En la carretera

Hola que tal, me llamo Luis y les voy a contar de una de las más deliciosas experiencias sexuales que me han sucedido.

Laura y yo habíamos visto una película en la cual los actores tenían sexo mientras viajaban, esto me éxito tanto que no pude disimularlo y Laura se dio cuenta de eso, yo en tono de broma le comente que a ver que día lo experimentábamos, ella que es una mujer recatada y solo comento que pasaría solo en mis sueños, lo cual solo lo tome como un simple no sin decir nada mas al respecto, yo sabia que la forma en como la educaron sus padres no le permitía hacer eso, aunque ya habíamos tenido cogido varias veces sin que sus padres se enteraran a ella siempre le repetían que el lugar para tener sexo era la cama, ningún otro lugar.

Unas semanas después se presento un viaje de negocios por 3 días a una playa de México que siempre me ha encantado visitar y decidí invitarla aún cuando sabía que sus padres no la iban a dejar ir, pero el intento le tenía que hacer. Mi sorpresa fue que ella me dijo que si me iba a acompañar pero que no comentara nada del viaje frente a sus papas ya que ella les había dicho que iba con sus amigas, cosa que me gusto un poco más y me encendió ya que estar a las escondidas es como disfrutar de algo prohibido.

El viaje iba a durar unas 5 horas en camión ya que no existían vuelos desde donde salíamos, la salida era en la noche y al día siguiente yo tenia que comenzar muy temprano por lo que no iba a ver a Laura en toda la mañana. A la hora de salida yo había llegado temprano e inmediatamente me subí al camión, no quería estar ahí cuando llegaran a dejar a Laura y sus papas me vieran en el mismo camión, me escondía cerrando las cortinas y solo asomándome por espacios pequeños para que no me fueran a cachar, eso me inquietaba y a la vez me emocionaba, sentía como la adrenalina recorría mi cuerpo y me calentaba hasta el punto de hacerme sudar, para fortuna cuando ella llego no dejaron pasar a sus papas a los andenes de salida por lo que sentí un pequeño alivio ya que no quería problemas.

Al llegar ella me comento que estaba tan nerviosa que sudaba por todos lados, inmediatamente tratando de bajar el nerviosismo le pregunte que si también estaba sudando de abajo y me contesto que si, que la tenía tan húmeda que ahorita entraría sin ningún esfuerzo cosa que hizo que mi pene se pusiera mas duro que la palanca de velocidades del camión. No pasaron más de 10 minutos cuando el chofer cerró la puerta de los pasajeros y la del camión y empezó a dar marcha. Notamos que solo estábamos cuatro personas en ese camión, nosotros dos y otra pareja que supongo iban de fin de semana a esa playa. Cómo estábamos hasta la parte de atrás, por mi mente cruzo el de recordarle la película que días atrás habíamos visto pero me acorde de la respuesta que me dio y solo comente que me iba a dormir para descansar a lo cuál ella acepto.

