Algo que vale la pena

Estaba pasando por un momento dificil, y la verdad que me abandone totalmente, al punto que ni salia con mis amigos.
El motivo de mi bajon era, mi separacion y senti que se me termino la vida.En la oficina, tengo una amiga, que siempre fue centro de bromas, por que ella a pesar de no ser lo que se dice una mima linda y con buen cuerpo, siempre se las arreglo,para tener sus alegrias.

Como me veia, de lo mas deprimida, me invito un cafe y hablandome me sugirio, que tenia que dar un cambio a mi vida y que ese cambio debia empezar por mi aspecto,por lo que me paso la direccion de un centro de belleza, del que me aclaro que era muy especial, y que preguntara por Carla, que era la persona que me iba a cambiar mi aspecto y humor, que dejara en manos de ella mi estancia en el centro. La verdad, que no estaba convencida, pero se venia el fin de semana y si
bien no tenia nada armado para salir, me acorde de la recomendacion y me encamine a ponerme en manos de Carla.

Carla me recibio y me dijo que me estaba esperando, asi que me invito con cafe mientras ordenaba, toda la rutina. Me hizo pasar a un gabinete privado,Carla es una mujer espectacular, con un cuerpo envidiable, piernas largas y bien torneadas, un cola que se insinuaba bajo su tunica , y hermosas tetas que para nada disimulaba, pelo corto, ojos marrones y una voz por demas encantadora. Me explico que al terminar el dia, iba a ser una nueva mujer, y que me relajara, para poder disfrutar lo que tenia por delante. Primero, un buen baño relajante con sales, belleza del cuerpo y por ultimo masajes.

Me acompaño, al jacuzzi, para indicarme todo , mientras me ayudaba a desvestirme.Al principio no me gusto la idea, pero creo que la sola mirada de Carla, que intuyo mi incomodidad, basto para que volvieran a mi cabeza las palabras, de mi amiga, para que dejara todo en manos de Carla. Lo de las manos fue,muy cierto, cada vez que me tocaba con sus manos, sentia una sensacion unica y nueva ya que nunca habia estado en una situacion asi con otra mujer y ademas tampoco se me habia pasado por la cabeza. Desnuda ya, y en el agua, Carla, dejo su tunica y se metio conmigo, haciendo que su cuerpo rozara el mio, y empezo a tocarme y acariciarme, diciendome que iba a hacer de mi una nueva mujer, sin limites y sin prejuicios. A pesar de mi incomodidad, aceptaba la situacion y ademas sentia que me gustaba. Manos por mis tetas, mi concha y mi culito, que nunca deje que fuera penetrado, su boca busco la mia y suavemente me beso y lamio mi cara,mordia
mis tetas y sus dedos empezaron a colarse en mi concha , jugando mucho en el culo que me resistia a dejar que invadiera.

Sentia que los jugos de mi concha me llenaban y que queria mas, asi que le pedi a Carla que me ayudara a acabarme,pedido que gusto mucho, e hizo que trajera un consolador bien grande que me metio bien adentro, y que me ayudo a sentir como me corria la leche que hacia tanto no conseguia disfrutar. Me intrigaba, lo que vendria, ya que no me esperaba nada de lo que me estaba pasando, pero queria seguir, y fue esa la respuesta a Carla, cuando pregunto si seguiamos.

Me ayudo a salir, me envolvio con un gran y suave toallon, y me llevo a una camilla, donde me recosto, y me anuncio que lo que seguia era depilacion,para que pudiera lucir una bikini bien cavada en el verano. Siempre muy dulce conmigo, no dejaba momento sin acariciarme y tocarme, cuando entra en el privado un tipo, que me puso los pelos de punta, por que no me lo esperaba y por que ademas estaba rebueno. Me lo presento como el estilista y me recosto a la camilla para abrirme la toalla y comenzar a trabajar, guau, mi cuerpo estaba confundido, pero no renunciaba a dejar que las cosas siguieran pasando, por que la verdad la estaba pasando muy bien, y queria pasarla mejor aun. Comenzo con mis pelos de la concha,que tocaba una
y otra vez, mientras me depilaba, yo estaba tan caliente que no pude detenerme y comence a mover mi cadera, mientras el me tocaba. Los dos se dieron cuenta que estaba muy caliente y que les estaba pidiendo que hicieran gozar todo lo mas posible.

