Archivo de la categoría: Anal

Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Compañera de trabajo

En mi anterior trabajo conocí a una bella mujer. Con ella tuve un buen trato, es decir nos contábamos cosas de nuestras vidas. Ésta mujer, que se llamaba Laura, llegó un día al trabajo llorando. Cuando la vi me dirigí hacia su oficina para preguntarle que le pasaba. Ella me dijo había terminado con su pareja y estaba mal. Yo traté de calmarla pero no tuve éxito. Por eso la dejé sola por un rato y pensé en volver más tarde. Un par de horas antes de que termine la jornada laboral, ella le pidió a nuestro jefe sino podía irse antes. Nuestro jefe le dijo que sí y que además se tomara un par de días.

En la noche, recibí un mensaje de ella dándome las gracias por tratar de tranquilizarla. Yo le dije que no fue nada y que si necesitaba alguna cosa que me avisara. Una hora después recibo otro mensaje de ella pidiéndome si no podía ir hasta la casa para hacerle companía ya que estaba sola. Yo le respondí que sí, que no había problema.
Ya en la casa, le preparé un te para que se tranquilice un poco después del día que había vivido. Nos sentamos en el sillón que tenía en el living y me contó como había sido la pelea que tuvo con su ex pareja.

Eran un poco más de las diez de la noche; yo le dije que se fuera a bañar que yo iba a comprar algo para comer. Ella me dijo que agarre su billetera que había plata. Yo no le hice caso y salí con mi auto a comprar. Cuando volví, ella estaba en la cocina poniendo la mesa para comer. Se había puesto una remera blanca y larga que le cubría hasta las rodillas. Su pelo estaba suelto ya que lo tenía mojado. Fue la primera vez que la miré de arriba hacia abajo con otros ojos.
Terminamos de comer y me levanto para levantar y lavar los platos. Ella me dijo que ni se me ocurra. Yo le dije que era preferible que se valla a descansar y yo lavaba, cosa que ella también dijo que no, que podía y quería lavar. Solo había terminado con alguien, que no estaba enyesada ni nada por el estilo. Yo, para no hacerla enojar, dejé que lo haga ella. Cuando terminó de hacer todo, ella agarró dos copas y las llenó del vino que había sobrado y se sentó conmigo en el sillón. Yo la miré y le dije ¿porque brindamos?, para tratar de distenderla un poco y se relaje.

Ella, sonríe y me dijo por la nueva etapa que voy a vivir. Basta de amor para mí, quiero pasarla bien. Yo, alegrado por las palabras que dije que muy bien, esa es la actitud que hay que tener. Poco a poco las copas se fueron vaciando y nosotros nos empezamos a mirar cada vez más.
No hablamos de nada ni hicimos ninguna seña ni nada. Solo nos acercamos y nos dimos un beso intenso en nuestras bocas. Pude sentir el calor de su cara. Nos besamos con fervor y ganas por más de 10 minutos. Ella se subió arriba mio y me empezó a desprender la camisa. Cuando pude mirar su pecho de cerca noté que no llevaba nada puesto abajo. Me empezó a dar besos por todo mi cuerpo, sus labios dejaron marcas por todos lados. No tardó mucho en sacarme el pantalón y siguió besándome. Yo, que estaba caliente, le saque la remera. Efectivamente no tenía corpiño. Sus tetas eran algo pequeñas pero estaba bien paraditas y formadas. Abajo solo tenía una tanga blanca. Lo primero que le chupe fue su suave cuello, seguido por sus tetas, en donde sus pezones estaba duritos y con ganas de ser chupados. Chuparle las tetas por pocos minutos lo calentó bastante ya que me saco el bóxer y de una me empezó a chupar la pija. Me la chupaba con muchas ganas, más que ganas era bronca diría yo. A mí no me importaba porque la chupaba muy bien. Sus manos tocaban mis testículos y también mi pija. No paró un segundo para chupármela. Empezaba chupando la cabeza y después se la metía hasta el fondo. No se guardaba nada.

En un momento, con voz de perra me dijo que quería la lechita. Yo le dije que siguiera que ya venía. Ella se corrió el pelo hacia atrás, trago saliva y volvió a chupar con más fuerza. Se tragó toda la lechita, sin derramar nada. Pero eso no la calmó y fue por más. Yo a esa altura hacía lo que ella me pedía. Se acotó sobre el sillón y abrió sus piernas. Ahora te toca a vos me dijo. Yo me acomodé y le saque la tanga. Empecé a chupársela pero me dijo que eso lo quería para el final. Antes de seguir, me dijo que valla hasta el primer cajón de la cómoda que estaba en la pieza y traiga un preservativo. Fui y tomé uno. Cuando volví ella se había dado vuelta, mostrando toda su hermosa y durita cola. Me puse el preservativo y le metí, de a poco, mi pija. La cabeza de mi pija le dolió un poquito al principio pero se la seguí metiendo. Cada vez que se la metía ella gritaba por placer y por bronca diría yo, como imaginado que su ex estaba viéndonos. A mi no me importaba y me calentaba. Se la seguí metiendo bien al fondo. Mi pija estaba muy dura y su concha estaba bien abierta para metersela. Ella, que estaba descontrolada, gemía como una puta loca. Se dio vuelta y abrió sus patas. Yo seguí metiendo mi pija en esa concha hermosa. En la tercera vez que se la metí sentí y vi como ella tenía su primer orgasmo. Ella, acabando, me dijo que quería más. Yo, como siempre, le obedecí. Pero tuve que ir y agarrar otro preservativo porque había acabado otra vez. Cuando volví, ella estaba parada al lado del sofá. Sentate que voy arriba me dijo. Me senté, agarro mi pija y se la metió de una hasta el fondo. Subí y bajaba con mucha fuerza, quería más y más. No había nada que la deje satisfecha.

Entonces, yo le pregunté si estaba bien así y ella me dijo que no, que faltaba algo. Me la saque de encima y le dije que se ponga como la primera vez y le dije que le iba hacer algo diferente. Te la voy a meter por el culo le dije. Ella se da vuelta y me dice que paré, que nunca se lo habían hecho. Yo le dije que confiara en mí, que le iba a gustar. Ella me vuelve a mirar y me dice si dolía mucho, yo le dije que al principio. Bueno me respondió, pero despacio. Si le dije y empecé. Cuando le acerque la puntita de mi pija a su culo contrajo sus músculos demasiado. Yo le dije que se relaje, que le iba a gustar. Cuando se relajó, le metía la cabeza de mi pija y paré. ¿Te dolió?. Mucho me dijo como tratando de llorar. Y se la metí un poco más. ¿Y? le dije. ¿Vas a romperme el culo o no?, me dijo enojada porque paraba. Seguí metiéndosela pero estaba vez bien hasta el fondo. Su gemido fue más de dolor que de placer pero me pidió que siguiera. A partir de acá,ese dolor se transformó en placer poco a poco. Creo que no le erré en romperle el orto porque lo disfruto más que todo lo anterior. Se movía como una puta loca cada vez que se la metía. Por 8 minutos más le rompí el culo. Cuando se la saco por ultima vez se acuesta en el sillón y me dice que nunca había vivido algo así. Le abrí las piernas para chuparle la concha y me dijo que no, que por hoy era suficiente. Que lo que había probado la había dejado exhausta, nunca alguien le había hecho sentir tanto placer. Bueno le dije.

Por 20 minutos nos quedamos sentados, desnudos en el sillón, mirando la película que habíamos empezado a ver. Luego yo la miro y le dije que me tenía que ir, ya que mañana tenía que trabajar. Ella, me dijo bueno, gracias por todo, me ayudaste mucho hoy. Para eso estamos los compañeros de trabajo ¿no? le respondí y ella sonrío. Me vestí y me dirigí hasta la puerta de su casa, donde ella me detuvo con la única prenda puesta que tenía: la tanga y me dijo que no le contara a nadie lo de esa noche si quería volver a vivir algo así . Yo le dije que no se haga problema y me fui hasta mi auto.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

El nuevo papi de Carla. Aprendizaje anal.

La separación de los padres de Carla había sido difícil, y ella estaba ciertamente trastornada, cierto es que había encontrado consuelo en un noviecito que la protegía, y que se la culeaba, ya sea por el orto o por la boquita.
Con el tiempo su madre había traído a otro hombre a casa, se llamaba Roberto y le había pedido que le diga “papá”. si bien ese extraño hombre era bueno con ella, no se sentía cómodo y extrañaba a su real padre. Pero no por mucho tiempo…
Carla había llegado temprano a casa y sigilosamente entró, se quitó sus zapatos inmediatamente luego de entrar porque le dolían los pies, y enseguida fue a su cuarto. Lo que vió la impresionaría inmensamente:
Su nuevo papi estaba en su cuarto viendo su netbook, viendo fotos y videos que ella le había enviado a su novio (y a otros amiguitos especiales), su papi nuevo estaba viendo su ojete bien abierto en aquél video en el que ella estaba en cuatro pajeándose la cola, video que le había pedido su novio. Roberto veía consternado ese video, e inevitablemente, se estaba pajeando su enorme verga frente a su netbook.
— ¿¿¿Qué hacésRoberto??? Salí de mi pieza, mmm, ufa…
— Uh, pará Carlita, pará, no es lo que pensás! Es que vine a arreglar tu ventana, y…
— No mientas, estás espiando mis cosas, le voy a contar a mi mamá y ahí vas a ver, enfermo! — dijo Carla sin dejar de ver la tremenda masa de carne que era esa vergota. y quizás notando la curiosidad de la jovencita y para retrucarla, dijo su nuevo papi:
— Si vos le contás a tu mamá yo le muestro estas fotos y verá lo puta que sos, y no te va a creer las pavadas que decís de mí, jajaja, no te va a dejar salir de casa por 1 año, así que ojo con faltarme el respeto, nena, que soy tu padre!. — dijo Roberto sin dejar de pajearse y sonreír, ahora mirando a la estúpida que tenía como hija ahora.
— No, no! No le muestres esos videos a mamá, Roberto, si querés no le digo nada, y te digo Papi a vos, por favor no le digas nada, por favor… papi. — dijo Carla, por vez primera para alegría de Roberto.
— Hija mía, cómo me alegra que me digas Papi al fin, vení conmigo, abrazame.
— Pero Rob…Papi, la tenés muy grande, no puedo abrazarte, además estoy nerviosa ¿me prometés que nunca le contarás de esos videos y fotos a mami?
— Sí, tonta, sera un secreto entre papi y su nena. Y tenés razón, tengo la verga hinchada, muy dura y tiesa, qué bronca, y todo por tu culpa, por ese magnífico ojete que tenés, encima está por venir tu madre y no sé qué va a pensar si me ve así.. dios mío. — dijo el padre compungido tomándose de la cabeza.
— Uh, ufa… si querés te la ordeño, papi, y si me prometés nunca decirle a nadie, podés hacerme el amor por la cola, pero rápido, que ya viene mami…
— Hija, hija, te juro que no querría hacer esto, pero sí, tendré que culearte, princesita…
Y Carla se quitó el uniforme de colegiala, la camisa y la ropa interior, se puso cremita en el ojete, y se puso en cuatro.
— Dale, papi, que ya viene mami!
Enternecido, Roberto, tomo a Carla de los hombros y luego de sus caderas y acostándose en la cama de Carla, le digo que cabalgue a su papi, que es su deber de nena malcriada.
— Sí, papi — dijo Carla, y gimiendo como puta nueva, sintió como si le desvirgaran la cola por segunda vez.

