Una fiesta poco usual

Hola.-

Yo soy una persona que disfruta, haciendo cosas nuevas y totalmente ajenas a el.-

Esta vez, le voy a contar una historia que acaba de ocurrir, hace no más de dos horas.

Espero que les guste mi relato…

Como dije antes soy de las personas que le gusta, vivir la vida, no se guarda nada y si tiene la oportunidad de pasarla bien en la cama, lo disfruta y hace pasar bien también a la mujer que esta con el.-

Estando en la salida de la universidad, de encontré con unos amigos entre ellos hacían mas o menos 10 personas; tres mujeres, diez hombres. Como no tenemos clases mañana, decidimos juntarnos a beber algo, en la casa de Pamela, quien la mayoría de la semana esta sola en su casa por el trabajo de sus padres y mas hermano no tiene, la cosa es que, luego de clases, me duche, me cambie de ropa, listo para emprender una noche de descanso después de una semana llena de exámenes, en la Universidad.

Así es que Salí, me subí a mi auto, y me fui a la casa de mi compañera, llegamos bailamos un poco, bebieron (yo no bebo), reímos. Y después ya entrada la noche el ambiente se calentó, algunos ya emborrachados, cuando empezamos a hablar de cosas medio capciosas, cosas que de una excitarían cualquiera, cuando ya estábamos todos excitados, con una vergas todos de tamaños inmensos, empezamos el acto, con toqueteos, besos los unos y las otras, ya si varios minutos tanto hombres como mujeres.

Habrán pasado 40 minutos así. Cuando una de las mujeres, muy linda, con sus pechos que resaltan por sobre loas las demás, unas nalgas, tremendas, muy ricas, alumbra que nos desnudemos todos. Así estábamos todos calientes así que, no deberíamos tener susto, pudor, o lo que sea en hacerlo. Nosotros del solo hecho de ver al las mujeres mas lindas de la clase, completamente desnudas, con sus tetas al aire, sus nalgas, y por lo demás a nuestra disposición. Así sin mas preámbulo, cedimos, nos desnudamos dejando ver unas enormes vergas que hacían resaltar mas su excitación, después seguimos jugando, o mas bien conversando, nos sentamos en el cubre piso de la sala, cuando de repente se desapareció Pablo junto con Lucia, estaban detrás de nosotros, dándose una follada increíble, Pablito de daba gozosa, en el jugosito culito de Lucia que gemía como nadie. Al ver esto, la calentura fue mas, ya luego de esto algunos se acercaron a donde estaba la primera pareja, y Lucia comenzó tomando sus vergas llevándoselas a la boca, acomodándose, para también recibir por la vagina, dejando que la toque todos los que quisiera y ella recibir todo lo que pudiera, o que los otros quisieran darle.-

La cosa es que para ella, ya habían 4 hombres dándole por donde ella quería (uno en su culo, otro en su vagina, otro en su boca, y el cuarto compartía su verga entre su boca, metiendo dos, entre las tetas, en el culo dando doble verga por el culo, o lo mismo por la vagina). Pero, quedaban aun dos mujeres mas, que también quería que le dieran igual o mejor que a Lucia, así es que ellas se ponen en campaña, toman a sus cuatro varones y se ponen listas y dispuestas para que ellos le pongan sus jugosas vergas por donde ellos dispongan, si lo mas importante es que sientan el sexo, que en ese momento era lo que mas les gustaba.-

Catalina, tomo a cuatro de los hombres que quedaban, y les pidió que le dieran la noche más inolvidable de su vida. Quería que le hicieran todo lo que quisieran, que esta a disposición de ellos, sin mas, ellos se pusieron en el mismo esquema de Lucia, Pablo y los damas, dando por donde querían, y turnado cada parte de su cuerpo, al cabo de 30 a 45 minutos, se cambiaron las parejas de Lucia con las de Catalina, incluso dándole todos a una sola y así se la llevaron, hasta ya entrada la noche.

