Masajito en Italia

Este verano junto con mi esposa pude comprobar el altisimo erotismo que provocan las distintas ciudades y rincones de italia, sobretodo su famosisima costa amalfitana, en la que Positano (una ciudad enclavada en sus montañas frente al mediterraneo) es el paraiso ideal para los cachondos y enamorados como lo constata la historia que me atrevo a compartir con ustedes, que ocurrio precisamente ahí…en Positano. Y tambien pude comprobar el por que tantas mujeres tienen esa debilidad por los hombres italianos, a que galanes, y por lo que a nosotros toca, en su gran mayoria las italianas son horribles.

Despues de las n horas que se necesitan para llegar al otro lado del mundo y el sortear los tradicionales problemillas con lineas aereas, renta de autos reservaciones, etc. y de llegar luego luego a querer aprovechar al maximo cada minuto, al tercer dia de viaje sientes que te paso una locomotora por encima y obviamente buscas el extraordinario remedio de un buen masaje, cosa que hago con frecuencia en mis viajes y que francamente disfruto muchisimo, no asi mi señora que mas bien me ha demostrado que los masajes no son su fascinación y algunas veces en las que hemos tomado el masaje de parejas en algunas playas mexicanas ni siquiera se quita el calzoncillo del traje de baño, lo cual sin duda inhibe a los terapistas.

Pues asi fue que despues de regresar al hotel de un dia activisimo y de mucho caminar, solicite informes sobre el spa del hotel, y despues de informarme que no tenian se ofrecieron a conseguirme una masajista que me diera el servicio en la habitacion, cosa que no me disgusto sobretodo por que podria gozar junto con el masaje, de la hermosisima vista de nuestra terraza. A los 5 minutos de estar en la habitacion me llaman preguntandome si no habria problema que en lugar de masajista fuera masajisto, lo cual acepte, y ademas me caeria mejor un masaje mas fuerte.
Grande fue mi sorpresa al ver entrar a Giulliano y de inmediato pude presentir que algo pasaria esa tarde ya que era exactamente el tipo de hombre italiano que se que le gusta a mi señora tipico italiano que parecen mas modelos de revista que otra cosa y ademas de guapo elegante, instalo su cama de masaje frente a mi cama me pidio que me recostara boca abajo y empezo su servicio, el cual debo reconocer era excelente, mientras tanto escuche que mi esposa entro al baño y al salir se recosto sobre la cama a “leer” o a admirar a Giulliano que se habia quitado la chamarra y sueter y dejaba ver su muy bien formado y atletico cuerpo. Mientras tanto con gran calma y tomandose su tiempo acabo de darme mi masaje de 1 hora, pude ver mientras lo hacia, a mi cuero de vieja recostada en la cama, en bata y muy poco cuidadosa de las aberturas de la misma que dejaban ver parte de su riquisimo cuerpo, lo cual me calento muchisimo y sabia que en cuanto terminara mi masaje nos pondriamos a hacer el amor, al terminar por puro tramite sabiendo que no le gustan le pregunte a ella si queria darse un masaje lo que acepto apresurada y gustosamente, cosa que de entrada me calento mas, sobretodo al ver que cuando se recosto en el camastro estaba totalmente desnuda.

La deje acostada boca abajo con la toalla apenas cubriendo una parte de sus extraordinarias nalgas, que creanme son extraordinarias, entre al baño a enjuagarme y al salir vi que Giulliano le frotaba con gusto el trasero y vi que ya estaba mas relajada por que sus piernas se veian ahora mas dociles y separadas, lo cual le permitia al masajista meter a placer las manos entre sus bien torneados muslos, me recoste en la cama en bata a disque leer el codigo da vinci, pero entre el celito de ver la torteada que le metian a mi vieja y a la vez el gusto de que lo estuviera disfrutando me hizo imposible leer mas de 3 hojas en la hora que duro el masaje, en mas de 2 ocasiones Giulliano me volteaba a ver como para que yo asintiera su trabajo lo cual obviamente hice, siempre he estado abierto a entender y aceptar la posibilidad de que mi esposa estuviera con otro hombre, hasta la fecha he sido el unico, pero estar viendolo fue mas alla de todo lo que hubiera imaginado o pensado. Obviamente despues de las nalgas continuo en la espalda, cabe aclarar que todo esto transcurrio con gran calma y detenimiento en cada parte, y no pude evitar que se me parara y se me saliera de la bata cuando lo vi acariciando el contorno de sus senos, cosa que el noto, me dio pena y disque segui leyendo, sobretodo porque venia el momento de que se diera la vuelta y no me lo queria perder, cuando lo hizo el masajisto se hizo como que se volteaba, pero la vio enterita y se que le encanto por que se le marco claramente la ereccion en sus jeans, y me preocupo pensar la clase de animalote que probablemente saliera pronto de ahí. Mi flaca estaba como hipnotizada disque dormia gozando su masaje, en ningun momento abrio los ojos, se limito a sentir esto y lo que estaba por venir, masaje de piernas, masaje de brazos y manos que al recargarlas en su musculoso pecho pude ver como ella discretamente acariciaba y luego me llamo la atencion que se brinco a masajear su cabeza, cuando a mi antes me habia masajeado el pecho, me le quede viendo y le señale el pecho a lo que el con cara picarona me dio a entender que si le daba chance y con señas le di a entender que adelante.