Y papi le bombeó el ojete a su hija, dificultosamente porque su verga era ciertamente mostruosa, pero al fin pudo culeársela como es debido mientras la jovencita gritaba como puta enloquecida. “Qué hermosa pija tenés, papiiii”, “quiero ser tu puta siempre, papi” decía.
“Sí, puta sucia, siempre serás mía”, decía Roberto.
Amor paternal.
Y luego de ese bombeo anal, Roberto puso de rodillas a su hija adoptiva y le pidió que luego de limpiar su verga ensuciada por su culo de puta sucia, que abriera grande la boca, que él le iba a regalar mucha leche para que se alimente.
Carla tragó todo, ordeño toda la verga, y transpirada y rota, se fue a bañar.
Roberto recibía a la madre de Carla con el almuerzo listo, contento de haber hecho las paces y lo correcto con su nueva hija y su señora.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi dilatacion anal

Era en ese tiempo que me habian contado de la masturbacion yo andaba casi todos los dias tocandome pues eso era mi pasa tiempo,como me desesperaba para llegar a mi cuarto y encerrarme me sentaba en la punta de la cama habria las piernas me tocaba arriba de la bombacha hasta mojarme toda luego me la sacaba y seguia sin parar hasta acabar. Una noche haciendo zapping en la tele encontre un canal que daba peliculas pornos me llamo mucho la atencion una escena una mujer tocandose en la ducha se masturbaba como loca y gemia demasiado para mi gusto del agua agarra un dildo y se lo mete hasta el fondo de la concha yo dije wow era tan grande que le costaba entrar en la boca bueno se lo metia tan rico.veía como de su concha corria su acabada le bajaba un poco por las piernas pero eso no era lo que mas me sorprendio se dio vuelta unto el dildo con la lengua y lo llevo al culo era una cola blanca con una concha bien rosada,se lo acerco al ano y lo empezo ameter de a poco se lo metia mas y mas hasta perderse todo en el culo yo habri grande los ojos la mujer se puso en cuatro empezo a sacarlo y a meterlo empezo a sacarlo con una baba tambien y se lo metia en la boca se lo puso de nuevo pero esta vez lo empezo a mover como una loca puso su pecho sobre el piso levanto bien la cola y lo saco mire fijo a la tele y vi el ano bien abierto como una cueva,yo no daba mas se me mojaba la concha sin tocarme apage la tele y me fui a mi cuarto serre la puerta con llave me aliste para dormir pero esta vez no me puse nada de ropa interior tenia una remera larga que me cubria la cola sin darme cuenta empezo a caer gotas por mis piernas me toque estaba toda mojada me linpie comn la mano y me lo lleve a mi boca que rico me empece a meter dedos en la concha estube un rato asi saque mi acabada y me lo pase por el ano de la concha por el ano empece a masajear mi ano para dilatarlo un poco me puse saliba y lo masajeaba hasta que pude meter un dedo mmmmmm dolio un poquiti pero me gustaba la sensación recorde lo de la mujer me tire al piso levante mi remeron deje mi culo mirando para arriba y me meti un dedo de apoco se hiba dilatando mientras tenia un dedo en el culo con el otro lo meti en la concha y lo empece a mover se me hicieron los ojos para atras de placer eso hizo que mi ano se dilatara mas cambie de dedo puse el dedo gordo entraba bien lo saque y puse dos entraban bien lo movi un buen rato y queria mas algo mas grande con los dedos en mi culo me pare y empece a buscar algo para meterme no veia nada abri el cajon de los perfumes saque un desodorante chico tenia la medida de dos dedos lo unte con saliva me arrodille pyse nueva mente mi culo para arriba y lo lleve a mi ano no queria entrar hice un poco de precion con la mano y un pocode fuerza con el culo de a poco sentia que entraba abri grande la boca y serre los ojos y entro lo empece a mover suave hasta que se lubrico bien y luego lo movi mas rapido tenia por el culo el desodorante y adelante mis dedos me masturbe un buen rato hasta acabar me saque suave mi improvisado consolador estaba cubierto de baba me lo puse en la boca y savia a jugi de concha casi parecido me quede con el culo abierto un rato me levante no daba mas me había dado un orgasmo me fui al baño. Me sente hice pis y de la cola salia baba me limoie y me lo lleve a la boca el culo me ardia un poco me fui a mi cuarto y me acoste y dormi feliz

