Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Arrecha como cualquier experta / Segundo relato de la serie

Hola, soy Sandra de nuevo, quiero agradecer a todos aquellos que me han escrito, me encanta que les haya gustado mi primer relato, bueno aquí la continuación de mis recuerdos… Aquella noche, saliendo de la casa de Gustavo, tuve que aguantar todo tipo de reproches de mi tía, hasta tuve que llorar y hacerle recordar que me debía una, felizmente no dijo nada y me ofreció mas bien que me acompañaría de nuevo, tres semanas después, para que este chico me revisara… Gustavo es el paramédico amigo de mi tía.

A mí la calentura me regresó pronto, y dos semanas después, volviendo del colegio no pude mas, me moría de ganas por estar con mi “danes”, así que fui directo al jardín a buscar a Ursus…por ahí andaba la Clotilde, limpiando y recogiendo las hojas del jardín, así que se me ocurrió mandarla a comprar, dizque por encargo de mami.

No tenia mucho tiempo, así que ni bien se fue me acerqué a mi negro, me arrodillé y empecé a acariciarlo, por el lomo, por sus patas… sentí sus poderosos músculos, el como sabiendo de que se trataba empezó a lamerme, la cara, el cuello… me abrí la camisa y pegué su bocota a mis tetitas, su respiración me excitaba muchisimo, sus babas me corrían por el cuello y bajaban por mi cuerpo, sentí la camisa húmeda, y ya también tenia los calzoncitos húmedos, pase mi mano por debajo y empecé a acariciar su pene, que ya asomaba fuera de la funda, rojo, toque sus huevos inmensos, no lo pense mas, y me metí debajo de él y empecé a mamársela… y ese tubo que crecía y crecía, se puso morado, lleno de venas y se hinchaba mas y mas… y la bola… como pude haber tenido semejante puño metido en mi culito, uuuauuu, estaba como boba mirando el tamaño de esa mounstrosidad… pensé que había sido muy afortunada de que no me hubiese partido en dos…

El sabor de su verga era rico, muy agrio, pero rico, ahí me di cuenta que el se puso inquieto, se doblaba a mirarme, se puso a husmearme la chuchita, movía su cabezota queriendo meterse entre mis piernas… yo así medio arrodillada, me pongo de costado, y me levanto la falda gris del colegio, como pude me saque los calzoncitos blancos, y con una mano, me abro un poquito las nalgas, y él que empieza a meterme esa lenguota, ohhh… que sensación maravillosa, su lengua recorriéndome desde la chochita, hasta el arito de ano… con la otra mano sostenía la bolota del pene y se la mamaba, y me la metía todo lo que podía por la boca… casi me muero cuando el bruto este me suelta tremendo chorro de semen en la garganta, me atoré horrible, me dieron nauseas, tuve que retirarme un poco pues de verdad casi me ahogo, terminé con la blusa de la escuela hecha una masa de semen y saliva. Ursus se dejó caer pesadamente sobre el jardín y aun botado semen se empezó a lamer: aun así toda embarrada, me agache y empece a lamerle la verga… no se pero al estar con él como que me embrutesco…

Tuve que correr hasta la lavandería de la casa cuando la empleada que en ese momento regresaba de comprar, me llamaba a gritos…”Sandrita…!…Sannndyyy…!, ven pues mamita aqui esta el encargo de tu mamiiiii!…”Que chola mas espesa, tenía la especial capacidad de arruinarme buenos momentos, pero en fin, yo la quiero mucho, es super buenota.

Okay, se imaginaran que la mamada a Ursus estuvo genial, pero me dejo arrechisima, y ya no se me volvió a dar otra oportunidad de estar con mi urchis. Días después, llamó mi tía, que Gustavo le había dicho que quería revisarme la semana siguiente, así que bueno, siempre acompañada por ella fuimos a su casa, él muy correcto, muy “profesional”, me pidio que me echara boca abajo en su cama, me levantó la falda, movió un poquito la tira del thong, me abrio las nalguitas, miro… el muy vivo le dijo a mi tía si podía traerle una crema que tenia en la mesita del pasillo, mi tia que sale del cuarto, y él que me mete el dedo… duele?… preguntó… no, contesté (debo confesar que estaba a mil y quería todo el dedo adentro) automaticamente quebré un poquito la cintura y alce el culito lo mas que pude, y ese dedo que se deslizo mas hacia adentro, duro poco el gusto, pues mi tía que no es cojuda, regreso al toque… esa cesión fue un verdadero martirio, pues salí calientisima, y tuve que masturbarme al llegar a casa… estaba yo colgando mi ropa cuando descubro en el bolsillo de mi falda un papelito ,estaba escrito por Gustavo, y decía que buscara una excusa ese lunes para llegar tarde a casa después de la escuela, pues le tenía una deuda… que me esperaba a las dos y media, en la puerta de camino real, un centro comercial no muy lejano de mi colegio.

