Como fue acogido el pancho en su primer mes de clases…

Soy Francisco y tengo 18 años y estoy en primer año en la universidad estudiando educación física y acondicionamiento, y les quiero contar como me acogieron este primer mes o mejor dicho como me cogieron.
Para ayudarles a imaginar y a ponerse en mí lugar les cuento algo más de mí, mido uno ochenta y dos, soy fornido ya que hago pesas hace algún tiempo y nado, soy de piel clara pero bronceada de ojos verdes y tengo el pelo corto.
Como ustedes sabrán la costumbre es hacer pasar toda clase de prueba cada cual mas denigrante que las otra a los estudiantes de primer año o mechones por parte de los estudiantes de cursos superiores. Este era el caso en el que me hallaba .recién llegado a la u, todo tímido ya que no conocía a nadie.

Al terminar una clase todos los que estábamos en el salón fuimos sacados de el , y separados en dos grupos, uno de mujeres y el otro de hombres, donde nos ataron. La primera labor consistía en que las chicas nos rasgaran la ropa que traíamos puesta, como ya dije estábamos atados por lo cual no nos podíamos ni mover, yo ese día traía puesto unas bermudas y una polera con mangas de cuarto ; la Javi una chica de un metro setenta cinco de altura de unos profundos ojos color miel , de pelo liso largo castaño ,con un cuerpo digno de lo que es ella una gimnasta olímpica , se acerco a mi con una sonrisa de complicidad y de cachorro nuevo mirando me a los ojos balbuciendo algo como “ lo siento…” ,lo cual era mentira ,ya que después ella misma me confesaría que le havia encantado sacarme la ropa a tirones, partió tirando de el borde de la manga de mi polera hasta sacarla ,luego siguió con la otra ,en eso la dani una chica de segundo llego con unas tijeras que ayudaron a la tarea ,la javi se arrodillo al costado mio ,jalando mi partalon con una mano y con la otra pasando la tijera por el pantalón cortando a diestra y siniestra ,dejandolo cual falda jaguallana, al decir verdad entre los tirones y los cortes me encontraba casi en ropa interior .
Luego de esto fue el turno de nosotros los hombres de divertirnos ,las chicas fueron dejadas en dos grupos en la mitad de una cancha que havia sido convertida en un barrial, como ustedes se imaginaran la idea era que las chicas lucharan unas con otras arrojándose al barro, si nunca han visto esto se han perdido la mitad de su vida, desde las chicas mas bellas a las poco agraciaditas que para encontrarle algo de bueno hay que estar muy curado ,provocaban en mi como en mis compañeros un ardiente deseo de ayudarles a cubrirse no de barro sino de otra cosa ,ya que se veían de lo mas sexy que hay ,con esos cuerpos bien curtidos por horas de preparación y entrenamiento físico , con esas nalgas firmes que parecieran llevar un cartel que dice “dame por aquí” ,con esas tetas por donde refálala el fango ,que rico ¿ no? .Las chicas habrán paliado casi unos 20 minutos ,pero los cuales nos parecieron muchos menos, luego empezó lo realmente bueno ,nos llevaron vendados hasta una tarima montada en una esquina de un patio ,donde nos desataron de la soga que nos unía unos a otros y fuimos siendo ubicados separados por un par de metros en sima de la tarima por unas manos y voz femenina que nos apretaba mas la venda y ataba nuestras manos a la espalda al tiempo que decía un nombre de mujer , cuando me toco a mi turno dijo “Javíera con este cabrito te sacaste el premiado” ;al poco rato sentí nuevamente ese perfume dulce que me indico que la Javíera estaba inhalada delante mío ,ella con una voz muy dulce me dijo voy a desatar tus manos para sacarte la polera, al decir esto un cosquilleo frió recorrió mi espalda y me pareció que estábamos nosotros dos solo ,con sus suaves manos rozo las mías soltando la cuerda que las unía en mi espalda , tomando desde el borde de la polera cercano al cinturón haciendo las deslizar para sacarla por mi cabeza; luego ella volvió atar mis manos a mi espalda ,al terminar esto, se separo de mi por un instante para regresar con alguien que vació un liquido un tanto cremoso sobre mi torso que se hallaba desnudo ,luego sabría que era yogurt , en eso javíera se puso de rodillas delante mío y comenzó a besarme lenta y delicadamente bajando por mi vientre por aquellas partes por las cuales corría el yogurt en mi y a medida que iba bajando en mi vientre los besos se volvían lamidas y luego chupones, los cuales hicieron reaccionar a mi cuerpo colocando mis músculos tensos ,y mi pene endurecido y erecto ,lo cual la poca ropa que llevaba no lo podía disimular ,lo cual desato en javiera un deseo y un calor pasional que le hacia apegarse mas y mas a mi ;pasando de sentir yo unos tímidos y fríos besitos a una lengua tibia que no se despegaba de mi y unos labios que parecían querer recorrerlo todo ; sentía mi cuerpo como una tetera que esta a punto de hervir ,sentía mi mente como si volara por sobre las nubes y a javiera recorriéndome por todos lados .
En eso una voz fuerte grito y comenzaron los gritos y carreras ,eran los guardias de la universidad y la policía que venían a detener todo esto , la javi se detuvo cortantemente tomándome de el brazo diciendo ”ven , vamos a tener que terminar esto en otra parte” y gritando otras cosas comenzamos a correr ,yo vendado con las manos atadas a mi espalda , solo conducido ( tirado) del brazo por la javi trataba de escapar de ese lugar ,corrimos por el patio y por la cancha embarrada por entremedio de una masa de gente que huía , sin saber como llegamos a la calle y nos subimos a un auto ,recién allí me desataron , quitaron la venda y pude entender parte de lo que estaba pasando , iba en un auto huyendo quien sabe por donde ,quien sabe con quien ,salvo que iba junto a una mina que casi me hacia explotar .