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Sodomizando a Steffi Graf

Por empezar esta es una fantasía por que esta mujer me vuelve y espero que nadie se enoje
Voy a ver una final de tenis donde va a jugar steffi graf, y siempre me calentó mucho, entonces me logro pasar como un periodista mas y esperarla para verla de cerca y poder tocarla o pedirse un autógrafo, en un momento los fotógrafos se amontonan en un rincón y llega un auto, se habre la puerta y baja steffi, yo la miro y aprovechando la confusión me dirijo para la zona de los vestuarios para poder pedirle el autógrafo mas tranquilo, en eso veo gente de seguridad y me escondo en un armario, steffi baja del auto y después de dar algunas notas ,decir lo importante que es el partido de hoy, que viene a jugar sola sin ayudante ni entrenador y se va para su vestuario.
Ella ingresa y cierra la puerta con llave, la casualidad quiso que yo este en un armario dentro de su camarín, y empiezo espiar.
Ella venia con pantalón deportivo largo y una remerita, deja su bolso en un banco, lo abre y saca sus cosas, entre ellas una toalla, yo habri un poco la puerta del armario y la miraba , ella esta sentada de espalda a mi, entonces steffi se saca la remera y el pantalón y queda en corpiño y bombacha y para mi suerte ella se estaba por dar un baño, no lo podía creer steffi graf la tensita que mas me había calentado esta en ropa interior frente mío y se estaba por desnudar para ducharse, mi pene se estaba poniendo duro y quería salir del pantalón.
Steffi se puso de pie, y pude ver su gran fisico y sobre todo su hermosa cola que tanto me calentaba ver en los partidos de tenis con su pollerita.
Se desabrocha el corpiño y se baja la bombachita, mmm yo ya no aguantaba mas y me desabroche el pantalón y saque afuera mi pija que no daba mas, me quede inmóvil mirando su culo tan perfecto y desnudo, steffi se va para las duchas y verla caminar desde atrás como movía su cola era hermoso y mi aparato esta a mas no poder, ella a abrió las duchas y se metió, se puso de costado y pude ver como sus tetas colgaban, eran una cosa divina, se mojo el peloy se empezó a enjabonar el cuerpo, yo seguía inmóvil y no podía creer los que estaba viendo, ella pasaba su jabón por sus tetas y empezó a bajar hasta su conchita que hasta ahorra no se la podía ver, luego ella se dio vuelta y se enjabono sus preciosas nalgas, ella siguió un rato mas, hasta que cerro las duchas y se puso la toalla. Una en la cabeza y otra en su cuerpo.
, en eso suena el teléfono a lo que ella contesta muy enojada:
-. Ya que mis ayudantes no vinieron no quiero que me molesten, voy a salir 5 minutos antes del partido.
A todo esto yo ya me había olvidado que estaba ahí por el autógrafo mire el reloj y faltaban casi dos horas para que comience el partido, lo que me gusto mucho por que iba a estar dos horas mirando a mi idola steffi. Pero a esta altura yo tenia mi pene en la mano y steffi se puso su ropa interior y su uniforme de jugar (una minifalda blanca y una remerita ajustadita). Y se recostó sobre el banco y se puso una toalla en la cara.
yo podía ver sus tetas como se marcaban en la remera ajustada y espere un ratito,
Abrí la puerta del armario y agarre del piso un tubo de plástico que había ahí y me acerque despacio hasta donde estaba ella, yo tenia la respiración a full y mi pene lo metí adentro de mi pantalón, y sin querer patie el banco y ella reacciono y se saco la toalla de la cara y cuando me vio se quedo quieta sin palabras, entonces le dije discúlpeme vengo a que me de una autógrafo, ella se sienta en el banco, yo no podía dejar de mirarla, ella me pregunta .- ¿te pasa algo? ,.-no, es que sos mi idola y aparte de eso estas muy buena y no doy mas de la calentura y me bajo los pantalones y el calzoncillos y le muestro mi aparato que estaba muy duro, ella quedo sin palabras entonces yo me acerque la agarre la cabeza y le apunte mi palo a su boca , ella la tenia cerrada , se la pasaba por los labios lo que me hizo calentarme muchísimo y casi estallo en ese momento y le digo .- dale abrí la boca.- ella medio que reaccionó y trato de ponerse de pie, pero yo como la tenia agarrada bien fuerte de su cabeza no se pudo poner de pie, entonces le dije, .- mira te filme mientras te bañabas y si no me la chupas lo publico en internet.- steffi se asusto por que estaba dominada y abrió un poco los labios y cuando lo hizo le apunte mi glande, steffi lo agarro con sus manos y le empezó a dar besitos en la punta lo cual me volvió loco de placer y le dije.- dale pásale la lengua y metetelo todo.- steffi abrió su boca y empezó a pasarla lengua por la cabeza y lo chupaba como si fuera un chupetín estuvo un ratito hasta que abrió su boca y se lo empezó a meter, lo metía hasta la mitad y lo sacaba a esto yo me agarre mas fuerte de su cabeza y cuando ella lo metía , le atraje la cabeza hacia lo que provoco que mi grande se meta entero en la boca de steffi, la cual espeso a tener arcadas , entonces yo la soltaba y ella la sacaba y cuando la volvía a meter hacia lo mismo para metersela hasta la garganta, estuve así un rato hasta que empecé a acabar cuando se la estaba metiendo, se la saque y le largue toda la leche en la cara, la mayor parte fue a su boca la cual quedo llena de mi leche, la agarre fuerte del pelo y le dije .- trágatelo todo que te va a hacer bien para el partido de hoy, tomala toda mi lechita steffi.- ella se lo trago todo y le dije .- límpiame con la lengua.- , lo cual ella respondió sacando su lengua hermosa y lamiendo mi palo de arriba hasta abajo.
Cuando terminamos ella se puso de pie y le dije .- mira tu remera y pollerita esta toda manchada, no podes ir así al partido, sacate toda la ropa y date una ducha.-
Steffi dudo y se quedo quieta y yo dije .- dale no tengas vergüenza si ya te vi desnuda, dale te voy a ayudar.- me acerco a ella, le saco la remera y digo .- date vuelta que te saco el corpiño.- se da vuelta y no podía dejar de mirarle la cola tan divina que tenia.
Y agarro el cierre que tenia atrás la pollerita y se lo bajo tocándole sus nalgas lo que me producía un placer nunca pensado. Y la pollerita se le cayo hasta los tobillos, y le baje también la bombachita, yo estaba a mas no poder con la calentura y le digo .- dale andate a la ducha.- steffi se va caminado hacia la ducha y pude ver su tan deseado cuerpo desnudo, que lindo que movía su culo desnudo cuando caminaba.
Steffi abrió la canilla y se metió en la ducha, a todo esto o no daba mas y sin pensarlo me desnude completamente y fui hacia la ducha y me metí con ella, steffi me vio y no dijo nada , ella estaba caliente y también quería gozar.
Steffi se mojaba el pelo, su cuerpo tan divino, y agarro el jabón y sus primeras palabras fueron .- queres que te enjabone?.- ¡ bueno dale ¡! No podía creer este momento steffi me pasaba sus manos enjabonadas por mi pecho, fue bajando hasta mi pija, se puso de rodillas y empezó a enjabonarla junto con los huevos, eran divinas sus carisias , también me dio vuelta y me enjabono la espalda y mis nalgas, me doy vuelta y dice .- enjuágate.- y le respondo .- bueno ahora me toca a mi.-
Ella se pone de pie y era hermoso tener a steffi adelante mío desnuda, me enjabono las manos y acerco mis manos a su pecho y se los tocos(tiene unas tetas divinas) y empiezo a pasar mis manos enjabonadas se las toque un rato y luego baje hasta su pancita , tenis la piel muy suave, me arrodille y steffi abrió un poco las piernas y le enjabone la conchita le alcance a meter un dedo y ella suspiro.-mmmmmm y dijo .-bueno ahorra la espalda.- me pongo de pie y steffi se da vuelta y le empiezo a pasar el jabón por la espalda y fui llegando hasta sus nalgas que son hermosas y se la empiezo a manosear despacio, me pongo de rodillas y tengo el culito tan divino de steffi en mi cara, lo que le digo.- steffi inclínate un poco que te voy a lavar bien el orto.- ella se inclina un poco y apoya sus manos en sus rodillas y queda todo su culito para mi, le empiezo a pasar el jabón por sus nalgas y me acerco despacio a su raya, le abro los cachetes un poco y veo su agujerito anal tan chiquito y hermoso y empecé a pensar en como te lo voy a romper, seguí pensando eso tan chiquito va aguantar mi pija, te lo voy a penetrar y apoye un dedo en su agujerito, era hermoso y le paso varias veces el jabón por la raya del culo, lo que hace mucha espuma y bajo hasta sus piernas, agarro sus caderas y le pongo su cola bajo la ducha. Le digo steffi ponele el tapón a la bañera así se llena, steffi se agacha y aprovecho y la agarro de las caderas y le paso la lengua por sus nalgas, por sus raya y se lo manoseo todo, ella cerro el agua de la ducha abrió una canilla con una manguera, steffi se acuesta en la bañera boca arriba y dice .- veni acostate arriba mío.- con cuidado le hago caso y cuando estoy arriba de steffi la empiezo a besar, era hermoso ella respondió a mis besos y abrió su boca y nuestras lenguas se encontraron, no parábamos de besarnos, yo saque mi lengua de su boca y se le empecé a pasar por su cara, a steffi le gusto y pasaba su lengua por mi cara, steffi reacciona y dice .- bésame las tetas y mi conchita por favor.—empiezo a bajar, primero su orejitas , su cuello , sus divinas tetas que aparte de pasarle la lengua, se la agarre y chupaba como para sacarle leche, steffi suspiraba , seguí bajando hasta legar hasta su conchita, se la empecé a chupar era hermoso, ella suspiraba ahhhhyy , le paso la lengua de arriba a abajo y se la meto adentro, seguí chupandosela y le metí un dedo a lo que staffi respondió .- ahh sii veni arriba mío.- ella estaba muy caliente y quería sentir mi grande adentro suyo. Me acuesto arriba otra vez y nos besamos nuevamente, ella agarra mi pija con sus manos y la pone a la entrada de su conchita súper mojada, ardiente y con muchas ganas de recibir mi glande, me dejo caer sobre su cuerpo y mi glande se va introduciendo en la cálida cueva steffi era una sensación que no tenia palabras sentir mi pija entrando en la conchia de steffi, a lo que cerro los ojos y habría cada vez mas sus piernas hasta que mi aparato entro hasta el fondo, se la saque un poco y se la volví a meter rápido steffi logro decir .-amhhyyy ummmm , se la saque nuevamente despacio y se la metí despacio, disfrutaba eso como loco, seguí así un rato mas a lo que steffi empezó a suspirar y su respiración se acelero, yo seguí abrazando fuerte y besando por toda la cara a steffi, movia mis caderas arriba y abajo, no podía creer que lo estaba haciendo con steffi, era muy hermoso follarmela, a lo que acelere el ritmo a lo que steffi decía .— ahhy que lindoooo seguiiii masss mmmm aahh seguí aumentando el ritmo y steffi pego un fuerte suspiro, su cuerpo tembló, movía la cabeza (había tenido su orgasmo) .— ahhhhhh mmmmmmmm yo seguí un ratito mas hasta que acabe adentro de steffi, fue muy lindo, nos quedamos lo dos abrazados tratando de recuperar la respiración. Nos besamos y steffi me mira y dice .- que lindo que fue.—le contesto .—queres que te chupe la conchita y te la limpie.- steffi: .- bueno dale.- yo.- pero date vuelta mejor, ponete en cuatro como los perritos así la chupo desde atrás.- (lo que no se esperaba steffi era que quería su culito), se dio vuelta y se puso como perrita y quedo su hermoso culito enfrente mío, me arrodillo y se lo cupo nuevamente, le paso la lengua por su raya, le manoseo sus nalgas tan bien formadas y agarro la manguera que antes habíamos conectado y le tiro agua en su cola, le abro las nalgas y veo nuevamente su divino orificio anal, también le tiro agua ahí, le paso la lengua por su raya y la acerco a su orificio, le paso la lengua despacito por su agujerito , alo que steffi respondió con un suspiro largo, pero dice .- ahí no me gusta, chupame la conchita, yo bajo con mi lengua asta su conchita, yo ya estaba que no podía mas nuevamente y agarre mi glande, y se lo pase por la raya de su culo para que lo deseara, un par de veces cuando bajaba se lo insertaba en su conchita, y en una de las subidas me detuve a la entrada de culo y lo apoye en su orificio anal de steffi, la agarre de sus nalgas y se las abrí lo mas que pude, era hermoso sentir la cabeza de mi glande tocar la entra de su culo, empecé a hacer presión y el agujerito anal de steffi rechazaba mi glande, ella dijo .- para que por ahí no quiero me va doler, nunca lo hice..- yo conteste .- pero relájate y disfruta te va gustar mucho que te la den por el culo steffi, move tus caderas y déjate llevar por el gozo.- la tenia agarrada fuertemente de las caderas y no se podía mover, le empecé a mover sus caderas despacio y forma de círculos, empuje nuevamente, no quería entrar pero aumente la presión y le dije .- dale abrí mas las piernas steffi.- el agujerito de steffi se iba abriendo despacio y mi glande se introducía ahí, la mira a steffi y tenia la cara llena de dolor, pero se notaba que estaba caliente, empezó a gritar y suspiraba, con una mano alcance una toalla y se la di para que la muerda no se escuchen sus gritos, mordió la toalla y gozaba como loca, algunas palabra se le alcanzaban a entender .- ahhy me esta doliendo muchísimo uhhhyyy me siento toda llena , me duele el culo ahhhyyyy.- , me agarre fuerte de sus caderas y mi pene iba entrando lentamente en canal anal, me costaba muchísimo la tenia súper dura y se me doblaba cuando se la metía, le daba golpes, estocadas fuertes y mi glande entraba de apoco, steffi gozaba por tener enterada en su ano mi glande, su canal anal era cálido y súper estrecho lo cual me apretaba mucho mi polla , así seguí un rato agorándola fuerte de su caderas y empujando de apoco hasta que llegue al final, tenia mi pija enterada entera en el culo de steffi, se la deje un ratito ahí metida entera y con una mano le manosie la conchita, a lo que steffi tubo un orgasmo muy fuerte, fueron como contracciones y se puso nerviosa y dijo .- ahhy sacamela por favor.- , yo tenia mi polla clavada completamente en el culo de steffi, trate de sacarla pero no podía, ella se puso nervioa y cu culito se cerro y apretó aun mas mi polla, mi polla se fue poniendo un poco blanda adentro de su canal anal le digo .- relájate steffi sino no la puedo sacar, goza como antes.- y me agarre de nuevo fuerte de sus caderas y empecé a empujar de nuevo, mi polla empezó a tomar el tamaño de antes , steffi gritaba con la toalla en la boca y gozaba, se la saque hasta la mitad y se la metí de golpe hasta el fondo , steffi pego un grito fuerte y quedo medio desmayada, en ese momento la empecé a cabalgar se la sacaba hasta la mitad y se la volvía a meter hasta el fondo, justo cuando se la estaba metiendo ella tubo otro orgasmo y cerro tanto el culito que fue hermoso sentir su canal anal apretarme la polla, su cola era cálida esponjosa. seguí metiendosela por el culo a steffi y su agujerito ya era agujero y seguí abriéndose para recibir con menos dolor mi glande, era hermoso y no podía creer que me estaba cabalgando por el culo a steffi, Steffi estaba en posición de perrita, la tenia agarada de sus caderas y podía ver como mi glande entraba y salía del interior de su culo, .- ahh toma steffi tómala toda mmm te gusta no perrita, como te estoy gozando que hermoso es tu culito steffi .- me incline un poco mas y la agarre del pelo y la cabalgaba sin parar, steffi no paraba de quejarse y gozar .- ahhhy me estas destrozando por dentro, me siento toda llenaa mmm ahhhy me duele muchooooo.—yo seguí metiendosela hasta el fondo, luego cambie de su pelo a sus tetas, me agarraba de sus tetas para enviarle mi glande hasta el fondo, seguí un rato mas así hasta que me agarre nuevamente sus caderas y con una manos le pegue dos o tres veces en sus nalgas a lo que ella respondió parando como podía un poco mas culito, a esta altura su culito ya no apretaba tanto la polla, se estaba abriendo, steffi estaba abriendo su culito para recibir mi glande, me agarre fuertemente de sus caderas y se la mandaba para adentro cada vez con mas fuerza, la sacaba un poquito y la mandaba hasta el fondo, mis huevos golpeaban en sus nalgas, cuando la tenia metida entera seguí empujando como meterle también los huevos, se la quería sacar or la garganta, seguí cabalgándola estuve un rato muy largo por que ya abrí acabado dos veces antes, cuando estaba por llegar para un ratito y después seguí, no quería que esto termine nunca, ver a steffi en cuatro patas siendo mi perrita, después de aproximadamente 35 minutos de estar gozando se su hermoso culo hasta que tuve un orgasmo tremendo adentro de su ano, creí que me iba en leche, le largue muchísima leche adentro de su culo, steffi ya estaba sin fuerzas y sus manos no podía aguantar su cuerpo y cayo sobre su pecho, después que termino de salir mi ultima gota de mi leche adentro de su ano, me deje caer sobre sus espaldas, seguí con mi pija insertada en su culo, me quede un rato disfrutando ese momento, cuando me levante se la saque de su culo, podía ver lo abierto que había quedado su culo , por el salía mi leche que antes yo había insertado ahí, al rato ella reacciono y nos fuimos para los bancos para que ella se cambie para el partido la miraba como caminaba desnuda y con mucha dificultad, por tener el culo roto, no podía creer que le habría roto el culo a steffi, le hice la cola. La ayude a cambiarse, ella decía que a pesar del dolor había gozado muchísimo y quería repetirlo, le dije bueno dale salí a ganar el partido de hoy y como recompensa te la meto de nuevo por el culo, y si pierdes también vas a ser mi esclava, y salió a jugar. En el partido yo la miraba y no podía creer lo que le había hecho y como en algunas jugadas se movía con dificultad ella le dijo a presa que tenia un dolor en la espalda. Si fueran a saber que era un poco mas abajo jee
Si le gusto esta fantasía escríbanme y le relatare que paso después de este partido o si quieren díganme a que famosa le gustaría que yo invente una fantasía mi correo es emilope821@hotmail.com – -gracias

