Profanando a mi vecina bien portada de 50 años, con tan solo 17 años !

Les contare lo que me sucedió cuando tenía 17 años, soy un chavo alto 1.90 mts que juega basquetbol y vivo en unos departamentos donde tengo infinidad de vecinos, entre ellas una señora que fue azafata en una línea de aviones, ella es de piel blanca, hermosos ojos color miel, busto grande fácil copa ¨C¨ y de un cuerpo espectacular, pues va al gym todos los días, a pesar de sus 50 años, la señora está muy bien de nombre Karina, siempre nos saludábamos, especialmente cuando organizaba sus cuestiones religiosas. Siempre me gustó mucho pero no tenía la mínima oportunidad pues es muy bien portada, hasta que idee un plan para poder estar con ella y profanar, corromper a esa señora tan bien portada, eso me prendía y me llenaba de lujuria, empecé con mi plan, primero le mostré mi cuerpo marcado por la ventana esperando que ella me viera y me vio, un día mi madre me mando cambiar el tanque de gas de la Karina, fui pero la verdad que con tan solo ir a verla tenía un erección la cual no oculte para nada esperando que ella se diera cuenta, empecé a cambiar el tanque de gas el cual deje flojo para que escapara su gas y regresar pronto, cuando me agache a recoger las llaves pude ver que llego por detrás mío y se me ocurrió voltearme violentamente, tratando de hacerla caer y en el camino agarrarla de la cintura para que sintiera mi erección, pues así lo hice, me volteo y al empujarla la agarre de la cintura pegándomela fuertemente al cuerpo, solo dije, perdón, perdón Karina no te vi y la solté, tratando de disimular el accidente, ella se puso roja, roja y abrió los ojos como diciendo, lo sentí todo, ella solo dijo no te preocupes hijo, solo pensé la semilla está sembrada.

Así pasaron los días y mi plan continuo con dejarme ver por la venta, un día que salí de bañarme pude ver que me observaba, hice como que el boxer que me puse no me gustaba y me lo quite sin pensarlo, me pene estaba erecto, lo toque en mi mano como acomodándolo y me coloque otro boxer, al mirar por la ventana su cortina estaba cerrada, evidentemente me vio desnudo, continúe con el plan, su actitud a hacia mi persona empezó a cambiar la empecé a saludar de beso y al hacerlo le ponía la mano en la cadera, ella se sonrojaba, continuaron pasando los días, nuevamente su tanque de gas se terminó y mi madre me mando, dijo revisa si no tiene fugas, ok, le dije, llegue a su departamento y le dije me mando mi mama a cambiar el tanque, ok, hijo, vamos y subimos, ella traía un vestido, largo al tobillo y su blusa manga larga, bien tapados todos sus grandes atributos, fuimos y cambie el tanque, le dije para mí que su tubería en el departamento tiene fugas, solo dijo no se de eso, porque no revisas en el departamento, ok, vamos le dije, llegamos al departamento, entramos, fuimos a la cocina y era un lugar pequeño, le dije apague su boiler, lo apago y dijo, salgo porque esta reducido, le dije si paso, y al pasar de tras de ella le arrime todo mi bulto, por el reflejo de la ventana pude ver como cerro los ojos de excitación y allí fue el momento de atacar.

La tome por la cintura, ella suspiro pero sabía que debía actuar rápido, levante su falda violentamente, metí mi mano hasta su ropa interior y metí un dedo en su vagina, ella solo suspiro, pude sentir como su vagina se humedeció, continúe metiendo el dedo para llevarla a un punto de no retorno, si no lo hacía así se arrepentiría, en ese momento ella decía si, si mi niño, hazme tuya, le levante la falda y me metí, buscando como loco su vagina, mi lengua estaba besando su vagina buscando su clítoris, lo cual ella facilito, lo encontré fácilmente pues su gemido me lo indico, solo decía, dios que lengua, mas, mas, mi niño, continuaba lamiendo como loco, mientas quitaba su falda, su calzón lo rompí de una pierna y dejo de estorbar, con una mano abrí su blusa, solo saque de su braseare sus grandes senos, los apretaba lo cual la ponían más excitada, continúe lamiendo su vagina como loco, sus jugos eran un manjar, yo estaba como loco, una vez que no aguante más, le di vuelta y empecé a morder sus nalgas mientras metía mi dedo a gran velocidad en su vagina haciendo circulos, estaba muy muy mojada, solo gemía de placer, con mi lengua besaba la rajita de sus nalgas metiendo la lengua más y más hasta que llegue a su ano, tibio y apretadito, ella se estremeció, mis dedos haciendo círculos dentro de su vagina y mi lengua en su ano, estaba como loca, cuando de repente, soltó un gemido de placer y una gran cantidad de fluidos salió de su vagina, no me importo y seguí, me baño la cara, allí supe lo que era un orgasmo, me pare, la empine y de un solo empujón la penetre todita, solo pego un gemido de placer impresionante, empecé a bombear como loco, solo quería rebotar en esa nalgotas, le apretaba las nalgas, la sujetaba de la cintura, agarraba su senos, los apretaba, jalaba su pezones, estaba como loco, solo pensaba en profanar esa señora tan bien portada, corromperla hasta mas no poder, la tenía donde quería estaba empinada en su cocina recibiendo mi pene de 19 cm de un joven de 17 años, 33 años más joven que ella, así estuve hasta que pude sentir como se venía su segundo orgasmo, sus gemidos incrementaban, en eso pude sentir como se venía, sentía contracciones en su vagina y no pude más, solo dije me vengo, solo dijo si mi niño, si, déjalos bien adentro papito, uff eso me prendió más, la sujete fuertemente esperando llegar al fondo de su vagina para descargar todo, basta decir que me vine a chorros, así quedamos un minuto, me salí de ella y le di vuelta, no quería mirarme, la bese, nos dimos un beso largo, ella me abrazo, no me soltaba entendí que quería sentirme pegada a su cuerpo, al separarnos, pude ver como de su vagina salía restos de semen, estaba goteando, ella solo dijo hay que pena, no hay problema mi vida le dije, tome su ropa interior rota y limpie parte del semen que le escurrió, tome una buena porción en mi dedo, lo acerque a su boca, solo dijo, no, no, no bebe, no, abrí su boca y metí mi dedo, pude sentir como empezó a chuparme el dedo con restos de semen y jugos de su vagina, respiro profundo y estando con los ojos cerrados ella, le coloque la falda, arregle su braseare y cerré su blusa.

Pase a su baño me limpie para evitar el olor a los jugos del amor y salí a su sala, platicamos un rato, en eso le pregunte, estas escurriendo amor, solo dijo, así me dejaste canijo chamaco, en eso me dijo, esto no debe pasar, a lo cual le dije, si no me recibes en tu departamento, un día te voy a violar en el estacionamiento, en eso su cara se llenó de lujuria, solo respiro profundo y dijo, no me antojes bebe, me despedí, al salir ella me dijo, cuando vienes de vuelta mi niño, usted dígame cuando me enseñara más cosas, se sonrojo y dijo mañana mi niño, le di un beso y me fui.

Parte de mi cometido estaba cumplido, corromper, profanar a una señora bien portada, hacerla viciosa y adicta de un joven de 17 años y 33 años más joven que ella.

Continuara……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*