La novia de mi amigo

Aunque es un principio muy tipico, es el que procede: decir que esta historia es totalmente real, y que solo cambio los nombres de los personajes y no digo el lugar exacto donde se desarrolla.
Pues bien, tengo un amigo en el pueblo de donde procede toda mi familia, Roberto. Y el tiene una novia, Noelia. Roberto es de mi edad, 25 años, y es un tio muy serio y todo eso; y siempre en el grupo le preguntamos como esta con Noe, que tiene 18 años y bueno… mas bien alocada. La verdad es que el siempre nos ha comentado en secretillo que ella es muy madura y que en la cama, menos follarla por el culo se deja hacer de todo. Y bueno, que le daba alegria la quiere y todo eso, ya sabeis.
El caso es que ella, no vale para estudiar, y bueno, decidio hacer un modulo de peluqueria en la capital, alquilar un piso compartido e irse alli a vivir, y mi amigo me pidio que la ayudase a integrarla y eso, pq no le hacia gracia que saliese mucho con sus amigas peluqueras… que todos sabemos la fama que tienen. La verdad es que ella tiene toda la pinta de peluquera antes de ya de serlo. Bajita, 1,64 mas o menos delgadita rubia de bote total, siemprre minifaldas, muchas tetas y bien apretadas con escotes vertiginosos, o ropa muy muy ceñida.
Bueno, cuando ya llevaba un par de semanas en la captial la llame por si queria quedar a tomar algo conmigo y un grupo de amigos y amigas, pq me llamo Roberto para recordarmelo, y ella dijo que si. Aparecio vestida como siempre, con una blusa blanca con escote hsata el ombligo, minifalda y tacones. y cuando llegamos donde estaban mis amigos y amigas pues… imaginad, los amigos babeando y las amigas con caras. No es que este muy buena, pero sabe mostrar su cuerpo y tiene cara de picara. Asi que se tiro toda la noche hablando con los tios, muy simaptica, sobre todo con Juan. Juan es el tipico guapete (no muy guapo y con brriguilla) con un bmw de su padre que tiene cierto existo, sin ser un tio guapo. Yo note que se calleron bien, pero no paso nada, pq yo la acompañe a casa y no estuvieron ni un segundo solos, eso puedo asegurarlo.
Al poco tiempo, ya a deshoras de la noche, fui a tomarme la ultima copa al garito donde estuve con Noe, pro si veia a alguien del grupo, ya que solemos ir por ahi. y mi sorpresa fue a Noe y Juan enrollandose. NO supe que hacer, asi que desde la puerta, disimule, me di la vuelta y sali corriendo, creo que ella me vio de refilon, no se. Ese dia en casa estuve dandole vueltas y no supe bien bien si era ella, o no queria saberlo asi que lo deje pasar.
Dos semanas después se repitió la operación, sobre las cuatro de la mañana, y bueno… lo mismo, esta vez me quede unpoco mas para verla y asegurarme, y cuando me aseguré y decidi irme con disimulo ella se percató, debio salir detras mio y en la puerta empezo a gritar, ande un poco mas, hasta que nos alejamos del local y me pare pq no dejaba de seguirme pidiendome que la esperara. Llevba una camiseta blanca otra vez, con un escote terrible, y bien apretado, subiendole las tetas (una 100) y tenia aun los pezones marcados, pq aun debia estar excitada. abajo una falda blanca tmb, que le dejaba medio trasparentar el tanga, y calzada con botas. me repetia casi entre sollozos que no le dijese nada a Roberto, que era una niñeria, un calenton que no pasaria más que me lo juraba, que me daba lo que fuese, que por fvor le hiciese esa favor, que no pasaria mas, qu eme lo juraba y entonces le meti un morreo y le agarré bien el culo por debajo de la falda, ella tmb me morreaba y entre beso para respirar, me decia que me estaba esperando que me deseaba, hasta que dijo:

– Vamonos a mi casa por favor, estoy muy cachonda

y nos fuimos al coche. De camino a su casa yo conducia con una mano mientras con la otra le sobaba las tetas bien y ella no dejaba mi paquete hasta que me dijo algo que me puso cachondo del todo:

– Tengo ganas de que me folles desde hace mucho, Roberto me conto una vez que cuando de pequeños os mediais la polla tu eras el que mas grande la tenia y que es inmensa. Joder que ganas tengo.

Subimos a su piso encendidos totalmente, comiendole las tetas como mientras ella no dejaba de jadear y nada mas llegar a su casa, le deje pasar primero y al llegar a su habitacion sin dejar que se diese la vuelta, le hice reclinarse y apoyar en la cama, le levante la faldita le retire el tanga a un lado y se la meti bien fuerte y hasta dentro del todo por el culo. Nunca habia oido a una tia gritar asi al follar, rapidamente empece ameterla y sacarla con todas mis fuerzas y velocidad y aunque al principio me pidio que no, que por ahi no por favor, que le dolia, y sangró, prnto empezo a pedir mas y mas fuerte.

– te gusta asi puta? que te follen sin compasion?

– si, me gustan grandes, las buenas pollas. Sigue follandome, eres mucho mejor que Roberto, no pares.-y asi estuve hasta que me corri dentro de su culo.

– si, entero, como me gusta tu calorcito, asi calentito cabron.

Entonces me tumbe el la cama y ella se puso a comermela pidiendome que le dejasse comerse toda mi polla, que nunca habia tenido una asi en la boca, cuando la tuve de nuevo bien dura, se quito la ropa con un streep tease para mi, saco una caja de condones de la mesita y me puso uno con mucho cuidado y esmero. A la caja le faltaban por lo menos siete u ocho, por lo que Juan se la habia debido follar por lo menos esas veces en mes y medio. Entonces se sento encima mio “joder, que gustito cariño” me dijo, y empezo a botar, con mis manos en sus tetas, agachandose de vez en cuando para qu epudiese chuparle y morderle las tetas, que debio tener escocidas y coloradas durante dias.
Estuvimos asi , cambiando de posturas, y follando durante toda la noche, finalmente me duche y me fui. y bueno… escribo esto hoy pq creo que es cierto que definitivamente nunca mas se ha vuelto a ver con Juan, y hoy nos ha contado Roberto, que este ultimo fin de semana Noe pro fin le dejo follarsela por el culo y que fue una pasada. Y es cierto. He quedado otras dos veces mas con ella, pero sin el morbo ya de la primera vez, y es una pasada comerse esas tetas y follar ese culito.

carlosrodriguezesteso@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*