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Iniciándola al sexo anal

Bueno, este es el segundo relato que escribo, al igual que el anterior también es real, fue con una novia que tuve cuando tenía 24 años (ahora tengo 30), ella tenia 22. No es sacado de ninguna página, sólo de mi mente calenturienta recordando aquellos momentos inolvidables.

Yo salía con una chica muy mona, morena, de ojos castaños, flaquita y con unas tetitas muy bonitas y un culito que calentaba a cualquiera.Ella era un poco ingenua en todo lo relacionado con el sexo, no era virgen pero solo había estado con dos tipos que nunca llegaron a hacer que se corriera, acababan enseguida y la trataban mal. Bueno comenzamos a salir y yo si veía que en lo sexual era muy tímida, pasiva y que tenía mucho miedo. Estuve casi un mes seduciéndola para poder acostarme con ella la primera vez, tuvo que ser con las luces apagadas, debajo de las sabanas, y sin cosas raras como decía ella, a cosas raras se refería que no me la iba a chupar ni dejarse dar por el culo ni nada parecido, pero bueno por algo se empieza.

Esa noche todo fue muy raro, ella muy nerviosa, yo calmándola, acariciándola, estuve mucho rato comiéndole las tetitas, eso le gustaba, cuando me acerque a comerle el coño ella no quería decía que no le parecía justo ya que ella no me la iba a chupar, yo le dije que me daba igual, y tras un rato de volver a lamer pezones volví a bajar a su coñito para empezar a chupárselo. Lo tenia con vello pero muy recortadito, le succionaba el clítoris, lamía los labios interiores, todo, a ella le gustaba, pero me pedía que parara, me decía que eso no se hacía…fue tan pesada que al final se la acabe metiendo y fue un polvo bastante normalito.

Pasaron unas semanas en las que nos veíamos y hacíamos muchas cosas juntos, y en lo sexual ya se iba animando, ya al menos no ponía pegas a que le comiera el coño, pero no llego a tener ningún orgasmo, y una noche después de una cena estupenda la senté en el sofá y después de mucho besarla y acariciarla, y lamerle las tetitas, comencé a lamerle el clítoris, me ayudaba con un dedo que había metido en su coñito para estimularla, estuve mas de media hora…nunca se me había resistido una chica tanto, (vamos que no soy un inútil, con las demás funcionaba), opte por lamerle el culo.

Ella: ¿Pero que haces?

Yo: Comerte el culo. ¿Te gusta?

Ella: Nooooooooooo (gimiendo) …..( o sea siiiiiiiiiiiiiiiiiii)

Yo: Te voy a meter un dedito en el culo, relájate

Ella: ….no contesta

Yo: Sólo un dedito, no te la voy a meter por el culo. ( Para que no se asustara, la primera vez que le intente dar la vuelta par poner a lo perrito para metersela por el coño dio un salto y se enfado muchísimo pensando que la iba a culear, de ahí que iba con cuidado, pensaba metersela otro día, poco a poco)

Ella: ¿Por que? ¡Métela!

No lo podía creer

Le metí un dedo por el culo, costo un poquito pero con toda la saliva de antes entro, mientras le lamía el coño para que se relajara aun más, así estuve un ratito. Luego ella me pide que me tumbe en la cama, con las luces encendidas, yo pensé que era para buscar una postura más cómoda, se acerca a mi polla y ¡Me la chupa! Joder ella que siempre decía que nunca iba a hacer esas cochinadas como ella las llamaba, me la estaba chupando, . Se notaba que no era muy experta, es más era un poco torpe, pero a mi me daba igual, la agarre por las piernas y la acerque para hacer un 69, le lamía el coño y el culo, le abría las nalgas, le metía uno luego dos dedos en el culo y uno en el coño, y todo esto con las luces encendidas, seguí así hasta que por fin…¡Se corrió! Fue bestial, pego un grito enorme, soltó líquido por mi cuello, temblaba, parecía que tenía convulsiones, me saco los dedos que tenia dentro de ella y se quedo ahí tumbada con una sonrisa, era su primer orgasmo, ella nunca había tenido ni con los otros dos tipos con los que había estado ni masturbándose, que eso nunca lo hacía porque decía que ella no era lesbiana para estar tocando coños.

Había conseguido en un sólo día que tuviera su primer orgasmo, que me la chupara, que se atreviera a hacerlo con la luz encendida y meterle dos dedos en el culo. Pero aun me faltaba una cosa, y estaba seguro de que esa noche lo iba a conseguir, ¡METERSELA POR EL CULO!, yo lo había intentado con otras novias pero sólo entraba la puntita, nunca había llegado a meterla entera y tenia muchas ganas, y hoy me lo había ganado.

Ella me besaba, estaba muy contenta por el orgasmo, como vio que aún no me había corrido, (tengo bastante aguante, Manden Privados), me preguntó si quería que me la chupara, yo le dije que no con cara de pillo, ella sabía lo que quería, se puso en postura de perrito con la cabeza agachada y los brazos abriendo sus nalgas, donde se veía mi objeto de deseo, ese ojete rosadito sin estrenar, me dijo que fuera con cuidado, que ella iba a intentar aguantar si le dolía. le pase un poco la lengua, metí un dedo para comprobar dilatación, y me dispuse a penetrarla, entró sólo la puntita, no le dolía, estaba muy excitada, no conseguí que entrara más y no quería ser muy brusco. Al rato le di la vuelta, poniéndola boca arriba con las rodillas en el pecho, y lo intenté desde esa posición, tampoco entraba mucho, la saque, le volví a lamer un poco el culo, solo 3 lengüetazos, y lo volví a intentar, de repente entro enterita, se deslizó perdiéndose en su culo, era increíble, le pregunte si le dolía, me dijo que no, le pregunte si le gustaba y me dijo que no, que era raro, pero que siguiera, que acabe yo. Acelere el paso, la metía cada vez más deprisa, disfrutaba de cada embestida, y veía que ella también se excitaba cada vez más, cuando estaba a punto de correrme, en ese momento en que se pone superdura y caliente…Se corre ella de nuevo, ¡yo no pude mas y me corrí también!. ( Y decía que no le gustaba, y se corre con una polla en el culo, sin estimulación vaginal de ningún tipo).

Yo la saque sabiendo que ese culito iba a ser mío cuando quisiera, y de hecho así fue durante varios años del mejor sexo que he tenido.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Un rapidito por el culo de mi hijastra

Hola amigos les voy a contar el ultimo encuentro con mi hijastra esto ocurrió el día viernes 16 de enero del presente año.

salí de mi trabajo a las 18:00 y me dirigí a la casa de ella para visitarla y ver a la bebe de ella que cumplía 4 meses al llegar a la casa estaba ella con el marido y me dijeron que mi esposa había ido en la mañana a ver a la bebe.

entre a la casa y vi a la nena estaba dormida y se veía tan bella me senté en la sala y mi hijastra Johanna me veía con una mirada picara estaba con una blusa amarilla y unos jeans que le marcaban ese culo delicioso, sabia que yo estaba excitado al verla y se pasaba la mano por encima de su concha eso me hizo parar la verga enseguida se levanto y se paro frente al marido dejándome ver su culo y con su mano derecha se sobaba las nalgas ella le dijo algo y se fue a la cocina a servir unos vasos de cola desde hay la podía ver yo porque la pared le tapaba la visión al marido ella se me reía y se metía la mano dentro del pantalón sobandose la concha y lamiéndose los dedos esto me éxito mucho al punto que mi verga quería reventar el pantalon y salirse.

desde adentro lo llamo al marido.

– Jose
– Dime
– ven un ratito
– voy

entonces el se levanto y fue a la cocina algo hablaron el fue al cuarto y al regresar a la sala me dijo no se valla todavía que voy a comprar un pollito, le dije que no se preocuparan que yo ya me iba, el me insistió y desde la cocina Johanna se sobaba la chepa entonces le dije que bueno el salio y cerro la puerta al ver a Johanna en la cocina entendí lo que quería me levante y me dirigí para allá ella se sonrrio y se viro de espalda, yo la abrase y le apegue mi cuerpo al de ella apuntándole mi fierro que estaba duro como una piedra

– guao ya estas duro papito
– si mi amor, porque hiciste esto
– porque te quería sentir un rato
– eres loca

ella se dio la vuelta y al sacarme la verga le golpeo en la cara, ella se rió y me dijo.

– valla pedazo de palo que duro esta
– si mi corazón ya te extrañaba
– y yo a ti papito

se lo metió en la boca y me lo mamo sin parar, me lamia todo el fierro y me chupaba las bolas como solo ella lo sabe hacer, me dejo la verga bien remojada
la agarre del cabello y le hacia metersela toda hasta la garganta al punto de atorarse, entonces la levante y la vire bajándole el jeans que rico verle ese culo hermoso con un hilo azul metido en su raja le hice a un lado el interior y le metí la lengua en su agujero estaba saladito le lo lamí bien y le pasaba la lengua por su concha que ya estaba bien lubricada.

