En la tienda de videos

Fui con mis ojos libidinosos a buscar una película de sexo a una conocida tienda de videos de mi localidad. Estaba fuertemente motivado y quería ver sexo para saciar mis ímpetus juveniles.

Me paseaba por los estantes para descubrir aquella película que encendiera mi pasión y recorri cada uno de los pasillos. De pronto cruce mi vista con un joven trigueño que buscaba algo similar.

Fui por un lado y alli estaba. Parecía seguir mi mirada. Pensé que era mi deseo que originaba pensase que me seguía. No podía resistirme a su esbelta figura y fina manera de vestir.

Quedaban pocos minutos y tal vez si no le hablaba no le veia más. Le vi llegar en un automovil deportivo.

Decidi que era de los mios. Esos ojos traviesos que saben lo que quieren.

Ante ello me acerque discretamente y le pregunte si había visto la película que tenía entre mis manos. Una película de Stiker un bello porno gay. El vio la película entre sus manos, leyo la trama y me dijo.

Me encanta porque no la vemos juntos. Tengo una hora y debo volver a mi oficina. Asi me llevo en su carro velozmente a su habitacion directamente.

Emprendimos a ver la película y a los diez minutos ya estaba encima moi. Que felicidad. Empezamos a hacer todo lo que vimos como buenos estudiantes. Y repetimos las escenas de sexo varias veces.

No lo podía créer la pelicula que habia ido a ver se habia hecho realidad y ahora disfrutaba de sus escenas en vivo.

Dije cunado tuvo que irse a su oficina. Mañana ire por otra pelicula…

Escribanme a enfalima@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*