Al poco nos detuvimos y nos bajamos todos, era el momento de respirar profundo y declara que estábamos a salvo.
El auto era de la Javiera, es de esos autos que se ven pequeños por fuera pero por dentro tienen espacio suficiente para hacer varias cosas.
Pasado un instante nos ordenamos en lo que íbamos a hacer , que básicamente como nos íbamos a ir a nuestras casas, la javí ofreció ir a dejarnos a 3 chicas y a mi, tenia razón no podía yo irme en esa facha semidesnudo y sin plata a casa . En definitiva partimos rumbo a repartir gente, primero dejamos a la Chávez , que por lo demás es bastante ”potable” , luego a la isí y a la Sofía que viven juntas en una pensión , por lo que quedamos solo yo y la javiera en el auto, los primeros momentos de verdad a solas fueron de esos silencios molestos en los que no dices nada porque no sabes que decir aunque sabes que deberías hablar; la Javiera fue la primera en hablar ”vamos a pasar a mi casa primero y de allí de voy a dejar a la tuya” ,de allí empezamos a hablar de distintas cosas ,muchas de ellas sin sentido alguno .
Llegamos a su casa, yo un tanto nervioso, ya que te vea la chica de tus sueños así todo desastrado y casi desnudo es fatal, mas lo es si te ven tus potenciales suegros, claramente no es la opción para presentarte delante de ellos; pero la javi me tranquilizo cuando abría la puerta de la casa me dijo” estamos solos, mis viejos llegan tarde. Pasa y acomódate en el sillón, yo voy a buscar algo y regreso”, entramos un saloncito pequeño pero muy bien decorado, y allí estaba ese sofá blanco de cuero con muchos cojines, en el que me quede sentado mientras javiera desaparecía por unos instantes. A los pocos minutos por una puertita que cohonestaba ese saloncito y la cocina apareció javiera sin nada, nada en sima ,solo con un frasquito en la mano, debo decirles que si hay algo perfecto en este mundo es el cuerpo de esta chica, y si hay algo que no me cansare nunca de ver es a esa mujer ,su piel rosada, suave y limpia como la aurora al amanecer , su pelo largo y liso que caía delicadamente sobre sus hombros llegando a tocar sus pechos firmes ,redondos, proporcionados, su silueta armónica de medidas perfectas ,con curvas que suben y bajan haciendo perder la cabeza a cualquiera ,y ese coñito , ese coñito capullo de flor en botón en primavera que delicadamente se manifiesta al mundo ; Alí estaba frente a mi. Ustedes se imaginaran lo que sentía mi corazón latía cada vez mas y mas rápido, irrigando sangre a toda maquila a mi cuerpo, aumentándole así rápidamente la temperatura. La Javiera me dijo “es hora que pueda terminar de hacer lo que empecé, ya que no me gusta hacer nada a medias”, me recline en el sofá y ella se abalanzo sobre mi soltando mi cinturón, bajando lentamente el cierre de mi pantalón para luego tomarle de sus bordes para sacarlo por completo, mi ropa interior ya no tardo tampoco en salir para dejarme allí desnudo dispuesto a todo, a entregarme por completo. Vació el contenido de el frasco que traía , desde mis pectorales y al núcleo mismo de mi virilidad; y empezó la fiesta, ella encaramada sobre mi en cuatro patas lamiendo, besando y chupándolo todo como si yo fuera cual helado, o caramelo, o dulce de algodónalo ,lo cual no me molestaba mas bien me hacia sentir como si dominara el mundo desde aquel sillón, como si por mi cuerpo transitaran todas las energía del universo y se proyectara desde la cabeza de mi órgano reproductor a el resto de la galaxia , a medida que la temperatura iva subiendo mas y mas mis labios se dilataban y necesitaban hallar encuentro en los labios de ella, tan solo descansando de ellos para darle una buena pasada por sus pezones ,cada vez mas y mas mi pene se endurecía, y ensanchaba ,mas aun cuando ella jugaba con su lengua sobre el , recorriéndole de arriba a bajo ,y de abajo a arriba ,tomando mis testículos y jugando con ellos en una danza sin igual ,haciéndome sentir verdaderas descargas de energía , sentía como que cada segundo era el momento culmina de una sinfonía perfecta, como que algo dentro de mi cuerpo deseara escapar, sentía cuando ella peinaba mis bellos púbicos como si estuviera naciendo de nuevo , sentía cuando ella se apoyaba sobre mi pecho a oír mi corazón, que palpitaba con redobles pronunciados ,como si aquello no se debería acabar jamás ,y que si existiera el cielo estaríamos en eso, sentía como si ella me conociera por completo y yo a ella como si hubiéramos vivido junto siempre, cuando ella me invito a encontrar su clítoris en ese húmedo y tibio centro de placer me sentía como un niño en una dulcería . Jugamos a eso un largo rato a descubrirnos uno al otro, a besarnos y volcarnos uno sobre el otro, a explorar desde las mas altas cubres y picos a las mas profundas inmensidades de nuestros cuerpos.