– apúrate papi que ya mismo viene Jose
– si mi amor

la arrime a la mesa y le metí mi verga por la concha no demoro mucho para correrse

– ahhhhhh así me gusta sentir tu verga papito así dame duro
– así te gusta mi amor
– si papi así dame dame duro me corrooooooo

creo que fueron tres o cuatro envestidas y ella se corrió

– ahhhhhhh que rico me coges papiiiiiiiiiii

le saque mi fierro y se lo metí en el culo de un solo empujón

– hayyyy así papi así rompeme el culo
– te gusta que te de por el culo
– si me gusta mucho
– tu marido no te coge por el culo
– si pero no tiene la verga grande como la tulla papi

yo le daba como loco y le cacheteaba las nalgas

– así golpeame eso me gusta ahhhhhh
– eso te gusta
– si trátame como una puta

le saque mi fierro y le metí la lengua en ese culo que estaba bien abierto

– ahhhhhhh me gusta cuando me lames el culo papi
– te gusta
– mucho papi mucho
– ahora te voy a meter la verga
– si métela métela
– hay va mi amor
– siiiiii que rico me corro papi me corrooooooo

y Johanna por segunda vez se corrio

– siiiiiiiiiii que rico
– mueve ese culo mi amor
– asi te gusta papi asi
– si mi vida me vengoooooo
– no lo saques papi llename el culo con tu lecheeeeee
– ahhhhhhh me corroooooo mi amor me corrooooooo

y sin aguantar mas me vine dentro de ella con tanta fuerza llenandole todo el culo de leche

– ahhhhh que rico es coger contigo papi me dejas el culo adolorido

Johanna se agacho y me limpio mi rendida verga con su boca lamiéndose hasta la ultima gota de mi leche para luego tragársela y volverse a meter mi fierro en la boca para darme una mamada pe apretaba las bolas y se metía todo mi fierro jugando con su lengua esto hizo que mi fierro se ponga duro de nuevo la levante para metercela de nuevo pero sonó la puerta era Jose que había llegado johanna se subió el pantalón rápido y yo me acomodaba la verga dentro de mi pantalón yo cogi el vaso de cola y entro jose con el pollo y le dijo a Johanna que había mucha gente comprando y que ya sirva para que no se me haga muy tarde ya que esa zona es peligrosa.
Johanna sirvió la comida y nos sentamos en la mesa y ella me sobaba con su pie mis piernas y solo sonreía terminamos me despedí fui a ver a la bebe jose se quedo en la sala y Johanna entro conmigo nos dimos un beso en la boca y yo le apreté las nalgas.

– cuando regresas
– no se mi amor
– que no sea muy lejos, te necesito papi
– y yo a ti mi amor

me despedí de jose salí y me fui a la casa.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Por Culpa de mi Novio me enfiestaron la cola! (versión extendida)

voy a pasar a contar con mas detalles el momento en el que subi al cuarto con el pollo y sus cuatro amigos.

Bueno empiezo, apenas entramos al cuarto, uno de los pibes prendio un equipito de musica que habia, y busco alguna radio creo, cumbia por supuesto, el pollo me dijo que iba atener que bailarles en tanga a todos, empiezo a bailar y el pollo le dice auno que valla a buscar algunas cervezas, aparentemente el mandaba a todos, me mira y me dice
– aver bebe date vuelta y empeza a mover la colita.
me doy vuelta y sigo bailando
– eso boluda averr dalee asii
me empieza a tocar la cola, mientras llama aun amigo invitandolo a tocarme tambien.
-uhh bebe con esta colita te vas en silla de ruedas hoy me parece, dijo el amigo.
llego el otro pibe con 3 o 4 cervezas, el pollo abrio una.
-saca colita aver dale me dijo, mientras me tiraba cerveza en la cola
me la empieza a chupar lo que chorreaba
-mmm que rico, dale bien putita te quiero, me repetia.
dos de los otros pibes se empiezan a sacar la ropa, los demas copiandolos siguieron sus pasos.
-veni haceme un petecito, me dijo el pollo apurandose alos demas.
-de rodillas al piso dale linda, vayan poniendole que ella sabe muchachos.
mientras se la chupaba siento como me epiezan apegar con la pija en la cabeza los amigos del pollo.
-dale anda pasando nena, se quejo uno.
se la sigo chupando a cada uno, mientras seguian escabiando, cada tanto me tiraba un poco en la cara y se reian.
Asi estuve unos 15, 20 minutos, hasta que siento que alguien me levanta por la cintura bruscamente.
-saca la colita para afuera dale
me corre la tanguita y me escupe un poco para lubricar, aunque ya estaba bastante mojada y caliente la verdad.
lo miro, pero rapidamente alguien me agarra la cabeza
-segui con lo tuyo bebe
el pollo me mete los dedos en la boca y juega un poco con mi lenguita, de ahi directo ala cola, siento que se escupe un poco y me los empieza ameter.
-te gusta no putita??
– sabes como te lo vamos a dejar ahora, ni con cremita lo vas a sanar.
el mas grandote se sento en uan silla, veni pasamela le dijo, me agarro me saco la tanga y me ubico directamente con la conchita en su pija.
El pollo rapidamente se ubica por detras
-Saca cola que te vamos a romper el orto, me dice.
y asi empujandome con las manos para atras me la empieza a meter.
entro bastante facil, el juego previo con los dedos habia ayudado un poco, aunque enseguida me la saca y vuelve a escupir.
-abrime la puerta negro dale jaja, se rie.
el tal negro me agarra los cachetes y me los abre con fuerza, siento como me penetran hasta el fondo.
-mmm asii putita asii, vamo el Lobo ajjaj, se rien todos.
el negro me da dos fuertes palmadas – ya va sola ehh dice, me agarra la cabeza y me la mete en la boca haciendo fuerza para adentro.
Al rato uno pide su turno, la tenia mas grande creo porque me dolio mas y entraba mas trabada, el negro se dio cuenta aparentemente
-mandale saliva que la vas a matar jaja dijo.
el grandote de abjao no paraba de moverse, era un animal me estaba matando, pero la verdad que lo que mas sentia venia por atras.
Pasa el que sigue -aver como viene esto
me abre los cachetes – uhhh mira lo que es, pobrecita se va a hacer encima jaja.
-aver aver dice el pollo, uhh eso ya come solo ajja, o toma dice mientras me apoya el pico de la cerveza y me tira un poco en la cola.
Aparentemente si estaba abierto, proque senti como entraba,enseguida me la meten y me la saca, sono un ruido a pedo que todos se rieron.
– uhh metesela rapido que se caga encima dijo el negro.
Despues de terminada la ronda, el grandote de abajo pide su turno con mi colita, nose como tenia fuerzas toadavi , no habia parado en todo el rato el.
Me saca de encima, y el pollo me adomoda en 4 patas en el piso
-Rompele el caquero dale le dijo
sin mas empezo, mi cola ya estaba roja de tanto roce y tantos chirlos que me daban mientras em cojian, aunque entraba bastante facil, el grandote fue el primero en acabar, me di cuenta porque me zamarreo con toda, apenas me la saca uno se pone rapidamente
-dejame que acabo le dice, me la ete y efectivamente acaba.
Despues venia el pollo
-No la voy a meter en ese culo todo acabado dice, todos se rien.
se me apoya en la espalda y me agarra fuerte la cola abriendomela bien.
– hace fuerza bebe dale, que salga la lechita, te quiero ver chorreando. Mientras por atras me metian los dedos. Se escucharon varios peditos de mi cola
– esta todo roto eso jaja, ya esta me voy. dice uno
– jaja si vamos a bajar que hace un rato estamos aca y va a saltar la bronca. dice el pollo
-Veni chanchita vas a tomar la lechita, hoy te vas con la pancita bien llena.
Me agarra la cabeza, siento las 3 pijas pajeandose en mi cara
-Pedi la lechita dale , saca la lenguita
apenas termina de decirlo siento un lechazo directo a mi boca y al no mucho tiempo mas en oda la cara
-traga traga, gritaba el pollo
Terminada su fiesta uno se va, queda el pollo y el negro
-Vestila rapido dale y vamos abajo le dice el pollo.
el negro me tira la camiseta, mientras me la ponia siento que me levanta las piernas para ponerme la tanga.
-Dale vamos dice el pollo, me agarra la mano y abre la puerta.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Por Culpa de mi Novio me enfiestaron la cola!

Mi nombre es Laura tengo 20 años y vivo en la plata soy maso menos alta, morocha, linda de cara, pechos normal y una buena cola creo yo, paso a contar como fue que termine enfiestada por la barra del lobo.
Todo empezo a la mitad del año pasado, mi novio fiel hincha de gimnasia de la plata e “integrante” de la 22, barrabrava de gimnasia me llevo a una fiesta de la hinchada por el tan esperado ascenso.
LLegamos a eso de la 1 hrs y se puede decir que eso ya era un total descontrol, mucha gente, alcohol, drogas, la casa un desastre. Entre un poco asustada pero sintiendome algo protejida ya que mi novio, Juan de 27 años, estaba conmigo por lo que presumi que nadie me iba tocar, ya que el segun decia los conocia a todos.
Empece a tomar algo, siempre intentando no zarparme, hasta que un tal Pollo empezo a darles bebidas blancas a las chicas, veia como les tiraba en la boca y las mojaba todas, rapidamente se me puso al lado y me hiso lo mismo.
Despues este pollo empezo a llamar a los gritos a “la Chiki” una mina bastante trolita se notaba, organizame las chicas para el concurso le dijo y ella y un par de flacos invitaron a pasar a algunas minas que iban elijiendo a otro cuarto, llegan hasta donde estaba yo, habia ido a buscar a mi novio, llega el pibe y le dice
-juan no?- sisi
– ella es tu novia?
-si
-bueno no te molesta que muestre un poco la colita no? ( le dice agarrandole el hombro) aca somos todos amigos.
-jaja no hay problema

