Aventura en el carro

Llegue de un día trabajoso en el cual me encontré a un amigo, mi primo y mi hermano, todos nos fuimos a jugar un poco de fútbol, era un día un poco caluroso entonces mi amigo se fue, y mi primo dice vamos con Esmeralda y todos dijimos si. Yo fui tan solo un rato a comer, luego llegué buscando a mi hermano y a mi primo, estuvimos platicando un buen rato de nuestra infancia, mi primo como es de Querétaro.
Cuando se me ocurre decirles que iban a pasar las luchas en la tele, a mi hermano y este le dijo a mi primo vamonos a ver las luchonas, cuando yo me fui a la tienda y me metí al carro pero no sabia que ellos ya se habían ido, en ese momento llego esmeralda y la mire muy arregladita con un vestido de seda muy escotado y me puse al rojo vivo, en eso que entra al carro y me dijo que ellos se habían ido a ver a mi mama y un poco de las luchas y pues yo me despedía y ella muy sonriente me dijo quédate un poco mas y yo le conteste claro ella me contó que iba de camino a casa de su madre y se coloco aun lado de mi y espesamos ha platicar un poco cada se acercaba mas a mi yo me estaba poniendo nervioso de una manera que no podía ni hablar bien ella lo detecto de inmediato y me plato un beso en la boca, yo no respiraba por que no me la había lavado.
Pero lo disfrutaba se ponía muy bien cuando en esos momentos se me sienta frente mi, yo la tome de la cintura para sostenerla y ella me puso sus pechos frente mi, y pues se puso todo muy candente, yo no sabia que sucedía pero ella me contesto que tuviera confianza y entonces ella se quito la blusa y ella no traía brazier.

Entonces yo me asuste de un abrir y cerrar de ojos la punta de sus pechos estaba ya muy puntiaguda y yo me preguntaba por que pero ni tiempo había de pensarlo y yo las tome como aun globo suavecito y calientito se las acaricie ella cerraba los ojos y no se me vino un pensamiento y entonces toque la punta de sus pezones con la punta de mi lengua yo sentí que ella se puso mas calientita, cuando en esos momentos se quito la falda y venia ya sin calzones , y ella me quito la camisa y me empezó a bajar los pantalones yo con un poco de vergüenza por que traía rotos los chones, pero ella ni se fijo, cuando ella se voltio y me dijo en vos candente “ábreme las puertas del placer y hazme tuya” mi corazón me empezó a latir estrepitosamente y la verga se me paro mas de lo normal la tome de la cinturita y separe sus bellas piernas y la envestí asta que sentí que estaba todo adentro en eso sentí una sensación ultra chingona yo la tomaba de su lindo trasero que esta suavecito y exquisito.
Mientras la seguía follando yo me sentía todo un tigre, duramos un buen rato ya me sentía cansado pero al verla disfrutarlo me daba mas energías yo seguía acariciándola por todos lados hasta que los dos quedamos rendidos y le pregunte que por que había sucedido todo esto y ella me comento que necesitaba una aventura antes de casarse.
Todos en mi escuela piensan que soy una gallina, ya les conté a mis amigos Luís y Carlos.

Ella me pregunto que si me gusto y pues yo le conteste que si y le hice la misma pregunta y me dijo que había sido fabuloso yo me creía todo un potrillo llegué a casa.
Mi mama me regaño por llegar tarde todas las fuertes palabras que me dijo los sentía como halagos de lo feliz que venia. Al día siguiente no me podía ni levantar de lo cansado que estaba y de todos modos mi papa me dijo que tenia que ir a trabajar.

Luego las contare mas historias de lo que ha sido mi vida sexual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*