Estoy siempre alegre

Estoy siempre alegre, mi desempeño con fotografía digital artística profesional hace que pueda diferenciar y ver cosas que otras personas no ven, al trasluz de una lente observo caras, cuerpos y formas, es muy difícil comparar unos con otros y detenerse a comprobar quien o cual es mejor, hombre o mujer, para mi son todos iguales sólo son objetos de observación de trabajo y los cuales normalmente cumplen o no un requisito… Llenar mi lente e instalarse en el interior de mi cámara.

Soy casado y llevo una ferviente relación con mi esposa, nunca mezclo el trabajo con el placer, paso de 40 años y siempre he sido heterosexual, he disfrutado de estar con ella por más 15 años y la sigo viendo y amando igual, es pequeña, blanca, de ojos y cabellos negros con excelente figura bien mantenida hasta sus actuales 38 años, en casa la veo y me excito y disfruto de verla bañarse y enjabonarse suavemente sus nalgas, sus tetas erectas y redonditas, siempre está como danzando para mi, la veo lavar su vagina y me erizo de sólo pensar en cuando la tengo en mi boca, su sabor, su olor a perfume, los líquidos que emanan a la succión de mi boca con ese sabor que sólo le falta néctar para ser miel, el movimiento de su cuerpo al jugueteo de mi lengua en su clítoris, su cuerpo caliente debajo o encima del mío sus éxtasis y continuas llegadas hasta quedar agotada y esperando que yo la llene con mi leche sedosa e hirviente hasta gritar de ardor y pasión y pedir no mas, no mas, no puedo mas, esto hace que la siga amando como desde el principio y tal vez mas, deseándola una y otra vez cuando la veo o la imagino.

Pero siempre hay algo que cambia las actividades emocionales tales como: el tiempo, la pasión, la recurrencia, la costumbre o las cosas nuevas, muchas veces esto hace que uno active nuevas sensaciones o decaiga o deje de valorar lo que tiene ante sus ojos y simple y llanamente no lo ve.

Estando en mi trabajo realizando unas secciones de fotografía para un catalogo empecé a notar ciertos rasgos en un modelo, este al verlo era un tipo común de rasgos asentados labios gruesos, mal afeitado, de piel acanelada, esto por la natación ya que es el deporte que practica, tiene una espalda amplia y bien definida y de cuerpo es mas bien regordete en el resto de su cuerpo, pero había algo que llamaba mi atención, lo marque y dejé para observarlo mejor en el PC. Una vez allí revisé todas las fotos de los y las diferentes modelos y fue cuando de repente me encontré con su imagen la cual tenía una sección de 43 fotografías ¿Por qué hice tantas? si siempre con 10 bastan, me dedique toda una tarde a ver y criticar al modelito casi hasta descartarlo del catalogo, de pronto una foto en bóxer llamó mi atención y al aumentarlo en zoom denoté que sus botones estaban abiertos y su pene se mostraba disimuladamente pero casi erecto, esto llamó aún mas mi atención y deduje que él se excita cuando posa y que le gusta que lo vean, normalmente las secciones de fotos son totalmente privadas con un peinador y un maquillador, llegue a pensar que entre él y alguno de ellos existía una relación sin yo saberlo y por esto era su excitación, no perdí tiempo y busque su número telefónico, lo llamé y fue seco al contestar, le dije que sus fotos habían salido dañadas gracias a su descuido y que había que hacer una nueva sección que lo esperaba esa misma tarde a las 3:p.m., a esa hora llegó con un amigo de su mismo porte a lo que le dije que se recordara que en las secciones no se aceptan compañías ni visitas sólo el personal destinado para este fin, el amigo retrocedió dio media vuelta y se fue encogiendo los hombros como símbolo de no importarle, vamos rápido le dije, desvístete y ponte los modelos de BÓXER que te tocan a ti, se metió al vestidor silbando una canción como malhumorado y fastidiado por tener que