Mi primera mamada

Me llamo David y te quiero contar mi historia de como me fue en mi primera vez.

Yo tenia 13 años y estaba en el primer grado de estudios secundarios, me llamaba la atención ver algunos compañeros que cuando se sentaban, se les podia notar un paquete impresionante para la edad que teniamos.

Pero no habia fijado mis ojos en ellos pues tenia otras aspiraciones, me refieo a Pacho, un joven albañil que vivia junto a mi casa y aunque no era muy alto tenia un cuerpo de pelicula.

Una noche que me quede solo en casa, él iba a bañarse y lo llame porque no me aguantaba mas, no queria que su escultural figura pasara en toalla frente a mi y yo sin poder hacer mas que solo ver su super pectoral, y ver como la toalla desde la toalla me coqueteaba con su ernorme falo… le propùse que me acompañara porque estaba solo y tenia un poco de miedo, el accedio pero dijo que despues de bañarse, porque esta mal oliente, él no lo sabia pero su olor a hombre me tenia loco y a punto de bajarle la toalla y meterme todo su palo en la boca. Entonces le dije que mejor se bañaba en mi casa, al fin yo estaba solo y podiamos bañarnos juntos en el patio. El se molesto por la propuesta y me dijo que que era lo que queria con él, entonces le dije que si no podia, fresco, que no pasaba nada y me despedi pero antes de irme me hice el marica y le roze el pene con el trasero, simulando que me trapezaba, entonces él entendió y me dijo que se iba a buscar ropa para quedarse conmigo.Empezamos a bañarnos y él que no tenia mujer y hacia poco terminó con la novia me dijo que apagara la luz del patio pues en el segundo piso podian asomarse, pero él no sabia que en mi casa solo estaba yo y que me quedaria solo dos noches mas. Luego del baño en el que por fin pude ver un enorme paquete, que un diminuto pantaloncillo intentaba esconder, y trate de que no notara que lo miraba pero se dio cuenta y me dijo, si sigues en ese plan te hara lamentarlo. Le dije que que me haria, y me dijo que si en verdad queria saber, “veamos” le dije, entonces me dijo “vamos a tu cuarto” y lo segui, pero en la cocina no lo pude evitar y lo prendi por que me lo queria comer, y empecé… en cuestión de segundos ya la tenia dura como una coloumna de cemento y palpitaba como agitada, el me cogió por la cabeza y empezo a hacer como si me cogiera pero con gran frenesi y mi garganta sentia que se me abría y me decia que yo era su perra y que en adelante mas nadie tendria lugar en mi cuerpo para pentrarme. Pero él no me penetro en ese momento, sino que cuando estaba por terminar la saco y me rego todo su nectar en la cara, untándome el cabello… espero que te guste, no redacte la parte de cuando me coge pero otro dia lo hare.

dav

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*