Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Ringo, un perro fuera de lo normal / Parte 3

Lucía fue reaccionando poco a poco, al terminar de aclararse su mente percibió que casi la totalidad de la parte frontal de su cuerpo se hallaba impregnado del ya pegajoso semen de Ringo. Lo mismo ocurría con su rostro, pero esto no era nada comparado con su pubis, vagina y la parte interior de sus muslos, allí si que se concentraba en forma abundante la leche que su macho le había dejado ir en su ultima, y más profusa, eyaculación.

No tenia ni idea del tiempo transcurrido entre el momento en el que su amante entro al apartamento, la poseyó, y el momento en el cual había recobrado la calma. Por eso miro el reloj de pared que había en la sala y se percató que este marcaba las 2 de la mañana, teniendo en cuenta que ella se había metido en la cama, dispuesta a dormir, aproximadamente a las 10 de la noche…habían pasado 4 horas !!! . No lo podía creer, 4 horas de entrega y placer infinitos.

Lucía giro la cabeza y se topó con la fija mirada de su macho y al instante comprendió lo éste quería, la mujer se incorporó lenta y trabajosamente, se encaminó hacia la puerta del apartamento, la abrió y su amante salió de la casa sin mirar atrás. Lugo ella se dio una relajante y larga ducha, al terminar seco su cuerpo, se aplicó crema refrescante en la vagina para aplacar el ardor y dolor, una vez concluido todo esto se metió en la cama y se durmió de forma inmediata.

Al día siguiente Lucía se sentía muy bien, como toda hembra bien servida por su macho, a pesar de que todavía le escocía un poco la conchita y esto le hacía tener presente en todo momento la manera fabulosa e impresionante de cómo había sido fornicada la noche anterior.

Durante el almuerzo con sus suegros ocurrió algo que la dejó por unos segundos atónita, ambos le estaban aconsejando o mas bien proponiéndole, que durante las 3 noches que faltaban para que Nicolás, su esposo, regresara del viaje, Ringo se quedara con ella dentro del apartamento para que no temiera estar sola. Lucía al darse cuenta que su amante estaba mirando fijamente a sus suegros, no tuvo la menor duda de que este había influido muy poderosamente en la decisión de proponerle a ella la compagina de Ringo.

Durante esas 3 noches Lucía se entregó a su macho de todas las formas posibles, mamó su miembro en forma incansable y tragó todo el semen que Ringo estuvo dispuesto a darle. Su vagina se adaptaba ahora en forma perfecta a la imponente verga, el gran bulbo del perro, cuando le era firmemente insertado, no le producía tanto dolor como la primera vez, es mas, ella ansiaba el momento de sentir esa gran bola dentro de ella porque significaba el momento culmine de la copula y eran regadas sus entrañas con abundante y caliente semen. Además era cuando más se sentía propiedad exclusiva de su macho.

La ultima noche, luego de largo rato de mamadas, besos de lengua profundos, caricias varias, Lucia tomo la posición de 4 patas para que su amante la penetrara por su palpitante y ansiosa vagina, una vez firmemente sujeta por Ringo notó sorprendida como la punta de la verga le era apoyada en su virgen ano, temerosa pero resignada y sumisa espero que su macho le desflorara el culo. A partir de este momento Ringo dio muestras de la increíble y portentosa inteligencia que poseía, no ya entre los de su especie perruna sino también entre muchos del genero humano. Ahora se darán cuenta por que.

Mantuvo la verga apoyada entre las redondas y blancas nalgas de Lucía durante algunos minutos mientras que de la punta del miembro se disparaban cortos chorrillos de viscosa leche que empapaban y lubricaban todo el prieto y rosado ano de su hembra. Cuando ya dispuso que el proceso de lubricación estaba completo y percibió que la mujer se abría mas aun de nalgas y empinaba su grupa hacia él, comenzó a presionar, muy lenta pero firmemente, el pequeño hoyo que se veía desbordado ante el grosor de la verga. Aun así Ringo fue imprimiendo mayor fuerza, en forma gradual, a la presión y notó satisfecho como la punta de su verga penetraba el culo de su hembra. Detuvo el lento avance al oír el lastimero y quedo quejido de ella y luego comenzó, muy despacio, un rítmico bombeo sobre el pequeño terreno ganado para aflojar y dilatar mas aquel ajustado anillo.

Cuando sintió disminuir un poco la presión sobre su verga y notó a su hembra un poco mas distendida y gimiendo entre pequeños sollozos, comenzó el lento pero ininterrumpido avance hacia el mas profundo fondo de aquel oscuro canal que sangrante y rendido daba paso a su conquistador y desde ahora dueño y señor.

Lucía cegada por el dolor sintió cada centímetro de la verga de su macho que le penetraba el ano, el sufrimiento era enorme pero lo compasaba el hecho de saber que le estaba proporcionado placer a Ringo y que el supiera que ella estaba dispuesta a obedecer cualquier cosa que se le exigiera. En estas sensaciones se encontraba cuando se percató que tenia alojada totalmente en su culo la verga de aquel magnifico macho que la había subyugado para siempre. Se dió cuenta de la penetración total porque Ringo comenzó a bombearla rítmicamente con largos recorridos en todo el canal, entonces comenzó a sentir un placer que fue creciendo hasta que la hizo explotar en un fuerte orgasmo.

Ringo al sentir las contracciones del ano de la mujer producidas por el orgasmo, aumentó la velocidad y la fuerza de sus embestidas ya sin el menor cuidado y cuando sintió su inflamadísimo bulbo chocar contra las nalgas de su caliente hembra, dejó ir todo su semen a los intestinos de ella. El macho sabia perfectamente que era imposible tratar de meterle el bulbo por ese conducto y lo mas importante que le podría provocar severas lesiones a su hembra. Y eso era lo que el menos quería, no por un sentimiento de amor hacia ella o simplemente por lastima, solo era porque le interesaba mantener el cuerpo de su hembra en plenitud, libre de toda complicación, para poder gozar y disponer de ese cuerpo cuando a él se le antojara.

Lucía sintió como le era retirada la verga del culo y una vez terminado esto un grueso hilo de semen escurrió desde el interior de su ano hasta la abierta raja, se dejó caer de costado y luego se tendió boca arriba con las piernas flexionadas y abiertas para que su ano volviera lentamente a cerrase. En esta posición estaba cuando Ringo se coloco en forma transversal a su cabeza de tal manera que la todavía extendida y chorreante verga quedara al alcance de la boca de Lucía. Ella entendió el mensaje y comenzó a limpiarla con su lengua muy prolijamente una vez totalmente limpia comenzó a mamarla con verdadera pasión hasta que recibió como premio una buena dosis de semen que trago con delicia.

Se dan cuenta por que les decía de lo curioso que resulta ver con que inteligencia y maestría realizaba sus actos este ser (animal o sobrenatural?) de nombre Ringo.

Pero esto no es todo … El nos seguirá sorprendiendo !!! Continuara.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*