Carla, le dijo al tipo que se pusiera junto a mi, de manera que mi boca quedara justo a la altura de la pija de el, que se veia como un buen bulto,y que como si me leyera el pensamiento, saco y comenzo a jugar con ella, recorriendo mi cara y mi boca sin dejar que pudiera chuparla, cosa que me calentaba aun mas, ademas que Carla abrio mis piernas suaves y recien
depiladas, para empezar a chuparme la concha con mucha delicadeza. Necesitaba la pija en mi boca, asi que le pedi por favor que me la diera, me dijo que era muy puta, y me la clavo en la boca, tanto que la senti en la garganta con un placer enorme, cual si me la hubiera clavado en la concha. La leche se me escapo,mi cuerpo se encorvo en la camilla,la concha bien mojada y la pija dura y a punto de darme lo mejor, de su jugo en mi boca, cuando se acabo, y la leche me corrio por la garganta y la cara, mientras el jugaba y paseaba su pija lechosa por mis tetas y cara. No salia de mi asombro, habia ido con
la idea de un cambio de look y me estaba cambiando la vida, frente a situaciones que nunca habia vivido y que no pense jamas que me iba a permitir.

Agotada por lo intenso de lo que me estaba pasando, con orgasmos bien profundos, y con intrigas, me prepare mentalmente para lo que yo me imaginaba como el postre.

Carla se acerco a mi y me dijo que ella se tenia que ir y que me dejaba con su compañero que me iba a llevar a la sala de masajes, me senti con bronca pero me calento mas que me dejara con flor de macho y alla fuimos…

Lugar comodo, con colchonetas en el piso, y luz tenue, musica muy suave y ahora no uno sino dos muchachotes, que se los veia tan buenos como el primero que por suerte para mi no se habia ido.

Me recostaron en la colchoneta y empezaron a frotarme con un aceite aromatico que me relajo todavia mas,las manos recorrian mi cuerpo de punta a punta, con mucha suavidad, llegando a todos los rincones, mis tetas estaban duras , los pezones parados,mi concha siempre mojada y cada vez mas las caricias iban para mi cola. Yo estaba boca arriba, recogieron mis piernas y pusieron un almohadon bajo mi cintura, dejando asi mi culo a merced de ellos, para poder llegar mejor a el. Tenia tres tipos,soñados alrededor mio, con sus pijas duras listas , para llenarme y yo dejarme coger por ellos sin limites…sin limites?? si ya estaba muy caliente y cuando quise acordar ya tenia a uno de ellos con sus dedos metidos en mi virgen culo, que los aceptaba aunque con dolor, con mucho placer, ahi empezo todo, entregada mi cola, mi boca se lleno con la pija de uno de ellos mientras los otros dos me aprontaban para coger como nunca antes. Se me hecho uno primero y me daba fuertes pijazos que me retumbaban en el cuerpo,yo gozaba y mas leche les daba, no paraba de acabar.

Viendo que no habia limites, se tendio a mi lado al que le chupe primero la pija y me sento en ella,mientras los otros dos me franeleaban y ponian sus pijas en mi boca, asi estuvimos hasta que me agarro del cuello, me bajo hacia el, teniendome bien sujeta mientras me mordia las orejas y el cuello, otro de ellos con la pija bien parada,la puso en mi orto y empezo a empujar
para meterla. Fue un momento de locura, ya que me dolio y queria llorar,pero era tanto el placer que sentia que yo misma me movia y pedia mas y mas pija, asi que el aceite ayudo a que me la pusiera toda y sentia los huevos que me pegaban en
la cola cada vez que me la ponia y sacaba.Yo no se cuantas veces pude acabar por que perdi la cuenta y creo que la nocion,pero entre los dos que me cogian por la concha y por mi virgen culito y el otro que me ponia su pija en la boca, me llenaron de leche como nunca antes. Agotada, y sin fuerzas, me dejaron para que descansara y me bañara. Sali, luego de una tarde nunca soñada, buscando a Carla, que me esperaba, y le agradeci, despidiendome con un hasta muy pronto.

Me olvide contarles, que mi amiga tenia razon, siempre hay algo que vale la pena para gozar, de la vida.

Julieta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*