repetir la sección, 5 minutos después salió listo para las fotos y pregunto inmediatamente por el maquillador, a lo que le dije el retoque de hoy te lo haces tu mismo, fue al espejo y lo hizo, cuando se dio vuelta hacia mi pude notar que los botones de su bóxer estaban abiertos y disimule como que si no lo había visto empecé a pedirle poses y el con gusto me las daba, baje la cámara del trípode, me acerque a el aumente el zoom y fotografié su pubis frontalmente y lo llame para mostrarle en son de regaño el que todas las fotos que habíamos echo desde hacía una hora también se habían perdido y empecé a mostrarle una a una cada foto hasta llegar a la del zoom y su pubis para que viera su erecto pene saliendo del bóxer a lo que el contesto suavemente, se que estaba abierto pero era la única forma de llegar a ti, ya que eres tan serio y tan varonil, sabes, me dijo; deseaba que notaras algo en mi que se sólo has visto en tu mujer, todo el tiempo veo como la observas desnudándola con tus ojos y se que te excita el sólo verla, imagino la largas noches de placer que se darán y lo mucho que disfrutaran el tenerse, aquellas palabras retumbaron en mi interior y por un momento me detuve reaccionando para contestar y le dije que si estaba loco que yo no era de esos, que soy casado, que sólo lo veo como un trabajo mas y a él como el objeto del trabajo y de paso me había hecho repetirlo 2 veces y el segundo también estaba malo, él me vio hablando tanto que no dijo mas nada y sólo se fue acercando lentamente,,, yo no pude ni moverme y tapo mi boca con la suya sumiendo mis labios suavemente con un beso creando un paso donde no se sabe si es su aliento o su lengua la que te toca y yo impávido sin poder moverme únicamente atinaba a respirar y sentía una humedad extraña para mi dentro de la boca, pude poner una mano en su pecho y retirarlo suavemente a lo que el lanzó un suspiro que se hundía en mi garganta dejando todo su sabor dentro de mi, fue impresionante esta situación, así que me dedique el resto del rato a tomarlo en fotos y cada vez que lo veía a través del lente sentía que me recorría un corrientazo por todo el cuerpo y mi pene se erectaba poco a poco, llegó un momento en el cual no pude mas y me senté al lado de el y le pregunté ¿por que me había echo eso? A lo que contestó ¿acaso no te gustó? Y le dije para este momento no se que decir estoy chocado jamás me había pasado algo igual y menos con otro hombre, continuo el diciendo, si así es… Será, será…, se fue al vestidor lentamente y mirándome de reojos, al estar allí un rato me llamo y dijo que estaba listo para el resto de las fotos, por lo cual preparé mi cámara y me fui hasta el escenario luego me dijo no_no_no, no estoy allí estoy acá y voltee a ver el vestidor y fue cuando lo vi, estaba totalmente desnudo y me llamó sutilmente con su índice y dijo; quiero que tengas unas así para que recuerdes este momento de hoy, me acerque a él y tome una foto y otra y otra y otra y cada vez que lo hacía mi respiración era mas fuerte de repente se vino hacia mi quitando la cámara de una sola vez de mis manos dejándome desposeído y jadeando de excitación era lo único que me separaba de el, luego se vino suavemente y volvió a besarme, esta vez fue diferente como un poco mas agresivo como para que lo sintiera más, yo sólo aceptaba su lengua que era dulce y suave y quería que la hundiera en lo mas profundo de mi así que fui entregándome casi de inmediato, no sabía donde poner mis manos y el las acaricio y llevó suavemente hasta su pene, el cual al tocarlo sentí una sensación extraña ya que el único que hasta ahora había agarrado era el mió, al dejar mis manos allí posadas fue como si algo me imantaba a seguir acariciándolo de pronto mis dedos resbalaban sobre su enorme pene y como sin querer baje la mirada para ver tamaño pene, húmedo totalmente en