Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi primera vez por el culo

Aunque ya me había alejado bastante de Sebastian, seguiamos teniendo uno que otro encuentro ocacional. Yo estaba a punto de cumplir mis 15 años y seguia cogiendo con mi primo Manuel, quien ya me venia pidiendo de hace rato que le entregue mi culo, lo que aún no me animaba. De a poco y valiendome del porno qu veía en internet, empece a jugar sola con mi culo primero en la ducha, para despues ir introduciendome diferentes objetos. Lo disfrutaba, sentía mucho placer hacerlo y me imaginaba como sería sentir un pedazo de carne caliente y latiendo a dentro. Así fué que tome la iniciativa de pedirle a Sebastian que el fin de semana se llagara por mi casa ya que mi padre no estaría, mi madre como siempre sale y yo quedaría sola en casa durante toda la siesta y la tarde. El llego como a las 3 de la tarde, yo estaba ansiosa, recien terminaba de ducharme y lavar bien mi trasero. Lo veo llegar desde lejos, desde el ventanal le indico que ingrese por la parte trasera, yo lo espera solo con mi bata puesta, hasta que llego me encargue de cerrar todas las cortinas, así que en cuanto entro nos abrazamos y nos comenzamos a besar profundamente. El me empujo al sofá y abrió mi bata, de inmediato se arrodillo en frente y me comenzó a comer la concha ya super húmeda y caliente logrando que me venga a los pocos minutos mientras yo le sostenia la cabeza fuertemente contra mí. Me tocaba devolverle el favor y el lo sabía así que se paró frente de mí y saco su verga, me prendí de inmediato y se la mame con fuerza mientras el me daba el ritmo tomandome de mis pelos. Se la succione sacandole toda su leche al poco momento. De ahí nos dirigimos a la habitación, se la volví a mamar y tomo fuerza al instante, lo monte y lo comencé a cabalgar, luego me puse a cuatro y me entro con mas fuerza aún. Estabamos a punto de venirnos así que gire y abrí bien mis piernas para que entre toda mientras nos besabamos jugando con nuestras lenguas hasta que llegamos juntos dejandome su leche adentro.
Ahí descansamos un momento, luego le dije que quería probar por atras, él se entusiasmo pero le dije que primero quiero probar de introducirmela yo pero que él me dilate el ano. Lubrico su dedo y empezó a jugar con mi culo hasta que empezó a introducirlo dando mucho placer, y casi nada de dolor. Luego fué su segundo dedo y hasta un tercero, pero ya quería su pedazo dentro así que entre suspiros le pedí que me la metiera, me sentía totalmente lista y sin miedo alguno, apoyo su cabeza en mi culo y presiono suavemente, y por la lubricación que tenía entro sin ningún problema. Hizó suave tal vez los primeros 5 movimientos pero como solo escucho gemidos de placer de mi parte empezó a bombearme bien duro por un buen rato hasta que me dejo toda su leche dentro. Esa siesta me la metio 2 veces mas por el culo, y con esto me termine de convertir en una verdadera puta.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*