Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La chupada de Nora

Soy un chico de 22 años que vive en España, y bueno, la que antes era mi novia (ahora ex-novia) que se llamaba Laura, tenia una perrita llamada Nora que me pegó la mejor chupada de mi vida, que ahora les voy a contar.

Resulta que un día fui a casa de Laura para hacerle una visita (ella vive a 10 kilómetros de mi casa), pues estuve con ella y tal. Pero bueno, resulto que se hizo tarde y yo tenia que coger el autobús, pero tan tarde se hizo que se me escapó el ultimo. Así que me tuve que quedar a pasar la noche en casa de mi novia. Pues bien, como casi no habían camas, yo dormí en la cama de mi novia y ella en la cama con su hermana de 12 años. Pues esa noche estaba tan feliz en la cama para dormir cuando de repente vino Nora a mi cama, resulta que Nora siempre duerme con mi novia en su cama, y claro, hoy estaba yo y no ella, pero bueno, yo acepté a que se quedara, así que Nora se metió debajo de las sabanas.

De pronto se tumbó encima de mi picha, (yo estaba en calzoncillos) y bueno, el calorcillo hizo que la picha se me empezará a poner dura. Y tan dura fue que se me puso que empezó a sobresalir del calzoncillo toda la punta de mi picha. Se ve que Nora al ver esto me la empezó a oler, yo me quedé parado. Y de pronto noté un lenguetazo en la punta de mi picha, y nada mas, y yo pensé, haber si esta le da por comerme la picha enterita, y así fue, empezó a pegar grandes lametadas en toda mi picha y yo empecé a ponerme cachondo, me encantaba sentir esa lengua mojando toda la punta de mi picha y como lamía y lamía sin parar.

Sin poderlo aguantar, me bajé los calzoncillos y dejé que siguiera comiéndola. Estaba agustísimo, menuda lamida me estaba dando la perra. Chupa que te chupa, y yo retozándome de gustooooooo, y mas y maaas, y chupa que te chupa. Tenia la picha super roja de gusto. De vez en cuando ella me chupaba un poco los huevos y el tronco de la picha, pero prefería la punta, ella no dejaba de darle lenguetadas a la punta de mi picha. Que gustazo por dios, aun me pajeo cada vez que me acuerdo. Yo de vez en cuando me asomaba entre las mantas para ver como se la comía enterita, y eso me ponía mas cachondo aun, y a veces me ponía sentado en la cama para que me la comiera de otra manera.

Me volví a tumbar y ella seguía chupando, solo quería comérmela. Al final no pude mas, y sin tocarme la picha en todo el rato, me corrí, sin pajearme ni nada, solo con sus lenguetadas, me corrí en su lengua y ella al sentir esta corrida chupaba mas deprisa para no perder ni un poco. Una gotilla de mi semen cayó en mi cara mientras yo me retozada de inmenso placer. La perra al buscar mas semen encontró la gota en mi cara, y me chupó toda la cara, mi boca y mi lengua. Que gusto de noche, fue la mejor corrida de mi prima, ya estoy pensando en comprarme un perro asi de pequeño para que me la chupe por las noches en la cama.

Hasta prontooooo.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*