su precum mojaba ya toda mi mano a lo que el al ver mi reacción dijo ese soy yo observa esto, y se agarró debajo de las bolas y empezó a exprimir hasta arriba del glande para sacar una inmensa gota de precum que puso en las puntas de sus dedos llevando todo aquello que acababa de sacar hasta arriba entre sus labios y los míos hundiéndonos nuevamente en un beso totalmente húmedo por el precum de su pene, lo que dejo un sabor libido en mi boca y me hizo excitar aún mas, de verdad juro que tenía muchos años que no tenía una erección así, el empezó a quitar mi franela suavemente mientras ponía su otra mano en mi pene que aunque estaba debajo del shorts y el bóxer ya humedecía de mi precum hasta afuera, me daba pena que el me viera así y me deje acostar suavemente sobre la alfombra del estrado, el parecía un niño buscando los pezones de su madre cuando empezó a besar mi pecho, dejo caer la punta de su lengua en mis tetillas y de verdad no se como explicar lo que sentía, era sublime, electrizante, paralizante e inquietante, así subió poco a poco hasta el lóbulo de mi oreja dejando caer su entrecortada y excitada respiración que con pequeños susurros dejaba escuchar a la par del silencio un LO QUIERO TODO estoy enamorado de ti y tu no me notabas, pero claro eres muy hombre para fijarte en alguien como yo, siguió hablando y bajando mientras lamía todo mi cuello, mi pecho y llego a mi ombligo y se dedicó a besar y lamer suavemente de arriba abajo, peor cada vez que llegaba cerca del glande se devolvía lentamente hasta llegar a mi boca y sellar ese recorrido con otro beso, su mano en mi pene aún cubierto por la ropa apretaba a intervalos hasta llegar a mis bolas y apretarlas tiernamente, sentía que cada vez que hacía esto un chorro salía de mi glande e inundaba mas mi ropa que ya para este momento tenía una gran mancha encima totalmente húmeda, fue entonces cuando bajó por completo hasta ella y empezó a lamerla como quien come un helado succionando el precum que de mi salía a través de la ropa, para ese entonces ya yo no pensaba nada sólo me deje ir y empecé a sentir y tratar de entender como y por que cada una de estas sensaciones, estuvo bastante rato succionando el precum que dejaba mi pene a través de la ropa y mordisqueaba por encima mi pene hasta que con mucho cuidado fue bajando el shorts y lentamente el bóxer para verlo salir el cual ya tenía una inmensa erección de incalculables magnitudes, dejo acercar su labios a mi glande que estaba totalmente mojado y rojo y por un momento pensé que lo iba a meter en su boca; pero no, empezó a mover su cara para arriba y para abajo desde el glande hasta llegar a mis bolas y lo único que hacía era soplar con su aliento que hervía por la pasión del momento, para este momento ya me tenía a su merced totalmente desnudo, agarró mis manos y me indicó que hacer, toca mis nalgas sin miedo pues ellas no muerden, toca mi pene como antes y disfruta de mi tanto como puedas, acaricia mis piernas y mi espalda, en ese instante su aliento que recorría mi pene se fue transformando en humedad y sentí como su boca se habría para tragar mi pene, de repente el se fue colocando en una posición 69 y yo esquivaba la acción a lo que el me dijo no quiero que lo mames si no quieres sólo huélelo y después veras, siguió recorriendo mi pene con su ardiente boca y su lengua no dejaba de enrollar mi glande, cada vez que lo hacía me estremecía al apretarla y sacaba de mi los mas profundos jugos que podía emanar, hubo un momento en que pensé que eyaculaba pero no era la forma de mamar que tiene, la cual con sus labios apreta la parte baja del pene y con su lengua y garganta mama el glande de pronto y ante esta actitud sentí una gran cantidad de líquido que pasaba a su boca el cual no desperdició ni una gota y me dijo vistes todo el precum que tenías allí te apuesto que