Yo y mi tío Luis

Tenía yo 12 años cuando mis padres se fueron de viaje y me tuvieron que dejar ese mes con mi tio de 34,que por cierto es bombero.

La primera tarde allí él se estuvo duchando,yo fuí a hacer pis,me saqué la pollita,cuando estaba saliendo la orina de mi prepucio y sonaba en el water,mi tio que se estaba enjabonando,se asomó y me dijo:

-David,me estoy duchando,termina de mear y vete a echarte la siesta.

Antes de salir del baño,me asomé por la cortina,le miré:estaba desnudo,lleno de jabón,con su pollón colgando (sin erectar),y sus músculos.Fue entonces cuando empezé a sentir atracción sexual por los hombres.Me fuí a dormir la siesta,me desnudé y cuando me iba a meter en la cama,entró mi tio en el cuarto,llevaba una estrecha toalla del pelo cubriendo su cintura,le miré la toalla vi como sin erectar se le asomaba la punta del prepucio:

-Ah…¿Te vas a dormir David?…Ah,bueno,me visto y me voy a dormir yo también.

-Vale.

Como su casa solo tenía un cuarto y una cama,yo tuve que sormir en su cama,me arropé y observé a mi tio:Se quitó la toalla,lo cual me permitió ver su pollón sin erectar.Se huntó crema por sus músculos,y una vaselina en el prepucio.Se puso unos boxer blancos,un tanto estrechos,lo que le hacía marcar.Se rascó su enorme paquete,se metió la mano en el boxer y se la colocó.Se metió conmigo en la cama,cuando alzó la sábana para meterse en la cama,vio como yo estaba erecto:

-Joder David,tan pequeño y ya cachondo.Si te masturbas que no me salpique por favor.

-¿Tú te masturbas?

-Eso a ti no te interesa.

Bajó la persiana y quedamos a oscuras,se metió en cama y empezé a sentir como su cuerpo tambaleaba,se estaba masturbando.A los cinco minutos oí como gemió al correrse,y me salpicó unas gotas en la barbilla,con la lengua me limpié.Me senté en la cama:

-¿Todavía no te has dormido?-preguntó.

Yo no dije nada y me acerqué poco a poco a su polla erceta,la sujeté y empecé a chuparla.El empezó a rogarme que parase,pero terminó gimendo de placer.Cuando se corrió en mi boca,me ordenó que me pusiese a cuatro patas,yo no sabía que iba a hacer,de pronto sentí un fuerte dolor en mi ano,grité de dolor,él me tapó la boca,y siguió porculizándome,empezé a sentir un gran placer al sentir entrar y salir su polla.Se corrió dentro y me besó con lengua.

Todo ese mes me follaba por la mañana antes del desayono,en la siesta,antes de dormir y a media noche.Ahora tengo 19 años y él 41,cuando hacemos reuniones familiares,el dice que me va a llevar a dar una vuelta en su coche,pero en realidad lo que hacemos es follar en su coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*