Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Uno aprende poco a poco / Capítulo 2

Al llegar la tarde llegó mi tía…
-Nenes, donde están??
-Acá arriba mamá, …
-¿Y Tim donde está?
-Se tuvo que ir por que llamó mi tío y tuvo que llevarlo al aeropuerto, parece que se fueron de viaje y mi tía me dijo que si habia problema que tim se quedara aca, y yo les respondi que no que al contrario seria un placer
-Muy bien hecho Ana, así podremos dormir tranquilas con un hombre en la casa…(las dos en su mente no pensaban mas que en esa vergota que las habia llenado a ambas) y las dos dirijieron sus manos a su panocha, bueno voy a darme un baño dijo Margaret
-Ok, ma, yo tengo que ir a comprar unas cosas al mercado, quieres algo
-No mi´ja, anda tranquila…
-Se oyó el coche salir del garage, mientras tanto Margaret preparaba el baño con espuma, se había desvestido y solo de recordar lo de la noche anterior tuvo un pequeño orgasmo, estaba recostada afuera de la bañera, agregando jabón al baño cuando Zigo entró al baño y se dirigió directo a la concha, habia olido el olor que ya le era familiar…
-Zigo que haces… salto sobresaltada Margaret, y el perro seguía metiendo su hocico en la concha de ella, -¿Pero que te pasa perro del demonio…?

Y Zigo lengueteó su clítoris, Margaret se electrizó, le dio un morbo que el perro hiciera eso, pero mientras pensaba abrió sus piernas instintivamente, y el perro se dedicó a lo suyo, ella se sentó en la orilla del baño poniendo una mano en la orilla para no perder el equilibrio, y con la otra empezó a masajearse las tetas que estaban otra vez a punto de explotar.
-Oh, asi Zigo….asi…siiii!!

Zigo segui lengueteando ese clítoris que había llegado a un tamaño que parecía que iba a explotar, la calentura era tal que le agarró el hocico y lo empujó dentro de su concha, el perro hizo una extraña maniobra, dentro que su lengua se había introducido hasta el final, en ese momento , Margaret tuvo un orgasmo de tal intensidad … aghhhh… uhhhhh… ahhhhaah que perdió el equilibrio y se dio tremendo sentón en su culo en el piso frio del baño, al sentir esto reaccionó, y volvió a la realidad.

-Fuera Zigo fuera…..le dijo al perro, este como sabiendo lo que le decia, salió con el nabo encendido del baño y Margart cerró la puerta del baño, pero tenia la repiración bien agitada y se tocaba con frenesi su conchita, ya que se habia despertado tal calentura que tuvo que saciarse con un bote de shampu, llenándose todo su húmedo y chispeante concha, y mientras pensaba en lo que Zigo, su perro fiel, le habia hecho sentir…

Mientras yo estaba entrando por la puerta trasera de la casa de mi tía ví a mi prima que estaba en la cocina sacando no se que cosa de la parte baja de los mostradores, vestía un short de pana que le quedaba a las mil maravillas, y una camiseta corta sin nada debajo.

Acerqué mis manos a tan soculentas nalgas, ella se sobresaltó y se volteó, cuando lo hizo le dí un gran beso a cada teta, encima de la tela de su camiseta.

-Oh… Tim… te extrañé, y dirigió su mano a mi paquete, desabotonó el pantalón y éste se irguió, sacando la cabeza roja y palpitando, ella le dió tremendo beso, y empezó con sus dos manos a pajearme, y a besar todo el tronco y jugar con mis huevos, yo me dejaba hacer, ya que me producía un gran placer, me recosté sobre la estufa y ella empezo a mamar mas y mas rápido, lo que su boquita podía meterse, y podía bastante, pasó una mano por mis nalgas, ya que no llevava ropa interior y el pantalón abajo empezo a sóbramelas como pudo este era un movimiento tan rico y miraba su boca como succionaba mi tolete, estaba llegando a un extasis que solo podia gemir y agarraba su cabeza y la empujaba hasta donde podía, ella seguía mamando, paso su mano por mis huevos, y con un dedo lleno de saliva pasaba entre mi ano y los huevos dando circulos, esto me puso a mil, y le dije:
-Ana, me voy a venir!

