rápido, le deba unos besos y le apretaba el culo. Así pasé todo el domingo.

Había llegado el lunes nos levantamos juntis mi mamá y yo. Mientras se cambiaba yo le preguntaba si esta tarde nos hibams a ver.

S: nose esta tarde te confirmo porque tengo mucho trabajo…

Me contestó muy seca, es comprensible que a la mañana nadie está de humor pero no podes estar enojada con alguien que te cogiste el duro el finde semana.

Eran las 5 de la tarde y le envié algunos wathsap para que ver si quería que la vaya a buscar. No me contestó. No sabía que hacer así que me fuí a la oficina y espere que saliera.
Cuando la ví salír me envió un mensaje diciéndome que me fuera que se hiba a quedar haciendo guardia con el turno de la tarde/noche
Creo que tenía uno receso de unas horas antes de volver así que me trate de acercar pero ví que ella caminaba hacia un auto afuera de su edificio, abrió la puerta y se subió al lado del acompañante, era un auto de alta gama.
Así que me subí al mío y los seguí por 10 cuadras hasta que entraron en el garaje de un telo muy caro del centro.
El auto de me hacía familiar pero no me acordaba dondo lo había visto
Me quedé esperando hasta que salieron después de una hora y los volví a seguir hasta la oficina de mi mamá. Cuándo ví que ella bajo el auto y si acompañante pude reconocer que era su jefe al que se estaba cogiendo.
Entonces me di cuenta porfa ahora no tenía tantos problemas de dinero como antes.
Tengo que reconocer que sentí algo de celos y morbo al verla salir con esa falda corta y esa camisa del trabajo que le hacen resaltar el culo y las tetas.
Me quedé abajo y le volví a enviar un mensaje.

Wp G: a qué hora es tu próximo descanso?

S: cerca de las 9 porque?

G: puedo esperarte así hablamos en el estacionamiento?

Tardo unos minutos en responder

S: ok, ya avisé a seguridad que vos vas a entrar

Me acerque con el auto hasta la casilla y les pedí que. Me dejen entrar
Cuando entre ví que era unos de eso edificio cerrados Pero que cada piso tenía su propio estacionamiento, para mi suerte podía estar tranquilo con mi mamá que hiban a tardar en encontrarnos.
Subí hasta el 5to piso dónde trabaja y me estacione en el lugar más oscuro que encontré.

Wp G: ya estoy

S: ahí salgo

A los 10 minutos se escuchaba el sonido de unos tacones acércate a mi auto, le abri el asiento del acompañante y la saludé.

G: hola ma!!

S: hola hijo que sorpresa. Que hacías por acá?

G: hoy habíamos quedado en ir ya sabes dónde

S: si pero te dije que hoy no podía porque tenía trabajo.. tenés que entender que no siempre voy a poder. No quedaste satisfecho el sábado?

G: jajaja si pero igual a mi me gusta escucharte gemir con fuerza, en casa no se puede

S: bueno arreglamos para otro día Pero viniste al pedo porque tengo media hora de descanso

Entonces salió mi parte celosa.

G: no…al pedo no… No maneje una hora por nada.. me venís quemando la cabeza todo el domingo y ahora no queres hace nada?
Bien que con tu jefe te haces todo el espacio del mundo

S: que me stas siguiendo? Pendejo de mierda.
Anda a casa y date una ducha fría, vos no sos mi amante solo te cogí por el morbo nada más. Que te quede claro que entre vos y yo no va a haber más nada más allá.

Y abrió la puerta del auto, pero la tome de la mano y la metí de un tirón hacia adentro.
Me acerque a ella para darle uno beso en la boca, no me rechazo ni nada. Cerró la puerta y me agarró de la cabeze para besarme y meterme la lengua.

S: te queres coger a tu mamá atrevido?

G: umm sii

S: vas a tener que esperar hasta otro dia.

Mientras se desabotonaba la camisa y me dejaba ver su brazzier, yo me bajaba el cierre del jean para sacarme la pija.
Le apreté las tetas como puede mientras ella bajaba para succionar mi miembro.

S: mmm qué rica pija tenés. Vos sabés cómo le gusta a mami que le acabes en la boca.

Ella se metía todo mi miembro duró hasta el fondo, apretando mi pito entré si lengua y si paladar, me lo hacía como una profesional, yo eché mi cabeza para atrás y cerré los ojos un minuto.
A los pocos segundos mi como a darme chupetónes en la cabeza .

G: ayy mami qué rico….Ayyyy maaaaa

Y le acabe todo en la boca. Se levantó y se limpio los labios y se tragó toda la lechita nde su hijo. Yo me acomode el Pantalón.

G: así fue la primera vez que me la chupaste
..Pero veo que ahora estás más puta.