De compras

Salí de casa a comprar pan. Era un día de verano, de esos en que uno va en slaps y pantaloncito corto. De pronto en la panadería me crucé de miradas con un chico simpático. El me miró y yo le miré sin decirnos nada. Compre lo que fui a comprar y salí de allí. Cuando creí me despedía dejando a un cuerito lejos de mí, volví la mirada y me seguía detrás. Estaba como a media cuadra y empece a caminar más lentamente. De allí me alcanzó en pocos segundos. Me preguntó mi nombre y se lo di le pedi intercambiarnos correos y me dijo porque mejor no vamos a mi departamento. Era joven y tenía un departamento, vivía sólo y despreocupado. Yo quería cambiarme e ir decentemente vestido el me subio a un taxi y llegamos rápido. era un setimo piso, con las vetanas abiertas daba frente a una corporación. Quis besarme, me deje, y luego en medio de caricias intimas me pregunto, lo hacemos? yo lo quería porque nunaca lo había hecho. Corrimos a su dormitorio y nos desnudamos. Quie gran polla, se la chupe insistentemente y el hizo lo mismo.

Me dejo hacer lo que quería y descubriendo sus grandes muslos, me deslice entre sus piernas comiendomela toda, luego excitado quise penetrarle y se dejo. Fue el extasis, un culo grande y travieso, que se movia al compas de mi frenetico movimiento. La di una y otra vez, le bañe las nalgas y le esparci en su cuerpo, que rico todo bañado de leche, listo para ir a comer el pan…

Escribanme a enfalima@hotmail.com para darme sus comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*