Enseguida lo miro, y le digo no boludo, la chiki me agarra y me lleva para el cuarto, no supe que decir…
Eran 10 aproximadamente las chicas que estan en el cuarto, entra un flaco con camistas de gimnasia y grita
– Buenos chicas ponganse las camisetas y quedense en tanguita nos van a bailar un poquito se rie.
Veo como las chicas se empiezan a desvestir, no sabia que hacer.
-que pasa nena? me dice la chiki, que me habia tomado de punto parecia, dale sacate.
me saco la remera y me pongo la camiseta , se me queda mirando
sacate el jean boluda dale, no ves a las demas.
sin saber que hacer termine haciendo todo lo que me dijo.
ya estan grita la chiki, y entra el pollo
uyy mami, dice aver chicas vayan dandose vuelta que les ponemos un poquito de aceite, el pollo y dos mas fueron aceitandole la cola a las chicas uno por uno hasta llegar a mi.
-a ver bebe mostrame la colita me dice, me doy vuelta
-mmmm a esta la veo bien ehh llega al final ajajja se rie
-saca colita dale, me da uan palmada y me empieza aponer aceite.
Bueno chicas afuera grita, cuando salgo veo que armaron un lugar entre la gente para que vayamos pasando, la gente nos gritaba de todo
nos tocaban la cola tmb alguno que otro y despues de bailarles un rato, nos pusieron de espaldas, vienieron 4, 5 flacos, los capos de la barra supuse yo, y manoseandonos la cola a todas.
Eligieron la que mas le gustaba.
No fui yo, por suerte , porque se la llevaron a un cuarto.
La Fiesta siguio pero jamas me devolvieron mi ropa, quede en tanga y con la camiseta del globo en un lugar lleno de gente, cuando encontre ami novio ya estaba dado vuelta, me apoyo y me empezo a tocar, estaba muy pesado
De repente vino el Pollo y le dice, che juan como me gusta la cola de tu novia , yoa la elegia a ella ehh
-jaja viste yo tambien, mira lo que es. me agarra me pone de espaldas al pollo y me da unas palmadas, el pollo no se queda atras me empieza a tocar asquerosamente.
pasa la chiki, el pollo la llama, mira esta cola chiki, no tendria que haber ganado?
de repente siento que me intentan meter los dedos en la cola, era la chiki, me corro inmediatamente.
– ehh chiki tranquila la vas a lastimar ajaj serien
-entretenemelo un poco a juan yo ahi vengo, veni lau. me lleva para otro lado.
-Chicos aca tengo a mi ganadora, les diceaun grupo de amigas de el aparentemente, otra vez me dan vuelta y siento varias manos tocandome de nuevo.
-bueno tampoco se zarpen me corro e intento irme
-el pollo me agarra del brazo con fuerza, cuidadito con lo que ahces nena ehh, no me queres ver malo, veni vamos arriba, vengan muchacho! grita.
me meten en un cuarto.
bueno ahora nos vas a bailar en tanga a todos, bien putita te queremos eh.
Viendo que ya no tenia escapatoria me entregue, mientras bailaba vi como los 4 flacos que habia y el pollo se iban sacando la ropa.
– Veni Lau haceme un petecito, dice el pollo
me arrodillo y se al empiezo a chupar, al rato voy siento varias vergas al lado de mi cara pegandome en la cabeza, sigo con cada uno de ellos.
Saca colita para afuera putita dale, me dice uno mientras me tiraba de la tanga, siento como me escupe y moja un poco con los dedos, me la mete directamente en la conchita.
mientras yo seguia con lo mio,el pollo me empieza a meter los dedos en la colita, te gusta no trolita? me decia
uno se sienta en una silla y me pone arriba suyo, mientras me la metia, escucho que el pollo me dice
-saca cola para afuera dale que te vamos a romper bien el orto y sin mas me la empezaron a dar.
Fueron pasando uno por uno los 4 que quedaron atras,
-yo tambien quiero dijo el que me sostenia en la silla y me empujo al piso, el pollo me levanto y me puso en 4
dasela de una le dijo. dsp de unos minutos acabo.
Despues otro tambien, el pollo me agarro fuerte la cola y me dijo aver como chorrea , hace fuerza dale putita.
Sonaron varios peditos de mi cola, mientras todos se reian, dela veni sucia chupanosla, que vas a tomar la leche, me acabaron los otros 3 en la boca.
Dos ya se habian ido, y los 3 que quedaron, me pusieron la tanga la camiseta y me sacaron a la fiesta otra vez como si nada, buscan a mi novio.
–veni juan veni
me pone de espaldas
-mira como se la dejamos jaja, me abre con toda su fuerza la cola y me corre la tanga mostrando su logro, me dan una palmada y me dejan ahi.
Mi novio me mira, y no me dice nada.
Cortamos esa noche.
Por Culpa de mi Novio me enfiestaron la cola!

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La mejor noche de mi vida

Hola, a todos los lectores de esta página, el relato que voy a contar es verídico al 100%, por razones de ética no, daré los nombres del presente relato (incluyo el mió).

Las dos personas somos de buen parecer y si quieren comprobarlo manden un mail al correo que esta en la parte de final del relato. Todo empezó un día que nos fuimos a pasear a Veracruz, todo era fantástico, mi novia y yo somos sexualmente, muy complacientes esto paso el Domingo 2 de abril del presente año, días antes, tuvimos sexo y mucho, pero ese día, nada de nada paso, y yo muy caliente esperaba tener sexo, pero espere sentado por que no llego……al menos eso era lo que yo me imaginaba, desilusionado me acosté y me dormí, la sorpresa fue cuando entre despierto y dormido, sentí como iba creciendo mi miembro, cuando abrí los ojos pensé que estaba soñando, y de verdad que era un sueño el mas rico que he tenido, pero para mi fortuna no era un sueño, tenia enfrente mió un Culo de lo mas rico y grande enfrente de mi cara, ella quería que le hiciera el oral y yo con mucho gusto acepte la gran oferta que tenia, no podía desaprovecharla ya que eso estaba esperando el día entero, ella empezó a hacerme un oral, de verdad que yo estaba en la Gloria, entre lengüetazos y los gritos de placer que ella daba por el oral que yo le hacia, cada vez mas me repegaba su culo en mi cara, quería que me tragara ese culo entero, gritaba cada vez mas fuerte, yo ya tenia un dedo en su apretado ano, lo ensalivé bien y le metí dos dedos, ella gritaba de placer era toda una tormenta en la cama, hasta que no pudo mas y termino en mi boca, después de que paso eso, seguía muy caliente y me dijo lo que yo había esperado por mucho tiempo, que le rompiera el culo, pero que lo hiciera con cuidado ( ella sabia que a mi me encanta dar por el culo ya que están wowwww) yo sin, decirme dos veces, acepte, la volteen la empine y le hice un oral… ella lo único que hacia era sssssiiiiiiiiiiiii, maaaaasssssssssssss, cojéeeeeeeeeeeemeee al escuchar eso, me puse a 1000 por sus gritos, le empecé a lamer su culo lo cual ella respondía con movimiento hacia mi, yo empecé a meterle un dedo ella gritaba, asssssssiiiiiiii, sigueeeeeee, yo le concedia todo eso, seguí con mi dedo adentro y depuse fueron dos y después tres, ella estaba que se moria, del placer y aunque era su primera vez lo hice con mucho cuidado, hasta que me dijo, párteme el culo, vamos cogemeeeeeeeeeeeee, enseguida me pare, apunte mi miembro en su agujero, y ella empezó a metérselo, era tan placentero que wow, se metio sin dificultad, y fue tan salvaje su embestida, que por lo regula aguanto una hora o un poco mas, pero no pude mas y me vine en quince minutos, fueron los quince minutos mas felices de toda mi vida, por supuesto que me vine dentro de ella, después me enseño como escurría mi semen por toda sus piernas y eso me calentó mucho ella, quedo muy satisfecha y yo mas, por que fue la primera vez que me dio su culo tan asediado por muchos…

Espero les haya agradado, y si alguna mujer que viva en México de preferencia en zonas aledañas o estados contiguos y quieran un rato de sexo en todas sus formas (no importa la edad, solo que quieran divertirse tanto como yo), mandarme sus propuestas y sus comentarios a shogo.mx@gmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Una mujer anal

