Una especial experiencia

Verdaderamente ha sido algo tan especial y sorprendente, que al no tener con quien expresarme lo experimentado, he querido usar este medio. No puedo revelar nombres, por mi propia privacidad, ni deseo que la otra parte, aunque no me lo pidio, su nombre sea revelado.

Quizas los que lean esta historia, puedan pensar que es pura fantasia, pero no es mi interes que lo crean o no, es una forma que tengo de sacar de dentro de mi la experiencia vivida, la cual nunca pense por un momento me sucediera y que tengo que admitir disfrute a lo sumo. Es posible, que yo, a los 50 de edad este pasandp por el llamado climatorio o menopausia varonil, y que esto junto con las circunstancias, me hicieran ceder al capricho de un chico. Es cierto que yo siempre he sido un tipo caliente, y que quizas, no pudiera desahogar todo el fuego interno existente en mi. Mi esposa, madre de mis hijos, es una buena amante, pero con ciertas limitaciones a sugerencias mias en el sexo, cosa que yo he respetado.

Como sucedio todo esto? Como lo es todo en la vida, que se proporcionan cuando menos uno lo piensa y sin uno buscarlo, aunque si me llego en un momento de ansiedad y deseos extremos, y sin tener medios de como desahogar mi fuego interno, como que no volviera a mis anos juveniles en que me pajeaba dos o tres veces en el dia.

Mi esposa tuvo que viajar a nuestro Pais de origen por problemas de familia, y lo hizo acompanada de nuestras dos hijas, y yo quede solo en casa por motivos de mi trabajo.

Todo comenzo (porque no ha terminado, ni se si tendre el valor de terminarlo) este fin de semana, cuando ya hacia cinco dias que mi esposa habia marchado. Nosotros vivimos en un edificio de apartamentos, y no son muchos los vecinos con los que tenemos amistad intima, casi todo se reduce a saludos de cortecia y frases comunes. El dia sabado (pasado) yo me levante despues de dormir la manana, me puse un short y decidi ir a la picina del edificio. Estando alli, salude a algunos conocidos y entre ellos, mientras estaba en el agua, un chico (a mi lado lo era pues 19 de edad pudo ser mi hijo perfectamente) se acerco a mi, nadando, y entablo conversacion conmigo. Yo lo conocia de vista, vivia en el mismo piso que nosotros, y coincidimos en varias oportunidades en el elevador. No puedo decirles como fue, porque no lo recuerdo, pero el entablo una conversacion amena conmigo, y cuando me percate ya le habia dicho que estaba solo, que mi esposa habia viajado etc. etc. y el a su vez me dijo que sus padres estaban de viaje tambien por asuntos de negocios, en fin, que el me dijo que terminado nuestro chapuzon en la picina que me invitaba a una cerveza, y yo lo acepte, pues lo vi todo muy normal, ni vi nada en el que me delatara sus verdaderas intenciones o su (llamemoles, sin deseo de ofender a nadie: desvio sexual) deseo de estar solo conmigo, asi que cai en la trampa facilmente.

Salimos del agua, nos secamos con nuestras toallas, y nos encaminamos a los elevadores. LLegamos a la puerta de su apartamento, abrio, y me convido a pasar. Yo, aunque me habia secado el cuerpo, mi short estaba mojado, por lo que me mantenia en pie, pero el, me dijo:

-Pasemos al salon familiar, alli los muebles estan forrados de plastico, y podremos sentarnos comodamente. Yo le segui, y fue en ese momento que me percate de dos cosas.:

1.- Que su caminar habia cambiado y era algo cadencioso, femenino.
2.- Que el banador le quedaba ajustado y me mostraba, con ese caminar una nalgas estupendas.

(Pero que carajo estaba yo pensando!, estaba admirando el culo de un hombre?)

Pues si, la verdad que el chico tenia un buen culo, y sin poder evitarlo senti un cosquilleo en mi pinga y en mis cojones cargados de leche de varios dias.