Pamela (la dueña de casa) en tanto, se encontraba sobria, no bebe, con nosotros, pero fuera de eso estaba muy excitada, quizás de solo ver a los demás como tenían relaciones a todo dar sin pudor ni complicaciones. Fue cuando nos dijo que quería hacer algo diferente a lo que hacían los demás, pero dentro de lo mismo. Ante lo poco entendido, le pedimos que nos explicara, mientras tocábamos sus redonditas tetas. Y nos dijo a mi y a Pancho que fuéramos a su dormitorio, que estaba vació, que tenia algo que proponer hay, sin mas, nos levantamos y nos fuimos a donde ella había propuesto, llegamos, y nos dijo, que quería que tuviéramos relaciones, entre los tres, pero con los tres, que significaba, todos con todos. Cabe mencionar que yo no soy para nada gay ni bisexual, pero, si me gusta ver y hacer cosas nuevas, para lo que decidí ir a lo que ella quería.

Cuado dispusimos el si, pancho confeso que el era bisexual, y en su faceta de gay, era pasivo, mejor para mi que no dejaría por nada en el mundo que una verga entrara en mi culo, con esto, ella mas contenta y entusiasmada, se recorto de costado en la cama, con sus piernas abiertas lista que para nosotros le metiéramos nuestras vergas, pero, nos pidió que antes nos relacionáramos entre nosotros, y mientras la penetrábamos jugábamos nosotros también con nuestros cuerpos, tocándonos, besándonos, era algo nuevo, y no puedo negar que me gusto, después ella se saco del culo y de la vagina nuestras vergas y puso a Pancho en cuatro patas, y me pidió que mientras le lamía su vagina, penetrara a Pancho. Lo cual me pareció genial, entretenido, pancho accedió a esto, se sentó en mi verga, dejo que entrara en su culo, jugo con ella dentro de el, mientras mi lengua recorría cada centímetro de su jugosísima vagina, que botaba líquidos, como si estuviera orinando, pero que eran los líquidos vaginales mas exquisitos de había probado en mi vida y eran de la mujer mas hermosa de mi clase en la universidad.- así estuvimos mas de tres horas haciendo lo mismo, pancho me lamía la verga, junto con Pamela, después chupaba yo la verga de pancho, los penetraba a ambos, a pancho con mi verga, y a Pamela con juguetes sexuales que tenia en un cajón y que dio entender antes de empezar sacando un cigarrillo y dejándolos a vista y paciencia nuestra, metiéndoselos en su culo, en su vagina, en su boca, y así cambiando, dándole con mi verga a Pamela, y jugando con pancho, estuvimos así hasta las seis de la mañana, que por lo demás, los otros chicos ya se habían ido, y para no molestarnos no quisieron avisar y solo se retiraron, cuando llego la madre de Pamela, ellos no estaban, se acerco a la habitación de Pamela para saludarla, cuando encuentra a su hija con la vagina encima de la boca de pancho, y su culo ensatado por mi verga, no fue su impresión, si no mas que su asombro, al ver que nosotros siendo hombres nos besábamos aun teniendo relaciones como heterosexuales con una mujer. Para asombro nuestro, después de que nos dio un pequeño sermón, y nos pregunto si podía unirse ella a la sesión, para no quedarse con las ganas de ver tan inusual espectáculo, para sorpresa también de Pamela, que sin dejar de sorprenderse, respondió tímidamente, !si¡ que estaba bien. A si es que en la misma habitación tanto en el suelo como encima de la cama, hicimos el amor tantas veces como fuera posible, pancho ratifico, su condición de bisexual, su madre excelente en la cama, no asumió mas que decir que debería volver a repetirse, por o demás mi semen cayo en parte en la boca de las dos, en sus tetas, en sus estomago, en su rostro, y el de pancho en la parte inferior, y para culminar, terminamos limpiándonos junto con cada una de las mujeres las vergas de cada uno simultáneamente en un espectacular 69 entre hombres, acompañados de las mujeres mas idóneas, lindas, maravillosas, calientes que he conocido.-

Bueno, espero que el relato les guste, acabo de llegar a mi casa después de tan maravillosa experiencia, aquí son las 08:30 AM, todo esto es verdad, disculpen lo largo del tema, pero, vale la pena leer.-

Bueno me despido hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*