Estaba yo casado con mi primera esposa, con quien tenía sexo anal cada tanto; a ella le gustaba, no mucho, apenas lo suficiente para concedérmelo como un regalo especial en ciertas ocasiones. Decía que le dolía mucho, que mi miembro era demasiado grande para esas prácticas y si bien ella alcanzaba buenos orgasmos cuando lo hacíamos, por lo general los juegos previos eran muy fugaces, cortos ya que no me lo permitía. Ella (la llamaré Viviana, no es su nombre real pero deseo preservar su identidad ya que todo el relato es verídico) prefería que iniciara rápidamente la penetración y finalizar cuanto antes. Una vez que había alcanzado Viviana su orgasmo (mediante mi estimulación manual de su clítoris) me pedía textualmente “sacámela del culo, me duele mucho” con lo cual se perdía, antes y después, gran parte del placer anal.
De modo que abadaba yo, permanentemente, a la búsqueda de una amante con quien poder practicar mi sexo favorito, el sexo anal, con todos los juegos previos y con toda la pasíon que ello lleva implícito.
Viviana tiene una prima, a quien llamaré también con el nombre de fantasía Stella ,para preservar su identidad por las mismas razones anteriores, quien nos visitaba periódicamente, por vivir cerca de nuestra casa.
Stella estaba casada y tenía dos hijos (una nena de 10 años y un nene de 7), tenía en ese entonces 35 años, si bien su apariencia aniñada y juvenil la hacían aparecer como una adolescente. Su marido era empresario y viajaba constantemente. Stella no estaba feliz con su matrimonio, criticaba públicamente a su marido y no desperdiciaba oportunidad de decirnos, a Viviana y a mí, que no era sexualmente feliz con él.
Cada vez que Stella venía a cenar a nuestra casa (cuando estaba sola, que eran la mayoría de las veces), dejaba sus hijos en la casa de su madre, de modo de poder cenar los tres adultos tranquilos y tener conversaciones que no habrían sido posibles delante de lo niños. Casi siempre las conversaciones terminaban derivando en temas sexuales y yo, confieso, fantaseaba bastante con Stella, si bien me cuidaba mucho, tratando de no evidenciar mi deseo por ella, por ser ambas primas muy íntimas y no quería terminar generando un gran problema familiar.
Todas las veces, al terminar la cena, me tocaba a mí llevar a Stella a la casa de su madre en mi auto, donde recogía a sus hijos y de allí la llevaba a su casa; durante todo el trayecto conversábamos de temas tribiales (yo iba solo, mientras Viviana se quedaba levantando la mesa y arreglando la casa) pero siempre notaba en Stella cierto sutil coqueteo que ejercitaba conmigo. Yo nunca había querido insinuar nada, en el temor de desatar un gran problema y porque no estaba seguro si lo de Stella era genuino o solamente producto de mi imaginación.
Debo reconocer que si bien Stella me parecía atractiva, nunca había reparado demasiado en ella. Le decíamos, en confianza, La Flaca, por ser alta y muy delgada. Todo en ella era longilíneo, sus brazos, sus manos de dedos finos y delicados que parecían manos de un pianista, sus largas piernas, pechos pequeños y como siempre estaba vestida con ropas holgadas y polleras largas, era casi imposible adivinar su silueta y sus formas más íntimas, excepto en verano, donde usaba soleros livianos, sandalias y se podía notar que sus nalgas no eran abundantes, pero tenía una cola bien formada y paradita.
A mí, lo que más me atraía de ella era su rostro. Cabello rubi oscuro natural hasta los hombros, nariz chica y recta, ojos oscuros, con una expresión enigmática y una boca muy sensual, de carnosos labios a los que lamentablemente casi nunca pintaba con lápiz labial, ya que no usaba maquillaje, acentuando su apariencia aniñada. Prácticamente se podia decir que Stella era una mujer de “perfil bajo” y que bien podía pasar inadvertida, salvo que un hombre se detuviera a observarla cuidadosamente, como había hecho yo, en cuyo caso descubriría una atracción muy sutil y casi voluptuosa, sobre todo en su mirada y en sus gestos.
Por esas cosas del destino (donde muchas veces diferentes hechos circunstanciales suceden casi en simultáneo y generan una combinación de sucesos que adquieren gran importancia), teniendo una conversación con mi esposa, Viviana, vengo a enterarme de la intimidad de Stella, ya que, como dije, ambas eran muy amigas, además de primas, y se contaban mutuamente todas sus intimidades.
De modo tal que Viviana (mi esposa) me dice que le había contado a su prima Stella que yo era un hombre muy dotado, dando incluso precisiones sobre mis medidas de 22 x 6,5 cm, ya que Viviana misma me había tomado las medidas, con un metro de costura, esas cintas plásticas flexibles. Me contó Viviana que su prima se había sorprendido mucho y le llamó la atención, al saber que practicábamos también el sexo anal, preguntándole ” ¿Cómo puedes meterte todo eso en el culo? Realmente no me imagino semejante pedazo dentro de mi culo, pero debe ser fantástico poder comértelo todo”
Entonces Viviana le preguntó si había tenido experiencias anales y Stella, tras pedirle que guardara el secreto (grave error, las mujeres siempre terminan contándoselo a alguien, en este caso a mí) le confesó que había tenido la experiencia más fascinante de su vida. Allí Stella se sinceró ante su prima y le dijo que en los 12 años que llevaba al lado de su marido (no había conocido sexualmente otro hombre antes de él) jamás había alcanzado un orgasmo, lo cual explicaba muy bien la razón de sus constantes diatribas contra su esposo. En realidad Stella, por lo que contaba, no era frígida, sino anorgásmica. Se excitaba muchísimo, pero no podía alcanzar un orgasmo. Ahora bien, contó además que hacía poco, durante un viaje, había conocido circunstancialmente a un hombre con quien se había ido a la cama y quien le propuso tener sexo anal. Que allí, en ese momento, había experimentado el primer orgasmo de su vida, teniendo sexo anal y que estaba maravillada con ello. Luego repitió su experiencia un par de veces más pero que después de esos días nunca había vuelto a ver a ese hombre, quien estaba de viaje acidentalmente en ese lugar.
A posteriori, Stella le había propuesto a su marido tener sexo anal (obviamente, sin confesarle que acababa de descubrir que analmente alcanzaba orgasmos tremendos) obteniendo una gran reprimenda de parte del idiota de su esposo, quien poco menos la trató de puta degenerada.
Yo escuchaba ese relato de boca de Viviana y no podía dar crédito a sus palabras. Ese imbécil tenía a su lado una mujer que le pedía tener sexo anal y él la rechazaba!!!!!!!!! ¡¡¡¡Idiota!!!!! Bien se merecía ser un cornudo y yo habría de encargarme de hacerlo mucho más, a partir de ese momento.
Esa noche, tras la conversación con Viviana, me quedé turbado, estaba muy caliente y la imagen de Stella me daba vueltas en la cabeza. Creo que a Viviana le sucedió lo mismo al relatármelo, porque esa noche me ofreció su hermoso culo y la pude sodomizar largamente, como a mí me gusta, si bien cerraba los ojos e imaginaba que era a Stella a quien empalaba en mi verga.
Por esa coincidencia de hechos que hablaba al principio, a los pocos días vino Stella a nuestra casa, como de costumbre sola, a cenar. Había dejado sus hijos en lo de su madre y venía del gimnasio, con un bolso con su ropa, para bañarse en nuestra casa y vestirse para cenar.
Era verano, hacía calor y estaba yo con pantalones cortos y en zapatillas. En un momento determinado y sin saber que Stella había subido a la planta alta a bañarse y cambiarse, decidí hacer lo propio, para vestirme para la cena. Cuando iba subiendo las escaleras en silencio y sin encender la luz porque me iluminaba la lámpara de uno de los cuatros de huéspedes de la planta alta, me quedé helado, inmóvil. La puerta de uno de los cuartos de huéspedes estaba apenas entornada, habían encendido una lámpara de mesa y estaba Stella desvistiéndose, sin saber que yo la observaba desde la escalera.
Pude ver sus pechos pequeños (de costado) cuando se quitaba la remera de gimnasia y, como escuchando mis ruegos en ese momento, giró hasta quedar de espaldas y se bajó el pantalón largo, quedando con una pequeña tanga cola – less que apenas tenía atrás una fina tira que se metía entre sus nalgas. Allí pude descubrir ese culo de adolescente que La Flaca ocultaba con sus ropajes holgados, duro, parado, bonito, si bien para nada voluminoso…tampoco lo necesitaba, estaba sencillamente perfecto.
Retrocedí unos peldaños, lentamente, sin darme vuelta, de modo que si Stella llegaba a percatarse de mi presencia, bien podía pasar como que yo iba subiendo las escaleras y era una situación accidental. Mientras hacía esto, Stella se agachó para quitarse la tanga, antes de envolverse en un toallón de baño y aprestarse a tomar una ducha. Esa visión de su culo desnudo en la semipenumbra del cuarto, que habrá durado dos o tres segundos, no más, casi me mata del corazón….quedé como loco y durante toda la cena no hacía más que pensar en lo que había visto y, encima, lo relacionaba con lo que Viviana me había contado………estaba realmente sobre-excitado y mi cabeza trabajaba a toda máquina.
Esa noche, como siempre, me tocó llevarla nuevamente a su casa y en el camino, antes de recoger a sus hijos, no pude más y le conté lo que me había dicho Viviana sobre su experiencia anal y que desde entonces vivía obsesionado con ello. Me jugué el todo por el todo y decidí que si fracasaba en el intento, trataría que quedara en una charla íntima entre ambos. Stella me sonrió y me dijo, muy suelta de cuerpo “¿Y debiste esperar hasta verme desnuda hoy para proponérmelo? ” Yo casi me muero, primero de sorpresa y después de la risa. De modo que la muy ladina había preparado todo, esperando que yo subiera para desnudarse!!!!!!!! Muchas veces los hombres no valoramos el coraje y la determinación de las mujeres cuando quieren obtener algo. Me había tendido una trampa y había resultado ser yo “el cazador cazado”.
Detuve el auto a un costado y le estampé un beso, el cual me correspondió de igual manera, con gran pasión. Inmediatamente se separó de mí y me dijo que era tarde, que debía recoger a sus hijos e ir a la casa porque el marido (que estaba de viaje) la llamaba siempre antes de la medianoche. De modo que quedamos para vernos al día siguiente en un bar de las afueras de la ciudad, en una zona donde hay muchos albergues transitorios.
No hace falta agregar que esa noche no pude conciliar el sueño y la imagen de Stella desnuda, agachada, quitándose la tanga, me volvía literalmente loco. Al día sigiuiente estuve diez minutos antes en el lugar de la cita y Stella llegó puntual, en un taxi. Como era un lugar público, nos besamos en las mejillas, como dos amigos y tomamos sendos cafés, en tanto hablábamos y nos reíamos juntos de lo que había sucedido el día anteror y mientras ella me contaba de sus frustraciones sexuales con su marido, de su fascinante pero corta aventura anal y de las fantasías que tenía conmigo por los relatos de su prima, mi esposa.
Enseguida coincidimos en que no era bueno exponernos innecesariamente en un lugar público, por la condición de casados de ambos y, siendo que éramos adultos y sabiendo muy bien lo que queríamos uno del otro, decidimos ir a un hotel. Hasta ese entonces, solamente nos habíamos besado la noche anterior, pero cuando uno tiene una cierta edad y sabe muy bien lo que quiere, no necesita largos prolegómenos para llegar a la cama, basta con desearlo mucho, para hacerlo.
Había llevado un pote de vaselina en la guantera de mi auto y me cuidé bien de no olvidarlo cuando llegamos a la cochera del hotel. Stella se sonrió cuando abrí la guantera y saqué la vaselina, me miró y me dijo como al pasar “previsor el hombre”
Una vez adentro, Stella ni me dió tiempo a que la besara o comenzara a desnudarla. Directamente se quitó el habitual solero que llevaba, no usaba corpiño, de modo que quedó desnuda, solamente con una mínima tanga blanca y con sus sandalias de tacos altos. Se acercó amí, me rodeó el cuello con sus brazos (es bastante más alta que yo) y me besó largamente, mojándome con su saliva mis labios y dejándome con una erección inocultable.