Dude, pero de verdad que no me aguante las ganas, es que el morenote ese esta bastante bueno, algo acholado, pero alto, espaldón, de aspecto muy rudo, pero con unos ojos chulisimos, así que, así fue, el lunes yo que me bajo del bus, y el que ya me estaba esperando, me llevó a su casa… en realidad tenía tiempo, pues eran como las 2.45, y yo había dicho a mami que me quedaría practicando gimnasia, y que me recogiera a las 6.00… La arrechura del nene era solo comparable a la mía, y a pesar que en el trayecto no dijimos ni una palabra, ni bien cruzamos su puerta, el otro que me carga al mejor estilo de recién casados, y me estampa toda la lengua en mi boquita, que rico, yo inmediatamente respondí a ese beso relamiéndole los labios…

Al llegar a su cuarto me poso muy suave al borde de la cama… desnúdate, me dijo… pero hazlo despacio y suéltate el cabello… yo muy sexy pues, muy obediente hacia lo que él quería y para excitarlo mas ponía mi mejor carita de asustada, él se empezó a manosear el pene… me paré, deje caer mi largo cabello castaño, abrí despacito mi blusa, botón, por botón, lo miraba, entreabri los labios, y pasee mi lengua suave por ellos… en ese momento él se abrió la bragueta, hurgó dentro y empezó a sacar un pene gordo, grande, y para que, comparado con el pellejo inservible de mi novio, estaba buenisimo… deje deslizar mi blusa entre mis brazos, abrí el cierre de la faldita gris del cole, la solté… sus ojos irradiaban una morbosidad increíble al verme semi desnuda… no pudo mas, y de un empujón me tiro sobre la cama… abre las piernas… me dijo, yo obedecí, sabia que mis movimientos suaves y delicados lo estaban alocando. Las abri suavecito, él se saco el pantalón… que verga gordota, empezó a acercarse a mi… yo muy coqueta e insinuante, que me volteo y le dejo verme el culito, con una mano jalo el calzoncito blanco y me lo meto entre las nalgas… esto fue el detonante y aqui si que fue muy tosco conmigo… pero me gustó… prácticamente me levantó de los cabellos, me puso en cuatro mirándolo a él y me dijo…”yo te voy a apagar ese fuego… gringuita… pero primero chúpamela…”y zass,que me mete esa vergota en la boca, y yo que se la empiezo a mamar salvajemente, que rico sabía, tenía el olor fuerte, a sudor, a acido, no se olía a macho, y yo que me la metía toda hasta la garganta, supongo que estaba arrechisimo, pues se dio tremenda corrida en mi boca, tenía mucho semen, agrio, amargote, pero riquisimo, me lo tomé todo y con mis labios y mi lengua limpie todo su miembro… en el momento de correrse gimió como animal, me jaló de los cabellos, gruñó… pero todo estaba bien, me gusto verlo correrse así… me separó de él, me acarició el rostro, eres muy linda sabes?…me dijo… de improviso, se alejó de la cama hacia la comoda, abrió el cajón, sacó un pomo de vaselina… voy a comprobar que dejé ese culito en buenas condiciones… Me asusté, pues creo que aun estaba traumada por la culeada de Ursus…no! le dije, me vas a hacer daño… no mi chiquita, ese culo aguanta todo, y ese es el precio de mi silencio… Bueno… al sacrificio pues, se me acercó, y ahi le rogué, que siquiera me la metiera primero por delante para ponerme mas caliente, accedió, me puso en cuatro y empezó a lamerme la chuchita, y el ano, esa mamada me puso brutisima,sabia hacerlo muy bien, se concentró luego en lamerme el arito del ano, y metió sus dedos por mi vagina, no pude mas y temblando tuve mi primer orgasmo de la tarde,fue riquisimo… casi aun con los espasmos de mi venida, él con una erección furiosa, me mete toda la verga en la conchita… ayyyy, que rico….dame, dame… le decía, y él que me reventaba a pingasos, de verdad que tenia la cosa grande, era la primera vez que me sentía bien penetrada por delante… mientras me