Infidelidad

Hola qué tal?

Les voy a contar una infidelidad de la que no me arrepiento aunque esté mal decirlo.
Me llamo Sara y tengo 21 años, llevo saliendo con un chico cerca de un año y hasta ahora siempre había sido fiel 100% pero a veces las tentaciones te pueden.

Hace tiempo que conozco a un hombre que la verdad llama la atención, es moreno, con un gran cuerpo, musculoso, y además muy buena persona, tierno y todo eso. Yo sabía que el sentía algo mas por mi, mi cuerpo le atrae bastante ya que estoy bien dotada de pecho, y también tengo un buen trasero.

El sábado me llamo para quedar, fuimos a tomar algo por ahí y hablamos de todo un poco, al final fuimos a su casa a ver un rato la tele. El intentaba besarme, se me acercaba, me acariciaba el cabello, pero yo intentaba resistirme, no porque el chico no me encante, sino por mi novio. Finalmente se puso tan caliente que no pude rechazarlo más.
Comenzamos besándonos intensamente, entrelazando nuestras lenguas apasionadamente, y de ahí en adelante me dejé llevar. Pasó su mano por mi pecho intentando descubrirlo hasta que finalmente lo hizo, me quito el brassiere y mis tetas quedaron al aire libre, el las besaba y manoseaba fascinado, me sonreía y seguía con lo suyo. Me fue besando el vientre poco a poco hasta que me soltó los pantalones, me bajo mi tanguita blanca y comenzó a besarme mi clítoris que ya estaba grandecito y muy mojado. Que locura, estaba en las nubes, con esa rica boquita haciéndome de todo, mientras me metía un dedo por la vagina una y otra vez, hasta que me corrí. Pero era tal la excitación que ambos teníamos, que seguíamos con ganas de mucho mas.
Nos paramos y entonces me subió una pierna a su cintura y mmmmmm me penetró, que rico se sentía dios mío, que manera de moverse, primero suave y sensual y luego duro disfrutando mas si cabe. Seguimos haciendo el amor incansablemente, nos pusimos en cuatro para sentir más la penetración, hasta que en medio de gemidos y gritos llegamos los dos al éxtasis. Que hombre!! Estuvimos abrazados durante una hora mas o menos y de nuevo a hacer el amor. De verdad que me fascina.

Así que ahora suelo quedar con el de vez en cuando porque realmente merece la pena. A mi novio lo quiero mucho, pero el problema es que adoro el sexo y hay días que a el no le apetece, y a mi me gusta todos los días, así que digamos que mi amigo es un suplemento aunque suene mal.

Un besito a todos y espero que les haya gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*