Se acostó boca arriba en la cama, de través, con la cabeza hacia uno de los laterales y las piernas hacia el otro lado. Yo me desnudé inmediatamente y me acerqué a su rostro, quedando yo mirando hacia sus piés. La besé largamente mientras ella estiraba los brazos y me tomaba la pija con las dos manos. Se apartó de mi beso para decirme “no mentía Viviana cuando decía que tienes la pija de un burro, por favor, no me vayas a lastimar, tengo poca experiencia por la colita” No te hagas problemas – le contesté – me he acostumbrado a meter este pedazo de carne en agujeritos muy pequeños………..(mentiras, muchas veces lo había intentado sin lograrlo)
Dicho esto, comencé a bajar por su cuerpo, besando desde su boca, hacia los pechos que, no por chicos dejaban de ser hermosos. Sus pezones estaban duros y erectos, de tamaño pequeño y apenas un poco más oscuros que su rosada piel. Recién en ese momento reparé en su piel. Muchos hombres se fijan demasiado en las “formas” de una mujer, olvidando un detalle tan importante como es la piel femenina. Stella tenía la piel como porcelana, tan suave y lisa al tacto como pocas veces en mi vida toqué nuevamente; creo que esa piel especial de Stella me excitó más que sus curvas y formas, las que de por sí eran delgadas y hermosas.
Besé su ombligo y su pubis, el cual estaba totalmente depilado; Stella no tenía ni un pelito, agregando un toque más de niña, a su, de por sí, casi adolescente físico. Me incliné más y llegué a los pliegues de la vulva y giré con ella en la cama, de modo de quedar yo abajo y ella arriba. Inmediatamente Stella recogió las piernas, para quedar “sentada sobre mí” poniéndome su concha bien sobre mi cara y se inclinó luego hacia adelante, tomando mi pija y besándola con lujuria y desesperación. Obviamente no tenía esos labios anchos, carnosos y sensuales al vicio; Stella era una experta mamadora. Primero me lamió la pija de arriba a abajo, dejándola toda mojada en su saliva, luego apoyó ambas manos abiertas sobre mi pubis, rodeando el tronco y jalando hacia abajo el prepucio y dejó la cabeza de mi verga totalmente descubierta. A partir de allí, comenzó a bajar con su boca y a salir lentamente, casi diría, deliberadamente lento. Cada vez que se la metía, llegaba más abajo y sus labios apenas me rozaban, haciéndome delirar. Finalmente, logró tragarse toda mi pija, yo no podía creerlo, además de una mujer “anal” Stella también era una “garganta profunda”. La Flaca había resultado ser un diamante en bruto al cual sólo había que pulir un poco y me tocaba a mí ser quien hiciera el trabajo fino…..
Yo había dejado de lamerle la concha para mirar por un costado, sobre el espejo que estaba justo en frente de la cara de Stella, para ver cómo se metía lentamente mi pija en la boca y llegaba hasta mis pelos….había que ver ese espectáculo único ¡¡¡Qué maestría en chupar pijas tenía Stella!!!
Mientras Stella seguía con su despliegue de habilidades para mamar vergas, me concentré en su concha, rosada, depilada, de labios perfectos y le metí la lengua en su canal y clítoris, mientras ya con un dedo de la mano derecha jugaba, haciendo círculos, en la puerta de su culo. Era un 69 atípico, por cuanto sabía que su placer estaba en el orificio anal y no en la concha, pero no podía perder la oportunidad de mojar mis labios en tan hermosa concha qiue se me presentaba y, además, estaba yo recibiendo una mamada sublime; tenía la pija como un palo y estaba pronto a no poder retenerme más. De modo tal que, luego de varios minutos, salí de esa posición, acosté a Stella boca abajo y coloqué una almohada debajo de su vientre, de tal forma que quedó con el culo bien abierto y levantado. Me iba a dedicar a preparar el terreno para el sexo anal, a su vez que me calmaba un poco después de su terrible mamada, pues de lo contrario, iba a terminar teniendo yo un rápido orgasmo….y eso era precisamente lo último que deseaba.
Me acosté boca abajo entre las piernas de Stella, quedando sus nalgas frente a mi cara; separé cada nalga con mis manos y me hundí en ellas, dándole a su rosado y pequeño agujerito un largo y mojado beso. Luego comencé a jugar con la punta de mi lengua en su esfínter, del cual me separaba cada tanto para observarlo. Realmente Stella era, desde todo punto de vista, una mujer anal ciento por ciento.Su esfínter era apenas rosado, perfecto, sin pliegues ni rugosidades, un cono de carne que se hundía suavemente en su interior. Si hasta su forma “cónica hacia adentro” parecía una guía especialmente diseñada para guiar las pijas al interior; más perfecta no podía ser.
Cuando le hube lamido, chupado, mordido, besuqueado su precioso culo e incluso, cuando se relajó y me permitió explorar con mi lengua dentro de él, procedí a introducir lentamente un dedo, mojado en sus propios jugos, mezcla de mi saliva y su flujo, que ya chorreaban por sus labios vaginales. Mi dedo mayor fue aceptado rápidamente y enseguida lo tenía todo adentro, mientras yo lo giraba como un tornillo. Stella gemiá, suspiraba y ella misma se abría las nalgas con sus manos para facilitar mi trabajo. Tomé el pote de vaselina, le pasé una abundante cantidad en el esfínter y con un dedo también le metí vaselina dentro de su culo. Mi dedo entraba y salía con gran facilidad y sin ninguna resistencia. De un dedo pasé a dos y luego de un buen rato a tres, haciendo ésto con sumo cuidado.Cuando comencé a meterle tres dedos en el culo, ya Stella gemía fuertemente, levantaba su culo, se abría más las nalgas con las manos y me apretaba los dedos con su anillo anal, haciendo un movimiento espasmódico de apretar y aflojar…obviamente estaba muy excitada y ya en el punto ideal para que yo comenzara a meterle mi verga.
Me puse abundante vaselina en toda la pija, desde la cabeza hasta el tronco y volví a envaselinarle el culo a Stella por enésima vez; la idea era entrar muy profundamente sin lastimar y prolongar la cogida todo el tiempo posible. La dejé a ella en esa posición, acostada boca abajo, con una almohada debajo de su vientre y ella abrió bien sus piernas hacia los costados, de modo que la apertura de sus nalgas fuera completa y su esfínter quedara totalmente expuesto. Estiró los brazos hacia adelante, tomándose del borde de la cama, de forma tal que, vista de arriba parecía una enorme “letra Y Griega”. Más sensual y erótica su pose no podía ser, mi pija se había puesto nuevamente muy dura y parada y casi palpitaba por enterrarse en ese culo.
Me puse sobre ella, apoyé la cabeza de mi pija en el agujero del culo y empujé suavemente. Con toda la vaselina que ambos teníamos puesta y todo el trabajo anterior con mis dedos, la cabeza entró fácilmente, su esfinter se había dilatado muy bien. Stella gimió, diciendome nuevamente que fuera suave. Sabía que ella tenía poca experiencia anal (apenas tres veces, según sus propios relatos) pero sabiendo que era una mujer que obtenía sus orgasmos sólo analmente, que disfrutaba enormemente de ello y habiendo visto lo maravilosamente fácil que recibió mis tres dedos en su culo……….quise ser suave, pero no exageradamente delicado.
Comencé a empujar mi pija dentro de su culo, lo hice lentamente pero sin detenerme, avancé en su interior centímetro a centímetro, mientras Stella daba un largo e interminable gemido, ronco, grave, como si quisiera ahogar un tremendo grito, como si temiera ser escuchada.
Cuando llegué exactamente a la parte de la mitad de mi pija, que es donde se pone más gruesa, Stella, que habitualmente era muy suave y muy femenina, levantó la cabeza, mirándome a través del espejo del frente y me dijo “hijo de puta, me estás partiendo el culo” casi gritando. Pero su rostro no era de dolor, estaba transfigurada; su habitual suavidad y delicadeza se habían transformado y ahora era una bestia hambrienta de pija que me miraba con los ojos desorbitados, enrojecidos y al decir esto dió un empujón final hacia atrás y arriba. Dio un grito que debe haber sido mezcla de dolor y placer, porque mientras gritaba roncamente, empujaba más y terminaba de meterse hasta el úlitmo de mis 22 cm dentro de su culo.
Yo estaba encima de ella, tan metido entre sus nalgas como nuestras anatomías lo permitían y no me movía. Solamente empujaba hacia adentro, como queriendo estaquearla, dejarla clavada contra el colchón. Acerqué mi cara a la de ella y le dije al oído, como quien dice un secreto ¿Así querías que te cogiera? Su largo sí y el movimiento pendular que imprimió a sus caderas bastaron por respuesta. A partir de ese momento comencé a sacarla largamente, dejando casi la cabeza de la verga afuera de su culo, para meterla hasta el tronco nuevamente. Repetía este movimiento de manera lenta y deliberada, de la misma manera lenta y deliberada que Stella me había mamado al principio. Sentía esta vez no en mis dedos, sino en mi pija, los movimientos espasmódicos de cerrar y abrir el esfinter de Stella. Cuando la metía hasta el fondo se abría y cuando comezaba a sacarla lo cerraba, apretándome como una mano.
Quise en un momento, instintivamente, llevar mi mano derecha hacia su clítoris y suavemente me dijo “no es necesario” ACABO POR EL CULO………………..con lo cual me concentré en sodomizarla largamente durante más de media hora continua. Le mordía la nuca y le decía obscenidades al oído, obteniendo de ella más calentura. Sus movimientos eran increíbles, manejaba sus caderas de manera magistral; rotaba la cintura y a su vez empujaba hacia atrás y arriba, Stella estaba evidenciando que era, no sólo una mujer anal, sino una adicta fanática a ser penetrada por el culo.
Cuando vino su orgasmo, yo no aguantaba más (me estaba controlando pero ya no podía seguir mucho tiempo más). Sus movimientos se hicieron más rápidos y cortos, el mete saca ya parecía una máquina, me decía “así, así, así” y entonces cambió sus gemidos y grititos por un sonoro, grave e interminable grito, mientras clavaba sus uñas en la cama y arqueaba totalmente su espalda, como si por caso hubiera quedado algún milímetro de mi pija que no hubiera entrado totalmente en su culo. Allí sí, sus espasmos anales se hicieron rápidos, contínuos y me apretaban la pija como si fuera una mano. Me apreté contra ella y la tomé de los hombros, empujando todo lo que pudiera. Yo acabé entre gritos y sentía mi semen salir a chorros dentro de su culo, me daba la sensación que ese culo me absorbía, me succionaba y me llevaba hasta la última gota.
No sé cuánto tiempo estuvimos así, hasta que terminamos de relajarnos. Seguía yo encima de ella y sentía cómo lentamente mi pija se iba ablandando. Cuando la saqué, salió de su culo un borbotón de semen y me quedé extasiado mirando ese esfinter, ahora todo enrojecido, abierto como una enorme boca oscura y que cada tanto hacía un movimiento de espasmo, se cerraba y al abrirse expulsaba otro poco de mi leche.
Ese día no pudimos repetirlo, ella había quedado con su esfinter muy inflamado y yo, realmente, después de esa acabada, iba a necesitar un rato para reponerme, realmente había sido una cogida violenta, brutal, animal, salvaje.
Con Stella fuimos amantes durante varios años, nunca se supo lo nuestro. Luego yo me separé de Viviana y me mudé de provincia. Algunas veces llamo por teléfono a la noche a Stella y nos hemos visto un par de veces más, aprovechando algún viaje furtivo mío, coincidiendo con los viajes del idiota-cornudo del marido de Stella, el que no supo aprovechar una mujer anal, un verdadero regalo del cielo.
Con el tiempo conocí a otras mujeres anales, pero nunca fue lo mismo que con Stella. A los hombres que lean esto, si alguna vez se topan con una mujer anal, no la dejen escapar y a las mujeres que lo lean, si creen ser “mujeres anales” pues han sido tocadas por la varita mágica, aprovéchenlo al máximo, tendrán, seguramente, los hombres a sus piés.
Me fascinaría seguiir recibiendo como hasta ahora, correos de lectoras femeninas que se identifican con estas situaciones o cuya lectura les genera curiosidad o morbo. Mi e-mail estará a la cabeza del artículo, junto al título.
Marcelo
marcelobruero@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax