Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Como paso de ser mi puta a ser la de todos – Parte 1

Ya no recuerdo como empezó todo esto. Si fue por propio deseo o si se fue alimentando a través de leer, escuchar sobres el tema, incorporándolo. Seguramente fue una mezcla de los dos, que se fue retroalimentando, y pasando de una mera idea al crudo acto.

Siempre de más pibe pensé que estas cosas solo le pasaban a viejos feos, aburridos y especialmente degenerados, que hacían esto. Con esto, me refiero a sentir placer al saber, ver o escuchar como tu pareja da y recibe placeres de otros. Jamás pensé que llegaría a semejante excitación. Que el simple relato de un hecho te haga llegar a un clímax de orgasmo, que no llegaste de ningún otro modo.

Mi nombre es Juan, estoy llegando a los 30, soy un pibe alto, medianamente flaco, no particularmente ejercitado, pero podría decir que me mantengo bien en forma. Estoy de novio, hace unos 4 años con Laura, de mi misma de edad, menudita de metro 60, morocha con algunos reflejos rubios, un cuerpo delgado, unas tetas medianas tirando a chicas pero muy linda, en forma y aspecto.

Pero lo que más se destaca de todo, es su inmenso culo, no gordo en caderas, sino grande hacia afuera, algo de otra galaxia, algo que me resulta muy dificil encontrar en el común de las mujeres que uno se cruza. Básicamente, cualquiera le pondría un 10 de culo, y principalmente yo.

Nuestra pareja no le escapaba a la normalidad de una pareja estándar y todo lo que llegar a conllevar. Muy buen sexo, pero obviamente con el desgaste de los años de relación, que te obligan a ir indagando en conocer y explorar nuevos caminos en el sexo. A si comenzó, muy tímidamente, muy de abajo hablando en lenguaje sucio, yendo de a poco hacia algo cada vez más fuerte. Desde un simplón: “la quiero adentro”, “dame más” en un principio, pasando a un “quiero toda tu pija”, “te la voy a chupar toda”, siguiendo luego con “quiero que me llenes todo el culo de leche”, “me voy a tragar toda la lechita”. Esto a través de los meses, años, haciéndolo yo primero, también pidiéndole, fue aflojando y dándose cuenta que era algo que a mí me gustaba y mucho, y supongo que a casi todos los hombre también. Hasta acá todo normal, nada fuera de lo convencional. Pero luego dimos un salto de calidad.

Comencé a convencerla a que el pedido pase de “quiero chuparte toda la pija” a “quiero chupar muchas pijas y tragarme toda su leche”, de “este culo es solo tuyo” a “este culo no es tuyo, es de todos, porque soy la más puta”. No fue algo simple pero de a poco lo fui logrando, y haciéndole entender de forma indirecta que era lo que a mí me gustaba, y solo pasaba por un mambo en la cama entre nosotros. En un principio costaba sacarle una oración, tenía que decirle lo que tenía que decir, pero luego fue adoptándolo y haciéndolo solita. Luego pasamos a una tercera etapa, ya no recuerdo como y cuando. Pero recuerdo que ella estaba haciendo toda la previa antes de chuparme la pija. Yo tirado en la cama, ella en cuatro al pie de la cama, besando y lamiéndome la zona de la pelvis, mientras que cada tanto me miraba a los ojos. En un momento le dije:

-¿Me la vas a chupar toda?
-Si, te voy a chupar toda esa pija que tenes y a tomarme toda tu leche
-¿Solo a mí me la vas a chupar?
-No, se la voy a chupar a cualquiera que me la quiera dar
-¿Me la vas a chupar como se la chupaste a todos los pibes con los que estuviste?

Ahí la descoloque, sin dejar de hacer lo que hacía (besando, lamiendo alrededor de mi pija, amagando a chupármela) me miro extrañada, como un ¿Y eso? Pero me siguió el juego.

-Si, te la voy a chupar como se las chupe a todos los pibes con los que estuve.
-¿Te gusta chupar más mi pija que las de ellos?

Ya estaba yendo más lejos, pero consideraba que era mi oportunidad para empezar a romper el hielo por ese lado. Por suerte me siguió la corriente:

-No, a mí me gusta chupar la pija de todos por igual
-Bueno contame cómo se las chupabas entonces
-¿Qué queres saber?

Antes de seguir con todo esto, tengo que aclarar que antes que yo la conozca y me ponga a salir con ella, había estado casi dos años de soltera, se vio 7 meses con un pibe, pero lo re cagaba. Yo sabía que había estado con un par, pero nunca me había contado ningún detalle, ni sabía mucho de lo que había hecho, lo que no con cada uno, cuantos habían sido, en que circunstancia, etc.

-Quiero saber, que hacías con ellos, ¿primero le hacías una paja?, ¿les chupabas la pija?, ¿te los cogías?
– Y depende, pero en general no me cogí a casi ninguno, ya sabes.