Estaba dormido y tras dos horas de camino ya en plena carretera empecé a sentir como sus labios rozaban los míos mientras con su mano rozaba mi pene, no podía despertar bien pero empecé a sentir como lentamente me bajaba el cierre del short, y sacaba mi pene que en ese momento ya estaba muy duro, comenzó a mamármelo recorriendo todo desde la base hasta la puntita, en ratos se lo metía todo y podía sentir como sus dientes me rozaban un poco cuando se lo metía y se lo sacaba de la boca, yo no daba crédito a lo que estaba sucediendo pero me encantaba, lentamente fui recorriendo su espalda hasta meter la mano por debajo de su pans y tocar sus ricas nalgas, se levanto y comenzó a besarme mientras yo inmediatamente le bajaba el pans, ella se puso de rodillas en el asiento y yo inmediatamente le comencé a chupar su conchita tratando de recorrerla y lamerle todo, mientras introducía un dedo dentro de su vagina que seguía húmeda por la tensión, seguí chupándola hasta que llego el momento en el que soltó un suspiro y me pidió se la metiera porque quería sentir algo más grueso que un dedo, apuntó mi verga sobre su vagina y por un movimiento que hizo el camión ella perdió el equilibrio sentándose sobre mi verga la cual entro de un solo golpe hasta el fondo sin que ella lo pudiera controlar, eso la lleno de placer ya que nunca se la había metido tan fuerte y rápido, le gusto tanto que siguió metiéndola y sacándola tan fuerte como podía además ella estaba mas apretada que nunca porque el pantalón no la dejaba abrirse lo cuál hacia que ambos sintiéramos el roce uno con el otro, era tanto el éxtasis que traíamos en ese momento que hasta se nos olvido la otra pareja que venia en el camión, ella siguió montándome cada vez mas duro hasta el momento en el que ni ella ni yo pudimos mas y terminamos corriéndonos los dos al mismo tiempo, yo sentía como su vagina se relajaba y se tensaba en el momento que se estaba corriendo y también sentía como mi leche salía de mi verga hacia su vagina.

En ese momento nos acordamos de la otra pareja pero nos tranquilizamos al ver que se habían movido de asientos y estaban también terminando de hacer lo suyo. Nos quedamos los cuatro descansando por un momento y comentando lo rico que había sido el sexo en ese momento, ellos nos comentaron que nos habían visto teniendo sexo y eso los había excitado tanto que decidieron hacerlo ellos también.

Lalo, Vero, Laura y yo nos quedamos platicando de experiencias sexuales cerca de 10 minutos lo cuál hizo que nos calentáramos otra vez, yo comencé a tocarle los pezones a mi novia mientras ella agarraba mi verga, la otra pareja ya se estaban agasajando otra vez, de pronto las mujeres se pararon y se agacharon hacia nosotros y mientras se metían a la boca las vergas ellas se rozaban las nalgas una a la otra la cual era algo espectacular, parece como si ellas se hubieran puesto de acuerdo porque se pararon las dos ya con las blusas desabrochadas y empezaron a besarse mientras se rozaban sus pechos y con una mano una a la otra se acariciaban los clítoris, nosotros nos pusimos atrás de ellas las inclinamos un poco y como ellas ya estaban húmedas se las metimos de un solo golpe y empezamos a cogerlas mientras ellas se seguían besando y acariciando sus pezones, en un momento ellas se hicieron a un lado para poder acariciar de nueva cuenta su clítoris mientras se rozaban sus pechos, yo nunca me imagine que iba a estar besando a otra mujer frente a mi novia ni a mi novia besarse con otro hombre enfrente de mi pero era excitante la escena, le saque la verga a Laura mi novia para metérsela por el culo, mientras que le pedí a Vero que le metiera los dedos por la vagina, Laura empezó a gemir como loca de placer.

Lalo al ver el placer que Laura estaba sintiendo hizo lo mismo con Vero y ahora mi Laura le estaba metiendo los dedos, y seguimos cogiéndolas por el culo mientras se metían los dedos hasta que ellas soltaron un gemido intenso de placer, yo ya no pude resistir mas y empecé a remeterla mas duro y más rápido y ella me comenzó a decir “si papi, dejame tu leche dentro de mi, dejala toda, mas duro, mas duro” y cuando me empecé a correr ella apretó su culo sacándome toda la leche que tenia almacenada y creándome una sensación de placer que nunca había experimentado, mientras terminaba de dejarle toda mi leche a Laura, Vero saco la verga de su culo y se la metió en la boca para seguirla mamando hasta que Lalo se corrió dentro de ella y se trago toda su leche, yo que todavía tenia dentro de Laura mi verga sentí como si fuera yo el que me estaba corriendo en Vero, mientras le sacaba la verga de su culo. Los cuatro quedamos completamente satisfechos.

vampiro694u@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*