Sentir y Gozar por Primera Vez

La historia que les voy a contar efectivamente me ocurrió, es verídica.

Tengo 55 años, estoy casado y siempre he sentido inclinaciones homosexuales desde antes de casarme, las que he mantenido satisfaciéndome sólo, masturbándome ocasionalmente con consoladores, pero siempre deseando que alguna vez tenía que ser real, es decir tenía que estar con otro hombre,sentirme poseído, en una situación que para mi era totalmente desconocida, no tenía idea como ni cuando podía ocurrir, pero yo anhelaba que se presentara la oportunidad y si ocurría me había propuesto no dejarla pasar, …..y eso ocurrió.

Por razones de mi trabajo hace casi un año me tuve que desplazar a una ciudad alejada de Lima, estando paseando por las calles entré a una cabina de Internet para pasar el tiempo, y como siempre buscando en paginas gay para recrearme con esos hermosos cuerpos y enculadas que me gusta mirar; recién había empezado y me doy cuenta que en la cabina vecina un joven me pasa la voz enseñándome su monitor con fotos de muchachos gay penetrandose, con ese detalle me aborda. se acerca a mi cabina y me pregunta si me gustaba ver hombres, le respondo que sí que siempre que estoy en Internet lo hacía, me sentí excitando, mi corazón latía aceleradamente, presentía que estaba cerca de la situación que estaba buscando, la conversación continúa y me pregunta si había hecho el amor con un hombre, le contesto que nunca y la siguiente pregunta fue si quería hacerlo con él, no lo podía creer estaba siendo seducido por este joven proponiéndome hacerme el amor como yo quisi! era, ´lo acepté inmediatamente casi balbuceando de digo vamos, mi boca está seca siento que me ahogo pienso es la emoción, por fin voy a ver realizado mi deseo, después de ponernos de acuerdo en el como y donde, salimos de las cabinas y abordamos un taxi que nos llevó a un hotel cuyo nombre no recuerdo.

Ya en la habitación nos desnudamos y mi joven amante tomando la iniciativa me pregunta que quería yo hacer, vaya pregunta me dije, ese momento yo solo quería que este chico me amara lo miré, lo encontré bello, pero yo no estaba en situación de querer culear sino lo contrario quería ser penetrado y así se lo dije; estando sentados al borde de la cama me doy cuenta de su miembro, está totalmente erecto, me sorprendo que yo pueda ser el motivo de tal excitación, y se lo digo, estás al palo, tomo su pene en mis manos lo masturbo suavemente y después con fuerza lo aprieto para sentir su poder nunca antes había agarrado una pinga que no fuera la mía, mi excitación es cada vez mayor sigo masturbándolo y no aguanto más y me inclino hacia el, le doy un beso a su pene abro mi boca y me la meto suavemente, la humedezco totalmente me la meto hasta el fondo, siento su grosor, ligeramente delgado en la cabeza y grueso en el fond! o, me la engullo con placer el me deja que haga lo que quiera, sigo chupando su pinga, me gusta paso mi lengua por todo el largo de punta a base, también lo hago con sus testículos, los veo son pequeños pero no importa me engullo en la boca uno de ellos, el prepucio está mojado de mi saliva, asciendo nuevamente a la punta y continúo chupando, me gusta está delicioso, no me imaginaba que esto me pondría tan excitado, estando el muchacho estirado en la cama yo lo acaricio recorro con mis manos todo su cuerpo, su pecho, beso y lamo sus tetillas, sus muslos, el cuello, y nuevamente a chupar la deliciosa pinga, el como todo un experto espera mi movimientos y se deja hacer y no era en vano pues bien sabía él que a continuación tomaría la iniciativa cumpliendo un papel muy activo.

Luego se para en la cama y yo arrodillado al frente me toma de la nuca y me mete la pinga en la boca y comienza frenéticamente a meter y sacar, su pene llega hasta mi garganta son tan rápidas las arremetidas que cuando toca el fondo no siento nada, pienso me esta cachando por la boca, sigue golpeando mis amígdalas y temo se vaya a correr. Me retiro me pongo de cuatro patas arrodillado a un lado de la cama y le pido que me lama el culo, lo hace y yo me siento en la gloria mi culo está totalmente afeitado así que siento recorrer su lengua en mi ano y mis nalgas una y otra vez pasa la lengua por mi culito ya no puedo más mi arrechura llega el límite y le digo Ya entra, y en la posición que me encuentro le entrego mi culo veo que se pone el condón y metiendo sus dedos en mi culo aplica el lubricante, OH! ya va entrar el sentir sus dedos lubricados en mi intestino me hace sentir un placer desconocido no es igual que mis dedos pienso, estos son mejore! s, estando en esa posesión, siento que mi muchacho amante se coloca tras mío yo estoy de espaldas no volteo solo espero el ingreso de ese miembro viril en mi culo, siento su roce,..está buscando la entrada …pienso entrará fácil ya que mi culo está relativamente abierto, pero me equivoqué.. cuando encontró la abertura que buscaba empuja y no entra, vuelve a intentar y ahora sí entra la pinga con fuerza y profundamente hasta el fondo, grito de dolor me duele adentro, en cada arremetida grito y también emito gemidos de placer entra y sale, entra y sale y yo soporto las arremetidas, son tan fuertes que en un momento casi me saca de la cama, se me caen los lentes, me agarro de la cama para no caer y el muchacho sigue dándome por el culo, te gusta me pregunta, si me gusta le digo, pero tienes una pinga que me hace doler, por un momento baja la intensidad para después darme por el culo de manera rápida y frenética con fuerza y yo grito sin volunta! d no se si de dolor o de gozo, me está dando por el culo brutalmente y no pienso en nada me he abandonado este muchacho puede hacer lo que quiera conmigo y yo no voy hacer nada por impedirlo, solo estoy concentrado en lo que me está haciendo.
Cambiamos de pose ahora me toma de frente piernas al hombro, nuevamente la penetración es profunda, hasta el fondo, las arremetidas también son fuertes pero aguanto, este muchacho sabe dar placer estoy totalmente excitado solo quiero que siga, en ese momento pienso y digo, ! como no he traído la filmadora¡ por dios que me hubiera gustado grabar el encuentro para verme después como me culeaba, es todo un experto, al concluir me quedo exhausto sobre la cama, totalmente agitado estoy empapado de sudor la excitación ha sido al máximo, este muchacho que recién había cumplido los 20 años es un verdadero experto me dio placer como no me lo podía haber imaginado,

Hasta ante de ese día no sabía como me iría cuando me culeara un hombre, ahora ya lo se y me gusta, se lo que es gritar y gemir de placer descontraladamente, y se lo debo a este muchacho por esos casi 30 minutos de placer que dio y que hasta ahora los recuerdo,

Es una lástima no tener contacto con el ya que no le pedí su correo para mantenernos en contacto.

Quisiera sus comentarios a JuanCristobal calorinsaciable@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*