Mi gran error

Mi nombre es Javier,estoy casado algo mas de 20 anos,mi matrimonio fue bien normal hasta hace 2 anos,nuestro hijo se caso y mi esposa y yo quedamos solos,nuestra vida sexual era mas o menos normal no habia mucho sexo pero eso es normal despues de 20 anos de convivencia.Mi esposa tiene una hermana que es divorciada,ellas salian a menudo al cine a las tiendas,etc.Siempre tube una gran confianza en mi esposa,hasta que un dia buscando unas llaves en su bolsa encontre una caja de condones,cosa que nunca nosotros usabamos,cuando mi esposa se levanto la pregunte por los condones ,ella me dijo que eran de la hermana,yo crei lo que me dijo pero yo veia cambios en ella,mas salidas y ropas mas provocativas,y menos relaciones sexuales,un dia despues de mucho rogar pude tener sexo aquello despues de tanto tiempo fue como volver ser joven.Entonces ella me pregunto si me habia gustado logicamente le dije que si,entonces fue cuando,me dijo que tenia un amante,y que era mejor que yo lo supiera,que ella no queria dejarme y que lo mejor era que yo aceptara la situacion,tubimos una bronca bien grande y ella se fue a vivir con la hermana,los celos me comian,fui a casa de la hermana y ellas estaban a punto de salir al verlas vestidas tan provocativas me puse como loco,le dije que queria hablar con ella me dijo que hiba a salir que luego en la noche iria por casa a recojer algunas cosas y que podriamos hablar.Llego como a las tres de la manana me dijo que no queria broncas ni violencia ,le dije que queria que volviera a la casa y que dejara esa clase de vida,me dijo que volvia pero que no dejaria a sus amantes.Ella me empezo a manosear y yo desesperado la desnude y no pude ni metersela pues debido a mi excitacion me vine en su cuerpo ella me beso y se fue a la ducha esa noche empezo mi tormento .Tube que aceptarlo ella me prometio que nunca meteria a los amantes en la casa pero como a los dos meses lo conoci un hombre mas o menos de mi edad la verdad que no era nada atractivo bien alto y fuerte bien musculoso mi esposa me dijo que me fuera a uno de los cuartos que ella hiba a usar el cuarto matrimonial el amante me miraba con ojos de curiosidad cuando yo acepte le oi decir a mi esposa,no te dije que no habria problema y empezo a reirse.Desde mi cuarto yo oia los jadeos y mi esposa pidiendole que se la metiera que se la culeara que la tratara como una puta que hiciera lo que quisiera con su cuerpo,hasta que todo quedo en silencio,al rato el amante se fue y mi esposa estaba desnuda preparandose un cafe,ella se dio cuenta que la miraba con lujuria y me dijo que me la sacara yo lo hice pensando que me dejaria hacer sexo pero ella me dijo, vamos pajeate mirandome mis tetas so cabron.Yo maldecia mi suerte pero me hice la paja ella me miraba sonriendo.Cambie las sabanas y por lo menos me dije que todavia compartiamos el lecho matrimonial por lo menos para dormir,por cuanto tiempo?bueno eso lo veremos en los proximos capitulos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*