Ella dice que salvo a mí, el pibe con el que estuvo 7 meses y su ex novio, no cogió con ningún otro

-¿Y qué hacías?
-Y en general, ellos a mi me metían los dedos, me chupaban las tetitas, a algunos les hacia una paja y a otros también se las chupaba
-¿Cuándo se las chupabas que hacías, que acaben solo, te acaban en la boca?
-Noo, a mí siempre me gusta dejar satisfecho a la persona con la que estoy, casi siempre dejaba que me acaben en la boquita, les decía que se relajen, y les daba a entender que yo me ocupaba de todo.
-¿Después la escupías o la tragabas como conmígo?
-La tragaba siempre, obvio, me gustaba ver como se retorcían de placer cuando acaban

No podía más con la excitación, era tal que temblaba mientras me iba relatando todo. Explotaba de calentura, no podía creer lo que estaba viviendo, nunca había sentido algo igual, es una mezcla de adrenalina con máximo de excitación. No me pude contener y le pedí que me la empiece a chupar, no dure ni 20 segundos y deje que la reciba toda en la boca, mientras le decía:
“Dale trágate la leche como te la tragaste de todos los pibes que le chupaste la pija, puta”

En definitiva, mi novia era una puta, le encantaba satisfacer a todos con los que estaban, y todo eso a mí no me gustaba, ¡me fascinaba!, agradecía al cielo por estar con alguien así y no una santita que no haya hecho nada en toda su historia pasada.

Pero esto tampoco quedo ahí…

A partir de esta oportunidad, no quise desperdiciar seguir sabiendo sobre ella y su pasado, conociendo cada vez más detalles, entonces cada tanto, cuando se va le iba pidiendo que ella me cuenta de experiencias que tuvo con flacos, al principio, temerosa, no quería contar nada por el miedo a que después yo se lo eche en cara. No hay que dejar de lado que vivimos en una cultura machista, donde las mujeres suelen avergonzarse de gozar en la cama con un hombre que no sea su pareja.

Yo empecé a recordar que ella, al separarse de su ex, a los pocos meses se fue de vacaciones a la costa con 4 amigas y que dijo haberlo pasado bien. Me había contado que había hecho varias previas con pibes, tanto en casa de ellas como las de otros. Entonces comencé a indagar por ese lado, siempre en la misma situación, en la previa de chuparme la pija (no me pregunte porque).

-Dale contame alguna, cuando te fuiste con las chicas a la costa.
-Bueno que queres que te cuente
-Quiero saber qué onda, ¿estuviste con alguno en ese viaje?
-Mmmm si

Mi pija empezaba a ponerse muy dura, mientras hablábamos y ella me iba lamiendo el tronco de la pija, pero amagando a metérsela toda adentro de su boca. En seguida, pone cara de recordar y comienza a contarme:
-Te acordas que te conte que mi amiga se había cogido a uno, de unos flacos que nos alcanzaron con su camioneta después de un boliche,
-Sí, me acuerdo
-Bueno, se lo cogió ese mismo día, porque vinieron para nuestra casa después de alcanzarnos. Era medio el final del viaje y las otras dos chicas ya no estaban, se habían tomado el micro de vuelta. Mientras mi amiga se fue al baño con el otro pibe, quede medio de garpe con en otro amigo. Empezamos a charlar,
Lau -¿Qué estudias?
Flaco -Ingeniería mecánica
L -A mira que bueno (bla, bla, bla), justo andábamos necesitando alguien que nos arregle la llave de luz que no funciona jajaja
F -Dale no hay problema,
L -Noo, era una joda, mira si vas a hacer eso
F -No es problema, para mi es una boludes, además nuestros amigos tienen para rato parece

Ahí el pibe fue a la habitación con un cuchillo de la cocina, y arreglo la llave de luz.

L -Que genio, lo arreglaste
F -No hay problema, fue una boludes para mí
L -Bueno de alguna forma te lo tengo que pagar
F -No es nada…

Mientras le decía eso me le acerque en la habitación y empezamos a chapar, no me gustaba mucho el pibe pero había sido muy copado. Nos sentamos en la cama, seguimos chapando y ahí el me empieza a sacar la ropa de a poco, me saco la remera, yo lo seguí, después me desabrocho el corpiño y me empezó a chupar las tetas. Inmediatamente le empecé a tocar la pija por encima del pantalón, tenía una erección importante. Yo tenía una pollera de jean, y me empezó a tocar por debajo de la pollera pero por encima del culot. Me la corrió a un lado y me empezó a colar los dedos. Yo no me quede atrás, le desabroche los pantalones y se la empeze a pajear. Al toque, me dice que quería coger, yo le dije que no daba, y demás.

L -Coger no, perdón, pero te aseguro que el trabajito que hiciste te lo voy a recompensar.

En seguida le saque su mano de encima mío, me arrodille en el piso de la habitación y se la empecé a chupar. El flaco estaba que no podía mas, mientras se la chupaba, cada tanto lo miraba a los ojos para ver como disfrutaba, en una de esas el flaco estaba por acabar.

F -Voy a acabar no puedo mas!!!
Yo con señas le di a entender que tranqui, que lo haga sin problema. El flaco acababa y yo mientras me iba tomando su leche.

Yo volaba de la excitación, ya a esta altura ella me la estaba chupando despacito, mientras iba haciendo pausas en el relato y yo le decía -¿y que paso?, como un niño que le hace una pregunta a sus padres.
-¿Se la tragaste toda?
-Si, ya te dije, a mí me gusta dejar satisfecho al que estoy complaciendo

En esa vez, le dije que se dé vuelta que me la iba a coger, yo estaba para acabarle todo en el momento, pero también la veía excitada a ella y no quería dejarla insatisfecha. Entonces, la puse en cuatro, la bombeee como nunca y le deje todo el culo manchado de leche. No iba a dejar la oportunidad de saber todo sobre ella, lo puta que habia sido y ni me imaginaba lo gran puta que podia llegar a ser…

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*