ninguna mujer te había hecho esto antes ¿verdad? a lo que contesté ¡jamás¡ esto me incito a oler su pene y fui acercándome hasta llegar a él, aún sin tocarlo sentía un fuerte calor desde todo su miembro cerca de mis labios, mientras el mover de su cabeza que estaba mamándome creaba un ritmo simultaneo en su cadera y a la vez un movimiento en su pene, quise olerlo pero al acercarme a el tuve una reacción pasiva y empecé a notar todos esos olores que tenía, el es una persona igual a mi, también se perfuma toda sus partes, aquello fue la gran sensación oler allí el mismo perfume que yo uso fue desesperante y aún sin querer fui dejando tocar mis labios con su glande que también emanaba grandes cantidades de precum lo que trajo a mi memoria el beso anterior húmedo con el mismo y deje que entrara en mi boca inexperta de estas situaciones, empecé a lamer y besar con lentitud escuchando sus quejidos, al mismo tiempo trataba de disfrutar lo que me estaba haciendo e imitaba lo que el me hacía lo mas perfecto posible que pudiera, en un determinado momento entre en una desesperación debido a tantas sensaciones y sentí como algo tocaba mi ano, resulto que era su lengua que recorría desde las bolas pasando por el periné hasta llegar a mi ano, el cual sentía que me latía cada vez que el ponía su lengua allí, fue desesperante una y otra vez, era una sensación que me llevaba a sentir aureolas de placer como nunca antes a mi alrededor, mientras me incitaba a mamarle mas su pene que ya casi no cabía en mi boca de lo grande que estaba uno 22 o 23 centímetros y un radio de 5 mas o menos pero quería tragármelo y no dejarlo salir nunca de mi boca cada vez emanaba mas precum el cual parecía club soda pero sin gas, y cada chorro lo disfrutaba como el primero, hasta que en determinado momento se detuvo y me voltio cara abajo empezado a recorrer y mordisquear todo mi cuerpo deteniéndose en mi boca para besarme, llego a mis pies y comenzó a sobar cada uno de mis puntos en ellos acompañándolos con suaves mordidas y lamidas finales por cada punto, pasó a subir por mis pantorrillas hasta llegar al centro de mis nalgas frotando su pene entre mis pies, besó cada bello de mis piernas y mordisqueo mis rodillas hasta sacarme gritos, que llegue a pensar llegarían hasta los vecinos por que no podía controlarlos, abrió mis nalgas sutilmente y empezó a lamer mi cuello, boca, espalda y se detenía en mi ano, mas de 20 minutos en esta actividad hacía que mi cuerpo se adormeciese y estremeciera con cada lamida, empecé a jugar con mi ano y su lengua y pusimos algo que el me dijo en practica, era que cuando el pusiese su lengua yo abriera mi ano hasta que su lengua entrara y que cuando el fuera a sacar su legua yo apretara hasta que saliera, esto me causó espasmos casi hasta correrme y fue colocando sus dedos dentro del ano al mismo tiempo que su lengua, llegó un momento en que me dijo tengo 4 dedos dentro ti has dilatado hermosamente ya estas preparado para recibirme, se inclinó y poco a poco se subió a mi espalda dejándome sentir su glande al paso de todo mi cuerpo hasta colocarlo en la aureola de mi ano su pene estaba empapado de precum por que hacía rato que ya yo no mamaba, así que exprimió su guevo desde las bolas hasta la cabeza y sacó otra bolsa inmensa de precum que untó en mi ano lubricándolo mas aún, empezó a presionar suavemente su glande contra mi ano mientras acariciaba mis tetillas y besaba mi cuello, subiendo sus labio hasta mi lóbulo para voltear mi cara y sumir un apasionado beso que me hacía olvidar que estaba tratando de penetrarme, tantas sensaciones simultaneas sólo tenían un final y era el placer de ambos de pronto empecé a sentir su pene perforando mi ano, era inmenso y mi ano era cerrado por muy lubricado que estuviese, era primera vez hacía esto, pensé en lo que siempre le digo a las mujeres