Walkirias

Hola mi nombre es Oriana y les voy a relatar cómo una noche mi mejor amiga y yo tuvimos sexo con el novio de ésta, para empezar tengo 25 años, mido 1.64,cabello castaño y delgada. María y yo planeamos un viaje a la playa en yate, el dueño de éste era el novio de María Christian. Bueno acordamos vernos en un club vacacional y de ahí irnos a una playa cercana. Bueno, cuando llegamos, anclamos a seis metros de la playa desierta para podernos bañarnos, ella por iniciativa se quitó el sostén del bikini dejando sus senos al aire, ella me incitó a hacer lo mismo, Christian, que venía de la proa nos miró atentamente, María le dirigió una mirada provocadora y tomó el bronceador dándoselo a Christian y colocándose de espaldas, Christian le untó la espalda y los hombros de bronceador y ella me miraba con mirada devoradora e insinuante. Luego fuimos a la popa y nos desnudamos para sumergirnos en el mar y nadar, echarnos agua y bromear un poco entre las dos. Pasamos toda la tarde nadando y nos secamos para ir a comer. Envueltas en la toalla, nos sentamos en la mesa y María delante de mí empezó a besar a Christian, luego ella empezó a juguetear un poco con su pene y a la vez ella me miraba insinuadora, luego se acercó a mí y me despojó de la toalla y empezó a besarme los pechos bajo la mirada atenta de Christian quien se acercó y se acostó en el sofá. Yo me senté encima de él y María se sentó sobre su rostro, yo me empecé a moverme y María empezaba a acariciarme los pechos y a besarlos, me movía con cierto ritmo aumentando y disminuyendo hasta que sentí la proximidad de mi orgasmo, María acabó enseguida, yo después. Caímos exangüe encima de Christian y ésta empezó a besarle la cosita a María para luego penetrarla yo me coloqué debajo de ella y comencé a acariciarle los senos hasta que en medio de gemidos, ella decía:
-Ay qué rico, sigue.
Luego Christian la besó y la imposibilitó gritar cuando su orgasmo se aproximó, ella cayó exangüe para luego colocarse a horcajadas encima de mi cara y poder chupar mi cosita que estaba húmeda, luego me puso su chocho en mi boca y pude chuparle el clítoris, Christian estaba sentado en la esquina del otro lado del mueble y nos veía atento mientras se manoseaba su pene erecto cuando las dos sentimos que llegaba el orgasmo, Christian se levantó y con una botella en mano la introdujo en mi vagina y empezó a darle vueltas, María no dejaba de tocarle el miembro a Christian y no dejaba de chupar mi clítoris hasta que acabé en un delicioso orgasmo. Después de las vacaciones en el yate regresamos a casa prometiendo que en el próximo viaje haríamos lo mismo.

zuela4421@cantv.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*