Ella me tomo de la mano y nuevamente nos echamos a correr, esta vez por la casa hasta llegar al patio donde nos zambullimos en la piscina de la de aquel jardín, hundiéndonos en el agua y saliendo solamente para tomar aire a través de los labios del otro.
Luego de un rato javiera salio del agua para tirarse sobre una de esas típicas sillas de playas para tomar sol acostado. Ella allí tendida al sol desnuda con ese cuerpo magnifico por el que se Iván deslizándose pequeñas procesiones de gotitas que le Iván recorriendo , y yo en el agua sentía una nueva gran necesidad que desde ese instante hasta ahora me persigue ,la necesidad que siente mi cuerpo del suyo , empecé a imaginarle junto a mi con sus manos en mi cuerpo, su respiración en mi piel, su calor cubriéndome por entero . No tarde mucho en salirme yo también para ir junto a ella, al llegar a su lado, claramente aun excitado, ella jalo de mi mano y me invito a recostarme junto a ella, pero yo me acerque a su oído y le dije “quiero que hagamos otra cosa “, al decir eso no tardamos en unir nuestros cuerpos, en fundir nuestros labios como si fueran uno solo. sus manos recorrieron mi cuello y las mías su cintura ,puedo sentir aun su respiración en mi oído .puedo jurar que siento sus manos como comienzan a bajar por mis cuerpo provocando en mi un placer tan intenso que no lo puedo describir .Era hora que yo te de placer le dije mirándole a sus ojos color miel ,mis manos y todo mi ser se aboco en recorrerle en darle placer a ese cuerpo que se retuerce de sentir como mis manos no dejan rincón en ella sin explorar para transportarla a un tobogán de placenteras sensaciones , sus pechos florecen y se esparcen al movimiento de mis manos que los acarician, sus pezones parecieran querer arrojar al mundo toda la energía provocada por cada una de mis carisias , la respiración se me entrecorta y un fuego intenso me recorre, y le siento a ella como si fuera una locomotora a punto de partir , uno de mis dedos lo humedezco en su boca para recorrerle con el, siento como se tensa su cuerpo y le logro robar unos gemidos , me dejo llevar por mi instinto y me permito comenzar a morderle delicadamente sus pezón que hondean al viento suave de la tarde , siento como comienza a humedecerse ;una de mis manos se va directo a su clítoris, lo estimulo como si fuera una parte de mi , suave pero sin dejar de ser firme , en círculos como se a de hacer , sintiendo como se muevo en cada giro que hace ,le siento húmeda cada vez mas y sus gemidos mas intensos y constantes ,pero le sigo friccionándolo y su respiración se acelera pronuncio ya no solo gemidos sino pequeños alaridos que piden “más y mas! que siga, que… no aguanta más , que no puede mas “, que me desea dentro de ella , grita quiero “explotar, te ruego que no pares , quisiera que me penetres ya “, pero es tal la energía que fluye desde nuestros cuerpos que ya no soy yo quien controla aquella escena de entrega y de placer , es un calor intenso el que me sube desde lo pies hasta el rostro , una de mis manos busca nuevamente su boca ,para bajar con mi dedo húmedo a estimular sus pechos ,mas y mas nuestras respiraciones se van uniendo agitadamente , su cuerpo se retuerce; al buscar mi reflejo en sus ojos veo como casi esta a punto de llorar por lo que esta sintiendo, con un hondo gemido marca que su cuerpo no puede retenerlo mas, y exploto en un éxtasis de placer que se derrama por mi piel , al mismo tiempo mis labios y mi lengua han ido a degustar las mieles que de su cuerpo ice brotar de placer , y me éxito mas. Y solo quiero seguir sintiendo aquel inmenso placer de sentirla mía , sentir que este momento no acabe y estar casi desvanecido de placer.