con las que estoy; que se relajen y que dejen que entre suavemente y así fui aflojando hasta que sentí algo que tocaba mis entrañas, tuve espasmos intermitentes que me hacían apretar y aflojar, esto lo desesperaba aún mas a el, me acariciaba todo me besaba y me decía que nunca había penetrado un ano tan ardiente como el mío, esto me excitaba sobre manera y empecé a jugar con su pene con una succión anal cuando el lo sacaba y una afloración cuando lo metía, el juraba que el placer que le estaba produciendo con esta acción era sólo comparable con una boca cuando mama, me apretaba contra el y de vez en cuando agarraba mi pene para extraer mi precum y ponerlo entre nuestras bocas en medio de un apasionado beso, de pronto tuve espasmos mas continuos, el me voltio aun calzado quedando yo acostado de espaldas arriba de el lo que me llevo a moverme a par de los espasmos con tal desesperación sólo parecida a la de un niño en su primera vez, sin poder creer lo que me estaba pasando comencé a eyacular con una potencia que jamás pensé que aún tenía, vi el techo mientras el rítmicamente movía su guevo dentro de mi y sentí gotas de leche hirviendo que saltaban y caían hasta mi pecho, mi boca, mi cara, en su cara, era impresionante la potencia con la que salía y la cantidad que había así como lo caliente que estaba esa leche, casi no lo creía sin tocar mi pene estaba acabando pulsado por mi ano y mojándome como un niñito de secundaria me lamía mi propia leche que resbalaba por mi cara y estaba en la de él también sentía que mi culo se habría y se cerraba con una velocidad impresionante y no paraba de tener estos espasmos, mis gritos lo llevaron al éxtasis y gritaba y se movía cada vez mas hasta que aun estando debajo de mi sentía como me bañaba las paredes del recto de una leche que también hervía y me quemaba como un tizón por dentro, lo saco y se lo apretó en el glande llevándolo hasta mi boca y allí descargó toda la leche que le quedaba dentro, era dulce y no lo creía yo lo estaba haciendo me la tomaba como miel, que divina era toda, ¡¡¡¡que desesperación¡¡¡ se volteo quedando nuevamente en un 69 y lamió toda la leche que yo había eyaculado hasta la ultima gota, limpio de mi todo lo que de mi había salido y yo aún tenia su pene en mi boca mamándole los retos del semen que todavía eyaculaba con suaves embestidas, gotas y gotas caían y ser posaban en mi lengua hasta que se deshacían dulcemente, estuve como loco haciéndole esto hasta que subió y me sumió en apasionado beso en el que guardaba los restos totales de su leche y mi leche, permanecimos en esta posición hasta que el beso nos fue derrotando pero la erección continuaba, jamás pensé que yo podría tener una erección así y tampoco antes lo intente por ningún medio, mas bien era tímido y pasivo, lo hacía, lo disfrutaba y ya, y siempre era con mujeres, llego un momento en que le dije no se por que sigo tan erecto y el me respondió… por que así lo quiero yo, se voltio y tomo mi brazo en posición fetal maraqueando sutilmente sus nalgas contra mi pene, comenzando un vaivén divino que me incito a penetrarlo, baje hasta su ano deliciosamente oloroso por aquel perfume algo así como el AZARO y deje mi nariz un instante allí hasta que comencé a lamerlo y ver como se retorcía de placer, gritaba, era dulce en sus movimientos contra mi boca y su ano habría y cerraba tal como yo se lo había echo a el con el mío y me dijo quiero ver mientras me penetras, se levantó y buscó un gran espejo el cual lo puso hacia los pies de nosotros, se acostó boca arriba y me llevo hasta el cara a cara para darnos un inmenso beso en el que trasegamos nuestras salivas y yo no quería que parara, pasó sus piernas por encima de mis hombros y me mostró aquel hermoso culo que con el apretar y aflojar de su ano parecía que hablara pidiendo ¡¡guevo¡¡ le fui apretando mi pene