… a lo que ella respondio con una rapidez en sus arremetidas contra mi verga, empezó a moverse mas rápido y su lengua parecía una culebra se movía de arriba abajo a los lados , ya no pude aguantar tanto placer, que solté mis chorros los cuales por poco y la ahogan, solo se tragó los que pudo y los otros le cayeron en el rostro, pelo y un poco en su playera, de la cual se marcaban bien los pezones manchados por mi leche…

-ohhhh, vaya si estabas caliente primito, me dijo….
-Con esa mamada que querias… le dije, me dio un beso en la cabeza, saboreó con su lengua las últimas gotas de mi leche, se las restregó contra sus labios subió su cara y me estampó un beso suave y muy sensual, saborée mis jugos en la boca de ella.
-Me voy a ir a cambiar… otra vez … mi mamá se esta duchando, asi que toma lo que quieras que ahorita bajamos.- Ella se fue a su dormitorio y yo me subí los pantalones y tomé una cerveza, la destapé y me acordé lo que Ana me acababa de decir, asi que subí a la habitación de mi tía, la puerta del baño permanecía cerrada por lo que proseguí a quitarme los pantalones, abrí la puerta del baño con sumo cuidado, y ahí estaba ese culo tan grande y firme a la vez, estaba agachada, se estaba secando el pelo viendo hacia la bañera, no tuve tiempo a pensar asi que me le acerqué y se la metí en su conchita, que para mi sorpresa estaba humeda y dilatada, ella del susto no pudo gritar, cuando se volteó y me vió, sonrió y empezó a mover sus caderas contra mi verga, agarré sus caderas y empezé un mete saca, que prolongué lo mas que pude, mi tía empezaba a gemir mas fuerte , pero se puso una toalla en al boca, sentí como llegaban sus orgasmos, empezaron a desfilar uno a uno, en una de esas si no la hubiera tenido agarrada, nos hubieramos caído ya que se desmayó, pero se rehizo rapido y apoyo sus manos en la oriila de la bañera, ahhhhhhhh, podía oir sus gemidos, asi estuve por unos 15 minutos pero estaba tan caliente, a pesar de que me acababa de correr que le dije

-Tíiia me vengo, me vennngo!!!, ahhhhhh, y solté otro poco de leche solo que en menor cantidad.

Saqué mi verga chorreando de los dos jugos, mi tía respiraba agitadamente…

-Hooo sobrinito ya me hacia falta…. que rico cojes…. soñé con esto todo el dia en la empresa
-No te preocupes tía – le dije tenemos toda la vida para seguir…. salí del baño y me puse mis pantalones, bajando las gradas, cuando aparece Ana de su cuarto, -Ay primo, me tuve que bañar por que me salpicaste todo el pelo.- Mientras tanto nuestro amigo Zigo entraba de nuevo al baño de su ama, esta seguia en posición de perrito agotada y tomando aire, cuando el perro sin más ni para que habia olido de nuevo los olores de su concha, ya venía con su nabo prparado y se encaramó encima del culo de Margaret, esta no estaba preparada para esto y paso lo mismo de antes del susto no pudo gritar o raccionar y el perro ya con experiencia, atinó a la primera estocada que le dio a Margaret, esta al sentir ese pedazo de miembro que se movía a una velocidad rítmica total, y dada la calentura que tenía, se quedó inmóvil, mientras tanto Zigo seguía arremetiendo el mete y saca lo mas hondo y profundo, ella empezó a moverse , se metió en el juego todo lo que pudo, se acababa de reponer del placer de tener a su sobrino adentro y ahora tenia nada mas y nada menos que a su perro, y que lo hacía bastante bien, empezó a tener otros orgasmos, sentía que moría de placer, un placer que hace dos días no se imaginaba que existiera, ella se movía lo que podía, ya que las enbestidas del perro no le daban tregua a moverse, en eso empezó a sentir que al animal le crecía mas el nabo, se asusto un poco, por que dolor ya no tenía, con la verga de su sobrino ya la habia dejado mas que acomodada, y empezó a gritar y a gemir, ruido que tapaba con la toalla, para que no la oyeran, el perro explotó, dentro de su concha y ella al sentir tan potente chorro de leche solto un orgasmo tan intenso que se le nubló la vista, pero no perdió el conocimiento, ella no paraba de gemirEra tan intenso el placer que no sabia donde estaba, si en la tierra o en el cielo……. el perro al terminar quiso hacer retirarse, pero su nabo seguía conectado a la concha de Margaret, él se dió la vuelta pero Margaret que lo había tenido desde pequeño ya sabia lo del nabo y lo abrazó como pudo y lo tuvo a cerca de ella, y le aplicó un poco de agua fría, el mismo metodo que utilizaban para separalos cuando tenían relaciones, el nabo de Zigo reaccionó y se desinfló en un dos por tres, y salió todo la leche, de su concha se sentía morir Margaret dos lindos palos metidos en su concha en menos de una hora, se sentia llena y satisfecha…….muy satisfecha

-Pero, mamá por que se tardara tanto- me dijo Ana.
-Déjala , a lo mejor la ducha la relajo bastante…

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*