la metía, empezó a meterme sus dedos todos llenos de vaselina, primero uno, luego dos, me metió tres dedos, y yo que ya no podía mas… metémela papi, metémela al culo, metémelaaa… me sobaba las tetas, me pellizcaba, parecía una perra enloquecida… estaba en cuatro, él la saco de adelante, se paró en la cama… apoyó su mano derecha en mi espalda, y con la otra encaminó su miembro hacia mi ano… se dejó caer suavemente, y mientras me iba entrando no aguante mas y me puse a gritar de dolor, y placer, sentía que me abrí an nuevamente las entrañas, no pude mas y tuve tremendo orgasmo mientras me penetraba el ano, estaba bañada en sudor, gemía, babeaba, inclusive una lágrimas calleron por mis mejillas… las saboree con mi lengua… empezó a moverse, me daba fuerte el cholo, me dio como le dio la gana, sin sacármela me volteó, se echó y quede sobre él, clavada por el culo, ahi fui yo que me la comi a mi gusto, salia y me dejaba caer con fuerza…”que rico culito tienes, que rico, que rico culito… “repetia Gustavo mientras me la metía con toda su alma… estaba ya a punto de correrme de nuevo, cuando me envuelve por la cintura, me da vuelta nuevamente y se me echa completamente encima, su peso me asfixiaba, me ahogaba, es que estoy muy ligerita pues, aún así me quebraba lo mas que podía para no dejar un milímetro de esa verga fuera de mi, se levantó de improviso, me jaló hasta el borde de la cama, dejando caer mis rodillas sobre el piso, ahí yo prendida de la colcha y con la cabeza metida en la cama solo podía dejarme hacer todo lo que el quería, ahí me dio super fuerte, era obvio que ya se venia, aceleró, hizo unos movimientos medio circulares, volvió atacar con mas fuerza, rápido, fuerte, que rico, chillando como animales el orgasmo nos cogio al mismo tiempo, fue increible, bestial, su leche caliente fluyendo a borbotones dentro de mi, en un momento dado hizo un gesto metiéndome creo que hasta las bolas, y se dejo caer con todo su peso sobre mi… sudaba, temblaba, empezó a acariciarme, suave, a veces fuerte, recorria mis nalgas, mi espalada, mi pelo….”que rica eres, amorcito, de verdad que cosita rica que eres….”aun con su verga dentro de mi yo me quedaba muy pegada, no queria sacármela… luego la saco con suavidad, aun así me dolió, me miro a ver si me había echo daño, pero felizmente nada… todo estaba bien… esa tarde tiramos dos veces mas, y a pesar que me había prometido que ya estaba bueno, el ultimo polvo me lo volvió a dar por el culo, fue una tarde inolvidable, pagué mi deuda, y gane un macho, pues seguí con el casi por un año, obviamente a escondidas, pues era mayor que yo, y a mi novio lo mande al tacho…

Esa tarde casi me descubre mami, él, que me estaba dejando en la esquina del colegio y yo que veo el carro de mi mamá entrando por el portón de la escuela, por mas que corri ella se percato que venia de afuera, “De donde vienes Sandrita?”, lo de siempre, que no, que salí a acompañar a una amiga, que de verdad fui solo a la esquina… estabamos en plena discusión cuando, para mi mala… mejor dicho para mi buena suerte el profesor de educación física que entraba por la puerta, y mami que es super desconfiada, a preguntarle… creo que él leyó en mis ojos la desesperación que sentía… y para mi sorpresa, y sin dejar de mirarme, le dijo a mamá… bueno, si, ella estuvo en la practica de hoy… ¿por qué? ¿algún problema ?…

Mami se lo creyó, y él no me quitó la mirada de encima hasta que dejamos el colegio, esa mirada, por supuesto que significaba algo, pero eso será el tema de mi siguiente relato, bueno espero les haya gustado, un beso ,y me gustaría que me escriberan, de nuevo preferiblemente chicas a sansumisa84@yahoo.com besitos bay..

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*