contra el y me vi desaparecer dentro de sus entrañas, me dijo no te muevas que ese es mi trabajo, mira el espejo y disfruta de la vista y cree todo lo que en el verás, movía sus caderas como una niña y masajeaba mi pene con cada movimiento, mis bolas apretaban contra sus nalgas y al mismo tiempo su pene quedaba a la altura de mi boca lo que me permitía mamarlo y beber de el, apretaba sus nalgas hasta lo mas profundo contra mi tragándose todo mi pene y cada vez que yo estaba por estallar se detenía y me besaba o me ponía las dos manos en mi cabeza y apretaba mas para que lo mamara mas y mas, que divino guevo estaba yo mamando, era lujurioso todo este espectáculo de placer y yo estaba allí viéndonos en el espejo, veía mi culo penetrado por sus dedos y del cual de vez en cuando salían gotas del esperma que rato atrás había dejado dentro de mi, mientras mi guevo entraba y salía de su ano una y otra vez, veía la lubricación y su culo abierto para mi botando líquidos desde su ano como jamás lo había visto, su ano se auto humedecía y humedecía mas y mas mi pene en su retardado bombeo, sentí como me venían las contracciones de la eyaculación final y le dije que ya no podía mas que tenía que acabar o iba a estallar, el en ese instante alejó su ano un poquito de la base de mi pene y coloco sus 2 dedos índices dentro de su ano a la par de estar mi pene adentro, empezó a pujar y a ensanchar su ano hasta que vi con asombro como habría todo su ano como una flor y bajó su culo apretando contra mis bolas hasta que vi como entraban dentro de su recto, cerrando su ano con mis bolas en su interior, dios que presión hacia esto, apretando y aflojando su ano mi pene y mis bolas, mientras el me gritaba ¡¡mírame en el espejo¡¡, mira tu ano casi pegado con el mío, me ocasiono una eyaculación que jamás había tenido mientras sentía como la aureola de su ano masajeaba todas mis bolas en la base de mi periné que aún estaban dentro de el, tanto placer que ejercía cuando apretaba y me dijo ahora acabo yo no me toques el pene y mira deja que mi leche busque su rumbo sola, acto seguido baje la mirada para ver su pene y de inmediato su leche llego derecho a mi boca y toda mi cara sin mayor esfuerzo, bebí un poco y otro lo deje correr por mi pecho y cara mientras el seguía apretando su ano que guardaba celosamente mi pene y mis bolas, gritaba de placer y llamaba a un tal DIOS… DIOS… rasguñando la piel del pecho restregando la leche que me acababa de mandar se fue sentando suavemente hasta sacar mis bolas de su ano y quedo encima de mi besando mi pecho y limpiando con su boca y su legua mi pecho gota a gota de su leche eyaculada, luego se vino directo a mi boca para depositar en ella toda la que había recogido y sumió un bello beso hasta que ya no hubo leche que compartir, mientras tanto su culo se movía rítmicamente provocándole escalofríos que lo hacían gritar y al mismo tiempo suspirar y besarme lo que hacía que mi erección continuara sin cesar, me dijo quiero dormir así, a lo que conteste lo que tu quieras para mi está bien nos sumimos en un nuevo beso hasta quedarnos dormidos. Al despertarnos empezamos una nueva tarea y jamás supe cuantas horas pasaron hasta que llegó el siguiente día, cuando desperté esta vez el estaba dentro de mi y mi boca todavía tenía rastros de leche, esto me incitaba a seguir sin parar lo saque de mi ano y estando aún el dormido comencé una faena de mamado hasta sentirlo eyacular nuevamente en mi boca y disfrutarlo hasta lo último.

Esto fue el comienzo de algo que hasta ahora lleva 5 años y no he podido abandonar. Cada vez que tenemos nuestra relaciones el hacer el amor con el me lleva a un renacer que después me excita a cada momento y esto hace que tenga múltiples relaciones sexuales con mi esposa.

Los amo a los dos.

YAVA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*