Como el día ya a esa hora comienza a declinar y el sol a volver a su morada dando paso a la luna, entramos a la casa para secarnos.
Frente a un armario ella me paso una toalla y al sentir mi piel como rozaba con la de ella, mi virilidad volvió a erectarse, lo cual era muy notorio, ella se agacho y beso la puntita de mi pene, diciendo “te has portado bien mereces un premio”. En eso ella se encaramo sobre mi, convirtiéndome nuevamente en suyo, pasando sus brazos por sobre mis hombros y abrazándose a mi cuerpo con sus piernas. Yo la tome de sus glúteos perfectamente redondos y firmes y la atraje a mi cuerpo para penetrarla, y hacernos uno. Comenzando nuestros cuerpos a unirse cada vez más, e ir de arriba hacia abajo y de atrás para adelante, con una intensidad de placer que ambos experimentamos como cada instante fuera la sima de la felicidad.
Nos tomamos de la mano y caminamos hasta su habitación , un cuarto muy bello delicadamente decorado, con una gran cama repleta de cojines y almohadas ,que a partir de ese día hasta hoy convencido me encuentro que ha de ser el camino al cielo ,y el altar de las pasiones desatadas .
Una vez en la pieza comenzó el juego de darse y entregase, de dar y recibir, de buscar y de encontrar el como hacer mas feliz al otro.

Ambos nos tendimos de costado, en la cama. Ella de espaldas a mí, y nuestros cuerpos comenzaron a amoldarse uno al otro. Ella en un alarde de destreza, como buena gimnasta olímpica que es, paso su pierna externa flexionada abriendo la puerta al placer: yo la comencé lenta y delicadamente a penetrarla haciendo palanca con la pierna de ella, que se apoyaba en la cadera de mía. Diciendo secretamente a su oreja cuan excitado me traía, lo cual dio el condimento perfecto para alcanzar el máximo de placer y desatar en los dos un espíritu salvaje por dejarnos poseer por el otro. Ella me pidió que tocara como lo havia hecho antes su clítoris, pero no solo hice eso sino que recorrí todo su ano, y mordisquee sus pezones. Una vez acabado esto, cansados tendidos en la cama, cara a cara nos encontramos, y ella dijo con emoción “es hora Ya “, fue en ese instante mientras me introducía en ella nuevamente que medí cuenta que no solo ese día havia tenido sexo por primera vez en la universidad, sino era la primera vez que amaba de esa forma tan intensa, y era por eso que permitía darme de tal forma.
Esa tarde practicado la mejor forma que hay para desarrollar nuestros cuerpos y capacidad de entrega y recepción, mediante gimnasia del amor.
Esa tarde la variedad de movimientos que nos permitimos probar, fueron tantos y mucho mas las sensaciones y emociones que vivimos, que creo no ser capas de expresarlas todas.
Luego nos dimos un rico baño tibio, y la Javí me presto algo de ropa de su hermano, la cual me quedaba muy corta y ajustada, y me fue a dejar a mi casa, pero no sin antes ponernos de acuerdo como nos encontraremos para continuar esto.
No puedo dejar pasar antes de terminar decir que ese día fue sensacional, y cada vez que pienso en el mas y mas ganas me dan de repetirlo una y otra vez ,y recomendarles que cada vez que se encuentren en la intimidad permítanse ser llevados y conducidos por sus deseos ,tan solo procurando darse por entero para el otro.
Hasta la vista nos estaremos viendo pronto, escríbanme
Un abrazo.
El Pancho

Comentario a :
pancho_campion@terra.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*