Despues de la primera vino la segunda cerveza, y el fue llevando la conversacion al plano sexual, y me hacia preguntas directas, tales como:
-Que es lo que mas te gusta que te hagan en la cama?

Yo me oi contestando de esta forma:

-A mi me encanta que me la mamen, pero como estoy en estos momentos, hasta con una paja me conformo

Me estaba metiendo en territorio peligroso, y lo mas  dificil era que sentia que mi pinga, sin poder evitarlo se estaba despertando de su letargo.

El chico, que estaba cerca de mi, pego una de sus piernas a las mias, y yo, senti como una especie de corrientazo, y en lugar de retirar mi pierna la deje como al descuido, pues aquella pierna, muy bien formada por cirto y sin ningun vello, parecia al lado de la mia tan velluda, la de una mujer. Estaba yo tan entretenido en mis pensamientos, que al llevarme a la boca uno de los bocadillos preparados por el, al morderlo, un poco de la mostaza callo en mi short, y el, ni corto, y sin ningun miramiento, tomo una servilleta y y comenzo a limpiarme, y al hacerlo, su mano paso sobre mi medio despierta pinga, causandome una sensacion agradable, y en lugar de retirarme, me abandone, y aquel chico logro, que al rato, mi pinga alcanzara sus 18 cm de longitud.

Yo solo pude contestar medio gago:

-Pe- per donaname.

El no retiro su mano, continuo sobandome, y yo me abandone. Pasado unos minutos el me tomo de la mano y me llevo a su dormitorio, alli me indico que me acostara y yo le dije:

-No!, me voy, esto no es correcto!!!

Pero el dandole un halon a mi short me lo bajo, y alli de pie yo, y el arrodillandose, se puso a mamarme la pinga.
Que mamada!!, senti que mis piernas se doblaban y el, carinosamente me empujo y yo me recoste, cerrando mis ojos y entregandome a aquella deliciosa caricia. Era un experto mamador, casi podia meterse mis 18 cm hasta la garganta y esto me hacia suspirar de placer. Senti que mis cojones se inchaban, y el abandonando mi pinga paso su deliciosa lengua por ellos, mientras su mano derecha acariciaba los vellos de mi vientre y mi pecho. Su lengua busco mi culo y supe por primera vez, sin negarme a ello, lo que era sentir una lengua en mi culo. Crei no resistirlo, mis nalgas se contorsionaban y mi pinga expulsaba enormes cantidad de liquido preseminal llenandome el ombligo. Sube que no podia aguantar mucho mas, pues eran varios dias que llevaba sin venirme, por eso, con voz entrecortada le pedi:

-Mamamela, mamamela puta rica que me veeeeeeengoooooo!!!!!!!

El busco inmediatamente mi pinga y se apodero de la cabaza y yo, comence a expulsar torrentes de leche, que no le daban tiempo a tragar, por lo que se salian de su boca, corrian por su mano y caian sobre mi abundante vellocidad pelvica. Fue extraordinaria su mamada y aunque termine, el seguia con mi pinga en su boca y con su mano esparcia sobre mi basrriga toda la leche que se habia escapado de su boca. Sentia ahora una sensacion casi insoportable, pero la suavidad de su lengua, logro que al rato mi pinga estuviera nuevamente lista para la pelea.

-Papi (me dijo) voy a buscar crema, quiero que me la metas, tu seras quien me rompas mi culo.

Aquellas palabras me calentaron de mala manera, y al rato, ya con mi pinga embarrada en crema, estaba cogiendole y gozandole el culo aquel chico.

El casi se vino al momento, pero tuvo que aguantar mi mete y saca, que aunque le causaba dolor porque era su primera vez, aguanto estoicamente. Estuvimos singando por un buen rato hasta que no pude alargarlo mas y le llene su culo de leche.

El, con mi pinga adentro se viro como poudo y se pajeo, viniendose al momento.

Estos han sido dias deliciosos, pues ahora el viene a mi casa por las noches, cuando llego del trabajo, ya que sus padres estan ahi. Veremos que sucede cuando llegue mi mujer. Pero su culo y sus mamadas me tienen loco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*