Al retirarle la toalla, se veian imponentes sus erectos pezones, una vez mas con toda la calma masajeo su busto, cuello, panza, su exitación se escuchaba en toda la habitacion y en ese momento me levante y le dije al oido que ya estaba acabando, a lo que inmediatamente se nego pidiendo mas y eso me dio entrada a sumarme al masaje, empeze a masajear su pecho mientras el se regreso a masajear sus piernas, despues empeze a besar sus pezones y de ahí junto con Giulliano cada uno le masajeabamos una pierna al subir por sus muslos podia sentir la temperatura de su deliciosa panochita a la cual me iba acercando, fue increible sentir esa panocha empapada, quien sabe cuantas veces ya le habia arrimado los dedos el cabron este, el subia y yo bajaba, le metiamos el dedo aveces en la panocha y aveces en el culito, lo cual por primera vez le estaba gustando ya que normalmente por ahí no afloja, despues de un tiempo de estar masajeando su pubis y como estaba yo en bata ella me tomo la verga y despues de acariciarla algunos instantes me jalo hacia su boca para darle una impresionante mamada, yo sentia que me venia y queria que eso durara mucho mas por lo que me retire de su boca para seguir el masaje, y la dedeada de conchita y ano, cosa que giulliano aprovecho para masajear de nuevo su pecho y mientras lo hacia se la saco del pantalon y como lo habia previsto tenia un instrumento de grandes ligas de esos que solo se ven en peliculas porno, le jalo la mano a mi esposa para que se lo agarrara, cosa que ella al principio rechazo como asustada pero despues solita lo tomo con su mano y estoy seguro que en ese instante deseo tener ese monstruo adentro, el se la quiso acercar a la boca y de nuevo ella no lo permitio y fue el momento que aproveche para empezarme a comerme su empapado bizcochito, que en mas de 10 años de casado jamas habia visto tan mojado, me volvi a acercar a que me la mamara mientras Giulliano aprovecho su turno para mamarle la panochita, en ese momento decidimos cargarla y pasarla a la cama para continuar con el superfaje, ya en la cama Giulliano le acerco una vez mas la verga a la cara y esta vez si se la comio con todas las ganas, me impactaba ver que esa cosota le cupiera en la boca, de pronto como mi esposa y yo en este momento nos cuidamos con condones y la caja estaba en el buro, Giulliano tomo uno con toda la decision de cojerse a mi vieja, cosa que como en un flash medio me saco de onda , pero ya entrados en gastos estaba dispuesto a todo, fue asi que regrese a que ella me la mamara mientras mi nuevo socio se ponia entre sus piernas y despues de volver a mamar un rato se disponia a ponerse el condon, cuando ella noto que estaba a punto de ser penetrada por primera vez abrio los ojos y me dijo “que no me la meta, es mas… ya quiero que se vaya …quiero estar sola contigo.” Eso me encanto, y despues de hacerle una señal para que parara se limito solo a seguirla acariciando con casi todos sus dedos dentro de ella, mientras yo le decia que no lo dejara ir sin terminar, que era una mamada, me pregunto que que hacia? Le sugeri terminarlo con la boca y despues de tirarme de a pendejo accedio a hacerlo con las manos con lo que Giulliano se acerco y mientras mi vieja lo masturbaba dejo caer toda su lechita sobre sus quirurgicamente perfectos pechos, cuando termino le quedo claro que tenia que retirarse y rapidamente se vistio, doblo su mesa, agarro el dinero que le habia dejado y procedio a retirarse.

Jamas habiamos hecho el amor como en ese momento, lo que queria era estar por horas adentro de ella, despues de tanta calentura obviamente queria dejarle caer toda mi lechita, desafortunadamente con condon por que el culero de mi se ha hecho pendejo para hacerse la vasectomia, ( neta si me da mucho culo aunque le prometi a mi flaca que lo haria), despues de venirme mi verga se quedo parada porque obviamente queria mas, y ya con mas calmita y con ese hermosisimo mar mediterraneo en la ventana, cogimos e hicimos el amor de una forma platonica.

Despues de reposar un poco nos dimos juntos un baño y cuando saliamos al hotel rumbo a un romantiquisimo restaurante el concierge me entrego un sobre dirigido para mi…. Era de Giulliano, con una nota que decia que el masaje de mi nena era por cuenta de el y me devolvia los 120.00 euros de su masaje, se me hizo un detallazo de su parte, y despues de haber practicamente empezado asi nuestro viaje tuvimos dos semanas de hermosos paseos, muchisimo amor y unas cogidas barbaras cual si fueramos quinceañeros.

Gracias por llegar hasta aquí, me encanto compartir con alguien la mejor experiencia que he tenido con mi novia, esposa amante y que espero algun dia poder repetir, mis respetos a todos esos matrimonios que hacen de la sexualidad algo extraordinario para compartir con su pareja. Sin estupideces ni tabues. Felicidades

Agradecemos su opinion y/o comentarios a:
yajavivi2002@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*